Kalós

Inicio » Posts tagged 'papado y revolucion'

Tag Archives: papado y revolucion

Anuncios

El Papa es el Papa, aunque sea revolucionario

Pero, si lo es, tenemos que estar en guardia, él no salvará a los que desvíe

El oficio del Papa, sucesor de Pedro en la Sede de su Martirio, es la Cruz; Francisco parece no quererla ni de lejos ni en pintura; salvo en declaraciones generales: eso es ser revolucionario

El oficio del Papa, sucesor de Pedro en la Sede de su Martirio, es la Cruz; Francisco parece no quererla ni de lejos ni en pintura; salvo en declaraciones generales: eso es ser revolucionario

El Papa, es el Papa, el Vicario de Cristo: Mateo XVI,16-18: “tú eres Pedro y sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia”; Mateo X,2: “éstos son los apóstoles de Jesús: PRIMERO SIMÓN, LLAMADO PEDRO”; Lucas XXII,31-33: “Pedro, Pedro, Satanás os ha reclamado para cribaros como al trigo, pero Yo he rogado por ti, para que tu Fe no desfallezca, cuando te hayas convertido, confirmarás a tus hermanos”; Juan I,42: “al verlo, le dijo: ‘tú eres Simón, hijo de Juan, te llamarás Cefas’, que quiere decir Pedro”; Juan XXI,11-15: Jesús, Buen Pastor nombró a Pedro Pastor Vicario, y a sus sucesores, en la Sede de su martirio. Así lo entendieron desde el principio los cristianos. Por eso, el Obispo de Antioquía (sede apostólica) del 110, San Ignacio de Antioquía, yendo a su martirio en Roma, escribe una serie de cartas a las Iglesia por las que iba pasando y a Policarpo, discípulo directo del Apóstol Juan (y maestro de San Ireneo de Lyon, del que hablaremos enseguida); una de las mismas la escribe a la Iglesia de Roma, “que preside sobre la Caridad”, es decir, sobre la Iglesia de Jesús (prólogo): ¿y por qué preside sobre la caridad? Porque en ella estuvieron gobernando Pedro y Pablo (VIII,2); es que el propio san Pablo comienza esta tradición de sujeción a Pedro, siguiendo al Maestro (Galátas I,18). Y, por eso mismo, San Ireneo, discípulo de San Policarpo, discípulo de San Juan Apóstol y Evangelista, al escribir contra los gnósticos, por el año 190, en Lyon, una Iglesia que había sido arrasada por la persecución en 163, en el Adversus Haeresses, o Contra los Herejes, para demostrar que la Iglesia es la verdadera, contra las pretensiones de los pérfidos Valentiniano, Basílides, los cainitas, Simón Mago, etc., da la primera lista de sucesores de Pedro de la historia.

El Papa es la Cabeza vicaria de la Iglesia, nombrada por Cristo (San León Magno). A él se debe respeto y obediencia. Él es infalible, al hablar ex Cathedra, en materia de Fe y moral. Y que nadie saque como intento de impugnación a las Iglesias orientales, pues, al menos 5 veces durante el primer milenio, los orientales reconocieron, EN CONCILIO ECUMÉNICO, el primado del Papa (sin contar las declaraciones del Concilio de Florencia, último concilio común, del 1439-1445, 8 años antes de la Caída de Constantinopla). El Primado está blindado, es invulnerable (vid.: los artículos https://eticacasanova.org/…/dialogo-ecumenico-y-el-primado-…/;https://eticacasanova.org/…/la-catedra-de-pedro-principio-c…/;https://eticacasanova.org/…/la-catedra-de-pedro-principio-c…/). El Papa es el Vicario de Cristo… y eso que esta argumentación es la más resumida que puedo concebir.

(más…)

Anuncios