Kalós

Inicio » Posts tagged 'Iglesia'

Tag Archives: Iglesia

Anuncios

¿Dónde están los ladrones? En la abominación de la desolación

Hemos llegado ya al límite en que no oponerse es cobardía o idiotez galopante

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

Van a lavarle los pies a las mujeres, en un rito que es reminiscencia de la primera ordenación en la Iglesia, en la que el Varón Cristo, consagró a los doce varones.

Celebrarán al heresiarca Lutero, que participó en la primera gran bigamia de la historia del Cristianismo, la de Felipe de Hesse; que vació conventos, prostituyó monjas; soliviantó al pueblo y, cuando se alzó, puso a los príncipes a masacrarlo; y murieron más de 100.000; 25 mil luego de la rendición. Lutero, destructor de la unidad de la Iglesia y de la civilización Occidental.

Le dan la comunión a luteranos y dicen, expresamente, que los luteranos pueden comulgar en la Misa auténtica, sin confesión y sin unirse a la Iglesia y declara su Fe en la Eucaristía.

Dicen que la Iglesia incluye a todas las sectas cristianas, a los de otras religiones y hasta a los ateos comunistas, reunidos en aquellares vaticanos y bolivianos. Se trata de la hipótesis franc-cis-cónica del “poliedro”.

Confiesan abiertamente hacer lobby para tumbar papas y para poner a sus panas modernistas en la Sede de Pedro y aseguran que, en el presente, han triunfado.

(más…)

Anuncios

“Donde esté el cadáver, allí se reunirán los buitres”

Los buitres sacaron la cabeza, en el próximo cónclave, no la podrán esconder

Los buitres de Daneels-Kasper-Martini, de San Gallo, sacaron la cabeza, como con las intelligentsias traicioneras, ya no tendrán dónde esconderlas [esta imagen la tomé de googloe images, por casualidad, decía que era del blog in-exspectationes.blogspot.com, de Flavio Infante]

Los buitres de Daneels-Kasper-Martini, de San Gallo, sacaron la cabeza, como con las intelligentsias traicioneras, ya no tendrán dónde esconderlas [esta imagen la tomé de googloe images, por casualidad, decía que era del blog in-exspectationes.blogspot.com, de Flavio Infante]

“Hoy no es que haya contestación o, incluso, debilidad de la autoridad ante los desafueros. Hoy la autoridad se ha corrompido. Hoy, el obispo de Roma no se llama Papa, dice que él no es la cabeza de la Iglesia, pero impone su visión de la disgregación del Cuerpo Místico, como si fuese cadáver, del que el Espíritu hizo defección, al que le cortaron la Cabeza, que es la Vida” (El obispo de Roma tiene un ministerio para homosexuales en su diócesis). El texto citado es mío, lo confieso, es un grito de dolor lanzado en estos días. Pero es un dolor en la esperanza. Cuando se muere una persona santa o un gran amigo o un familiar, una persona de Fe llora, se duele profundamente. No es que no tenga esperanza, es que el ser querido se fue, se fue “muy lejos”, se fue a un sitio con el que, mientras dure la vida en esta Tierra, no podrá comunicarse de manera natural. ¿Qué se hace ante el mal? Dolerse, es la respuesta virtuosa, porque amar al bien es virtuoso y el mal es una separación respecto de él. El fin del dolor sería el fin del amor y eso no es una opción. La respuesta ante el dolor, entonces, es la virtud, la Fe y la Esperanza, como en el Libro de la Sabiduría: “El justo, aunque tenga un fin prematuro, gozará del reposo. La vejez honorable no consiste en vivir mucho tiempo ni se mide por el número de años: los cabellos blancos del hombre son la prudencia, y la edad madura, una vida intachable” (IV,7-9). Uno se alegra por la vida buena del amigo, por la Misericordia de Dios que nos salva, por el premio, propter retributionem; pero se duele por la partida: ¡¡¡Jesús se estremeció y lloró por la muerte de Lázaro!!!; ¡y eso que, desde que le avisaron de la enfermedad, Él obró para dejar que todo sucediera como sucedió, ¡¡¡para que se manifestara en Él la Misericordia, el Plan salvador, su señorío sobre la vida!!!! Entonces, la Iglesia triunfará, pero el dolor es bravo. La Iglesia quiere suicidarse, su representante, el Vicario de Cristo, quiere matar a la Iglesia… Qué gran mal, qué gran dolor…

***

En el discurso del sábado en la celebración de los 50 años del sínodo, todo quedó claro (http://www.aica.org/20289-el-papa-francisco-presidio-0-aniversario-del-sinodo.html). Ya estamos de lleno en los planes, no de Dios, no en los que se cumplen mediante la Cruz de Jesús (Isaías LIII,11), sino de la tiranía mundial totalitario-diabólica… La Iglesia, según él, ya es una muerta, ya él la mató. Ahora queda que el cadáver se disgregue, que se haga polvo y que sea comido por los gusanos. Ya se han reunido los buitres. Están todos en Roma, quieren comer carroña: unos con sotana, otros con micrófonos, otros con chequeras, otros con armas de destrucción masiva, muchos con boinas rojas… La profecía está por cumplirse…

(más…)

Observatorio antitiranía: reporte de persecución

Este Vaticano ataca la Fe, pero no lo puedes exponer: Rosica demanda a bloguero canadiense

Rosica con Francisco; en el fondo, Wuerl ríe. A david Domet le cayó un gran peso encima, por amor a Cristo, a apoyarlo, la Cruz lo está llamando, todos debemos cargarla con Cristo y sus elegidos

Rosica con Francisco; en el fondo, Wuerl ríe. A david Domet le cayó un gran peso encima, por amor a Cristo, a apoyarlo, la Cruz lo está llamando, todos debemos cargarla con Cristo y sus elegidos

El padre Tomás Rosica es un hombre de los medios de comunicación, dirige desde hace tiempo la televisora Salt and Light, Sal y Luz, la primera emisora católica del Canadá. Ha trabajado en importantes puestos, tiene amplia formación académica, ocupa lugares de honor en universidades católicas prominentes de los Estados Unidos: Presidente de la Assumption University de Windsor, Ontario; miembro del Consejo directivo de la Universidad Santo Tomás de Houston, miembro de los Consejos superiores del St. Thomas College de Nashville Tennessee y del St. John Fisher College in Rochester, New York, así como del Comité de la Fundación Gregoriana de la Universidades Pontificias Jesuitas de Roma y consultor de la Sede presidencial “John Cardinal Foley” en el Seminario San Carlos Borromeo de Filadelfia. En virtud de todo esto, el padre es el portavoz vaticano para el mundo de habla inglesa, en la actualidad.

Bajo esa guisa, el padre Rosica trabajó en el “Sínodo de la Sodomía”, el pasado sínodo, de octubre 2014, como fue llamado por la gran revista Culture Wars (http://culturewars.com/2015/Synod.htm), el sínodo de la deconstrucción de la familia, que no trató de resolver ningún problema de la familia de hoy, sino de destruir a la familia y, junto con ella, a la Iglesia Católica como un todo. Fue el sínodo que se celebró entre el 4 y el 18 de octubre en que se obligó a los padres sinodales a dar sus ponencias antes del 8 de septiembre; para luego ser estudiadas, saber cómo responder a todos los argumentos ortodoxos, discriminar entre “reaccionarios” y “deseables”, para dar derechos de palabra en la asamblea del sínodo. El sínodo de la democracia y la sinodalidad, en que los padres tenían 4 minutos para hablar y las ponencias no se hacían públicas, sino por conferencia de prensa controlada y dirigida por las mismas personas, las más cercanas a Francisco, Papa. En el que la Relatio del intermedio se soltó a los medios sin aprobación de los participantes, a sus espaldas, con contenidos contrarios a la doctrina católica y a lo discutido en la asamblea, con el trabajo de la comisión de gentes nombradas por el Obispo de Roma y con su aprobación expresa (https://www.lifesitenews.com/news/pope-francis-approved-family-synods-controversial-mid-term-report-before-pu). El peor documento en la historia de la Iglesia, sacado en estas circunstancias, en todo este contexto… y luego de un ataque intenso y extenso por parte de la Curia, liderado por un cardenal, Kasper, que, desde 1967, ha mostrado que no tiene ninguna fe, que dice que Dios no puede ser inmutable, pues eso es un insulto al hombre cambiante, que progresa; que, en 2013, completó esta doctrina, diciendo que la omnipotencia divina se manifiesta en su capacidad para cambiar y hacerse a Sí mismo sentir pasiones como los hombres, en particular, la misericordia, sin ninguna analogía, literalmente. De estas doctrinas, el papa de la revolución dice que son la gran teología (hasta le hace propaganda pública a su libro: vid. artículo citado de Culture Wars Magazine): a éste, símbolo viejo del antagonismo a la Iglesia, el Caballo de Troya en tanga (como dicen vulgarmente en Venezuela), lo puso a dirigir el ataque: los divorciados y unidos civilmente a terceros (adúlteros: Marcos 10,2-10) tienen que ser admitidos a la comunión… esto lo llama Francisco, Papa, teología serena. A quien se le oponga: ideólogo, débil de corazón y duro de piel, fariseo, apegado a sus disciplinas [sin sentido], fariseos, legalistas, apegados a la letra que matan al espíritu, avinagrados, cuenta cuentas del Rosario. Y, para rematar, todo esto se unió a la promoción activa de la homosexualidad, de las pastillas anticonceptivas y demás medios artificiales (que, para colmo, son potencialmente abortivos, como la misma pastilla, la del día después, el DIU, etc.; sin contar sus efectos indiscutibles en el detrimento de la salud de la mujer). Esto último se hizo bajo la guisa de la beatificación de Pablo VI, al tiempo que se ponía entre los paréntesis de la “moral gradual” a su famosa encíclica sobre el sexo, la procreación y el maltusianismo Humanae Vitae. Rosica, como portavoz para el mundo de habla inglesa, participó de todo esto: dijo que no se podía hablar, en lo que se refiere a la homosexualidad y a otras de estas plagas, de cosas “intrínsecamente desordenadas”, de “vivir en pecado”, que había que promover, oh, surprise, la “gradualidad” (ver, aparte del artículo citado de Culture Wars, mis artículos: el sínodo de los obispos católicos de Kasper: la tormenta se asoma en el horizonte, Tiranía informativa y traición a la Iglesia, el curso del Sínodo, Lo hicieron, fue Wuerl, ahora la homosexualidad es un DON, El sínodo bajo el control de la tiranía mundial, El sínodo de Kasper concluyó, su historia se empalma con la HISTORIA ¿y sucesos cósmicos?; ahí se pueden ver todas las fuentes informativas).

(más…)

Desolación gringa y vaticana

Las monjas rebeldes con espaldarazo pontificio, al finalizar la visita apostólica

Joao Braz de Aviz, la fea cara de la nueva religión mundial... y del reino del doblepensar, la mentira más radical de la historia; ergo, la más hija del Padre de la mentira

Joao Braz de Aviz, la fea cara de la nueva religión mundial… y del reino del doblepensar, la mentira más radical de la historia; ergo, la más hija del Padre de la mentira

Hace 50 años, las religiosas de los Estados Unidos de América eran una potencia superior al aparato militar de ese país, de eso no hay duda. No había un ejército sobre el planeta, no habrá un ejército, que se compare a esas mujeres insignes que formaron ese eneorme aparato de Luz, de la Luz del mundo. Ni con millones de drones ni con bombas atómicas ni con los marines y los aviones stealth y los cohetes teledirigidos, capaces de acertar a una hormiga a tres tierras de distancia, nada sobre la tierra era capaz de igualar en mística y poder a ese aparato formidable. Ésa era una enorme fuente de preocupación para el enemigo revolucionario. En 1939, cualquier obispo de ese país, dado el empuje de sus instituciones y la fertilidad de sus matrimonios, podía hacer suyo a Tertuliano cuando decía en la Apología, algo como: los católicos estaban por todas partes, en todas las instituciones, de hecho, tenían las instituciones más fuertes, controlaban la moral del cine, ganaban el Oscar (La canción de Bernardette), los Estados Unidos, desde cualquier perspectiva razonable, parecían destinados a convertirse en el más grande de los países católicos. El mundo temblaba. Los revolucionarios tenían otros planes. Bertrand Russel, Gunnar Myrdal, Louis Wirth, Paul Blanshard, John Dewey, Rockefeller, Ford y las demás fundaciones, Saul Alinsky, gente ponderosa e inteligente y sin escrúpulos, tomaría en serio el reto. La OSS, antecedente de la CIA, fue formada por esta gente y con este propósito (entre otros) en mente. La gran reforma urbana de 1950 a 1980 tuvo este fin; la revolución sexual también. La victoria estuvo en los 60 con las decisiones jurisprudenciales que destruyeron el matrimonio natural y cristiano (vid. https://eticacasanova.org/2014/11/17/bruen-y-el-derecho-post-nietzscheano/), el informe Kinsey, los hippies, Andy Warhol, el rock and roll, la quiebra del código de decencia del Hollywood. Pero, más aún, con la claudicación de las instituciones católicas: la universidad, empezando por Notre Dame y su rector notabilis, Padre Theodore Hesburgh; el liderazgo de su Conferencia episcopal, bajo pervertidos como Dearden, Bernardin, Mahoney, Cushin, Weakland, gente que, como mínimo, trabajó para destruir la liturgia, la moral sexual y promover la homosexualidad y la entrega a Freud, a Rogers, Fromm y Maslow, a Watson, a Strauss y Heidegger y Marx; los sindicatos, corrompidos por Alinsky; las órdenes religiosas, el seminario y los colegios, bajo los mismos obispos, con los mismos auspicios…

Conviene ver la situación de las órdenes religiosas y la educación, para esa nefasta y fatídica década de 1960, de la mano de Michael Voris y su admirable Church Militant (.tv: http://www.churchmilitant.tv/dispatches/demolition/).

(más…)

Team Bergoglio: excomulgado; pero la nulidad no es una opción

Si se pudiera impugnar cada elección, la Iglesia quedaría a la deriva

MurphyO'connorAyer hablamos del libro de Austen Ivereigh, que aporta potentes revelaciones sobre la elección del actual Papa, que, de hecho, levanta serias dudas sobre su validez, incluso, levanta dudas sobre la pertenencia efectiva de Jorge Mario Bergoglio y una serie de cardenales llamados “liberales”, que se agavillaron, que se asociaron en una mancomunidad, llamada “el Team-Bergoglio”, a la Iglesia. Este libro todavía no ha salido a las librerías, pero ya ha causado una tremenda reacción. Ayer yo me preguntaba si ciertos nombramientos recientes no han sido una respuesta anticipada ante la presión que está por levantarse: Sarah y Napier, los “africanos ésos, negros mojinos” de Kasper. Sin embargo, al hablar de reacciones, no me estoy refiriendo a esto, que no es sino conjetura mía. Sin lugar a la elucubración, la secretaria de prensa del Cardenal Murphy O’Connor, salió a la palestra a la defensa de su jefe: publicó una carta al editor en el periódico inglés Daily Telegraph, en la que niega, no las maniobras de su patrono, sino su participación en el último cónclave, el que eligió a Francisco. Además Maggie Doherty, hablando expresamente en nombre de Cormac Murphy O’Connor, asegura que su empleador no contactó antes del Cónclave al Cardenal Bergoglio para pedirle ser candidato al Papado; lo que, hasta el punto en que él puede ver, tampoco lo hizo ningún otro cardenal. Finalmente, recuerda que las ocurrencias del cónclave son secretas.

***

Un señor Br. Alexis Bugnolo reporta la acción de la Mrs. Doherty, en un artículo (en: https://fromrome.wordpress.com/2014/11/25/if-ivereigh-is-to-be-believed/), en el que publica una copia escaneada de un ejemplar del Daily Telegraph, que es donde se lee lo dicho por la dama. Para él, esta negación es tan sospechosa que elige darle un buen beneficio de crédito a Ivereigh, pues le parece darle una importancia desmedida al asunto. Parece, solamente, pues, si se lee la ley eclesiástica y se juzgan desde su perspectiva las revelaciones de Ivereigh, Murphy está en un grave aprieto, lo mismo que sus cófrades en la ideología. Hay que revisar esa normativa.

El bloguero citado se fija en la ley sobre elecciones papales dictada el 22 de febrero de 1996, por Juan Pablo II: Universi Dominici Gregis. La referida ley establece penas de excomunión, latae sententiae, para los que violen el deber de mantener en secreto los aconteceres del Cónclave o de las Congregaciones Generales anteriores al mismo, lo que incluye a los cardenales que no participen en el Cónclave, aunque sí en las Congregaciones (58 y 59). En la misma pena incurren los “cardenales electores que establezcan pactos, acuerdos, promesas u otros compromisos de cualquier especie”, que los pretendan obligarse a dar o negar sus votos a cualquier o cualesquiera personas; tales compromisos son nulos y no son vinculantes para nadie (81). Pero la ley continúa: prohíbe el establecer pactos para tomar determinados cursos de acción en el caso de que alguno salga electo: tales pactos son absolutamente nulos y no obligan a nadie (82): un pacto tal, según ha confesado Francisco y varios cardenales (entre los que está Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York), fue asumido en el último Cónclave.

(más…)

Tradicionalistas, sigamos razonando: subsistit in, libertad religiosa y diálogo ecuménico

Sus invectivas, mayormente, están fuera de foco

“Subsistit in”, Lumen Gentium 8, una nueva visita, guiada por Santo Tomás

A las puertas de Mordor, unos pocos hombres son rodeados por un ejército muy superior. La valentía y el desprecio de esta vida, para realizar su sentido, son enormes y generalizadas. Sólo con estas disposiciones de parte de sus defensores, la Iglesia saldrá del abismo presente

A las puertas de Mordor, unos pocos hombres son rodeados por un ejército muy superior. La valentía y el desprecio de esta vida, para realizar su sentido, son enormes y generalizadas. Sólo con estas disposiciones de parte de sus defensores, la Iglesia saldrá del abismo presente

Miren lo que dice Santo Tomás del Verbo encarnado, en la parte III de la Suma Teológica, cuestión 2, artículo 4 (en los artículos 2 y 3 está más desarrollado el mismo tema: escojo este artículo, precisamente, por su concisión), que copio directamente de la página del profesor Enrique Alarcón, de la Universidad de Navarra: “Respondeo dicendum quod persona sive hypostasis Christi dupliciter considerari potest. Uno modo, secundum id quod est in se. Et sic est omnino simplex, sicut et natura verbi. Alio modo, secundum rationem personae vel hypostasis, ad quam pertinet subsistere in aliqua natura. Et secundum hoc, persona Christi subsistit in duabus naturis. Unde, licet sit ibi unum subsistens, est tamen ibi alia et alia ratio subsistendi. Et sic dicitur persona composita, inquantum unum duobus subsistit”. La persona de Cristo es simple, en cuanto a la naturaleza divina, en cuanto ES Dios, simple como no podemos concebir. En cuanto a la persona o hipóstasis, sustancia, sujeto,  SUBSISTE EN dos naturalezas: ES Dios y hombre, es decir, SUBSISTE EN la naturaleza humana y en la divina. De donde, aunque SEA uno SUBSISTENTE, ES, sin embargo, una y otra naturaleza, en virtud del SUBSISTIR. Como dicen en mi tierra, báilenme ese trompo en la uña: como les he dicho, cualquier filósofo aristotélico, teólogo tomista, vive en un universo, el real, en el que no es problema decir que la Iglesia de Jesucristo ES, SUBSISTE EN, la Iglesia Católica. Para abundar un poco más, por si todavía tienen dudas, vean lo que dice en el artículo 8, de la misma cuestión: “unio importat relationem divinae naturae et humanae secundum quod conveniunt in una persona”: según el texto, que después explicita más, la unión de las naturalezas en la Persona divina del Verbo, CONLLEVA (importat) relación entre las naturalezas que “conforman” una Persona. La relación entre las naturalezas ES la unión, pero aquí dice que CONLLEVA. Como dicen en inglés: go figure, ¡imagínate esa vaina!, traducen en mi tierra: subsistir en y por sí es algo propio de la sustancia, sentido principal del ser; conllevar, por otra parte, no es, digamos, un término ontológico, metafísico.

Después de esto, ¿qué vamos a decir, que a Santo Tomás hay que incluirlo en la lista de los que hablaron de manera ambigua para confundir e inducir a la herejía? Discúlpenme si soy estridente, pero el que diga eso, más bien, pasa a la lista de los desubicados del mundo. Entonces, díganme, ¿cuál es el problema con el número 8 de la Lumen Gentium, no será que hace falta un poco de colirio en nuestros ojos, para que no los tengamos turbios al ver lo que hace la Iglesia?

La libertad religiosa… en el estado ¿laico?, no, laicista

El Concilio llamó a reconocer la libertad religiosa. Eso, aparentemente, según ustedes, viola el dogma católico. Vamos a ver: Jesucristo es el mesías, sin Él, no hay salvación; Él es la única revelación completa del único Dios verdadero (Jn. XIV,6 y 9). Además, la Iglesia es el camino que Él estableció, es su Sacramento, su Esposa, su Cuerpo Místico (entre infinidad de pasajes, el más comúnmente citado: Ef. V,22-33; cfr. Tim. III,15). Extra Ecclesiam nulla salus. Todo esto es verdad, ¿quién lo duda?, será un pelagiano, que cree que nos salvamos sin la gracia; o un luterano, que dice, negando como el 80% de la Biblia, que, como Jesús es el único Mediador, la Iglesia no pinta nada; o un new age, que, como cree que no hay pecado, cree que no se necesita ningún redentor; o un ateo, que cree que nos morimos y nos “aplastamos”; o un hinduista-budista-orientalista, que creen en la reencarnación, el karma y el dharma. Si eres cristiano de verdad, crees que fuera de la Iglesia no hay salvación: y, si eres cristianos de verdad, estás, en lo que se refiere a tu religión, en la “verdad completa” (Jn. XVI,14): de eso no hay duda. La única duda, en este caso, procede de ignorancia, de estar completamente imbuido en otra tradición, de modo que, de manera no culpable, tengas barreras sólidas para aceptar la verdadera Fe, de la ignorancia, pura y simple, o de alguna culpa.

(más…)

A mis amigos tradicionalistas (II)

Hay males, es verdad, pero no están justificados para dejar la Iglesia

Juan Pablo II, en Varsovia, lanzó el ataque que derribó la Cortina de Hierro. Inmenso león de Dios: profetizó la crisis y la enfrentó como nadie más lo hizo

Juan Pablo II, en Varsovia, lanzó el ataque que derribó la Cortina de Hierro. Inmenso león de Dios: profetizó la crisis y la enfrentó como nadie más lo hizo

Amigos tradicionalistas, les escribo esta segunda carta, con buena inspiración, fajado, oyendo la Missa Papae Marcelli, de Palestrina: sublime. Espero haberme acercado a ustedes con el escrito de anterior y espero que, con éste, quedemos mucho más cerca. Porque, si ando en una “COMO” diatriba con ustedes, es porque quiero que nos acerquemos, por el amor de Dios, de su Iglesia, de los dones que se ha dignado darnos. Ahora voy a dirigirme al lado contrario. Ayer me fui a las traiciones infinitas de las que somos víctimas, nosotros y Dios… o nosotros los de Dios y nuestro Señor, Rey, General, Amo, Amado, Vida. Con este escrito, pretendo mostrar que hay cosas que ustedes tienen por traiciones horribles, de gente buena, y que no lo son; que, con todo el cariño del mundo se los señalo, tienen  un desenfoque sobre ciertos puntos centrales. Si los ven, el camino de la unidad estará más allanado. Sé que no es fácil, pero espero contribuir en algo a la gloria de Dios, con verdadero amor fraternal, en Nuestro Padre.

Tenemos, inevitablemente, que referirnos al Concilio Vaticano II y a los papas posteriores.

Trataré de echar luz sobre varios puntos, quizás no todos, pero sí varios importantes: que, si se ven errores importantes, puede que los otros queden en una posición de mayor “indefensión”. Claro, no les atribuyo a ustedes errores doctrinales (o no los que ustedes esperarían, quizás), sino errores en la valoración de dichos y aspectos de la gran Asamblea del siglo XX.

La lámpara de tu cuerpo es tu ojo, si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas

Lo primero es un asunto de actitud hacia el Concilio. Ustedes, es inmenso constatarlo, tienen las mismas opiniones sobre este tema que sus contrapartes “liberales” (tiranuelos, en realidad: miren a Kasper). Unos y otros hablan del Concilio como ruptura. Vamos a dejarlos a ellos a un lado, que después, juntos, los enfrentaremos y los sacaremos de la Iglesia o los obligaremos a convertirse, a dejar sus mentiras y maldades (aunque algunos lo hagan por brutos, borregos, ignorantes y demás excusas absolutorias o atenuantes). Lo de la ruptura: dicen lo mismo, ustedes y ellos, pero hay diferencias, diferencias de talante. Pongamos un ejemplo ilustrativo: el modo como se tratan las palabras que popularmente tienen doble sentido, en Venezuela, de donde soy, y en Chile, donde vivo desde hace más de siete años. En Venezuela, hay más mente-sucias, probablemente, que en Chile. En Chile, sin embargo, hay un matiz curioso, si la palabra tiene una “fama” fuerte de doble sentido, es grosería y no la puedes usar, de modo que los mente sucia ganan. Es como el arco iris y los homosexuales o el rojo y los comunistas: eso no es de ellos, es de Dios, de su naturaleza y del hombre, en general. Así, vamos a volver al Concilio, un texto cualquiera puede ser tergiversado; y un texto en el que entraron los cizañeros a meter confusión puede ser corrompido fuertemente. El trabajo de los buenos es, como el de Santo Tomás, mientras se aclaran las cosas, forzar la interpretación sana, no dar la razón a los malos. Y, señores, CUALQUIER TEXTO ES SUSCEPTIBLE DE CORRUPCIÓN INTERPRETATIVA: vean a los protestantes, las decenas de miles de sectas, salidas de los mismos pasajes bíblicos. ¿No rezaba el Aquinate, “DA MIHI […] INTERPRETANDI SUBTILITATEM”, “dame sutileza para interpretar”? Es verdad que, PROBABLEMENTE (¿qué será de la vida de la parábola de la cizaña?), no deberíamos estar en estas luchas, pero es lo que hay y es el modo como, hasta ahora, en el mundo presente, el de la corrupción más brava jamás vista (como muestra la “misa” a satán de Ocklahoma [y vendrán más y en todo el mundo, no lo dudes: allá sólo empieza todo, los demás repetimos como autómatas descerebrados: el progreso]; y todo lo que digo en el escrito anterior), es el modo, digo, en que Dios preservó a su Iglesia en este mundo… Y decir otra cosa es asegurar que las promesas y profecías de Jesús eran falsas, que Él no es omnipotente y omnisciente, es blasfemia, que lleva al cisma…

(más…)