Kalós

Inicio » Posts tagged 'san agustin'

Tag Archives: san agustin

Anuncios

Dios no es Batman

Puede tener varios nombres, pero no varias identidades. Tradicionalistas: para hablar, hay que entender

Imagencita terrible, tremendo ataque a Dios, a la religión auténtica, la fundada por Dios mismo Encarnado, y a todas las demás religiones, con lo que tengan de verdad y de constructivo para las sociedades que han nacido y crecido bajo su égida

Imagencita terrible, tremendo ataque a Dios, a la religión auténtica, la fundada por Dios mismo Encarnado, y a todas las demás religiones, con lo que tengan de verdad y de constructivo para las sociedades que han nacido y crecido bajo su égida

Contenido:

Negar la Fe, salirse de la economía de la gracia

El Dios uno y trino, conocido por la Fe y la razón, no es dos dioses

Negar la identidad de Dios no es lo mismo que negar la economía de la gracia

El ejemplo de San Perfecto

Contra una lluvia de argumentos, tomados de autoridades inexpugnables para un católico

Conclusión y reflexión final

Anexo, los argumentos de denzingerbergoglio.com

 

Negar la Fe, salirse de la economía de la gracia

Francisco anda lanzado [este artículo no es sobre Franc, es sobre teología: la identidad de Dios]. El domingo ofreció la comunión-común a los luteranos, sin meterse en complicaciones de doctrina (más tarde subiré un artículo sobre esto: espérenlo, La nulidad de la doctrina, todo va en la práctica, en la ternura misericordiosa). El 19 de enero de 2014 perpetró otra de sus obras de ternura, esto es, revolucionarias, según aquello de que, ahora, la revolución comunista es revolución de la ternura. Nos lo cuenta el denzingerbergoglio.com que dijo: “Y compartir nuestras experiencias de llevar la cruz, así como para salir de esa enfermedad del corazón que nos amarga la vida: eso es importante que hagáis en las reuniones. Y también, los que son cristianos, con la Biblia, y los que son musulmanes con el Corán, con la fe que recibisteis de vuestros padres, que siempre os ayudará a seguir adelante. Compartir incluso la propia fe, pues Dios es uno solo: el mismo. Algunos han hablado de una manera, otros de otra… pero seguir adelante. Compartir. (Saludo a los refugiados en la parroquia romana del Sagrado Corazón de Jesús, 19 de enero de 2014)” (http://denzingerbergoglio.com/los-que-son-cristianos-con-la-biblia-y-los-que-son-musulmanes-con-el-coran-con-la-fe-que-recibieron-de-sus-padres-dios-es-un-solo-el-mismo/). De acuerdo con los señores del denziengerbergoglio, el pecado mayor aquí está en que el Dios que se nos reveló en Jesús (desde ahora: EL DIOS VERDADERO), el Único, el Dios trino, no tiene la misma identidad que Alá. En adelantelafe.com, el padre Lucas Prado, en un artículo del pasado 11-11 (http://www.adelantelafe.com/rezamos-todos-los-creyentes-al-mismo-dios/), se une al debate, aportando brasas para el mismo fuego que encendiera el denzingerbergoglio, añadiendo algo un poco insólito: el Dios de los judíos no sería el de los cristianos (sobre esto les ofrezco otro artículo, sobre todo porque, en el blog del artículo del padre, en adelantelafe.com, puse un aporte sobre la historia del Talmud y de sus relaciones con la Biblia y la Cristiandad e, inexplicablemente, me lo borraron, a pesar de que era estrictamente verdadero).

Antes de pasar adelante a la discusión del asunto, vamos a poner una nota sobre el actual papa: Franc ha cometido muchos desafueros de este tipo, como el que ya mencioné sobre los luteranos, pero no porque Dios no sea el mismo, sino porque él anula la Misión del Verbo, su exclusividad salvadora y a su Iglesia, no por un asunto sobre la identidad de Dios (no aquí, al menos; otra cosa es el “Dios spray” y el dios de las sorpresas y el “dios no católico”). Quiero decir, esto es mucho más grave que lo que citan nuestros actuales interlocutores: “Jesucristo, Mahoma, Jehová, Alá [pues] estos son todos los nombres utilizados para describir un ente que claramente es el mismo en todo el mundo [en todo el MUNDO, OJO]”, así dijo Francisco, en una oportunidad (alocución ante fieles y dirigentes católicos, del miércoles 3 de junio de 2015, cfr. http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2015/June/Papa-Francisco-dice-que-el-Coran-es-lo-mismo-que-la-Biblia/). En este pasaje sí parece estar hablando, definitivamente, como un new age, no en balde, en este blog, lo hemos llamado Francisco, el papa new age. Pero no es Franc nuestro tema principal aquí, sino la identidad del Dios verdadero: estamos discutiendo, nosotros, CATÓLICOS SIMPLICITER, con un grupo de buenas personas, de ésas que se llaman católicos tradicionalistas; y no está TAN mal, porque la Iglesia es Tradición, pero ése tampoco es el tema…

El Dios uno y trino, conocido por la Fe y la razón, no es dos dioses

Sin más rodeos, vamos a nuestro asunto. En la Carta a los Romanos, I,20-21, San Pablo dice algo de gran trascendencia: “Pues LO COGNOSCIBLE DE DIOS ES MANIFIESTO entre ellos, YA QUE DIOS SE LO MANIFESTÓ; porque desde la creación del mundo los atributos invisibles de Dios, tanto su eterno poder como su divinidad, se dejan ver a la inteligencia a través de las criaturas”. Lo mismo es dicho ya, anteriormente, en el Libro de la Sabiduría, XIII,1-9: “vanos son por naturaleza todos los hombres que han vivido en la ignorancia de Dios, que de los bienes visibles no fueron capaces de conocer AL QUE ES ni, al considerar sus obras, reconocieron al ARTÍFICE, sino que al fuego, al viento, al aire ligero, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa o a las lumbreras del cielo los consideraron como dioses, señores del mundo. Y si fue su poder y eficiencia lo que les dejó sobrecogidos, DEDUZCAN DE AHÍ CUÁNTO MÁS PODEROSO ES AQUEL QUE LOS HIZO; Que si, cautivados por su belleza, los tomaron por dioses, sepan cuánto les aventaja el Señor de éstos, pues fue el AUTOR MISMO DE LA BELLEZA quien los creó. Pues de la grandeza y hermosura de las criaturas se llega, POR ANALOGÍA, a contemplar a su Autor”. Copio sólo hasta el versículo 5, porque los subsiguientes hablan sobre la culpa de los que no conocieron a Dios, más que de las pistas para hallarlo en la creación. Lo mismo dice Santo Tomás, en las cuestiones (qq.) 1 y 2 de la Pars I de la Suma Teológica, lo mismo que en la q. 12, artículo (a.) 12: Dios es cognoscible por la razón natural. Es un gran consuelo, es algo muy bello, Dios está a nuestro alcance, al de todos, aunque el montar un argumento estrictamente demostrativo sea sumamente difícil. Como dijo Benedicto XVI en su famoso discurso en la explanada de Ratisbona, en Alemania, nuestra religión es la religión del Logos, del Logos creador, es religión de la razón, de la razón verdadera, amplia, inmensa, aunque alumbrada por el misterio y la gracia, no la caricatura cerrada y pobre y débil y de horizontes microscópicos del “racionalismo” [nominalista] padre necesario del irracionalismo: la razón requiere de un fundamento y, si no puede hallarlo intelectivamente en un orden que la supera, entonces es un castillo en el aire, la razón está montada sobre una base de irracionalidad… No es tampoco un fideísmo irracionalista nuestra Fe, es absolutamente repugnante a la Fe verdadera una blasfemia virtual como aquélla de Lutero según la cual “la razón es la prostituta del diablo” [y la modernidad es su hija, como se ve en Hume, el ateo: “la razón es la esclava de las pasiones”: es como de Ockham a Hobbes: Dios, el legislador arbitrario absoluto que impone su loca voluntad de poder, se transforma en Leviatán…]. Es blasfemia, porque razón, logos, es el Verbo, el que se encarna… no es razón humana, pero se llama a Sí mismo Razón, cuando se revela: el calificativo de Lutero es un verdadero espanto…

Aquí entra un punto muy importante de la Fe: la Fe se revela a seres racionales, Dios se revela en lógoi, palabras, humanas, de manera conforme a nuestra lógica y a nuestra consecuente gramática [la contrariedad a la Fe de lo de Lutero –¡¡¡y de Ockham!!!–  es de terror… y más que tengan seguidores que se digan ‘cristianos’]. Y, entonces, la Fe y la razón forman una unidad orgánica, inescindible. Por eso, es tan importante aquello del querido papa: “La Fe y la razón son las dos alas con que Dios dotó al hombre para que llegara al conocimiento de la verdad”… Y, en la Fe crecemos, pero la Fe nos lleva a un crecimiento de nuestra inteligencia y ésta a un crecimiento de la Fe: en la frase clásica, netamente agustiniana, “creo para entender, entiendo para creer”. Y la Fe, en ciertos puntos, la existencia del alma, su inmortalidad, la existencia de Dios, muchos de sus atributos, se nos da, para que todos accedamos a ésas, las verdades más importantes, para que lo hagan también los sabios, sin error y con plena seguridad. Pero ellas son accesibles a la sola razón, de modo que, al tener evidencia de las mismas, ya la Fe cesa, pues su ámbito es el de lo que no se ve.

Entonces, se puede conocer a Dios con la sola razón, su existencia y muchos de sus atributos: Perfección suma, Acto puro, Infinito, Eterno, Inmóvil, absoluta Unidad-Simplicidad, Ser-Intelecto-Intelección-Inteligible-Verdad/Voluntad-Bien-Amor/Belleza-Gozo contemplativo-todo lo anterior sumo subsistente y sin distinciones, suma Intimidad, Impasibilidad, trascendencia, omnipotencia; aparte de Creador, Causa primera incausada, misericordia, justicia, que se ama con necesidad a Sí mismo, que todo lo conoce como participación de Sí, que todo lo que no es Él es amado por Él en Sí, en su Bondad, etc. (Contra Gentiles, libro I; y S. Th. I, qq. 1-21). Mientras tanto, la Encarnación, el pecado original, la Trinidad, la Gracia, la Iglesia, la salvación y la condenación, lo mismo que los demás novísimos, los sacramentos, la Resurrección, son materia de estricta Fe revelada, son materia de la gracia y la Obra redentora de Cristo, del Verbo encarnado, en Quien está la salvación, Quien restaura las relaciones del hombre y su Creador, así como nuestra naturaleza misma, luego de que, por el pecado, perdiéramos esa amistad e hiriéramos severamente esa naturaleza.

Negar la identidad de Dios no es lo mismo que negar la economía de la gracia

Santo Tomás pone el punto perfectamente en claro (S. Th., I, q. 32, a. 1): la Trinidad, por ejemplo, es materia estricta de Revelación divina, decir otra cosa es dañar la fe, someterla a la irrisión de los gentiles, que piensan que nuestra Fe depende de argumentos no demostrativos y que no somos capaces de distinguir. Sin embargo, queda de todo esto muy claro: a Dios se lo conoce por la sola razón natural, mas hay “aspectos suyos” que no son cognoscibles más que por Fe, como el que sea un Dios Trino. Él se reveló auténticamente como Trino, pero también como uno: si alguien dijere que Es y que es uno, diría verdad, sólo que, si negara que es Trino, sería por carecer de la gracia santificante y de la Fe sobrenatural. Pero los que niegan la Trinidad no son los únicos que carecen de la gracia, también lo hacen cristianos que reniegan de la Iglesia o del Servicio Primacial de unidad que ejerce el sucesor de San Pedro en la Sede de su martirio; y también carece de ella quien no niegue nada de esto pero se halle en pecado mortal. Así, puedes ser mártir de la Fe, como Santa Juana de Arco, a manos de católicos: date una idea; puedes ser mártir del Dios Trino a manos de creyentes en el Dios Trino, como algún ginebrino que cayera en las manos de Calvino… Y eso no convierte la Fe trinitaria de los asesinos en una Fe en un Dios falso… Lo que hace es que los excluye de la economía de la Gracia, de la acción salvadora del Verbo. En estos puntos, mis amigos TRADICIONALISTAS se muestran incapaces de entender.

(más…)

Francisco apunta a la felicidad y hasta un pagano se horrorizaría

¿Cristiano, clásico, qué, Marx? La respuesta: en el calentamiento global

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer, tenía cosas mejores que hacer, a lo mejor fue a un partido de fútbol: más productivo que andar llenándose de esas ideologías farisaicas, neopelagianas, gnósticas, etc. y pare de contar

El señor Francisco, Papa, dio sus diez consejos para ser feliz (el 27-07-14, en: http://www.clarin.com/sociedad/Gran-repercusion-exclusiva-Viva-Papa_0_1183081740.html). Según parece, según he leído varias veces (lo que ustedes pueden buscar con Google muy fácilmente), los diez consejos provocaron “furor en Internet”. Abajo los voy a copiar, en el lado izquierdo de un cuadro, los consejos de Francisco; en el derecho, copiaré los materialistas y de inspiración empirista de un artículo mundano, de ésos que la estulticia extrema de hoy presenta como “científicos” para que la ignorancia quede bien engañada. Así, tendremos un cara a cara Francisco, Papa, Vs. Francisco Lira, articulista mundano de la ciencia sobre la felicidad (http://www.upsocl.com/comunidad/las-diez-maneras-de-ser-muy-feliz-cientificamente-comprobadas/).

Antes de eso, quiero hacer una brevísima consideración sobre estos consejos del señor Francisco, Papa. Al final, voy a comentar uno por uno de los 20 consejos  que copio. Vamos a empezar, pues, con el comentario general.

Los consejos de Francisco, de Su Santidad, son cosas así como “vive y deja vivir”, “no impongas tus creencias”, “vista a tu familia”, “los sindicatos tienen razón, los domingos son familares”. En ninguna parte, nombra a Dios; en ninguna parte, nombra los ocho consejos que Jesucristo en persona nos dio para ser felices, llamados Bienaventuranzas. Dejando ahora de lado este “pequeño” faux pas, este desliz, se puede hacer una breve comparación, muy superficial, con Aristóteles, Platón, Juan Pablo II, San Agustín, Santo Tomás. Con quien usted quiera: you name it, dicen en inglés. Para Aristóteles, la felicidad es imposible sin la vida virtuosa (cfr. Ética a Nicómaco, libros I y II); además, sin amigos, nadie escogería vivir, ellos son indispensables para ser felices (cfr. Ética a Nicómaco, libro VIII); y, ultimadamente, la felicidad, que trata de un bien último (que da sentido a todo lo demás) y proporcionado al hombre, sólo se realiza al realizar una actividad, la más alta, que, por ser virtuosos, nos es connatural: la contemplación de la verdad, de la Verdad divina (cfr. Ética a Nicómaco, libro X). Para Platón, ser bueno y ser feliz son lo mismo (cfr. Gorgias), de modo que las adversidades no nos pueden quitar la felicidad: mientras que ser bueno es ser justo y piadoso, virtuoso de todas las maneras posibles, señor de sí mismo (cfr. La República, libro IV), de modo que, cualquier corrección que se haga, en lo referente a la concepción y realización de estas cosas, aún bajo severas penas, es el mayor favor que se pueda hacer a un hombre. El señor Francisco, Papa, para quien hay que dejar que la gente piense lo que quiera (vid., abajo, sus consejos 1 y 9), para quien la conciencia individual, en cuanto tal, es el juez universal, haría bien en leer estas admoniciones platónicas. Estamos hablando de autores paganos, no de grandes místicos católicos, ni de fariseos-ideólogos, pagados de sí mismos, apegados a sus prácticas, cuenta cuentas del Rosario, pelagianos y neopelagianos, gnósticos, como el gusta llamar a los católicos ortodoxos. ¿Qué habría que decir del propio Jesús: “el reino de Dios está cerca, ARREPENTÍOS Y CREED EN EL EVANGELIO” (Marcos 1,15)? ¿Qué, se trata de uno que no es “misericordino”? ¿La “misericordina” es superior a la Misericordia misma subsistente?

Pero hay que ver más. Uno abre cualquier libro de cualquier padre de la Iglesia y lo tendrá claro: la felicidad es un asunto de posesión de Dios, por la unión personal, que proviene de la gracia de la caridad, amor de amistad con el mismísimo Dios. En esto, Voegelin asegura que el Cristianismo supera a las doctrinas de los clásicos griegos; y que, juntos, son lo más luminoso que la tierra haya parido; lo mismo lo dice Orestes Brownson o cualquier otro con un milímetro de frente, porque es la verdad. No hay que ser un gran erudito, haber leído las Confesiones y la Ciudad de Dios, de San Agustín; a los padre apostólicos, a los padres del desierto, a los capadocios, a los apologistas del siglo II, a los teólogos del III: Orígenes, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Hipólito, etc. Uno abre la Teología Moral de Pinkaers y ya lo sabe: la ética cristiana es una ética de bienes, NO DE NORMAS (señor Francisco, Papa: no puede llamar a los demás “fariseos” any more, no les pega), de amor, de felicidad en Dios. Lo ha sido en toda la historia; y la desviación es el ockhamismo y su influencia; de eso, los tomistas y muchos otros están bien vacunados.

(más…)

No celebro herejías ni cismas

Se supone que hay que celebrar a Lutero: ni soñando

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino. A éste es a quien, a según, hay que conmemorar

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino. A éste es a quien, a según, hay que conmemorar

“Sobre la base de un proceso de estudio de tres años, la Lutheran-Roman Catholic International Commission on Unity (LRCICU) ha concluido un informe que pide a católicos y luteranos conmemorar juntos el 500 aniversario de la Reforma en 2017 […]. En un comunicado enviado por Lutheran World Federation y el Consejo Pontificio para la Promoción y unidad de los cristianos explican que el documento comienza con una reflexión sobre el potencial y los retos que prevalecen en el aniversario de la Reforma en 2017. Con esto en mente, se buscan nuevas perspectivas sobre Martín Lutero y la Reforma, acercándose a ellos los puntos de vista tanto católicos como luteranos puntos de vista a la luz de los últimos conocimientos teológicos e históricos. El documento analiza los temas básicos -la eucaristía, el ministerio, la escritura, la tradición – de la teología de Martín Lutero a la luz de los diálogos luteranos-romanos católicos. A continuación, se pasa a reflexionar sobre la fundación y las dimensiones de una conmemoración común católica-luterana de la Reforma”. La noticia, que salió en Zenit, la copio abajo. Aquí, antes, les pongo mi comentario, que subí al sitio de Zenit mismo:

(más…)

San Agustín: el hombre que, cambiándose, cambió al mundo (1)

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

Eric Voegelin, quien es uno de los autores que conoció y entendió mejor la historia de la humanidad y del pensamiento humano, dice que San Agustín es el padre de Occidente. Déjenme parafrasear, para que no queden equívocos en el aire: no es que fue el único “padre de la Iglesia” en la parte oeste del Imperio romano, no; es que es el progenitor de la civilización occidental. Por supuesto, hay muchos otros aspirantes al título o, por mejor decir, el padre de una sociedad así no puede ser uno solo, sino un esfuerzo conglomerado de los valientes, los sabios, los piadosos, los prudentes y justos de los siglos. Cuando San Bonifacio lograba la coronación de Pipino, en el siglo VIII, cualquiera podría decir que estaba siendo el padre de Occidente; o lo fue el Papa León III, cuando, en la Navidad del año 800, coronaba a Carlo Magno; o puede haber sido este gran emperador, al extender la sociedad cristiana y poner su imperio completamente a la órdenes de Cristo; pudo ser Alcuino, su consejero, su mentor, el jefe de su más grande invención, las escuelas catedralicias, madres de las universidades. El Padre pudo ser San Patricio, quien, fundando la Iglesia de Irlanda, en el siglo V, puso las bases de todo lo que siguió en la isla, en los siglos siguientes, desde San Brendan el Navegante, Santa Brígida, el gran San Columbano, que sembró un bosque de monasterios irlandeses en el centro de Europa, y, más que nada, ese Cristianismo del norte de Gran Bretaña, que se encontró San Agustín de Canterbury, cuando estaba llevando adelante su misión, con tanto futuro en la historia de la humanidad. El padre puede decirse que fue San Benito, con su regla y sus monasterios, que salvaron la cultura, por los siguientes 8 siglos, desde la invasión de los lombardos, hasta las de los normandos y los magiares, elemento clave para todo renacimiento cristiano, desde la evangelización de la Gran Bretaña, hasta el mismo nacimiento de las universidades, pasando por el Renacimiento Carolingio y la Reforma de Cluny. O el padre fue ese hijo de San Benito, San Gregorio Magno, con una obra tan grande, con su canto polifónico, con las misiones, salvando al mundo, en el más completo caos, cuando todo parecía hundirse, bajo la bota de los lombardos, sangre y fuego. O el padre es una madre: Santa Brunihilda, logrando la conversión de Clovis y lanzándolo a la formación del imperio merovingio, franco, base de operaciones, en la Galia, de toda la política católica, en lo porvenir, hasta la división del Imperio, en el testamento de Carlo Magno. (más…)

Mentiras revolucionarias

Fumadores pasivos y geografía son campos de batalla de la revolución

Gustavo Gutiérrez, pseudo-teólogo, marxista revolucionario: la ortopraxis sirve para terghiversar el mensaje de Cristo, hasta dejarlo irreconocible, hasta que el Verbo divino sea un ateo marxista, hasta que el Amor subsistente sea un promotor del odio. Todo vale

Gustavo Gutiérrez, pseudo-teólogo, marxista revolucionario: la ortopraxis sirve para tergiversar el mensaje de Cristo, hasta dejarlo irreconocible, hasta que el Verbo divino sea un ateo marxista, hasta que el Amor subsistente sea un promotor del odio. Todo vale

Todo el mundo del gnosticismo totalitario, en todas sus formas: marxismo, nacionalismo, cientificismo, tiene como enemigo mortal a Dios y al hombre que quiera ser lo que es, cabalmente. Quien quiera el poder absoluto, no puede admitir competencia o resistencia, un hombre que ve que hay dimensiones humanas supra y meta políticas es un enemy of the people, como dicen en The Inner Circle. Dios, trascendente y todopoderoso, es algo que hace rechinar los dientes de alguien como Marx, que quería todo el poder: “o Dios tiene todo el poder o el hombre tiene todo el poder, una de las dos es una falsedad”. Como el hombre, obviamente, no tiene todo el poder, no tiene ni los latidos de su corazón en sus manos, ni el número de sus cabellos, los cuales no tiene contados; como no se produce a sí mismo, como quiso hacerse creer a sí mismo Marx, entonces, el totalitarismo revolucionario tiene que vivir del engaño y en el engaño. Engaño que no es inocuo ni inofensivo: es el engaño de Orwell: podemos cambiar el pasado, para dominar y asegurarnos que el futuro sea nuestro: “quien controla el presente controla el pasado; quien controla el pasado controla el futuro”. Es también otro engaño que Orwell conoció: “toda dimensión humana es nuestra”: “el que tenga un diario va pa Siberia, ¿qué cree, que tiene una intimidad que se sustraiga a nuestro poder?”.

(más…)

¿La Intolerancia es la causa de la Inquisición? Tergiversaciones desenmascaradas (I)

Platón y Aristóteles: constituyen un paso decisivo en la conciencia de la humanidad

Platón y Aristóteles: constituyen un paso decisivo en la conciencia de la humanidad

De acuerdo con Eric Voegelin, hablando de la Inquisición, todo parte de un error: el Cielo se comió a la Tierra… en la cabeza de muchos cristianos. Según éste, entonces, no se trata de “intolerancia”, sino de un defecto en la interpretación de los clásicos griegos y del propio mensaje cristiano. Platón y Aristóteles, dice (y con razón), constituyen un salto ineludible de la humanidad, realizan hallazgos permanentes e ineludibles: vieron la inmaterialidad del alma, la connaturalidad del intelecto y el ser, el orden de éste, que es verdad, belleza y bien, su fuente en Dios, nuestra posibilidad de ascender por esta vía hasta el Hacedor del mundo y las relaciones de estas verdades con la virtud humana y el orden político. Estos hallazgos, que no postulaciones o modelos (al estilo de los ideólogos y “politólogos” de la “modernidad” y “contemporaneidad”, gnósticos de la revolución), constituyeron un verdadero salto en la comprensión de la situación existencial humana, en la comprensión de la estructura del ser: “con la diferenciación del alma como sensorio de la trascendencia, los estándares críticos, teóricos, para la interpretación de la existencia humana en la sociedad, así como la fuente de su autoridad, llegaron a ser visibles” (New Science of Politics, p. 156). Desde este punto, siendo la realidad la medida ordenada por un Ser absolutamente perfecto, para la que ser producida es ser ordenada, es decir, con un orden intrínseco, en la médula de su ser, el hallazgo no busca de ningún modo alterarla ni recrearla a la imagen de las fantasías del verdadero filósofo, que no es diseñador. El mundo político es encontrado en tensión hacia su realización plena, mirando a su fin y causa ejemplar en el orden trascendente. Al no realizarlo por completo, sólo puede hacer examen de conciencia, enmendar y esforzarse por realizarlo de un mejor modo (Ibíd., pp. 156-157).

(más…)