Kalós

Inicio » Posts tagged 'abominacion de la desolacion'

Tag Archives: abominacion de la desolacion

Anuncios

¿Dónde están los ladrones? En la abominación de la desolación

Hemos llegado ya al límite en que no oponerse es cobardía o idiotez galopante

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

“¡Cuando viereis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, en el lugar santo! (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (Mateo 24,15-16).

Van a lavarle los pies a las mujeres, en un rito que es reminiscencia de la primera ordenación en la Iglesia, en la que el Varón Cristo, consagró a los doce varones.

Celebrarán al heresiarca Lutero, que participó en la primera gran bigamia de la historia del Cristianismo, la de Felipe de Hesse; que vació conventos, prostituyó monjas; soliviantó al pueblo y, cuando se alzó, puso a los príncipes a masacrarlo; y murieron más de 100.000; 25 mil luego de la rendición. Lutero, destructor de la unidad de la Iglesia y de la civilización Occidental.

Le dan la comunión a luteranos y dicen, expresamente, que los luteranos pueden comulgar en la Misa auténtica, sin confesión y sin unirse a la Iglesia y declara su Fe en la Eucaristía.

Dicen que la Iglesia incluye a todas las sectas cristianas, a los de otras religiones y hasta a los ateos comunistas, reunidos en aquellares vaticanos y bolivianos. Se trata de la hipótesis franc-cis-cónica del “poliedro”.

Confiesan abiertamente hacer lobby para tumbar papas y para poner a sus panas modernistas en la Sede de Pedro y aseguran que, en el presente, han triunfado.

(más…)

Anuncios

El cura Feng Shui y su fiel compañero, Regalón

Una colección de barbaridades desuelan la Misa de la mañana

La Elevación Mayor, momento de suma solemnidad, el sacerdote presenta al salvador y lo eleva. El universo caería inmediatamente, si cesaran las misas

La Elevación Mayor, momento de suma solemnidad, el sacerdote presenta al salvador y lo eleva. El universo caería inmediatamente, si cesaran las misas

Un marzo*(ruego ver la nota al final, antes de leer el artículo), el buen cura está diciendo su misa matutina, de 7 y media, en la “comuna” céntrica del Santiago de Chile de hoy. Es miércoles, porque los otros días de la semana quien la celebra es el cura “Robin”, esto es, el que no es “el jefe”. Con una paciencia digna de que me canonicen en esta vida, antes de llegar a Aquello que “sí es Vida”, yo asisto ahí todas las mañanas, pues es donde puedo asistir y por otra razón que TENGO que reservarme. Me consuelo con la verdad más importante de todas: “Misa es Misa, la Cruz es la Cruz y Cristo es Dios que se nos da ahí”. Con eso, ya no hay que decir más: “habrá que calárselos” (dicen en Venezuela). Pero esa mañana, ese miércoles, ese día de verano de 2038 fue muy importante. Al final de la Misa, antes de decirnos que podíamos “ir en Paz”, nos pidió que rezáramos por un miembro de la comunidad. Cosa muy buena, muy loable y recomendable. El problema fue el tenor de su petición: “vamos a rezar por Fulano, que está convaleciente y necesita que LE MANDEMOS ESA ENERGÍA POSITIVA”. Fue importantísimo, ese día, se ganó su título honorífico: EL CURA FENG SHUI. Qué honor, qué impresionante. (más…)