Kalós

Inicio » Posts tagged 'fe y racionalidad'

Tag Archives: fe y racionalidad

Anuncios

Por qué peleamos

El honor de Cristo es irrenunciable, su Amor arde en nuestros corazones

San fernando, Rey de España. Luchó por la Fe, Luchó por España, por la Cristiandad. Un grande de Cristo. Su amor lo consumía, jalonaba su lucha, de la tierra al cielo

San Fernando, Rey de España. Luchó por la Fe, luchó por España, por la Cristiandad. Un grande de Cristo. Su amor lo consumía, jalonaba su lucha, de la Tierra al Cielo

El otro día, estábamos en una discusión por la web sobre el asunto de los llamados “matrimonios homosexuales”. Podría haber sido cualquier otro tema de actualidad acuciante, todo este ataque a lo sagrado, por ejemplo, el abandono arrabalero de lo Alto; cambiado por los “lugares altos”, donde, en lugar de que el Verbo Encarnado se sacrifique por la humanidad; la humanidad es inmolada en el altar de hombres autodeificados de manera usurpadora. Ha podido ser por la matanza arrolladora de bebecitos lindos: un motivo seguro para esperar un pronto castigo de inconmensurables proporciones, literalmente. Los motivos abundan, en estos tiempos de revolución. Un amigo me preguntó: “Estimado Carlos, creo que el ‘debate’ sobre la homosexualidad es irrelevante e inútil. Irrelevante porque si los católicos son tan gays como el resto del mundo entonces sólo 1,8% de los 1200 millones de católicos lo son. Es decir, unos 21 millones en un mundo de 7000 millones de personas. Hay más personas sin acceso al agua potable en Sur América o trabajadores esclavos en el mundo que católicos gay. Y es inútil porque la Iglesia no va a cambiar su doctrina sobre la homosexualidad, ni las personas que no creen en la existencia de la naturaleza humana van a cambiar de opinión por lo que diga un sínodo o una encíclica”. Luego se dirigió a mi hermano: “Creo que un sabio como tú, que ha puesto a tantas personas en contacto con la majestuosa tradición aristotélico-tomista, hace un mayor bien mostrando la verdad que discutiendo con movimientos que impulsan agendas ideológicas. Quizá el único argumento que quepa en estos casos es el de Jesús ante al interrogatorio de Herodes”, id est, el silencio.

Yo le tuve que responder, como los apóstoles en los primeros años, “no podemos callar estas cosas, lo que hemos visto y oído”. “Eje, [compadre], te voy a responder rápido, porque es fácil y porque tú dices que no hay que discutir y argumentar. Hay que discutir y argumentar, no para convencer a Michelangelo Signorile de que es malo destruir a la familia o a los que sacaron la declaración de Yogyakarta de que la conciencia no es una cosa fuera de este mundo que puede manipular la plastilina material a su absoluto antojo, no. Hay que discutir, entre otras cosas, para empezar, porque hay gente que está a la expectativa ante estas cosas y callarse es mandarla a los lobos; segundo, porque un hombre, un macho de verdad, no ve que ultrajan a un número indeterminado de personas y se queda callado e impávido: lucha; tercero, porque uno tiene hijos y el mundo que les vayamos a entregar no puede ser uno en que los Michelangelos Signoriles y los Brunos Fortes hagan y deshagan a su antojo, por lo menos, verán a su papá matándose como los campeones por salvaguardar su honor, ¿me entiendes? Y hay un bono: con eso, a lo mejor se difunde un poco por ahí la racionalidad, tan de capa caída en este mundo post-‘racionalismo’“, id est, en el que el “racionalismo” arrasó con la razón.

Después añadí: “Ah, se me olvidaba, los homosexuales de Argentina deben ser como 400 mil, los que se ‘casaron’ después de la legalización de sus uniones serán 20 mil, si acaso. Irrelevante, ¿no? ¿Qué puede ser más irrelevante? Te equivocas: esa legalización es una demoledora de moralidad y racionalidad en Argentina. Lo mismo en todas partes. En Chile está bajo ataque, alguien tiene que hacer algo”. Lo mismo se aplica, como dije antes a todas partes. En mi Venezuela de mi alma, en mi alma Venezuela, mi madre patria, padre y madre, tierras de mis padres y mis abuelos, está fuertemente aplastada: habrá que recuperarla, que luchar hasta el completo “auto-desgaste”, cuando se abran los caminos.

(más…)

Anuncios

Me bloquearon en “Mentira Romana”

El site de FB insulta sin límites a la Iglesia y, si les señalas lo calumnioso, serás “vaporizado”

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús". Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático... razonando, dime tú

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”. Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático… razonando, dime tú, seguro es católico… ¡insoportable!

Como probablemente sepan, yo, hace meses, reseñé que ACIprensa denunció penalmente a un sitio de FB, llamado “Peneadicto XVI”. El fulano sitio tenía toda clase de incitaciones al odio, apologías del delito, instigación a cometer hechos punibles. Era increíble. De hecho, sirve mucho para demostrar un rasgo del mundo de hoy, incluido Zuckerberg y su equipo: puedes insultar a la Iglesia como te dé la gana, nadie te va a reclamar y los católicos no pueden defenderse, serán llamados “intolerantes”, “fanáticos”, “fascistas”. Por la misma época, un muchacho peruano tenía un site de FB llamado Memes católicos, en el que ponía información apologética: primero, el equipo FB lo mandó a poner que era un promotor del odio y, luego, lo cerraron; finalmente, lo reivindicaron. El asunto es que los Memes habían reunido, en semanas, más de 100 mil fans de FB. Así, puedes poner al Papa practicando sexo contra natura, a caricaturas de curas poniendo a niños a hacer lo mismo, aupados por el jefe de una institución de 2000 años, la más numerosa del mundo, la que atiende, por paliza, a más gente en materia de salud, educación y pobreza, la gran defensora de niños por nacer, los viejitos, la familia y la moral naturales, que es la más perseguida, que es la que más mártires ha dado, está dando y va a dar, etc. Puedes insultarla impunemente, que, si alguien sale a defenderla, inmediatamente será apabullado y tildado de fanático, de basura, fascista y quién sabe qué más: buen trabajo, comunistas anticristianos, buen trabajo, odiadores de Cristo, de Dios, nietzscheanos, progresistas, pseudo-evangélicos, cuya religión consiste en decir “soy salvo, pedí el Espíritu” y “la Iglesia Católica es la Gran Prostituta”, ¡¡¡¡¡buen trabajo, equipo!!!!! Buen trabajo, revolución, buen trabajo. revolucionarios…

(más…)

Todos contra Dios

Una explosión para sustituir a la Inteligencia suma subsistente

Una explosión para sustituir a la Inteligencia suma subsistente

Los invito a meterse en esta serie de 10 artículos sobre filosofía de la ciencia, en la que se toman como temas particulares al big bang, a los extraterrestres y a la evolución. Se tocan las relaciones entre las ciencias naturales y la Fe sobrenatural en general, de manera más bien breve; mientras que se abunda más en los temas particulares. La idea es que quede muy claro cuál es el ámbito de cada uno y cómo comunican. Y, más importante, que quede al descubierto que no se oponen de ningún modo, que esta pretensión es ideológica y muy dañina, incluso de la ciencia. Los dejo con un adelanto, para que vean que les gustará mucho. Léanla y coméntenme, que quiero aprender de ustedes y divertirme conversado y discutiendo, si alguien quiere hacerlo. Ahí está, saludos, compadres:

“Entonces, ¿cuál es la verdad sobre las relaciones de la ciencia y la Fe? Es la que ya asomé. No hay ciencia sin intelecto y la Fe, virtud que Dios infunde en el hombre,

Si son tan superiores, ¿por qué siempre los imaginan tan feos?

Si son tan superiores, ¿por qué siempre los imaginan tan feos?

criatura inteligente, no puede darse en otro que en el animal racional. Ahí está la conexión, compadres: conocemos el mundo, incluso las palabras y, entre ellas, las palabras reveladas, porque somos inteligentes; y, si podemos hallar leyes de los fenómenos que captamos con los sentidos es porque la experiencia del mundo se completa cuando la inteligencia capta lo que, en la materia, es principio de conformación de las cosas. Esto último llega a todos lados: a la identificación plena del objeto de una disciplina, hasta la determinación del modo adecuado de conocer dicho objeto, llamado “método”. En ese ámbito están las profundas comunidades entre ciencia y Fe. Vamos a verlo en relación a los temas que dijimos, para que nos quede más claro esto, así como para poner en su sitio a la necedad ésa de que la ciencia y Dios se tienen ojeriza”.

Cientificistas y biblistas radicales oponen dos formas de irracionalismo

Cientificistas y biblistas radicales oponen dos formas de irracionalismo