Kalós

Inicio » Posts tagged 'abusos sexuales en hoillywood'

Tag Archives: abusos sexuales en hoillywood

Anuncios

Pederastia hollywoodense on the Spotlight

El que tiene rabo de paja, que no se acerque al fuego, ¿verdad, Hollywood?

Los abusos de los curas y la confrontación Hollywood-Iglesia, perversión-Cristo, al descubierto

***

Spotlight, reparto todos estrellas, lo mejor al alcance de Hollywood, 20 MM de $ de presupuesto, mucho poder, para destruir a la la Iglesia... pero que pongan sus barbas en remojo...

Spotlight, reparto todos estrellas, lo mejor al alcance de Hollywood, 20 MM de $ de presupuesto, mucho poder, para destruir a la la Iglesia… pero que pongan sus barbas en remojo…

En los 80, “la gente [en Hollywood] decía ‘Ah, sí, los Coreys [dos niños actores, Haim y Feldman] todo el mundo se los ha pasado [ha abusado sexualmente de ellos]’, la gente hablaba de ello, como si no tuviera ninguna importancia” (Alison Angrim, “Nelly Olson”, en La pequeña casa de la pradera): lo más normal del mundo…

***

Es lo que dicen en mi tierra: “el que tiene rabo de paja, que no se acerque al fuego”: si tienes por donde te cojan, no te pongas a pelear, si tienes puntos débiles, no te expongas: si has sido corrupto, no te pongas a gritar “corrupto, corrupto”, si sabes que te robaste tus tajadas del erario, desvergonzado. “¿Entonces la Iglesia, institución pedófila, mejor que deje de hablar de los homosexuales?”. ¡¡¡EXAAACTOOO, HERMANOO!!!: La Iglesia, que no es ninguna institución pedófila, debe hablar fuertemente contra la homosexualidad, porque, para empezar, ella tiene que purgarse de los homosexuales que se le metieron, cuando estaba descuidada, empezando en los 50, pero acelerando el paso duro en los 70 (Modern Psychology and the Priest Sex Abuse, Patrick Guinan, MD, http://www.culturewars.com/2004/ModernPsych.html). 50% de los curas y obispos gringos, el país donde el escándalo ha sido realmente grande, son homosexuales (http://www.churchmilitant.com/video/episode/half-of-priests-and-bishops-are-gay). “Pero tiene que pagar, ¿noo?”. Mira, por supuesto, ha pagado, para finales de 2003, centenares de curas habían sido condenados en tribunales en ese país y la Iglesia estadounidense había pagado más de 500 millones de dólares. De allá aquí eso no ha hecho sino aumentar. Pero eso no es lo más grave. Lo más grave está en la primera pregunta que puse arriba: la Iglesia ha sido arrinconada, su imagen pública de única defensora mundial de la moralidad y la ley natural ha sido minada, socavada, dinamitada. Es algo espantoso, en Méjico, por poner un ejemplo, como no tienen casos, se agarran una y otra vez del mismo estribillo: Marcial Maciel Degollado: una golondrina, que no puede hacer verano… no sola, no sin los medios de comunicación dándole y dándole… y sin los abogados inescrupulosos, que son capaces de demandar –temerariamente, como fue declarado– al Cardenal Rivera, en una corte de Los Ángeles por quintillones de dólares. Y las estratagemas se multiplican, contando, por supuesto, con la infamia y el ataque judicial… yyyyyyyyy:

CONTANDO CON EL PODER DE HOLLYWOOD. Uno tiene a Al Pacino, Robert de Niro, Carla Gugino (Righteous Killing), Meryl Streep, Phillip Seymour Hoffman (Doubt), Richard Gere, Edward Norton (Primal Fear), y, ahora, con el Oscar detrás, se la han mandado con un elenco todos estrellas: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, Stanley Tucci…

Pero, ¿Hollywood puede hacer esto? En la película, en Spotlight, el personaje de Ruffalo dice que hay que ir contra la institución, contra la Iglesia y, una vez más, Hollywood presenta a ésta como una empresa criminal, la mafia, asociación para delinquir, una patota, una banda, El Padrino III, El código Da Vinci, ésta, son sólo ejemplos. ¿Pero puede Hollywood hacerlo? Es Hollywood, el faro del bien en el mundo… Bueno, tú tienes a Reds, promocionando el comunismo bolchevique, en plena Guerra Fría, o a Boogie Nights, haciendo lo propio con la pornografía, If these Walls Could Talk, con el aborto, The Golden Compass, con el ateísmo, para niños, Kinsey, exaltando a este padre de la depravación contemporánea y los ejemplos podrían llenar cuatro o cinco bibliotecas nacionales.  Hollywood no es la Iglesia, no es un faro de luz para el mundo, en crisis o no. Pero la cosa es peor, porque Hollywood sí es una empresa criminal: si no eres un pervertido o te haces de la vista gorda con la perversión, no tienes entrada en Hollywood, punto.

Y lo que tiene Hollywood es un problema de odio histórico a la Iglesia… No le perdona que, por 30 años, le impusiera un código de ética que limitaba sus capacidades para ultrajar la cultura y a la gente que vivía en ella, para enriquecerse y ganar poder, destrozando los “tabúes”, la identidad moral-religioso-político-cultural, de Estados Unidos y el mundo: vean el cruce que da el cine en 1965, fecha de la caída del código de producción… Y, para rematar, Hollywood sabe que su gran adversario, todavía, es la Iglesia…

(más…)

Anuncios