Kalós

Inicio » Posts tagged 'vandalos'

Tag Archives: vandalos

Anuncios

Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (7): México vence a la revolución

El cacique “amerindio” quería gritar: viva España, Hispanoamérica y yo también, bien, bien

Los "indigenistas" pretenden que nosotros seamos esto, que hagamos sacrificios humanos, etcétera. Lo mejorcito de esto que ahora es América, Mayas, Aztecas, Incas, los practicaban. Cristo acabó con estos abusos y trajo el amor de Dios... Que lo digan Juan Diego o el Inca Garcilazo de la Vega...

Los “indigenistas” pretenden que nosotros seamos esto, que hagamos sacrificios humanos, etcétera. Lo mejorcito de esto que ahora es América, Mayas, Aztecas, Incas, los practicaban. Cristo acabó con estos abusos y trajo el amor de Dios… Que lo digan Juan Diego o el Inca Garcilazo de la Vega…

Según Hans Kelsen, quien no cree que existan patrias, a lo Marx, a lo Hobbes, a la manera del materialismo radical, a la manera del gnosticismo extremista, una comunidad política es una ficción (ya que no hay humanos) que consiste, en realidad, en un juego de fuerzas físicas. Una de esas fuerzas se impone, al azar, sobre las otras y dicta una constitución y un cuerpo legal. Hay una hipótesis fundamental, una norma primera meta-ordenamiento que ordena obedecer al mismo y es, así, el fundamento de todo. Kelsen se da cuenta de la contradicción: ¿cómo hay leyes y racionalidad jurídico-científica, si todo es fuerzas físicas, materiales? Para defenderse, dice que él cree en la racionalidad jurídica de manera ciega, es una fe a la manera de Lutero, del fideísmo, contraria a la razón: “la ciencia del derecho es a la sociología jurídica, lo que la teología es a la sociología de las religiones”, dice. Sobre esa base, se ha pretendido imponer cualquier cosa en este mundo, por la vía de leyes irrespetuosas de lo humano. Sobre base así y por la ignorancia, un materialismo “folk” y la fuerza de la propaganda gnóstico-ideológica, se nos ha querido hacer cree que somos indios, que, sin comunidad política, tienen una continuidad mística con nuestras repúblicas progresistas, luego de haberse deslastrado del “yugo español”. Chile y Venezuela nos han servido de ejemplos para ver el tamaño de la locura y el despropósito.

(más…)

Anuncios

San Agustín: el hombre que, cambiándose, cambió al mundo (1)

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

Eric Voegelin, quien es uno de los autores que conoció y entendió mejor la historia de la humanidad y del pensamiento humano, dice que San Agustín es el padre de Occidente. Déjenme parafrasear, para que no queden equívocos en el aire: no es que fue el único “padre de la Iglesia” en la parte oeste del Imperio romano, no; es que es el progenitor de la civilización occidental. Por supuesto, hay muchos otros aspirantes al título o, por mejor decir, el padre de una sociedad así no puede ser uno solo, sino un esfuerzo conglomerado de los valientes, los sabios, los piadosos, los prudentes y justos de los siglos. Cuando San Bonifacio lograba la coronación de Pipino, en el siglo VIII, cualquiera podría decir que estaba siendo el padre de Occidente; o lo fue el Papa León III, cuando, en la Navidad del año 800, coronaba a Carlo Magno; o puede haber sido este gran emperador, al extender la sociedad cristiana y poner su imperio completamente a la órdenes de Cristo; pudo ser Alcuino, su consejero, su mentor, el jefe de su más grande invención, las escuelas catedralicias, madres de las universidades. El Padre pudo ser San Patricio, quien, fundando la Iglesia de Irlanda, en el siglo V, puso las bases de todo lo que siguió en la isla, en los siglos siguientes, desde San Brendan el Navegante, Santa Brígida, el gran San Columbano, que sembró un bosque de monasterios irlandeses en el centro de Europa, y, más que nada, ese Cristianismo del norte de Gran Bretaña, que se encontró San Agustín de Canterbury, cuando estaba llevando adelante su misión, con tanto futuro en la historia de la humanidad. El padre puede decirse que fue San Benito, con su regla y sus monasterios, que salvaron la cultura, por los siguientes 8 siglos, desde la invasión de los lombardos, hasta las de los normandos y los magiares, elemento clave para todo renacimiento cristiano, desde la evangelización de la Gran Bretaña, hasta el mismo nacimiento de las universidades, pasando por el Renacimiento Carolingio y la Reforma de Cluny. O el padre fue ese hijo de San Benito, San Gregorio Magno, con una obra tan grande, con su canto polifónico, con las misiones, salvando al mundo, en el más completo caos, cuando todo parecía hundirse, bajo la bota de los lombardos, sangre y fuego. O el padre es una madre: Santa Brunihilda, logrando la conversión de Clovis y lanzándolo a la formación del imperio merovingio, franco, base de operaciones, en la Galia, de toda la política católica, en lo porvenir, hasta la división del Imperio, en el testamento de Carlo Magno. (más…)