Kalós

Inicio » Posts tagged 'james cameron'

Tag Archives: james cameron

Anuncios

Sobre el mito del socialista que vestía capitalista, comía capitalista, licuaba…

La verdad es que la ideología efectiva era MATERIALISTA

El mito en un meme

El mito en un meme

Yo puedo ser total, completa y absolutamente anti-comunista, pero el meme es falso. Los zapatos y el smart phone son hechos en China, como los electrodomésticos, por empresas gringas y europeas, que, en realidad, viven del “crony capitalism” y no tienen madre.

Hollywood no es nada capitalista y, es más, mayormente, es comunista. Vean a Bert Schneider y Warren Beatty en la entrega del Oscar en el 75, la película Reds, de Beatty, del 81. Vean a Oliver Stone o la película sobre Sarah Palin, la de Julianne Moore; vean Avatar o Titanic. Consideren quién es David Geffen, el hombre más rico de Hollywood. Vean la película Agente Internacional. Lo del mismo sucede con el rock, será gringo-británico, pero no es nada capitalista, de hecho, toda su idea, desde Albert Grossman y demás es revolucionaria; de hecho, todo el movimiento que llegó hasta él, salió del comité central del partido comunista ruso en 1927 sin contar que es una pieza de la revolución de los 60, la de Reich, Marcusse, Sartre, Beauvois, Sanger: puro comunista… Hay que dejarse de esto de capitalista-comunista; si algo debíamos haber aprendido de estos últimos 25 años y del boom de China es que eso de capitalismo-comunismo, como dijo 100 años antes León XIII (Rerum Novarum), no es una verdadera dicotomía.

i-stand-guilty-and-im-proud-of-it-david-rockerfeller

Algunos hasta creen que somos parte de una camarilla secreta trabajando contra los mejores intereses de los Estados Unidos, caracterizando a mi familia y a mí como “internacionalistas” y [nos acusan] de conspirar con otros de todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada –un NUEVO MUNDO, si lo deseas–. Si ese es el cargo, entonces yo me declaro culpable y estoy orgulloso de ello.

Es más, para los aspirantes actuales a tiranos mundiales, desde David Rockefeller, al menos, el modelo es la China comunista-capitalista; como, por otra parte, hizo saber su agente, en los asuntos climáticos de la ONU, Christiana Figueres, en todo el proceso ecologista del año pasado.

(más…)

Anuncios

Laudato Avatar

En Pandora, los científicos también son los intérpretes de la religión

Una ordenación episcopal ahora puede contener ritos de adoración a la madre tierra y otros dioses, con chamanes y demás, delante de otros obispos y del nuncio papal, sin que nadie sea sancionado. Chile, Arcia, febrero 2014. Con la Laudato Avatar, todo sería diferente

Una ordenación episcopal ahora puede contener ritos de adoración a la madre tierra y otros dioses, con chamanes y demás, delante de otros obispos y del nuncio papal, sin que nadie sea sancionado. Chile, Arcia, febrero 2014. Con la Laudato Avatar, todo sería diferente

En Avatar,  una científico, la doctora Grace Augustine, es quien explica al mundo, quien dice cuáles son sus conexiones profundas, quien da la cosmología normativa. Es bueno, porque es muy científico todo. Pero, cuando Grace muere, se pasa, como en el documento franc-cisc-ónico, de la ciencia a la mística, de hecho, en Avatar, al éxtasis estricto, en un solo paso, sin que medie filosofía, teología, antropología ni nada, ¿cómo decir?, es algo MÁGICO. Es la película del gnóstico mesianista, feminista de tercera generación, pachamamista, anti-gringo, anti-capitalista, James Cameron.

En la Tierra, gracias a Dios, finalmente, ahora quienes están llegando al poder son también científicos; científicos que, qué maravilla, son también MÁGICOS. Ellos hacen ciencia y, de repente, la Tierra es un organismo vivo, un dios, andante… Sus parásitos somos nosotros. Sí, adivinaron, estoy hablando de Hans Joachim Schellnhuber, el “científico” que tiene que gobernar la Tierra entera, el asesor de Merkl, en Alemania, y corredactor de una llamada encíclica papal. El que dice que el papa, para ser equilibrado, sólo puede oírlo a él y que debe haber un gobierno mundial y los políticos que sean representantes de la humanidad toda deben someterse a él. Es MÁÁÁGIIIICOOO (https://www.lifesitenews.com/opinion/professor-schellnhuber-climate-science-and-the-population-problem). Lo más mágico es el paralelo entre estos dos, es increíble, científicos-ateos-líderes religiosos-panteístas, no es fácil, pero la magia de Hollywood y de Franc-cisco lo han logrado. Es CÁÁÁÁÁBAAALAAA…

Avatar y la Laudato si, Avatar si, Laudato Avatar. Fíjense bien en el siguiente paralelo entre el documento y la película Avatar. No creo que sea una simple coincidencia. San Josemaría, cuando le decían “coincidencia”, añadía “Providencia”. Ahí era de la divina, aquí es de la cabalística.

En Avatar, la Dra. Grace Augustine le dice al maligno cerdo asesino capitalista Parker: “esos árboles eran sagrados para los Omaticaya [indigenismo, del de los comunistas] de una manera que usted no puede imaginar. No estoy hablando de algún vudú pagano, estoy hablando de algo REAL y medible en la biología del bosque. Lo que creemos que sabemos es que hay algún tipo de comunicación electroquímica entre las raíces de los árboles. Como las sinapsis entre las neuronas. Cada árbol tiene 10 a la cuatro [104] conexiones hacia los árboles que están en su derredor; y hay 10 a la doce [1012] árboles en Pandora… Eso monta a más conexiones que el cerebro humano. ¿Entiende? Es una red, una red global. Y cada Na’vi puede accede a esa red, pueden subir y bajar datos, memorias, en lugares como el que usted acaba de destruir. Necesita despertar, Parker: la riqueza de este mundo no está en el [sub-]suelo, está por todas partes, rodeándonos. Los Na’vi lo saben y están luchando para defenderlo. Si quiere compartir este mundo con ellos, necesita entenderlos”. [Parker, como buen estúpido de las representaciones de estúpidos de Hollywood, que antes había dicho, representando al capitalismo, “malo es matar, la mala publicidad, pero peor es un mal estado financiero”, responde: “¿qué carajo estás fumando?”].

Por su parte, esto dice la Laudato si 220: “[La conversión ecológica] También implica la amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal. Para el creyente, el mundo no se contempla desde fuera sino desde dentro, reconociendo los lazos con los que el Padre nos ha unido a todos los seres (este tema se desarrolla en los nn. 84 a 93 del documento, pueden ver lo que dice ahí)”. Laudato si 240: “Las Personas divinas son relaciones subsistentes, y el mundo, creado según el modelo divino, es una trama de relaciones. Las criaturas tienden hacia Dios, y a su vez es propio de todo ser viviente tender hacia otra cosa, de tal modo que en el seno del universo podemos encontrar un sinnúmero de constantes relaciones que se entrelazan secretamente. Esto no sólo nos invita a admirar las múltiples conexiones que existen entre las criaturas, sino que nos lleva a descubrir una clave de nuestra propia realización. Porque la persona humana más crece, más madura y más se santifica a medida que entra en relación, cuando sale de sí misma para vivir en comunión con Dios, con los demás y con todas las criaturas. Así asume en su propia existencia ese dinamismo trinitario que Dios ha impreso en ella desde su creación. Todo está conectado, y eso nos invita a madurar una espiritualidad de la solidaridad global que brota del misterio de la Trinidad”.  Aunque parece darle un lugar especial al hombre en este panteísmo pachamamiano, de sinapsis cerebrales enraizadas en la Trinidad, aunque en el n. 81 diga que el hombre es especial, “Empero, esto no es exclusivo del hombre, los demás seres vivos tampoco se pueden reducir a objetos, sometidos a la arbitraria dominación humana, eso traería problemas. Según él, cuando Jesús habla de que los poderosos de la naciones las sojuzgan, mientras que entre los cristianos no debe ser así, que los mayores deben ser servidores de todos (Mateo XX,25-26), se refiere a esto: a que el hombre tiene que tratar la naturaleza, los ríos, las piedras, las montañas, no sólo, ni siquiera, los animales, todo (cfr. n. 84), como sujeto, no como objeto, como regalo, “caricia”, “ternura” (n. 82 […])” (https://eticacasanova.org/2015/06/24/francisco-el-papa-new-age/#more-1665).

Parece como si hubiera una conexión entre ser cristiano y ser un Omaticaya; que Eywah fuera Dios Padre (reparen en que Eywah es Yaweh, con las letras cambiadas), y que la creación fuera Pandora. El paralelo es innegable. No digo que eso estuviera en la mente del Papa, pero hay un paralelo… o parece haberlo.

Todo se esclarece, al leer a Schellnhuber. “La ciencia ecósfera es, por tanto, llegando a la madurez, dando respetabilidad a su compañero romántico, la teoría Gaia [pachamama, Pandora], tal como Lovelock y Margulies la fundaron. Esta perspectiva ‘geofisiológica’, ardientemente debatida, hacia el análisis del sistema de la Tierra arguye que la biósfera contribuye de una manera casi consciente con los mecanismos de respuesta [feedback] auto-reguladora que han mantenido estable y habitable para la vida a la superficie de la Tierra” (“‘Earth system’ analysis and the second Copernican revolution”, [Nature, 1999], citado en el artículo de Life Site News al que se hace referencia arriba). El hombre es una plaga para ese sistema, mientras que la Tierra es un mecanismo de evolución conjunta, entreverada, es, de hecho, un ser vivo que puede enfurecerse y volverse contra nosotros (ibíd.).

De aquí, de esta ciencia, el documento de Francisco habrá sacado temas como el de los sistemas abiertos, en evolución, que son cada cosa y el universo todo, animado por Dios mismo, por su Espíritu. Todo interconectado, siendo el hombre la plaga; por lo que la Tierra podría encolerizarse… y ella no perdona, de acuerdo con Francisco (https://www.aciprensa.com/noticias/la-tierra-no-perdona-nunca-las-palabras-de-un-anciano-al-papa-francisco-96214/).

Ahí tienen: Schellnhuber and Dr. Grace. Científicos, pachamamianos, mágico, como Avatar. Por eso, decía yo, el otro día, no hay que leer la encíclica, hay que ver Avatar. Se puede completar con El Día después de Mañana, de Emmerich. La encíclica aporta algo, aporta la apoteosis de Schellnhuber, el giro de Roma hacia Dr. Grace y su creador Cameron o, al menos, algo de eso, porque, como dice el n. 83 del documento, el fin de todo el proceso universal, de la evolución de los sistemas abiertos, es la plenitud de Dios, que se alcanza en la resurrección de Cristo (Él alcanza esa plenitud al resucitar, no es que Él sea Dios y que Dios sea eterno, Plenitud perfecta de la posesión perfecta y simultánea de la vida absolutamente perfecta y sin fin), en la que todo estaría conectado, que sería fin e impulso de todo, en esa evolución, que nadie sabe a dónde llegará.

***

En Avatar, al final, en la ambigüedad típica de materialistas-espirituales, la doctora se convierte: ve a Eywah, es hermoso. En la Laudato Avatar, otra película que pienso escribir, un monje carmelita descalzo se convierte también, empieza a ver que todo está conectado y que todo es sujeto, hasta el sucio de su monasterio, Yahwé se introduce en el mundo, como parte integrante de él…

***

Así, embrujado como estoy, en este sopor MÁGICO, cabalístico, bajo el embrujo de la ciencia de lso doctores Augustine y Schellnhuber, llevado a Cristo por la evolución universal y, con ella, a la plenitud de Dios, en esta Madre Tierra, ser vivo hermoso, en el que todos estamos conectados, en sinapsis asombrosas, indígenas, de las que rechazamos al capitalismo y a los seis mil millones que sobran sobre este planeta. Bajo este sopor, tengo que decir: REBELIÓN, REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Bert Schneider, ganador del Oscar, y el comunismo hollywoodense

Bertie gana el Óscar por Hearts and Minds y da su gran discurso, oda a la lealtad y la piedad: pura virtud

Bertie gana el Óscar por Hearts and Minds y da su gran discurso, oda a la lealtad y la piedad: pura virtud

Cuando Hollywood estaba de capa caída, salió Bert con Easy Rider, ícono de la contracultura y, convirtiéndose en un huracán, llevando consigo a Nicholson, Polanski, Brando, Peter y Jane Fonda, Dennis Hopper, Bob Rafelson, Candice Bergen, Warren Beatty, Shirley MacLaine, Leonard Bernstein, siendo el brujo que, con su baile, trajo la lluvia de dólares, parió al “New Hollywood”, un hito en la historia de la “Meca del Cine”. Infinidad de veces, yo uso a James Cameron y Steven Spielberg, por ejemplo, para mostrar rasgos del Hollywood de hoy. Son tan representativos, que nadie puede dudar de que sus tiros sean tiros de “The Industry”. Si ves a esos monstruos que rodeaban a Schneider y vivían “al calor de su llama”, te darás cuenta de la trascendencia de Bertie: sin dudas, es un grande de Hollywood de todos los tiempos. Eso sin contar que su papá, Abraham, Abe, fue presidente de Columbia Pictures y él es EL FRUTO de su padre. Con Schneider, pues, podemos rastrear un poco de la historia de Hollywood, un poco de su traición a los Estados Unidos, un poco de su traición a la humanidad, un poco de su ser revolución pura.

(más…)

Avatar: Pachamama comunista traiciona a su país, la película más taquillera de la historia

En Avatar, se da esa batalla entre el mal, Estados Unidos, y el bien, una suma de la revolución gnóstica occidental. El mesías-David tumba a Goliat, usando su onda... aunque no él, sino su novia, mujer o lo que sea, en los parámetros de la revolución sexual

En Avatar, se da esa batalla entre el mal, Estados Unidos, y el bien, una suma de la revolución gnóstica occidental. El mesías-David tumba a Goliat, usando su onda… aunque no él, sino su novia, mujer o lo que sea, en los parámetros de la revolución sexual

Jack Sully-Sam Worthington tuvo un sueño. En el sueño, era libre, pero sólo era un sueño. Corre el agua bajo el puente, corre agua bajo el puente, mucha, aunque en pocos días: es la fuerza del amor. Sam Worthimgton-Na’vi-Jacksully ahora ha venido a ser un sueño y el ser real pasó a ser creación imaginaria. Es la fuerza de Eywah (¿extraña aliteración de Yhwh-Yahwé?, es muy tentador, aunque asustan las asociaciones posibles), diosa de los new age habitantes personales de Pandora, Na’vi, Omatikayas (¿será este nombre un compuesto de algo así como ‘Omati’, una de las lenguas de Papúa Nueva Guinea, y Kaya, una región de Burkina Faso, o cosas por el estilo?, es altamente probable).

(más…)

La inteligencia no es programa, es universal y es vida

Cuarto de la serie sobre inteligencia artificial y materialismo

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría y amor: diseñen un programa con estas carcaterísticas

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría y amor: diseñen un programa con estas carcaterísticas

Como se vio en el artículo anterior, John Searle refuta esta creencia en la “inteligencia artificial”. Pero me parece que es bueno hacer dos cositas más. Una es añadir varias razones muy breves para refutar a esta creencia medio loca; razones que pueden servir para ver mejor el asunto, para entender más nuestra mente y para ver mejor cómo el materialismo es inaceptable y cómo es manifestación de voluntad de poder. Y, en segundo lugar, creo que sería muy útil ver cómo estas creencias pasan a la imaginería popular y criticar esto último y así poder ayudar mejor a la gente y entender mejor nuestro mundo. Vamos primero a las razones:

1) Los “científicos cognitivos” dicen que hay que buscar los programas con los que opera la mente, pero eso no resuelve el hecho de que el hombre posee capacidad para realizar una libre asociación de todo lo que uno tiene en el intelecto y la imaginación y lo que conoce por primera vez, que es potencialmente infinito, de manera incompatible con interpretaciones sistematistas, es decir, que interpretan como sistemas (cuadros cerrados) a la mente, como los sistemas de computación, incluso los llamados “expertos”, que pueden “aprender”, pero sólo dentro del rango de lo que sea el ámbito del programa. (más…)

Hollywood en alto contraste (3): ideología en el cine (B)

James Cameron, director, productor, guionista, quintaesencia hollywoodense

James Cameron, director, productor, guionista, quintaesencia hollywoodense

El domingo de la semana pasada, publiqué Hollywood en alto contraste (3): ideología en el cine, en el que se ve cómo actúa este rasgo de “la industria”, anteriormente, el 26 de febrero, traté de mostrar cómo opera ese rasgo, en las formas de Hollywood. Hoy voy a poner un ejemplo espectacular. Me dirán que esto es parcial, porque muestra sólo un ejemplo: a James Cameron, pero hay que ver la influencia de éste, el lugar en que dice las cosas que citaré y la consistencia del gran cainita del mundo de hoy (otro día les explico qué es cainita y por qué Cameron es el gran cainita de nuestra sociedad) con la ideología hollywoodense, que, por lo demás, es más bien monolítica, aunque no del todo. Espero que lean este corto texto y lo disfruten:

Pero tiene modos mejores, Hollywood. No sólo lanza ataques nada velados, alternados de lisonjas para despistar, como hace, por ejemplo, Robert Zemeckis. Uno puede ver lo que dice otro de sus más “dignos representantes”, James Cameron. Cameron te pone una historia de romance, a lo Romeo y Julieta, mezclada con la dama y el vagabundo. Todo bello, la actriz, el paisaje, el actor. Su denuedo. Sus palabras; la música. Los gestos de romance. Bello todo. Pero mira bien. Comunismo, para empezar. Una abuela, 70 años después, confesándole a la nieta que vivió toda su vida añorando a otro hombre, a uno distinto de su marido. Y el clímax de la película es la tremenda follada, me disculpan (la vulgaridad está allá), que le echa Di Caprio a Kate Winslet en el carro, en el automóvil. Titanic, la segunda más vista de la historia. Dice mucho.

Ya en Terminator había gritado: futurismo, einstenianismo del fantástico (del que cree en el viaje en el tiempo), la dignidad de la

Sam Worthington, Zoe Saldaña, Pachamama y la New Age comunista: sueños de "la industria"

Sam Worthington, Zoe Saldaña, Pachamama y la New Age comunista: sueños de “la industria”

madre soltera, sexo irresponsable, “libre”. Pero hay que ir a su obra maestra, su máxima realización, que es la película de Hollywood, de todos los tiempos (dirán que es El Padrino, El Ciudadano Kane, Casablanca: no me importa, a éstas también las podría comentar, con no muy buenos diagnósticos, sobre todo las dos primeras). Avatar es una estrella refulgente hollywoodense. Antioccidental, en tanto y en cuanto un anticapitalismo comunista puede ser no-occidental, new age y pagana, materialista; con su historia de amor, su “épica”, sus efectos especiales, sus batallas, la traición del bueno justificada, odio a la humanidad. Hermoso todo. En Inside the Actor’s Studio, le dijo muy claro a James Lipton que alguien le había preguntado que si esa película no tenía demasiada “bullshit” (sus palabras). Según su propio relato, él asintió, dijo que sí: “¿qué es eso de la religión de la tierra, de pachamama; qué es eso del árbol de los espíritus, no es verdad? Sí, es demasiado”. “Pero, un momento, dice James, mr. Cameron, tú metes eso con el romance, la ‘épica’, la batalla, la emoción, la música, los efectos especiales y la gente la va a comprar: los engañaremos”. “Ya ven, lo hizo, lo logró, los engañamos”. Risas del público, gestos de admiración, felicitaciones de Lipton, y la enorme satisfacción no disimulada del “artista”, de este mesías, que tiene que cambiar la tierra.