Kalós

Inicio » Posts tagged 'francisco'

Tag Archives: francisco

Anuncios

Francisco, un rastro de la destrucción

Hay que razar mucho, porque la situación es muy grave. Las pruebas son irrefutables

Crucifixión de San Pedro, el modelo de los papas, la medida inmutable del buen Vicario

Crucifixión de San Pedro, el modelo de los papas, la medida inmutable del buen Vicario

He estado muy cargado con muchas cosas, pequeñas, pero que no me han dejado sentarme en paz a leer y escribir. Llevo así unos días ya. Pero, como esto no lo puedo dejar pasar, como la gente de Voice of the Family ha hecho un tremendo trabajo de crónica, de relación ordenada de hechos, para la historia, me sentí en la obligación de subir este post, aunque no traduzca el trabajo citado, aunque sólo quede disponible para quien pueda leer el inglés (aunque ya sean muchos los que entran en tal categoría). El asunto es que Frank tiene ya un largo historial, en el tiempo que lleva ocupando la Sede Apostólica, de “dudosas posiciones” referentes a la moral sexual natural y cristiana: en eso consiste el trabajo de Voice of the Family, en poner uno tras otro los momentos más visibles de esa sucesión de hechos, en los que se puede transparentar un patrón, que revele una postura profunda. Los dejo con el mismo, recordándoles que rezar por la Iglesia, en estos tiempos de perversión, promovida desde las más altas esferas, en esta guerra sin cuartel contra la decencia y la devoción a Nuestro Señor, rezar y ser fieles es REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS TIEMPOS DE REVOLUCIÓN, REBELIÓN DE SAN PEDRO, MODELO DE VICARIO, MODELO DE CRISTIANO…

Where Does Pope Francis Really Stand on Contraception?

(más…)

Anuncios

Frank lo trajo: el EVENTO ha llegado

Puede ser el acontecimiento más importante desde la Resurrección, la abominación se va a entronizar

Ladaria confiriendo santas órdenes. ¿Querrá ahora conferirlas a las mujeres, de manera absolutamente violatoria de la Fe? Francisco parece haberlo puesto en ese camino... Es el hombre apto para la tarea...

Ladaria confiriendo santas órdenes. ¿Querrá ahora conferirlas a las mujeres, de manera absolutamente violatoria de la Fe? Francisco parece haberlo puesto en ese camino… Es el hombre apto para la tarea…

Ayer formó la comisión para estudiar la posibilidad de lo imposible, las mujeres diaconisas, sacerdotisas. Ya la llaman la reforma Vangheluwe, por ese obispo belga, amigo de Gottfried Daneels, el que lo encubrió cuando abusó de manera incestuosa de su sobrino, el que le dijo al sobrino que encubriera a su tío, el que fue grabado diciendo tales cosas por ese mismo sobrino de Vangheluwe, el que fue invitado especial de Francisco para el sínodo de la familia y la sodomía. Es la Reforma Vangheluwe (http://rorate-caeli.blogspot.com/2016/08/deaconesses-pope-establishes-special.html). Lleva el nombre de este prohombre de la humanidad, pues es el líder mundial en manipulación hacia el logro de objetivo tan alto y sublime.

En Estados Unidos están muy movidos, porque, entre los miembros de la comisión pontificia especial está la “señora” Phyllis Zagano, profesora de la universidad de Hofstra en el estado de Nueva York de ese país. La competente joven periodista, Claire Chretien, Life Site News, EL sitio de noticias católicas a nivel mundial, informa sobre la profesora. En el 2013, por ejemplo, la profesora escribió en la revista America, qué raro, de los jesuitas gringos, que “hay abrumadora evidencia histórica de que las mujeres eran ordenadas diaconisas por obispos que tenían la intención de estar celebrando un sacramento. Si las mujeres eran ordenadas diaconisas sacramentalmente y el diaconado participa del sacerdocio ministerial … entonces las mujeres ya han participado del sacerdocio ministerial”… En el típico argumento de Jesús-revolucionario, continúa la sabia que vino al mundo a instruir a la Iglesia, después de que Jesús vino al mundo a establecerla como su Cuerpo Místico y Sacramento de Salvación, 2000 años después: “la Humanidad de Cristo vencde las limitaciones de GÉNERO; y ningún documento eclesiástico sostiene una distinción ontológica entre humanos, salvo los que se refieren al asunto de la ordenación […]. Este argumento no parece destinado a hacer retroceder el entusiasmo mundial por el diaconado femenino” (https://www.lifesitenews.com/news/popes-deaconess-commission-includes-womens-priesthood-supporter). Así, la autora de Woman to Woman: an anthology of women spiritualities (De mujer a mujer, una antología de espiritualidades de mujeres) y muchos otros libros con el sintagma women deacons, mujeres diaconisas, en el título, fue a parar a la comisión de Francisco. No se espanten de que los gringos estén espantados… o muy animados, si son del Catholic Relief Services, la agencia de los obispos de ese país que manda, asociada a Planned Parenthood, el gobierno de Obama, etc., ayudas millonarias a lugares como el Cuerno de África para la promoción de la ideología de género, el aborto, el uso de preservativos, etc. O si se trata de la Leadership Conference of Women Religious, esa asociación de “monjas” “católicas”, de “monjas católicas”, que creen en Buda, que “expandieron su conciencia”, se unieron a Brahma, que son andróginas, que asumen el ying y el yang, que promueven el aborto como medio de liberación de la mujer, que no se ponen hábito, pero que hacen meditación trascendental, tai chi, yoga y tantra, bueno, si es que hacen algo, si no les da flojera ponerse en algo que no sea activa promoción de la revolución, o sea, pueden hacer esas cosas, en público, en eventos organizados para promover la homosexualidad y el rechazo de Cristo y de la autoridad eclesiástica (Desolación gringa y vaticana, Monjas locas USA). Éstos y muchos más están celebrando en los EE.UU. Como cuando, el otro día, Frank (Jakob, no se olvide) nombró a Blaise Cupich en la congregación de los obispos, el Arzobispo de Chicago, que está en la línea con las cosas descritas en las líneas anteriores… Esta gente tiene su representante en la comisión papal…

Hay que seguir investigando, pero yo le dije ayer a mis amigos gringos que no se aflijan, que lo peor de la tal comisión no es Zagano, la profesora de Hofstra, sino el que la dirige, Luis Francisco Ladaria Ferrer, S.J. Este hombre, secretario del santo Oficio, de la sagrada congregación para la Doctrina de la Fe, es un nominalista, conocido públicamente como tal (http://es.catholic.net/op/articulos/15371/luis-francisco-ladaria-y-el-pecado-original.html). Si no saben qué significa eso, déjenme que los ilustre (yo, el más bruto de todos [podemos aprender de cualquiera y cualquiera, con esfuerzo, puede aprender “cosas”]): el nominalismo, en resumidas cuentas, tiene dos vertientes, el mundo sensible no tiene inteligibilidad y, por eso, en él no hay naturalezas, esencias, especies, géneros, verdad, bien, belleza, ninguna dignidad, NINGÚN ORDEN ni nada que pueda fundarlo: no hay moral ni orden cívico ni nada similar ni fundamentos de la ciencia del conocimiento de Dios, de la Fe, etc.; y, como, por eso, no hay inteligencia humana, no hay voluntad, la libertad es un arbitrio ciego, que reside en las pasiones de las que no tenemos ningún control y las leyes proceden de ese arbitrio de la cosa que sea que tiene el poder para dictarla, que meterá en ella lo que sea. De ahí que no haya relaciones reales entre los hombres ni bienes en las relaciones, propios de ellas, intrínsecamente, digo, ni, por tanto, exigencias de las mismas, que constituyan el derecho; de ahí que se crea en unos derechos que consisten en poderes del arbitrio, independientes de todo orden; de ahí que se rechace la autoridad. Y, para colmo, los padres del nominalismo, Ockham y Marsilio de Padua, rechazaban la autoridad eclesiástica, que querían someter al pueblo, un democratismo católico temprano, padre lejano de la religión democratista actual; y no creen sino en las iglesias nacionales: son padres de Wycliff y Juan Huss. Ahí, sin dudas, hay algo claro: mucho de lo que dice Frank es eco de esta gente, por ejemplo, su “descentralización” de la Iglesia, su “la realidad es superior a la idea”, pues ésta se “fabrica” (Evangelii gaudium, 231-233), su alergia a la teología, de la que dice es “ideología”, su rechazo de la “doctrinas” que separan a la comunión de los cristianos, como le dijo a la luterana de Roma, su casuismo en el trato de los divorciados y vueltos a unir con otras personas, en vida de sus cónyuges legítimos. Bueno, Ladaria, uno de los hombres de Frank, como Daneels, es nominalista, no cree que haya naturaleza y, por eso, no cree en el pecado original, como herida de la naturaleza: ¿cómo podría estar herida, si no existe? Este hombre, fuertemente heterodoxo, va a dirigir la comisión papal, para estudiar, con Zagano, entre otros, la Reforma Vangheluwe…

(más…)

Gallinas episcopales y cardenalicias: todo el mundo sabe que el hombre es comunista

Con una carta de aliento al oprimido

Franc y Carlo Maria Martini, arzobispo de Milán, gran miembro de la Mafia de san Gallo, dupla perfecta para destruir a la Iglesia de su odiado Jesucristo

Franc y Carlo Maria Martini, arzobispo de Milán, gran miembro de la Mafia de san Gallo, dupla perfecta para destruir a la Iglesia de su odiado Jesucristo

Es descorazonador ver a tanto cobarde y tanto ciego y tanto vivo, que se hace el ciego, ante la situación presente. Claro que hay los malvados que están gozando: ellos no me preocupan tanto. La pesadilla está en los cobardes y los ciegos. Señores ciegos y cobardes, abran los ojos, estamos ante un comunista en el Papado: él lo sabe, los poderes mundanos lo saben, los revolucionarios lo saben, los sinvergüenzas, dentro y fuera de la Iglesia lo saben, hasta el gato lo sabe y el San Gallo lo proclama. Los únicos que dicen no haberse enterado son ustedes. Pues bien, para que sepan, su cobardía no va a hacer que se vaya la amenaza, el ataque, más bien, el intento de demolición total del admirador ferviente de Helder Camara y Martini, al candidato de San Gallo, que anda adueñado del Papado, por su ceguera, su imprudencia y su cobardía: en su guardia, Daneels, Lehmann, Kasper y O’Connor metieron a su hombre. Ustedes son responsables. Pero, como no se quieren dar por enterados, les tengo que dar la noticia. Si quieren una idea del desastre que es la Amoris Laetitia, el tal documento subversivo ése, de Franc-Jacob, les sugiero que lean este artículo en inglés: https://www.lifesitenews.com/news/vatican-approved-newspaper-exhortation-allows-holy-communion-for-remarried. En él, se ve cómo Antonio Spadaro, jefe de Civiltá Cattolica, órgano de noticias -jesuita- del Vaticano, aprobado por la Santa Sede, y redactor del documento dice que se admitirán a la Eucaristía a los que viven en situaciones que Cristo dijo que eran de adulterio. Lo mismo sucede con el arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, el hombre que el papa escogió para presentar el documento. En las Filipinas, los obispos, liderados por el hombre del papa, el cardenal Tagle, están preparando la estructura (¿?) de la misericordia para violar lo que dice I Corintios 11. Y los “teólogos” pro ideología del género alemanes están en plena celebración. Que Dios se apiade de sus almas, que Jesús-Misericordia, al que ellos están atacando inclementemente, sea indulgente con su entrega consciente al maligno…

Mientras tanto, señores ciegos y cobardes, la gente no halla qué hacer: ¿se meten a los partidos de la ideología de género, ya que Francisco, en medio de su supuesta crítica a esta plaga, asumió como verdadero su principio fundamental: citando al documento final del sínodo del pasado octubre de 2015 (n. 58), asegura que “No hay que ignorar que «el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar»” (Amoris Laetitia, AL, n. 56; vid. https://www.lifesitenews.com/opinion/catholics-cannot-accept-elements-of-popes-exhortation-that-threaten-faith-a)? ¿Qué hace la gente buena, la gente que no se hace la ciega, como ustedes, la que no es cobarde… la que está angustiada, la que no halla respuestas porque cree que las promesas del Señor están siendo desmentidas por los hechos de ustedes y de los infiltrados, empezando por Francisco? ¿Qué hacemos con ellos, señores ciegos y cobardes?

Tengo un amigo, al que llamaré Gabriel, para ponerle un nombre, que me escribió porque está dentro de las categorías de personas de las que se habla en el párrafo anterior. Tuve que responderle yo, ya que ustedes no tienen lo que se requiere para ser un príncipe de la Iglesia, no tienen hombría y, en palabras de Dante, del canto XVIII del Purgatiorio, no tienen amor de Cristo, pues la pereza es NEGLIGENTIA, falta de amor o un amor muy débil. Voy a copiar la carta que le escribí a mi amigo, para que la lean ustedes, señores cobardes, y para que la lea cualquiera que esté sufriendo, en la situación presente:

(más…)

La Felicidad es la Navidad, vaya para todos

Brilla la Luz del mundo, aceptarla es condición esencial: la restauración de la amistad con Dios

LA NAVIDAD, LA BELLEZA, LA ALEGRÍA, LA SALVACIÓN, LA INOCENCIA: ESTO ES LA REBELIÓN, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS TIEMPOS... QUE TENEMOS QUE SANTIFICAR, COMO QUIERE EL NIÑO DIOS... (Natividad de Murillo, grande de España)

LA NAVIDAD, LA BELLEZA, LA ALEGRÍA, LA SALVACIÓN, LA INOCENCIA: ESTO ES LA REBELIÓN, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS TIEMPOS… QUE TENEMOS QUE SANTIFICAR, COMO QUIERE EL NIÑO DIOS… (Natividad de Murillo, grande de España)

Hoy le deseo a todo el mundo Feliz Navidad; y que todo el mundo se convierta a la única Fe que salva, bajo el único Nombre que se nos ha dado bajo el Cielo por el que el hombre pueda salvarse: el de Cristo Jesús, Dios hecho Hombre, de cuya plenitud recibimos todo y gracia sobre gracia. De quien hablaron los profetas, desde Moisés, hasta el último de ellos, San Juan Bautista, quien lo señaló con su propio dedo. El Emmanuel, Dios-con-nosotros, hijo de la Virgen, anunciado como gran señal por el profeta Isaías (VII,14); el Unigido inocente, cuya muerte, traería la Nueva Alianza, la eterna (Jeremías, 31), que vendría acompañada de grandes signos, el cese del antiguo sacerdocio y la caída del Templo, a manos de un príncipe (Tito, hijo del emperador Vespaciano), como sucedió, en efecto, puntualmente y hasta el último detalle, en el año 70 (cfr. Daniel 9). Que todos encuentren en Él “el Camino, la Verdad y la Vida”, la única verdadera libertad, en la verdad, porque, en Él, “conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. Que todos los pueblos y personas que no lo hayan hallado todavía dejen de vivir en la oscuridad y en sombras de muerte; pues todo lo que es verdadero. bueno y bello, lo es en la medida en que participa de su infinitas Verdad, Bondad y Belleza, las del sumo Ser subsistente, que es Él mismo, Creador, Padre y Redentor nuestro, único Dios vivo y verdadero, que existe desde siempre y vive para siempre, Luz sobre toda luz… Luz de las naciones y gloria de su pueblo, Israel…

 

(más…)

USA-Cuba, la hazaña de Francisco

Tenía que lograr algo como lo de la Cortina de Hierro de JP-II, Obama-Raúl y el homosex se lo regalan

Fidel y Kennedy y la Bahía de los Cochinos, símbolo de la "enemistad" entre Cuba y EUA [foto de cuasilocutor.wordpress.com, vía google]

Fidel y Kennedy y la Bahía de los Cochinos, símbolo de la “enemistad” entre Cuba y EUA [foto de cuasilocutor.wordpress.com, vía google]

Según Aci prensa-EWTN noticias (Francisco, el restaurador, según Aci), el gran acontecimiento, el restablecimiento “histórico”, como las cestas de Jordan o los goles de Pelé o Messi, de las relaciones entre estos dos países se debería al actual papa, puesto que, según dice la propia Santa Sede de Franc y reporta la misma Aci, “en el curso de los últimos meses, el Santo Padre Francisco ha escrito al Presidente de la República de Cuba, el Excelentísimo Señor Raúl Castro, y al Presidente de los Estados Unidos, el Excelentísimo Señor Barack H. Obama, invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos Partes”. Pero es mucho más, la diplomacia vaticana desempeñó, a según, un papel decisivo de mediación: “La Santa Sede, acogiendo en el Vaticano, el pasado mes de octubre, a las Delegaciones de los dos Países, ha querido ofrecer sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados, del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas Partes”. Todo culminó con la visita de John Kerry, Secretario de Estado a Cuba, el pasado 15 de agosto, a fin de abrir la embajada estadounidense ante el país isleño, gobernado por la terrible tiranía castrista (aunque sea un hecho notorio comunicacional, pongo esta cita como respaldo: Washington Post, Kerry en Cuba). Y la guinda la puso el propio Franc, cuando visitó la Isla-cárcel, el pasado septiembre, cuando fue a rendirle un caluroso homenaje al tirano Fidel.

En muchos aspectos, esta visita es un reflejo de la situación general del mundo de hoy. Unos tiranos como los Castro, hasta ayer objeto de denuestos muy merecidos, reciben universal aclaim, como dicen en Hollywood. John McCain es gran amigo del ISIS lo proclama, se toma fotos con sus líderes, se queja de los bombardeos de Rusia; pero se condena a este grupo creado por los gringos y sus “aliados” y, cuando perpetra ataques contra Francia, la conclusión es que el verdadero enemigo del ISIS, Bashar Al Assad, tiene que, violando la soberanía de su país, abdicar de su gobierno, por mandato del propio McCain y el gobierno de su propio país. Pero,  si vas y dices eso por ahí, te meterás en problemas, así sea con tu vecina, que te va a insultar por “loco” y te va a mandar a buscar los extraterrestres de Crystal Peak. Claro, dicho sea de paso, los loquitos que dicen haber visto extraterrestres, serán tildados de eso; pero, cuando el History Channel dice que los ángeles que aparecen en la Biblia son extraterrestres, eso es muy honorable y digno de consideración. En este mundo, los pobres cubanos tienen ahora, sobre la bota de Fidel, haciéndoles dura presión, el peso del Sumo Pontífice y el de los gringos, con su comercio, sus bancos, su ejército (véase el artículo de Armando Valladares, quien estuvo 22 años preso, bajo el yugo fidelista, sobre este asunto: Valladares sobre el espaldarazo de Francisco a Raúl).

Pero hay algo peor todavía en esta historia. Hace unos meses, luego de ver un claro patrón en el Pontificado de nuestro actual Sumo Pontífice, escribí un artículo al respecto: Francisco Vs. Juan Pablo II. El asunto es que, según parece, Franc tiene como meta, entre otras, acabar con la labor de su predecesor. Por eso opone la comunista “cultura del descarte” a la “cultura de la muerte” del Santo Padre polaco. Como éste montó, a mano, la estructura mundial de lucha pro-vida, como dicen, por ejemplo, la gente de Life Site News (se pueden citar muchos artículos, pero ahí pongo uno de muestra: El héroe pro-vida beatificado); entonces, aquél tiene que darle palo y palo al referido movimiento, hasta ir a la ONU y al Congreso estadounidense y no nombrar el tema del aborto. Lo mismo pasa con Jesucristo, como el papa Woytila dijo, en la misma ONU, en Nueva York, que los cristianos vivimos para Él y tenemos derecho y deber de proclamarlo en público y llevar la Verdad que Él nos enseñó a las instituciones y leyes, Franc ni nombró a Cristo en sus citados discursos.

Ahora, lo que me interesa en esta oportunidad. Juan Pablo II fue crucial en el verdaderamente histórico derrumbamiento de la Cortina de Hierro y el Muro de Berlín. Si quienes promueven al papa argentino, incluidos Obama y Castro, querían darle algo de una proporción suficiente como para mostrar credenciales. Como el polaco venía de ese mundo tras y bajo esa Cortina y éste viene del mundo de Hispanoamérica, entonces, lo lógico [¿NOOOOO?] era que lograra esto, precisamente y el pueblo cubano… bueno, ¿a quién le importa esa pequeñez, Jeffrey Sachs no es uno de los amigos de Francisco y uno de los que se fue a Europa del este a destruir esos países, a la caída de la Unión Soviética, en uno de los dos casos de robo más grande de la historia [el otro es el Wall Street Bailout, de otros amigos de Francisco]?

¿Cómo sé que es así? Fácil:

(más…)

Papista soy, total, pero Francisco no

Kamehameha II abolió el tabú hawaiano, Francisco quiere abolir la Ley de Dios

Kamehameha II, abolió el tabú, cuando ya estaba vacío de sentido, de manera irreparable. Eso no puede pasar con la Fe verdadera

Kamehameha II, abolió el tabú, cuando ya estaba vacío de sentido, de manera irreparable. Eso no puede pasar con la Fe verdadera

Religión, polis y cultura: la caída de Hawa-íí y la tiranía mundial

Una sociedad política, en gran parte, nace de una religión; y nace para esa religión. No hay dudas, la sociedad viene al ser cuando el pueblo se conforma como un pueblo orgánico, cuando el LOGOS le insufla vida, cuando una cultura, una idea directriz, lo hacen avanzar, articularse, cuando una autoridad, representante del pueblo, en cuanto articulado por esa idea directriz, le da unidad y lo hace ser una unidad en forma para actuar en la historia. La idea directriz, lo que los griegos llamaban constitución, el LOGOS, la ley profunda existencial del pueblo, es teología. Todo pueblo en la historia se ha articulado alrededor de una convicción central: la sociedad es un orden, un orden privilegiado que, aunque no sea un preparado cósmico real, se concibe a sí mismo como tal, porque, en verdad, es algo muy valioso, un “Pueblo Elegido”, un hijo predilecto del orden del universo, su expresión sobresaliente (vid. Eric Voegelin, The New Science of Politics; y Orestes Brownson, The American Republic). Dentro de ese marco, la comprensión que el pueblo tiene de sí mismo, en cuanto “pueblo elegido” y orden cósmico, es una parte de su propio ser, es la idea que tiene de su destino existencial, eso es lo que Voegelin llama “teología civil”. Creía Voegelin que esta teología debía ir separada de la teología propiamente tal. Pero, aunque deso sea parcialmente verdad, las relaciones entre una y otra son complejas, porque el primer punto de comprensión del pueblo es religioso y la religión empapa cada aspecto de los pueblos. Tanto, que las crisis mundiales, como decía San Josemaría, son crisis de santos; en vulgar, en un lenguaje natural, las crisis de las sociedades son crisis de sus religiones. Lo único que puede amalgamar a un pueblo, lo único que vale más que el hombre, lo que hace que la vida mundana valga la pena, lo que enaltece a la justicia y la cooperación, lo que encalma a los apetitos y pacifica el furor es la relación, religación, a lo divino, a quien, además, debemos todo, incluso la existencia patria, por la que estamos dispuestos a dar la vida y la hacienda y todo lo demás.

Cuando entra en crisis ese espíritu, la sociedad entra en lo que Toynbee llamó etapas de colapso y desintegración. Se ha visto una y otra vez; y el Occidente actual es una muestra impresionante de ello. Es más, en cuanto sociedad cristiana o hija de la Iglesia, el Occidente es la sociedad más luminosa de la historia, sin dudas; en cuanto tal, su crisis es la peor, la más mortífera, amenazante para la humanidad que haya habido: la corrupción de lo mejor es la peor, dice Santo Tomás. Mas, si acaso alguien tenga dudas, por su desconocimiento de la historia o por haberla visto con prismas prestados de tiranos orwellianos, de los que, en palabras de Dawson, conocen el poder justificador de la historia y, por eso, adulteran el pasado, porque “quien controla el presente controla el pasado, quien controla el pasado controla el futuro”, si alguien no me creyera, hay un caso único en el que la caída de una sociedad se dio en cámara rápida, para que pudiéramos captar sus causas, sin lugar a dudas, al revés que en los deportes que nos ponen en la televisión para embrutecernos. Estamos hablando de Háwa-íí (así debe pronunciarse: jáva-íí, como dos palabras pegadas, con esa acentuación).

Hawaii era un universo en el medio del océano pacífico, a miles de kilómetros de cualquier otro pedazo de tierra. De ese modo, sus habitantes estaban convencidos de que el universo era ése, nada más. Su religión, politeísta, era, claro, la religión única y universal y, sin discusión, verdadera. Ella, como en toda otra sociedad sana, tenía todo un sistema de vida, impregnado de esa religión. ¿El nombre del sistema? El TABÚ-KAPÚ. El nombre, entre paréntesis, nos da una idea del asco que es la sociedad contemporánea, la del “cada quien tiene su verdad”, si eso es inmoralidad, cultura inglesa (liberal-capitalisto-materialista radical), comunismo y, en general, todo ateísmo y lo que éste conlleva… Para los hawaiianos, antes de la llegada de los europeos, todo acto de la vida tenía rituales, como en El Principito, tenía sentido, estaba preñado del infinito. Su sociedad era algo preñado de significado. Algo que, por supuesto, se añora por aquí, como se ve en la admiración por ridiculeces como, por ejemplo, las de Karate Kid II, Daniel-san en Japón…

La quema de los templos: el sueño de Franc

Pero Hawa-íí se encontró con la Europa “post-cristiana”, peor, con los ingleses, con los despreciadores ingleses, ésos para los que, con Hume, la moral era sentir como un Lord inglés… aún cuando éste esté matando de hambre a Irlanda (un millón en cuatro años de hambruna inducida, genocidio a cámara lenta: 1845-1849) a propósito o esté cortando dedos de muchachas hindúes en la India o contrabandeando opio para destruir el gobierno chino… Los ingleses llegaron, despreciaron y se salieron con la suya. Para una mentalidad como la hawaiana eso fue demasiado: el tabú cayó como castillo de barajas… Pero no todo fue pura gravedad, hay historia.

El penúltimo rey de Hawa-íí, antes de que llegaran los ingleses fue Kamehameha I, quien fue el que unificó todo el archipiélago y quien tuvo un heredero, claro, Lío-Lío, Kamehameha II; aunque también legó su corona a su segunda esposa, Ka’ahumanu, la quintaesencia de la feminista, cuenta su majestad David Kalakahua, último rey de Hawa-íí: “Kaahumanu, la esposa favorita de Kamehameha I […], era audaz, inescrupulosa y ambiciosa. Habiendo quedado como segunda en autoridad bajo el joven rey [Kamehameha II], estaba molesta por las restricciones que el tabú imponía a su sexo. Muchas de las comidas más sabrosas se le negaban por costumbre y, en su relación con extranjeros, los actos de cortesía eran enfriados y obstaculizados por molestas prohibiciones tabú. Para que se le permitiera comer y beber lo que quiera que sus apetitos desearan y para hacerlo en presencia de hombres, Kaahumanu estaba dispuesta a asestar golpes mortales a la raíz de un sistema religioso que había mantenido a sus ancestros en su lugar y en el poder, Aún cuando ella no tenía ningún conocimiento definido de la fe con que ella esperaba suplantarla”. Digamos que nuestra Margaret Sanger-Alexandra Kollontai-Judith Butler hawaiana le dio su empujón a la caída de su sociedad, desheredó a sus sucesores, a la desdichada Kaiulani, heredera frustrada del trono hawaiano, quien contempló la anexión de su país a los Estados Unidos y murió de amor. Kamehameha II, bajo los golpes de su madrastra y del natural descrédito de su religión falsa abolió el tabú. ¿El “natural descrédito”? Por supuesto, ellos esperaban que los dioses infligirían castigos, universalmente, a quien no se sometiera al kapú y, evidentemente, eso no sucede así en la realidad. Aquí aparece Francisco, si él supiera esta historia, él soñaría con Ka’ahumanu y con Kamehameha, soñaría alternativamente que es uno y otro o los dos, en esos juegos raros que juegan los sueños: “umm, dar golpes mortales a la Iglesia y reconocer que ella ha llegado a su final, al menos como entidad independiente, umm”…

(más…)

Juez y parte, el triunfo del novador: Francisco al final del sínodo

De arriba abajo, toda la Iglesia está bajo intento de exterminio

La revolución de la ternura, cuidado, puede enternecerte hasta la muerte

La revolución de la ternura, cuidado, puede enternecerte hasta la muerte

El sínodo contra la familia terminó. Según Francisco, para quien las ideas son un pecado, en sí mismas, para quien pensar e investigar racionalmente es malo, desde esa finalización, ya él (y unos hipotéticos “otros”, habló en plural), luego del mismo, no “volvería a sentir” del mismo modo a la familia, “la palabra «familia» no suena lo mismo que antes”. Se ha logrado un gran objetivo, la familia ha sido fundada nuevamente, ahora sobre las bases nuevas, las que no son “arcaicas”. Es muy conveniente acudir a la expresión de sus sentimientos, sobre todo porque, en la “Revolución de la Ternura” (como se atrevió a decir, nada más y nada menos que en Cuba; vid. https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-desafia-a-cuba-a-vivir-la-revolucion-de-la-ternura-como-la-virgen-maria-93338/; por eso, hasta le sacaron este libro: http://www.edmilenio.com/ESP/llibre_milenio2.asp?id=14&id_llibre=589), los sentimientos son lo crucial, de ellos depende todo, puede que hasta sean la realidad misma. La ventaja es que Franc nos ha dejado sus sentimientos, lo que él piensa, perdón, siente, luego del sínodo; se vertió por completo hacia afuera, el pasado sábado: qué espectáculo, qué grande, un papa hablando así de sus bellos sentimientos, incluso cuando la molestia es visible. Aunque no se engañen como Roberto De Mattei (sobre quien hablaré más abajo), Franc no se puso bravo por haber perdido nada. Él se enfada cuando le viene a los sentimientos, como en la película Intensamente-Inside Out, de Disney-Pixar, la consideración de los avinagrados, cuenta-cuentas-del-Rosario, no tierno, doctores de la Ley, fariseos, ridículos, débiles de corazón, que viven en torres de marfil, autorreferentes, que no van a las periferias, autocomplacidos, católicos verdaderos (a secas, sin etiquetas), juntamente con los “tradicionalistas” y los “conservadores”, así sean sus defensores acérrimos, porque lo son del papado, tan odiado por Franc…

Pero, bueno, el otro día, estaba discutiendo con uno de esos “papistas” o, más bien, francisquistas-franc-cisc-ónicos (papista soy yo), de los que lo aman “porque él sí va a cambiar todo”. El esperanzado me advirtió que no criticara a Franc delante de él… Para mí la respuesta fue muy fácil: a Franc no hay que criticarlo, hay que citarlo. Vamos a hacerlo, vamos a citarlo, él sólo se echa tierra. Ahora, eso no quiere decir que no lo comente, pero, sobre todo, que no ponga sus palabras en contexto, en relación con otras cosas que ha dicho, muy especialmente, en la Evangelii Gaudium, en la que puso sus planes, que se han venido a entender mejor, a medida que se han desplegado. Vamos, vamos a contemplar a Franc-ki, echándose tierra… o, en los parámetros de mi referido interlocutor, a que se ponga a “cambiar todo”, a luchar con Cristo…

Su gran discurso del 24 de octubre cogió calor cuando se acercó al fuego de la pregunta clave: “Mientras seguía los trabajos del Sínodo, me he preguntado: ¿Qué significará para la Iglesia concluir este Sínodo dedicado a la familia?” That is the question, ésa es la pregunta, el problema. ¿Qué ha significado todo esto?

Su respuesta comienza con una confesión, que puedo calificar de introductoria, porque se refiere en general a lo logrado; después se referirá a las dificultades y a los logros concretos y lo que se ha de desear para la Iglesia de ahora en adelante. Éstas son sus palabras:

“[Seguramente:] Seguramente no significa que se hayan encontrado soluciones exhaustivas a todas las dificultades y dudas que desafían y amenazan a la familia”; no, eso no se logró ni siquiera se buscó, como queda claro cuando se ve qué es lo que dice que sí se logró, en concreto. No se logró, siquiera, evitar la más poderosa amenaza actual venida de la Iglesia, su redefinición, a través de tramoyas como la de las últimas tres semanas. Franc-cisco dice, sin embargo, qué sí cree él que se logró: “se han puesto dichas dificultades y dudas a la luz de la fe, se han examinado atentamente, se han afrontado sin miedo y sin esconder la cabeza bajo tierra”. Eso lo dice en este principio, pero, más adelante en el discurso amplía el concepto: “Significa [lo hecho en el sínodo] haber instado a todos a comprender la importancia de la institución de la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado sobre la unidad y la indisolubilidad, y apreciarla como la base fundamental de la sociedad y de la vida humana. Significa haber tratado de ver y leer la realidad o, mejor dicho, las realidades de hoy con los ojos de Dios, para encender e iluminar con la llama de la fe los corazones de los hombres, en un momento histórico de desaliento y de crisis social, económica, moral y de predominio de la negatividad”. Es decir, él parece entender lo que significa la familia o, al menos, a la manera como los incontinentes entienden el bien moral, según el libro VII de la Ética a Nicómaco: como un borracho que recita los versos de Empédocles entiende dichos versos. Define a la familia con defectos, aunque suficientemente bien como para que nos alarmemos de alguien que sabe lo que dice e intenta lo que declara, incluso aquí mismo: la familia es célula de la sociedad, de la que depende el hombre mismo, fundada sobre el amor conyugal, que debe ser unitivo totalmente de los cónyuges, institucional e indisoluble. Lo defectuoso es que no nombra para nada la fecundidad, que hasta Platón, un pagano, tenía tan clara (El Banquete, Leyes VIII).

Une a eso una comprensión de los sacramentos, de la relación de Cristo y su Cuerpo Místico, de la eucaristía y de la Cruz; y queda un cuadro bastante perturbador. Piénsenlo, Kasper, por ejemplo, un viejo. Ha estado en contacto con todas las fuentes de la asombrosamente consistente historia de la Iglesia, de sus fundamentos históricos, de las profecías, los milagros, los argumentos racionales, su defensa por los padres, todas la solidez del asentamiento de los textos de los evangelios y demás libros, la estabilidad de la Iglesia, su fecundidad, sus tesoros, las profecías evangélicas cumplidas, la enorme masa de evidencia sobre la verdad de cada una de las proposiciones de la Fe y de cada rasgo de la verdad de la Historia Sagrada. Todo, es inmenso. Todo eso… y ese malvado todavía es un anticristiano tan bravo, haciendo el papel de infiltrado por más de 50 años. Es demasiado. Lo mismo sucede con Daneels o con Wuerl, quien, en los 80, era tenido por un campeón d la ortodoxia en los Estados Unidos: así llegó a obispo y, desde ese atalaya lo que ha hecho es combatir la Fe… Lo más terrible es que se diga que se vio al matrimonio a la luz del Evangelio, cuando lo que se hizo fue tomar al sexo desatado, ése del que Reich, Nietzsche, Santo Tomás y Platón dicen que causa ceguera espiritual, para ponerlo contra el matrimonio y el Evangelio, a lo Reich y Nietzsche…

(más…)