Kalós

Inicio » Posts tagged 'lutero revolucion'

Tag Archives: lutero revolucion

Anuncios

Los orígenes más viejos de la revolución sex, drugs and rock and roll

Serie sobre la revolución sexual y de la contracultura de los 60 hasta hoy, 1/muchos

Revolución es contracultura, o sea, tu destrucción (A)

Para Mary Shelly, heroína revolucionaria de todos los tiempos, la revolución es Frankenstein

Para Mary Shelly, heroína revolucionaria de todos los tiempos, la revolución es Frankenstein

Uno puede poner los orígenes de la revolución como Michael Jones (Jones, 2.006), en el siglo XV y la revolución de Bohemia (¡qué grande es Dios: el nombre, este nombre, marcó todo, dijo ya todo!), la de Juan Huss. O puedes ir más atrás, a Wyclff, el inspirador de Huss en Inglaterra; o a Ockham y Marsilio, los verdaderos orígenes perfectos, pues puedes ir hasta Roscelino, prefiguración de Ockham en el siglo XIII, pero muy pobre, comparado con su sucesor, el Oxoniensis inceptor. Puedes buscar más atrás, irte hasta Al’ A’chary, ese teólogo musulmán, y lo que él representa: una visión del mundo en la que lo único que escapa del caos es una acción meramente ocasional y arbitraria del Principio y Causa de todo. Puedes irte más atrás, a los paulicianos, a los bogomiles, a todos los gnósticos de todas las épocas y sus doctrinas perniciosas sobre la corrupción que ES el mundo y las doctrinas esotéricas salvadoras. Puedes venirte hasta Lutero, como hace Voegelin, ese amante de Occidente, que vio que esta civilización se debía a la Iglesia, que ésta constituía la mayor luz que haya dado la humanidad, pero que, en su odio luterano a la Esposa de Cristo, la rechazó siempre (¡¡¡!!!).

Para mí, la revolución está en Ockham y Marsilio, ellos son los padres de la modernidad: en ellos está el nominalismo, el creer que la moral es un sinsentido impuesto por el poderoso, un mero asunto de deber, los derechos afirmados de manera independiente del orden social, la negación de un orden social y la negación de todo orden en el mundo, la negación de la autoridad, el fisicismo, los gérmenes del materialismo, el democratismo, el odio al Papa, la afirmación de unos derechos de las comunidades políticas sobre o independientes de lo religioso, la negación de la esencia y toda inteligibilidad… Tómalos y agrégales el gnosticismo pauliciano y bogomil que traen los cátaros y el gnosticismo de Joaquín de Fiore, afirmados por los magos del Renacimiento (Reuchlin, Pico de la Mirándola, Paracelso, John Dee, Giordano Bruno) y revividos por Lessing, por donde llegan a Fichte, Hegel, Marx, Nietzsche, Heidegger, y tendrás el mundo actual, “pintao”.

(más…)

Anuncios