Kalós

Inicio » Posts tagged 'leyenda negra'

Tag Archives: leyenda negra

Anuncios

Ataques a la Iglesia, Pío XII en el ojo del Huracán

Hoy, sales a defender a la Iglesia y terminas teniendo que pelear por Pío

Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

Un amigo publica en Facebook un meme de la Freedom from Atheism Foundation, que consistía en unas fotos de Mao, Stalin, Lenin y otros comunistas genocidas, con una leyenda que decía: “el ateísmo: suficientemente bueno para estos tipos”. Lo que siguió fue una lluvia de insultos e improperios a la religión y a la Iglesia, por un lado, y, por el otro, una defensa a capa y espada de la misma, por mi amigo y por mi propia parte. Como es de esperar, los ataques a la Iglesia tienen que ver con la Inquisición, el oscurantismo, la irracionalidad de la religión y de todo aquél que profese su creencia en Dios, para calentar. Después, como siempre, viene la retahíla de los pecadores supuestamente católicos: Franco, Pinochet, Videla, Pío XII. Por ahora, para este artículo, la cuestión del oscurantismo, las cruzadas, la Inquisición los dejamos de lado y me remito a varios escritos antes, en especial a éste: https://eticacasanova.org/2014/09/18/religion-del-progreso-vs-cristianismo-la-gran-batalla/.

Respecto de las acusaciones más cronológicamente cercanas, creo que hay comenzar su respuesta por los lados más flacos del ataque del enemigo: Pinochet, Franco y Videla. Para empezar, salir a defender a Mao o al ateísmo, poniendo a Mao frente a Pinochet, no parece la mejor estrategia, entre personas que conozcan la historia: a Pinochet se le atribuyen 3.000 muertes, tres mil, tres por diez a la tres; a Mao 50 millones, 50.000.000, 5 por diez a la siete. Es decir, 1,66 por diez a la cuatro veces más: o, lo que es lo mismo, 16 mil seiscientos sesentiséis muertos de Mao por cada muerto de Pinochet, es como un ensueño: ¿cómo los comparas, cómo consigues ahí una proporción? Pero eso no es todo: Mao es un revolucionario, uno que comenzó una guerra civil; Pinochet fue la respuesta de una sociedad a una revolución, a otros que comenzaron la tal guerra, porque, como aprendimos en Venezuela, hermanitos, revolución es guerra, punto. Atribuir a Jesús alguna virtud revolucionaria es o una metáfora o un producto grosero de la ignorancia. Puede que los revolucionarios se vean como legitimados, puede, más aún, en el caso de una revolución superficial (a diferencia de una revolución profunda o cultural, como lo son todas las revoluciones que, en Occidente, toman banderas de gnosticismo modernistas [vid. https://eticacasanova.org/2014/09/10/revolucion-cultural-origen-y-genealogia-hasta-el-porno-y-el-sex-drugs-and-rock-and-roll/]), que sea algo justo, en efecto, pero el revolucionario es el que pega primero y, en la guerra, no puede uno decir que el otro es malo por hacer la guerra, mucho menos si la empezó uno mismo. Esa legitimación sólo se da en casos de crímenes de guerra, sobre los que hablaré en un segundo. Pinochet no comenzó la revolución y la revolución era cultural, sin defender ni justificar, ni atacar o invalidar, haciendo abstracción de eso: Pinochet mató a tres mil en una guerra, no puede comparársele con Mao, que mató a 50 MM, en el curso de un gobierno tiránico hasta niveles increíbles. Y, finalmente, el asunto más trascendental: ¿quién dijo que Pinochet era representante de la Iglesia? Ni católico, en toda regla, era el muchacho. Puede haber sostenido a la Iglesia, pero eso no lo hace un católico, sino un no revolucionario, pues Chile fue formado por la Iglesia, como toda Hispanoamérica (vid., toda la serie de 7 artículos que comienza con éste: https://eticacasanova.org/2013/06/23/ruben-b-sabes-por-que-en-latinoamerica-matan-al-hombre-pero-no-matan-la-idea/). Aquí sí que me parece estar aturdido, porque uno tenga que defender a Pinochet, para defender a la Iglesia, es como la necesidad de defender a Constantino, cuando peleó con Majencio, para defender a la Iglesia: puede haber cierta asociación entre la Esposa de Jesucristo y el gran emperador, pero sus obras son suyas, punto…

Franco pudo ser, él sí, un cristiano de verdad, pero compararlo con Stalin o Pol Pot es un sinsentido asombroso, hay que ser ciego para hacer algo así, sin contar que sus acciones no son atribuibles a la Iglesia. Mas, con él, más que con cualquier otro, un ataque por “genocida” es la locura encarnada: los comunistas y anarquistas, “republicanos”, españoles eran unos asesinos sanguinarios, que mataban por miles a quienes odiaban, sin que nadie les hiciera la guerra (5 mil curas y monjas, a sangre fría). Eso hizo que Franco se levantara. Cuando se forma el problema, los malos (Y ERAN LOS MALOS) fueron ayudados por potencias extranjeras: Estados Unidos, Inglaterra, Rusia. Franco, desesperado, acude a Hitler, que bombardea y presta apoyo logístico. Al final, Franco usa a Hitler y lo deja con los crespos hechos, en sus delirios imperialistas: Hitler es plantado por el general español. Al final de la Guerra Civil, hay problemas, focos de terroristas, guerrilleros, y hay estado policía, pero Franco, ni por asomo, se parece a un totalitario… y hasta el teatro y el cine horroroso comunista surgen bajo su gobierno, vigilados, lo que sea, pero bajo su gobierno. Nada similar hubiera ocurrido bajo un régimen comunista o, para el caso, bajo Hitler…

(más…)

Anuncios

Progreso Vs. Cristianismo, la gran batalla

Inquisición, cruzadas, enemistad hacia la ciencia, Galileo, oscurantismo, todo al descubierto

En la guerra que no toma prisioneros, Galileo es usado como arma por los enemigos de su amada Iglesia, contra ésta, precisamente: pobre, una de las memorias más ultrajadas de la historia

En la guerra que no toma prisioneros, Galileo es usado como arma por los enemigos de su amada Iglesia, contra ésta, precisamente: pobre, una de las memorias más ultrajadas de la historia

I.- Nosotros venimos de la época en que la civilización occidental europea triunfaba, luego de la caída del Imperio romano, de varias oleadas de invasiones bárbaras, que duraron más de seis siglos. Esos bárbaros son los Godos, los Sármatas, los Vándalos, los Hunos. Luego, los Lombardos; y, finalmente, los magiares, los fineses, muchos eslavos, los búlgaros y, más que cualquier otro, los temibles normandos, que irrumpieron desde Escandinavia, de repente, como sin razón, y parecieron llenar al mundo en un santiamén. Cada vez que parecía que levantaría cabeza Occidente, venía otra oleada, que parecía hacer sucumbir todo. En el siglo XI, sin embargo, la victoria parecía asegurada: la civilización, saldría adelante. No sin antes, claro, acabar con muchos problemas, entre los que no es el menor el feudalismo, un barbarismo que, naciendo de Roma, se arraigó mucho, en una época en que, merced a las invasiones, no parecía que hubiera más salida. Pero Papado, Imperio, monarquías nacionales, monasterios, las parroquias y obispados y ciudades mostraron que el impulso civilizador era imparable. Se trata, entonces, de las páginas fundamentales de nuestra historia, los albores. Pero también de algo extremadamente luminoso, lo que somos, que es, si no lo más alto, de lo más alto que ha habido en esta Tierra nuestra…

II.- Ahora bien, hoy en día esto no se reconoce. De hecho, si vemos bien, la historia ignora este período, que va del siglo IV al XIV y se lo despacha como si fuera una sola unidad histórica monolítica: la “edad media”, que sería “el oscurantismo”. Además y para completar, las cuentas que se dan de esta historia incluyen ridiculizaciones, descarados anacronismos, falsificaciones y demás bellezas. “La edad media, oscurantista, fanática, bajo el malvado tirano de Roma, el Papa; con sus cruzadas, la inquisición, sin arte, con su gótico; sin contar con los abusadores monjes, las canonjías corruptas y el pueblo, en la miseria”. Añadamos: “ja, ja, qué oscurantista, la tierra plana, la tierra el centro” y muy poco más: esto es el cuadro de la cultura popular sobre la época del nacimiento de la civilización, de nuestros primeros padres, del surgimiento de una de dos sociedades totalmente cristianas del mundo, de, repito, una de las sociedades más luminosas, si no la más, que haya habido. Muchos cristianos hijos de la rebelión luterana creen que hacen un servicio a su cristianismo, asumiendo esta imagen secularista y anticristiana y falsa de la historia. Se hacen eco de enemigos de la verdad, de enemigos de Cristo, de gente que dice lo que dice porque quiere denigrar de todo vestigio cristiano: un gran servicio se hacen a sí mismos, en cuanto cristianos…

(más…)

Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (6): Venezuela y Hans Kelsen

Venezuela es la mezcla de maquiritares, timotocuicas, caracas, guaiqueríes, caribes, tamanacos, chacaos, goajiros y pare de contar, en guayuco, nada de estado nacional; pero también es la “república” ilustrada: con razón hay tanta gente tan confundida

Hans Kelsen, el prohombre del derecho occidental y venezolano, en el último siglo; siguiéndolo a él, habría que decir que Venezuela fue constituida por Chávez. Su doctrina es de lo más favorable al totalitarismo: la justicia no existe, la ley puede decir lo que sea y hay que obedecerla, punto...

Hans Kelsen, el prohombre del derecho occidental y venezolano, en el último siglo; siguiéndolo a él, habría que decir que Venezuela fue constituida por Chávez. Su doctrina es de lo más favorable al totalitarismo: la justicia no existe, la ley puede decir lo que sea y hay que obedecerla, punto…

El 22 de septiembre de 2011, Benedicto XVI dio un discurso ante el parlamento alemán. Se trataba de las relaciones entre ley y moral. El contrapunto elegido por el Papa no tenía nada de casual, se trataba del pensador más influyente en el derecho occidental en los últimos 100 años. De acuerdo con Kelsen, el hombre no es libre, está sometido a la causalidad física, que presenta cadenas infinitas; además, la ciencia del derecho se refiere al hombre como cosa susceptible de ser imputada “arbitrariamente” por alguna ley. Como la ley es producto de catos humanos, no es “arbitraria” en realidad, ya que no tenemos arbitrio, por supuesto, pues nuestros movimientos son productos de cadenas causales infinitas y yo no estoy escribiendo, sucede que hay un pedazo de materia que, por cadenas causales infinitas, está oprimiendo pedazos de otro trozo de materia, que, por una convención, que no deciden, sino que sucede, de la misma manera, a otros pocos de materia, llamamos computadora. La “convención” es llamada lingüística, por otra “convención”… y así al infinito… Claro, es muy científico decir todo esto, esto es ciencia, ciencia del derecho, además; como lo es que el hombre es un rematado egoísta y que debe dejar de ser interpretado como si fuera hombre, es decir, antropomórficamente. A esto se enfrentaba el Papa, éste es el pensador más influyente de los últimos 100 años… de revolución oscura, porque Kelsen, hermanitos, es pura revolución: Kant, Marx, Comte, Nietzsche están plenamente representados en su síntesis. Él es el pensador más influyente, sin duda alguna, en el derecho venezolano. Según él, la ley se debe cumplir, por una categoría kantiana, que es, vista en el espejo, la hipótesis básica de la ciencia del derecho y la piedra angular del sistema jurídico. Él tiene toda una explicación respecto el origen de las patrias, muy distinta de la que di en el artículo anterior. Hay que verla, porque, cuando un revolucionario habla de Amerindia, habla como los bobos, sin pensar en fundamentos y lo hace, para colmo y como vimos, de manera muy inciherente: nos constituimos en la independencia, nos constituimos en la prehistoria “indígena”, somos indios y “progresistas-pseudoilustrados”… y paremos de contar.

(más…)

Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (3): las causas de la estupidez

¿Lo sabes, Rubén? Porque de España recibimos el espíritu Católico, universal

La esencia de las sociedades hispanoamericanas (3)
Con todo el cariño y amor que me merecen estos seres humanos, el día que dejemos la ciencia, la filosofía y todo el bagaje cultural cristiano-occidental, y decidamos, contra toda evidencia, que somos parte de una sociedad perdida, de la que ellos son el estereotipo, estaremos perdidos, seremos presa fácil de una colonización totalitaria sin preceedentes en la historia de la humanidad: ¿habrá sido esto ya y ni nos dimos cuenta?

Con todo el cariño y amor que me merecen estos seres humanos, el día que dejemos la ciencia, la filosofía y todo el bagaje cultural cristiano-occidental, y decidamos, contra toda evidencia, que somos parte de una sociedad perdida, de la que ellos son el estereotipo, estaremos perdidos, seremos presa fácil de una colonización totalitaria sin preceedentes en la historia de la humanidad: ¿habrá sido esto ya y ni nos dimos cuenta?

En el artículo anterior, queda muy claro que hay una violenta estupidez en los países Iberoamericanos, que los está empujando al suicidio. Usé como ejemplo a Chile, pero eso, como dije ahí, no se queda en este país. Mi Venezuela querida está infectada hasta los tuétanos, como todos estos países. Se trata de la revolución, la nuestra, nuestra enemiga, desde muchos puntos de vista: materialismo, ceguera, racismo, para empezar. El racismo y tal, se concreta en esa versión del nacionalismo europeo que, en nuestras tierras, toma la forma del “indigenismo”. Después, ¿cómo no?, anti-Catolicismo, con su binomio de Oro, el anti-hispanismo, llevado al extremo con la Leyenda Negra.

(más…)