Kalós

Inicio » Posts tagged 'voluntad de poder'

Tag Archives: voluntad de poder

Anuncios

Wall Street, capitalismo puro: dinero y poder

Gekko y su inspiración en la historia, la ideología y la malignidad “científica”

Gordon Gekko-Michael Douyglas, con Henry Kravis, la inspiración de su personaje, en el Super Bowl de 2014: pura depredación (foto credit: http://www.businessinsider.com/henry-kravis-michael-douglas-super-bowl-2014-2)

Gordon Gekko-Michael Douglas, con Henry Kravis, la inspiración de su personaje, en el Super Bowl de 2014: pura depredación (foto credit: http://www.businessinsider.com/henry-kravis-michael-douglas-super-bowl-2014-2)

Contenido:

La película

El espíritu del capitalismo

La historia de las finanzas internacionales: la modelo para los cuadros de Stone: 1980-2016

Acto I: Los leveraged boyouts y la Fed de Volker, en la era Reagan

Acto II: Alan Greenspan, la desregulación y la crisis del 2008

Acto III: las perspectivas presentes, en la superburbuja más grande de la historia


La película

Cuando tradujeron el título de esta película, en Méjico, se le puso el nombre que ya tenía, el de la calle de Nueva York que es sede de la bolsa de valores de Estados Unidos; pero se le añadió un subtítulo muy acertado: El poder y la avaricia. En la película, el bobo, el imberbe, el novato sin experiencia, el muchacho que no sabe nada de la vida, Bud Fox, es la avaricia. El sabido y corrido, el resentido, el que desearía haber sido un rico de cuna, un lord inglés, el que desconocía todo límite, el astuto y completamente corrompido, Gordon Gekko (‘gekko’: lagartija), estaba, por supuesto, más claro, el verdadero sentido del capitalismo, como de toda ideología y desvío del recto orden social, es el poder.

Claro, la película tiene una contra-cara. Tiene varias contracaras. Una de ellas, da la razón a Charlie Sheen-Bud Fox: Steeples, el perdedor, el corredor fracasado, el desprovisto de talento y suerte, que, en medio de ríos de dinero, no logra sobrevivir económicamente y, en medio de la trama de la película, recibe su “justa” recompensa. Tiene la contracara de Manheim (Hal Holbrook), el corredor veterano que sabe que hay que tener límite y que “el triunfo y el fracaso son dos impostores”, como dice Kipling. Pero la gran contracara, la figura que hala a Fox en otra dirección, en una dirección que, se supone, es distinta del nihilismo, capitalista, Carl Fox, el padre de Bud.

Al comenzar el drama, Bud es un muchacho todavía inocente, con mucha ambición, bastante inmoral sexualmente hablando y con un gran amor y aprecio por su papá, un sindicalista de una línea aérea de tamaño mediano. Vive en la mentira capitalista, de apariencias mentirosas, muy caras, que le jalan la mayor parte de sus no despreciables ingresos. Es un “bolsa sin valores”: me explico: en Venezuela, un “bolsa” es un estúpido y, a finales de los 80 y principios de los 90, en la época en que ser un yuppie era lo que estaba que “aldía”, era la nota, lo in, lo de moda, uno pasaba por la bolsa de valores de Caracas y veía a esa paca de muchachitos, pequeños Buddie Foxes, con trajes muy caros, “que valen más que ellos”, como ellos mismos creían: que el flux, el traje, terno, caro los hacía importantes, valiosos: “lo que me da valor vale más que yo…”. Bud es, pues, un “bolsa sin valores”, uno que cree que lo inferior, el dinero, hace valioso a lo superior, el hombre. Esto es clave. Quiere entrar al círculo de Gordon Gekko, quiere portarse bien, pero no le molesta infringir alguna regla, faltar a la confianza de su padre: entra al inner circle, proveyendo información secreta, que tenía de su papá: la línea había salido airosa en un asunto legal y sus acciones iban a dispararse, cuando el asunto se hiciera público. Cree que engaña a Gekko, pero éste es un avión: Bud va y él ya volvió y dio dos o tres vueltas. En la celebración lo atrapa: una mujer, una limusina, champaña, coca, sexo oral en la limo. Los yuppies de los 80, “derechistas”, comparten más de un asunto con los hippies de los 60…

(más…)

Anuncios

El Cristianismo como la fuerza más opuesta al gnosticismo de la historia

O del gnosticismo como el más perfecto anticristo concebible

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Contenido

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

El anticristo gnóstico

Cristianismo, la religión del ser, verdad-bien-belleza, de su orden, de la libertad

Gracia y naturaleza, en el pensamiento de Santo Tomás

La Moral, las virtudes directrices y los dones del Espíritu

Sobre la capacidad natural de conocer la verdad y amar y realizar el bien y el auxilio de la gracia

Los sacramentos, vehículos por excelencia de la gracia, se diseñaron con miras en la naturaleza

Conclusión

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

“¿Qué hay en el origen? ¿La Razón creadora, el Espíritu creador que obra todo y suscita el desarrollo, o la Irracionalidad que, carente de toda razón, produce extrañamente un cosmos ordenado de modo matemático, así como el hombre y su razón? Ésta, sin embargo, no sería más que un resultado casual de la evolución y, por tanto, en el fondo, también algo irracional. Los cristianos decimos: ‘Creo en Dios Padre, Creador del cielo y de la tierra’, creo en el Espíritu Creador. Creemos que en el origen está el Verbo eterno, la Razón y no la Irracionalidad. Con esta fe no tenemos necesidad de escondernos, no debemos tener miedo de encontrarnos con ella en un callejón sin salida. Nos alegra poder conocer a Dios. Y tratamos de hacer ver también a los demás la racionalidad de la fe […]. Creemos en Dios. Lo afirman las partes principales del Credo y lo subraya sobre todo su primera parte. Pero ahora surge inmediatamente la segunda pregunta: ¿en qué Dios? Pues bien, creemos precisamente en el Dios que es Espíritu Creador, Razón creadora, del que proviene todo y del que provenimos también nosotros. La segunda parte del Credo nos dice algo más. Esta Razón creadora es Bondad. Es Amor. Tiene un rostro. Dios no nos deja andar a tientas en la oscuridad. Se ha manifestado como hombre. Es tan grande que se puede permitir hacerse muy pequeño. ‘El que me ha visto a mí, ha visto al Padre’, dice Jesús (Jn 14, 9). Dios ha asumido un rostro humano. Nos ama hasta el punto de dejarse clavar por nosotros en la Cruz, para llevar los sufrimientos de la humanidad hasta el corazón de Dios” (Benedicto XVI, Homilía en la explanada de Isling de Ratisbona, del 12 de septiembre de 2.006).

El anticristo gnóstico

El anticristo será lo opuesto de Cristo, luego, será un gnóstico, pues ésa es la gran diferencia: Jesús es la Verdad y el gnosticismo es la gran mentira y la más grande de las tentaciones, porque la verdad es lo inteligible y lo inteligible es el ser, el pecado es esclavitud y la verdad es lo que nos hace libres, el someternos a la naturaleza, a su ley, bajo Dios Creador; y el gnosticismo es rebelión contra esa realidad, contra la verdad, contra la libertad, es tiránico, totalitario, es una fantasía de la voluntad de poder, exactamente diabólica.

Es así desde el primer antagonismo que surgió contra el Logos encarnado. Porque, en él, se embarcaron los judíos, cuando, habiendo matado al Logos y, habiendo Éste resucitado, lo rechazaran, y su templo fuera destruido, con su sacerdocio y su religión. Inmediatamente asumieron un mesianismo destructor, el de Bar Kochba y Rabí Akiba, que llevaron a ese pueblo a las tragedias que terminaron con la construcción de Aelia Capitolina y la prohibición de que se acercaran al antiguo emplazamiento de Jerusalén. En un principio, el sanedrín combatió a la Biblia, torciendo la definición de los libros sagrados, en Jamnia. Pero muy pronto salió a la superficie que el antagonismo hacia el Logos no podía admitir a la Palabra que era Palabra suya. Así, la Mishná, la Mercabá y la Zohar, la Cábala (vid. Gershom Scholem, Origins of the Kabbalah, sobre las relaciones entre la mercabá y la cábala), con su Tikkun Olam, surgieron, relegando a la Palabra de Dios a un segundo plano, puesto que, según el Talmud, los rabinos derrotaron a Dios. Su guerra contra el logos y el Logos los llevó por la vía de todos los desastres, las barrabasadas del Talmud, Moisés de Creta, Shabbetai Tzebi y sus hijos, por la vía de Jakob Frank, la ilustración, el sanedrín napoleónico, Ricardo-Rothchild (la banca de reserva fraccionada, el sistema montado sobre el crédito: 90% on thin air, en manos de los banqueros, a intereses, pagados por el gobierno y los prestatarios particulares, en una pantalla de computadora [antes de eso, lo que regía era el gold standard, porque el oro estaba en sus manos y todo el mundo, ahorcado ya, podía quedar ahorcado]), Marx, Hess-Hertzl y el ultranacionalismo sionista, Freud, Reich-Marcuse-Bernays y su revolución cultural-sexual, Leo Strauss-Irwin Kristoll con sus neo-cons y sus guerras interminables, la pornografía y la ideología del género, etc. Una tragedia sin fin que atraviesa toda la historia de la Salvación, desde el Cumplimiento de la Promesa y como profetizó el Salvador. No es ninguna casualidad que los orígenes más remotos del gnosticismo moderno, sea “cristiano”, judío, musulmán o ateo (vid. Dawson, Historia de la cultura cristiana, ensayo XVIII: la secularización de la cultura occidental y el surgimiento de la religión del progreso), deban emplazarse en Armenia y el Cáucaso: Khazars, iconoclastas-paulicianos-bogomiles y fatimitas.

***

En San Ireneo (Adversus Haersses, I,1-5), se puede leer sobre el origen del gnosticismo, sobre las concepciones de los gnósticos del siglo II. Hay dos rasgos que saltan más que cualquier otro a la vista en esas fantasías abstrusas: en primer lugar, está el corte que hay entre el “mundo” divino del Pléroma (en el que los aeones, que son tan superiores que no se pueden ni vislumbrar, tienen sexo) y el universo en el que vivimos nosotros. En segundo lugar, está el hecho de que ellos concebían al mundo como el resultado de un pecado, del intento de un aeón, sabiduría-Achamoth (muy probablemente, del hebreo, hachmoth), de ocupar un lugar que no le corresponde, de las tinieblas que se siguen para ésta de su pecado y de las pasiones que se generaron del tal pecado. El mundo es pecado y pasión; la materia y la pasión son malas; y en el universo no hay luz ni inteligencia.  Esto es diametralmente opuesto a Génesis I (7.10.12.18.21.25 y, sobre todo, 31) y II, donde las cosas son causadas por un Dios infinitamente bueno, que las va viendo, mientras salen de su “boca”, y constata que son buenas, muy buenas. También dista una infinitud de Génesis III, pues el pecado original de la criatura, no del Creador, es el origen del mal.

Luego de que Occidente naciera y creciera como civilización cristiana, con sobresaltos y brotes gnósticos relativamente menores, hasta el siglo XVI, pero, sobre todo, hasta finales del XVII, cuando el gnosticismo ya era imparable, el mismo fue cada vez más haciéndose anticristiano, cada vez más abiertamente tal y cada vez más fuerte. Dawson relata su desarrollo secular, desde el principio, pero resumiré lo que dice, desde esta época crucial, la del nacimiento del rosacrucismo, de la masonería, de la ideología de la mal llamada ilustración, de la Revolución Gloriosa en Inglaterra. Luego de las divisiones en el Cuerpo de la Iglesia o, más bien, de las rupturas protestantes, la alta cultura no se dividió. Los hombres de ciencia estaban divididos étnicamente entre protestantes [Newton, Huygens, Leibniz, Kepler] y católicos [Descartes, Galileo, Mersenne, Pascal, Gassendi, Torricelli, Roberval, Copérnico]. Pero la cultura los unía; pues, culturalmente, a pesar de las divisiones, y de la intensa religiosidad que movía las disputas religiosas, la cultura permanecía siendo europea o pan-europea. En esa circunstancia, se tendió a buscar una religión común racional (esto es la masonería), común a toda la gente “sensata”: Montaigne, en el XVI, y Locke, Cherbury y Chillington, en el XVII [éstos dieron lugar a Tolland, Collins, Marchand, Rousset de Missy, en el XVIII; y éstos a Voltaire y d’Holbach, D’Alembert, Rousseau, Helvecio, Condorcet, Diderot, La Mettrie, Phillippe Égalité]: el naturalismo como religión mundial, de los ingleses a los philosophes franceses, en el XVIII [aparte del ateísmo, claro].

(más…)

Iglesia heroica, sabia, Luz del mundo

Como Jesús lo fue, así su Esposa

La Liberación de San Pedro, la Roca de Jesús, sobre la que se edifica la Iglesia. Cuadro de Rafael, Luz impresionante, como la Iglesia, Cuerpo de Jesús, como Él, a pesar de las prisiones o de estar escondido bajo las apariencias del pan...

La Liberación de San Pedro, la Roca de Jesús, sobre la que se edifica la Iglesia. Cuadro de Rafael, Luz impresionante, como la Iglesia, Cuerpo de Jesús, como Él, a pesar de las prisiones o de estar escondido bajo las apariencias del pan…

“Bienaventurados seréis cuando os persigan y os calumnien y maldigan y digan contra ustedes toda clase de injurias, alegraos y regocijaos en ese día, porque grande será vuestra recompensa en el Cielo” (Mt. V,11). Jesús fue un carpintero, “hijo”, a efectos legales, del carpintero (Mt. XIII,54-58), aunque fuera Hijo de Dios; y se rodeó de pescadores, publicanos, prostitutas, pecadores, ignorantes, los últimos, los nada. Por eso, cuando profetiza que una mujer de la calle que le echa perfume hace un gesto para perpetua memoria, literalmente (Mt. XXVI,13), y la misma se cumple, nos deja atónitos. Él profetizó la caída impresionante de Jerusalén. Hoy lo quieren negar, dicen que los evangelistas mienten, que escribieron esas profecías ex post facto; lo que da risa es que esos pseudo cristianos incrédulos no pueden dar cuenta de la anterioridad de los evangelios a los hechos ni la anterioridad de otros escritos que los citan, como la Didaché. Pero lo más risible es que no son capaces de desvirtuar otras profecías de Jesús, como la del fin de la Antigua Alianza o el hecho de que Daniel IX profetice, en los mismos términos que Jesús, la caída de la Ciudad Santa: si se quieren congraciar con los judíos o invalidar la Fe: báilenme estos trompos en la uña. Jesús es Luz del mundo, también –y de manera muy importante– cuando profetizó que, por ser tal Luz, iba a ser rechazado por las tinieblas (en infinidad de lugares, como Mt. X,16 y ss.; o Jn. I,5.10-11); también, más todavía, cuando precisa que parte del rechazo proviene de que Él envía al Espíritu, que arguye al mundo de pecado (Jn. XVI,5-10). Es Luz del mundo inspirando el heroísmo, la sabiduría, la expresión estética… POR ESO:

(más…)

Feliz cumpleaños a mí – definición de progreso

Carlos Julio Casanova Guerra, yo, con sus tres hijos y una hija de Alfredo y otra amiga, hace seis años, en Expanzoo, en Caracas. Esto es la rebelión de la esencia, la alegría, con la familia, con los amigos, con Dios, en santidad, resistiendo a la revolución en el amor y la verdad

Carlos Julio Casanova Guerra, yo, con sus tres hijos y una hija de Alfredo y otra amiga, hace seis años, en Expanzoo, en Caracas. Esto es la rebelión de la esencia, la alegría, con la familia, con los amigos, con Dios, en santidad, resistiendo a la revolución, en el amor y la verdad

Hola, ¡¡¡FA-MILIA!!! Les deseo un feliz cumpleaños mío. Les quiero contar que estoy inmensamente contento: esta mañana, a las 6:07, como todas las mañanas, abrí mi email, luego de leer un rato los salmos y Camino, en el que empecé hoy el título Comunión de los santos. Al abrir mi email, me encontré un mensaje muy importante: ¡ahora vamos a estar en Catholic.net!, seremos parte de “UNA comunión de santos“, ¡una pelusa! Y se trata de unos de los sitios más importantes del mundo, como que, de repente, aparecimos en el mapa. Lo estaremos concretando esta semana… Bueno, ojalá eso se traduzca en mayor capacidad de meter un poco el hombro a “la rebelión de la esencia”, que estos tiempos de revolución son muy duros…

La inteligencia no es programa, es universal y es vida

Cuarto de la serie sobre inteligencia artificial y materialismo

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría y amor: diseñen un programa con estas carcaterísticas

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría y amor: diseñen un programa con estas carcaterísticas

Como se vio en el artículo anterior, John Searle refuta esta creencia en la “inteligencia artificial”. Pero me parece que es bueno hacer dos cositas más. Una es añadir varias razones muy breves para refutar a esta creencia medio loca; razones que pueden servir para ver mejor el asunto, para entender más nuestra mente y para ver mejor cómo el materialismo es inaceptable y cómo es manifestación de voluntad de poder. Y, en segundo lugar, creo que sería muy útil ver cómo estas creencias pasan a la imaginería popular y criticar esto último y así poder ayudar mejor a la gente y entender mejor nuestro mundo. Vamos primero a las razones:

1) Los “científicos cognitivos” dicen que hay que buscar los programas con los que opera la mente, pero eso no resuelve el hecho de que el hombre posee capacidad para realizar una libre asociación de todo lo que uno tiene en el intelecto y la imaginación y lo que conoce por primera vez, que es potencialmente infinito, de manera incompatible con interpretaciones sistematistas, es decir, que interpretan como sistemas (cuadros cerrados) a la mente, como los sistemas de computación, incluso los llamados “expertos”, que pueden “aprender”, pero sólo dentro del rango de lo que sea el ámbito del programa. (más…)

“Yo lo perdí todo en la ruleta”. “Yo boté la educación de mis hijos en el póker”

Vicios adicciones y remedios: esclavitud y libertad (VI)

Los dominados por la compulsión de esperanza y adrenalina que pulveriza sus esperanzas: el futuro material en un todo o nada
Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Una mañana de febrero, vamos en el autobusito, pletóricos de esperanzas, muchos, yo, en lo particular, lleno de curiosidad. En parte, porque soy, fácilmente, el más joven de todo el grupo. Voy muy contento, pues voy a hacer una especie de estudio “psico-sociológico-filosófico”, y voy a experimentar yo mismo… y todo es casi gratis. No tengo ni idea de qué sucederá, de cómo será la vivencia. Hay, ¿cómo no?, eso parece inevitable, un gusanito que, desde mi estómago, bailando, canta: “¿y si ganamos…? Si yo fuera rico, viaja-divi-divi-da… ¡NO TENDRÍA QUE TRABAJAR!”. El autobús es un “servicio generoso” de los casinos de Donald Trump, reyezuelo de Atlantic City, que se debería llamar “Casino City”, porque no se ve que tenga más que estos edificios-sepulcros blanqueados… y, a un lado, sí, el Atlántico, al que nadie presta atención ya: la naturaleza, así sea presentada en tanta magnificencia, es poca cosa para los que llegan con sueños de riqueza. A mí, investigador “académico” (lo que significa que, a propósito, fui con el dinero del autobús), me picó el gusanito, ¿qué poder tendrá ese gusanito, que hasta en la casi imposibilidad fáctica ataca? SILENCIO – SILENCIO – 9 HORAS DE SILENCIO. 9 horas de silencio… en el interior de los bolsillos; de jolgorio, en el interior de las arcas de un magnate, que se aprovecha de la debilidad del prójimo. SILENCIO DE 9 HORAS. Es de noche, ¡arriba!, de regreso en el autobús, una jornada de estudio, viví una vez lo que no pienso repetir. Vi todo, la ruleta, las maquinitas, las meseras, a las 10 de la mañana, con sus licores fuertes, para engrasar el ánimo, motor de todas las ruedas de la fortuna. Vi los shows de bailarinas, de lejos: ya quería, a veces, conservar mi pureza. Vi a los frenéticos; vi a los pantalleros, a los que gustan que los vean, a los que se creen mucho, que se las echan de grandes cosas, dilapidando sus vidas, mientras arrasaban sus patrimonios. Ahí estaba mi atención los primeros 5 minutos, desde que volví al autobús. Luego comenzó ese terrible clamor: how much did you lose? No recuerdo ninguna cifra, se me grabó, sin embargo, el verdadero “cuánto”, que algunos confesaron: “los ahorros de 5 años”, “la pensión de mi esposo”, “una buena parte de la educación de mis hijos”… paremos de contar. Que el dolor llene las brechas. Eso hace el dolor. Y el dolor enseña. Y el dolor cura. “No lo vuelvo a hacer”: ¿será verdad? No siempre…

(más…)

Sabermétricos: la SabrWAR es una farsa

Ahora sí: a que no me bailan este trompo en la uña

Carrera por el más valioso 2012: mediatizada por la "ciencia" inexacta de la sabermétrica

Carrera por el más valioso 2012: mediatizada por la “ciencia” inexacta de la sabermétrica

El periodista Jim Caple, de ESPN, nos da unas referencias muy útiles (Vamos a detener el caballo del WAR, ESPN, 01-02-13). Una pretendida ciencia aplicada al deporte, que da resultados sustancialmente distintos aplicados al mismo objeto, por los métodos distintos de medición: muy científico. Y eso con la estadística favorita, la reina de la sabermétrica: el WAR, siglas en inglés de Victorias (W, de Wins) Sobre (A, de Above) el Reemplazo (R, de Replacement).  Yo me imagino a Fresnel o a Huygens aplicando sus modelos geométricos a la óptica y llegando uno a un ángulo de refracción de 15° y el otro a uno de menos 30°: ni en el País de las Maravillas, en la preparación para la vuelta de Alicia.

En realidad, él no dice que sea una farsa, dice lo que digo yo: pónganlo ahí, apilado con las demás estadísticas, para que gocemos discutiendo y viendo cosas. Pero no traten, eso sí y digo yo, no él, de decirnos que lo que vemos no es lo que vemos, que se inventó el agua seca y la tierra que moja por su propia constitución y, SOBRE TODO, DEJEN DE ESTAR MANIPULANDO EN MATERIAS DE BILLETE. Científico es teórico, no negociante ni creador de modelos para dominar la realidad. Ése último es el ingeniero, el tecnólogo, tecnócrata, etc. Y, para terminar, no nos vengan con que ustedes puedes mezclar peras con manzanas en cuentas matemáticas, que pitcheo y defensiva y corrido y bateo lo pueden meter en una sola ecuación: PORQUE DA LÁSTIMA, le da lástima a cualquiera con un dedo de frente…

(más…)