Kalós

Inicio » Posts tagged 'antonio gramsci'

Tag Archives: antonio gramsci

Anuncios

La batalla filosófica

Género, transhumanismo, transcapacidad, racismo tienen una raíz modernista común

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Famta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Falta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Contenido:

Los cimientos del gnosticismo modernista: la corrupción de la metafísica y la antropología

El nominalismo

Materialismos y dualismos

Relativismo

Nihilismo

El mundo moderno en la madre de todos los sumarios, el sumario extremo

La guerra contra la realidad y la libertad como arbitrio omnipotente

La ideología de género

Trans-capacidad

Transhumanismo, el mundo de Huxley, potenciado con el futurismo del XXI

El racismo, explicación materialista del mundo y lo político

Refutación breve del modernismo

El cientificismo estafador y la imposibilidad del materialismo y del nominalismo

Nominalismo, nihilismo, la estructura de lo real y el ser como “padre” del hombre consciente: el carácter infernal de la guerra contra la realidad

Tiranía modernista y “tolerancia”

 

Hay una guerra contra la realidad, guerra contra Dios, contra el orden que Él puso al mundo, contra el hombre, su comunidad natural, la política, sus instituciones más básicas, empezando por la familia, sus relaciones más cercanas, su identidad, su racionalidad y su mismo cuerpo, proceden de concepciones filosóficas y de la suplantación diabólica de la filosofía y la sensatez llamada gnosticismo, mejor conocido como ideologismo, el cual, a su vez, depende del nominalismo ockhamiano y de la voluntad de poder instalada por el propio Ockham en el corazón de Occidente, pero convertida por Descartes en la bandera de la civilización, hasta que Marx y Nietzsche la erigieron, como en la profecía de Shakespeare asentada en Troilo y Crésida, escena III, acto I, en el único principio, llevada por el lobo universal del apetito, que está por tragarse a todo en absoluto, incluido él mismo… La guerra se da en todos los flancos y niveles, en todos los aspectos de la humanidad: la historia, la política, la ciencia, el arte, la música. Toca ver la batalla más profunda, en la región en que toman su fundamento todas las cosas… Toca ahora la batalla filosófica, para mostrar cuán insostenible es la revolución, satanás y todas sus seducciones… para ver a dónde lleva el principio dicho: “Supriman el rango y vean qué discordia sigue. Cada cosa se encontraría con la otra en calidad de opuesta y diferente. Las aguas confinadas levantarían su seno más alto que las costas, inundando el globo; la fuerza bruta dominaría, inconsciente, y el hijo grosero mataría a golpes a su padre. El poder sobrepasaría al derecho o, más bien, a lo recto y lo torcido, entre cuya discordia se derrumbaría la justicia, perderían sus nombres, lo mismo que la justicia. Ya que así todo se sume en el poder, el poder en la voluntad y la voluntad en el apetito; y el apetito, lobo universal, secundado por ambos, la voluntad y el poder, hace presa de todo… y termina por tragarse a sí mismo”

Los cimientos del gnosticismo modernista: la corrupción de la metafísica y la antropología

Primero, obviamente, hay que exponer cuáles son las doctrinas modernistas que más directa y relevantemente fundamentan la revolución, aparte del vicio que la impulsa, la pasión desordenada hasta el paroxismo por el poder. Hay muchas doctrinas extremadamente importantes que no tocaré aquí, como el historicismo, el relativismo cultural o religioso, el normativismo moral, el cientificismo, el racionalismo, el irracionalismo; pues, para empezar, las doctrinas que tocaré son fundamentales, en gran parte para éstos y, quitada la base, caído el castillo; además, este artículo no es un libro sobre las bases gnoseológicas y metafísicas de la revolución; más aún, muchos de éstos ya han sido tocados en este blog de manera profusa y nos podemos remitir a los artículos respectivos…

Hay que recordar en qué consiste la revolución: la guerra contra la realidad. ¿Qué doctrinas pueden hacer coherente esa guerra? Puedo decirlo con un puñado de nombres, que explicaré a continuación: 1) nominalismo; 2) una serie que se refieren a la composición ontológica de las cosas materiales y, entre ellas, el hombre: materialismo a secas, dualismo metafísico-antropológico, materialismo folk, materialismo de propiedades; 3) relativismo; y 4) nihilismo.

 

(más…)

Anuncios

La revolución y el fin del mundo

A mis estudiantes queridos, empezando por Verónica, Carlos Santiago y Ana Sofía

Kathleen Wynne, premier de Ontario. Por una mujer destruyó su familia, la vida de cada uno de sus miembros, ella incluida. Ahora, quiere imponer un régimen educativo en el que la pornografía y la perversión se imparten a niños de 5 años, un programa realizado por un pedófilo convicto y confeso, Benjamin Levine

Kathleen Wynne, premier de Ontario. Por una mujer destruyó su familia, la vida de cada uno de sus miembros, ella incluida. Ahora, quiere imponer un régimen educativo en el que la pornografía y la perversión se imparten a niños de 5 años, un programa realizado por un pedófilo convicto y confeso, Benjamin Levine

Contenido:

Introducción: Es esto el fin del mundo o la época del progreso

La era del progreso…

… y de la revolución del marxismo cultural

La tiranía revolucionaria

El totalitarismo y la historia

Sociedad cristiana vs. economía liberal

Oscurantismo modernista y astronomía y geografía

Fanatismo, Inquisición y cruzadas

Inquisición vs. los experimentos de la CIA contra la población

Las cruzadas vs. the war on terror, la “victoria total” en el 45 y otras hazañas

Pío XII, el odio a Cristo y la identidad de Occidente

La pederastia clerical

La última etapa revolucionaria: la revolución cultural-sexual-musical y de las drogas, sex drugs, and rock and roll y and more

Sobre el mito del carácter popular de la revolución

La batalla filosófica

Metafísica y antropología

Teoría política

Conclusión: no pode no ser “fin-de-mundo”


Introducción: Es esto el fin del mundo o la época del progreso

Un amigo venezolano decía esto en un foro de Facebook sobre el proceso constituyente que Bachelet, luego de Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador, Evo en Bolivia, y las vicisitudes de Zelaya en Honduras, pretende infligirle a Chile. Decía mi amigo, entre otras cosas: “Me preguntaba en estos días, viendo el estado del mundo, que quizás lo que estamos viendo no es casual. Quizás se trata de un cambio epocal profundo que implica la caída de la ilusión de legitimidad de las democracias modernas. ¿Podía ser de otro modo en un mundo que optó por ser relativista y nihilista? En un mundo así todo es posible y no hay sostén para nada: ni para normas morales, ni para normas jurídicas. Estamos quizás asistiendo al nacimiento del mundo del Übermensch nietzscheano, que, como cualquier cristiano racional debería saber, no puede ser sino una pesadilla violenta en la que los más fuertes, después de aplastar a los más débiles, terminarán devorándose entre ellos mismos. No hay que olvidar que, ‘si Dios no existe, todo está permitido’. Perdóname lo apocalíptico, pero vengo del supermercado [experiencia aterradora en la Venezuela actual, la que quedó luego de la destrucción de Chávez, los Castro y sus secuaces], lo que es la experiencia más apocalíptica que uno se pueda imaginar”.

A eso, la respuesta es bastante obvia, es la mejor descripción de la revolución del marxismo cultural, la de la contracultura que se impuso desde los 60, que se ha ensayado hasta el presente, yo se la puse en Facebook, apenas leí su comentario: “Supriman el rango y vean qué discordia sigue. Cada cosa se encontraría con la otra en calidad de opuesta y diferente. Las aguas confinadas levantarían su seno más alto que las costas, inundando el globo; la fuerza bruta dominaría, inconsciente, y el hijo grosero mataría a golpes a su padre. El poder sobrepasaría al derecho o, más bien, a lo recto y lo torcido, entre cuya discordia se derrumbaría la justicia, perderían sus nombres, lo mismo que la justicia. Ya que así todo se sume en el poder, el poder en la voluntad y la voluntad en el apetito; y el apetito, lobo universal, secundado por ambos, la voluntad y el poder, hace presa de todo… y termina por tragarse a sí mismo” (William Shakespeare, Troilo y Crésida, acto I, escena III).

Vivimos en ese mundo, el mundo de la revolución. Pero, ¿eso justifica que se crea que éste es el fin del mundo? Para responder, hay que acudir a las profecías cristianas sobre el mismo, muy potentemente acreditadas (entre infinidad de cosas que se pueden abonar, aquí hay una pequeña muestra: https://eticacasanova.org/2013/08/07/a-los-que-niegan-las-profecias-de-cristo-sobre-el-fin-de-jerusalen/). Vamos a Mateo 24 y 2 Tesalonicenses 2.

“Oiréis hablar de guerras y de rumores de guerra; pero no os turbéis, porque es preciso que esto suceda, mas no es aún el fin. Se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diversos lugares; pero todo esto es el comienzo de los dolores. Entonces os entregarán a los tormentos y os matarán, y seréis aborrecidos de todos los pueblos a causa de mi nombre. Entonces se escandalizarán muchos y unos a otros se harán traición y se aborrecerán; y se levantarán muchos falsos profetas, que engañarán a muchos, y por el exceso de la maldad se enfriará la caridad de muchos; mas el que perseverare hasta el fin, ése se salvará. Será predicado este evangelio del Reino en todo el mundo, testimonio para todas las naciones, y entonces vendrá el fin. Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! […]. Habrá entonces una gran tribulación, cual no la hubo desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá, y, si no se acortasen aquellos días, nadie se salvaría; mas, por amor de los elegidos, se acortarán aquellos días. Entonces, si alguno os dijere: ‘Aquí está el Mesías’, no le creáis, porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si posible fuera, aun a los mismos elegidos. Mirad que os lo digo de antemano. Si os dicen, pues: ‘Aquí está, en el desierto’, no salgáis; ‘Aquí está, en un escondite’, no lo creáis, porque como el relámpago, que sale del oriente y brilla hasta el occidente, así será la venida del Hijo del hombre. Donde esté el cadáver, allí se reúnen los buitres. Luego, en seguida, después de la tribulación de aquellos días, se oscurecerá el sol, y la luna no dará su luz y las estrellas caerán del cielo y las potestades del cielo se conmoverán. Entonces, aparecerá el estandarte del Hijo del hombre y se lamentarán todas las tribus de la tierra; y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y majestad grande. Y enviará sus ángeles con poderosa trompeta y reunirá de los cuatro vientos a los elegidos, desde un extremo del cielo hasta el otro […]. Cuando veáis todo esto, entended que está próximo, a las puertas […]. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. De aquel día y de aquella hora nadie sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la aparición del Hijo del hombre. En los días que precedieron al diluvio comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca; y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrebató a todos; así será a la venida del Hijo del hombre” (6-15.21-33.35-39).

Vamos a preguntarnos: ¿es ésta una época de guerras, rumores de guerra, terremotos, hambre, en la que aparecen falsos profetas y engañadores, una época de apostasía y una gran tribulación, en la que, sin embargo, la gente vive en la total inconsciencia, la del individualismo extremo y el divertimento, del fútbol, el béisbol, las drogas, la pornografía y demás anestesias morales? Bueno, sería casi ridículo pretender negarlo. Entonces, en cuanto a la profecía de Cristo, parece que no hay muchas dudas, la presente es una época que es candidata indiscutible, como ninguna en el pasado, con su globalización y el arrollamiento avasallante de todas las culturas del planeta, candidata indisputable por ninguna anterior a época de la que habló Jesús como la antesala a su Segunda Venida. Vamos a ver la otra, la de San Pablo de 2 Tesalonicenses 2,3-12:

“Que nadie en modo alguno os engañe, porque antes ha de venir la apostasía y ha de manifestarse el hombre de la anomia, el hijo de la perdición, que se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios o es adorado, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse Dios a sí mismo. ¿No recordáis que estando entre vosotros ya os decía esto? Y ahora sabéis qué es lo que le contiene, hasta que llegue el tiempo de manifestarse. Porque el misterio de iniquidad está ya en acción; sólo falta que el que le retiene sea apartado. Entonces se manifestará el inicuo, a quien el Señor Jesús matará con el aliento de su boca, destruyéndole con el esplendor de su venida; aquel inicuo, cuya venida, por acción de Satanás, irá acompañada de todo género de portentos, señales y prodigios engañosos, y de seducciones de iniquidad para los destinados a la perdición, por no haber recibido el amor de la verdad que los salvaría. Por eso Dios les envía un poder engañoso, para que crean en la mentira y sean condenados cuantos, no creyendo en la verdad, se complacieron en la iniquidad”.

¿Hoy por hoy se manifiesta un poder satánico, fuertemente antagonista de Dios, del orden, de la verdad, del bien, del hombre, y, sin embargo, hay una inmensa mayoría de las personas que estén a favor de las desoladoras prácticas, doctrinas, pseudo-leyes, arrasadoras del mundo? Una vez más, habría que ser un absoluto mentecato para no darse cuenta de que tal es el caso. Pero, de nuevo, ¿será ésta la época? Y, no obstante, pienso que es crucial demostrar que vivimos en la época del Übermensch de Nietzsche, de la que habla mi amigo. Es decir, ¿en verdad yo creo que esta época de progreso, democracia y libertad es tan mala como la pinté arriba; y no será que yo soy un oscurantista trasnochado o una viuda de la civilización del oscurantismo, del cuento de hadas cristiano, un nostálgico del pasado que amo y no volverá? Sobre eso tendré que argumentar ahora, después de todo, se me acusa de estar con los tiranos de la Inquisición, los fanáticos de las cruzadas, los burros de la Tierra plana y centro del universo, los que mataron a Galileo, que detuvieron el avance de las ciencias, que estaban con los malvados monarcas que manipulaban para sostener su absolutismo diciendo que su poder venía de Dios…

La era del progreso…

Obviamente, ésta es la era del progreso, vamos a ver algún aspecto suyo:

(más…)

La internacional comunista-papista en los Estados Unidos de la URSS

Francisco, el papa comunista del sexo libre, ooooh yeah, baby

La imagen del pontificado: Francisco y Evo con lo que los une: la hoz y el martillo; en pleno disfrute fraternal, revolucionario

La imagen del pontificado: Francisco y Evo con lo que los une: la hoz y el martillo; en pleno disfrute fraternal, revolucionario

Es una propuesta de Sánchez Sorondo y Vattimo. Compadre, hermanita, léalo completo, puede ser lo que cambie su vida

Contenido

I.- Prólogo, parece masón, pero mi mamá no entiende, ¿qué hacer?

1) ¿Cura masón?

2) El tremendo dolor del corazón y la necesidad de hablar

3) La propuesta de Vattimo y el ascenso del gobierno masónico

II.- Los polos franc-ciscónicos: de las “periferias” a los potentados que gobernarán la tierra: hasta la unificación del gobierno y la religión mundial

III.- Francisco y el máximo ícono de la revolución iberoamericana: Cuba, los Estados Unidos de la URSS y la revolución continental y planetaria

IV.- La nueva internacional comunista-papista de la religión mundial y el Nuevo Totalitarismo Planetario, el sueño de Vattimo

V.- La revolución en la Iglesia, la compañía del mal

 

I.- Prólogo, parece masón, pero mi mamá no entiende, ¿qué hacer?

1) ¿Cura masón?

No debería, porque no se puede ser católico y masón… PEEEEROOO…

Estamos en presencia de algo completamente singular, un Vicario de Cristo, un hombre que ejerce el oficio supremo de confirmar al mundo, en especial, a los cristianos, en la Fe, en la revelación plena de Sí mismo realizada por Dios en su Hijo, y que, sin embargo, se lanza este ataque nada velado a la Fe, ante un grupo de fieles, a los que querría descarrilar y expulsar de la Barca de Pedro: “Jesucristo, Mahoma, Jehová, Alá [pues] estos son todos los nombres utilizados para describir un ente que claramente es el mismo en todo el mundo [en todo el MUNDO, OJO]”, así les dijo Francisco (alocución ante fieles y dirigentes católicos, del miércoles 3 de junio de 2015, cfr. http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2015/June/Papa-Francisco-dice-que-el-Coran-es-lo-mismo-que-la-Biblia/, citada por Antonio Caponeto, en Apártate de mí, satanás, http://www.adelantelafe.com/apartate-de-mi-satanas/#_ftn11). Parece un ataque de ésos diseñados por los enemigos feroces de Dios. Si dijera ‘Dios no existe’, lo descartarían; dice eso y deja atónitos y perplejos a sus oyentes y al mundo entero que se entera por la prensa del dislate. Pero, lamentablemente, ésa es sólo una ocurrencia más del actual papa. “Ni el mismo Sacramento de la Eucaristía lo detiene en su temeridad de hablar ‘lo que le viene a la mente’, sin medir las consecuencias de cuanto dice. Nos lo hacía notar uno de nuestros entrañables maestros mientras redactábamos estas líneas. En el Ángelus de domingo 7 de junio de 2015, Festividad de Corpus Christi, sostuvo Francisco que ‘con este gesto [el de tomar el pan y decir ‘esto es mi cuerpo’] Cristo le asigna al pan una función que no es más la de un simple alimento físico sino la de hacer presente su Persona en medio de la comunidad de los creyentes’” (Caponeto, ibíd.). No hay transustanciación, hay un cambio de función, meramente: eso es una pulverización de la Fe, sostenida por la Iglesia desde los cuatro evangelios, la Primera Carta a los Corintios (11,22), la Didaché, San Ignacio de Antioquía, San Justino Mártir, San Ireneo… Se trata del papa del “Dios que no es católico”; para el cual la conciencia individual, en cuanto subjetiva, es el juez de la moral, como dijo en su famosa entrevista a Scalfari. Un papa con expresiones masónicas: “Si la educación de un chico se la dan los católicos, los protestantes, los ortodoxos o los judíos, a mí no me interesa. A mí me interesa que lo eduquen y que le quiten el hambre. En eso tenemos que ponernos de acuerdo” (Entrevista a Global News, 29-07-2013, en http://statveritasblog.blogspot.com/2013/08/francisco-si-la-educacion-de-un-chico.html). Un papa que tiene expresiones masónicas, recalco, de este tenor: el 22 de mayo de 2013, dio una homilía en la que aseguró que no había que ser católico, que Cristo había muerto por todos, hasta por los ateos, que lo único que importaba era hacer el bien, que ése era el verdadero carnet de identidad de los creados por Dios, de los que conservan su imagen y semejanza, no importa que la semejanza se haya perdido por el pecado original, es decir, esto es el papa masónico (https://www.aciprensa.com/noticias/hacer-el-bien-a-todos-es-un-deber-y-un-bello-camino-a-la-paz-dice-francisco-44232/). Es el papa-Bultmann, el papa de la “desmitificación” del Evangelio y la Fe toda, el papa que dice, ante C aritas Internationalis: “Respecto a los panes y los peces quisiera agregar un matiz: no se multiplicaron, no, no es verdad. Simplemente los panes no se acabaron. Como no se acabó la harina y el aceite de la viuda. No se acabaron. Cuando uno dice multiplicar puede confundirse y creer que hace magia, no. No, no, simplemente es tal la grandeza de Dios y del amor que puso en nuestros corazones, que si queremos, lo que tenemos no se acaba. Mucha confianza en esto”, con razón no cree en la Eucaristía, esta multiplicación real que Él niega es lo que escogió el Señor en san Juan VI para significar la Eucaristía que Él es el Pan de Vida; y no lo dijo sólo ahí, lo ha dicho, que yo sepa, 3 veces, la última en la Misa, en Santa Cruz, Bolivia (http://es.radiovaticana.va/storico/2013/05/16/hoy_d%C3%ADa_est%C3%A1_en_peligro_el_hombre,_la_persona_humana,_la_carne_de/spa-692879; http://denzingerbergoglio.com/no-es-verdad-que-jesus-multiplico-los-panes-y-los-peces-simplemente-los-panes-no-se-acabaron-y-lo-mismo-podemos-hacer-nosotros-basta-que-lo-queramos/). El papa que lideró la ofensiva que terminó en la relatio post disceptationem del sínodo extraordinario del año pasado, en la que se decía que la inclinación homosexual, per se, es un aporte para la Iglesia, al documento preparatorio para el de este año, que dice que el matrimonio sacramental es un ideal sólo accesible a algunos, que el concubinato es deseable, que el concubinato entre homosexuales es grandioso, que es aceptable la contracepción, que la educación sexual es deseable, que los métodos de reproducción artificial existen y no le merecen calificaciones morales, que volvió a incluir párrafos sobre cosas que ya se habían descartado en la relatione final del sínodo del año pasado, que peca contra la Fe al ponerla voluntariamente en duda, etc. (http://voiceofthefamily.info/wordpress/wp-content/uploads/2015/08/Analysis-of-the-Instrumentum-Laboris-of-the-Ordinary-Synod1.pdf, Chastity is Impossible: The Kernel of the Kasperite Position y “Inaceptable”. El documento base del sínodo “compromete la verdad”, entre numerosos artículos que podrían citarse [el más completo es el primero]). Un papa que lideró una política para manipular descaradamente un sínodo de los obispos, para aprobar todas estas aberraciones dentro de la Iglesia, con toda clase de trapisondas, incluido el robo de correspondencia, la prohibición de informar sobre las posiciones actuales de los padres sinodales, la petición de información respecto de expertos en materia familiar a instituciones católicas ortodoxas, para excluir a los defensores mundiales de la familia, la publicación de reportes prefabricados que desfiguraban las discusiones verdaderas dentro del aula sinodal y un largo etcétera (https://www.lifesitenews.com/opinion/the-rigging-of-a-synod-the-betrayal-of-our-families). Claro, es el papa que llamó a la divorciada y vuelta a casar aquella y le dijo que podía comulgar, que si el cura se lo negaba, que se fuera a otra parroquia (http://www.elmundo.es/america/2014/04/23/5357a0c3ca4741000b8b4575.html); el que le dijo a un amigo suyo, según alega éste, Oscar Crespo, que su meta era acabar con el Celibato apostólico obligatorio en Occidente, que, como ha dicho tantas veces, el mismo no es doctrina, pero sí “arcaico” (http://www.dailymail.co.uk/news/article-2972258/Pope-wants-scrap-centuries-old-ban-priests-marrying-told-divorced-woman-living-sin-receive-Holy-Communion-claims-confidante.html). La lista de desafueros es infinita, podríamos seguir y seguir, el documento llamado Laudato si, llamado ‘encíclica’, está lleno de desastres, de panteísmo y gnosticismo, de evolucionismo y pseudociencia, de una rehabilitación insólita de Teilhard de Chardin, de su evolucionismo y su panteísmo y de visiones fuertemente heterodoxas sobre la persona de Cristo, su misión, su Resurrección, dice, de hecho que todo el universo anda en una evolución constante, “abierta”, y que la plenitud de ese proceso se alcanza en la Resurrección de Cristo: Él alcanzaría una plenitud, al resucitar, no es que Él es Dios ni nada, Él alcanza la plenitud de Dios y, al hacerlo, su Resurrección se hace el eje de la evolución cósmico-divina (cfr. Ls, nn. 76-83 y Francisco, el papa new age). Por eso, el hombre no se puede creer dueño absoluto, déspota, de las cosas: ellas son también parte de ese universo dentro del cual se halla Dios, que evoluciona dentro de su trascendencia (ibíd.)… En los números 222 y ss. de la Evangelii Gaudium, se engancha, como en la entrevista con Spadaro, en, al menos, un modo de hablar heideggeriano, cuando Heidegger es un gran símbolo del nihilismo contemporáneo (para un texto de primera mano corto y más o menos sencillo, véase la Carta sobre el humanismo, de este autor)… Esto podría seguir al infinito, como cuando dijo, el 9 de octubre del año pasado, en pleno sínodo de los obispos, “Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray no existe! ¡Existen las personas! Jesús es el compañero de camino que nos da lo que le pedimos; el Padre que nos cuida y nos ama; y el Espíritu Santo que es el don, es ese plus que da el Padre, lo que nuestra conciencia no osa esperar” (http://www.religionenlibertad.com/no-existe-un-diosspray-sino-un-diospersonas-el-padre-el-hijo-38083.htm). Estamos ante un papa al que le encanta decir que la peor tentación, “frente a la que debemos estar en guardia, es el reduccionismo simplista que ve sólo bien y mal; o, si prefieres, a los rectos y los pecadores”, dando patentes de corso a los enemigos de la Iglesia, como lo hizo en el congreso de los Estados Unidos (https://www.lifesitenews.com/news/maybe-the-pope-will-convince-republicans-to-fund-planned-parenthood-obama). Un papa que le pide a la facultad de Teología de la Universidad de la que él fue gran canciller, que haga teología “con olor a oveja”, a la manera de Trofim Lysenko o de Chávez (“ciencia que suba cerro”: Francisco y su chavista visión del conocer); un papa para el que el conocer, “las ideas”, son un gran pecado, uno de los más perseguidos por él, “la ideología”, violentando a la religión del Logos, idea, Palabra de Dios, Razón creadora, como dijo Benedicto en su famoso discurso en la explanada de Ratisbona. Un papa que, nada más haber aceptado su elección, rechazó usar la muceta, símbolo de la soberanía papal, con un desplante de maleducado al ceremoniero pontificio, monseñor Guido Marini, diciéndole “aquí se acabaron los carnavales” (http://blog.messainlatino.it/2013/03/maleducazione-al-soglio-di-pietro.html, http://opportuneimportune.blogspot.com.ar/2013/03/sono-finite-le-carnevalate.html, gracias a Flavio Infante, del blog in-exspectatione.blogspot.com, por las referencias)… Un papa ¡¡¡¿masón?!!! Qué tremenda constatación… ¿Constatación? Si, no que él sea masón, sino que habla, se mueve, huele, se ve, se oye… como masón… Y, sis se ve, parece, sabe y huele como… tal cosa… ¿será… tal cosa?

Voy a barajar de nuevo, más lento… Este papa es comunista…

2) El tremendo dolor del corazón y la necesidad de hablar

Yo fui criado por mi papá y mi mamá. Mis padres me criaron y yo vivo para ser católico. Me parecen desafueros los de esa buena gente que rechaza el Concilio Vaticano II, que aceptan, dicen, el Papado y los últimos 6 pontificados… pero a beneficio de inventario, aquí, en mi blog, yo he escrito unos 5 artículos tratando de razonar con los llamados “tradicionalistas” (para empezar, éste: A mis amigos tradicionalistas (I)). Yo soy católico, leo a los padres de la iglesia, soy fuertemente tomista, sostengo el Papado y la Tradición infalible de la Iglesia, la indisolubilidad del matrimonio, la Presencia real de Cristo en la Eucaristía… LA BONDAD DE LA INQUISICIÓN: yo me dedico, en buena parte a deshacer las nefandas mentiras de la leyenda negra: que Colón le enseñó al mundo que la Tierra era esférica, que la revolución científica, que el oscurantismo, etc. (Progreso Vs. Cristianismo, la gran batalla). Aquí también tengo muchos artículos, como muchos otros de defensa de la metafísica, de ataque a la revolución sexual, con todas sus porquerías, de contracepción, aborto, destrucción de la familia, etc. Yo soy creacionista y he escrito sobre eso y creo a pie juntillas en la Biblia, aunque trato de mostrar la estupidez del fundamentalismo biblista (protestante), que no ve que tiene que haber una autoridad divinamente inspirada que determine cuáles sean sus libros y todo un entramado metafísico para entenderla adecuadamente (Kim Davis y el fundamentalismo biblista, La mentira luterana y la Biblia), etc…. Pero yo también peleo con los de la nueva hermenéutica, la crítica, que pretende secuestrar el entendimiento de la Biblia, sólo para expertos, que superan a los padres y que, en gran medida, están ligados es la teología protestante liberal, desde Schleiermacher. Yo combato el nihilismo, el cientificismo, el positivismo, el inmanentismo, el historicismo, el relativismo, en todas sus formas, incluyendo el cultural, el pragmatismo, el trascendentalismo, el economicismo, el liberalismo, el comunismo, el materialismo, la ética situacional, el consecuencialismo (mi tesis de maestría en filosofía la hice para exponer y analizar críticamente al famoso consecuencialista Neil MacCormick), el sociologismo, la teología de la liberación y pare de contar (Se puede juzgar a las culturas, Modernos ¿Presocráticos? Ojalá, no estaríamos al borde del abismo). Yo soy católico… Pero yo puedo reconocer a un comunista cuando lo veo, lo mismo que a un masón: son tantos hoy por hoy que se dicen “teólogos católicos” y lo que son es unos comunistas o masones o las dos cosas. El más conocido es el ateo, racista-xenófobo, Kasper, con sus hipótesis blasfemas de la misericordia de dios (de uno con minúscula, no el verdadero), de un dios capaz de sentir: so much for the German superiority… Yo puedo reconocer en la lista de desafueros de la sección anterior a un masón… ese masón es el papa… el papa que puso a Kasper, conocido enemigo del matrimonio y la familia, a ser la voz cantante en un ataque sin cuartel contra estas instituciones humanas y cristianas, fundamentos de la vida del hombre, comenzando en el consistorio de los cardenales del febrero del año pasado, a ese ataque Francisco lo llamó “teología serena”, “teología de rodillas”…

Yo le comento a mi mamá, la que me crío católico, a mi viejita, que ya cumplió 76 años… La pobre no entiende, no puede creerlo: ¡¡¡es el Papa, ese hombre tan humilde!!! “Eso es calumnia de los enemigos, yo no entiendo, ¿cómo dices tú eso?” Con el corazón desbaratado, tengo que echarme para atrás: “no, mamá, es el Papa, es verdad, eso es una catajarra de calumnias, la Iglesia tiene muchos enemigos… parece que algunos cardenales se pasaron pal otro equipo, ¿verdad?”. ¿Qué hago, qué hago con mi mamá, mi papá, mis amigos que me han pedido que no les hable del sínodo, que no quieren saber del Cristo-ente-que-es-el-mismo-en-todo-el-mundo, que no quieren saber de cruces de hoces y martillos, de aquelarres chavistas en el Vaticano, de transexuales invitados al Vaticano con todos los gastos pagos, de confraternizaciones con curas-abogados de la causa de los invertidos, con conciertos de Punks odia-Cristo en el Vaticano, conciertos de navidad, quiero decir? ¿Qué hago con todo esto, me lo callo?

Me entran miles y miles de dudas… Peeeeeerooo… hago como esas foticos de la Rana René, que ponen tanto en Facebook: “a veces me entran dudas sobre proclamar la verdad, pero luego me acuerdo que la meta de esta gente es acabar con la Iglesia y se me pasa  // pero me acuerdo que el asunto es destruir a la familia y se me pasa // pero me acuerdo que la cosa es meter mujeres sacerdotes en la Iglesia de Jesucristo y se me pasa // que de lo que se trata es de defender el honor de Cristo y se me pasa  //  que lo que quieren es que la Iglesia termine casando a los sodomitas y se me pasa  // que de lo que se trata es de encumbrar a la teología de la liberación y el comunismo y se me pasa  //  que de lo que se trata es de avanzar la religión mundial y se me pasa  // que de lo que se trata es de apoyar al Nuevo Orden Mundial, a la tiranía mundial totalitaria y se me pasa” y así sucesivamente… La única conclusión posible es la lucha; y, en materia práctica, la conclusión del razonamiento es la decisión. Así, lo que queda es hacer como Santa Teresa: asumir una determinada determinación; como las de San Pablo o Santa Catalina: enfrentar al Papa… En este caso, desenmascarar su identidad y sus intenciones comunistas; no desafiar su autoridad, sino sus intenciones de llevar a la Iglesia al abismo…

(más…)

A mis amigos tradicionalistas (II)

Hay males, es verdad, pero no están justificados para dejar la Iglesia

Juan Pablo II, en Varsovia, lanzó el ataque que derribó la Cortina de Hierro. Inmenso león de Dios: profetizó la crisis y la enfrentó como nadie más lo hizo

Juan Pablo II, en Varsovia, lanzó el ataque que derribó la Cortina de Hierro. Inmenso león de Dios: profetizó la crisis y la enfrentó como nadie más lo hizo

Amigos tradicionalistas, les escribo esta segunda carta, con buena inspiración, fajado, oyendo la Missa Papae Marcelli, de Palestrina: sublime. Espero haberme acercado a ustedes con el escrito de anterior y espero que, con éste, quedemos mucho más cerca. Porque, si ando en una “COMO” diatriba con ustedes, es porque quiero que nos acerquemos, por el amor de Dios, de su Iglesia, de los dones que se ha dignado darnos. Ahora voy a dirigirme al lado contrario. Ayer me fui a las traiciones infinitas de las que somos víctimas, nosotros y Dios… o nosotros los de Dios y nuestro Señor, Rey, General, Amo, Amado, Vida. Con este escrito, pretendo mostrar que hay cosas que ustedes tienen por traiciones horribles, de gente buena, y que no lo son; que, con todo el cariño del mundo se los señalo, tienen  un desenfoque sobre ciertos puntos centrales. Si los ven, el camino de la unidad estará más allanado. Sé que no es fácil, pero espero contribuir en algo a la gloria de Dios, con verdadero amor fraternal, en Nuestro Padre.

Tenemos, inevitablemente, que referirnos al Concilio Vaticano II y a los papas posteriores.

Trataré de echar luz sobre varios puntos, quizás no todos, pero sí varios importantes: que, si se ven errores importantes, puede que los otros queden en una posición de mayor “indefensión”. Claro, no les atribuyo a ustedes errores doctrinales (o no los que ustedes esperarían, quizás), sino errores en la valoración de dichos y aspectos de la gran Asamblea del siglo XX.

La lámpara de tu cuerpo es tu ojo, si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas

Lo primero es un asunto de actitud hacia el Concilio. Ustedes, es inmenso constatarlo, tienen las mismas opiniones sobre este tema que sus contrapartes “liberales” (tiranuelos, en realidad: miren a Kasper). Unos y otros hablan del Concilio como ruptura. Vamos a dejarlos a ellos a un lado, que después, juntos, los enfrentaremos y los sacaremos de la Iglesia o los obligaremos a convertirse, a dejar sus mentiras y maldades (aunque algunos lo hagan por brutos, borregos, ignorantes y demás excusas absolutorias o atenuantes). Lo de la ruptura: dicen lo mismo, ustedes y ellos, pero hay diferencias, diferencias de talante. Pongamos un ejemplo ilustrativo: el modo como se tratan las palabras que popularmente tienen doble sentido, en Venezuela, de donde soy, y en Chile, donde vivo desde hace más de siete años. En Venezuela, hay más mente-sucias, probablemente, que en Chile. En Chile, sin embargo, hay un matiz curioso, si la palabra tiene una “fama” fuerte de doble sentido, es grosería y no la puedes usar, de modo que los mente sucia ganan. Es como el arco iris y los homosexuales o el rojo y los comunistas: eso no es de ellos, es de Dios, de su naturaleza y del hombre, en general. Así, vamos a volver al Concilio, un texto cualquiera puede ser tergiversado; y un texto en el que entraron los cizañeros a meter confusión puede ser corrompido fuertemente. El trabajo de los buenos es, como el de Santo Tomás, mientras se aclaran las cosas, forzar la interpretación sana, no dar la razón a los malos. Y, señores, CUALQUIER TEXTO ES SUSCEPTIBLE DE CORRUPCIÓN INTERPRETATIVA: vean a los protestantes, las decenas de miles de sectas, salidas de los mismos pasajes bíblicos. ¿No rezaba el Aquinate, “DA MIHI […] INTERPRETANDI SUBTILITATEM”, “dame sutileza para interpretar”? Es verdad que, PROBABLEMENTE (¿qué será de la vida de la parábola de la cizaña?), no deberíamos estar en estas luchas, pero es lo que hay y es el modo como, hasta ahora, en el mundo presente, el de la corrupción más brava jamás vista (como muestra la “misa” a satán de Ocklahoma [y vendrán más y en todo el mundo, no lo dudes: allá sólo empieza todo, los demás repetimos como autómatas descerebrados: el progreso]; y todo lo que digo en el escrito anterior), es el modo, digo, en que Dios preservó a su Iglesia en este mundo… Y decir otra cosa es asegurar que las promesas y profecías de Jesús eran falsas, que Él no es omnipotente y omnisciente, es blasfemia, que lleva al cisma…

(más…)

A mis amigos tradicionalistas (I)

Abandonando la autoridad, han hecho el trabajo de Gramsci, no pueden seguir

En un momento de la historia, la Iglesia pareció romperse, en 1965.

Arrio, creó una gran crisis en el siglo IV. La actual deja aquella como un juego de niños. La fidelidad tiene que ser heroica, más que nunca

Arrio, creó una gran crisis en el siglo IV. La actual deja aquella como un juego de niños. La fidelidad tiene que ser heroica, más que nunca

Estos dos artículos “gemelos” los considero cartas y van en continuación de mis tres artículos sobre el Papado como constitutivo esencial de la Iglesia (que cito abajo) y de los otros que he escrito sobre el desastre que es el Pontificado actual, de las últimas semanas.

Vamos a estar claros, en la ruptura luterana hubo defecciones, traiciones, toda clase de excesos y males. Cuando Arrio, un número importante de clérigos se fue tras la cristología falsa, contraria a la Revelación bendita, los cristianos de verdad estuvieron fuertemente a la defensiva, bajo un asedio que parecían no poder soportar, por el número de los otros, por los poderes que los sostenían. En la época del Gran Cisma y del temporal triunfo del conciliarismo de Ockham y Marsilio, el Papado vivió un oscuro eclipse, cualquiera hubiera podido ver ahí señales de tiempos muy malos por venir; y sí que vinieron. Todas esas épocas fueron terribles, entre los momentos peores de la historia de la Iglesia, tremendas rupturas, imponentes pérdidas, de almas, de la unidad, graves confusiones, la barca parecía zozobrar, grandes injusticias contra los verdaderamente fieles. Pero ninguna de esas épocas se compara a los dolores actuales.

Se ha dicho mucho que el siglo IV se parece mucho a la actualidad, el número de los infieles, su carácter sacerdotal, la soledad del laicado, la persecución a los buenos. Hay, en verdad, similitudes, pero las desemejanzas también son impactantes: los poderes que se levantan hoy para sostener a los malvados son muy superiores a los que apoyaron a los arrianos; además, los potentados de hoy no son cristianos con una visión desviada, son gente que odia a Cristo como es imposible que se lo pueda odiar más, por seres humanos, en esta vida terrena; las disputas no son filosóficas y teológicas, no se trata de la imagen de Dios, sobre la que puedes estar en el error, pero bajo principios elevados, lo de hoy es un ataque dirigido y orquestado desde la entrepierna, en el que lo que está en juego son las perversiones más degradantes y los bienes más básicos, desde la familia, célula fundamental de la sociedad, semillero de la humanidad.

Lo de hoy es un mal desatado, consciente, virulento, nunca antes visto, es el nihilismo, la corrupción luego de que la semilla evangélica germinara, es la peor corrupción, es la corrupción de lo mejor, de lo más elevado; por eso, es una corrupción que no parece tener límites, es una deificación usurpadora y consciente, es la reunión de todas las tiranías, de todos los gnosticismos, todos los sofismas, todas las herramientas de la mentira y la opresión, es la corrupción más grande que pueda pensar la humanidad, sin lugar a la más mínima duda. Jamás encontrarás a un Heidegger caminando por las calles de Grecia, de Roma, de la Persia Sasánida, del mundo del viejo brahmanismo: un demonio que reúne a Descartes, Kant, Husserl, Hegel, Marx y Nietzsche, con lenguaje sacado de los clásicos griegos, con conciencia respecto de los presocráticos, con una visión de las religiones del mundo, de las divisiones del Cristianismo, con los ataques positivistas, con los “avances” psicoanalíticos. No encontrarás a un Freud, a un Reich, a un Sartre, a un Foucault, a un Rahner, a un Bultmann, a un Kühg, y para de contar. Por eso, no ha habido antes mundos que sean paraísos de la adicción a las drogas, de la destrucción de la familia, con más de 2.000 millones de bebés muertos en las barrigas de sus mamás y una miríada de gente, mientras tanto, defendiendo los derechos humanos de los animales, los derechos de las mujeres a matar a sus hijos, a jueces metiendo presos a los papás de esos niños que quisieron evitar que fueran asesinados, a “filósofos”-ideólogos conocidos mundialmente como Peter Singer, confesando que el aborto es homicidio, pero que las mamás tienen derecho a eso, pero los animales no han de ser tocados… y comer carne es, cada vez más, motivo de fuerte preocupación, cerca de ser proscrito… salvo que seas un “indígena” y quieras comer carne humana. Jamás encontrarás a cinco países líderes del mundo actual (Inglaterra, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos), enemigos de la Iglesia, traficando opio, como política oficial, a un sexto país (China), para destruirlo y derribar a su gobierno, porque al mismo no le interesa comerciar con las baratijas de la industria del “progreso”: las guerras del opio. Jamás el hombre se había deificado de esta forma; jamás había sido bienvenida, de manera consciente, toda aberración; jamás se había atacado a la fe con armas tan poderosas y sutiles, a la manera de Orwell, 1984, y de Huxley, Un mundo feliz. Jamás se había intentado de manera consciente y programada un experimento como el de la “religión mundial”, con sus avanzadas de sincretismo universal, nunca antes visto, en el que se reúnen todas las religiones del mundo, en una sola amalgama sin sentido, todas en pie de igualdad, fuertemente corrompidas, sin ningún cuidado de la verdad y para destruirlas a todas, salvo las que sean sincretistas y arrabaleras de suyo.

(más…)

La tiranía informativa va hasta las últimas consecuencias

La gran pregunta: ¿todos los católicos aceptaremos el escamoteo?

Varios blogs han asegurado que lo que sucede dentro del sínodo no es lo que reportan los voceros, Peter Erdo, de Budapest, y Lombardi, jefe de prensa del Vaticano. Como dije en el artículo anterior, eso es parte de una estrategia. Es fácil verlo, un cardenal africano viene y dice públicamente que, si se acepta lo de divorciarse y volverse a casar, entonces no hay argumentos contra la poligamia (http://rorate-caeli.blogspot.com/2014/10/south-african-cardinal-if-communion-for.html): ¿se imaginan que 200 prelados con razones semejantes se oyeran al día? Los liberales pseudo-católicos no aguantarían semejante chaparrón a su ego, que es lo que los mueve, así como tal “bochorno”. Mientras tanto, Erdo viene y dice que la Humanae Vitae tiene que ser puesta entre paréntesis (http://www.catholicregister.org/faith/faith-news/item/18953-on-sexual-and-medical-ethics-synod-fathers-speak-of-graduality?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+TheCatholicRegister+%28The+Catholic+Register+-+Canada%E2%80%99s+Catholic+news+source+since+1893%29). Van a beatificar a Pablo VI, mientras destruyen su obra

San Nicolás I: papa, defensor de la Fe contra los intentos de abuso del poder mundano. El asunto por el que estuvo dispuesto a dar su vida fue la familia. Aunque también se lanzó contra las fuerzas centrífugas del cesaropapismo constantinopolitano de Focio y excomulgó a prelados traidores de la propia curia romana. Uno de los más machos de la historia. Lo que hace falta hoy: anota, Papa Francisco, un gran ejemplo, de rebelión de la esencia

San Nicolás I: papa, defensor de la Fe contra los intentos de abuso del poder mundano. El asunto por el que estuvo dispuesto a dar su vida fue la familia. Aunque también se lanzó contra las fuerzas centrífugas del cesaropapismo constantinopolitano de Focio y excomulgó a prelados traidores de la propia curia romana. Uno de los más machos de la historia. Lo que hace falta hoy: anota, Papa Francisco, un gran ejemplo, de rebelión de la esencia

más importante. ¿Que eso no tiene coherencia? Falso, a una gente sin Fe le importa un pepino el asunto de la beatificación, aunque, si la labor de su vida es destruir la verdadera FE, lo de las pastillitas de la “liberación” de la mujer es capital. Veamos más: Nichols, arzobispo cardenal de Westminster, anfitrión de “misas gay”, dice que “en las situaciones irregulares” (léase cohabitación prematrimonial, amasiato, uniones homosexuales) puede haber tanto amor y santidad como en el matrimonio mandado por Dios (cfr. Ibíd.), “desde el principio”, que es naturaleza y gracia. Reinhard, el de Münich, asegura que todos los obispos de Alemania están con Kasper, que el ateo cardenal es su jefe e inspiración (ibíd.). Lombardi introduce la idea de “gradualidad”, la del “bien posible”, que todos los anteriores aceptan (ibíd.). Mientras tanto, el cardenal, ex arzobispo de Sidney, jefe de las finanzas vaticanas, le dice a la revista liberal Crux, del Boston Globe, remendándole el capote a Dios, que Jesús debió ser más pastoral y no poner unas reglas tan estrictas al divorcio (http://www.cruxnow.com/church/2014/10/08/special-event-synod-pope-francis-dolan-pell/). Invitan a 13 parejas de laicos, de matrimonios a hablar en el Sínodo; y la que publicitan hasta el paroxismo es a la de los australianos que fueron a decir que, como ellos aceptaban al NOVIO DE SU HIJO, macho con macho, entonces todas las parroquias debían hacer lo mismo (¿quién habrá invitado a éstos, por qué no nos habrán invitado a mi esposa y a mí? No habríamos dicho cosas así…) (https://www.lifesitenews.com/news/exclusive-cardinal-burke-responds-to-australian-couples-synod-presentation). ¿No van a poner todas las trabas imaginables a la información?

En el post anterior, les conté cómo evitaron el contacto entre los padres sinodales y el público. Lo que se completa con el trabajo combinado de medios como el New York Times, viejo enemigo declarado de la Iglesia, de la familia Ochs Sulzberger, que ya a finales del siglo XIX, cuando el padre MacGinley estaba fundando los Caballeros de Colón, hablaba de esos sucios católicos echando a perder un vecindario respetable de Nueva York con una de sus Iglesias papistas… El NY Times es dueño de la mitad de la prensa de los Estados Unidos y uno de los órganos informativos más poderosos del mundo. Ahora viene el remate, la última piedra. El sínodo culmina con una Relatio Synodi. La misma tiene que ser redactada por alguien, ¿no? Tiene que ser redactada por una comisión muy calificada. CALIFICADA ES, HERMANOS.

¿Quiénes están ahí? Baldisseri, no necesita presentación: la mano derecha del ultra-moderno Martini. Bruno Forte, el que dijo que la tumba vacía de Jesús era una leyenda, un mito. Peter Erdo, el ya presentado de Budapest, portavoz del sínodo. Éstos eran los miembros originales. Pero ahora se ha ampliado la comisión: se incluyeron a Gianfranco Ravasi, Donald Wuerl, el Prepósito General de los Jesuitas, padre Adolfo Nicolas, Víctor Manuel Fernández, Rector de la Universidad Católica Argentina, Peter Kang U-il, Carlos Aguiar Retes. El coreano es un suscriptor de la tesis de la “gradualidad”, no podemos aspirar a que el amor humano calce los puntos del amor trinitario: contrariamente a la Palabra divina, en directa contradicción de muchos pasajes, de los cuales, Efesios V,22-33, no es el menor (Cfr. http://in-exspectatione.blogspot.com/2014/10/el-mal-olor-de-la-relatio-synodi.html#comment-form). Ravasi es un kasperiano declarado (ibíd). Por su parte, Adolfo Nicolás es un abierto disidente de la Fe, un anti-Dios, uno que dijo que la Teología de la Liberación estaba bien (Aciprensa, 19-11-2008); dijo que la Iglesia tiene que democratizarse, que los obispos no representan a nadie y que la Iglesia tiene que dejar de ser europea, con eso de buscar la razón, la verdad, esas categorías europeas, es decir, es un marxista-heideggeriano historicista, antioccidental [es decir, que odia a la Iglesia y la sociedad que se formó bajo su inspiración y trabajo] (Aci, 02-11-2012); y, para colmo, cree que el Concilio Vaticano II es una ruptura en la historia de la Iglesia, estando él del lado de la supuesta novación (in-exspectatione, ibíd.). Wuerl, como arzobispo de Pittsburgh, fue un caos y una verdadera plaga para esa pobre diócesis, que vio cómo se favorecía a los homosexuales, como ellos se apoderaban de la pastoral, de la catequesis, de la educación, mientras se celebraban oficios no católicos y se cerraban parroquias, una detrás de la otra (http://www.renewamerica.com/columns/abbott/060518). Víctor Manuel Fernández, quien escribe artículos en los que asegura que la teología de la liberación es la cumbre del pensamiento católico, que Boff y Gutiérrez son los mejores teólogos, que San Pablo no era un individualista burgués-pagano, sino un colectivista hebreo (http://in-exspectatione.blogspot.com/2014/10/al-sinodo-con-tucho.html). Gente de este talante va a realizar el escrito que recogerá el resumen y las conclusiones del Sínodo. Y eso después de un profundo secuestro de la información y una campaña previa nunca antes vista, desde dentro de la Iglesia, a lo Granmsci, contra las doctrinas católicas. ¿Qué se puede esperar que no sea la traición más grande de la historia? Claro que será eso. Pero lo será con astucia: van a ir con palabras introductorias afirmando las doctrinas… para luego hincar los dientes de la gradualidad pastoral. Ahí viene el Caballo de Troya, ahí entrará en la Iglesia la abominación de la desolación…

(más…)