Kalós

Inicio » Posts tagged 'adiccion a la television'

Tag Archives: adiccion a la television

Anuncios

Una pantalla para convertirse en idiota… o en amo de UN universo (A)

Vicios adicciones y remedios: esclavitud y libertad (IV)

Para muchos, es la ventana al mundo, como dice en la escena Morfeo. En ella, también dice que és es la Matrix, que es: "CONTROL", totalitarismo mediante el borreguismo radical

Para muchos, es la ventana al mundo, como dice en la escena Morfeo. En ella, también dice que és es la Matrix, que es: “CONTROL”, totalitarismo mediante el borreguismo radical

“No, no, no. Tú mismo dices que el objeto no es vicio, que el mal está en un desorden nuestro: ni las drogas son malas, según tú mismo”. Es verdad, yo me gané ese reproche, lo que es malo no es la cocaína, sino el ser cocainómano. La cocaína podría tener un uso provechoso para el hombre y, ciertamente, es un elemento necesario para un ser de la naturaleza: unas plantas. ¿Cómo podrían ser malas la pantalla del televisor o la de la computadora? La tele nos informa y divierte e, incluso, piénsese en EWTN, nos forma. Y, en lo que se refiere a la computadora, ya es capaz de dar casi lo mismo que la tele, más todos los otros infinitos servicios que uno consigue allí, merced todo a internet. Solamente por la comunicación personal, en especial para alguien como yo, que vive a miles de kilómetros de sus papás, de sus dos hermanas hembras y de sus 150 mejores amigos de toda la vida (quitando a sus hermanos varones, su esposa y sus hijos), yo me la paso dando loas a Dios por Skype, el email, facebook, el chat. Por los periódicos (en especial los de mi país natal), las enciclopedias y los servicios de noticias católicos digitales, alabado sea Dios. Por este blog y todos los recursos que usamos para poder “producirlo”, bendito sea el Señor. Hablo completamente en serio. Pero, hay que tener cuidado, tras el brillo, se esconden muchos peligros. Lo esencial está expresado en un micro que vi en EWTN: si internet te lleva a Dios y en la medida en que lo haga, excelente (ama y haz lo que quieras, dice San Agustín); en la medida en que no lo haga o en la medida en que pueda apartarte, huye de él. (más…)

Anuncios

Esclavitud y libertad: una luz de esperanza… la liberación

Vicios, adicciones y remedios: esclavitud y libertad I

Fíjense bien, es él mismo, flagelándose a sí mismo: la única verdadera esclavitud

Fíjense bien, es él mismo, flagelándose a sí mismo: la única verdadera esclavitud: la del vicio

Uno oye hablar siempre de los vicios. Los que siempre se traen a colación son los típicos: el cigarro, el alcohol y las drogas. Una primera aclaratoria tendría que precisar que estos objetos, estas cosas que pueden desearse y consumirse, no son propiamente vicios, sino eso, objetos de nuestros apetitos, de nuestras capacidades que nos hacen desear o, en el caso de la voluntad, querer. El vicio no está en el objeto, sino en esas capacidades. Por supuesto, el vicio es un desorden en ese tender a las cosas en sí mismas amables; el mal está, pues, en el amor desordenado, en la mala tendencia. Y, obviamente, estos tres objetos son muy eficaces en la formación de estas malas tendencias.

(más…)