Kalós

Inicio » Publicaciones con la etiqueta 'voluntad de poder'

Archivo de la etiqueta: voluntad de poder

“Yo lo perdí todo en la ruleta”. “Yo boté la educación de mis hijos en el póker”

Vicios adicciones y remedios: esclavitud y libertad (VI)

Los dominados por la compulsión de esperanza y adrenalina que pulveriza sus esperanzas: el futuro material en un todo o nada
Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Una mañana de febrero, vamos en el autobusito, pletóricos de esperanzas, muchos, yo, en lo particular, lleno de curiosidad. En parte, porque soy, fácilmente, el más joven de todo el grupo. Voy muy contento, pues voy a hacer una especie de estudio “psico-sociológico-filosófico”, y voy a experimentar yo mismo… y todo es casi gratis. No tengo ni idea de qué sucederá, de cómo será la vivencia. Hay, ¿cómo no?, eso parece inevitable, un gusanito que, desde mi estómago, bailando, canta: “¿y si ganamos…? Si yo fuera rico, viaja-divi-divi-da… ¡NO TENDRÍA QUE TRABAJAR!”. El autobús es un “servicio generoso” de los casinos de Donald Trump, reyezuelo de Atlantic City, que se debería llamar “Casino City”, porque no se ve que tenga más que estos edificios-sepulcros blanqueados… y, a un lado, sí, el Atlántico, al que nadie presta atención ya: la naturaleza, así sea presentada en tanta magnificencia, es poca cosa para los que llegan con sueños de riqueza. A mí, investigador “académico” (lo que significa que, a propósito, fui con el dinero del autobús), me picó el gusanito, ¿qué poder tendrá ese gusanito, que hasta en la casi imposibilidad fáctica ataca? SILENCIO – SILENCIO – 9 HORAS DE SILENCIO. 9 horas de silencio… en el interior de los bolsillos; de jolgorio, en el interior de las arcas de un magnate, que se aprovecha de la debilidad del prójimo. SILENCIO DE 9 HORAS. Es de noche, ¡arriba!, de regreso en el autobús, una jornada de estudio, viví una vez lo que no pienso repetir. Vi todo, la ruleta, las maquinitas, las meseras, a las 10 de la mañana, con sus licores fuertes, para engrasar el ánimo, motor de todas las ruedas de la fortuna. Vi los shows de bailarinas, de lejos: ya quería, a veces, conservar mi pureza. Vi a los frenéticos; vi a los pantalleros, a los que gustan que los vean, a los que se creen mucho, que se las echan de grandes cosas, dilapidando sus vidas, mientras arrasaban sus patrimonios. Ahí estaba mi atención los primeros 5 minutos, desde que volví al autobús. Luego comenzó ese terrible clamor: how much did you lose? No recuerdo ninguna cifra, se me grabó, sin embargo, el verdadero “cuánto”, que algunos confesaron: “los ahorros de 5 años”, “la pensión de mi esposo”, “una buena parte de la educación de mis hijos”… paremos de contar. Que el dolor llene las brechas. Eso hace el dolor. Y el dolor enseña. Y el dolor cura. “No lo vuelvo a hacer”: ¿será verdad? No siempre…

(más…)

Sabermétricos: la SabrWAR es una farsa

Ahora sí: a que no me bailan este trompo en la uña

Carrera por el más valioso 2012: mediatizada por la "ciencia" inexacta de la sabermétrica

Carrera por el más valioso 2012: mediatizada por la “ciencia” inexacta de la sabermétrica

El periodista Jim Caple, de ESPN, nos da unas referencias muy útiles (Vamos a detener el caballo del WAR, ESPN, 01-02-13). Una pretendida ciencia aplicada al deporte, que da resultados sustancialmente distintos aplicados al mismo objeto, por los métodos distintos de medición: muy científico. Y eso con la estadística favorita, la reina de la sabermétrica: el WAR, siglas en inglés de Victorias (W, de Wins) Sobre (A, de Above) el Reemplazo (R, de Replacement).  Yo me imagino a Fresnel o a Huygens aplicando sus modelos geométricos a la óptica y llegando uno a un ángulo de refracción de 15° y el otro a uno de menos 30°: ni en el País de las Maravillas, en la preparación para la vuelta de Alicia.

En realidad, él no dice que sea una farsa, dice lo que digo yo: pónganlo ahí, apilado con las demás estadísticas, para que gocemos discutiendo y viendo cosas. Pero no traten, eso sí y digo yo, no él, de decirnos que lo que vemos no es lo que vemos, que se inventó el agua seca y la tierra que moja por su propia constitución y, SOBRE TODO, DEJEN DE ESTAR MANIPULANDO EN MATERIAS DE BILLETE. Científico es teórico, no negociante ni creador de modelos para dominar la realidad. Ése último es el ingeniero, el tecnólogo, tecnócrata, etc. Y, para terminar, no nos vengan con que ustedes puedes mezclar peras con manzanas en cuentas matemáticas, que pitcheo y defensiva y corrido y bateo lo pueden meter en una sola ecuación: PORQUE DA LÁSTIMA, le da lástima a cualquiera con un dedo de frente…

(más…)