Kalós

Inicio » Posts tagged 'constitucion'

Tag Archives: constitucion

Anuncios

La descripción del Derecho y la interpretación, aplicación y determinación normativas en la Teoría Pura

La “Pirámide de Kelsen” en acción

La famosa "pirámide de Kelsen". En realidad, no representa sino el "aspecto estático" del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad... Y no dice nada de los problemas fundamentales de interpretación y aplicación...

La famosa “pirámide de Kelsen”. En realidad, no representa sino el “aspecto estático” del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad… Y no dice nada de los problemas fundamentales de interpretación y aplicación…

Como consecuencia de todo lo expuesto en los artículos anteriores de esta serie [véase la totalidad de los mismos, publicados en este orden: Hans Kelsen, positivista: ser vs deber; voluntad de poder y derechoReducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (I), Reducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (II), Los fundamentos políticos de la Teoría pura del derecho de Hans Kelsen], Kelsen dedica su actividad “científica”, en la Teoría pura del derecho[i], a describir el derecho, es decir, según él, el “sistema” jurídico, el conjunto de las normas positivas; y la descripción realizada está en perfecta consonancia con los fundamentos asentados.

En primer lugar, el ordenamiento positivo constituye una estructura jerárquica (147-161), en la que la norma más alta y fundamental es, fuera de la hipótesis básica, la Constitución (147-148).  Conforme a ella, en primer lugar, el derecho regula su propia creación (147,1), pues se da una subordinación de normas, que, como se dijo en el artículo Reducción del derecho a ciencia, II [vínculo copiado arriba], sección segunda de la primera parte [La univocidad del objeto de la ciencia jurídica], adquiere unidad de orden por reducción de cada norma a su superior, hasta que la Constitución se reduce a la norma fundamental (147,1). De aquí que la Constitución se defina como la norma que regula a los órganos que crean normas y prescribe ciertos contenidos (147,2-148,1).

Entre tanto, la Ley determina los órganos y procedimientos y el contenido mismo de las normas individuales, que han de ser dictadas por las autoridades judiciales y administrativas, por ello, pertenecen al derecho formal y material. La Constitución se ocupa poco o nada de los contenidos, se concentra en lo formal; mientras que la Ley determina los contenidos de las normas inferiores y se ocupa también de lo formal (149,2).

Las sentencias crean normas, porque la relación entre el hecho ilícito y la Ley es abstracta y general, mientras que en la sentencia se comprueba su existencia y se aplica una sanción (152,1-2). Lo mismo sucede con la Administración y sus actos (152,3-153,2). Sin embargo, a estas razones por las que la jurisdicción y la Administración crean normas, hay que añadir algo que se verá más abajo: la interpretación, al final, busca “aplicar” la norma legal, pero, en perfecta coherencia con los fundamentos metafísicos y antropológicos, sobre la base de un voluntarismo irracional.

Mas se ha de recordar que, en realidad, el último eslabón de la “pirámide”, de la jerarquía, no es una norma del derecho nacional, sino el derecho internacional; y la norma fundamental es la que sustenta a éste, que luego sustenta a los distintos derechos nacionales. La norma fundamental “absoluta” es, por tanto, la del derecho internacional; las de los derechos nacionales son simplemente normas fundamentales “relativas” (206,1).

Pasemos ahora al tema de la aplicación y creación del derecho. En primer lugar, ha de tenerse en cuenta que las normas inferiores son aplicación de las superiores y, al aplicar, éstas se crean normas nuevas. Así, toda aplicación crea, menos la última, la de los actos directamente coactivos; toda creación aplica, menos la primera, la de la norma fundamental.

(más…)

Anuncios

Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (6): Venezuela y Hans Kelsen

Venezuela es la mezcla de maquiritares, timotocuicas, caracas, guaiqueríes, caribes, tamanacos, chacaos, goajiros y pare de contar, en guayuco, nada de estado nacional; pero también es la “república” ilustrada: con razón hay tanta gente tan confundida

Hans Kelsen, el prohombre del derecho occidental y venezolano, en el último siglo; siguiéndolo a él, habría que decir que Venezuela fue constituida por Chávez. Su doctrina es de lo más favorable al totalitarismo: la justicia no existe, la ley puede decir lo que sea y hay que obedecerla, punto...

Hans Kelsen, el prohombre del derecho occidental y venezolano, en el último siglo; siguiéndolo a él, habría que decir que Venezuela fue constituida por Chávez. Su doctrina es de lo más favorable al totalitarismo: la justicia no existe, la ley puede decir lo que sea y hay que obedecerla, punto…

El 22 de septiembre de 2011, Benedicto XVI dio un discurso ante el parlamento alemán. Se trataba de las relaciones entre ley y moral. El contrapunto elegido por el Papa no tenía nada de casual, se trataba del pensador más influyente en el derecho occidental en los últimos 100 años. De acuerdo con Kelsen, el hombre no es libre, está sometido a la causalidad física, que presenta cadenas infinitas; además, la ciencia del derecho se refiere al hombre como cosa susceptible de ser imputada “arbitrariamente” por alguna ley. Como la ley es producto de catos humanos, no es “arbitraria” en realidad, ya que no tenemos arbitrio, por supuesto, pues nuestros movimientos son productos de cadenas causales infinitas y yo no estoy escribiendo, sucede que hay un pedazo de materia que, por cadenas causales infinitas, está oprimiendo pedazos de otro trozo de materia, que, por una convención, que no deciden, sino que sucede, de la misma manera, a otros pocos de materia, llamamos computadora. La “convención” es llamada lingüística, por otra “convención”… y así al infinito… Claro, es muy científico decir todo esto, esto es ciencia, ciencia del derecho, además; como lo es que el hombre es un rematado egoísta y que debe dejar de ser interpretado como si fuera hombre, es decir, antropomórficamente. A esto se enfrentaba el Papa, éste es el pensador más influyente de los últimos 100 años… de revolución oscura, porque Kelsen, hermanitos, es pura revolución: Kant, Marx, Comte, Nietzsche están plenamente representados en su síntesis. Él es el pensador más influyente, sin duda alguna, en el derecho venezolano. Según él, la ley se debe cumplir, por una categoría kantiana, que es, vista en el espejo, la hipótesis básica de la ciencia del derecho y la piedra angular del sistema jurídico. Él tiene toda una explicación respecto el origen de las patrias, muy distinta de la que di en el artículo anterior. Hay que verla, porque, cuando un revolucionario habla de Amerindia, habla como los bobos, sin pensar en fundamentos y lo hace, para colmo y como vimos, de manera muy inciherente: nos constituimos en la independencia, nos constituimos en la prehistoria “indígena”, somos indios y “progresistas-pseudoilustrados”… y paremos de contar.

(más…)