Kalós

Inicio » Posts tagged 'evolucion'

Tag Archives: evolucion

Anuncios

Dios es Misericordia y hace milagros y se revela

Con Santa Faustina y contra los modernos, la Fe sigue invicta

Jesús resucita a Lázaro, para manifestar la Gloria de Dios y que Él es la Resurrección; con su Resurrección, a su vez, nos mostró que Él vence a todos los enemigos, el demonio, el pecado, la muerte, el dolor... y el mundo, con sus mundanos. Resurrección de Lázaro, José de Ribera, Museo del Prado

Jesús resucita a Lázaro, para manifestar la Gloria de Dios y que Él es la Resurrección; con su Resurrección, a su vez, nos mostró que Él vence a todos los enemigos, el demonio, el pecado, la muerte, el dolor… y el mundo, con sus mundanos. Resurrección de Lázaro, José de Ribera, Museo del Prado

Contenido:

“¿De verdad tú crees que Dios abrió el mar?”

El mundo determinista, causalmente cerrado

La ciencia es atea, el big bang y la evolución acaban con la Biblia

La ciencia y la filosofía que reivindican los rasgos de la Fe más escarnecidos, inopinadamente

Dios, con el universo en su puño, por su Sabiduría, hace milagros

Dios-todopoderoso, Amor que se desborda, Misericordia creadora

Dios-Misericordia se revela


 

“¿De verdad tú crees que Dios abrió el mar?”

Hace muchos años o hace un tiempo para mí muy largo, como 35 años o algo así, que un primo querido mío me hizo una de esas primeras objeciones a la Fe serias y que uno se tomó en serio, aunque se la despachara, como es debido. Me dijo: “¿tú crees que se abrió el mar de verdad?”. Yo le dije, siendo todavía un impúber: “claro, chamo, Dios lo puede todo, ¿cuál es el problema?”. Toda la vida le di vueltas a nuestra primera experiencia dialéctica, tipo universidad de la Cristiandad latina [mal llamada “medieval”]. Hoy en día y desde mis primeros días de profesor de filosofía de la Universidad Metropolitana en Caracas, tengo lo que creo que es mi respuesta definitiva a la pregunta (y no soy capaz de ver que haya una humanamente mejor): Dios, que creó todo, que tiene el mundo en sus manos, que sacó de la nada las galaxias, las partículas, las leyes del acontecer y la vida, tiene poder para abrir el mar: crear una partícula, sacarla de la nada y mantenerla en el ser, requiere un poder infinito, Dios hace mucho más, como acabo de decir, ¿no va a poder abrir el mar, cuando eso no requiere sino un poder bastante limitado, cuando hasta nosotros lo podemos abrir, mediante técnicas basadas en las leyes que Dios creó? Es sencillo. Dios claro que puede.

El mundo determinista, causalmente cerrado

Ahora, ¿es razonable pensar que lo haga, puede él violar su propio orden? En estos días, mi hermano, gran doctor filósofo [fuera de juego], publicó en una revista chilena dos excelentes artículos de tipo académico sobre el tema de la Revelación (yo sólo tengo el vínculo para uno de ellos [el otro, él me lo mandó manuscrito por email]: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-92732016000100006&lng=es&nrm=iso&tlng=es). En ellos, trata el tema de una manera completa y respondiendo a muchas objeciones de los ateo-gnóstico-“filosofistas” pensadores de hoy en día, “modernos” o modernistas. Por lo que leí, está muy bueno el trabajo del primer hijo de Beatriz [yo soy el tercero de 5], pero mi perspectiva aquí va en sentido contrario. Es decir, según este trabajo, entre muchos otros puntos y argumentos que trata allí mi hermano, Hume, el genio que, puesto que negó que tuviéramos intelecto, pasó a negar que en el mundo hubiera inteligibilidad, como si, una vez despojado de la capacidad para captar algo, pudiera uno captar la nada de ese algo, Hume, el genio éste, negaba la posibilidad del milagro; y eso desde el punto de vista de la “observación” “natural” [Hume negaba que hubiera naturaleza, pues la misma es inteligible], es decir, desde el punto de vista de la distorsión gnóstica de la experiencia natural humana. Según el escocés que traicionó a su país en favor de los ingleses revolucionarios, por su amor a la revolución, no puede haber milagros (ni ninguna otra intervención de Dios en el mundo) porque las leyes del cosmos están fijas. Eso recuerda a otro de estos genios del mundo de hoy, a John Searle, quien, como es tan común [una postura estándar], dice que, dada la ley de la conservación de la energía, el universo físico es causalmente cerrado y, por tanto, no puede existir la libertad, esto es, un tipo de causa que perturbe la cerrazón causal del sistema del mundo, será, me imagino, por otra obligada, por definición, cerrazón del universo, no sólo causal, sino en absolutamente todo ámbito.

(más…)

Anuncios

Laudato Avatar

En Pandora, los científicos también son los intérpretes de la religión

Una ordenación episcopal ahora puede contener ritos de adoración a la madre tierra y otros dioses, con chamanes y demás, delante de otros obispos y del nuncio papal, sin que nadie sea sancionado. Chile, Arcia, febrero 2014. Con la Laudato Avatar, todo sería diferente

Una ordenación episcopal ahora puede contener ritos de adoración a la madre tierra y otros dioses, con chamanes y demás, delante de otros obispos y del nuncio papal, sin que nadie sea sancionado. Chile, Arcia, febrero 2014. Con la Laudato Avatar, todo sería diferente

En Avatar,  una científico, la doctora Grace Augustine, es quien explica al mundo, quien dice cuáles son sus conexiones profundas, quien da la cosmología normativa. Es bueno, porque es muy científico todo. Pero, cuando Grace muere, se pasa, como en el documento franc-cisc-ónico, de la ciencia a la mística, de hecho, en Avatar, al éxtasis estricto, en un solo paso, sin que medie filosofía, teología, antropología ni nada, ¿cómo decir?, es algo MÁGICO. Es la película del gnóstico mesianista, feminista de tercera generación, pachamamista, anti-gringo, anti-capitalista, James Cameron.

En la Tierra, gracias a Dios, finalmente, ahora quienes están llegando al poder son también científicos; científicos que, qué maravilla, son también MÁGICOS. Ellos hacen ciencia y, de repente, la Tierra es un organismo vivo, un dios, andante… Sus parásitos somos nosotros. Sí, adivinaron, estoy hablando de Hans Joachim Schellnhuber, el “científico” que tiene que gobernar la Tierra entera, el asesor de Merkl, en Alemania, y corredactor de una llamada encíclica papal. El que dice que el papa, para ser equilibrado, sólo puede oírlo a él y que debe haber un gobierno mundial y los políticos que sean representantes de la humanidad toda deben someterse a él. Es MÁÁÁGIIIICOOO (https://www.lifesitenews.com/opinion/professor-schellnhuber-climate-science-and-the-population-problem). Lo más mágico es el paralelo entre estos dos, es increíble, científicos-ateos-líderes religiosos-panteístas, no es fácil, pero la magia de Hollywood y de Franc-cisco lo han logrado. Es CÁÁÁÁÁBAAALAAA…

Avatar y la Laudato si, Avatar si, Laudato Avatar. Fíjense bien en el siguiente paralelo entre el documento y la película Avatar. No creo que sea una simple coincidencia. San Josemaría, cuando le decían “coincidencia”, añadía “Providencia”. Ahí era de la divina, aquí es de la cabalística.

En Avatar, la Dra. Grace Augustine le dice al maligno cerdo asesino capitalista Parker: “esos árboles eran sagrados para los Omaticaya [indigenismo, del de los comunistas] de una manera que usted no puede imaginar. No estoy hablando de algún vudú pagano, estoy hablando de algo REAL y medible en la biología del bosque. Lo que creemos que sabemos es que hay algún tipo de comunicación electroquímica entre las raíces de los árboles. Como las sinapsis entre las neuronas. Cada árbol tiene 10 a la cuatro [104] conexiones hacia los árboles que están en su derredor; y hay 10 a la doce [1012] árboles en Pandora… Eso monta a más conexiones que el cerebro humano. ¿Entiende? Es una red, una red global. Y cada Na’vi puede accede a esa red, pueden subir y bajar datos, memorias, en lugares como el que usted acaba de destruir. Necesita despertar, Parker: la riqueza de este mundo no está en el [sub-]suelo, está por todas partes, rodeándonos. Los Na’vi lo saben y están luchando para defenderlo. Si quiere compartir este mundo con ellos, necesita entenderlos”. [Parker, como buen estúpido de las representaciones de estúpidos de Hollywood, que antes había dicho, representando al capitalismo, “malo es matar, la mala publicidad, pero peor es un mal estado financiero”, responde: “¿qué carajo estás fumando?”].

Por su parte, esto dice la Laudato si 220: “[La conversión ecológica] También implica la amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal. Para el creyente, el mundo no se contempla desde fuera sino desde dentro, reconociendo los lazos con los que el Padre nos ha unido a todos los seres (este tema se desarrolla en los nn. 84 a 93 del documento, pueden ver lo que dice ahí)”. Laudato si 240: “Las Personas divinas son relaciones subsistentes, y el mundo, creado según el modelo divino, es una trama de relaciones. Las criaturas tienden hacia Dios, y a su vez es propio de todo ser viviente tender hacia otra cosa, de tal modo que en el seno del universo podemos encontrar un sinnúmero de constantes relaciones que se entrelazan secretamente. Esto no sólo nos invita a admirar las múltiples conexiones que existen entre las criaturas, sino que nos lleva a descubrir una clave de nuestra propia realización. Porque la persona humana más crece, más madura y más se santifica a medida que entra en relación, cuando sale de sí misma para vivir en comunión con Dios, con los demás y con todas las criaturas. Así asume en su propia existencia ese dinamismo trinitario que Dios ha impreso en ella desde su creación. Todo está conectado, y eso nos invita a madurar una espiritualidad de la solidaridad global que brota del misterio de la Trinidad”.  Aunque parece darle un lugar especial al hombre en este panteísmo pachamamiano, de sinapsis cerebrales enraizadas en la Trinidad, aunque en el n. 81 diga que el hombre es especial, “Empero, esto no es exclusivo del hombre, los demás seres vivos tampoco se pueden reducir a objetos, sometidos a la arbitraria dominación humana, eso traería problemas. Según él, cuando Jesús habla de que los poderosos de la naciones las sojuzgan, mientras que entre los cristianos no debe ser así, que los mayores deben ser servidores de todos (Mateo XX,25-26), se refiere a esto: a que el hombre tiene que tratar la naturaleza, los ríos, las piedras, las montañas, no sólo, ni siquiera, los animales, todo (cfr. n. 84), como sujeto, no como objeto, como regalo, “caricia”, “ternura” (n. 82 […])” (https://eticacasanova.org/2015/06/24/francisco-el-papa-new-age/#more-1665).

Parece como si hubiera una conexión entre ser cristiano y ser un Omaticaya; que Eywah fuera Dios Padre (reparen en que Eywah es Yaweh, con las letras cambiadas), y que la creación fuera Pandora. El paralelo es innegable. No digo que eso estuviera en la mente del Papa, pero hay un paralelo… o parece haberlo.

Todo se esclarece, al leer a Schellnhuber. “La ciencia ecósfera es, por tanto, llegando a la madurez, dando respetabilidad a su compañero romántico, la teoría Gaia [pachamama, Pandora], tal como Lovelock y Margulies la fundaron. Esta perspectiva ‘geofisiológica’, ardientemente debatida, hacia el análisis del sistema de la Tierra arguye que la biósfera contribuye de una manera casi consciente con los mecanismos de respuesta [feedback] auto-reguladora que han mantenido estable y habitable para la vida a la superficie de la Tierra” (“‘Earth system’ analysis and the second Copernican revolution”, [Nature, 1999], citado en el artículo de Life Site News al que se hace referencia arriba). El hombre es una plaga para ese sistema, mientras que la Tierra es un mecanismo de evolución conjunta, entreverada, es, de hecho, un ser vivo que puede enfurecerse y volverse contra nosotros (ibíd.).

De aquí, de esta ciencia, el documento de Francisco habrá sacado temas como el de los sistemas abiertos, en evolución, que son cada cosa y el universo todo, animado por Dios mismo, por su Espíritu. Todo interconectado, siendo el hombre la plaga; por lo que la Tierra podría encolerizarse… y ella no perdona, de acuerdo con Francisco (https://www.aciprensa.com/noticias/la-tierra-no-perdona-nunca-las-palabras-de-un-anciano-al-papa-francisco-96214/).

Ahí tienen: Schellnhuber and Dr. Grace. Científicos, pachamamianos, mágico, como Avatar. Por eso, decía yo, el otro día, no hay que leer la encíclica, hay que ver Avatar. Se puede completar con El Día después de Mañana, de Emmerich. La encíclica aporta algo, aporta la apoteosis de Schellnhuber, el giro de Roma hacia Dr. Grace y su creador Cameron o, al menos, algo de eso, porque, como dice el n. 83 del documento, el fin de todo el proceso universal, de la evolución de los sistemas abiertos, es la plenitud de Dios, que se alcanza en la resurrección de Cristo (Él alcanza esa plenitud al resucitar, no es que Él sea Dios y que Dios sea eterno, Plenitud perfecta de la posesión perfecta y simultánea de la vida absolutamente perfecta y sin fin), en la que todo estaría conectado, que sería fin e impulso de todo, en esa evolución, que nadie sabe a dónde llegará.

***

En Avatar, al final, en la ambigüedad típica de materialistas-espirituales, la doctora se convierte: ve a Eywah, es hermoso. En la Laudato Avatar, otra película que pienso escribir, un monje carmelita descalzo se convierte también, empieza a ver que todo está conectado y que todo es sujeto, hasta el sucio de su monasterio, Yahwé se introduce en el mundo, como parte integrante de él…

***

Así, embrujado como estoy, en este sopor MÁGICO, cabalístico, bajo el embrujo de la ciencia de lso doctores Augustine y Schellnhuber, llevado a Cristo por la evolución universal y, con ella, a la plenitud de Dios, en esta Madre Tierra, ser vivo hermoso, en el que todos estamos conectados, en sinapsis asombrosas, indígenas, de las que rechazamos al capitalismo y a los seis mil millones que sobran sobre este planeta. Bajo este sopor, tengo que decir: REBELIÓN, REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Dios contra todos los que se vengan: a Dios apuesto

Décimo y último de la serie Todos contra Dios

Flagelación de Caravaggio, Cristo en su agonía es Poder Infinito de Dios, desplegado en el amor

Flagelación de Caravaggio, Cristo en su agonía es Poder Infinito de Dios, desplegado en el amor

El mundo presenta un espectáculo increíble, a mí me parece que hay que tener algo malo para negar que exista el orden, porque, díganme que no, es tan evidente, admirable, grande y bello. Ese orden, tiene dos aspectos muy importantes, primero la unidad y estructura de las cosas, de un árbol, de los átomos y moléculas, de un elefante, del hombre: da cada especie de cosas, con sus estructuras y sus modos increíbles de obrar. El otro aspecto es el de las relaciones entre las cosas: hermanitos, piénsenlo, ¡las cosas están relacionadas!, no es, cada una, una isla, comparten sus tiempos, su existir, actúan unas sobre las otras. Piensen en las galaxias, piensen en las moléculas, piensen en los ecosistemas, en las sociedades humanas, desde la familia hasta las sociedades políticas y las civilizaciones y la Humanidad toda. Los dos aspectos tienen mucho que ver, porque unas obran sobre otras según lo que son, según sus naturalezas, porque todas son temporales y tienen una solidaridad inscrita en sus propios seres. Es algo muy digno de asombro. De nuevo, hay que estar ciego para ser materialista. Pero esta constatación tiene reflejos importantes en el modo de proceder de los evolucionistas, incluso de los católicos.

(más…)

Big Bang, extraterrestres, evolución, aliados de Dios

Todos contra Dios I

Pasteur, gran científico, cristiano insigne

Pasteur, gran científico, cristiano insigne

Éste es uno de los temas que más me gusta del mundo actual, aunque este aspecto del mundo tenga ya sus casi tres siglos. Amigos míos, hoy parece como si, desde el siglo XVIII, cuando la mal llamada ilustración surgió como caudal ideológico, cargando como dos de sus fuentes, afluentes y destinos a la religión del progreso y al cientificismo, la religión hubiera estado a la defensiva desesperada ante los embates de movimientos que superan la fuerza (mundana) del Cristianismo para dar respuesta a los retos que le plantean. En realidad, mucho se ha perdido, pero mucho permanece. La Iglesia no ha salido tan mal parada, sobre todo tomando en cuenta cuántos embates distintos ha recibido, no sólo de estos movimientos, sino de otros que les son afines. Sigue siendo la institución más venerable, la más antigua, la más estable, la más numerosa y en expansión del planeta. En cualquier caso, esto del progreso y la ciencia me encanta, quiero decir, como tema de discusión. En ellos, al proponer la verdad para que sea vista por todo el mundo, de acuerdo a mi capacidad para hacerlo, reluce tanto lo tonto o malvado de los enemigos de Dios, así como el brillo de la Iglesia, del ser, de la magnificencia divina, que la victoria parece siempre cuádruple, por parecer como dos Davides tumbando a dos Goliat. Por eso, me gustan tanto esas mentiras –o desmentirlas– de las que hablan Voegelin y Dawson, ésas que repiten los malvados para indisponer a la gente contra la Iglesia; cosas como que Colón le enseñó al mundo que la Tierra no era plana, que Galileo tuvo problemas por defender modelos astronómicos heliocéntricos y demás cosas así. La verdad es sencilla, pero no tanto, no siempre. Hoy en día, aparte de esos engaños particulares, se usan otros también particulares o algunos generales: los científicos son ateos, la ciencia es contraria a la religión, la Iglesia es oscurantista, hubo una ‘edad’ y ‘media’, para colmo. Los ataques son inclementes e incesantes. Pero hay tres que quisiera tratar detenidamente, en una serie de artículos: el llamado “big bang”, los extraterrestres y la evolución. Éstos son los que toca un artículo que quiero usar de guía para la serie: ¿Afecta a la fe cristiana que haya extraterrestres? (Julio de la Vega-Hazas Ramírez, en: Zenit, 04-06-2.011). El artículo, aparte de ser muy profundo y claro, está muy informado sobre la actualidad y sobre los hallazgos, en los aspectos más relevantes, del apasionante tema de los extraterrestres.

(más…)