Kalós

Inicio » Posts tagged 'reuchlin'

Tag Archives: reuchlin

Anuncios

Observatorio antitiranía: Alemania, perla revolucionaria

Desde Lutero y Müenzer, hasta Marx y Ángela Merkl, el país exuda revolución

Jakob Böhme, místico-mago alemán de tremenda influencia en el mundo revolucionario-gnóstico contemporáneo

Jakob Böhme, místico-mago alemán de tremenda influencia en el mundo revolucionario-gnóstico contemporáneo

Billy Joel hace su lista de personas y asuntos que han encendido al mundo, en un fuego del que él y un “nosotros” en el que se incluye, aparentemente, no tienen la culpa. Alemania tiene una larga lista de fuego, de personas fogosas, nacionalistas, internacionalistas, religiosas, anti-teístas, abortistas, feministas, judíos, anti-judíos, antisemitas, protestantes, pseudo-católicos, de todos los tipos y raleas: Luis de Baviera, Eckhart, Reuchlin, Lutero, Muenzer, Phillip de Hesse, Jakob Böhme, Paracelso, Agrippa, Weishaupt, Lessing, Kant, Schleiermacher, Hegel, Feuerbach, Heine, Marx, Hess, Engels, Otilie Assing, Lasalle, Otto von Bismark, Nietzsche, Rosa Luxemburgo, Kurt Eisner, Hitler, Heidegger, Gadamer, Bultmann, Wilhelm Reich, Marcuse, Von Balthasar, Kasper, cardenal Marx, Angela Merkl. Esto es una de candela y revolución de tal calibre, que da miedo, la máquina está a punto de estallar. Y, como ven, Hitler, nacido en Austria está en la lista: PORQUE NO PUEDE SER DE OTRO MODO, porque Hitler era, por encima de todas las cosas, un chauvinista germano, del tipo puro y, por eso, era el líder de gente como el chauvinista Heidegger, nazi de uña en el rabo, hasta después de la caída del Tercer Reich. Así, con esta ampliación hitleriana, abriendo el arco, podemos meter a gente como Freud, Jung, Barth, Küng en la lista y completar así un elenco estelarísimo de la revolución mundial.

Imagínense, un tipo como Bismark, en esta lista con Marx, ¡qué maravilla, ¿nooo?! ¿Y qué los une? Una palabra: REVOLUCIÓN; y, agárrense, porque uno y otro y todos los demás son piezas clave en esa historia épica del alzamiento de un poder mundial… tiránico, de hecho, totalitario. Engels, ponderador, con Marx, de las ventajas de la globalización, del “mercado mundial”, para preparar el camino de la revolución mundial proletaria, antirreligiosa, antifamilia, anti-orden del mundo, destinada a la opresión radical, bendice, por darles un ejemplo, la suerte de la Alemania del 1525, en la que había revolucionarios de verdad: Thomas Müenzer y su desquiciada hasta el paroxismo “Guerra campesina”… Ahí tienes a Merkl, llevando la ideología de género al mundo, fustigando a Nicaragua (¡¡¡a Nicaragua!!!), porque ese país, por el voto UNÁNIME de sus representantes, decidió prohibir de manera absoluta el aborto (Alemania presiona a nuevo Presidente de Nicaragua por aborto terapéutico, MANAGUA, 14 Ene. 07, ACI-prensa)… Es un país poderoso éste, un país líder mundial, responsable estelar de esa entidad llamada la Unión Europea, desde el principio hasta el final, responsable que una cosa que sea unión de países europeos, en su “constitución”, no haga ninguna mención de Cristo y su Iglesia: díganme ustedes si esto no es revolucionario y tiránico y, por supresión de la verdad de una manera orwelliana, totalitario… Es más, Alemania es una eminencia revolucionaria… y, por eso, no está lejos de un colapso de los machos, de los estruendosos e impresionantes e increíbles: no tienen hijos, viven en una inmoralidad galopante y están a dos o tres décadas de desaparecer del mapa, por pura presión demográfica, a manos de los turcos: ya la selección alemana de fútbol tiene más gente de áfrica que alemanes (sarcasmo-ironía, pero no tan lejos de la realidad: africanos, polacos, turcos, brasileros, uno ha visto de todo, en los últimos 10 años: el sueño de Hitler, pura superioridad racial).

(más…)

Anuncios

La revolución “mata” a Dios y se construye a dios (3)

El new age “al desnudo”, desde sus orígenes históricos y antropológicos

Acuario, sustituto de Cristo, el símbolo de la Nueva era, de la new age, radical anti-cristianismo

Acuario, sustituto de Cristo, el símbolo de la Nueva era, de la new age, radical anti-cristianismo

En los dos artículos anteriores vimos la deificación usurpadora del hombre y la erección de ídolos por quienes rechazaron al Logos divino, al rechazar la razón humana. Esto trajo graves desbarajustes, entre los que no son menores las guerras, la opresión de la inmoralidad, el totalitarismo, la represión de la libertad religiosa. Pero hay mucho más.

El rechazo de Dios y de las doctrinas teológicas que habían vivificado a nuestra civilización, el Cristianismo, ha venido a parar en una confusión sincretista inaudita. Toynbee dice que uno de los signos de la entrada de una sociedad en fases de colapso y desintegración es la vulgarización. En Occidente, esa vulgarización, por el rechazo académico y de los otros “mayores” de la sociedad respecto de Jesús de Nazaret, es decir, por un movimiento que fue de arriba hacia abajo y, de abajo, en justo pago, ha venido a volver hacia arriba, está preñada del más bajo materialismo y de la más total “nesciencia”, como lo muestran las doctrinas que se mezclan.

(más…)

Cuento Atlantis y Reina Hada: explicación

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, que intercambiaba su esposa con otros magos, para la propiciación de los espíritus y darse poder y dárselo a la Reina, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Eric Voegelin es uno de los grandes autores que alertaron sobre el temible peligro del gnosticismo modernista que se terminó por apoderarse de Occidente, como consecuencia de la revolución mal llamada ilustrada y su último hijo, la revolución sexual. Voegelin llamaba la atención de que una civilización con una crisis espiritual tan profunda como la nuestra, que, sin embargo, mantenía un crecimiento material tan potente, se encaminaba a un abismo imponente. Los totalitarismos, de ningún modo acabados, comunista y nacionalista fueron sólo dos aldabonazos. Hoy en día, merced a la revolución sexual y al triunfo del nihilismo ideologista y, aún, de lo que Voegelin llama “analfabetismo teórico” y su más potente impulsor, la abulia intelectual, el mundo parece enfilado a terrores que dejarían a Stalin [tirano comunista de Rusia], Mao [tirano comunista de China], Ho Chi Min [tirano comunista de Vietnam], Kim Jong-Il [tirano comunista de Corea del Norte], Pol Pot [tirano comunista de Camboya] y Hitler [tirano nacionalista de Alemania] juntos como niños de pecho y meros aspirantes, como se puede colegir de las obras de Michael Jones. Asociados como lo están el gran capital, el más deleznable e irracional progresismo, los maltusianos occidentales, el feminismo y la tiranía china, de ningún modo parece un invento ni una ficción el más terrible de los miedos; sobre todo en un mundo anestesiado moralmente, en el que cada quien tiene su verdad, en el que se pueden asesinar millones de inocentes en los vientres maternos, en el que millones de madres matan a sus hijos antes de nacer, en el que centenares de millones queman su existencia en las drogas y otros centenares lo hacen en el alcoholismo (que no el alcohol, no es lo mismo), en el que la familia es pulverizada, en el que es una gran empresa y muy respetable la pornografía, en el que el tráfico de personas mueve millones de ejemplares, de cabezas de humano-ganado, al año, en el que se miente descaradamente sobre la historia y los acontecimientos recientes y la aplanadora le es pasada a todo el que defienda el orden y pare usted de contar. Dice Jones:

(más…)

La reina de Atlantis persigue a los impugnantes de la occulta philosophia (2)

Cuento sobre los orígenes del triunfo de la revolución: Isabel I abraza la revolución

La reina de Atlantis persigue a los impugnantes de la occulta philosophia
II.- Tomás de las Grapas se rebela, en nombre del sol antiguo y el orden del mundo, muere un gran campeón
San Edmund Campion: un gran símbolo, fue martirizado por la magia de la corte isabelina, que condenó en él toda la historia de Inglaterra

San Edmund Campion: un gran símbolo, fue martirizado por la magia de la corte isabelina, que condenó en él toda la historia de Inglaterra

Antes de su partida, sin embargo, la reina atlántica ejerció su gobierno mágico y se enfrentó no a quien quisiera impugnarlo, sino a quien estuviere dispuesto a afirmar algún sol trascendente, un meta-sol católico, universal; a quien quisiera sostener que su reinado debía someterse a autoridad superior, que no fuera, por tanto, vasallo suyo también. Son muchos los que, en este período de luz particular, el nuestro, de soles particulares, aunque asociados y que tienden a fundirse, en que parecen estar por cumplirse todos los sueños de la reina de las hadas, son muchos, digo, muchos hijos de estos soles modernos, que reconocen a la reina de las hadas como madre, tía o abuela de la modernidad. Por supuesto, sólo un verdadero catalizador químico, no alquímico, podía reunir y conjugar todas las semillas mágicas, la magia tenía que volverse ciencia, sin dejar de ser magia, el sol debía eclipsar al Sol. Si el fin era el poder y el poder para auto-transformarse en sol, eso sólo se podía lograr con la mayor de las magias, la que nos convertiría en superhombres, la que proveyeron luego otros sabios encantadores. La que anunciara aquel gran heraldo, que sólo era ángelos de perpetradores antiguos, avestruces consumadas: “Dios ha muerto, lo hemos matado”. Pero ésa es otra historia u otra etapa de un drama más amplio…

(más…)

La reina de Atlantis persigue a los impugnantes de la occulta philosophia (1)

Cuento sobre los orígenes del triunfo de la revolución: Isabel I abraza la revolución

La reina de Atlantis persigue a los impugnantes de la occulta philosophia
I.- La reina virgen busca ser la reina hada
Isabel I, la Reina Hada, reina con magos reales, inspira a Spenser, Francis Bacon y Shakespeare

Isabel I, la Reina Hada, reina con magos reales, inspira a Spenser, Francis Bacon y Shakespeare

La ciudad de Bensalem es la capital de La Nueva Atlantis. En ella, tiene su asiento el gobierno de ésta, la “isla de las hadas”, la isla mágica, cuna del capitalismo, propulsora del progreso, de la revolución universal. Hoy en día, todos quieren ser bensalianos o de algún país en los que los bensalianos fijaron colonias propiamente dichas o, al menos, quieren ser como los bensalianos. Pero nuestro caso tuvo lugar en una época inmemorial, en los albores de nuestro mundo. En la época en que otras eran las luces de esta Tierra; en la época en que nuestro sol nacía, de las entrañas mismas de aquella reina atlántica, aunque ella era virgen. En los arcanos del tiempo, reposaban las semillas de las que nació nuestro sol, fueron siendo depositadas en un semillero por grandes seres celestes, de muchas raleas, unos atlánticos, otros de allende los mares. Tres atlánticos, tres continentales, uno de los cuales conectaba todavía con un sol, anterior al sol que debía morir para que naciera el nuestro. Un sol de la época de los soles abuelos.

(más…)

¿La Intolerancia es la causa de la Inquisición? Tergiversaciones desenmascaradas (II)

Jesús, ante Pilato, dio la norma de lo más esencial de la política cristiana: "no tendrías ninguna autoridad sobre Mí, si no se te hubiera dado de lo Alto"

Jesús, ante Pilato, dio la norma de lo más esencial de la política cristiana: “no tendrías ninguna autoridad sobre Mí, si no se te hubiera dado de lo Alto”

No es verdad, como dice Voegelin, según mostramos en el artículo anterior de este dúo, que la Iglesia pecara por desconocer la necesidad de una teología civil y por poner, en consecuencia, una teología trascedente hipertrofiada. Desde que Jesús distinguió la autoridad del César y la de Dios y que le dijera a Pilato que tenía autoridad sobre Él y DADA DESDE LO ALTO, ningún cristianismo que pretenda autenticidad puede caer en tales tentaciones. Tampoco es verdadera ninguna acusación de oscurantismo… ésta procede de gente que, queriendo ponerse en el lugar de Dios: Descartes, Condorcet, Kant, Marx, Nietzsche y pare de contar, odian a quienes afirman el Señorío legítimo del Creador. Se ha de ponderar adecuadamente.

(más…)