Kalós

Inicio » Posts tagged 'pintura y luz'

Tag Archives: pintura y luz

Anuncios

El “progreso” donde es una contradicción su concepto mismo: el arte

Serie sobre estética, subjetivismo e historiografía del arte occidenntal, séptimo inning

Yves Klein, materialismo puro: "arte" determinado por la industria química de la pintura

Yves Klein, materialismo puro: “arte” determinado por la industria química de la pintura, puro “progreso”

Nunca olvidaré una de mis primeras lecciones de arte, cuando estaba a punto de entrar a la adolescencia. Se trataba del Impresionismo, un movimiento que me parece entre los modos y motivaciones antiguas y las maneras y los móviles de la crisis, es un caso de border line. Aunque, claro, estando en el umbral, ya lo ha atravesado: es un movimiento moderno que, por la inercia de la historia humana, de su actividad, sus tradiciones, conserva algo del espíritu del pasado, pero abre la puerta del nuevo. Más bien, comienza a obtener conclusiones, para el arte, de la caída espiritual que es para Occidente la mal llamada “ilustración” y la identidad revolucionaria que la civilización va asumiendo más y más, a partir de la misma.

La lección daba en el blanco: a los impresionistas, desde Manet, les preocupaba la luz, aunque, ahora, de una manera abstracta; es decir, les interesaba la luz como fenómeno físico, en sí misma, no como esplendor, sino como algo que expresar en sí misma: las formas y figuras eran ocasión de ésta. Por eso, se sirvieron de la fotografía para capturar el instante luminoso, sin los cambios del moverse del sol en el cielo; y, como, merced a ésta, el realismo dejaba de tener sentido para unos artistas (geniales, dicho sea de paso) que ya no podían ver cómo la realidad material podía expresar más de lo que veíamos a simple vista, la realidad en ellos ya empieza a relativizarse y luz y todo lo demás deja de remitir a mundos superiores. Se abandonan formas y volúmenes y todo se subordina a la luz concebida como ya dije y a los tonos cromáticos, al color, basados en los nuevos pigmentos provistos por la química. Esto último es ya característica distintiva de la actividad artística, desde estos albores de la modernidad pictórica, hasta nuestros días. (más…)

Anuncios

La expresión del Esplendor en la época del esplendor (B)

Serie sobre estética, subjetivismo e historiografía del arte occidenntal, sexta ronda

El Coro de Suger en Saint Denis, luz natural que eleva hasta Dios: aquí, así, nace el gótico: inspiración pura

El Coro de Suger en Saint Denis, luz natural que eleva hasta Dios: aquí, así, nace el gótico: inspiración pura

Como hemos estado hablando, la belleza es un esplendor, una luz, que sale del ser, del ser que es conforme a nuestra inteligencia, al ser que es verdadero. Desde siempre, ese esplendor estuvo presente en las representaciones artísticas. La cristiandad lo hizo su tema, por amar por sobre todas las cosas a ese Esplendor, del que participan todos los esplendores; su espiritualidad, puso a la luz del mundo, al servicio de aquél que es Luz de las naciones, al Sol que nos visitó de lo Alto. “Desde tiempos antiguos la luz ha sido la metáfora principal para narrar el esplendor de la verdad y de la belleza. En la época cristiana, más tarde, la luz se convirtió en el símbolo mismo de la belleza, que es en sí misma una verdad iluminadora, y por tanto es capaz de decir algo sobre el inefable misterio de Dios. La belleza es proporción, es decir el lugar numérico y geométrico de verdades evidentes, pero también es claritas, es decir, esplendor, luminosidad, lucidez, pureza iluminadora. Toda la arquitectura, la pintura, la escultura y finalmente la poesía estaban constituidas e impregnadas de claritas. Cada elemento de las decoraciones infinitas escultóricas de las catedrales tenían el deber de capturar la luz y de reverberarla a su alrededor, en una cascada continua de una luminosidad descendente, capaz de asumir el deber de iluminar materialmente un lugar, sin perder el valor simbólico moral y espiritual” (Papa, Cuando la luz no contaminaba todavía las iglesias, Zenit, 03-05-11).

(más…)