Kalós

Inicio » Posts tagged 'drogas'

Tag Archives: drogas

Anuncios

El mundo de la tolerancia

Un arbitrio sin límites se abre para todos, sólo los poderosos sobrevivirán

Un mundo feliz: todos hacen lo que les dé la gana, los deseos son derechos y éstos ley. El poderoso no tiene cortapisa, el hombre común será aplastado... muy feliz

Un mundo feliz: todos hacen lo que les dé la gana, los deseos son derechos y éstos ley. El poderoso no tiene cortapisa, el hombre común será aplastado… muy feliz

Hablemos de la TOLERANCIA:

Cinco pastores protestantes de Houston están bajo amenaza, con órdenes de someter sus sermones y toda su correspondencia, aún sus emails, a las autoridades, que andan viendo si, siguiendo la Biblia, han estado hablando en contra de la homosexualidad (http://www.archgh.org/blog/main.asp?Tid=1654&id=461&cat=Archdiocesan).

Dos pastores de Idaho están amenazados de cárcel, si no convienen en celebrar mal llamadas bodas “gay” (http://www.adfmedia.org/News/PRDetail/9364).

En Nueva York están por permitir el incesto, entre tíos y sobrinos, y muy pronto esto quedará atrás, como todos los “tabús” (https://www.lifesitenews.com/news/new-york-appeals-court-unanimously-oks-some-incestuous-marriages).

De eso se trata, de acabar con el orden natural, porque cada quien tiene que poder hacer todo lo que le dé la gana… La gente cree ser libre cuando cada quien hace lo que le da la gana. El problema es que, cuando eso es así, no hay quien ponga freno a las ganas de los poderosos, que podrán acabarte, si les da la gana. Y no habrá quien pueda quejarse, ya que la ley es la de la gana. De hecho, si te quejas, les darán, sin dudas, gana de acabarte más rápido. Al final, en el desastre, alguien tendrá ganas de que haya un semblanza de orden, ya no el natural, sino uno que le salga de la gana. El totalitarismo será imparable. No se preocupen, ya estamos llegando a eso… Sigan hablando de tolerancia, queriendo decir, inmoralidad sin límites, la vamos a pasar bien todos.

(más…)

Anuncios

315 MM de drogos en el mundo, según la ONU

No se lo cree nadie, pero, creyéndole, el panorama es todo menos bonito

Mientras la diversión por antonomasia de los muchachos occidentales sea la discoteca, las drogas crecerán y crecerán y nuestras casas derribarán; sin Dios y con estas costumbres, no hay quien pare esto

Mientras la diversión por antonomasia de los muchachos occidentales sea la discoteca, las drogas crecerán y crecerán y nuestras casas derribarán; sin Dios y con estas costumbres, no hay quien pare esto

Según la ONU, “La droga más demandada es el cannabis, con hasta 230 millones de consumidores, un máximo de 53 millones consume anfetaminas, hasta 20 millones, cocaína, y hasta 56 millones, derivados del opio” (El Universal, 26-06-13). Cualquier tonto sabe que, entre Europa, EUA e Iberoamérica, con una población combinada de más de 1600 MM de personas, la inmensa mayoría adultas y con grandes porcentajes de uso ilícito de drogas y excesos etílicos, hay muchos más consumidores de coca que lo que dice el informe de la ONU. Debe haber varias veces más. Si en Estados Unidos hay 180 MM de entre de 15 y 64 años (CIA World Factbook, citado en el artículo Demographics of the USA, de wiki en inglés), de seguro no hay menos de 10 millones (por decir un número bajito, para que después no me digan exagerado) de consumidores de cocaína. Europa, donde hay como 650 MM de mayores de 15 años y una cantidad inmensa de adictos a las drogas desmiente, sin dudas el interesado informe de la ONU: ¿qué, ni el 1% de los europeos consume cocaína? No me jorobes, no me veas la cara de idiota, que yo no te he insultado. En Iberoamérica, los adultos somos muchos menos, sin dudas; somos el continente de la esperanza porque tenemos hijos, porque, todavía, la Iglesia es oída por muchos de por aquí, porque las mujeres tienen, todavía más de 2,1 hijos cada una, porque todavía no matamos masivamente a nuestros hijos. Por eso, para los gringos, somos no el continente de la esperanza, sino el de la gran amenaza: en Japón, en Rusia, en China, en la India, la gente no está teniendo hijos, por re o por fa, quiero decir, sea por corrupción de la población, como en Japón o en Rusia, por el capitalismo y el comunismo, respectivamente; o por políticas tiránicas de los gobiernos, sea el de los hindúes de la India o el totalitario de China. Somos la amenaza poblacional, de ahí la virulencia con la que están viniendo, de ahí el tamaño de la tremenda traición de los políticos actuales de nuestros países. Pero los adultos de Iberoamérica, a pesar de lo dicho, ya son bastantes, ya ha tenido su efecto y hemos envejecido bárbaramente en los últimos decenios. Como la mentira campea, no se puede creer mucho a censos y datos publicados por ahí, pero, en general, se puede decir que, de los casi 600 millones que somos, sólo unos 320 son mayores de 15. ¿No hay aquí más que unos pocos consumidores de coca? Ni en nuestros más bellos sueños. Ojalá fuera así, pero no es, ay, Dios mío. Entonces, vamos a sumar: 1.100 MM de mayores de 15 años en Occidente: ¿no hay 20 MM de cocainómanos? No me digas, ¿y qué más viene?

(más…)

Esclavos de la inconsciencia… por decisión propia

Vicios adicciones y remedios: esclavitud y libertad (III)

Es verdad que el título de este artículo parece paradójico, el que decide es libre, no esclavo; y la inconsciencia no puede esclavizar; y, si eso es el hombre, conciencia, ¿cómo podría decidir por la inconsciencia? Son tres paradojas o contradicciones aparentes. La primera se resuelve

con el famoso texto del libro IV de La República de Platón, que inspira el castigo de los lujuriosos en el Inferno dantesco y yo creo que vale para todos los dominados por las pasiones, sobre todo cuando se refieren a cosas de inferior valor: hay señores y esclavos de sí mismos, los señores son aquéllos en los que gobierna la razón, principio de la libertad, conforme a lo alto y ordenadora; los esclavos son los ya dichos, los dominados por las pasiones, principalmente por lo bajo. La segunda se resuelve, luego de resuelta la anterior: los bienes bajos, al atraer el apetito de un compulsivo, esclavizan. La inconsciencia no puede tenerse por un bien, salvo en alguna consideración relativa: el sueño lo es, pues debemos descansar. Los adictos y ebrios la desean de manera desordenada, no por un bien superior, como el que quiere dormir conforme al orden de una vida normal. Luego, la inconsciencia puede esclavizar. La tercera paradoja: ¿que cómo se puede decidir por lo que es un mal evidente? Bueno, como siempre lo hace el hombre, por algún desorden, debido a la mala educación, a alguna mala pasión, a algún error de juicio, etc. Aquí está la tragedia.

(más…)