Kalós

Inicio » Posts tagged 'gnosticismo modernista'

Tag Archives: gnosticismo modernista

Anuncios

Ana Catalina Emmerick vaticinó a Francisco y la crisis presente

Es asombrosa la manera como se nos advirtió para fortalecer Fe y Esperanza

La película de Mel Gibson utilizó como fuente las revelaciones de la beata renana

La película de Mel Gibson utilizó como fuente las revelaciones de la beata renana

La mística monjita renana, con sus estigmas recurrentes, beata de la Iglesia, declarada tal por san Juan pablo II, vio hechos que ella misma aseguró que eran futuros (uso la versión de esta página web: profecías). Futuros para ella, ¿pero también para nosotros? En 1820, dio esta tremenda advertencia: “El tiempo del anticristo no está tan próximo como algunos creen. Habrá todavía algunos precursores. He visto en dos ciudades doctores, de cuya escuela podrían salir estos precursores”. No estaba tan próximo hace 200 años, pero, 20 décadas después, ¿qué debemos pensar? Nuestra señora, en Lasalette, le dijo a Melania que “Roma perdería su fe y el anticristo se sentaría en la silla de Pedro”. ¿Llegó ya esa época? Bueno, antes de estudiar las razones por las que creo que está aquí, que el día ha llegado, el de la gran batalla entre la Iglesia y la anti-iglesia, como dijo Juan Pablo II, para quien ya había llegado en 1974 (al menos), vamos a darle a los incrédulos algo que no puedan explicar, algo que los deje fuera de combate, algo de lo que no puedan decir “tú no eres sino otro ‘religioso’ que cree en cuentos de hadas” o algo así. Vean, señores, lo que dijo Ana Catalina sobre Rusia, 100 años antes de que Nuestra señora, en Fátima, hablara a los tres niños, tres pastores impúberes, de la “expansión de los errores de Rusia”, antes de la revolución Bolchevique y en su víspera. Dijo Ana Catalina: “He aquí la Moscovia trayendo con ella muchos males. Los habitantes eran de un orgullo inusitado. Vi que se armaban y que se trabajaba por todos los lados. Todo era sombrío y amenazante. Vi ahí a San Basilio y a otros. Vi sobre el castillo de tejados relucientes, al maligno que se sostenía en las agujas”, dispuesto a lanzarse sobre el mundo… ¿Tienen todavía lugar para la incredulidad?

¿Vimos la traición a Benedicto, 190 años antes de que sucediera, vimos a la “mafia de San Galo”?

El papa Benedicto XVI fue cruelmente traicionado, Tarcisio Bertone y Sodano parecían dirigir la movida; pero había muchos más: Martini, Fisichella, Müeller y muchos más en la Curia. Por Dios, el escándalo de los documentos filtrados, mejor conocido como Vati-leaks, tenía como protagonista a su mayordomo privado: la traición estaba muy, muy, dentro de la casa. Ana Catalina lo vio: “Vi al Papa en oración; estaba rodeado de falsos amigos que a menudo hacían lo contrario de lo que decía. Vi al santo Padre en una gran tribulación y una gran angustia que afectaba a la Iglesia. Le vi muy rodeado de traiciones. ¡Ellos [San Galo] quieren quitar al pastor el prado que le es propio! ¡Quieren imponer OTRO [Francisco, no se olvide, se dieron a llamar “team Bergoglio”, en sus intrigas] QUE DEJA TODO EN MANOS DE LOS ENEMIGOS! Entonces, tomada por la cólera, ella elevaba el puño cerrado diciendo: ¡Alemanes Bribones! ¡Escuchad! ¡no lo conseguiréis! ¡El pastor está en una rocalla! ¡Ustedes, sacerdotes, no se mueven! ¡Dormís y la granja arde por todos los lados!, ¡no hacéis nada! ¡Cómo lloraréis por eso un día! Vi que, en ciertos casos de extrema desdicha, el Papa tiene visiones y apariciones [quizás por eso permanece tan tranquilo en la destrucción presente]”.

Si todavía quedan dudas de que los profetizados por Ana Catalina son Martini, Daneels, Kasper, Lehmann, Murphy O’Connor, después de las revelaciones del propio Daneels y del periodista Austen Ivereigh, quien trabajaba con el inglés últimamente nombrado, en su oficina de prensa, cuando el mismo estaba en plena conspiración, consideren lo siguiente. En la constitución Pastor Dominici Gregis, de febrero de 1996, Juan Pablo II determinó la excomunión automática, latae sententiae, de los cardenales y demás personas que conspiraran para llevar al papado a algún candidato. Estamos hablando de la mafia san Galo, del Team Bergoglio, ¿no es así?, no hay que ser profeta para ello, en el 2015. ¿Pero qué tal en 1820? Miren lo que dijo Ana Catalina sobre ellos: “Veo una cantidad de eclesiásticos castigados de excomunión, que no parecen inquietarse ni incluso saberlo. Y sin embargo son excomulgados cuando toman parte en esas empresas, cuando entran en asociaciones y se adhieren a opiniones sobre las que pesa el anatema. Veo estos hombres rodeados de una nube como de un muro de separación. Se ve por esto cuanto Dios tiene en cuenta de los decretos, de las órdenes y de las defensas del jefe de la Iglesia y los mantiene en vigor cuando incluso los hombres no se inquietan de ello, reniegan de eso o se ríen”. Pero hay más todavía: “alemanes bribones”: todos sabemos cómo Alemania, desde Schleiermacher, hasta Kuhn y Kasper ha tratado de destruir la Iglesia; bueno, en el sínodo, toda la tramoya para engañar a todo el mundo, se hizo con el documento con las conclusiones del círculo menor alemán, con la autoridad de Müeller, la verdadera de prefecto del Santo Oficio y la falsa de defensor de la Fe del teoliberal…

(más…)

Anuncios

Teología del cuerpo, sexo y modernidad

Sobre cómo los tradicionalistas, obsesionados con el modernismo, caen en la gnosis

Una discusión en internet

Monseñor Richard Williamson, atribuye la teología del cuerpo a una iluminada y no a una profunda visión antropológica y teológica: se equivoca

Monseñor Richard Williamson, atribuye la teología del cuerpo a una iluminada y no a una profunda visión antropológica y teológica: se equivoca

En estos días, como siempre hago, pues me gusta bastante, participé en un blog de internet, cuyo nombre prefiero dejar en blanco, por mi respeto al autor del blog y para que no le salpiquen lo que digan sus lectores. Yo expresaba mi preocupación por un asunto muy grave, que ahora no viene al caso, un hecho revolucionario terrible; yo decía lo siguiente, en un contexto más amplio: “la moral sexual cristiana, la moral matrimonial [está] enraizada en LA TEOLOGÍA DEL CUERPO y en la de las relaciones de Dios y el mundo, de la Alianza, de Cristo y su Iglesia”, y, sin embargo, los revolucionarios infiltrados en la Iglesia estiman que estos puntos, los más importantes que se puedan concebir en el sentido de la vida del hombre sobre la Tierra, “han sido superadas por la modernidad”, decía. Parece como si no hubiera nada que objetar a eso, sobre todo si eres católico o alguien decente, aunque profeses la religión de Shaka Zulu: quiero decir, es ley natural [la constitución natural del hombre y su repercusión en la moral sexual], en parte, y, de lo demás, parece algo que cualquiera que crea en Dios y en nuestra dependencia respecto de Él podría aceptar o creer plausible sin problema, si se le explicara lo que significa. Claro, no para los infiltrados, que no son gente decente, que eso es lo que significa su infiltración, ¿no es la cosa? Entones, todo decente debería asentir, ¿no? Bueno, espérense un minuto, entre los “tradicionalistas” católicos hay gente que no tiene paz con nada que haya dicho ningún papa, en los últimos 57 años, así sea el Padre Nuestro.

Un anónimo del blog, me salió con que eso de la “teología del cuerpo” era modernismo… por eso lo resalto tanto arriba. Citando un documento titulado Los que creen que han ganado (http://www.statveritas.com.ar/Cartas/CartaWilliamson11.htm), del obispo Williamson, de la SS Pío X, me mandó una andanada de retos. Parece que este hombre cree que, cuando me refiero a la teología del cuerpo, me refiero a unas loqueras que Von Balthasar sacó de una supuesta mística llamada Adriana von Speyr. Ella habría ejercido una enorme influencia en la “teología conciliar” (término despectivo con que los Pío X se refieren al Concilio Vaticano II). Esa influencia se extendería a varios temas; entre ellos, a según, la “teología de la sexualidad”, que sería nada más y nada menos que la teología del cuerpo de Juan Pablo II. Speyr, mientras tanto, habría tenido unas revelaciones en las que algún ser celestial le habría “revelado” que debe tenerse un gran aprecio por “el amor erótico”, por el “‘valor positivo’ de la ‘corporeidad’”; eso habría llegado a extremos que habrían debilitado a miles de vocaciones.

La inadecuación histórica de la acusación

A esto puede responderse de dos maneras. Una histórica y otra filosófico-teológica, que incluye un poco de historia de la teología, es decir, de la teología de Juan Pablo II, que no debe nada a ninguna señora Speyr. Para empezar, la caída en el pansexualismo de la Iglesia, a lo mejor, en algunos casos, tuvo que ver con esa señora; a lo mejor (puede que sí, puede que no), en la generalidad, encontró en su relación con Von Balthasar un importante impulso. Pero, para poner un caso inmenso, en los Estados Unidos, eso viene de curas, religiosos y obispos que eran homosexuales, mucho antes de que Von Balthasar fuera conocido fuera de su casa en Suiza. Ellos, en 1972, usaron a un tal padre Kennedy, que ha abandonado el sacerdocio, que era freudiano y que se dedicó a difundir prácticas psicoanalíticas, con el aval de Dearden, de Detroit, y el rey de la Iglesia gringa, del 68 al 2005, Joseph Bernardin, conocido homosexual, desde mucho antes de su ascenso impresionante (http://www.renewamerica.com/columns/abbott/060818). Esta operación es la causa principal del escándalo de los abusos en ese país (http://www.culturewars.com/2004/ModernPsych.html). El complejo jugó un papel central, el complejo que es hoy tan central en la pérdida de la Fe, el complejo frente a la “ciencia” que, para rematar, es “moderna”. La mediocridad, pues, que hizo que se sucumbiera a Freud, que se avergonzarán de decir que había milagros (“¿tú de verdad crees que Cristo alimentó a 15.000 con 5 panes?”), de admitir que hubiera profecía… Freud, Rogers, Watson, así como Buda, el Hinduismo y el New Age en general, entraron en los conventos y los seminarios… Eso, ni es Concilio ni es Speyr ni es Von Balthasar ni es teología del cuerpo de Juan Pablo II. Hacer estas cuentas históricas así es como vivir en un ensueño y no saber ni dónde se está parado… Y, lo peor del caso, ponerse en el filo, al menos, del cisma, sobre base tan firme: la casita sobre la roca, mi pana.

(más…)

Mío

¿Qué es, en realidad, mío, si mi ser no lo es?

Éste es, probablemente, el mejor libro de Lewis

Éste es, probablemente, el mejor libro de Lewis

Dice el muchachito de tres años: “mío”… y, por arte de ilusionismo, hace SUYAS todas las cosas. “Oye, tienes que ser mi amigo, fíjate, tu mami es mi hermana”; “¡¡¡NNOOOOOO, ELLA ES MÍÍÍAA!!!”. Su peluche es suyo, su pelota es suya. “Vamos a jugar, mira, ahí está esa pelota sin usar”; “¡nnoooo, mi peota e mmíííaa!”. Esta forma de mío es la forma favorita del infierno, en todo aquello que no sea un niño de tres años, como señala C.S. Lewis de manera tan acertada, en Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters). De hecho, al pobre niño cuyos papás no lo saquen de esa dimensión de mío, le esperan momentos muy difíciles… y no digamos nada de quienes caigan en sus manos. En el mundo de hoy, una fuerte corriente cultural ha hecho la más grande de las magias gnósticas: ha hecho que todos se queden en el mío del niño de tres años sin educar, del hijo único, de padres desapegados, ricos y consentidores, de tres años. Oh, tragedia.

“Sueña el rico en su riqueza, que más cuidados le ofrece; sueña el pobre que padece su miseria y su pobreza; sueña el que a medrar empieza, sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende, y, en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son y ninguno lo entiende […]. ¿Qué es la vida? Una ilusión, ¿Qué es la vida? Un frenesí, un engaño, una ficción, porque el mayor bien es pequeño y toda la vida es sueño y los sueños sueños son”, dice el gran poeta Calderón (La vida es sueño). “¿De qué le vale al hombre ganar el mundo, si ha de perder su alma?”, preguntó aquella Persona divina, la que se unió a nuestra humana limitación, sin limitarse en nada. “¿Quién tiene el poder? O Dios o el hombre, sólo una es verdad, cada respuesta excluye a la otra”: ésta es la respuesta del mago gnóstico, el inspirador de nuestro mundo: Marx. Él dijo “despertemos”, y quería decir “soñemos, vamos a soñar que somos dioses”. Y cada quien dijo, en nombre del comunismo, “soy dios, el mundo es mío, yo me defino, yo defino al mundo”.

Dijo la feminista: “mi cuerpo es mío, mato chiquitos, me independizo del falo”; dijo el avaro “liberal-capitalista”: “tengo ésta o aquella baratija, soy dueño absoluto”. Dijo el new age: “soy dios, me hago dios, construyo mi panteón y yo en el altar mayor, que se inmole el mundo ante mí, el portador del cristo cósmico, el hijo predilecto del universo”. Dijo el curita marxista-ateo-teólogo-teoliberal: “cristo es mío, es mío, porque soy el pueblo, soy el representante, el único, la avanzada del proletario en su lucha [intra-]histórica por la revolución, por destruir al opresor capitalista de todos los tiempos; la historia es mía y yo proyecto a otras sociedades las categorías que me den las ganas; y después digo que todo es intrahistórico y que cristo no puede hablarnos, pues es sólo un sentimiento sepultado por la historia”. Dice el homosexual: “mi cuerpo es mío, yo me defino, más aún, yo defino el parámetro de mi definición, yo soy un HOMO, y eso es bilogía, pero no, es elección libre, porque los sexos son biológicos y culturales, porque es cultural lo que yo diga, y la cultura la dicto yo, y yo soy HOMO, me reduzco a mis apetencias sexuales, y el que diga otra cosa es un nazi, según mi definición, que es mía”.

***

¿Qué es mío, los latidos de mi corazón? No, yo no  dispongo de ellos. ¿Los cabellos de mi cabeza? Que lo diga el calvo, que querría tener su melena, a la que añora en su vanidad. ¿Mi vida? Nadie sabe el día ni la hora: ¿de qué le vale al hombre ganar el mundo, si ha de perder su alma? ¿Qué daría a cambio de su alma? ¿El mundo? Al morir, dice Gandalf, atravesamos la cortina gris del mundo: ¿de qué nos valdría ganar el mundo, con su cortina gris, cuando todas las formas quedan derogadas?

(más…)

Aquelarre socialista del siglo 21 en el Vaticano

La nueva sede del Foro [comunista] de Sao Paulo

Para perpetua memoria: Evo, hijo de Chávez, hijo de Fidel, hijo de Pachamama, indígena, ícono de los excluidos, presidente comunista de su país. Junto a él de su vecina, Argentina, Francisco, Papa, por la gracia de Dios. Imagen más que reveladora

Para perpetua memoria: Evo, hijo de Chávez, hijo de Fidel, hijo de Pachamama, “indígena”, ícono de los excluidos, presidente comunista de su país. Junto a él, de su vecina Argentina, Francisco, Papa, por la gracia de Dios. Imagen más que reveladora

Ya no hay que debatir más, los hechos hablan por sí solos. Del 27 al 29 de octubre, se reunieron en el Vaticano una serie de agrupaciones de “excluidos”, de “movimientos populares”, muchos, al menos, si no todos (sin dudas que es lo más probable) son  comunistas: indignados de España, cartoneros de Argentina, sin tierra de Brasil, Frente Comunal Bolivariano de Venezuela, “indígenas” bolivianos, de Kenia, de Suráfrica, de Irlanda, de la India, de Corea, de Francia, Vascos (hispano-franceses o franco-españoles), del mundo entero (copio abajo la lista). En su discurso del 28, Francisco nos informa claramente: cuando dice “hay que ir a las periferias”, eso significa “hay que ser la vanguardia del proletariado” (vid. discurso, en: http://www.celam.org/noticelam/detalle.php?id=MTA5NQ==). Claro que, como siempre, lanzó su disclaimer, se desmarcó del comunismo: “Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista”. Con este encuentro, este discurso, la Evangelii Gaudium y la asociación con Víctor Manuel Fernández, ya hemos llegado más allá del “disclaimer”, del escurrir el bulto, de escurrir ese fardo: you have been nailed, diría cualquier película hollywoodense: has sido capturado, pajarito. Y, fíjense, se ha asociado a sí mismo con el pajarito de Nicolás Maduro, sátrapa de Venezuela, con Hugo Chávez, quien, asegura su sucesor, se le aparece en forma de pajarito… Sobre eso, volveré después.

Ya no nos basta dirigir un ataque de escala total, una guerra de exterminio, contra la Fe cristiana, con generales de altísima graduación, cardenales, arzobispos, generales de los jesuitas, directores generales de Civiltates Cattolicas. Ya no basta con poner a la alta jerarquía de la Iglesia a unir la misericordia de Dios, que atendiendo a los ruegos de Abraham, salvaría a Sodoma y su hediondez, si había en ella 10 inocentes, con unir esa Misericordia infinita al pecado de los destruidos en esa ciudad depravada. No basta con decir que la torpeza, en cuanto tal, precisamente, es un aporte a la humanidad, que Cristo asumió para salvarnos. No basta con tener como mandamases a Cardenales arzobispos de Brasilias a Joaos Braces de Avices, jefes del Foro Espiritual Mundial, la religión mundial, es decir, de este mundo, enemiga de Dios. Con poner a este Cardenal a destruir congregaciones fieles. No basta. No basta con poner a Víctor Manuel Fernández a redactar documentos pontificios, cargándolos de comunismo y heideggerismo. Nada de esto basta. Hay que llegar al final. ¿Cuál es el final? Lo dijo Gilson, en Las metamorfosis de la Ciudad de Dios: el marxismo “el más importante esfuerzo histórico por instaurar el reino del anticristo en la Tierra”.

(más…)

La participación platónica y la limitación humana

Una mirada a los fundamentos racionales de la Fe y a la desquiciada deificación usurpadora de los revolucionarios

Platón, ql descubrir la participación, dio uno de los pasos más importantes que haya dado nunca la razón humana, para comprender a Dios, al mundo y a nosotros mismos: la analogía y la distancia del Ser per se y los entes por participación

Platón, ql descubrir la participación, dio uno de los pasos más importantes que haya dado nunca la razón humana, para comprender a Dios, al mundo y a nosotros mismos: la analogía y la distancia del Ser per se y los entes por participación

La doctrina de la participación es una de las más importantes, a la misma vez, del platonismo y del tomismo, es uno de esos puntos en los que el genio de Santo Tomás trasciende las diferencias de mera apariencia en las doctrinas, concretamente, entre el platonismo y el aristotelismo. Al causar un generador hace participar de algo suyo a lo generado; al crear, dar el ser de manera absoluta a lo que no lo tenía de ningún modo, se participa algo fundamental a la causa: el ser mismo. Dios crea, Dios da de su propia naturaleza a unos otros que “saca” de la nada: les participa su propia gloria.

Platón introduce su explicación más importante de la participación en El Sofista, para refutar, a una, a Parménides y a los sofistas, precisamente; mientras define al ser, objeto de la ciencia filosófica y, por ende, al cultor de esta disciplina. El ser, que define como capacidad para actuar y padecer (como una preparación de Aristóteles y Santo Tomás: naturaleza determina modos de obrar, nada causa si no está en acto, todo obra según su ser, etc.), es común a todas las cosas que son y, por tanto, debe ser participado a todas. También son comunes los pares “movimiento-reposo”, “uno-múltiple”, esto es: los términos del principio de no contradicción: el ser y el no ser, el ser éste y NO ninguna OTRA cosa. Pero no todo puede participar de todo: lo contradictorio directamente no puede participar de lo directamente contradictorio. Es aquí donde Platón introduce la definición del filósofo: éste es el que sabe qué cosas pueden participar de qué otras; y el ser es el objeto propio de su arte. “Dividir las cosas de esta manera por géneros y no tomar en modo alguno por otra forma una que es idéntica ni tomar por idéntica una que es distinta, ¿acaso no vamos a decir nosotros que ésta es la obra de la ciencia dialéctica [herramienta básica del filósofo]?”

(más…)

El archipiélago gulag del Gigante Comunista-mammón chino

En los laogais, puedes ser esclavo o proveedor de tus propios órganos

Harry Wu, el Solzhenitsyn chino, campeón de la libertad, ganó el título a costa de enormes sufrimientos: que Dios se los recompense

Harry Wu, el Solzhenitsyn chino, campeón de la libertad, ganó el título a costa de enormes sufrimientos: que Dios se los recompense

A Solzhenitsyn, le dieron su Nóbel por su Archipiélago gulag, por denunciar a los campos de concentración soviéticos. A Harry Wu, le sale ver al mundo arrodillado ante el mammón chino. ¿Por qué? Porque el mundo adora a mammón, sobre todo en estos tiempos en que los revolucionarios materialistas y nihilistas dominan casi totalmente el panorama. “Pero Rusia dominaba mucho también”, me dirán. Sí, pero Rusia estaba en una guerra por el control ideológico del mundo, en la que los materialistas gringos querían imponer su propio materialismo; ahora, China es, simplemente, el negocio del año para todo el mundo y no importa más nada. Es bastante desolador, Wu tiene que ver cómo el mundo se rinde ante el mammón que esclaviza a niños y mata gente para vender órganos, siendo el mammón que lo metió 19 años en esos campos, que lo torturó reiteradamente, que lo quiso doblegar existencialmente, solo por ser católico; el mammón que hizo todo esto… ¡¡¡porque él dijo que había sido injusta la invasión de Budapest por los rusos en 1.956!!! Es devastador, porque el bello gobierno de Mao, el mammón chino, obligó a todos los seres queridos de Wu a testificar en su contra, mientras que su mamá, para no hacerlo, se suicidó, ¿quién sabe después de cuántas torturas y amenazas? (cfr. En China sigue habiendo campos de concentración, Zenit, 05-10-06).

(más…)

Aristóteles y Santo Tomás: un tumba-rancho acaba con el Big Bang (2)

La Luz verdadera no viene de un big bang, se manifiesta en la inteligibilidad del mundo

Si puedo hablar de física o de lo que sea, hay un orden inteligible
Platón y Aristóteles: constituyen un paso decisivo en la conciencia de la humanidad

Platón y Aristóteles: constituyen un paso decisivo en la conciencia de la humanidad: ellos volverían a morir mil muertes, si vieran la estulticia sofística que se ha apoderado del mundo, en estos tiempos oscuros de la revolución

En el artículo anterior, vimos que cualquier movimiento supone una causa anterior y que, por tanto, al nivel de los movimientos particulares, es imposible hallar un movimiento primero y origen de los demás: algo como el big bang es una simple estupidez. Además, los bigbanguistas o bigbanguianos no pretenden dar un movimiento como el primero de todos: uno ve a Stephen Hawkins y se da plena cuenta de que él habla de cómo se dispusieron las partículas para la supuesta explosión y de cómo ésta se explica por la naturaleza de las tales partículas. Semejante estulticia es asombrosa: así quieren ser líderes del mundo… y, lo peor, lo son: ¡¡¡!!! Pero ella llega a lo supino cuando te das cuenta de que lo que quieren es decir que el mundo es material, que Dios no existe, que no hay orden, que todo es producto del azar, que el mundo actual se explica por una especie de virtualidad de esa explosión, a veces, unido todo esto a una ley: la evolución. Como si se pudiera ser materialista y, coherentemente, creer en leyes: las leyes no son materia. Además: si todo es materia, no hay naturaleza y no puedes decir lo que fue el pasado viendo el presente. Vamos a ver a las formas de Aristóteles, que son las formas de lo real, obrando, dejando su huella en las cosas materiales más elementales. Así haremos la rebelión de la esencia. Démosle, pues:

(más…)