Kalós

Inicio » Posts tagged 'papa'

Tag Archives: papa

Anuncios

El Principio de no contradicción debe ser derogado, es intolerante…

No, no, no, debe ser usado, para engañar

forte-frank

Forte pone las premissas, Frank saca las conclusiones. Frank pone las premisas, la ONU saca las conclusiones, depende de dónde estemos

Esto decía yo en éste, mi primer comentario a Laudato si, que subí a mi blog el 24 de junio de 2015:

“Como dice Platón, se atacan las premisas, no las conclusiones: si yo suscribo todas las premisas y de ellas se deriva necesariamente la conclusión, puede que me contradiga para no enajenar mi base de apoyo y para engañar, precisamente, a los que quiero engañar, pero habré dicho que los fundamentos necesarios son verdaderos y, por tanto, irrefutables; como, por lo tanto, irrefutable sería la conclusión. Ésta es una encíclica de la cultura de la muerte, que propone, incluso, una alternativa, para tapar aquélla como símbolo de la lucha cristiana actual, la “cultura del descarte”. La “cultura del descarte”, en consecuencia, es “un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para traerlos a todos y amarrarlos en la oscuridad”, una patente de corso para la ONU y sus maldades…” (https://eticacasanova.org/2015/06/24/francisco-el-papa-new-age/).

Según dijo Bruno Forte el 3 de mayo de este año, durante el sínodo, Frank sabe que la lógica funciona así y se puede usar para engañar:

“‘Si hablamos explícitamente de la comunión para los divorciados vueltos a casar – dijo el arzobispo Forte refiriendo una broma de Francisco – éstos no saben qué lío que nos organizan. Entonces no vamos a hablar de modo directo, tu obra de manera que se pongan las premisas después las conclusiones las sacaré yo’. ‘Típico de un jesuita’, bromeó el arzobispo Forte” (http://vidayfe1000.blogspot.cl/2016/05/aseguren-las-premisas-las-conclusiones.html?view=flipcard).

(más…)

Anuncios

¿Destruir a la Iglesia por la modernidad? El sínodo contra la familia de Francisco

¿Pero qué ofrece ésta, si no totalitarismo y genocidio?

Una imagen que significa el momento presente: la jerarquía actual tratando de afiliar la Iglesia a la revolución modernista... en todas sus vertientes

Una imagen que significa el momento presente: la jerarquía actual tratando de afiliar la Iglesia a la revolución modernista… en todas sus vertientes

I.- La modernidad

El asunto se puede ver desde diversos puntos de vista, 1) desde una aséptica mirada a la historia del pensamiento, por ejemplo; 2) o desde la historia política de Occidente y su influencia planetaria; 3) o de su nefasta influencia en la religión. No importa desde dónde lo agarres, la modernidad, todas sus corrientes, sin excepción de una sola, está hecha de voluntad de poder gnóstica. Vamos verlo brevemente.

1) Descartes y su voluntad de dominio exacerbada, recogida en el Discurso del Método y en muchas de sus cartas, da la nota de la modernidad, una tradición que niega que lo sea, pero que lo es, efectivamente, que llega a su culmen cuando este pensador y, tras él, Kant, Condorcet, Hegel, Marx, Nietzsche decidieron que el hombre debía proclamar su propia apoteosis e instalar la religión de sí mismo, arrojando la verdad, el orden, a Dios, todo lo que suene a límite; en una palabra, cuando erigieron la religión del progreso. Eso, claro, viene del padre de todos, Guillermo de Ockham, para quien todo era un asunto de libertad como indeterminación absoluta y capacidad igualmente absoluta de la voluntad de autodeterminarse sin relación a nada fuera de sí ni a ninguna naturaleza o determinación esencial propia. Ahí, la moral es lo que diga el más fuerte, “dirigido” por una moral así. De Ockham a Hobbes, la diferencia es el tobogán que va de Dios-legislador al Leviatán; de Hobbes a Kant, el que va de Leviatán a la Voluntad humana; de ahí a Marx, el que va de una voluntad supuestamente racional al simple totalitarismo descarado ya…

2) En la historia política, la modernidad ha producido varios regímenes de gobierno, los más prominentes son el liberalismo, el comunismo y el nacional-socialismo. De éstos, el comunismo y el nacional-socialismo están justamente desprestigiados, con sus millones de muertos, fuera del vientre materno. El liberalismo, fuera de su asociación capitalista, goza de prestigio, incluso, entre algunos, en lo que a su aspecto económico se refiere. Bueno, que injusticia que, como forma de gobierno, este nefasto modo de tiranía y de hipocresía goce de buena salud hoy. La inspiración de la masacre de La Vendée, de las hambrunas de Irlanda, mediante las cuales el capitalismo británico acabó con millones de almas, en varias oportunidades, con la mayor crueldad, porque “el gobierno no debe intervenir”. Claro, no debe intervenir, debe erigirse en muro de contención, si se trata de favorecer a los plutócratas que controlan el gobierno de Inglaterra o los Estados Unidos, pero debe usarse como modo de abrir las barreras arancelarias de los países, a los que se los presiona hasta el cansancio para que permitan que las súper-empresas transnacionales puedan acabar con la industria nacional. O, si el caso fuera que un país con cierta capacidad de resistir, como China, la ejerciera, entonces vendrán, meterán opio de contrabando en el país y, cuando el gobierno trate de frenar la invasión maldita, vendrán los gobiernos, que no deben meterse nunca en economía, y harán las Guerras del Opio, para quebrar la resistencia. En la segunda Guerra Mundial, estas potencias buenas empujaron todo hasta la destrucción total de Japón y Alemania, para lograr la “rendición total”, que era el fin de los esfuerzos de guerra, según el pacto Churchill (buen muchacho él, santón del mundo contemporáneo) y Franklin Delano Roosevelt. Bombardearon ciudades alemanas y japonesas, destruyeron esos dos países hasta sus cimientos, lanzaron las bombas de Hiroshima y Nagasaki, mataron millones de civiles y prepararon el ascenso de la Unión Soviética y la Guerra Fría. Antes, Churchill impuso políticas leoninas a la Alemania de la posguerra, entre el 18 y el 20, produciendo una hambruna que mandó al otro mundo a centenares de miles de almas. Y toda esta gente, unos y otros y todos asociados, levantan el actual monstruo chino y la maquinaria del filicidio (aborto) y el parricidio (eutanasia), que se ha llevado a casi dos mil millones de personas, sólo en los últimos 40 años. No se diga nada de las drogas, de la destrucción de la familia, la promoción de la aberración, de la chabacanería (por ejemplo: la “música” moderno-africanoide, en todas sus corrientes, la discoteca, los modos modernos de diversión, la entronización del dios diversión, etc.), pare de contar. Claro, todo estop se resume en una palabra, en el rasgo común en el que conectan todos estos modos de “organización” política: totalitarismo, fenómeno moderno por excelencia.

3) En cuanto a la corrupción de la religión, sólo consideren qué puede pasar a la religión del Crucificado, del máximamente humilde, puesta a ser “interpretada” bajo el prisma de estas rebeliones de la soberbia exacerbada. Esto va más allá de lo que vio el papa Pío X, no se obtiene de aquí, apenas, la “suma de todas las herejías”, eso será para algún tonto que crea que se puede ser moderno, estrictamente tal, y cristiano. Los hay, es verdad, y para ellos vale lo que dice el papa Sarto. En realidad, quien entiende bien esto lo que es es un cínico infiltrado, no un hereje, es un ateo que se metió donde podía destruir más, no uno con errores doctrinales. La cuadratura del círculo, la religión nihilista, historicista, sentimentalista y pare de contar, religión y mil cosas que la contradicen…

II.- El modernismo católico y el sínodo contra la familia de Kasper y Francisco

(más…)

Sínodo, día 2, reporte: los obispos como instrumentos de la estafa

Todo va como lo ordenó Francisco, según el instrumentum laboris

Cabeza visible y portavoz para los angloparlantes de la "cofradía"

Cabeza visible y portavoz para los angloparlantes de la “cofradía”

El padre Tomás Rosica es una maravilla. Él hace de todo por mostrarnos las intenciones de la “cofradía” comunista, masona, homosexual y demás bellezas que está dirigiendo la Iglesia de Jesucristo en estos días. Que la está dirigiendo al abismo. Hace un poco menos de un año, demandó a un señor bloggero de su país, Canadá, por reportar su candor anti-católico. Se tuvo que echar para atrás, claro, su jefe directo, Francisco en persona (me imagino), lo mandó a retroceder: ¿cómo ponemos la cara de misericordiosos si estamos demandando a los que denuncian nuestras intenciones? Ustedes dirán que por qué digo que éste es subalterno directo, sin mediación; fácil, porque es el vocero para el mundo de habla inglesa todo. Casi na, mamá.

Bueno, ustedes saben, el sínodo es una encerrona en la que se agarró a un poco de obispos de todo el mundo, se los metió en un cuarto a que hablaran de cosas, comieran galleticas y estrecharan sus vínculos; mientras la cofradía prepara su ataque. La idea es decir que el ataque es un resultado del consenso de todos los obispos del mundo. Ellos no se reúnen todos juntos, sino a oír los discursos de los jefes de la cofradía, Francisco a la Cabeza, a diario, Baldisseri y demás. No votan, sino los puntos del instrumentum laboris, no hacen propuestas, todo está en el instrumentum laboris, no publican sus opiniones, no tienen sino tres minutos para hablar. La cofradía es la que habla por la prensa. No salen documentos que puedan protestar, como la relatio post disceptationem de la mitad del sínodo del año pasado. Así, uno sabe que el instrumentum laboris dice que la homosexualidad es buena, que el concubinato es lícito, que el matrimonio es apenas un ideal, que la contracepción es una opción válida, que toman las personas guiadas por el cura, que los métodos de reproducción artificial son neutros moralmente, que la educación sexual es deseable, que la moral es progresiva, que la ética de la situación es verdadera… Uno lo ve y entiende el reporte del segundo día de Rosica, todo según Zenit, agencia vaticana:

Según el portavoz vaticano: Debe desecharse el lenguaje divisor: ‘pecado’, ‘desorden’, ‘objetivamente malo’, ‘perverso’, son términos inaceptables; “hay que abrazar la realidad como es”, el lenguaje tiene que ser misericordioso, porque estamos en el año de la misericordia [es el año para cambiar la dureza de Dios, para enseñarle a ser misericordioso, como Francisco; y a ser así para siempre, para los milenios por venir, como Kasper dice que Dios tiene sentimientos, esto no debe ser ningún error teológico: la cofradía es la que sabe]. El lenguaje deber ser incluyente, no excluyente, particularmente con los HOMOSEXUALES, “no debemos tener miedo de nuevas situaciones complejas”. Todo esto lo dijo, acompañado de Federico Lombardi, el arzobispo italiano Claudio Celli, y  el cardenal Canadiense Paul-Andre Durocher, que, cuando le preguntaron sobre la relación entre la doctrina y las prácticas que estaban proponiendo, dijo que, si alguien quería aprender doctrina, debía acudir al Denzinger, pero que el sínodo trataba de decisiones, de pastoral, etc.

(más…)

Laudato Marx

Hay pasajes que no pueden esconder su origen, hay acciones en su estela que son arrasadoras

El galán de atrás es Sánchez Sorondo, necesita aclarar sus ideas... no, mentira, las tiene claras: si defiendes la doctrina católica, nunca te va a invitar a sus fiestas, son rumbas mundialmente famosas

El galán de atrás es Sánchez Sorondo, necesita aclarar sus ideas… no, mentira, las tiene claras: si defiendes la doctrina católica, nunca te va a invitar a sus fiestas, son rumbas mundialmente famosas

Hace mucho tiempo que leí Marxism and Christianity de MacIntyre, el gran autor que es reconocido por todos como una autoridad en filosofía e historia de la moral en el mundo contemporáneo. En este tema, él tenía que saber, ya que era un cristiano apóstata, que se había hecho marxista y, luego de un rodeo, había vuelto, gracias a los clásicos griegos y a santo Tomás, a la Iglesia. En ese librito, MacIntyre explica algo que, en aquel momento, me dejó perplejo: el marxismo, como el Cristianismo, abarca todo aspecto de la vida y de la realidad humana; por eso, estos dos “sistemas” están llamados a ser los grandes oponentes en el mundo de hoy.

Ahora bien, por supuesto, el estudio de la realidad tiene diferentes disciplinas, puesto que la misma tiene muchos aspectos y aún supera nuestras capacidades cognoscitivas. En la cúspide de esas disciplinas, está la filosofía, primero, metafísica, y, luego, antropología filosófica, si es que “metes”, por ejemplo, a la estética en la metafísica, dado que la belleza es uno de los trascendentales. Claro, eso puede hacerse con partes de la estética, las más fundamentales, no con lo que se refiere a la obra de arte, las dimensiones políticas del arte, etc. Con la ética sucede lo mismo, parte de ella está más “arriba” del hombre, de manera altamente paradójica; pero, de resto, su estudio requiere de atención al hombre, a la historia, a la cultura, a la política: al ámbito o ámbitos en que transcurre la vida humana, en que ella halla su sentido, incluso el sentido trascendente, que, como dije, supera todo lo humano: Dios y sus “cosas”. El marxismo tiene que lidiar con esto, no puede ser de otra manera, si es verdad lo que dice MacIntyre. De hecho, el marxismo lo hace y desde muy diversos puntos de vista. Las filosofías o, más bien, ideologías de la ciudad, así como el diseño urbano y aún la arquitectura han sido aplastados por el marxismo en los últimos 150 años: para eso tenemos, por ejemplo, a Oscar Nimeyer, a Lecorbusier, a Gropius, etc. El ambiente en el que vive el hombre, como sabía tan claramente Platón, es decisivo para la formación de las personas…

Así, si se tiene un plan gnóstico-comunista, se tiene que tener fuertemente en cuenta este asunto del ambiente humano, la ciudad, el urbanismo, el que no lo haga no merece entrar en la discusión: es un pelafustán. Un enemigo verdaderamente de cuidado sabrá poner aquí sus acentos. Éste es el caso de la ONU y de quienes, desde ahí, están esforzándose por llevar a la humanidad a una tiranía universal, sea federada o sea bajo una autoridad efectiva única, el sueño de Hans Kelsen [vid. Los fundamentos políticos de la Teoría pura del derecho de Hans Kelsen]…

En los Objetivos para el Desarrollo Sustentable (SDG, por sus siglas en inglés), que se tratarán de aprobar en septiembre, como plan de dominación ya efectiva, para la etapa que ellos proyectan que culmine en 2030, la organización ha fijado como meta: “11. Hacer ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resistentes y sustentables [¿?]” (vid. el extraordinario artículo del destacado Michael Hichborn, del Lepanto Institute, http://www.lepantoinstitute.org/sustainable-development-goals/vatican-pushing-communist-goals/). Esto, como señala Hichborn, es un eco del Manifiesto Comunista, punto 9: “combinación de la agricultura con las industrias; abolición gradual de toda distinción entre ciudad y campo, por una más equitativa distribución del populacho en el campo”. De acuerdo con la meta 11.3 del plan de la ONU, se deben “ampliar una urbanización inclusiva y sustentable [¿?] y la capacidad para planear y administrar un asentamiento humano participativo, integrado y sustentable [¿?] en todos los países”: un gobierno mundial debe encargarse de que los locales entre por el aro de la planificación central, a lo Stalin y Mao, de la urbanización: queremos a Nowa Hutta, la ciudad que los comunistas polacos diseñaron a finales de los 50 para que fuera la primera ciudad sin Dios del mundo [fracasaron, dígase de paso: los venció el catolicismo polaco].

Si uno ve esto, queda bastante claro que estamos en problemas, cuando se lo compara con la Laudato si. “En los números 43 a 46, se lanza una invectiva contra el urbanismo de las ciudades actuales: que hay desorden, mucho concreto y metal y pocas áreas verdes; se mete con que hay urbanizaciones bien hechas, pero sólo para ricos […]. Fuera de que es un revoltijo de inmensas proporciones, queda también claro que esta cosa incluye al comunismo: todo esto es parte de la cultura del descarte… que sirve con lo de las urbanizaciones buenas sólo para ricos para la promoción del resentimiento…” (vid. Francisco, el papa new age). Por eso, se debe dar fuerza a la ONU, dice la encíclica, necesitamos un gobierno mundial que arrase o fuerce a los nacionales (cfr. nn.169-175), porque, de otro modo, los malos, los ricos, se saldrán con la suya: “54. Llama la atención la debilidad de la reacción política internacional. El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundiales 44 sobre medio ambiente. Hay demasiados intereses particulares y muy fácilmente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común y a manipular la información para no ver afectados sus proyectos […]. La alianza entre la economía y la tecnología termina dejando afuera lo que no forme parte de sus intereses inmediatos. Así sólo podrían esperarse algunas declamaciones superficiales, acciones filantrópicas aisladas, y aun esfuerzos por mostrar sensibilidad hacia el medio ambiente, cuando en la realidad cualquier intento de las organizaciones sociales por modificar las cosas será visto como una molestia provocada por ilusos románticos o como un obstáculo a sortear”.

(más…)

Francisco en camisa de 11 varas

Suscribe documentos de enorme gravedad, anti vida, anti católicos, ¿dará el paso al abismo?

Cunde el terror, podemos estar abriendo las puertas del Vaticano a pachamama indigenista, comunista, abortista, pro-sodomía, las señales están ahí. Dios nos libre

Cunde el terror, podemos estar abriendo las puertas del Vaticano a pachamama indigenista, comunista, abortista, pro-sodomía, las señales están ahí. Dios nos libre

En Life Site News están aterrados después de la reunión con el Shock Therapist, saqueador de Bolivia, Argentina, Venezuela, Brasil, Polonia y Rusia, abortista declarado, ateo y sinvergüenza, líder de los comunistas de Occupy Wall Street, Jeffrey Sachs y con Ban Ki Moon, entre otros gnósticos caídos de la gracia, en el Vaticano, el mes pasado (entre otros artículos, vid. https://www.lifesitenews.com/news/vatican-official-to-pro-life-leader-you-and-your-cohort-are-out-in-the-cold). Vamos parte por parte: ¿qué es un shock therapist? Un shock therapist es un Jeffrey Sachs; “pero bueno, ¿y entonces?”. Es que él es el ST por antonomasia. Es el líder indiscutible de lo que yo he llamado por aquí, los “veneingleses”, esos venezolanos que querrían que Venezuela no fuera Venezuela, sino, por ejemplo, Birmania, Jamaica, las Bahamas o alguna otra colonia inglesa. ¿Cómo así? Fácil, a finales de los 80 y principios de los 90, este personaje fue el que dirigió a Carlos Andrés Pérez y su neoliberal gobierno, ése que hoy en días aciagos de comunismo añora tanta gente, engañada o de esencia veneinglesa. ¿Cómo fue aquello? Es fácil, se trata de una manera de resolver los problemas de la economía, mediante la aniquilación de la misma: desempleo inmenso, inflación galopante, derribamiento de los aranceles de importación (“ahora sí van a competir, se les acabó la manguangua, la papa pelada”, decían a los productores nacionales los traidores a la patria del gobierno de CAP). En el gobierno de Carlos Andrés, eso fue acompañado de medidas asombrosas: veníamos de un control diferencial de cambio, con unas cartas de crédito que el gobierno daba a los importadores, a cambios preferenciales: Carlos Andrés, lo primero que hizo fue devaluar, liberalizar el cambio y desconocer las cartas de crédito, asegurando la quiebra de una tajada importante de la clase económica del país. Luego, aumentó desproporcionadamente la gasolina y los pasajes del transporte público (generando un estallido social). Alzó las tasas de interés d sin límite, atadas a una inflación descontrolada; acabando con cualquier expectativa de inversión nacional, para el único beneficio de los banqueros, que podían hacerse con todos los activos del país, a centavo por dólar o a centavo por 30 bolívares (28,50, en el 89). Tumbó los aranceles, como ya dije, ¡¡¡pero para los productos, los insumos agrícolas estaban pechados a 40%!!! Eso es lo que se llama SHOCK THERAPY, que Sachs, con Soros y el FMI aplicó a los países nombrados; mientras que, junto a Harvard, y los llamados “Oligarchs”, los “cleptócratas” rusos perpetraron, financiados por el Gobierno gringo, la mayor estafa de la historia de la Tierra, contra los activos de la antigua Unión Soviética. Harvard fue penada por el gobierno, que abandonó el programa, luego de consumada la rapiña DES-CO-MU-NAL. De la época de Yeltsyn, tenemos a estos hombres: Boris Berezovsky, Alexander Smolensky, Mikhail Khodorkovski, Alex Konanykhin, Mikhail Fridman, Anatoly Chubais, Vladimir Gusinsky,  Vitaly Malkin, and Vladimir Potanin.  De ellos, sólo Potanin, Malkin and Fridman conservaron su influencia bajo Putin, dice la página de wiki en ingles sobre este selecto grupo de malandros. Luego de eso, Sachs ha sido un abogado del aborto y, últimamente, un orador improvisado en Nueva York, para “ñángaras”, comunistas y anarquitas de Occupy Wall Street. Hoy su figura descuella, junto a la de Peter Singer y otros selectos del mundo, como los máximos proponentes mundiales del aborto. IRONÍA: EL MÁS DEVASTADOR DE LOS LIBERALES CON EL PAPA SURDO… en “apariencia”, al menos (¿no mandó a canonizar a Helder Camara y no hizo el panegírico de Enrique Angelelli?).

(más…)

Francisco apunta a la felicidad y hasta un pagano se horrorizaría

¿Cristiano, clásico, qué, Marx? La respuesta: en el calentamiento global

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer, tenía cosas mejores que hacer, a lo mejor fue a un partido de fútbol: más productivo que andar llenándose de esas ideologías farisaicas, neopelagianas, gnósticas, etc. y pare de contar

El señor Francisco, Papa, dio sus diez consejos para ser feliz (el 27-07-14, en: http://www.clarin.com/sociedad/Gran-repercusion-exclusiva-Viva-Papa_0_1183081740.html). Según parece, según he leído varias veces (lo que ustedes pueden buscar con Google muy fácilmente), los diez consejos provocaron “furor en Internet”. Abajo los voy a copiar, en el lado izquierdo de un cuadro, los consejos de Francisco; en el derecho, copiaré los materialistas y de inspiración empirista de un artículo mundano, de ésos que la estulticia extrema de hoy presenta como “científicos” para que la ignorancia quede bien engañada. Así, tendremos un cara a cara Francisco, Papa, Vs. Francisco Lira, articulista mundano de la ciencia sobre la felicidad (http://www.upsocl.com/comunidad/las-diez-maneras-de-ser-muy-feliz-cientificamente-comprobadas/).

Antes de eso, quiero hacer una brevísima consideración sobre estos consejos del señor Francisco, Papa. Al final, voy a comentar uno por uno de los 20 consejos  que copio. Vamos a empezar, pues, con el comentario general.

Los consejos de Francisco, de Su Santidad, son cosas así como “vive y deja vivir”, “no impongas tus creencias”, “vista a tu familia”, “los sindicatos tienen razón, los domingos son familares”. En ninguna parte, nombra a Dios; en ninguna parte, nombra los ocho consejos que Jesucristo en persona nos dio para ser felices, llamados Bienaventuranzas. Dejando ahora de lado este “pequeño” faux pas, este desliz, se puede hacer una breve comparación, muy superficial, con Aristóteles, Platón, Juan Pablo II, San Agustín, Santo Tomás. Con quien usted quiera: you name it, dicen en inglés. Para Aristóteles, la felicidad es imposible sin la vida virtuosa (cfr. Ética a Nicómaco, libros I y II); además, sin amigos, nadie escogería vivir, ellos son indispensables para ser felices (cfr. Ética a Nicómaco, libro VIII); y, ultimadamente, la felicidad, que trata de un bien último (que da sentido a todo lo demás) y proporcionado al hombre, sólo se realiza al realizar una actividad, la más alta, que, por ser virtuosos, nos es connatural: la contemplación de la verdad, de la Verdad divina (cfr. Ética a Nicómaco, libro X). Para Platón, ser bueno y ser feliz son lo mismo (cfr. Gorgias), de modo que las adversidades no nos pueden quitar la felicidad: mientras que ser bueno es ser justo y piadoso, virtuoso de todas las maneras posibles, señor de sí mismo (cfr. La República, libro IV), de modo que, cualquier corrección que se haga, en lo referente a la concepción y realización de estas cosas, aún bajo severas penas, es el mayor favor que se pueda hacer a un hombre. El señor Francisco, Papa, para quien hay que dejar que la gente piense lo que quiera (vid., abajo, sus consejos 1 y 9), para quien la conciencia individual, en cuanto tal, es el juez universal, haría bien en leer estas admoniciones platónicas. Estamos hablando de autores paganos, no de grandes místicos católicos, ni de fariseos-ideólogos, pagados de sí mismos, apegados a sus prácticas, cuenta cuentas del Rosario, pelagianos y neopelagianos, gnósticos, como el gusta llamar a los católicos ortodoxos. ¿Qué habría que decir del propio Jesús: “el reino de Dios está cerca, ARREPENTÍOS Y CREED EN EL EVANGELIO” (Marcos 1,15)? ¿Qué, se trata de uno que no es “misericordino”? ¿La “misericordina” es superior a la Misericordia misma subsistente?

Pero hay que ver más. Uno abre cualquier libro de cualquier padre de la Iglesia y lo tendrá claro: la felicidad es un asunto de posesión de Dios, por la unión personal, que proviene de la gracia de la caridad, amor de amistad con el mismísimo Dios. En esto, Voegelin asegura que el Cristianismo supera a las doctrinas de los clásicos griegos; y que, juntos, son lo más luminoso que la tierra haya parido; lo mismo lo dice Orestes Brownson o cualquier otro con un milímetro de frente, porque es la verdad. No hay que ser un gran erudito, haber leído las Confesiones y la Ciudad de Dios, de San Agustín; a los padre apostólicos, a los padres del desierto, a los capadocios, a los apologistas del siglo II, a los teólogos del III: Orígenes, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Hipólito, etc. Uno abre la Teología Moral de Pinkaers y ya lo sabe: la ética cristiana es una ética de bienes, NO DE NORMAS (señor Francisco, Papa: no puede llamar a los demás “fariseos” any more, no les pega), de amor, de felicidad en Dios. Lo ha sido en toda la historia; y la desviación es el ockhamismo y su influencia; de eso, los tomistas y muchos otros están bien vacunados.

(más…)