Kalós

Inicio » Posts tagged 'lutero' (Página 2)

Tag Archives: lutero

Anuncios

Aristóteles y Santo Tomás: un tumba-rancho acaba con el Big Bang (3)

La Fe eleva a la razón; sin una razón abierta al mundo, la Fe es imposible

Creación, origen del mal, inicio de la materia: Tomás y Aristóteles muestran las relaciones sanas entre Fe y Razón
La Trinidad y la Asunción: dos misterios que superan con mucho las fuerzas de nuestra sola razón y que, por tanto, la elevan impresionantemente

La Trinidad y la Asunción: dos misterios que superan con mucho las fuerzas de nuestra sola razón y que, por tanto, la elevan impresionantemente

Lo dicho hasta ahora, sienta buenas bases intelectuales para acercarse a la fe, pues enseña que las verdades que encontramos con la sola razón son solidarias con las que no podríamos conocer si Dios no nos las revelara. Son cuando menos errores todas las opiniones y doctrinas que se dicen acerca de la doble verdad, de la corrupción de la razón por la fe, la contradicción entre ciencia y razón, por un lado, y fe, por el otro, etc. Lo que es una corrupción es el fideísmo, pues este mundo lo creó Dios, nosotros podemos conocerlo y por él podemos llegar al Creador, porque, por ser Él la causa eficiente y la final del mundo, nuestro ser guarda analogía con el Suyo. Eso es lo que dicen San Pablo, en la Carta a los Romanos (I, 18-23), y el libro de La Sabiduría (XIII). Y por ello fue que Aristóteles llegó a un conocimiento muy profundo del Ser de Dios, en tanto que puede ser conocido por nosotros. De modo que no es ni racional ni cristiano sostener con Lutero y con el fideísmo que el hombre se corrompió por el pecado original a tal punto que no puede conocer nada, por la pérdida total de su razón: ésta, creación de Dios, por la que guardamos en nuestro ser mismo una imagen del Creador, no es la “prostituta del diablo”, como afirmó el heresiarca cismático; más bien, desde esta perspectiva, esa afirmación es una blasfemia. Es una blasfemia que tuvo largo alcance en la historia de la filosofía moderna: compáresela con la tan importante declaración del secularista y ateo Hume: “la razón es la esclava de las pasiones”.

(más…)

Anuncios

No celebro herejías ni cismas

Se supone que hay que celebrar a Lutero: ni soñando

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino. A éste es a quien, a según, hay que conmemorar

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino. A éste es a quien, a según, hay que conmemorar

“Sobre la base de un proceso de estudio de tres años, la Lutheran-Roman Catholic International Commission on Unity (LRCICU) ha concluido un informe que pide a católicos y luteranos conmemorar juntos el 500 aniversario de la Reforma en 2017 […]. En un comunicado enviado por Lutheran World Federation y el Consejo Pontificio para la Promoción y unidad de los cristianos explican que el documento comienza con una reflexión sobre el potencial y los retos que prevalecen en el aniversario de la Reforma en 2017. Con esto en mente, se buscan nuevas perspectivas sobre Martín Lutero y la Reforma, acercándose a ellos los puntos de vista tanto católicos como luteranos puntos de vista a la luz de los últimos conocimientos teológicos e históricos. El documento analiza los temas básicos -la eucaristía, el ministerio, la escritura, la tradición – de la teología de Martín Lutero a la luz de los diálogos luteranos-romanos católicos. A continuación, se pasa a reflexionar sobre la fundación y las dimensiones de una conmemoración común católica-luterana de la Reforma”. La noticia, que salió en Zenit, la copio abajo. Aquí, antes, les pongo mi comentario, que subí al sitio de Zenit mismo:

(más…)

La sabiduría new age se lanza contra el Cristianismo (1): éste es malvado

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús"

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”

Aurelio Arreaza escribe un artículo muy digno de ser comentado: “El Papa. Las religiones. Latinoamérica” (EUD, 01-06-13). En él, se lanza la típica cantaleta del secularismo radical y del new age. Que la religión es mala: “por siglos”, no “desde siempre”, como enseña la historia, las religiones han guiado al hombre y mira lo mal que está el mundo (no es que tiene dos siglos dominado por varias bandas de fanáticos ateos y fuertemente anticristianos occidentales, llamados “ilustrados”, no). Entonces, comienza la degradación: religiones: mal; Cristianismo: muy mal; Catolicismo: la porquería completa.

(más…)

La mentira luterana y la Biblia

Mutiló la Biblia para pagarse y darse el vuelto

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino

Lutero quería ser el jefe, el macho máximo. Ah, ¿no me creen? Entonces díganme por qué decidió blasfemar contra Cristo, diciendo que la 15 siglos de su Obra Salvadora eran caso perdido; que el Señor hizo lo torpe, que no era Dios o que Dios no es Sabio o todopoderoso o que no quiere lo que quiere o no es sagaz para conseguirlo. Sin duda, si la Iglesia es corrupción, Cristo hace lo inepto y tenemos ya no que desconocer 15 siglos de Cristianismo, tenemos que desconocer a Cristo. Tertium non datur, no hay alternativa. Eso lo demuestra hoy todo ese movimiento que dice que, como la Iglesia es lo que dijo Lutero, entonces Cristo es otra cosa que lo que dice el Cristianismo, hasta que no existió se atreven a decir o que era un pagano, un feminista radical (Dan Brown): todo cabe, porque 15 siglos de Cristianismo son obra de la gran meretriz, cuyo ser es fraude. ¿No es así? Por supuesto, el principio es sola Scriptura, y la interpretación libre de la Biblia; lo malo con eso es que, si es así, no puede haber interpretación mala, por lo que no puede estar mal la de la Iglesia: lanzarse una invectiva contra un modo de Cristianismo, una vez que se dice que cada quien puede tener su propio cristianismo, su Iglesia es una flagrante y muy estúpida contradicción… Pero no pidamos mucho de quienes creen, siguiendo al autoafirmado neo-Cristo, que pueden ellos tener autoridad sobre la Palabra de Dios y sacar de allí todo tipo de barrabasadas sin fin: ¿qué importan las contradicciones? Nada, todo vale, sobre todo si nos desembarazamos de ese fardo que es esa malvada Iglesia, que pretende, por ejemplo, que no nos divorciemos y nos volvamos a casar cada vez que nos dé la gana…

(más…)

San Agustín: el hombre que, cambiándose, cambió al mundo (1)

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

San Agustin: En su itinerario vital, se preparó para servir a Cristo, siendo hábil para enfrentar todas las batallas

Eric Voegelin, quien es uno de los autores que conoció y entendió mejor la historia de la humanidad y del pensamiento humano, dice que San Agustín es el padre de Occidente. Déjenme parafrasear, para que no queden equívocos en el aire: no es que fue el único “padre de la Iglesia” en la parte oeste del Imperio romano, no; es que es el progenitor de la civilización occidental. Por supuesto, hay muchos otros aspirantes al título o, por mejor decir, el padre de una sociedad así no puede ser uno solo, sino un esfuerzo conglomerado de los valientes, los sabios, los piadosos, los prudentes y justos de los siglos. Cuando San Bonifacio lograba la coronación de Pipino, en el siglo VIII, cualquiera podría decir que estaba siendo el padre de Occidente; o lo fue el Papa León III, cuando, en la Navidad del año 800, coronaba a Carlo Magno; o puede haber sido este gran emperador, al extender la sociedad cristiana y poner su imperio completamente a la órdenes de Cristo; pudo ser Alcuino, su consejero, su mentor, el jefe de su más grande invención, las escuelas catedralicias, madres de las universidades. El Padre pudo ser San Patricio, quien, fundando la Iglesia de Irlanda, en el siglo V, puso las bases de todo lo que siguió en la isla, en los siglos siguientes, desde San Brendan el Navegante, Santa Brígida, el gran San Columbano, que sembró un bosque de monasterios irlandeses en el centro de Europa, y, más que nada, ese Cristianismo del norte de Gran Bretaña, que se encontró San Agustín de Canterbury, cuando estaba llevando adelante su misión, con tanto futuro en la historia de la humanidad. El padre puede decirse que fue San Benito, con su regla y sus monasterios, que salvaron la cultura, por los siguientes 8 siglos, desde la invasión de los lombardos, hasta las de los normandos y los magiares, elemento clave para todo renacimiento cristiano, desde la evangelización de la Gran Bretaña, hasta el mismo nacimiento de las universidades, pasando por el Renacimiento Carolingio y la Reforma de Cluny. O el padre fue ese hijo de San Benito, San Gregorio Magno, con una obra tan grande, con su canto polifónico, con las misiones, salvando al mundo, en el más completo caos, cuando todo parecía hundirse, bajo la bota de los lombardos, sangre y fuego. O el padre es una madre: Santa Brunihilda, logrando la conversión de Clovis y lanzándolo a la formación del imperio merovingio, franco, base de operaciones, en la Galia, de toda la política católica, en lo porvenir, hasta la división del Imperio, en el testamento de Carlo Magno. (más…)

La revolución “mata” a Dios y se construye a dios (1)

Génesis de una debacle

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino

Lutero, con su rebelión, con su ruptura irracionalista, se convirtió, históricamente, en uno de los grandes impulsores de la gran rebelión contra el Logos divino

De acuerdo con Lutero, “la razón es la prostituta del diablo”. Ya Ockham, gran maestro del revoltoso heresiarca alemán, que bebió de sus fuentes de la mano de su pedagogo Trutvetter, tenía sus tintas cargadas contra la razón, la ciencia, el intelecto, incluso el divino. Por supuesto, como apunta Gilson (La filosofía en la [mal llamada] Edad media), Hume a veces, parece ser un eco de los siglos, un eco de Guillermo de Ockham, como Lutero, por eso, Hume el ateo, el que escribió una historia de Inglaterra para refutar a San Beda el Venerable, mil años anterior a jalamecate escocés, Hume el que odiaba a Cristo y era amigo del alma de Rousseau, el gran padre intelectual de una miríada infinita de académicos de hoy, seculariza a Lutero y, entonces, según él, “la razón es la esclava de las pasiones”. En Lutero y Ockham es más que raro, ¿qué, él no sabía que según San Juan, I,1, Dios Hijo y Salvador es Logos, Razón, Palabra, Verbo mental? Por supuesto, se referían ellos a la razón humana. Pero, ¿no es ésta imagen y semejanza del Creador, es decir, una participación especial de Él, por la que lo conocemos, donde se expresa de manera especialísima su Gloria en el mundo sensible? ¿No son intelectos puros los ángeles? Con eso, destruyeron muchas de las posibilidades de que el mundo actual, o cualquier otro mundo que se inspire en principios similares a los de ellos, pudiera tener alguna visión razonable de Dios. (más…)

Cuento Atlantis y Reina Hada: explicación

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, que intercambiaba su esposa con otros magos, para la propiciación de los espíritus y darse poder y dárselo a la Reina, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Eric Voegelin es uno de los grandes autores que alertaron sobre el temible peligro del gnosticismo modernista que se terminó por apoderarse de Occidente, como consecuencia de la revolución mal llamada ilustrada y su último hijo, la revolución sexual. Voegelin llamaba la atención de que una civilización con una crisis espiritual tan profunda como la nuestra, que, sin embargo, mantenía un crecimiento material tan potente, se encaminaba a un abismo imponente. Los totalitarismos, de ningún modo acabados, comunista y nacionalista fueron sólo dos aldabonazos. Hoy en día, merced a la revolución sexual y al triunfo del nihilismo ideologista y, aún, de lo que Voegelin llama “analfabetismo teórico” y su más potente impulsor, la abulia intelectual, el mundo parece enfilado a terrores que dejarían a Stalin [tirano comunista de Rusia], Mao [tirano comunista de China], Ho Chi Min [tirano comunista de Vietnam], Kim Jong-Il [tirano comunista de Corea del Norte], Pol Pot [tirano comunista de Camboya] y Hitler [tirano nacionalista de Alemania] juntos como niños de pecho y meros aspirantes, como se puede colegir de las obras de Michael Jones. Asociados como lo están el gran capital, el más deleznable e irracional progresismo, los maltusianos occidentales, el feminismo y la tiranía china, de ningún modo parece un invento ni una ficción el más terrible de los miedos; sobre todo en un mundo anestesiado moralmente, en el que cada quien tiene su verdad, en el que se pueden asesinar millones de inocentes en los vientres maternos, en el que millones de madres matan a sus hijos antes de nacer, en el que centenares de millones queman su existencia en las drogas y otros centenares lo hacen en el alcoholismo (que no el alcohol, no es lo mismo), en el que la familia es pulverizada, en el que es una gran empresa y muy respetable la pornografía, en el que el tráfico de personas mueve millones de ejemplares, de cabezas de humano-ganado, al año, en el que se miente descaradamente sobre la historia y los acontecimientos recientes y la aplanadora le es pasada a todo el que defienda el orden y pare usted de contar. Dice Jones:

(más…)