Kalós

Inicio » Posts tagged 'arte y disgregacion social'

Tag Archives: arte y disgregacion social

Anuncios

Nihilismo, desorientación y el “arte” de la confusión en tiempos de ceguera: arte posmo (B)

Serie sobre estética, subjetivismo e historiografía del arte occidenntal, décimo round

"Arte" pobre, expresión posmo: claudicación de la sociedad a conservar lo que la hace grande, abandono de lo valioso, nihilismo, abandono del Dios Infinito, renuncia a conectar con lo universal, renuncia a ser vida interior de la comunidad. Pura revolución

“Arte” pobre, expresión posmo: claudicación de la sociedad a conservar lo que la hace grande, abandono de lo valioso, nihilismo, abandono del Dios Infinito, renuncia a conectar con lo universal, renuncia a ser vida interior de la comunidad. Pura revolución

El “arte pobre” es un movimiento de artistas europeos, nacido en Italia, que van en la línea del arte pop, por la vía de Warhol, pero con particularidades muy importantes e interesantes para esta serie. Son una encarnación de lo que denominé antes “nietzscheanismo puro”, un nihilismo de algún tipo, encarnado, que ilustra perfectamente la tesis con que he venido trabajando.

(más…)

Anuncios

Nihilismo, desorientación y el “arte” de la confusión en tiempos de ceguera: arte posmo (A)

Serie sobre estética, subjetivismo e historiografía del arte occidenntal, noveno inning

Mao hizo series de cuadros sobre personajes: en un mismo saco tienes dos símbolos de corrupción humana: Mao y Marilyn

Mao hizo series de cuadros sobre personajes: en un mismo saco tienes dos símbolos de corrupción humana: Mao y Marilyn

Platón, en los libros II a IV de La República, muestra muy claramente cómo el arte es la principal fuente de educación del pueblo. Los revolucionarios culturales del siglo XX lo entendieron de manera muy clara. El Komisar Radeck y el buró central del partido comunista ruso, Bob Dylan o Louis Wirth, al menos desde un punto de vista técnico, son tan herederos de Platón como santo Tomás, Giotto o Dante. El Komisar Radeck y el buró central del partido comunista ruso, al pedir que se escribiera música revolucionaria, Bob Dylan, al ponerle ese cascabel a ese gato, o Louis Wirth, al dar la receta para el cambio cultural de los Estados Unidos, de donde salió, por ejemplo, el suburbio y la quiebra del barrio católico urbano. La música, el teatro, la poesía, la escultura, la arquitectura, la pintura, a las que hay que añadir hoy la fotografía, la publicidad, la televisión, el cine, son esas manifestaciones sociales que forman los caracteres de las personas, por ahí entra la ley o por ahí se desliza, hasta la impiedad. El triunfo sin precedentes de las fuerzas del desorden que tuvo lugar en los años 60 con pocos retrocesos hasta hoy, que puede haber comenzado con la televisión y la música y la legalización de la pornografía, ha fructificado, ramificándose, hasta llenar todo el horizonte de nuestro mundo, de manera muy importante, en la publicidad. Andy Warhol es, entonces, un tremendo resumen del “mal”, al menos en algún sentido: publicidad, cine, actriz-modelo porno, color, luz artificial, vacío, materialismo, pseudo-música estridente para el desorden de las pasiones.

(más…)

El “progreso” donde es una contradicción su concepto mismo: el arte

Serie sobre estética, subjetivismo e historiografía del arte occidenntal, séptimo inning

Yves Klein, materialismo puro: "arte" determinado por la industria química de la pintura

Yves Klein, materialismo puro: “arte” determinado por la industria química de la pintura, puro “progreso”

Nunca olvidaré una de mis primeras lecciones de arte, cuando estaba a punto de entrar a la adolescencia. Se trataba del Impresionismo, un movimiento que me parece entre los modos y motivaciones antiguas y las maneras y los móviles de la crisis, es un caso de border line. Aunque, claro, estando en el umbral, ya lo ha atravesado: es un movimiento moderno que, por la inercia de la historia humana, de su actividad, sus tradiciones, conserva algo del espíritu del pasado, pero abre la puerta del nuevo. Más bien, comienza a obtener conclusiones, para el arte, de la caída espiritual que es para Occidente la mal llamada “ilustración” y la identidad revolucionaria que la civilización va asumiendo más y más, a partir de la misma.

La lección daba en el blanco: a los impresionistas, desde Manet, les preocupaba la luz, aunque, ahora, de una manera abstracta; es decir, les interesaba la luz como fenómeno físico, en sí misma, no como esplendor, sino como algo que expresar en sí misma: las formas y figuras eran ocasión de ésta. Por eso, se sirvieron de la fotografía para capturar el instante luminoso, sin los cambios del moverse del sol en el cielo; y, como, merced a ésta, el realismo dejaba de tener sentido para unos artistas (geniales, dicho sea de paso) que ya no podían ver cómo la realidad material podía expresar más de lo que veíamos a simple vista, la realidad en ellos ya empieza a relativizarse y luz y todo lo demás deja de remitir a mundos superiores. Se abandonan formas y volúmenes y todo se subordina a la luz concebida como ya dije y a los tonos cromáticos, al color, basados en los nuevos pigmentos provistos por la química. Esto último es ya característica distintiva de la actividad artística, desde estos albores de la modernidad pictórica, hasta nuestros días. (más…)