Kalós

Inicio » Posts tagged 'sacerdocio'

Tag Archives: sacerdocio

Anuncios

¿Dónde están los ladrones? En la abominación de la desolación

Hemos llegado ya al límite en que no oponerse es cobardía o idiotez galopante

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

Van a lavarle los pies a las mujeres, en un rito que es reminiscencia de la primera ordenación en la Iglesia, en la que el Varón Cristo, consagró a los doce varones.

Celebrarán al heresiarca Lutero, que participó en la primera gran bigamia de la historia del Cristianismo, la de Felipe de Hesse; que vació conventos, prostituyó monjas; soliviantó al pueblo y, cuando se alzó, puso a los príncipes a masacrarlo; y murieron más de 100.000; 25 mil luego de la rendición. Lutero, destructor de la unidad de la Iglesia y de la civilización Occidental.

Le dan la comunión a luteranos y dicen, expresamente, que los luteranos pueden comulgar en la Misa auténtica, sin confesión y sin unirse a la Iglesia y declara su Fe en la Eucaristía.

Dicen que la Iglesia incluye a todas las sectas cristianas, a los de otras religiones y hasta a los ateos comunistas, reunidos en aquellares vaticanos y bolivianos. Se trata de la hipótesis franc-cis-cónica del “poliedro”.

Confiesan abiertamente hacer lobby para tumbar papas y para poner a sus panas modernistas en la Sede de Pedro y aseguran que, en el presente, han triunfado.

(más…)

Anuncios

A los que niegan las profecías de Cristo sobre el fin de Jerusalén

Según ellos, los evangelios mienten

Como Jesús predijo, del Templo no quedó piedra sobre piedra. Si se intentara construir de nuevo, sería imposible: ya cesó el antiguo sacerdocio y su rito, ese "Templo" sería una blasfemia

Como Jesús predijo, del Templo no quedó piedra sobre piedra. Si se intentara construir de nuevo, sería imposible: ya cesó el antiguo sacerdocio y su rito, ese “Templo” sería una blasfemia: ¿en nombre de quién oficiarían unos sacerdotes autonombrados?

Mateo, XXIV,2.15-20: “«¿Ven todo esto? Les aseguro que no quedará aquí piedra sobre piedra: todo será destruido» (…).15 Cuando vean en el Lugar santo la Abominación de la desolación, de la que habló el profeta Daniel –el que lea esto, entiéndalo bien– 16 los que estén en Judea, que se refugien en las montañas; 17 el que esté en la azotea de su casa, no baje a buscar sus cosas; 18 y el que esté en el campo, que no vuelva a buscar su manto. 19 ¡Ay de las mujeres que estén embarazadas o tengas niños de pecho en aquellos días! 20 Rueguen para que no tengan que huir en invierno o en día sábado” (cfr. Mc. XIII y Lc. XXI). Estas palabras las pronunció Jesús pocos días antes de entregarse a la muerte, para la salvación del mundo, en el año 30 de nuestra Era. Las mismas se cumplieron en el año 70, cuando Tito quebró por fin las defensas de la Ciudad Santa y el Templo terminó presa de las llamas. Finalmente, en 131, Adriano terminó de destruir los vestigios de la antigua ciudad, construyendo la ciudad de Aelia Capitolina. Del templo quedaron sólo los fundamentos subterráneos (actual Muro de los Lamentos); de resto, nada…

(más…)