Kalós

Inicio » Posts tagged 'marxismo'

Tag Archives: marxismo

Anuncios

Ugalde cura opositor y chavista, ¿Cómo se hace con las contradicciones?

Sólo son posibles por la perfidia

Ugalde, cura, jesuita, comunista, pilar del chavismo

Luis Ugalde es comunista. Pero mucha gente no lo quiere ver, porque es cura. Bueno, un poco de pilas hay que ponerle a mis muchachos, a los que dicen eso, ¿no sabían que el comunismo subsistió en el mundo por un poco de curas hispanoamericanos, que fueron sus más abiertos defensores en su hora más oscura? Claro, la gente de Alinsky y los neocons, en los Estados Unidos, o el KGB Putin, de Rusia, por ejemplo, son comunistas mucho más importantes, pero estos curas se tomaron en serio la propaganda revolucionaria, cuando todo estaba en su contra. La mayoría de estos curas es jesuita, en todos los países. Son los que ahora quieren  que la fe sea LGBT y ecología, porque la revolución busca los movimientos que muelan más totalmente a la sociedad. Ugalde es cura y comunista.

“Pero se opone a Chávez”, dicen, con un candor que enternece. NO han leído a Marx ni a Lenin… no oyeron a Chávez (“los tengo infiltrados hasta los tuétanos”); no leyeron a José Vicente o a Luis Castro Leiva, su artículo, sobre otro de José Vicente, en el que hablaba del consejo astuto de Rangel sobre que, si Chávez muele a toda la oposición, tiene que crear una a su medida. No se acuerdan de Arias Cárdenas, candidato de oposición y subjefe del gobierno. Son como los idiotas que estaban en el Hilton aquella infausta tarde del año 2000, cuando se lanzó la candidatura de oposición de Arias: imagínenlo, toda la oposición, con una candidez asquerosa, aplaudiendo al “Árbol de la Triple Raíz”, que inspiró al MBR 200, de Chávez-Arias, del golpe de estado que dieron los dos, el 4 de febrero del 92. Ganaron, todo el país estaba con ellos: si ganaba la revolución, ganaba la revolución; si ganaba la revolución, ganaba la revolución. Y todo el discurso es controlado por los revolucionarios, del furibundo reaccionario, pasando por el verdaderamente libre (cree él, si no se da cuenta del engaño), hasta el radical comunista que quiere atacar iglesias, matar curas y robar mansiones de La Lagunita y el Country. ¿Ustedes de verdad creen que Teodoro, que fue guerrillero, hijo de guerrileros judíos polacos y búlgaros, que condujo ataques terroristas, que soñó toda la vida con el imperio fidelista, se volteó el día que llegó la victoria? ¡Es el socio de toda la vida de José Vicente, caramba! Ugalde no es de oposición… o es de oposición controlada, es del otro equipo, como lo muestran sus actuaciones y sus artículos (por ejemplo: http://www.bbc.com/news/world-latin-america-39980403; y http://www.cesarmiguelrondon.com/opinion-2/el-espacio-de-mis-amigos/la-hora-la-conciencia-luis-ugalde/).

(más…)

Anuncios

Francisco lanza a 5 millones de católicos debajo del autobús

La Iglesia ucraniana se une a la letanía de los traicionados

Francisco y Cirilo firman la infausta declaración (foto de: cubadebate.cu)

Francisco y Cirilo firman la infausta declaración, frente al infausto Raúl Castro (foto de: cubadebate.cu)

El tal Francisco se la mandó de lleno en su último viaje, traicionó a una Iglesia mártir, inmensamente valiente y sufrida, como la Ucraniana, que ha sufrido a los rusos y a los griegos por más de 500 años… Desde que los ucranianos decidieran, comenzando en el Concilio de Florencia (1439), ser plenamente fieles a Cristo, cuando toda la Cristiandad reconociera, una vez más, luego de las profusas declaraciones del primer milenio, desde Éfeso hasta Constantinopla III, que el Papa es la Cabeza vicaria de la Iglesia militante, por diseño del Salvador (Mateo 10,2, 1616-18, Lucas 22,31-33, Juan 21,15-19, Hechos 1, 2, 15, etc., Gálatas 1,18… ETC.), tuvieron que soportar los ataques de sus vecinos griegos, rusos y de las demás “iglesias” autocéfalas del oriente… En Florencia, los ucranianos decidieron ser plenamente fieles a Cristo, por encima de pretensiones políticas soberbias, sostenidas por la “Nueva Roma” (Bizancio, siglo IV) y la “Tercera Roma” (Moscú, finales del siglo XVI [sólo un poco tardío]): se someterían al Papa y se pondrían en Comunión plena con la Iglesia de Cristo, bajo el principio apostólico, asentado por el Salvador, dejando de lado los inventos de justificaciones imperiales… La han tenido que pagar caro, con gente como Catalina la Grande y los soviéticos. Basta leer a Tolstoi y a Dostoievsky para saber algo del orgullo ruso y su odio a Roma, a la que le atribuyen todos los vicios y sobre la que prefieren a los mal llamados “ilustrados” y a los luteranos… Los bolcheviques, todos lo saben, luego de arrasar a esa iglesia rusa y ponerla como apéndice de la revolución, se lanzaron a aniquilar a Ucrania entera, acabando con sus historiadores, filósofos, literatos, artistas, con miles de ellos; para luego desatar la furia infernal y asesinar de la manera más cruel a 12 ó 15 millones de Ucranianos, en la hambruna de los kulaks, el Holodomor, de Stalin y Lazar Kaganovich… Más tarde (1946), formalmente, el propio Stalin puso a todos los cristianos del malvado imperio soviético bajo el patriarca de Moscú, robándole todas las iglesias a los católicos ucranianos de rito griego, llamados “uniatas” (para mayor información sobre esta historia, vid.: http://www.cruxnow.com/church/2016/02/11/as-pope-and-russian-patriarch-meet-ukraine-fears-shaky-vatican/, http://www.unamsanctamcatholicam.com/history/220-balamand-conference-1993.html, “The ‘historical’ meeting between Francis and Kirill” [Roberto de Mattei en rorate-caeli]).

Cuando cayó la URSS, cinco millones de católicos ucranianos se lanzaron a tratar de recuperar lo que ES SUYO… los mal llamados “ortodoxos” se negaron y la traidora comisión de diálogo ecuménico con estos mal llamados “ortodoxos” lanzó el Documento de Balamand (1993), pues se reunió en un monasterio, en la localidad de ese nombre, en el Líbano. La idea es condenar el modo de unión con Roma llamado “uniata”, es decir, por el cual unos obispos y sus greyes deciden ponerse en comunión con Roma, dejando la cismática y problemática “comunión” mal llamada “ortodoxa”, aunque conservando su rito y su cultura. Además, la idea es que los fieles puestos a la fuerza por los comunistas bajo obispos mal llamados ortodoxos, así como los bienes que han corrido con igual mala suerte, se quedaran en ese estado, declarando como presión ilegítima que ellos se pasen al estado en que debían estar, de no ser por la peor tiranía de la historia, con la que colaboró la actual “iglesia” moscovita (vid. la segunda parte del artículo citado arriba de Unam Sanctam Catholicam)…

En la reunión con el patriarca de Moscú, en la nada neutral ni aséptica Cuba, el KGB Cirilo (Kirill), Franc traicionó a la Iglesia ucraniana, en una situación de guerra de conquista por parte de los rusos, haciendo la declaración conjunta que repite, en los párrafos 24 y 25, los términos de la declaración de Balamand, cuando Cirilo sólo lo estaba usando para apalancarse en el venidero “sínodo” “pan-[mal llamado]ortodoxo”, para ponerse por sobre el patriarca de Constantinopla, sin ninguna justicia (vid. http://unamsanctamcatholicam.blogspot.cl/2016/02/francis-and-kirill-smoke-and-mirrors.html)…

Y, si alguien creyera que al pobrecito lo engañaron, que no es traición consciente, le participo que no es primera vez, que ya antes había hecho exactamente eso. Ya en su vuelo de vuelta a Roma, desde Estambul, el 30 noviembre del 2014, el señor Franc utilizó términos fuertes de condena del “uniatismo” (término de por sí despectivo, usado por el propio Franc) y de adhesión a la declaración de Balamand, allí, una vez más, con justificaciones de sonido progresista: “eso es cosa del pasado, de otra época” (vid. http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2014/12/02/meglio-uniti-che-uniati-con-gli-ortodossi-francesco-vuole-cambiare-strada/, https://eticacasanova.org/2015/01/21/francisco-vs-juan-pablo-ii/). En aquella oportunidad, sin embargo, lanzó a los católicos ucranianos debajo del autobús, viniendo de Constantinopla, para quedar bien con el patriarca de esa desventurada sede episcopal. Esta vez, lo hace en un ambiente nada aséptico y eso tiene que ser destacado: se pone a dar fuerza al lobby ruso, en Cuba, antiguo (¿antiguo?) bastión del imperio, a un patriarca ex (¿?) KGB, agente del presidente ruso, ex (¿ex?) jefe de la KGB, en una situación de guerra contra Ucrania y en la antesala del “sínodo” de esas “iglesias” cismáticas. Es como demasiado: es como que, el viajecito a América, México y Cuba, empezó con esto y terminó con el intercambio con Donald Trump. Como que, en el anterior viaje, empezó rindiendo pleitesía a Fidel Castro, el proxeneta asesino tirano, lanzando de bajo del autobús a los perseguidos políticos del totalitarismo; y siguió con los discursos pro “izquierda” gringa en el Congreso y la ONU, sin mencionar a Dios, a Cristo; y terminó con el asunto de la reunión con sus queridos homosexuales y lanzando a los perros a Kim Davis, la defensora del matrimonio verdadero en los EUA… Sólo que, en este caso, para colmo, terminó su rueda de prensa típica, lanzando una andanada de cantinfladas sobre Ucrania, completamente incomprensibles, sin pegar, no una frase con la siguiente, sino un sujeto con un predicado y un verbo con sus complementos (https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-rueda-de-prensa-del-papa-francisco-en-el-vuelo-de-regreso-de-mexico-98211/). Y, lo realmente grave, inventando mentiras sobre Pablo VI y su supuesto permiso para que unas monjas del Congo Belga usaran anticonceptivos para evitar salir embarazadas en casos de violaciones en el marco de los fuertes disturbios políticos que se vivieron en ese país, a principios de los años 60, se las ingenió para decir que, en casos de Zika, los anticonceptivos son de uso lícito (sobre el asunto de las monjas belgas y Pablo VI, vid.: https://dl.dropboxusercontent.com/u/42809921/ANTICONCEPCI%C3%93N/MONJAS%20VIOLADAS.pdf). Es decir, calumnió a Pablo VI, el pontífice que promulgó la Humanae Vitae, que él mismo beatificó, para congraciarse con el mundo, en la línea de su traición a Dios, a la Iglesia, a los cristianos, a la humanidad, a China, a Cuba, a Ucrania, a lo que sea, sobre la base de un supuesto choque entre los mandamientos 5to y 6to, como si el zika fuera una verdadera epidemia, como si fuera una verdadera amenaza a los niños, como si morir de una enfermedad atentara contra el mandamiento de no matar (gran teología ésta, ¿noo?, y ligada a una biología y una epidemiología muy verdaderas [sobre el zika, vid.: https://www.youtube.com/watch?v=InLzBJvYfhs])… En México, pidió perdón, una vez más, a los indios, por la evangelización, antes, había cometido la traición a los ucranianos, en el vuelo al matrimonio, que Dios hizo “desde el principio” (Marcos 10,1-10)…

(más…)

Sobre el mito del socialista que vestía capitalista, comía capitalista, licuaba…

La verdad es que la ideología efectiva era MATERIALISTA

El mito en un meme

El mito en un meme

Yo puedo ser total, completa y absolutamente anti-comunista, pero el meme es falso. Los zapatos y el smart phone son hechos en China, como los electrodomésticos, por empresas gringas y europeas, que, en realidad, viven del “crony capitalism” y no tienen madre.

Hollywood no es nada capitalista y, es más, mayormente, es comunista. Vean a Bert Schneider y Warren Beatty en la entrega del Oscar en el 75, la película Reds, de Beatty, del 81. Vean a Oliver Stone o la película sobre Sarah Palin, la de Julianne Moore; vean Avatar o Titanic. Consideren quién es David Geffen, el hombre más rico de Hollywood. Vean la película Agente Internacional. Lo del mismo sucede con el rock, será gringo-británico, pero no es nada capitalista, de hecho, toda su idea, desde Albert Grossman y demás es revolucionaria; de hecho, todo el movimiento que llegó hasta él, salió del comité central del partido comunista ruso en 1927 sin contar que es una pieza de la revolución de los 60, la de Reich, Marcusse, Sartre, Beauvois, Sanger: puro comunista… Hay que dejarse de esto de capitalista-comunista; si algo debíamos haber aprendido de estos últimos 25 años y del boom de China es que eso de capitalismo-comunismo, como dijo 100 años antes León XIII (Rerum Novarum), no es una verdadera dicotomía.

i-stand-guilty-and-im-proud-of-it-david-rockerfeller

Algunos hasta creen que somos parte de una camarilla secreta trabajando contra los mejores intereses de los Estados Unidos, caracterizando a mi familia y a mí como “internacionalistas” y [nos acusan] de conspirar con otros de todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada –un NUEVO MUNDO, si lo deseas–. Si ese es el cargo, entonces yo me declaro culpable y estoy orgulloso de ello.

Es más, para los aspirantes actuales a tiranos mundiales, desde David Rockefeller, al menos, el modelo es la China comunista-capitalista; como, por otra parte, hizo saber su agente, en los asuntos climáticos de la ONU, Christiana Figueres, en todo el proceso ecologista del año pasado.

(más…)

Laudato Marx

Hay pasajes que no pueden esconder su origen, hay acciones en su estela que son arrasadoras

El galán de atrás es Sánchez Sorondo, necesita aclarar sus ideas... no, mentira, las tiene claras: si defiendes la doctrina católica, nunca te va a invitar a sus fiestas, son rumbas mundialmente famosas

El galán de atrás es Sánchez Sorondo, necesita aclarar sus ideas… no, mentira, las tiene claras: si defiendes la doctrina católica, nunca te va a invitar a sus fiestas, son rumbas mundialmente famosas

Hace mucho tiempo que leí Marxism and Christianity de MacIntyre, el gran autor que es reconocido por todos como una autoridad en filosofía e historia de la moral en el mundo contemporáneo. En este tema, él tenía que saber, ya que era un cristiano apóstata, que se había hecho marxista y, luego de un rodeo, había vuelto, gracias a los clásicos griegos y a santo Tomás, a la Iglesia. En ese librito, MacIntyre explica algo que, en aquel momento, me dejó perplejo: el marxismo, como el Cristianismo, abarca todo aspecto de la vida y de la realidad humana; por eso, estos dos “sistemas” están llamados a ser los grandes oponentes en el mundo de hoy.

Ahora bien, por supuesto, el estudio de la realidad tiene diferentes disciplinas, puesto que la misma tiene muchos aspectos y aún supera nuestras capacidades cognoscitivas. En la cúspide de esas disciplinas, está la filosofía, primero, metafísica, y, luego, antropología filosófica, si es que “metes”, por ejemplo, a la estética en la metafísica, dado que la belleza es uno de los trascendentales. Claro, eso puede hacerse con partes de la estética, las más fundamentales, no con lo que se refiere a la obra de arte, las dimensiones políticas del arte, etc. Con la ética sucede lo mismo, parte de ella está más “arriba” del hombre, de manera altamente paradójica; pero, de resto, su estudio requiere de atención al hombre, a la historia, a la cultura, a la política: al ámbito o ámbitos en que transcurre la vida humana, en que ella halla su sentido, incluso el sentido trascendente, que, como dije, supera todo lo humano: Dios y sus “cosas”. El marxismo tiene que lidiar con esto, no puede ser de otra manera, si es verdad lo que dice MacIntyre. De hecho, el marxismo lo hace y desde muy diversos puntos de vista. Las filosofías o, más bien, ideologías de la ciudad, así como el diseño urbano y aún la arquitectura han sido aplastados por el marxismo en los últimos 150 años: para eso tenemos, por ejemplo, a Oscar Nimeyer, a Lecorbusier, a Gropius, etc. El ambiente en el que vive el hombre, como sabía tan claramente Platón, es decisivo para la formación de las personas…

Así, si se tiene un plan gnóstico-comunista, se tiene que tener fuertemente en cuenta este asunto del ambiente humano, la ciudad, el urbanismo, el que no lo haga no merece entrar en la discusión: es un pelafustán. Un enemigo verdaderamente de cuidado sabrá poner aquí sus acentos. Éste es el caso de la ONU y de quienes, desde ahí, están esforzándose por llevar a la humanidad a una tiranía universal, sea federada o sea bajo una autoridad efectiva única, el sueño de Hans Kelsen [vid. Los fundamentos políticos de la Teoría pura del derecho de Hans Kelsen]…

En los Objetivos para el Desarrollo Sustentable (SDG, por sus siglas en inglés), que se tratarán de aprobar en septiembre, como plan de dominación ya efectiva, para la etapa que ellos proyectan que culmine en 2030, la organización ha fijado como meta: “11. Hacer ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resistentes y sustentables [¿?]” (vid. el extraordinario artículo del destacado Michael Hichborn, del Lepanto Institute, http://www.lepantoinstitute.org/sustainable-development-goals/vatican-pushing-communist-goals/). Esto, como señala Hichborn, es un eco del Manifiesto Comunista, punto 9: “combinación de la agricultura con las industrias; abolición gradual de toda distinción entre ciudad y campo, por una más equitativa distribución del populacho en el campo”. De acuerdo con la meta 11.3 del plan de la ONU, se deben “ampliar una urbanización inclusiva y sustentable [¿?] y la capacidad para planear y administrar un asentamiento humano participativo, integrado y sustentable [¿?] en todos los países”: un gobierno mundial debe encargarse de que los locales entre por el aro de la planificación central, a lo Stalin y Mao, de la urbanización: queremos a Nowa Hutta, la ciudad que los comunistas polacos diseñaron a finales de los 50 para que fuera la primera ciudad sin Dios del mundo [fracasaron, dígase de paso: los venció el catolicismo polaco].

Si uno ve esto, queda bastante claro que estamos en problemas, cuando se lo compara con la Laudato si. “En los números 43 a 46, se lanza una invectiva contra el urbanismo de las ciudades actuales: que hay desorden, mucho concreto y metal y pocas áreas verdes; se mete con que hay urbanizaciones bien hechas, pero sólo para ricos […]. Fuera de que es un revoltijo de inmensas proporciones, queda también claro que esta cosa incluye al comunismo: todo esto es parte de la cultura del descarte… que sirve con lo de las urbanizaciones buenas sólo para ricos para la promoción del resentimiento…” (vid. Francisco, el papa new age). Por eso, se debe dar fuerza a la ONU, dice la encíclica, necesitamos un gobierno mundial que arrase o fuerce a los nacionales (cfr. nn.169-175), porque, de otro modo, los malos, los ricos, se saldrán con la suya: “54. Llama la atención la debilidad de la reacción política internacional. El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundiales 44 sobre medio ambiente. Hay demasiados intereses particulares y muy fácilmente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común y a manipular la información para no ver afectados sus proyectos […]. La alianza entre la economía y la tecnología termina dejando afuera lo que no forme parte de sus intereses inmediatos. Así sólo podrían esperarse algunas declamaciones superficiales, acciones filantrópicas aisladas, y aun esfuerzos por mostrar sensibilidad hacia el medio ambiente, cuando en la realidad cualquier intento de las organizaciones sociales por modificar las cosas será visto como una molestia provocada por ilusos románticos o como un obstáculo a sortear”.

(más…)

Francisco y su chavista visión del conocer

Mientras se enfrenta a Juan Pablo II, imita al comunista: oh, problème!!!

Chávez y Francisco, dos hombres que buscan la ciencia, la sabiduría... perdón, no la buscan, la persiguen...

Chávez y Francisco, dos hombres que buscan la ciencia, la sabiduría… perdón, no la buscan, la persiguen…

[Tienen que leer la carta que les copio abajo, que le mandó a su sucesor en Buenos Aires, nombrado por él mismo, al monseñor Poli, al que él elevó al cardenalato, canciller de la Universidad Católica Argentina, en la ocasión de los 100 años de su facultad de teología].

Está más que comprobado, Francisco es comunista y, al menos en la expresión, es heideggeriano. Considerando que eso de expresarse de manera extraña, preñando palabras con sentidos ajenos, engañando, es típico de la gente de Leo Strauss, los neocons, trotskistas, mayormente judíos (lo son los Kristol, padre e hijo, Podhoretz, padre e hijo, Decter, Horowitz, Wolfowitz, Bloom, etc.), aunque también evangélicos y católicos (Bukley, Novak, los de First Things), disfrazados de “derechistas”, de “conservadores”, para meter hasta el fondo una maldad sin límites, haciéndola pasar por socia de la moral y la religión, cuando, en realidad, se trata de un ateísmo nihilista, tirano, guerrerista extremo; y considerando que eso es muy cercano de Peres, Netanyahu, Skorka, sus amigos de la sinagoga (los amigos de ahí de Francisco, que nadie me venga con que yo estoy hablando de todos los judíos, porque he nombrado a 10 y a 4 católicos y a los católicos y protestantes de First Things; y católico soy), a los que ama más que a cualquier “neo-pelagiano”-“cuenta cuentas del rosario”-“avinagrado”-“ideólogo”-“seguro en sus disciplinas”-“legalista”-“fariseo”-“duro de piel pero débil de corazón”-“neo-prometeico” católico ortodoxo; considerando todo eso, entonces la conclusión no puede sino forzar su entrada, si es que quisiéramos impedírselo: estamos ante un marxista que está en la cúspide de la jerarquía eclesiástica, que está dañando seriamente a la Iglesia de Jesucristo con subterfugios “neo-heideggerianos”, digamos, ya que a él le gusta tanto inventar palabras así y meter el prefijo hasta en la sopa. Hace unas semanas, demostré (creó) su oposición a Juan Pablo II y, por extensión necesaria, a la Tradición católica de siempre, oponiendo la “hermenéutica” heideggeriana (Francisco Vs. Juan Pablo II). También ha quedado claro su comunismo, tanto en la Evangelii Gaudium, como en su Aquelarre socialista del siglo 21 en el Vaticano. Y su invitación a la Sede de Pedro a gente como Patti Smith (Vaticano: concierto de la punk mientras concertaban los munsters). Es claro que quiere destruir la Iglesia: ¿Un Papa para desmembrar la Iglesia?. Pero no me crean a mí, comparen lo que dice en la citada carta al Cardenal Poli y lo que dice Chávez al Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC). Lo único que necesitamos es una advertencia: Chávez trata a los del IVIC como a sus enemigos mortales; Francisco, aquí, desde su posición, teniendo en cuenta el peso de 2000 años de Papado, las palabras de  Cristo sobre su institución fundamental, la labor subversiva llevada a cabo desde hace décadas en la Iglesia, que le habla a su partner del alma, Poli, por eso, aquí, no se manda una de insultos como son usuales en él hacia la gente culta, inteligente, sabia y ortodoxa, se va, como decía Chávez, con “la espada en la DERECHA” (Chávez era surdo), por la vía suave, for the time being, por ahora, como dijo su camarada del partido, cuando fracasó en el golpe, en 1992…

(más…)

Tiranía mundial, prudencia y patriotismo hoy

Una mirada al panorama político de la era del ascenso del ideologismo anticristiano

Irwin Cotler, junto a Natan Sharansky (preso de los bolcheviques, ex viceprimer ministro de Israel), arquitecto de la "Primavera Árabe"; presidente del Congreso Judío Canadiense. Muestra clara de que hay quien maneje al mundo hoy por hoy

Irwin Cotler, junto a Natan Sharansky (preso de los bolcheviques, ex viceprimer ministro de Israel), arquitecto de la “Primavera Árabe”; presidente del Congreso Judío Canadiense. Muestra clara de que hay quien maneje al mundo hoy por hoy

El pasado viernes, 23 de enero, mi hermano publicó un profundo post de Facebook sobre la situación política chilena (se puede leer íntegro aquí: http://carlosacasanovag.blogspot.com/). Hubo muchos comentarios muy importantes, como varios de un señor llamado Arturo Salazar. Lo que le está cayendo a Chile se llama marxismo cultural, la forma gramsciana de llevar a cabo la revolución. De la que, luego, Adorno, Sartre, Marcuse, Reich y otros se pegaron. Yo puse este comentario:

“Lo primero que hay que hacer es abandonar toda esa cháchara de derecha e izquierda, conservador-liberal. Un hombre serio, un cristiano de verdad, lo que busca es la sabiduría y, hoy en día, eso necesita abandonar estas camisas de fuerza históricas, lo mismo que todo historicismo, hermenéutica y todo lo que se acerque al nihilismo. El tal neoconservadurismo es una estrategia de trotskistas judeo-gringos, despechados por las derrotas de los años 50, salieron de los 60 con la idea de liderar, contratando, por cierto, a “pensadores” católicos (Buckley, Novak, Sirico del Acton Institute [cura cuyo objetivo existencial es promover la homosexualidad]), una gran reforma straussista: un tremendo caballo de Troya en el corazón de la gente de bien. Su idea es usar al liberalismo, mezclado con cháchara moraloide en la que no creen, para corromper, promoviendo materialismo bravo y sionismo. Irving Kristol es el fundador; y lo siguieron Norman Podhoretz y su esposa (señora Midge Decter), su hijo William Kristol, David Horowitz (antiguo comunista radical, promotor de las Panteras Negras), etc. Estos desgraciados usan a Milton Friedman, Gary Becker y a los austríacos (Hayek y Mises) para destruir. Por el otro lado están los PALEO-CONS, los “libertarios”-“objetivistas”, de Ayn Rand (Alisa Rosenbaum), más capitalistyas todavía, defensores de la “libertad radical”, nietzscheana, pro-homosexuales (Sirico pasó del comunismo a Ayn Rand por haber visto mayor potencial revolucionario aquí), fuertemente inmorales, ateos militantes (Greenspan, el antiguo jefe de la reserva federal pertenece a la religión a la secta de Ayn Rand). Después tienes a la gente de Hollywood, a los Spielberg, David Gefen, etc. promoviendo a Barak Obama; y, al lado de éstos, a millonarios “MISTERIOSOS” como George Soros y Sheldon Adelson, en lo mismo y pujando para la legalización de las drogas, por los homosexuales, etc. Claro, éstos son la “izquierda”: pura basura llegando de una mafia maldita, enquistada en los Estados Unidos. Esto es gente de la que habla en sus comentarios, sobre todo el primero, Arturo Salazar, pero mucho más astuta de lo que nadie cree… y con mucho más poder. Son una tiranía mundial, con su “teología civil”, como dice Voegelin, que sólo permite que sean representantes de los países gente que, en realidad, los represente a ellos y a su teología civil. Oponerse a esto es ser cristiano, patriota (de la patria que seas, eso no importa [salvo una cierta patra que hay por ahí], incluso de Estados Unidos o especialmente de este país, atenazado por estos malvados), amante de la humanidad y del orden, de tu familia y tus hijos y de ti mismo. NO HAY ALTERNATIVA…”.

Ahora quiero abundar en el tema de la tiranía mundial y sus formas espantosas de control poblacional que está ejerciendo. Se trata de un fenómeno que, teniendo un principio común muy claro, se hace capaz de mutar, a los fines del poder de unos malvados, según las sociedades y las circunstancias. Uno los ve, mandando en China, en Estados Unidos, en Europa, en Arabia o en Venezuela, con regímenes tan aparentemente disímiles… pero tan adecuados a algo como lo que se mueve hoy en el mundo. Si alguien quisiera, podría dar pruebas profusas y abundantes de la existencia de este gobierno; al final, de hecho, se da un indicio espectacular: las manos detrás de la “Primavera árabe”, según las declaraciones de los propios protagonistas. Pero se pueden dar muchas, muchas, más. Por supuesto, los acontecimientos de los últimos años en la Iglesia no escapan, de ningún modo, de esta pesadilla; al final toco muy brevemente este asunto, con el paso de Benedicto XVI a Francisco. Aquí los dejo con el artículo, espero disfruten y les aproveche. Estamos en la era del dominio de Morgoth sobre Beleriand, tenemos que resistir, como los verdaderos machos, oponiendo resietncia, rebelándonos, levantándonos en rebelión, rebelión de la esencia. He aquí unas armas más, para llevar a la batalla…

Consecuencias para el ejercicio y la comprensión de la autoridad del carácter gnóstico del mundo de hoy: representación, progreso y voluntad de poder, como “teología civil” vigente

Como se ha dicho en este blog (vid. https://eticacasanova.org/2014/09/10/revolucion-cultural-origen-y-genealogia-hasta-el-porno-y-el-sex-drugs-and-rock-and-roll/), el gnosticismo es la naturaleza de la ‘modernidad’. Por su parte, el Cristianismo, el verdadero, el Católico, no anda a la búsqueda de paraísos en esta tierra. Por ello, la mal llamada “modernidad” y la Iglesia, a pesar de todos los esfuerzos, son realidades en esencia irreconciliables. La Cristiandad busca la realización de este mundo en su sentido escatológico trascendente. Y todo el gnosticismo modernista, todas las ideologías que en él se inscriben, tienen cinco rasgos de comunicación, cinco puntos que hace que unas se alíen a las otras, incluso, como en China, el marxismo y el capitalismo. Los mismos, también, constituyen la diferencia específica del gnosticismo modernista, respecto de todo otro gnosticismo. Esos cinco rasgos consisten, el primero, en la voluntad de poder; en segundo y tercer lugar están sus pretensiones de científicos y de paso hacia el “progreso”; en cuarto lugar, se halla el hecho de que, según se conciben, ellos son abiertos y racionales; y, en quinto lugar, son científicos, progresistas, abiertos y racionales, porque son negaciones radicales de Dios, de su carácter de Creador, “organizador”, digamos, y providente respecto del mundo. Así, la modernidad también tiene un eschatón, que constituye todo su sentido: el progreso inmanente, sin Dios, de la voluntad de poder, usurpadora, del hombre. Es de este modo como, por ejemplo, el dualismo metafísico sobre el hombre sirve a los homosexuales a autodefinirse, sin importar la naturaleza que han recibido al ser generados. Y es así como, por definición, el Cristianismo es oscurantismo. Se trata, pues y de nuevo, de dos posturas radicalmente enfrentadas. En juego, está la posibilidad misma de racionalidad humana, de una racionalidad que capta el orden del mundo y se somete a él; o lo niega, fanáticamente, y trata de proyectar lo que sus deseos dicten.

(más…)

Francisco apunta a la felicidad y hasta un pagano se horrorizaría

¿Cristiano, clásico, qué, Marx? La respuesta: en el calentamiento global

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer, tenía cosas mejores que hacer, a lo mejor fue a un partido de fútbol: más productivo que andar llenándose de esas ideologías farisaicas, neopelagianas, gnósticas, etc. y pare de contar

El señor Francisco, Papa, dio sus diez consejos para ser feliz (el 27-07-14, en: http://www.clarin.com/sociedad/Gran-repercusion-exclusiva-Viva-Papa_0_1183081740.html). Según parece, según he leído varias veces (lo que ustedes pueden buscar con Google muy fácilmente), los diez consejos provocaron “furor en Internet”. Abajo los voy a copiar, en el lado izquierdo de un cuadro, los consejos de Francisco; en el derecho, copiaré los materialistas y de inspiración empirista de un artículo mundano, de ésos que la estulticia extrema de hoy presenta como “científicos” para que la ignorancia quede bien engañada. Así, tendremos un cara a cara Francisco, Papa, Vs. Francisco Lira, articulista mundano de la ciencia sobre la felicidad (http://www.upsocl.com/comunidad/las-diez-maneras-de-ser-muy-feliz-cientificamente-comprobadas/).

Antes de eso, quiero hacer una brevísima consideración sobre estos consejos del señor Francisco, Papa. Al final, voy a comentar uno por uno de los 20 consejos  que copio. Vamos a empezar, pues, con el comentario general.

Los consejos de Francisco, de Su Santidad, son cosas así como “vive y deja vivir”, “no impongas tus creencias”, “vista a tu familia”, “los sindicatos tienen razón, los domingos son familares”. En ninguna parte, nombra a Dios; en ninguna parte, nombra los ocho consejos que Jesucristo en persona nos dio para ser felices, llamados Bienaventuranzas. Dejando ahora de lado este “pequeño” faux pas, este desliz, se puede hacer una breve comparación, muy superficial, con Aristóteles, Platón, Juan Pablo II, San Agustín, Santo Tomás. Con quien usted quiera: you name it, dicen en inglés. Para Aristóteles, la felicidad es imposible sin la vida virtuosa (cfr. Ética a Nicómaco, libros I y II); además, sin amigos, nadie escogería vivir, ellos son indispensables para ser felices (cfr. Ética a Nicómaco, libro VIII); y, ultimadamente, la felicidad, que trata de un bien último (que da sentido a todo lo demás) y proporcionado al hombre, sólo se realiza al realizar una actividad, la más alta, que, por ser virtuosos, nos es connatural: la contemplación de la verdad, de la Verdad divina (cfr. Ética a Nicómaco, libro X). Para Platón, ser bueno y ser feliz son lo mismo (cfr. Gorgias), de modo que las adversidades no nos pueden quitar la felicidad: mientras que ser bueno es ser justo y piadoso, virtuoso de todas las maneras posibles, señor de sí mismo (cfr. La República, libro IV), de modo que, cualquier corrección que se haga, en lo referente a la concepción y realización de estas cosas, aún bajo severas penas, es el mayor favor que se pueda hacer a un hombre. El señor Francisco, Papa, para quien hay que dejar que la gente piense lo que quiera (vid., abajo, sus consejos 1 y 9), para quien la conciencia individual, en cuanto tal, es el juez universal, haría bien en leer estas admoniciones platónicas. Estamos hablando de autores paganos, no de grandes místicos católicos, ni de fariseos-ideólogos, pagados de sí mismos, apegados a sus prácticas, cuenta cuentas del Rosario, pelagianos y neopelagianos, gnósticos, como el gusta llamar a los católicos ortodoxos. ¿Qué habría que decir del propio Jesús: “el reino de Dios está cerca, ARREPENTÍOS Y CREED EN EL EVANGELIO” (Marcos 1,15)? ¿Qué, se trata de uno que no es “misericordino”? ¿La “misericordina” es superior a la Misericordia misma subsistente?

Pero hay que ver más. Uno abre cualquier libro de cualquier padre de la Iglesia y lo tendrá claro: la felicidad es un asunto de posesión de Dios, por la unión personal, que proviene de la gracia de la caridad, amor de amistad con el mismísimo Dios. En esto, Voegelin asegura que el Cristianismo supera a las doctrinas de los clásicos griegos; y que, juntos, son lo más luminoso que la tierra haya parido; lo mismo lo dice Orestes Brownson o cualquier otro con un milímetro de frente, porque es la verdad. No hay que ser un gran erudito, haber leído las Confesiones y la Ciudad de Dios, de San Agustín; a los padre apostólicos, a los padres del desierto, a los capadocios, a los apologistas del siglo II, a los teólogos del III: Orígenes, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Hipólito, etc. Uno abre la Teología Moral de Pinkaers y ya lo sabe: la ética cristiana es una ética de bienes, NO DE NORMAS (señor Francisco, Papa: no puede llamar a los demás “fariseos” any more, no les pega), de amor, de felicidad en Dios. Lo ha sido en toda la historia; y la desviación es el ockhamismo y su influencia; de eso, los tomistas y muchos otros están bien vacunados.

(más…)