Kalós

Inicio » Posts tagged 'tolerancia'

Tag Archives: tolerancia

Anuncios

El mundo de la tolerancia

Un arbitrio sin límites se abre para todos, sólo los poderosos sobrevivirán

Un mundo feliz: todos hacen lo que les dé la gana, los deseos son derechos y éstos ley. El poderoso no tiene cortapisa, el hombre común será aplastado... muy feliz

Un mundo feliz: todos hacen lo que les dé la gana, los deseos son derechos y éstos ley. El poderoso no tiene cortapisa, el hombre común será aplastado… muy feliz

Hablemos de la TOLERANCIA:

Cinco pastores protestantes de Houston están bajo amenaza, con órdenes de someter sus sermones y toda su correspondencia, aún sus emails, a las autoridades, que andan viendo si, siguiendo la Biblia, han estado hablando en contra de la homosexualidad (http://www.archgh.org/blog/main.asp?Tid=1654&id=461&cat=Archdiocesan).

Dos pastores de Idaho están amenazados de cárcel, si no convienen en celebrar mal llamadas bodas “gay” (http://www.adfmedia.org/News/PRDetail/9364).

En Nueva York están por permitir el incesto, entre tíos y sobrinos, y muy pronto esto quedará atrás, como todos los “tabús” (https://www.lifesitenews.com/news/new-york-appeals-court-unanimously-oks-some-incestuous-marriages).

De eso se trata, de acabar con el orden natural, porque cada quien tiene que poder hacer todo lo que le dé la gana… La gente cree ser libre cuando cada quien hace lo que le da la gana. El problema es que, cuando eso es así, no hay quien ponga freno a las ganas de los poderosos, que podrán acabarte, si les da la gana. Y no habrá quien pueda quejarse, ya que la ley es la de la gana. De hecho, si te quejas, les darán, sin dudas, gana de acabarte más rápido. Al final, en el desastre, alguien tendrá ganas de que haya un semblanza de orden, ya no el natural, sino uno que le salga de la gana. El totalitarismo será imparable. No se preocupen, ya estamos llegando a eso… Sigan hablando de tolerancia, queriendo decir, inmoralidad sin límites, la vamos a pasar bien todos.

(más…)

Anuncios

Una jugada anunciada: los gay van por las iglesias

Pareja de noviOs ingleses quiere obligar a los anglicanos a bendecirlos

Si te opones a la revolución gnóstica, eres un nazi y un redneck, como los de la foto, que no tiene nada de estereotipada, no, ¿verdad Hollywood? Los rednecks son lo último del mundo... son cristianos, haberse visto...

Si te opones a la revolución gnóstica, eres un nazi y un redneck, como los de la foto, que no tiene nada de estereotipada, no, ¿verdad Hollywood? Los rednecks son lo último del mundo… son cristianos, haberse visto…

Cualquiera lo hubiera sabido; es más, ya estaba anunciado desde el principio, desde hace mucho, por lo menos: si no les das plenos “derechos”, eres un “homofóbico”, un discriminador, un nazi, mezclado con un sureño-red-neck gringo (el prototipo de bruto, desgraciado, “retrógrado” para los revolucionarios hollywoodense). Es decir: o los casas o las pagarás todas; “¿cuáles?”: “todas las que a mí me dé la gana”. “Es decir”, number two: o los ordenas curas o los contratas a trabajar en tus colegios o los metes en tu casa, si eso es lo que ellos quieren, o… “las pagarás todas… todas las que a mí me dé la gana… ¡¡¡Y AY DE TI SI LE DICES A TUS HIJOS QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES MALA!!!: ¡¡¡TU FAMILIA LA PAGARÁ HASTA LA QUINTA GENERACIÓN… ¡¡¡Y DESDE LA SEXTA HACIA ATRÁS!!!!!!”.

Esto es un  caso de derecho contemporáneo, de ‘derecho’ entendido a la manera individualista-relativista: “SILOGISMO 1: me da la gana; ergo, tengo derecho… si tengo fuerza para imponerlo. SILOGISMO 2: lo que me da la gana es contrario al cristianismo y al orden del mundo; ergo, tengo fuerza para imponer mi gana”.

(más…)

Hablan los tolerantes: a palos y bombazos acabaremos tu intolerancia, el caso francés

Gas del bueno, cárcel y violencia a quien disienta

Así te tratarán los tolerantes, cuando quieras defender el bien; así lo han hecho en Francia... y eto no es nada, están, apenas, calentando los motores

Así te tratarán los tolerantes, cuando quieras defender el bien; así lo han hecho en Francia… y eto no es nada, están, apenas, calentando los motores

Sí, sí, son muy tolerantes. Aprueban el “matrimonio” homosexual, porque “hay que ser tolerantes”. Pero salen más de un millón de personas a protestar y son considerados enemigos públicos. No importa si son ancianos, familias enteras o los más chiquitos de esas familias, bebés en pañales, llevarán palos y gas lacrimógeno, en las cantidades proporcionales a que no se les olvide: lo de la “tolerancia” es tiranía, es negación de todo orden natural, es estar con la inmoralidad, bajo la coartada de que “cada quien tiene su verdad” (Tolerancia: una calle de un solo sentido, John Flynn, Zenit, 02-07-13). Y, al que se oponga, hay que tratarlo de enemigo, pues está convencido de lo que cree y, como todos saben, hay un orden, que él quiere defender y los tolerantes quieren combatir, porque es el verdadero obstáculo del poder absoluto. Lo dijo Marx: o Dios tiene el poder o el hombre [yo] tiene [tengo] el poder, una de los dos es una falsedad, porque, de lo que se trata es de un poder absoluto (Cfr. Crítica a la filosofía del derecho de Hegel, 1.842). Lo dijo Nietzsche, que era tan tirano que podía DECIR (El ocaso de los ídolos) que había que dejar atrás la lengua, TODO DECIR, porque la lengua implicaba el orden gramatical y, si hay gramática, hay Dios… Lo dicen los homosexuales, como se desprende de este informe de una reunión de “expertos” en Yogyacarta, Indonesia, del 6 al 9 de noviembre de 2.006: “La orientación sexual se refiere a la capacidad de cada persona de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo, o de su mismo género, o de más de un género, así como a la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con estas personas. La identidad de género se refiere a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales”. Para alguien que cree que la realidad, incluso su propia identidad es más maleable que plastilina en sus manos, cualquier oposición tiene que ser barrida sin contemplaciones. Eso es lo que nos espera. Eso es lo que está pasando en Francia:

(más…)