Kalós

Inicio » Posts tagged 'identidad de género'

Tag Archives: identidad de género

Anuncios

La tiranía de la homo-phobia y la revolución de la irracionalidad, II

Es una guerra y no habrá prisioneros, la meta es el exterminio

Esto excita a los libertarios de la NAMBLA, la conexión actual a la lucha primitiva de los homosexuales: la "libertad" total

Esto excita a los libertarios de la NAMBLA, la conexión actual a la lucha primitiva de los homosexuales: la “libertad” total

A mi ahijado, David, que Dios lo ilumine

Cirilo y Macrobio hablaron por teléfono aquella noche. Macrobio quería volver a ver al pana, le caía extremadamente bien. Él sabía lo amable que era y lo que sufría. Cirilo era un tipo de enorme corazón, inteligente, preocupado por el bien y por los demás, hombre de su casa, que no le tenía inquina a nadie, a pesar de que muchas veces se había tenido que llevar palazos de parte de gente “muy tolerante” o de “buenos católicos”… “Hoy por hoy, ser claro es un tremendo problema”. Así, pues, que decidió invitar al pana ese viernes a su casa, podía ir con sus hijos a pasar la tarde, les iba a comprar una merienda a todos. Una condición puso Cirilo: “sin cerveza, que con alcohol no se puede razonar con claridad”. La racionalidad era lo suyo…

Macrobio – Hola, familia, ¿cómo están esos campeones, ah? Pasen, pasen, ahí les tengo jugo, galletas, chocolate; pueden ir al patio a jugar, pueden ver alguna película, lo que quieran. Vayan, que su papá y yo vamos a tumbar al gobierno…

Cirilo – Vayan, chamitos, aquí está la tablet, pero sólo pueden jugar después, dentro de dos horas, y, si no han incendiado nada, no hay tablet, ya saben: ¡¡¡ aaaaaaa juu-gaaarr!!!

M – Pasa, mi pana, ¿cómo va todo?

C – Aquí, chamo, ¿y los viejos?

M – Están casa de mi abuela, sabían que tú venías con los chamos, “me abrieron paso”, para que los recibiera, creen que tú eres una gran cosa, brother. No, no, es que están cuadrando cosas de la boda…

C- ¿Y la jeva, qué?

M – Con la mae, tú sabes, ahorita yo nada más soy el novio: las cuaima-viejas son más importantes…

C- Qué locura, yo viví eso… intensamente, tú me comprendes.

M – Sí, para ti la intensidad es el ecosistema ideal. Pero, mira, pasando a nuestros negocios: el otro día no dijiste nada de una vaina que te oí decir un día: que la homosexualidad, que es perversión, lleva a la perversión. Esa vez me quedé pensando, porque una vez, en Margarita, cuando yo tenía 14 años, en el hotel aquél, el Bella Vista, tuve que salir corriendo de unos perrocalenteros parchitas…

C – Ay, sí, te crees el único en el mundo: de chamo, yo tuve varias experiencias horribles: al menos dos, de viejos que me dieron la cola [el “aventón”, en venezolano] y alguna otra por ahi; una en Rubio, estado Táchira, en una fiesta. Sabes que eso es de lo más común, maricones viejos y no tan viejos, queriendo agarrar a su “tierno”. La más grande lanza anticatólica de la historia, el escándalo de los curas, generada mayormente por freudianos infectados de revolución sexual de los años 60, que llegaron a puestos de dirección en la Iglesia, principalmente en los Estados Unidos, esa lanza, es un asunto de homosexuales, de viejos maricones metidos a curas (algunos corrompidos en el seminario por los anteriores, los casos están bien documentados: Bernardin, Dearden, Weakland, Kennedy son los nombres que estás buscando [Modern Psychology and Priest Sex Abuse, Culture Wars Magazine]): el gran escándalo de la pederastia es un escándalo de homosexualidad, busca, para que veas, alguna acusación a un cura, que se haya agarrado a una muchachita hembrita, no hay ninguna, cero, nada, “nara”, como dicen los gringos. Coge ésta: la NAMBLA (North American Man Boy Love Association) y el partido de los pedófilos de Holanda son asociaciones que han pertenecido a la asociación de homosexuales gringos (GLAAD). Finalmente, en Chile, como en el resto del mundo, los señoritos éstos se la pasan buscando bajar la edad del consentimiento [vid. https://es.wikipedia.org/wiki/North_American_Man/Boy_Love_Association]… A ver si la homosexualidad no tiene nada que ver con la perversión: gritan “¡pedófilo, pedófilo!” a los curas sodomitas, pero, con la misma boca, piden que se admita la pederastia legalmente, ¿qué es eso?

(más…)

Anuncios

La tiranía de la homo-phobia y la revolución de la irracionalidad, I

En su realismo mágico, no-argumentos convencen a todos

Platón y Aristóteles. Platón es un caso emblemático del personaje histórico que el lobby homosexual quiere presentar como uno de los suyos, para ganar respetabilidad, cuando fue un fuerte opositor de toda forma de sexo que no fuera la natural en un matrimonio como Dios manda

Platón y Aristóteles. Platón es un caso emblemático del personaje histórico que el lobby homosexual quiere presentar como uno de los suyos, para ganar respetabilidad, cuando fue un fuerte opositor de toda forma de sexo que no fuera la natural en un matrimonio como Dios manda

A mi ahijado, David, que Dios lo ilumine

Cirilo – Hola, Macrobio, desde aquella vez que hablamos de Homofobia, Misantropía [léanlo, éste es continuación de aquél] que no nos encontrábamos, ¿no? ¿Te acuerdas?

Macrobio – Por supuesto, Cirilo. Ese día sí estuvo buena la conversa, yo recuerdo eso de que los gemelos monocigóticos muestran que los argumentos “biologistas” de los del lobby que usa a los homosexuales como arietes son puras pamplinas: éste, que sería su mejor argumento, vuela por los aires, sólo un número que va, según los estudios, del 10 al 40 y dele % de los casos, cuando uno tiene tendencia homosexual, el otro también la tiene, ¿no? ¿Cómo sería genético, si números tan pequeños, explicables más por la educación común, observan la coincidencia?

C – Así mismo es.

M – Para mí, ese argumento es bastante inolvidable, pero todavía tengo muchas dudas.

C – ¿Sobre qué, sobre lo de la “homofobia”, en vez de ‘misantropía’?

M – No, chico, eso está más que claro, la palabra ‘homo-phobia’ es un neologismo estúpido lingüísticamente, un sinsentido, un invento de un estúpido que no sabe nada de griego ni de cómo llegaron las palabras del griego a las lenguas romances. Da lástima que la gente repita así, como lora, esa payasada. Sobre todo porque, como tú dijiste, nadie le tiene “miedo” (phobia) a nadie, de lo que se trataría sería de que eso es inmoral, punto. El problema lo tengo ahí.

C – ¿Dónde?

M – En dos cosas, en realidad. En que, según dijiste, eso no es un asunto de los homosexuales, sino de grupos diferentes, que usan alguna aspiración que pueda parecer de éstos, que pueda usarse para manipular a la sociedad, unos que quieren ejercer el gnosticismo. También que lo que dijiste de la inmoralidad de la homosexualidad todavía no la veo, es decir, tú parece que argumentaste concluyentemente, pero, de todos modos, no me convence.

C – Ay, Macrobio, sigues siendo un tipo interesante, con razón me gusta discutir contigo, porque te aprecio y me haces explicarme a la plenitud de mi capacidad. El otro día, escribí un artículo sobre cierto tema en el que tocaba este asunto: cómo las masas de hoy, más que nunca antes, son caldo de cultivo para una tiranía sin precedentes. Das argumentos concluyentes, irrefutables, y no los aceptan, por no ser lo que ven en la televisión; mientras que, en ésta, los bombardean de “no-argumentos”, de paja barata, y se la comen con sal y pimienta. Una vez, yo le dije a un alumno que, dadas unas premisas, la conclusión se seguía de manera necesaria, si se cumplían los requisitos de validez: el genio me respondió que eso era “MI VERDAD”; traté de hacerle ver que lo que decía era locura y no había manera de que entendiera. ¿Ves?, la tiranía ya puede hacer lo que quiera, la gente cree que la lógica y la matemática, por hablar de dos ámbitos de necesidad absoluta, que están al alcance de las masas, son asuntos de los que se puede disponer, que son “subjetivos”…

M – ¿O sea que me estás aplicando la receta a mí, Cirilo, yo soy uno de ésos?

C – Cálmate, compinche, la cosa es que yo creo que el otro día argumentamos concluyentemente y me dices que no te convence. Déjame acordarme: hablamos de la biología, lo de los gemelos, que ya tú nombraste y que no pones en discusión [porque, en verdad, es indiscutible]. Dijimos que ni ellos se lo creían y que,  por eso, lanzan argumentos de que el hombre tiene el poder sobre la materia y la naturaleza y, por tanto, puede tener “libertad” para violar la naturaleza y su cuerpo; que la “identidad de género” es un asunto de la conciencia y los sentimientos, sin cortapisas biológicos; que el sexo es un asunto biológico irrelevante; que es una mera construcción cultural (como si la cultura fuera una arbitrariedad sin sentido)…

M – Bueno, sí, ese día destrozamos estos argumentos que ellos aducen para justificarse, eso no lo pongo en duda. Eso no es lo que me inquieta, de hecho, es tontería: decir que, como manipulamos cosas naturales, todo lo natural es manipulable o que no hay orden natural es de una ingenuidad, de un candor, enternecedor, ¿no?, como si, porque yo puedo aliar metales o hacer que haya ciertas reacciones químicas, que cambien la composición de los materiales, yo pudiera también hacer que las reacciones se dieran de la manera que a mí me diera la gana y no como son, según la naturaleza de las cosas, eso que llaman “leyes”. O, también, como si, porque podemos comer pollo, entonces pudiéramos también cortarnos el brazo para calmar el hambre o porque nos parece que, como el sofá se ve mejor de ladito, el cuerpo se ve mejor siendo asimétrico: qué loco, ¿no?, qué argumento tan bárbaro, una especie de justificación inepta de la voluntad de poder: como puedo manipular, toda manipulación me es lícita…

C – ¡Bien dicho, Macrobio! Pero, entonces, ¿cuál es el problema?

M – El problema es que, destruir sus “justificaciones” no equivale a mostrar que la homosexualidad es mala, decir eso es un ad hominem, por más que ellos, todos y los más inteligentes de entre ellos y de entre los que los favorecen tengan mucho tiempo y hayan dedicado mucho esfuerzo al asunto, eso no quiere decir que se hayan dicho todos los argumentos posibles. La cosa es demostrar que la cosa es mala, no que el que la hace no la sabe justificar.

C – ¡¡¡Compañero y amigo, perdóname y una loa para ti!!! ¡Qué bárbaro, me siento un enano: venir a insultar a uno que es mejor que yo! Me merezco que me pongas una penitencia, man.

(más…)

Homosexualidad y pedofilia

Quitado el orden y erigido el deseo en juez universal, cabe todo

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos "derechos" inventados

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos “derechos” inventados: afiramas la justicia, afirmas el orden, el planteamiento es otro

“Basta recordar que la Asociación Internacional de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA, por sus siglas en inglés) avaló durante cerca de 10 años una política a favor de la pedofilia, incluyendo entre sus miembros a organizaciones promotoras de la pedofilia, como Martijn [el partido de los pedófilos de Holanda, recientemente vuelto a legalizar] y la Asociación Norteamericana por el Amor entre Hombres y Niños (NAMBLA)” (ACIprensa, La pedofilia y la homosexualidad: La relación políticamente incorrecta, XX,07-13). Vengan ahora a decir que pedofilia y homosexualidad no tienen nada que ver. En Chile, una parte importante de la lucha es que la edad del consentimiento homosexual sea los 14 años y no los actuales 18 (Acción Familia, 08-01-11): “es una discriminación, porque los heterosexuales pueden consentir de 14”… No tiene nada que ver con conductas predatorias, no, no se trata de defender a menores, no, se trata de la discriminación de la sociedad machista-paternalista, del yugo de los machos heterosexuales… Y lo de la NAMBLA y Martijn en la ILGA, que debería llamarse “ILGBTI…A” (es decir, no “Lesbian-Gay”, sino “Lesbian-Gay-Bi.sex-Tras.sex-Inter.sex-whatevermore.sex” association), no es sino producto de tu HOMOFOBIA (bello neologismo). Claro que lo es, ya que decir la verdad, si la misma es contraria a los intereses no de los homosexuales, sino del lobby ése que quiere destruir la familia, usándolos a ellos (muchas veces contra su voluntad o sin su voluntad) como proletariado del que el lobby es vanguardia. Como lo fue del proletariado estricto, al fundar la URSS o la China de Mao o el Vietnam de Ho Chi Minh o la Camboya de Pol Pot. Lo mismo que de las mujeres, a las que “liberaron”, sin decirles que sus hijos iban a parar en drogos y pervertidos, sus hogares destrozados, sus vidas mermadas y en la vía del fracaso, aunque no importe, pues se “realizaron”, divorciadas, sin familia, pero con un éxito profesional, brother… El lobby: la vanguardia, el partido comunista… y los grupos de psicoanalistas y nietzscheanos, en universidades, partidos no-comunistas (mitad de camino entre borregos, cobardes, traidores a sus patrias), etc.… Sus intereses son los que importan, si te metes con ellos: HOMOFÓBICO, esto es, con miedo a lo semejante…

(más…)

En un mundo retrógrado, lleno de intolerantes oscurantistas

Rusia no reconoce los derechos de los gay, porque no hay acuerdos sobre el particular

Éste es el oscurantista Dolgov, el que cree que hay moral y que no somos dueños del mundo y que hay un orden que no puedes violar, que tirano, cree que el ser humano tiene límites y que no tiene poder absoluto, incluso para crearse a Dios,, para constituirse en Dios, para autodefinirse y definir todo lo que le dé la gana...

Éste es el oscurantista Dolgov, el que cree que hay moral y que no somos dueños del mundo y que hay un orden que no puedes violar. Qué tirano, seguro cree que el ser humano tiene límites y que no tiene poder absoluto, incluso para crearse a Dios, para constituirse en Dios, para autodefinirse y definir todo lo que le dé la gana…

Esto es fin de mundo, unos rusos ahí, un tan Konstantin Dolgov, comisionado especial para los derechos humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, es decir, el gobierno de este país, uno de los más potentes en materia militar, el más grande en extensión de terreno, el noveno más poblado, la octava economía del mundo, el segundo país que logró la utilización de la energía atómica, la punta de lanza de la revolución mundial, sede del modelo eterno, el del camarada Stalin, este país, no reconoce los derechos que tiene la revolución a acabar con la familia… Perdón a afirmar la libertad, la libertad de convertir en derecho todo lo que nos salga de la gana.

(más…)

Una jugada anunciada: los gay van por las iglesias

Pareja de noviOs ingleses quiere obligar a los anglicanos a bendecirlos

Si te opones a la revolución gnóstica, eres un nazi y un redneck, como los de la foto, que no tiene nada de estereotipada, no, ¿verdad Hollywood? Los rednecks son lo último del mundo... son cristianos, haberse visto...

Si te opones a la revolución gnóstica, eres un nazi y un redneck, como los de la foto, que no tiene nada de estereotipada, no, ¿verdad Hollywood? Los rednecks son lo último del mundo… son cristianos, haberse visto…

Cualquiera lo hubiera sabido; es más, ya estaba anunciado desde el principio, desde hace mucho, por lo menos: si no les das plenos “derechos”, eres un “homofóbico”, un discriminador, un nazi, mezclado con un sureño-red-neck gringo (el prototipo de bruto, desgraciado, “retrógrado” para los revolucionarios hollywoodense). Es decir: o los casas o las pagarás todas; “¿cuáles?”: “todas las que a mí me dé la gana”. “Es decir”, number two: o los ordenas curas o los contratas a trabajar en tus colegios o los metes en tu casa, si eso es lo que ellos quieren, o… “las pagarás todas… todas las que a mí me dé la gana… ¡¡¡Y AY DE TI SI LE DICES A TUS HIJOS QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES MALA!!!: ¡¡¡TU FAMILIA LA PAGARÁ HASTA LA QUINTA GENERACIÓN… ¡¡¡Y DESDE LA SEXTA HACIA ATRÁS!!!!!!”.

Esto es un  caso de derecho contemporáneo, de ‘derecho’ entendido a la manera individualista-relativista: “SILOGISMO 1: me da la gana; ergo, tengo derecho… si tengo fuerza para imponerlo. SILOGISMO 2: lo que me da la gana es contrario al cristianismo y al orden del mundo; ergo, tengo fuerza para imponer mi gana”.

(más…)

Para salvar la ciudad, la ley natural

Es la única salida; ergo, estamos en peligro

María Denisse Fanianos de Capriles utilizó su espacio en El Universal para dar voz a una víctima de un matrimonio homosexual (29-09-10). En los días sucesivos (30-09 y 4-10 del 10), aparecieron en ese mismo periódico sendas respuestas a dicho texto; uno de Alicia Hernández y el otro de Naibet Soto Parra, respectivamente. Vamos exponer y analizar esta discusión, a ver qué sale.

Alicia Hernández

La señora Hernández carga su artículo de gran cantidad de adjetivos contra la señora Capriles. Dice que lo que hace es un “pseudo artículo”, pone un “reduccionista análisis”, ésta está llena de “homofobia” y sus argumentos son muy “mezquinos” y deja entrever que es irrespetuosa e intolerante. De resto, usa cuatro argumentos. 1) El 70% de los sidosos son heterosexuales. 2) Entre curas católicos, hay abusadores de menores, como Murphy (el que puedo llamar “monstruo de Milwaukee”) y Maciel. 3) Hay muchos padres heterosexuales que maltratan a sus hijos. 4) Peor que entre homosexuales, es que los niños crezcan entre gente como la señora Capriles, una intolerante. En realidad, ninguno de estos argumentos tiende a mostrar absolutamente nada. Es decir, en el mejor de los casos, el del sida o el de los heterosexuales que maltratan a sus hijos, se presentan lo que en lógica se llama falacias: estos dos, la falacia del accidente, como cuando, en el chiste, cortadas todas las patas de la cucaracha, ante su desacatamiento de la orden de caminar, el investigador concluye que, sin patas, la cucaracha se queda sorda. Es decir, ¿cómo es que la homosexualidad es admisible porque hay sida o porque el hombre, el ser humano, es capaz del mal? Habría que decir que, si hay mal y ellos lo pueden conocer, entonces el bien en conductas humanas no está sometido a determinaciones arbitrarias, sino a un orden natural. Su testimonio, señora Hernández, bien analizado, se vuelve contra usted, al menos, como una propuesta para discutir, porque él supone que hay orden y que lo podemos conocer. Entonces, independientemente de las opciones arbitrarias, habiendo la capacidad para conocer el bien y el mal, ¿la homosexualidad es una conducta admisible por parte de los seres humanos?

(más…)

La revolución sex, drugs and rock and roll

De los hippies a los yuppies, una increíble mutación de la revolución… sin abandonar ni un centímetro de lo avanzado

Jenny, la viva revolucionaria, en permanente angustia existencial

Jenny, la viva revolucionaria, en permanente angustia existencial

Jenny es un personaje muy singular de Forrest Gump, ella da la clave de muchas cosas que suceden en la película y es una parte importante de que uno se identifique con el muchacho, que no era inteligente… aunque tampoco estúpido. La lealtad de Forrest es realzada por la continua caída de su amor eterno. Ella es clave para otras cosas: continuamente está suicidándose, continuamente está siendo como se decía en aquella época “auténtica”, definido esto como “espontánea”, en un ambiente de estímulos potentes para el sex, drugs and rock and roll; continuamente el existencialismo de la época, el del héroe Sartre, lleva a la pobre muchacha al fracaso existencial. Es lo que dijo MacCormick, en 1.978 (Legal Reasonning and Legal Theory): “la autonomía es real, pero sólo apoyada en un fundamento de heteronomía; los únicos verdaderos existencialistas son los psicópatas y viceversa”: traduciendo, a los muchachos hay que llevarlos a que decidan por sí mismos, pero eso sólo tiene lugar sobre la base de la cultura, la moral, el saber (al menos, el popular), la decencia, la educación; sólo un psicópata es una pura espontaneidad sobre la base del arbitrio de una mente en blanco, sin ningún ligamen social, generacional o con las exigencias de lo real, como pretenden los existencialistas, llevando al nominalismo a su extremo natural. Eso es lo que expresa Jenny, el personaje: esa irresponsabilidad no tiene lugar en el mundo, porque el existir te va a pasar factura, tendrás que responder, quieras o no, aunque trates de evadirte, no hay manera de eludirlo.

(más…)