Kalós

Inicio » Posts tagged 'anticristo'

Tag Archives: anticristo

Anuncios

Una amiga, católica hasta la médula, defiende a Frank

Qué hacer con los buenos que no pueden ver la obra demoledora

Frank con sus amigos, la pareja homosexual. a lo mejor éste es el concubinato en el que él estaba pensando cuando dijo que había concubinatos que eran matrimonio sacramental. No es que "a lo mejor", es que "no lo dudes"...

Frank con sus amigos, la pareja homosexual. a lo mejor éste es el concubinato en el que él estaba pensando cuando dijo que había concubinatos que eran matrimonio sacramental. No es que “a lo mejor”, es que “no lo dudes”…

En verdad, yo no sé dar una respuesta general, mucho menos universal, a esa pregunta. A los que han visto y están sufriendo o dudando, hay que darles la verdadera doctrina, para que se curen de su papolatría y su errónea visión del Papado y su infalibilidad, etc. Es un gran consuelo ver que la Iglesia ha tenido tan pocos papas malos y cómo se ha mantenido, a pesar de ellos, sobre todo en su doctrina. Claro, Frank tiene como meta destruirla por ese preciso lado; entonces hay que dar un poco más: las profecías sobre él y más aún. Yo escribí más ampliamente sobre eso, aquí: Gallinas episcopales y cardenalicias: todo el mundo sabe que el hombre es comunista. Pero ahora no se trata de éstos que abrieron los ojos, no se trata de lo que yo mismo sufrí entre septiembre de 2013 y octubre de 2014; se trata de los que no quieren abrir los ojos o no pueden hacerlo. Parece imposible, a veces; y, a veces, parece que es demasiado duro: pero mejor ese tremendo golpe, que la posibilidad de perder la FE por aceptar las blasfemias y los sacrilegios de Frank. Creo que, como a cada paso el hombre va diciendo barrabasadas, hay que tener una lista de ellas, dispuesta para presentárselas a los que las necesiten, al instante. Aquí hay una:

– Jesús mentiroso: “sólo finge estar enfadado con sus discípulos”.

– Jesús transgresor que tiene necesidad de perdón: “el niño Jesús, probablemente, tenía que pedir perdón a María y José por su ‘pequeña escapada’ en el Templo”.

– San Pablo (confundido aquí con Lutero [la historia es difícil, tantos nombres y fechas]) orgulloso de ser pecador: lo “cita”, así “sólo me glorío de mis pecados” [lo que dijo, en realidad, fue: “Mas lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo”, Gálatas 6,14].

– La Virgen sin Fe, blasfema y siente impulsos de insultar a San Gabriel: “cuando María estaba al pie de la Cruz, ‘seguramente quería decirle al ángel: ¡mentiroso!, he sido engañada'”.

– La confesión se llama así por un eufemismo, no hay que confesar nada y no hay que arrepentirse, el pecador es Jesús, Él es pecado. Cuando vamos al confesionario, “no se trata de que digamos nuestros pecados y Dios nos perdone. ¡NO, no es eso! Buscamos a Jesucristo y decimos: ‘éste es tu pecado y volveré a pecar'”.

– La Torre de Babel, un pecado contra la religión mundial y el ecumenismo, no contra Dios: “la Torre de Babel fue un ‘muro’ que simbolizaba la xenofobia”.

– La Misa es completamente indiferente: “cuando aparezcamos ante Él para el Juicio, Dios no nos preguntará si fuimos a Misa”.

– Los confesores dan la absolución a todo aquél que se aparezca por ahi: “los sacerdotes deberían impartir la absolución aún a personas que ‘tienen miedo’ de declarar sus pecados, porque el ‘lenguaje del gesto’ basta”.

– San Mateo prefería el dinero antes que a Cristo: “Mateo se resistió a la llamada de Cristo y se aferró a su dinero: – ¡no a mí, NO, este dinero es mío!”

– El Evangelio es echando vaina, no es el relato de la Vida de Jesucristo, no, los historicistas-emotivistas de los que hablo Pío X tenían razón: “el Evangelio es meramente una ‘reflexión’ sobre los gestos de Cristo, porque la Iglesia ‘no da sermones sobre amor, sobre misericordia'”.

– Bulltmann tenía razón, el Evangelio debe ser desmitificado, eso de los milagros, LA MAGIA [la primera vez que yo vi algo así de ofensivo, fue en La metafísica de la opción intelectual, de Cardona: es una cita de un comunista, que odia al Cristianismo], debe ser borrado de ahí. Se lo dijo a Caritas Internationalis, aparte de a la gente en Santa Cruz, Bolivia, etc.: “Respecto a los panes y los peces quisiera agregar un matiz: no se multiplicaron, no, no es verdad. Simplemente los panes no se acabaron. Como no se acabó la harina y el aceite de la viuda. No se acabaron. CUANDO UNO DICE MULTIPLICAR PUEDE CONFUNDIRSE Y CREER QUE HACE MAGIA, NO. No, no, simplemente es tal la grandeza de Dios y del amor que puso en nuestros corazones, que si queremos, lo que tenemos no se acaba. Mucha confianza en esto”.

[Hasta aquí, la información procede de The Remnant:http://remnantnewspaper.com/…/2578-francis-discovers-heresy…].

– Religión mundial e indiferentismo, muy anticrtistiano: “Jesucristo, Mahoma, Jehová, Alá [pues] éstos son todos los nombres utilizados para describir un ente [no sumo SER subsistente] que claramente es el mismo en todo el mundo [en todo el MUNDO, OJO]”.

– Dios, la Trinidad, la teología: “Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray no existe! ¡Existen las personas! Jesús es el compañero de camino que nos da lo que le pedimos; el Padre que nos cuida y nos ama; y el Espíritu Santo que es el don, ES ESE PLUS QUE DA EL PADRE, LO QUE NUESTRA CONCIENCIA NO OSA ESPERAR”…

Tremenda lista, ¿no? Pero, a veces, parece que eso no basta. Les voy a colocar un intercambio que tuve con dos amigas, con ocasión de la barrabasada de Francisco en la apertura del Congreso de la Familia de la Diócesis de Roma, de este año, del 16 de junio pasado. Todo empezó porque yo puse en un post de Facebook que los comentarios sobre el matrimonio y el concubinato de Frankie eran una blasfemia; mi amiga se indignó, pero, siendo muy dulce y mansa, me preguntó que por qué era tan agresivo. Éste fue su comentario: “de verdad no entiendo Carlos Julio…..Tanta agresividad contra el Papa. De hecho creo que eso que dice es verdad….Gracias a Dios que las intenciones las ve sólo Dios”. Entonces, yo le di una respuesta personal: “Me disculpas, Juanita, mi querida amiga (lo digo completamente en serio), pero en lo que digo no hay nada de agresividad. Son palabras duras, por supuesto, pero verdaderas y dichas con pasión, pero no agresiva. De verdad, a mí no me gusta hacer esto que voy a hacer, pero tengo que hacerlo. El agresivo no soy yo, el agresivo es mister Bergie, o Frankie, como tú quieras. Fíjate cómo detesta a Cristo este hombre, copio de un post anterior” y le puse la lista de blasfemias, expresiones apóstatas, sacrilegios de arriba. Y, luego, le puse esta respuesta más general:

(más…)

Anuncios

El Cristianismo como la fuerza más opuesta al gnosticismo de la historia

O del gnosticismo como el más perfecto anticristo concebible

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Contenido

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

El anticristo gnóstico

Cristianismo, la religión del ser, verdad-bien-belleza, de su orden, de la libertad

Gracia y naturaleza, en el pensamiento de Santo Tomás

La Moral, las virtudes directrices y los dones del Espíritu

Sobre la capacidad natural de conocer la verdad y amar y realizar el bien y el auxilio de la gracia

Los sacramentos, vehículos por excelencia de la gracia, se diseñaron con miras en la naturaleza

Conclusión

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

“¿Qué hay en el origen? ¿La Razón creadora, el Espíritu creador que obra todo y suscita el desarrollo, o la Irracionalidad que, carente de toda razón, produce extrañamente un cosmos ordenado de modo matemático, así como el hombre y su razón? Ésta, sin embargo, no sería más que un resultado casual de la evolución y, por tanto, en el fondo, también algo irracional. Los cristianos decimos: ‘Creo en Dios Padre, Creador del cielo y de la tierra’, creo en el Espíritu Creador. Creemos que en el origen está el Verbo eterno, la Razón y no la Irracionalidad. Con esta fe no tenemos necesidad de escondernos, no debemos tener miedo de encontrarnos con ella en un callejón sin salida. Nos alegra poder conocer a Dios. Y tratamos de hacer ver también a los demás la racionalidad de la fe […]. Creemos en Dios. Lo afirman las partes principales del Credo y lo subraya sobre todo su primera parte. Pero ahora surge inmediatamente la segunda pregunta: ¿en qué Dios? Pues bien, creemos precisamente en el Dios que es Espíritu Creador, Razón creadora, del que proviene todo y del que provenimos también nosotros. La segunda parte del Credo nos dice algo más. Esta Razón creadora es Bondad. Es Amor. Tiene un rostro. Dios no nos deja andar a tientas en la oscuridad. Se ha manifestado como hombre. Es tan grande que se puede permitir hacerse muy pequeño. ‘El que me ha visto a mí, ha visto al Padre’, dice Jesús (Jn 14, 9). Dios ha asumido un rostro humano. Nos ama hasta el punto de dejarse clavar por nosotros en la Cruz, para llevar los sufrimientos de la humanidad hasta el corazón de Dios” (Benedicto XVI, Homilía en la explanada de Isling de Ratisbona, del 12 de septiembre de 2.006).

El anticristo gnóstico

El anticristo será lo opuesto de Cristo, luego, será un gnóstico, pues ésa es la gran diferencia: Jesús es la Verdad y el gnosticismo es la gran mentira y la más grande de las tentaciones, porque la verdad es lo inteligible y lo inteligible es el ser, el pecado es esclavitud y la verdad es lo que nos hace libres, el someternos a la naturaleza, a su ley, bajo Dios Creador; y el gnosticismo es rebelión contra esa realidad, contra la verdad, contra la libertad, es tiránico, totalitario, es una fantasía de la voluntad de poder, exactamente diabólica.

Es así desde el primer antagonismo que surgió contra el Logos encarnado. Porque, en él, se embarcaron los judíos, cuando, habiendo matado al Logos y, habiendo Éste resucitado, lo rechazaran, y su templo fuera destruido, con su sacerdocio y su religión. Inmediatamente asumieron un mesianismo destructor, el de Bar Kochba y Rabí Akiba, que llevaron a ese pueblo a las tragedias que terminaron con la construcción de Aelia Capitolina y la prohibición de que se acercaran al antiguo emplazamiento de Jerusalén. En un principio, el sanedrín combatió a la Biblia, torciendo la definición de los libros sagrados, en Jamnia. Pero muy pronto salió a la superficie que el antagonismo hacia el Logos no podía admitir a la Palabra que era Palabra suya. Así, la Mishná, la Mercabá y la Zohar, la Cábala (vid. Gershom Scholem, Origins of the Kabbalah, sobre las relaciones entre la mercabá y la cábala), con su Tikkun Olam, surgieron, relegando a la Palabra de Dios a un segundo plano, puesto que, según el Talmud, los rabinos derrotaron a Dios. Su guerra contra el logos y el Logos los llevó por la vía de todos los desastres, las barrabasadas del Talmud, Moisés de Creta, Shabbetai Tzebi y sus hijos, por la vía de Jakob Frank, la ilustración, el sanedrín napoleónico, Ricardo-Rothchild (la banca de reserva fraccionada, el sistema montado sobre el crédito: 90% on thin air, en manos de los banqueros, a intereses, pagados por el gobierno y los prestatarios particulares, en una pantalla de computadora [antes de eso, lo que regía era el gold standard, porque el oro estaba en sus manos y todo el mundo, ahorcado ya, podía quedar ahorcado]), Marx, Hess-Hertzl y el ultranacionalismo sionista, Freud, Reich-Marcuse-Bernays y su revolución cultural-sexual, Leo Strauss-Irwin Kristoll con sus neo-cons y sus guerras interminables, la pornografía y la ideología del género, etc. Una tragedia sin fin que atraviesa toda la historia de la Salvación, desde el Cumplimiento de la Promesa y como profetizó el Salvador. No es ninguna casualidad que los orígenes más remotos del gnosticismo moderno, sea “cristiano”, judío, musulmán o ateo (vid. Dawson, Historia de la cultura cristiana, ensayo XVIII: la secularización de la cultura occidental y el surgimiento de la religión del progreso), deban emplazarse en Armenia y el Cáucaso: Khazars, iconoclastas-paulicianos-bogomiles y fatimitas.

***

En San Ireneo (Adversus Haersses, I,1-5), se puede leer sobre el origen del gnosticismo, sobre las concepciones de los gnósticos del siglo II. Hay dos rasgos que saltan más que cualquier otro a la vista en esas fantasías abstrusas: en primer lugar, está el corte que hay entre el “mundo” divino del Pléroma (en el que los aeones, que son tan superiores que no se pueden ni vislumbrar, tienen sexo) y el universo en el que vivimos nosotros. En segundo lugar, está el hecho de que ellos concebían al mundo como el resultado de un pecado, del intento de un aeón, sabiduría-Achamoth (muy probablemente, del hebreo, hachmoth), de ocupar un lugar que no le corresponde, de las tinieblas que se siguen para ésta de su pecado y de las pasiones que se generaron del tal pecado. El mundo es pecado y pasión; la materia y la pasión son malas; y en el universo no hay luz ni inteligencia.  Esto es diametralmente opuesto a Génesis I (7.10.12.18.21.25 y, sobre todo, 31) y II, donde las cosas son causadas por un Dios infinitamente bueno, que las va viendo, mientras salen de su “boca”, y constata que son buenas, muy buenas. También dista una infinitud de Génesis III, pues el pecado original de la criatura, no del Creador, es el origen del mal.

Luego de que Occidente naciera y creciera como civilización cristiana, con sobresaltos y brotes gnósticos relativamente menores, hasta el siglo XVI, pero, sobre todo, hasta finales del XVII, cuando el gnosticismo ya era imparable, el mismo fue cada vez más haciéndose anticristiano, cada vez más abiertamente tal y cada vez más fuerte. Dawson relata su desarrollo secular, desde el principio, pero resumiré lo que dice, desde esta época crucial, la del nacimiento del rosacrucismo, de la masonería, de la ideología de la mal llamada ilustración, de la Revolución Gloriosa en Inglaterra. Luego de las divisiones en el Cuerpo de la Iglesia o, más bien, de las rupturas protestantes, la alta cultura no se dividió. Los hombres de ciencia estaban divididos étnicamente entre protestantes [Newton, Huygens, Leibniz, Kepler] y católicos [Descartes, Galileo, Mersenne, Pascal, Gassendi, Torricelli, Roberval, Copérnico]. Pero la cultura los unía; pues, culturalmente, a pesar de las divisiones, y de la intensa religiosidad que movía las disputas religiosas, la cultura permanecía siendo europea o pan-europea. En esa circunstancia, se tendió a buscar una religión común racional (esto es la masonería), común a toda la gente “sensata”: Montaigne, en el XVI, y Locke, Cherbury y Chillington, en el XVII [éstos dieron lugar a Tolland, Collins, Marchand, Rousset de Missy, en el XVIII; y éstos a Voltaire y d’Holbach, D’Alembert, Rousseau, Helvecio, Condorcet, Diderot, La Mettrie, Phillippe Égalité]: el naturalismo como religión mundial, de los ingleses a los philosophes franceses, en el XVIII [aparte del ateísmo, claro].

(más…)

La Mujer Vs. el anticristo feminista

¿Iglesia Misógina? Las verdaderas mujeres refutan la calumnia, we didn’t start the fire

Santa Juana de Arco, con el estandarte del Cordero, símbolo de la derrota del mal, por parte de La Mujer

Santa Juana de Arco, con el estandarte del Cordero, símbolo de la derrota del mal, por parte de La Mujer

Contenido:

La Mujer que vence al enemigo místico, Mélcor

La liberación revolucionaria, el rechazo del “yugo” de la Cruz: Dios madre, mujeres sacerdotisas, aborto y más

“La Gran Tribulación, como no ha habido desde el principio ni habrá”

La verdadera liberación en Cristo: el elenco de la Gracia, we didn’t start the fire: santas incontables, heroínas inigualables

La libertad de las hijas de Dios, frente a los horribles modelos mundanos

Conclusión

 

La Mujer que vence al enemigo místico, Mélcor

“Una Mujer, Revestida del Sol, con la Luna a sus pies y una Corona de doce estrellas sobre su cabeza”. San Juan vio un gran Signo en el cielo… El profeta Isaías también vio el gran Signo: “se os dará una señal: ‘la Virgen dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel’ [que quiere decir, Dios-con-nosotros]” (7,14). Es el mismo, lo dice el propio Apocalipsis: La Mujer, “estando encinta, gritaba con los dolores de parto y las ansias de parir […]. Dio a luz a un varón, que ha de apacentar a todas las naciones con vara de hierro [cfr. salmo 2, sobre el Mesías], pero el Hijo fue arrebatado a Dios y a su trono […]. Oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora llega la salvación, el poder, el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo” (12,2.4.5.10). Es la más antigua profecía: Dios dice a la serpiente, luego de que convenciera a nuestros  primeros padres de que Lo desobedecieran, “pongo enemistad entre ti y La Mujer, entre tu linaje y el Suyo, Él, te aplastará la cabeza cuando tú quieras morder su calcañar” (3,15). “Hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban con el Dragón, y peleó el Dragón y sus ángeles, y no pudieron triunfar ni fue hallado su lugar en el cielo. Fue arrojado el Dragón grande, LA SERPIENTE ANTIGUA, llamada diablo y satanás, que extravía a toda la redondez de la tierra, y fue precipitado en la tierra, y sus ángeles fueron con él precipitados. Oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora llega la salvación, el poder, el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque fue precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios de día y de noche. Pero ellos lo han vencido por la sangre del Cordero, y por la palabra de su testimonio, y menospreciaron su vida hasta morir” (Apocalipsis 12,7-11): la serpiente antigua, el diablo, nuestro acusador, trató de comerse al “Hijo de La Mujer”, la que trajo sobre nosotros Su Reino –“ella dijo a los sirvientes (luego de que Él dijera ‘¿qué nos va a ti y a mí, Mujer, si mi tiempo aún no ha llegado?’)– ‘haced lo que Él os diga’ […]; y manifestó su Gloria y los discípulos creyeron en Él” (Juan 2,4.5.11), y Él la venció y comunicó su Victoria a sus discípulos, los que, creyéndole, lucharon con Él, hijos todos de La Mujer.

Anda y resuelve el Misterio: de cabo a rabo de la Biblia, de la teología fundamental cristiana auténtica, católica, LA MUJER, es el personaje central, ¿no que la Iglesia era misógina?… Espera, espera: ¿dónde fue que yo leí que había un calumniador, un “acusador de nuestros hermanos”, dónde, dónde, ¡¡¡DÓNDE!!!? Aaaaaaaahhh, ya me acordé, lo acabo de transcribir, en el Apocalipsis, el diablo es “el acusador” y es el “homicida desde el principio, mentiroso y padre de la mentira” (Juan 8,44)… Entonces, si la Iglesia tiene por el personaje fundamental a una Señora, Madre de Dios y Madre de sus discípulos y soldados del Gran Comandante en la batalla, y hay unos tipos que dicen que es misógina, hay una “disonancia cognitiva”, ¿no es así? Sí, es la del mentiroso y padre de la mentira, calumniador, acusador de los hermanos: quienes repiten la mentira, puede que no sean todos malos, que tengan buenas intenciones, incluso, de ésas con las que está empedrado el camino del infierno, pero están repitiendo descaradas mentiras, incluso, cuando lo hacen por ignorancia: mienten, al hablar de lo que no conocen, mínimo…

La liberación revolucionaria, el rechazo del “yugo” de la Cruz: Dios madre, mujeres sacerdotisas, aborto y más

Un pequeño compendio de la TEOLOGÍA de género (capítulo especial de la IDEOLOGÍA del tal), en su apartado feminista: “Hoy, claro, todo es mucho mejor, hemos progresado… y hemos puesto a la Iglesia malvada (bueno, a la jerarquía patriarcal) en su sitio, a la misógina ésa. No quiere aceptar que las mujeres sean sacerdotisas, con cuentos inaceptables de un Dios masculino, patriarcal. Claro, por eso se ponen en el camino de la liberación de la mujer, los curas ésos, Jesús fue un revolucionario, señores. Razón tenía Nietzsche, los curas son unos neurasténicos, con su moral sinsentido, queriendo decidir por las mujeres sobre sus cuerpos, atándolas a las cadenas matrimoniales, con sus fetos y embarazos y la cocina y la maternidad. Dios es Madre, Jesús abrió caminos, predicó la divinidad femenina y el lado femenino de la feminidad”…

Da mucha risa… o lo haría, si no fuera un asunto trágico. Cristo se hizo hombre, no se podía hacer hermafrodita, se tenía que hacer hombre o mujer, se hizo hombre… ¡¡¡¡¡PERO NO POR RAZONES DEL SEXISMO CONTEMPORÁNEO!!!!! Se hizo hombre, ¿y?, es su potestad, es Dios, Él sabe infinitamente más, no de todo en absoluto, sabe infinitamente más que yo de aquello de lo que yo creo saber más: de mí mismo. Y, cuando ordenó a los primeros sacerdotes, a los apóstoles, pudiendo hacer lo que le diera la gana, ordenó a 12 hombres, incluido el traidor Judas, sabiendo que ya lo iba a entregar (Juan 13,2). A un nivel próximo, sabemos por qué fue así: el ministro del Altar obra in Persona Christi, por lo que tiene que ser varón, no hay más nada que hacer… ¿Eso es ir contra los “derechos de la mujer”? La pregunta sola es una pesadilla: nadie tiene derecho a ser Sacerdote, no es un derecho, es una Vocación, una llamada y la llamada de Dios es la identidad de la persona, cuya verdad de vida es adecuarse al plan que su Creador tenga para ella, punto. No se ha visto todavía al varón reclamándole a Dios su derecho a ser madre: en su identidad, eso no cabe y ¿cuál es el problema?

En ese ámbito anda lo de Dios “madre”, ¿qué es eso, no les da ninguna vergüenza? No les basta tener unos parámetros culturales enfermos, no les basta proyectarlos al pasado, a toda otra época, para, adulterando como los machos, juzgar con la peor injusticia, luego, incluso, de “acomodar los hechos” a sus relatos, a sus desquiciadas y malvadas fantasías orwellianas, ahora han dado el paso de los pasos: su sexismo se lo han mandado a Dios, para condenarlo. En Europa, se está atacando términos del “patriarcalismo”: se está borrando, en esta operación masiva de transformar al mundo en una mezcla perfecta del 1984 y A Brave New World, del lenguaje todo lo que recuerde a la naturaleza, hasta que sea una versión lo más aberrada posible de la neolengua (newspeak): términos como papá y mamá, esposos, los pronombres masculinos y femeninos, etc. Los baños están siendo convertidos en zonas “unisex”, la Biblia está siendo expurgada, en edición tras edición (con el aval, ahora, del tal Franc, el que ocupa temporalmente la Sede bendita del Apóstol), de todo lo que huela a “patriarcalismo”… Ya pocas niñas saben que pueden formar familias estables, uno se los dice en clases y lo ven raro; y se molestan, MUCHAS, cuando uno se pone a defender la vida frente al aborto, etc.

(más…)

Ana Catalina Emmerick vaticinó a Francisco y la crisis presente

Es asombrosa la manera como se nos advirtió para fortalecer Fe y Esperanza

La película de Mel Gibson utilizó como fuente las revelaciones de la beata renana

La película de Mel Gibson utilizó como fuente las revelaciones de la beata renana

La mística monjita renana, con sus estigmas recurrentes, beata de la Iglesia, declarada tal por san Juan pablo II, vio hechos que ella misma aseguró que eran futuros (uso la versión de esta página web: profecías). Futuros para ella, ¿pero también para nosotros? En 1820, dio esta tremenda advertencia: “El tiempo del anticristo no está tan próximo como algunos creen. Habrá todavía algunos precursores. He visto en dos ciudades doctores, de cuya escuela podrían salir estos precursores”. No estaba tan próximo hace 200 años, pero, 20 décadas después, ¿qué debemos pensar? Nuestra señora, en Lasalette, le dijo a Melania que “Roma perdería su fe y el anticristo se sentaría en la silla de Pedro”. ¿Llegó ya esa época? Bueno, antes de estudiar las razones por las que creo que está aquí, que el día ha llegado, el de la gran batalla entre la Iglesia y la anti-iglesia, como dijo Juan Pablo II, para quien ya había llegado en 1974 (al menos), vamos a darle a los incrédulos algo que no puedan explicar, algo que los deje fuera de combate, algo de lo que no puedan decir “tú no eres sino otro ‘religioso’ que cree en cuentos de hadas” o algo así. Vean, señores, lo que dijo Ana Catalina sobre Rusia, 100 años antes de que Nuestra señora, en Fátima, hablara a los tres niños, tres pastores impúberes, de la “expansión de los errores de Rusia”, antes de la revolución Bolchevique y en su víspera. Dijo Ana Catalina: “He aquí la Moscovia trayendo con ella muchos males. Los habitantes eran de un orgullo inusitado. Vi que se armaban y que se trabajaba por todos los lados. Todo era sombrío y amenazante. Vi ahí a San Basilio y a otros. Vi sobre el castillo de tejados relucientes, al maligno que se sostenía en las agujas”, dispuesto a lanzarse sobre el mundo… ¿Tienen todavía lugar para la incredulidad?

¿Vimos la traición a Benedicto, 190 años antes de que sucediera, vimos a la “mafia de San Galo”?

El papa Benedicto XVI fue cruelmente traicionado, Tarcisio Bertone y Sodano parecían dirigir la movida; pero había muchos más: Martini, Fisichella, Müeller y muchos más en la Curia. Por Dios, el escándalo de los documentos filtrados, mejor conocido como Vati-leaks, tenía como protagonista a su mayordomo privado: la traición estaba muy, muy, dentro de la casa. Ana Catalina lo vio: “Vi al Papa en oración; estaba rodeado de falsos amigos que a menudo hacían lo contrario de lo que decía. Vi al santo Padre en una gran tribulación y una gran angustia que afectaba a la Iglesia. Le vi muy rodeado de traiciones. ¡Ellos [San Galo] quieren quitar al pastor el prado que le es propio! ¡Quieren imponer OTRO [Francisco, no se olvide, se dieron a llamar “team Bergoglio”, en sus intrigas] QUE DEJA TODO EN MANOS DE LOS ENEMIGOS! Entonces, tomada por la cólera, ella elevaba el puño cerrado diciendo: ¡Alemanes Bribones! ¡Escuchad! ¡no lo conseguiréis! ¡El pastor está en una rocalla! ¡Ustedes, sacerdotes, no se mueven! ¡Dormís y la granja arde por todos los lados!, ¡no hacéis nada! ¡Cómo lloraréis por eso un día! Vi que, en ciertos casos de extrema desdicha, el Papa tiene visiones y apariciones [quizás por eso permanece tan tranquilo en la destrucción presente]”.

Si todavía quedan dudas de que los profetizados por Ana Catalina son Martini, Daneels, Kasper, Lehmann, Murphy O’Connor, después de las revelaciones del propio Daneels y del periodista Austen Ivereigh, quien trabajaba con el inglés últimamente nombrado, en su oficina de prensa, cuando el mismo estaba en plena conspiración, consideren lo siguiente. En la constitución Pastor Dominici Gregis, de febrero de 1996, Juan Pablo II determinó la excomunión automática, latae sententiae, de los cardenales y demás personas que conspiraran para llevar al papado a algún candidato. Estamos hablando de la mafia san Galo, del Team Bergoglio, ¿no es así?, no hay que ser profeta para ello, en el 2015. ¿Pero qué tal en 1820? Miren lo que dijo Ana Catalina sobre ellos: “Veo una cantidad de eclesiásticos castigados de excomunión, que no parecen inquietarse ni incluso saberlo. Y sin embargo son excomulgados cuando toman parte en esas empresas, cuando entran en asociaciones y se adhieren a opiniones sobre las que pesa el anatema. Veo estos hombres rodeados de una nube como de un muro de separación. Se ve por esto cuanto Dios tiene en cuenta de los decretos, de las órdenes y de las defensas del jefe de la Iglesia y los mantiene en vigor cuando incluso los hombres no se inquietan de ello, reniegan de eso o se ríen”. Pero hay más todavía: “alemanes bribones”: todos sabemos cómo Alemania, desde Schleiermacher, hasta Kuhn y Kasper ha tratado de destruir la Iglesia; bueno, en el sínodo, toda la tramoya para engañar a todo el mundo, se hizo con el documento con las conclusiones del círculo menor alemán, con la autoridad de Müeller, la verdadera de prefecto del Santo Oficio y la falsa de defensor de la Fe del teoliberal…

(más…)

“Donde esté el cadáver, allí se reunirán los buitres”

Los buitres sacaron la cabeza, en el próximo cónclave, no la podrán esconder

Los buitres de Daneels-Kasper-Martini, de San Gallo, sacaron la cabeza, como con las intelligentsias traicioneras, ya no tendrán dónde esconderlas [esta imagen la tomé de googloe images, por casualidad, decía que era del blog in-exspectationes.blogspot.com, de Flavio Infante]

Los buitres de Daneels-Kasper-Martini, de San Gallo, sacaron la cabeza, como con las intelligentsias traicioneras, ya no tendrán dónde esconderlas [esta imagen la tomé de googloe images, por casualidad, decía que era del blog in-exspectationes.blogspot.com, de Flavio Infante]

“Hoy no es que haya contestación o, incluso, debilidad de la autoridad ante los desafueros. Hoy la autoridad se ha corrompido. Hoy, el obispo de Roma no se llama Papa, dice que él no es la cabeza de la Iglesia, pero impone su visión de la disgregación del Cuerpo Místico, como si fuese cadáver, del que el Espíritu hizo defección, al que le cortaron la Cabeza, que es la Vida” (El obispo de Roma tiene un ministerio para homosexuales en su diócesis). El texto citado es mío, lo confieso, es un grito de dolor lanzado en estos días. Pero es un dolor en la esperanza. Cuando se muere una persona santa o un gran amigo o un familiar, una persona de Fe llora, se duele profundamente. No es que no tenga esperanza, es que el ser querido se fue, se fue “muy lejos”, se fue a un sitio con el que, mientras dure la vida en esta Tierra, no podrá comunicarse de manera natural. ¿Qué se hace ante el mal? Dolerse, es la respuesta virtuosa, porque amar al bien es virtuoso y el mal es una separación respecto de él. El fin del dolor sería el fin del amor y eso no es una opción. La respuesta ante el dolor, entonces, es la virtud, la Fe y la Esperanza, como en el Libro de la Sabiduría: “El justo, aunque tenga un fin prematuro, gozará del reposo. La vejez honorable no consiste en vivir mucho tiempo ni se mide por el número de años: los cabellos blancos del hombre son la prudencia, y la edad madura, una vida intachable” (IV,7-9). Uno se alegra por la vida buena del amigo, por la Misericordia de Dios que nos salva, por el premio, propter retributionem; pero se duele por la partida: ¡¡¡Jesús se estremeció y lloró por la muerte de Lázaro!!!; ¡y eso que, desde que le avisaron de la enfermedad, Él obró para dejar que todo sucediera como sucedió, ¡¡¡para que se manifestara en Él la Misericordia, el Plan salvador, su señorío sobre la vida!!!! Entonces, la Iglesia triunfará, pero el dolor es bravo. La Iglesia quiere suicidarse, su representante, el Vicario de Cristo, quiere matar a la Iglesia… Qué gran mal, qué gran dolor…

***

En el discurso del sábado en la celebración de los 50 años del sínodo, todo quedó claro (http://www.aica.org/20289-el-papa-francisco-presidio-0-aniversario-del-sinodo.html). Ya estamos de lleno en los planes, no de Dios, no en los que se cumplen mediante la Cruz de Jesús (Isaías LIII,11), sino de la tiranía mundial totalitario-diabólica… La Iglesia, según él, ya es una muerta, ya él la mató. Ahora queda que el cadáver se disgregue, que se haga polvo y que sea comido por los gusanos. Ya se han reunido los buitres. Están todos en Roma, quieren comer carroña: unos con sotana, otros con micrófonos, otros con chequeras, otros con armas de destrucción masiva, muchos con boinas rojas… La profecía está por cumplirse…

(más…)

El sínodo de los obispos católicos de Kasper: la tormenta se asoma en el horizonte

Esto es clara muestra de que UN mundo está llegando a su fin

La “teología serena” de Kasper

Concilio Vaticano II: la gran asamblea de la Cristiandad del siglo XX, se vio afectada por ataque de afuera y por traidores de dentro: los modernistas. Allí, triunfó el Espíritu, lo volverá a hacer, porque Dios no pierde y el infierno nunca prevalecerá contra Ella, a pesar de las tormentas

Concilio Vaticano II: la gran asamblea de la Cristiandad del siglo XX, se vio afectada por ataque de afuera y por traidores de dentro: los modernistas. Allí, triunfó el Espíritu, lo volverá a hacer, porque Dios no pierde y el infierno nunca prevalecerá contra Ella, a pesar de las tormentas

El cardenal prominente, uno de los más prominentes de los últimos 20 años, se apresta a inaugurar el Consistorio de los cardenales. Él es el orador de orden designado. Van a hablar de la familia, van a preparar el sínodo que está por venir. Lanza un ataque inmisericorde de parte de una extraña versión de misericordia. Las sesiones, ¡¡¡uuuff!!!, son secretas, qué alivio… Pero el prominente cardenal y la mano por encima de todo, filtran el discurso, publican un libro que lo amplía y un comentario laudatorio. Ahora, desde la más alta cumbre de la Iglesia, se asegura que un discurso que niega, VIRTUALMENTE, la indisolubilidad de la unión que es el signo visible por antonomasia de la relación de Cristo y su Iglesia, el matrimonio (cfr. Ef. V,22-33), es “teología serena”. Un discurso que, VIRTUALMENTE, niega el valor de la Eucaristía, que no pueden recibir, sino los bautizados en comunión con el Papa que no estén en pecado mortal, es “teología serena”. Es la sentencia del vértice de la jerarquía, en el consistorio de los cardenales… un muy mal espíritu soplando en lo más alto… Es este espíritu para quien el peor problema del mundo actual no es la apostasía o su consecuente cultura de la muerte, que mata al año, por poner uno entre muchos ejemplos, a 50 MM de niños o que pone a 50 MM de madres al año a matar a sus hijos, no, nada de eso, el peor problema del mundo, según el tal espíritu, es el desempleo juvenil; y los cristianos de Irak no deben defenderse del ISIS, porque la guerra no arregla nada. La tal “misericordia”, la de este espíritu, reclama que se abandone toda predicación sobre el pecado y la condenación al infierno, no importa que eso sea propulsor de tremendos desórdenes y de la condenación de muchos: no se puede andar asustando a la gente con esos cuentos medievales… y, además, todo el mundo se salva, no se condena nadie o, por lo menos, al final, Dios salvará a todos, porque es incompatible con esta misericordia, que se quiere imponer a Dios mismo, que nadie se condene bajo un Dios bueno y todopoderoso… Kasper, siguiendo a Von Balthasar, a Karl Barth, nos transmite esta “teología serena” de los más misericordiosos que Dios Salvador…

(más…)

El anticristo y la virtud verdadera

Un hombre extraordinario, el mejor… “¿el mejor?” El más excelente

Mao, Kim Il-Sung, Ho Chi Minh, Leenin, grandes tiranos, cuando aparezca el anticristo éstos quedarán como mediocres

Mao, Kim Il-Sung, Ho Chi Minh, Leenin, grandes tiranos, cuando aparezca el anticristo éstos quedarán como mediocres

Es previsor y astuto, se da cuenta de los íntimos matices de las situaciones y reconoce en ellas los modos y los medios útiles. Es decidido y capaz de tomar las determinaciones precisas y perfectas en fracciones de segundos; o, si el caso lo requiere, detenerse y proveer para asuntos de gran alcance. Y sabe rodearse de los que pueden aclarar cualquier panorama. Conoce los modos y las sutilezas de lo real, es una especie de recolector y procesador de “inteligencia”, superior a todo el G2 cubano y la CIA. Es audaz, tenaz, trabajador, de hecho, una máquina incansable. Es constante, persistente hasta el punto de cansar al espectador. En sus apetitos, es moderado, es más,  es un duro asceta. Posee una coherencia perfecta, siempre trata a las cosas de modo consistente con sus principios; de modo que, además, reconociendo las particularidades, matiza de manera exactamente proporcional a los casos. Con los suyos, es absolutamente confiable; de hecho, muestra afecto y despierta el afecto de todos, con un carisma incomparable. Descolla a tal punto que todos saben que llegará hasta la cima. Es uno de ésos de los que habla el libro IV de La República, los que tienen la educación musical y gimnástica en un punto preciso de tensión y relajación, de la que salen personalidades firmes, “sea para bien o para mal” (425a). Cuando toca, es simpático y jovial, tiene don de gentes, oratoria espontánea, profunda y cautivante, a veces, encendida: puede dejar llorando a una multitud de duros combatientes; es excelente dialéctico. Además, puede animar cualquier fiesta, con sus salidas, su baile a ritmo de puro Caribe, su talento para la teatralidad y el humor. Posee una especial admiración por cierto tipo de estética. El hombre, podría decirse, es el mejor partido, al menos al parecer, que haya entrado en el tercer milenio de la Era cristiana; porque, además, es bello, alto y esbelto, de voz profunda y musical, gestos varoniles pero tiernos y sensuales y movimientos de gracia atrayente.

(más…)