Kalós

Inicio » Posts tagged '“matrimonio” homosexual'

Tag Archives: “matrimonio” homosexual

Anuncios

El pueblo gringo vuelve a derrotar a la tiranía

No se cansan de llevar palos cuando, en verdad, la sartén no está en sus manos

Matt Bevin, nuevo gobernador de Kentuky, con Kim Davis y su esposo Joe. Asco, Red necks, dicen los tiranos en Nueva York, Washington, Los Angeles. En verdad, héroes...

Matt Bevin, nuevo gobernador de Kentuky, con Kim Davis y su esposo Joe. Asco, Red necks, dicen los tiranos en Nueva York, Washington, Los Angeles. En verdad, héroes…

Después de que los homosexualistas (lo que no es lo mismo que los homosexuales [hay homosexuales, como la señora Willencourt o Dolce et Gabbana, etc. que saben que todo esto es una estafa]) perdieran 30 de 31 referenda en los EUA, después de que, “DEMOCRÁTICAMENTE”, perdieran por paliza y miserablemente, en el país más sometido a la propaganda tiránica del mundo, ARREBATARON CON EL ACTO ÉSE DE USURPACIÓN DE PODER POR PARTE DE LA CORTE SUPREMA. Bueno, glorioso pueblo gringo, Dios te recompensará: esta semana, en Houston, en Kentuky, en Ohio, les han metido una paliza de Padre y Señor nuestro (me basaré en este artículo: Elecciones LifeSiteNews).

(más…)

Anuncios

Sínodo, día 2, reporte: los obispos como instrumentos de la estafa

Todo va como lo ordenó Francisco, según el instrumentum laboris

Cabeza visible y portavoz para los angloparlantes de la "cofradía"

Cabeza visible y portavoz para los angloparlantes de la “cofradía”

El padre Tomás Rosica es una maravilla. Él hace de todo por mostrarnos las intenciones de la “cofradía” comunista, masona, homosexual y demás bellezas que está dirigiendo la Iglesia de Jesucristo en estos días. Que la está dirigiendo al abismo. Hace un poco menos de un año, demandó a un señor bloggero de su país, Canadá, por reportar su candor anti-católico. Se tuvo que echar para atrás, claro, su jefe directo, Francisco en persona (me imagino), lo mandó a retroceder: ¿cómo ponemos la cara de misericordiosos si estamos demandando a los que denuncian nuestras intenciones? Ustedes dirán que por qué digo que éste es subalterno directo, sin mediación; fácil, porque es el vocero para el mundo de habla inglesa todo. Casi na, mamá.

Bueno, ustedes saben, el sínodo es una encerrona en la que se agarró a un poco de obispos de todo el mundo, se los metió en un cuarto a que hablaran de cosas, comieran galleticas y estrecharan sus vínculos; mientras la cofradía prepara su ataque. La idea es decir que el ataque es un resultado del consenso de todos los obispos del mundo. Ellos no se reúnen todos juntos, sino a oír los discursos de los jefes de la cofradía, Francisco a la Cabeza, a diario, Baldisseri y demás. No votan, sino los puntos del instrumentum laboris, no hacen propuestas, todo está en el instrumentum laboris, no publican sus opiniones, no tienen sino tres minutos para hablar. La cofradía es la que habla por la prensa. No salen documentos que puedan protestar, como la relatio post disceptationem de la mitad del sínodo del año pasado. Así, uno sabe que el instrumentum laboris dice que la homosexualidad es buena, que el concubinato es lícito, que el matrimonio es apenas un ideal, que la contracepción es una opción válida, que toman las personas guiadas por el cura, que los métodos de reproducción artificial son neutros moralmente, que la educación sexual es deseable, que la moral es progresiva, que la ética de la situación es verdadera… Uno lo ve y entiende el reporte del segundo día de Rosica, todo según Zenit, agencia vaticana:

Según el portavoz vaticano: Debe desecharse el lenguaje divisor: ‘pecado’, ‘desorden’, ‘objetivamente malo’, ‘perverso’, son términos inaceptables; “hay que abrazar la realidad como es”, el lenguaje tiene que ser misericordioso, porque estamos en el año de la misericordia [es el año para cambiar la dureza de Dios, para enseñarle a ser misericordioso, como Francisco; y a ser así para siempre, para los milenios por venir, como Kasper dice que Dios tiene sentimientos, esto no debe ser ningún error teológico: la cofradía es la que sabe]. El lenguaje deber ser incluyente, no excluyente, particularmente con los HOMOSEXUALES, “no debemos tener miedo de nuevas situaciones complejas”. Todo esto lo dijo, acompañado de Federico Lombardi, el arzobispo italiano Claudio Celli, y  el cardenal Canadiense Paul-Andre Durocher, que, cuando le preguntaron sobre la relación entre la doctrina y las prácticas que estaban proponiendo, dijo que, si alguien quería aprender doctrina, debía acudir al Denzinger, pero que el sínodo trataba de decisiones, de pastoral, etc.

(más…)

La tiranía de la homo-phobia y la revolución de la irracionalidad, I

En su realismo mágico, no-argumentos convencen a todos

Platón y Aristóteles. Platón es un caso emblemático del personaje histórico que el lobby homosexual quiere presentar como uno de los suyos, para ganar respetabilidad, cuando fue un fuerte opositor de toda forma de sexo que no fuera la natural en un matrimonio como Dios manda

Platón y Aristóteles. Platón es un caso emblemático del personaje histórico que el lobby homosexual quiere presentar como uno de los suyos, para ganar respetabilidad, cuando fue un fuerte opositor de toda forma de sexo que no fuera la natural en un matrimonio como Dios manda

A mi ahijado, David, que Dios lo ilumine

Cirilo – Hola, Macrobio, desde aquella vez que hablamos de Homofobia, Misantropía [léanlo, éste es continuación de aquél] que no nos encontrábamos, ¿no? ¿Te acuerdas?

Macrobio – Por supuesto, Cirilo. Ese día sí estuvo buena la conversa, yo recuerdo eso de que los gemelos monocigóticos muestran que los argumentos “biologistas” de los del lobby que usa a los homosexuales como arietes son puras pamplinas: éste, que sería su mejor argumento, vuela por los aires, sólo un número que va, según los estudios, del 10 al 40 y dele % de los casos, cuando uno tiene tendencia homosexual, el otro también la tiene, ¿no? ¿Cómo sería genético, si números tan pequeños, explicables más por la educación común, observan la coincidencia?

C – Así mismo es.

M – Para mí, ese argumento es bastante inolvidable, pero todavía tengo muchas dudas.

C – ¿Sobre qué, sobre lo de la “homofobia”, en vez de ‘misantropía’?

M – No, chico, eso está más que claro, la palabra ‘homo-phobia’ es un neologismo estúpido lingüísticamente, un sinsentido, un invento de un estúpido que no sabe nada de griego ni de cómo llegaron las palabras del griego a las lenguas romances. Da lástima que la gente repita así, como lora, esa payasada. Sobre todo porque, como tú dijiste, nadie le tiene “miedo” (phobia) a nadie, de lo que se trataría sería de que eso es inmoral, punto. El problema lo tengo ahí.

C – ¿Dónde?

M – En dos cosas, en realidad. En que, según dijiste, eso no es un asunto de los homosexuales, sino de grupos diferentes, que usan alguna aspiración que pueda parecer de éstos, que pueda usarse para manipular a la sociedad, unos que quieren ejercer el gnosticismo. También que lo que dijiste de la inmoralidad de la homosexualidad todavía no la veo, es decir, tú parece que argumentaste concluyentemente, pero, de todos modos, no me convence.

C – Ay, Macrobio, sigues siendo un tipo interesante, con razón me gusta discutir contigo, porque te aprecio y me haces explicarme a la plenitud de mi capacidad. El otro día, escribí un artículo sobre cierto tema en el que tocaba este asunto: cómo las masas de hoy, más que nunca antes, son caldo de cultivo para una tiranía sin precedentes. Das argumentos concluyentes, irrefutables, y no los aceptan, por no ser lo que ven en la televisión; mientras que, en ésta, los bombardean de “no-argumentos”, de paja barata, y se la comen con sal y pimienta. Una vez, yo le dije a un alumno que, dadas unas premisas, la conclusión se seguía de manera necesaria, si se cumplían los requisitos de validez: el genio me respondió que eso era “MI VERDAD”; traté de hacerle ver que lo que decía era locura y no había manera de que entendiera. ¿Ves?, la tiranía ya puede hacer lo que quiera, la gente cree que la lógica y la matemática, por hablar de dos ámbitos de necesidad absoluta, que están al alcance de las masas, son asuntos de los que se puede disponer, que son “subjetivos”…

M – ¿O sea que me estás aplicando la receta a mí, Cirilo, yo soy uno de ésos?

C – Cálmate, compinche, la cosa es que yo creo que el otro día argumentamos concluyentemente y me dices que no te convence. Déjame acordarme: hablamos de la biología, lo de los gemelos, que ya tú nombraste y que no pones en discusión [porque, en verdad, es indiscutible]. Dijimos que ni ellos se lo creían y que,  por eso, lanzan argumentos de que el hombre tiene el poder sobre la materia y la naturaleza y, por tanto, puede tener “libertad” para violar la naturaleza y su cuerpo; que la “identidad de género” es un asunto de la conciencia y los sentimientos, sin cortapisas biológicos; que el sexo es un asunto biológico irrelevante; que es una mera construcción cultural (como si la cultura fuera una arbitrariedad sin sentido)…

M – Bueno, sí, ese día destrozamos estos argumentos que ellos aducen para justificarse, eso no lo pongo en duda. Eso no es lo que me inquieta, de hecho, es tontería: decir que, como manipulamos cosas naturales, todo lo natural es manipulable o que no hay orden natural es de una ingenuidad, de un candor, enternecedor, ¿no?, como si, porque yo puedo aliar metales o hacer que haya ciertas reacciones químicas, que cambien la composición de los materiales, yo pudiera también hacer que las reacciones se dieran de la manera que a mí me diera la gana y no como son, según la naturaleza de las cosas, eso que llaman “leyes”. O, también, como si, porque podemos comer pollo, entonces pudiéramos también cortarnos el brazo para calmar el hambre o porque nos parece que, como el sofá se ve mejor de ladito, el cuerpo se ve mejor siendo asimétrico: qué loco, ¿no?, qué argumento tan bárbaro, una especie de justificación inepta de la voluntad de poder: como puedo manipular, toda manipulación me es lícita…

C – ¡Bien dicho, Macrobio! Pero, entonces, ¿cuál es el problema?

M – El problema es que, destruir sus “justificaciones” no equivale a mostrar que la homosexualidad es mala, decir eso es un ad hominem, por más que ellos, todos y los más inteligentes de entre ellos y de entre los que los favorecen tengan mucho tiempo y hayan dedicado mucho esfuerzo al asunto, eso no quiere decir que se hayan dicho todos los argumentos posibles. La cosa es demostrar que la cosa es mala, no que el que la hace no la sabe justificar.

C – ¡¡¡Compañero y amigo, perdóname y una loa para ti!!! ¡Qué bárbaro, me siento un enano: venir a insultar a uno que es mejor que yo! Me merezco que me pongas una penitencia, man.

(más…)

Cardenal Marx, mano derecha de Francisco, revela plan para destruir la Iglesia

Dicen “reforma de la Curia”, es mucho más, masonería pura

El cardenal Marx, autor de otro libro llamado El Capital. Quiere lograr lo que el otro Marx soñaba: destruir a la Iglesia Católica, lo anima una astucia superior

El cardenal Marx, autor de otro libro llamado El Capital. Quiere lograr lo que el otro Marx soñaba: destruir a la Iglesia Católica, lo anima una astucia superior

En una entrevista exclusiva a la revista América, de los jesuitas gringos, el tal cardenal, arzobispo de Múnich, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, miembro del grupo de los 9 cardenales que asisten a Francisco, Papa, en el gobierno de la Iglesia (¿universal?, él dice que no) y en esa black op llamada “reforma de la curia”, el apóstata de uña en el rabo dio a conocer las líneas maestras del plan. Hay que aprovechar, el enemigo ha dado a conocer sus planes, tenemos una mejor posición para enfrentarlo. La idea es que de la Iglesia no quede piedra sobre piedra. Esto no puede sino llamarse diabólico.

No cabe la ignorancia como excusa, un obispo, un cardenal un asesor del papa, no es uno que no sepa lo que hace… un papa no es uno que no sepa que ha puesto a puro malvado cuyos sueños sean destruir a la Esposa de Jesucristo, menos si hasta yo lo sé: hasta yo, quien quiera, sin excepción… Es más, ha habido confesiones de que todo esto es un plan orquestado: Lorenzo Baldisseri, cardenal secretario del sínodo, ex mano derecha del anti papa Martini, dijo que Francisco había aprobado la publicación de la Relatio Post disceptationem del sínodo de octubre (https://www.lifesitenews.com/news/pope-francis-approved-family-synods-controversial-mid-term-report-before-pu): recuerden, el documento que decía que los homosexuales, en cuanto a su vicio contra natura, eran un aporte para la Iglesia, el que se sacó, dándole un golpe de estado a los obispos: el que hizo de toda la maniobra del sínodo un mero parapeto, montado para destruir a la Iglesia, destruyendo matrimonio, moral sexual, Eucaristía y relación esponsal de Cristo y su Esposa y Cuerpo Místico (Efesios V,22-33), de un solo plumazo. Se le dio el documento a los medios, sin que los obispos siquiera conocieran de su existencia. Eso lo hizo Francisco, el que puso a Kasper a liderar el ataque, el que dijo que el ataque de Kasper era “teología serena” (http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350729?sp=y).

Y Marx  no es el único. He hablado mucho en este blog sobre los fautores del sínodo: de Kasper, Wuerl, Coccopalmerio, Forte, Rosica, Baldisseri; sobre otros asesores de Francisco, en especial, del comunista Víctor Manuel Fernández. Toca hablar de algunos de los 9 cardenales. De Pell… de Pell… ¡¡¡DE PELL!!! De este escurridizo, de este, como dicen los mexicanos, resbaloso: en octubre, se robó el estandarte de defensor de la ortodoxia: qué astutos son los malvados. Ahora todos lo citan como confesor de la Fe; y celebra misas en latín. Resulta que dice que lo de Adán y Eva y todo el relato de la creación del Génesis es un mito, lo que lleva a Richard Dawkins, líder mundial de los ateos del mundo, quien estaba en el panel en el que el Príncipe de la Iglesia soltó su veneno, a preguntar: ¿entonces cómo queda el asunto del pecado original? Hasta un ateo como Dawkins se da cuenta de que lo de Pell es un ataque total a la Fe, en un solo plumazo, de nuevo… Hablemos de Maradiaga, el jefe de los 9 cardenales, el presidente de Caritas Internationalis, arzobispo de Tegucigalpa, a quien le encanta hablar como comunista, quien no cree en el matrimonio ni en los sacramentos, quien, a través de Caritas, es uno de los grandes impulsores de la homosexualidad en África. Por su parte, desconociendo el derecho de la Iglesia, el cardenal O’Malley, arzobispo de Boston, dice que a los políticos que defienden el aborto, la homosexualidad y demás posturas contrarias a las enseñanzas de la Iglesia se les debe dar la comunión, sin importar que sean pecadores públicos. Presentación mural de cuatro de los cardenales que tienen a la Iglesia en sus manos, del 44% de los mismos. La fiscalía descansa; descansa, sabiendo que su caso está demostrado, que los delitos imputados están más que demostrados. Pero la fiscalía les pide que lean las pruebas sobre el señor Reinhard Marx, concedida a la revista America (en: http://americamagazine.org/issue/cardinal-marx-francis-synod-women-church-and-gay-relationships), de los, mayormente, enemigos de la Fe jesuitas gringos, cuyas universidades se dedican a presentar los Monólogos de la vagina, de la feminista gringa, Eve Ensler (https://www.lifesitenews.com/news/most-catholic-colleges-hosting-v-monologues-in-2015-are-jesuit-institutions). En esa entrevista, el cardenal nos exhorta a ceptar a los homosexuales, a aceptar la destrucción de la Eucaristía, del matrimonio. Quiere, según dice, que los clérigos dejen de ocupar cargos en la jerarquía eclesiástica. Quiere que nos “aggiornemos”, no que la Tradición de la Iglesia se haga dependiente de los tiempos, sino que se funda con la modernidad. No importa la contradicción, no importa nada: está mintiendo y tiene que hacer pasar sus embustes: si lo atacas, diciendo que quiere que la Iglesia se haga radicalmente mundana, dirá que dijo lo contrario… y lo dijo, aunque se haya contradicho. Es algo astuto, un poco… no tanto, pero vale para los bobos y, sobre todo, para los que quieren ser engañados.

(más…)

Por qué peleamos

El honor de Cristo es irrenunciable, su Amor arde en nuestros corazones

San fernando, Rey de España. Luchó por la Fe, Luchó por España, por la Cristiandad. Un grande de Cristo. Su amor lo consumía, jalonaba su lucha, de la tierra al cielo

San Fernando, Rey de España. Luchó por la Fe, luchó por España, por la Cristiandad. Un grande de Cristo. Su amor lo consumía, jalonaba su lucha, de la Tierra al Cielo

El otro día, estábamos en una discusión por la web sobre el asunto de los llamados “matrimonios homosexuales”. Podría haber sido cualquier otro tema de actualidad acuciante, todo este ataque a lo sagrado, por ejemplo, el abandono arrabalero de lo Alto; cambiado por los “lugares altos”, donde, en lugar de que el Verbo Encarnado se sacrifique por la humanidad; la humanidad es inmolada en el altar de hombres autodeificados de manera usurpadora. Ha podido ser por la matanza arrolladora de bebecitos lindos: un motivo seguro para esperar un pronto castigo de inconmensurables proporciones, literalmente. Los motivos abundan, en estos tiempos de revolución. Un amigo me preguntó: “Estimado Carlos, creo que el ‘debate’ sobre la homosexualidad es irrelevante e inútil. Irrelevante porque si los católicos son tan gays como el resto del mundo entonces sólo 1,8% de los 1200 millones de católicos lo son. Es decir, unos 21 millones en un mundo de 7000 millones de personas. Hay más personas sin acceso al agua potable en Sur América o trabajadores esclavos en el mundo que católicos gay. Y es inútil porque la Iglesia no va a cambiar su doctrina sobre la homosexualidad, ni las personas que no creen en la existencia de la naturaleza humana van a cambiar de opinión por lo que diga un sínodo o una encíclica”. Luego se dirigió a mi hermano: “Creo que un sabio como tú, que ha puesto a tantas personas en contacto con la majestuosa tradición aristotélico-tomista, hace un mayor bien mostrando la verdad que discutiendo con movimientos que impulsan agendas ideológicas. Quizá el único argumento que quepa en estos casos es el de Jesús ante al interrogatorio de Herodes”, id est, el silencio.

Yo le tuve que responder, como los apóstoles en los primeros años, “no podemos callar estas cosas, lo que hemos visto y oído”. “Eje, [compadre], te voy a responder rápido, porque es fácil y porque tú dices que no hay que discutir y argumentar. Hay que discutir y argumentar, no para convencer a Michelangelo Signorile de que es malo destruir a la familia o a los que sacaron la declaración de Yogyakarta de que la conciencia no es una cosa fuera de este mundo que puede manipular la plastilina material a su absoluto antojo, no. Hay que discutir, entre otras cosas, para empezar, porque hay gente que está a la expectativa ante estas cosas y callarse es mandarla a los lobos; segundo, porque un hombre, un macho de verdad, no ve que ultrajan a un número indeterminado de personas y se queda callado e impávido: lucha; tercero, porque uno tiene hijos y el mundo que les vayamos a entregar no puede ser uno en que los Michelangelos Signoriles y los Brunos Fortes hagan y deshagan a su antojo, por lo menos, verán a su papá matándose como los campeones por salvaguardar su honor, ¿me entiendes? Y hay un bono: con eso, a lo mejor se difunde un poco por ahí la racionalidad, tan de capa caída en este mundo post-‘racionalismo’“, id est, en el que el “racionalismo” arrasó con la razón.

Después añadí: “Ah, se me olvidaba, los homosexuales de Argentina deben ser como 400 mil, los que se ‘casaron’ después de la legalización de sus uniones serán 20 mil, si acaso. Irrelevante, ¿no? ¿Qué puede ser más irrelevante? Te equivocas: esa legalización es una demoledora de moralidad y racionalidad en Argentina. Lo mismo en todas partes. En Chile está bajo ataque, alguien tiene que hacer algo”. Lo mismo se aplica, como dije antes a todas partes. En mi Venezuela de mi alma, en mi alma Venezuela, mi madre patria, padre y madre, tierras de mis padres y mis abuelos, está fuertemente aplastada: habrá que recuperarla, que luchar hasta el completo “auto-desgaste”, cuando se abran los caminos.

(más…)

Francia: alcaldes declaran guerra a ley de “matrimonio” homosexual

Hay una asociación, Maires por l’Enfance, Alcaldes por la Infancia

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos "derechos" inventados

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos “derechos” inventados

“El portavoz de la plataforma […], Franck Meyer, aseguró que al menos 14.900 alcaldes franceses se negarán a ‘celebrar matrimonios entre dos personas del mismo sexo’, ante la posible aprobación del mal llamado ‘matrimonio’ gay en el país” (ACI, 18-04-13).

El gobierno de Hollande, por su parte, promueve un proyecto de ley de “matrimonio para todos”, que, para darle sus hijitos a los homosexuales, les proveería el estado del servicio mentiroso de “procreación médicamente asistida” y de “gestación para otro”, aparte del “clásico” de adopción. Los del servicio de procreación asistida, adelantemos, es una mentira, pues dos homosexuales no pueden tener hijos entre sí, requieren de la intervención de algún tercero que provea el material biológico. Si todos fueran como ellos, sin duda, la humanidad se acabaría en dos generaciones, punto, no hay más nada que decir. (más…)