Kalós

Inicio » Posts tagged 'francia'

Tag Archives: francia

Anuncios

Discutes racionalidad: fanático, promotor del odio

El personaje “Arturo” dice que soy promotor del odio, por contar hechos concretos que están sucediendo y discutir su racionalidad

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús". Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático... razonando, dime tú

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”. Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático… razonando, dime tú

Al principio de la película Ojos de serpiente, de Brian De Palma, una reportera, en el bulevar de los casinos de Atlantic City, dice que está ahí, bajo el “Huracán Jezabel”. La paran y la reprenden, tiene que decir que es “Tormenta Jezabel”. Para el final, había que rendirse ante la evidencia: la resentida periodista le dice a los televidentes: “well, it appears that tropical storm Jezabell was a hurricane, after all”, “bueno, tal parece que la tormenta tropical Jezabel, era un huracán, después de todo”.

Así funciona la revolución del gnosticismo modernista. Así, en dos sentidos diversos. Primero no parecía sino tormenta y resultó ser huracán que devasta todo: cada día son más los que creen que esta inmoralidad desatada es el fin de los tiempos.

Cada vez es más claro que, si te le opones, tienes que negar la realidad y meter el rabo entre las piernas, te guste o no. Di que hay que discutir la racionalidad de la homosexualidad: “FANÁTICO”. ¿Crees que Dios existe? FANÁTICO. Di, oh, atrevida sabandija: “la homosexualidad es mala”: “Me rasgo las vestiduras, tenemos a un promotor del odio”. Atrévete a decir que la policía en Francia obró de manera tiránica contra manifestantes pacíficos,defensores de Francia, de su ser y su bien,contra familias, contra ancianos y niños, contra una manifestación pacífica de más de un millón de personas, la más grande en ese país desde 1.968: mereces que se te pase la aplanadora.

(más…)

Anuncios

Hablan los tolerantes: a palos y bombazos acabaremos tu intolerancia, el caso francés

Gas del bueno, cárcel y violencia a quien disienta

Así te tratarán los tolerantes, cuando quieras defender el bien; así lo han hecho en Francia... y eto no es nada, están, apenas, calentando los motores

Así te tratarán los tolerantes, cuando quieras defender el bien; así lo han hecho en Francia… y eto no es nada, están, apenas, calentando los motores

Sí, sí, son muy tolerantes. Aprueban el “matrimonio” homosexual, porque “hay que ser tolerantes”. Pero salen más de un millón de personas a protestar y son considerados enemigos públicos. No importa si son ancianos, familias enteras o los más chiquitos de esas familias, bebés en pañales, llevarán palos y gas lacrimógeno, en las cantidades proporcionales a que no se les olvide: lo de la “tolerancia” es tiranía, es negación de todo orden natural, es estar con la inmoralidad, bajo la coartada de que “cada quien tiene su verdad” (Tolerancia: una calle de un solo sentido, John Flynn, Zenit, 02-07-13). Y, al que se oponga, hay que tratarlo de enemigo, pues está convencido de lo que cree y, como todos saben, hay un orden, que él quiere defender y los tolerantes quieren combatir, porque es el verdadero obstáculo del poder absoluto. Lo dijo Marx: o Dios tiene el poder o el hombre [yo] tiene [tengo] el poder, una de los dos es una falsedad, porque, de lo que se trata es de un poder absoluto (Cfr. Crítica a la filosofía del derecho de Hegel, 1.842). Lo dijo Nietzsche, que era tan tirano que podía DECIR (El ocaso de los ídolos) que había que dejar atrás la lengua, TODO DECIR, porque la lengua implicaba el orden gramatical y, si hay gramática, hay Dios… Lo dicen los homosexuales, como se desprende de este informe de una reunión de “expertos” en Yogyacarta, Indonesia, del 6 al 9 de noviembre de 2.006: “La orientación sexual se refiere a la capacidad de cada persona de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo, o de su mismo género, o de más de un género, así como a la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con estas personas. La identidad de género se refiere a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales”. Para alguien que cree que la realidad, incluso su propia identidad es más maleable que plastilina en sus manos, cualquier oposición tiene que ser barrida sin contemplaciones. Eso es lo que nos espera. Eso es lo que está pasando en Francia:

(más…)

China, ensueño de Huxley, persigue a Chen y Europa riposta

El país del futuro, el nuevo modelo mundial: puedes ser el premio nobel de la paz: serás aplastado por la tiranía, aunque Europa te reclame

El valiente Chen se enfrenta a los más grandes poderes de este mundo, los de Cristo, de la Esencia, estamos con él

El valiente Chen se enfrenta a los más grandes poderes de este mundo, los de Cristo, de la Esencia, estamos con él

China tiene 1,3 x 10 a la 9, mil trescientos millones, 1,3 millardos de habitantes. China tiene un gobierno opresor, un gobierno que mantiene en Laogais, campos de concentración, de trabajo esclavo, a una cantidad de gente mayor que la mayoría de los países del mundo; y tiene al resto de la gente bajo una bota bien pesada: engendra un hijo, después de que te ha nacido otro, y trata de llevarlo hasta el día del parto: good luck. Así, puesto que el “gobierno” (la violencia) totalitario de ese país decidió hacer de él una potencia económica, lo único que necesitaba era, por ejemplo, mandar un representante a Detroit, decirle a los de General Motors, Chrysler, Ford, que tenían a 500 MM de esclavos esperándolos para trabajar en China, prácticamente gratis y que, además, japoneses y europeos lo iban a hacer, así que para competir, debían aceptar el trato, en vez de pagar los sueldos “astronómicos” (dignos) de los trabajadores gringos… así como los costosos estándares de control de calidad de la tierra de Benjamín Franklin, cuando en China no había que preocuparse por eso. Lo mismo fueron a decir en Japón y Europa… y en todos los rubros de la producción humana… Todo se completó con las leyes sobre la investigación con seres humanos, permisivas hasta el paroxismo.

(más…)