Kalós

Inicio » Posts tagged 'justicia'

Tag Archives: justicia

Anuncios

Aquelarre socialista del siglo 21 en el Vaticano

La nueva sede del Foro [comunista] de Sao Paulo

Para perpetua memoria: Evo, hijo de Chávez, hijo de Fidel, hijo de Pachamama, indígena, ícono de los excluidos, presidente comunista de su país. Junto a él de su vecina, Argentina, Francisco, Papa, por la gracia de Dios. Imagen más que reveladora

Para perpetua memoria: Evo, hijo de Chávez, hijo de Fidel, hijo de Pachamama, “indígena”, ícono de los excluidos, presidente comunista de su país. Junto a él, de su vecina Argentina, Francisco, Papa, por la gracia de Dios. Imagen más que reveladora

Ya no hay que debatir más, los hechos hablan por sí solos. Del 27 al 29 de octubre, se reunieron en el Vaticano una serie de agrupaciones de “excluidos”, de “movimientos populares”, muchos, al menos, si no todos (sin dudas que es lo más probable) son  comunistas: indignados de España, cartoneros de Argentina, sin tierra de Brasil, Frente Comunal Bolivariano de Venezuela, “indígenas” bolivianos, de Kenia, de Suráfrica, de Irlanda, de la India, de Corea, de Francia, Vascos (hispano-franceses o franco-españoles), del mundo entero (copio abajo la lista). En su discurso del 28, Francisco nos informa claramente: cuando dice “hay que ir a las periferias”, eso significa “hay que ser la vanguardia del proletariado” (vid. discurso, en: http://www.celam.org/noticelam/detalle.php?id=MTA5NQ==). Claro que, como siempre, lanzó su disclaimer, se desmarcó del comunismo: “Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista”. Con este encuentro, este discurso, la Evangelii Gaudium y la asociación con Víctor Manuel Fernández, ya hemos llegado más allá del “disclaimer”, del escurrir el bulto, de escurrir ese fardo: you have been nailed, diría cualquier película hollywoodense: has sido capturado, pajarito. Y, fíjense, se ha asociado a sí mismo con el pajarito de Nicolás Maduro, sátrapa de Venezuela, con Hugo Chávez, quien, asegura su sucesor, se le aparece en forma de pajarito… Sobre eso, volveré después.

Ya no nos basta dirigir un ataque de escala total, una guerra de exterminio, contra la Fe cristiana, con generales de altísima graduación, cardenales, arzobispos, generales de los jesuitas, directores generales de Civiltates Cattolicas. Ya no basta con poner a la alta jerarquía de la Iglesia a unir la misericordia de Dios, que atendiendo a los ruegos de Abraham, salvaría a Sodoma y su hediondez, si había en ella 10 inocentes, con unir esa Misericordia infinita al pecado de los destruidos en esa ciudad depravada. No basta con decir que la torpeza, en cuanto tal, precisamente, es un aporte a la humanidad, que Cristo asumió para salvarnos. No basta con tener como mandamases a Cardenales arzobispos de Brasilias a Joaos Braces de Avices, jefes del Foro Espiritual Mundial, la religión mundial, es decir, de este mundo, enemiga de Dios. Con poner a este Cardenal a destruir congregaciones fieles. No basta. No basta con poner a Víctor Manuel Fernández a redactar documentos pontificios, cargándolos de comunismo y heideggerismo. Nada de esto basta. Hay que llegar al final. ¿Cuál es el final? Lo dijo Gilson, en Las metamorfosis de la Ciudad de Dios: el marxismo “el más importante esfuerzo histórico por instaurar el reino del anticristo en la Tierra”.

(más…)

Anuncios

Mercado, propiedad y dinero, necesidades humanas naturales

La justicia, la libertad, el orden de lo humano, excluyen comunismo y capitalismo

Karl Marx, uno de los padres del ideologismo de hoy, padre del peor comunismo que ha visto la historia, rematado de materialismo radical y totalitarismo aplastante

Karl Marx, uno de los padres del ideologismo de hoy, padre del peor comunismo que ha visto la historia, rematado de materialismo radical y totalitarismo aplastante

Ayer (en el artículo La ética y el capitalismo desbocado) mostré que la ética y el capitalismo están fuertemente reñidos: el capitalismo es, simplemente, una máscara de nihilistas, avaros, que buscan el poder, amando el dinero, vale decir, OLIGARCAS. Hoy podemos hablar de cómo el comunismo es una fuerte negación de la naturaleza humana. Y nótese algo, que quede muy claro: no estoy diciendo “marxismo”, éste es sólo un tipo horrendo, aterrador de comunismo: yo estoy hablando de todo comunismo POLÍTICO (que nada tiene que ver con la comunidad profunda de todo tipo de bienes de los primeros fieles de la Iglesia, cuyas alma y corazón eran UNO), incluso del platónico, el del libro V de La República, al que pulveriza Aristóteles, en el libro II de La Política, aún cuando éste lo defiende Platón, en nombre no del gnosticismo usurpador de Dios, como el de Marx, sino de muy elevados principios de justicia, unidad de la comunidad política, desprendimiento humano, preocupación por el bien público y paz y amistad ciudadanas.

Platón (La República, libro II), muestra que una cierta precariedad, unida paradójicamente a una riqueza, del hombre, constituyen la necesidad del mismo de pertenecer, de vivir, en sociedades, ya que él no es capaz de resolver solo todos los problemas, incluso materiales, de su existencia, mientras que puede, en conjunción con otros, resolver unos pocos de muchas personas; de modo que todas ellas, reunidas, se hacen capaces de satisfacer todos los requerimientos de la vida. En ese mismo libro II de La República, el Ateniense muestra que, dada esa diversidad de producciones, se requiere de comerciantes y de un mercado, en el que todas ellas puedan ponerse a disposición de todos, ya que los que producen no pueden ser, a la misma vez, mercaderes. Aristóteles (Etica a NIcómaco, V) atribuye a estos intercambios la exigencia de dinero, como medio de intercambio, como medida de las cosas a intercambiar, de naturaleza tan disímil, que no pueden sino ser, de otro modo, inconmensurables: se vive en comunidad pues nos necesitamos unos a otros, por naturaleza, es decir, vivimos para el amor y la justicia, lo que se manifiesta, incluso, en nuestras necesidades corporales y, sin dinero, que posibilita el intercambio de los bienes, aún los espirituales, en algunos casos (como en el pago de la educación o de los libros o de la entrada para el museo o del cine o el teatro), no sería posible la participación de todos en todos los bienes, que es lo que mueve la sociedad, en primer lugar. Aquí se entra en el terreno de la justicia conmutativa.

(más…)

La ética y el capitalismo desbocado

Es como una gran contradicción: la promoción de la avaricia, la “ética capitalista”

Oliver Twist. Las imágenes de miseria más horribles no le llevan nada a las del máximo triunfo en la historia del capitalismo: la Inglaterra decimonónica. Sólo fueron superadas por las del marxismo aplastante del siglo siguiente. Hoy en día, en China, la alianza es total: parece que, juntos, en el nihilismo, esperan toda superación, alcanzar el cénit...

Oliver Twist. Las imágenes de miseria más horribles no le llevan nada a las del máximo triunfo en la historia del capitalismo: la Inglaterra decimonónica. Sólo fueron superadas por las del marxismo aplastante del siglo siguiente. Hoy en día, en China, la alianza es total: parece que, juntos, en el nihilismo, esperan toda superación, alcanzar el cénit…

Bernardo Kliksberg es alguien muy citado en este blog: ha sido director del PNUD de España, entre otros datos del currículum, y, como tal, ha publicado artículos de gran importancia; como uno muy revelador: Algo debe cambiar urgente (El Universal, 21-10-2.009), en el que mostraba que el problema del mundo es la avaricia, de un mundo que produce más de lo que necesita y tiene capacidad instalada para producir suficiente para alimentar a varias veces su población y, sin embargo, tiene un gran porcentaje de personas pasando hambre y aumentando. Kliksberg es uno que demuestra que el problema del mundo es la avaricia, ergo, no la superpoblación, por ejemplo. De paso, eso muestra algo muy importante: es una contradicción en los términos hablar de ética capitalista. Puede que haya capitalistas con ética, pero ésa la tienen no en cuanto capitalistas. Si tú eres uno como Von Mises, gran gurú del capitalismo contemporáneo, que dice que la categoría central de nuestra razón es el beneficio de mercado, comoquiera que traduzcas eso, es decir, así lo traduzcas como místico (para salvarse de críticas muy obvias, empezando por Jesús), entonces no puedes venir y decir que la justicia o la caridad sean bienes o virtudes reales, que haya que practicar, no, lo único virtuoso está en términos de Hume: “la razón es la esclava de las pasiones” y, así, Aristóteles y Platón y la tradición cristiana caben: la virtud es obrar conforme a la razón… que busca el “interés”. Of course, estas tradiciones dirían que la religión, la contemplación de Dios es el máximo bien al que debe dirigirnos la razón (entre otros lugares, I Corintios XIII,8-13). Luego, son incompatibles con el capitalismo, como lo es la misma moral, punto. Entones no cabe el patriotismo, no cabe el bien común, la justicia, distributiva o de cualquier otro tipo (ya que la proclaman como un asunto de orden de mercado, incompatible con eso que dicen es la médula de la personalidad), no cabe la caridad (la verdadera: el amor de amistad con Dios, que Él nos infunde, juntamente con los dones de Sabiduría y de Prudencia), no caben la templanza o la fidelidad. Seguramente, por eso es que cada vez más hay espionaje industrial, cada vez más los negocios se resuelven en burdeles…

(más…)

La virtud, madurez, paz y libertad (4)

Diversas capacidades psicológicas, diversas virtudes; las curas del alma; virtud es paz y libertad verdaderas

La suma de la sabiduría, una virtud muy eminente: luz y vida, gracia de Dios: los grandes clásicos, con Santo Tomás y el Cielo abierto

La suma de la sabiduría, una virtud muy eminente: luz y vida, gracia de Dios: los grandes clásicos, con Santo Tomás y el Cielo abierto

Para un mayor entendimiento del significado de la virtud y, más aún, de en qué consiste un carácter virtuoso, hay que considerar el esquema de las capacidades del alma humana; y revisar las virtudes o vicios que corresponden a cada capacidad. Las capacidades relevantes son las intelectivas y las sensitivas, cognoscitivas y apetitivas, ya que el carácter reside precisamente en tales capacidades; y él, que consiste en los modos como nos relacionamos con el mundo, con los bienes que contiene, está “compuesto” por nuestros hábitos, viciosos o virtuosos. De este modo, adicionalmente, se puede ver cómo distintas virtudes, incluso de distintas capacidades se relacionan entre sí.

(más…)

El anticristo y la virtud verdadera

Un hombre extraordinario, el mejor… “¿el mejor?” El más excelente

Mao, Kim Il-Sung, Ho Chi Minh, Leenin, grandes tiranos, cuando aparezca el anticristo éstos quedarán como mediocres

Mao, Kim Il-Sung, Ho Chi Minh, Leenin, grandes tiranos, cuando aparezca el anticristo éstos quedarán como mediocres

Es previsor y astuto, se da cuenta de los íntimos matices de las situaciones y reconoce en ellas los modos y los medios útiles. Es decidido y capaz de tomar las determinaciones precisas y perfectas en fracciones de segundos; o, si el caso lo requiere, detenerse y proveer para asuntos de gran alcance. Y sabe rodearse de los que pueden aclarar cualquier panorama. Conoce los modos y las sutilezas de lo real, es una especie de recolector y procesador de “inteligencia”, superior a todo el G2 cubano y la CIA. Es audaz, tenaz, trabajador, de hecho, una máquina incansable. Es constante, persistente hasta el punto de cansar al espectador. En sus apetitos, es moderado, es más,  es un duro asceta. Posee una coherencia perfecta, siempre trata a las cosas de modo consistente con sus principios; de modo que, además, reconociendo las particularidades, matiza de manera exactamente proporcional a los casos. Con los suyos, es absolutamente confiable; de hecho, muestra afecto y despierta el afecto de todos, con un carisma incomparable. Descolla a tal punto que todos saben que llegará hasta la cima. Es uno de ésos de los que habla el libro IV de La República, los que tienen la educación musical y gimnástica en un punto preciso de tensión y relajación, de la que salen personalidades firmes, “sea para bien o para mal” (425a). Cuando toca, es simpático y jovial, tiene don de gentes, oratoria espontánea, profunda y cautivante, a veces, encendida: puede dejar llorando a una multitud de duros combatientes; es excelente dialéctico. Además, puede animar cualquier fiesta, con sus salidas, su baile a ritmo de puro Caribe, su talento para la teatralidad y el humor. Posee una especial admiración por cierto tipo de estética. El hombre, podría decirse, es el mejor partido, al menos al parecer, que haya entrado en el tercer milenio de la Era cristiana; porque, además, es bello, alto y esbelto, de voz profunda y musical, gestos varoniles pero tiernos y sensuales y movimientos de gracia atrayente.

(más…)

Adoremos a Dios tres veces santo y pidámosle que nos dé lo que nos pide: que seamos santos

6

Oración de alabanza, gloria y acción de gracias a Dios uno y trino, creador y salvador:

Vitral de la Catedral de Chartres, imponente obra de arte. En el centro, el centro del existir, al rededor, el Espíritu Santificador, en la parte de arriba...

Vitral de la Catedral de Chartres, imponente obra de arte. En el centro, el centro del existir, al rededor, el Espíritu Santificador, en la parte de arriba…

Les dejo una oración, para rezarse en varios días, yo digo que como novena, la “Novena de la Fe y la vida cristiana”, que recoge mucho de todas mis meditaciones y de lo mejor de lo que he leído entre santos, pastores, autores de espiritualidad, teólogos y filósofos, desde el día de mi “gran conversión”, el día 5 de enero de 1.995. Espero que esto sirva un poquito, aunque sea a alguien, a elevarse hasta la esencia divina y a encontrar en su vida al orden natural, Voluntad de Dios, y al orden de la Gracia, vida misma de la Trinidad, en nuestros corazones, que no anula la naturaleza, sino la perfecciona y la eleva, como dice Santo Tomás. Hoy los dejo con la sexta entrega:

Adoremos a Dios tres veces santo y pidámosle que nos dé lo que nos pide: que seamos santos (más…)