Kalós

Inicio » Política

Archivo de la categoría: Política

El Jet Set y sus frescas costumbres pedófilas

En la religión de Mamón, los ricos se salen con la suya con la pedofilia

Jeffrey Epstein, con algunos de sus amigotes: Clinton y Trump, casi nada

Jeffrey Epstein, con algunos de sus amigotes: Clinton y Trump, casi nada

“Cuando la gente dice que el dinero sólo vale lo que puede comprar y que sólo puede comprar ciertas cosas, invariablemente, forman una categoría [lógica] que incluye ciertas cosas materiales que podrá comprar… y, entonces, su poder se agotaría. Estos tontos dejan por fuera dos enormes capítulos –los dos capítulos más grandes del grupo–. Dejan por fuera los servicios de otros hombres [como soldados mercenarios {¿y prostitutas, abogados y jueces complacientes, perhaps?}], siempre a la venta. Y dejan por fuera las almas de otros hombres frecuentemente a la venta. Con dinero en cantidades suficientes, tú puedes comprar cualquier servicio; y, con dinero, puedes comprar almas individuales. Ahora, eso sí es importante” (Hilaire Belloc, “A Few Kind Words to Mammon,” from his essay-collection entitled On, New York, George H. Doran Company, 1923, pp. 53-54; yo tomo la cita de Robert Hickson, The Vitality of Mammon in the Decline of a State, en Culture Wars Magazine, http://www.culturewars.com/2007/Mammon.htm, el segundo corchete es de Hickson)[i].

“Si, sin embargo, tu dinero sólo tiene ‘un efecto general sobre… la generalidad de la especie humana, para la cual postulo almas’, entonces, ‘en este caso, quizás no seas alguien digno de reproche. Es más su culpa que la tuya’. No obstante, de cierta manera […], ‘tú eres adorado por tu dinero’, no de modo diferente a la ‘adoración que los hombres tributan a su país’; y no podemos justa o válidamente ‘escabullirnos de esta valiosa verdad’ meramente por medio de unas cuantas excepciones”.

Los personajes principales

“Ser así capaz de comprar los servicios de otros hombres… es una categoría ridículamente ignorada por aquéllos que pretenden que el dinero sólo trae disfrute material. Trae, por ejemplo, inmunidad respecto del derecho penal. Al menos, eso hace hoy”.

***

Jeffrey Epstein:

Un milmillonario (“billionaire”, in english), administrador de fondos mutuales, su único cliente es Les Wexner, dueño de L Brands (Victoria’s Secret, Abercrombie et al.), ambos judíos. Tiene casas en Palm Beach, Nueva York, Nuevo México, una isla Saint Thomas. En 2005-06, cerró un gran caso de escándalo sexual-abuso de menores, una muchacha al día, en promedio: en 2001 fue capturado por abusador de menores. Estuvo 13 meses preso, por un acuerdo extrajudicial de 18, que logró el abogado Allan Dershowitz, acuerdo en el que varias víctimas de Epstein no participaron, hecho en lo secreto[ii].

Virginia Roberts:

Epstein y el príncipe, con su némesis, Virginia, encima de llos, de manera muy expresiva

Epstein y el príncipe, con su némesis, Virginia, encima de llos, de manera muy expresiva

La víctima de Epstein que acusó a todo el mundo y que ha dado a conocer de otras afectadas “Jane Does” (nombre proverbial de mujeres desconocidas en los Estados Unidos, usado en terminología legal), Jane Does 1, 2, 3, etc. La única que ha hablado en público. Era usada por Epstein para proveer favores sexuales a sus amigos y luego comunicar los secretos a Epstein, que pasaba a la operación de chantaje. Esto se hacía en Palm Beach, en un avión hacia Saint Thomas y en la isla que Epstein tenía en esta Antilla caribeña.

Ghislaine Maxwell:

Hija del millonario judío inglés Robert Maxwell, que, según parece, se suicidó, por haber robado los fondos de pensión de sus empleados para sostener las acciones de su grupo de medios de comunicación de Inglaterra; que, además, es, al parecer, agente del Mossad y ha sido acusado de haber participado en el secuestro de Mordecai Vanunu por el Mossad, el señor que dio el pitazo sobre el plan nuclear israelí, que fue llevado ilegalmente desde la Gran Bretaña a Israel y fue encarcelado por 18 años (vid. el artículo de Wikipedia en inglés sobre Robert Maxwell: https://en.wikipedia.org/wiki/Robert_Maxwell). Esta señora es acusada por Jane Doe 3 y por Virginia Roberts de participar en las actividades ilícitas de Epstein, aunque ella lo niega. La acusación se sostiene en que ella era pareja de Epstein y amiga del príncipe Andrew, en la época en que el millonario judío-gringo traficaba con muchachas adolescentes.

(más…)

Atletismo, en el pantano del deporte profesional

“Es un negocio”: así, 5000 atletas andan en problemas de doping y se perdió la grandeza

Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, Dios quiera que no haya andado en malos pasos

Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, Dios quiera que no haya andado en malos pasos

SE DESTAPÓ LA OLLA EN EL ATLETISMO

En el mundial de Moscú, en el 2013, se hizo una prueba sorpresa a todos los atletas y a 500 se les tomó muestra de orina, aparte de los medallistas. Ahora resulta que esas pruebas parece que fueron mera pantomima… Usain Bolt es el único atleta que ha hecho menos de 9,90 en 100 metros que no ha caído en controles antidoping, quiera Dios que nunca lo haga. No se puede poner en duda su honestidad, estamos con él, pero, si terminara siendo un fraude más, ¿por qué iba a extrañarnos, qué es una raya más para un tigre, una raya más para el albañal que es el deporte profesional, hechura del catalán, Juan Antonio Samaranch? ¡¡¡¡¡AHÍ TIENEN SU REVOLUCIÓN DE PORQUERÍA, TRÁGUENSELA!!!! Uno quiere volver a divertirse de manera sana, sin sospechas, sin sus triquiñuelas podridas…

***

Hace años, Nueva York tuvo un gran arzobispo, un hombre que desbordaba sabiduría y virtud cristiana y humana. Como fue un hombre clarividente, pudo poner el dedo en la llaga en muchos puntos clave de la crisis contemporánea. En lo que se refiere a la supuesta “brecha generacional” que estuvo en la base de la revolución hippie, sex, drugs and rock and roll, la revolución cultural que tenemos que combatir, la que amenaza todo lo bueno y decente de la humanidad, empezando por el amor de los esposos y de los padres y los hijos, el arzobispo dijo claramente que la tal brecha generacional no existía, que todo era un asunto de evasión de la responsabilidad de parte de toda una generación de padres, maestros, curas y autoridades en general. Hoy tenemos otro aspecto de esta revolución y sus consecuencias en frente. Tenemos el desastre en que se ha convertido el deporte, con una cuerda de ejecutivos de la FIFA tras las rejas, todo el organismo fuertemente cuestionado; y lo peor es que eso no es ningún cuento viejo, las trampas de la FIFA ya son “leyenda”, como dicen en las películas de Hollywood (FIFA: cuando el dinero se convierte en el dios, Auge y caída de la caja negra llamada “La FIFA” (2), La necesaria caída de una proxeneta llamada “FIFA” (3)). En el béisbol, el tenis, el fútbol americano, donde voltees tienes cuestionamientos serios. No digamos el boxeo, que cayó para no volver a levantarse, luego de esa época de gloria que fueron los años 70 y 80. ¿Y el básket? Un deporte que tenga como uno de sus 3 ó 4 más grandes de la historia a uno que dice haberse acostado con más de 2000 mujeres, como Wilt Chamberlain, y a otros dos que deben estar entre los tres seres más engreídos de la historia, como lo son LeBron James y Michael Jordan, no puede ir bien. PERO AHORA SE HA DESTAPADO TREMENDA OLLA EN EL ATLETISMO.

(más…)

Mío

¿Qué es, en realidad, mío, si mi ser no lo es?

Éste es, probablemente, el mejor libro de Lewis

Éste es, probablemente, el mejor libro de Lewis

Dice el muchachito de tres años: “mío”… y, por arte de ilusionismo, hace SUYAS todas las cosas. “Oye, tienes que ser mi amigo, fíjate, tu mami es mi hermana”; “¡¡¡NNOOOOOO, ELLA ES MÍÍÍAA!!!”. Su peluche es suyo, su pelota es suya. “Vamos a jugar, mira, ahí está esa pelota sin usar”; “¡nnoooo, mi peota e mmíííaa!”. Esta forma de mío es la forma favorita del infierno, en todo aquello que no sea un niño de tres años, como señala C.S. Lewis de manera tan acertada, en Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters). De hecho, al pobre niño cuyos papás no lo saquen de esa dimensión de mío, le esperan momentos muy difíciles… y no digamos nada de quienes caigan en sus manos. En el mundo de hoy, una fuerte corriente cultural ha hecho la más grande de las magias gnósticas: ha hecho que todos se queden en el mío del niño de tres años sin educar, del hijo único, de padres desapegados, ricos y consentidores, de tres años. Oh, tragedia.

“Sueña el rico en su riqueza, que más cuidados le ofrece; sueña el pobre que padece su miseria y su pobreza; sueña el que a medrar empieza, sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende, y, en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son y ninguno lo entiende […]. ¿Qué es la vida? Una ilusión, ¿Qué es la vida? Un frenesí, un engaño, una ficción, porque el mayor bien es pequeño y toda la vida es sueño y los sueños sueños son”, dice el gran poeta Calderón (La vida es sueño). “¿De qué le vale al hombre ganar el mundo, si ha de perder su alma?”, preguntó aquella Persona divina, la que se unió a nuestra humana limitación, sin limitarse en nada. “¿Quién tiene el poder? O Dios o el hombre, sólo una es verdad, cada respuesta excluye a la otra”: ésta es la respuesta del mago gnóstico, el inspirador de nuestro mundo: Marx. Él dijo “despertemos”, y quería decir “soñemos, vamos a soñar que somos dioses”. Y cada quien dijo, en nombre del comunismo, “soy dios, el mundo es mío, yo me defino, yo defino al mundo”.

Dijo la feminista: “mi cuerpo es mío, mato chiquitos, me independizo del falo”; dijo el avaro “liberal-capitalista”: “tengo ésta o aquella baratija, soy dueño absoluto”. Dijo el new age: “soy dios, me hago dios, construyo mi panteón y yo en el altar mayor, que se inmole el mundo ante mí, el portador del cristo cósmico, el hijo predilecto del universo”. Dijo el curita marxista-ateo-teólogo-teoliberal: “cristo es mío, es mío, porque soy el pueblo, soy el representante, el único, la avanzada del proletario en su lucha [intra-]histórica por la revolución, por destruir al opresor capitalista de todos los tiempos; la historia es mía y yo proyecto a otras sociedades las categorías que me den las ganas; y después digo que todo es intrahistórico y que cristo no puede hablarnos, pues es sólo un sentimiento sepultado por la historia”. Dice el homosexual: “mi cuerpo es mío, yo me defino, más aún, yo defino el parámetro de mi definición, yo soy un HOMO, y eso es bilogía, pero no, es elección libre, porque los sexos son biológicos y culturales, porque es cultural lo que yo diga, y la cultura la dicto yo, y yo soy HOMO, me reduzco a mis apetencias sexuales, y el que diga otra cosa es un nazi, según mi definición, que es mía”.

***

¿Qué es mío, los latidos de mi corazón? No, yo no  dispongo de ellos. ¿Los cabellos de mi cabeza? Que lo diga el calvo, que querría tener su melena, a la que añora en su vanidad. ¿Mi vida? Nadie sabe el día ni la hora: ¿de qué le vale al hombre ganar el mundo, si ha de perder su alma? ¿Qué daría a cambio de su alma? ¿El mundo? Al morir, dice Gandalf, atravesamos la cortina gris del mundo: ¿de qué nos valdría ganar el mundo, con su cortina gris, cuando todas las formas quedan derogadas?

(más…)

La ética y el capitalismo desbocado

Es como una gran contradicción: la promoción de la avaricia, la “ética capitalista”

Oliver Twist. Las imágenes de miseria más horribles no le llevan nada a las del máximo triunfo en la historia del capitalismo: la Inglaterra decimonónica. Sólo fueron superadas por las del marxismo aplastante del siglo siguiente. Hoy en día, en China, la alianza es total: parece que, juntos, en el nihilismo, esperan toda superación, alcanzar el cénit...

Oliver Twist. Las imágenes de miseria más horribles no le llevan nada a las del máximo triunfo en la historia del capitalismo: la Inglaterra decimonónica. Sólo fueron superadas por las del marxismo aplastante del siglo siguiente. Hoy en día, en China, la alianza es total: parece que, juntos, en el nihilismo, esperan toda superación, alcanzar el cénit…

Bernardo Kliksberg es alguien muy citado en este blog: ha sido director del PNUD de España, entre otros datos del currículum, y, como tal, ha publicado artículos de gran importancia; como uno muy revelador: Algo debe cambiar urgente (El Universal, 21-10-2.009), en el que mostraba que el problema del mundo es la avaricia, de un mundo que produce más de lo que necesita y tiene capacidad instalada para producir suficiente para alimentar a varias veces su población y, sin embargo, tiene un gran porcentaje de personas pasando hambre y aumentando. Kliksberg es uno que demuestra que el problema del mundo es la avaricia, ergo, no la superpoblación, por ejemplo. De paso, eso muestra algo muy importante: es una contradicción en los términos hablar de ética capitalista. Puede que haya capitalistas con ética, pero ésa la tienen no en cuanto capitalistas. Si tú eres uno como Von Mises, gran gurú del capitalismo contemporáneo, que dice que la categoría central de nuestra razón es el beneficio de mercado, comoquiera que traduzcas eso, es decir, así lo traduzcas como místico (para salvarse de críticas muy obvias, empezando por Jesús), entonces no puedes venir y decir que la justicia o la caridad sean bienes o virtudes reales, que haya que practicar, no, lo único virtuoso está en términos de Hume: “la razón es la esclava de las pasiones” y, así, Aristóteles y Platón y la tradición cristiana caben: la virtud es obrar conforme a la razón… que busca el “interés”. Of course, estas tradiciones dirían que la religión, la contemplación de Dios es el máximo bien al que debe dirigirnos la razón (entre otros lugares, I Corintios XIII,8-13). Luego, son incompatibles con el capitalismo, como lo es la misma moral, punto. Entones no cabe el patriotismo, no cabe el bien común, la justicia, distributiva o de cualquier otro tipo (ya que la proclaman como un asunto de orden de mercado, incompatible con eso que dicen es la médula de la personalidad), no cabe la caridad (la verdadera: el amor de amistad con Dios, que Él nos infunde, juntamente con los dones de Sabiduría y de Prudencia), no caben la templanza o la fidelidad. Seguramente, por eso es que cada vez más hay espionaje industrial, cada vez más los negocios se resuelven en burdeles…

(más…)

90 MM ganará este año Mayweather, 18 mil niños mueren de hambre al día

Mayweather Jr. con una montaña de billetes verdes... un sueño, ah... una pesadilla de mundo material y de divertimento

Mayweather Jr. con una montaña de billetes verdes… un sueño, ah… una pesadilla de mundo material y de divertimento

En dos peleas (vid. James supera a Bryant en ingresos, Gonzalo Aguirregomezcorta, espndeportes, 20-05-13), el boxeador podrá ganar suficiente dinero como para alimentar a 200 mil mujeres de las que fueron sepultadas en el edificio en Bangladesh hace unos días; las cuales reciben un sueldo de unos 450$ al año, trabajando de sol a sol para las marcas más poderosas del planeta, ésas que pagan las exorbitantes ganancias de los deportistas (vid. Indignidades, Bernardo Kliksberg, El Universal, 15-05-13). Sí, exactamente, Floyd tendría que darse un máximo de 48 minutos por cada combate, 96 en total, para ganar lo que gana una de éstas en 600 millones de horas… y sus ganancias provienen del trabajo de ellas: díganme ustedes, ¿qué tal?

(más…)

Robinson Canó, acusado: pongan fin a la omnipotencia de los medios

Robinson Canó, segunda base de los Yanquis y emblema de República Dominicana, uno de los mejores del mundo... Latino. Hoy, en el banquillo

Robinson Canó, segunda base de los Yanquis y emblema de República Dominicana, uno de los mejores del mundo… Latino. Hoy, en el banquillo

En estos días, otro ídolo del deporte estadounidense, el mejor Yankee, el jugador más valioso del mundial de beisbol, llamado Clásico Mundial de beisbol, Robinson Canó, ha sido señalado. La ola de sospechas sobre el deporte profesional gringo sigue su curso, el curso de una marejada, de un maremoto muy grande. Casi constantemente estamos con miedo de que alguno de esos personajes que nos emocionan con sus actuaciones llegue a la palestra. ¿Caerá Miguelito, caerá el buen Albert? ¿Será verdad lo que dicen los envidiosos sobre Jordan? Yo no lo creo, pero dejan su secuela viscosa. En alguna medida, logran su objetivo. ¿Lance admitió sinceramente, me pregunto yo, o todo el asunto se debió a que cedió a la presión? No es fácil estar peleando tantos años contra funcionarios que no tienen nada que hacer ni que perder y que encarnan la voluntad de instituciones poderosas. Puede que haya sido sincero; puede que no: el juicio de reivindicación de Juana de Arco muestra que un Couchón es posible siempre [ella se confesó hereje ante este personaje, un traidor que, francés, defendía los derechos de Inglaterra].

(más…)

El sueldo de Alex, curar el cáncer, poner un preescolar

Discutiendo solo sobre los sueldos de los peloteros: ¿quién aporta más?

Bobby Raburn (Wesley Snipes) le dice a Gil Renard, el Fanático (Robert De Niro), las sabias palabras, en esta escena

Bobby Raburn (Wesley Snipes) le dice a Gil Renard, el Fanático (Robert De Niro), las sabias palabras, en esta escena [Si se pusieron las pilas, vieron que la camisa de De Niro es de los Bravos y no de los Gigantes]

La película The Fan: dice el personaje Bobby Rayburn, más o menos: “empecé a batear, porque perdí la presión, me di cuenta de que lo que hacíamos tiene una importancia muy pequeña: no estamos curando el cáncer”. Curar el cáncer puede ser muy importante, pero hay cosas mucho más importantes aún: por ejemplo, la formación humana e intelectual de los que curaran el cáncer y harán todos los demás oficios, desde las primeras letras, hasta los postdoctorados. ¿Cuánto gana un maestro de preescolar, quien aporta a la comunidad inmensamente más que un pelotero? ¿Cuánto ganan los profesores universitarios, que forman hasta a los maestros de preescolar? ¿Y cuánto habría que pagar a los que promueven las instituciones que permiten la articulación social, que haya preescolares y clínicas de tratamiento del cáncer y universidades? ¿Una sociedad, una civilización, en la que los héroes son futbolistas, beisbolistas, basqueteros, tenistas? Una civilización enferma; y los que idolatran a estos señores (otra cosa es admirar y divertirse viendo el espectáculo, para salir un poco de la rutina y descansar) son síntomas de la enfermedad. Dirán los locos: “es que ellos son los mejores, nuestros ídolos, producen los billetes, ¿qué quieres tú, que los malditos dueños se queden con todo?” Idolatría, resentimiento envidioso, miopía como de 10, materialismo. No, los dueños no son malditos, sólo por ser dueños: Son los que ponen las condiciones del espectáculo. ¿Qué, en la sociedad enferma, la pelota mueve biyuyo a patadas? Que, por justicia distributiva, impuestos, planes de inversión, de financiamiento, mucha de esa plata se dirija a la construcción de la sociedad, a paliar el hambre de los centenares de millones que están a nivel de supervivencia, en todo el mundo, mientras unos que le dan palos a una piedra viven con lujo asiático y, la mayoría, dando espectáculos deleznables.

¿Que Pujols MERECE 300 millones de dólares, entonces cuánto merece la directora misionera cristiana del preescolar de la aldea remota de Zaire o Gambia o Liberia y sus maestras? Esto es locura pura y dura. Y, al final, ¿qué van a hacer los Yankees con los años de contrato que le quedan a Alex Rodríguez? Uno coma 37 centenares de milloncejos por la borda. Y nadie ni se da cuenta… Hace falta rebelión, compañeros, la revolución está arrasando los espíritus, los ha arrasado ya, tenemos que ponerle un buen parao: la rebelión de la esencia…

“Yo lo perdí todo en la ruleta”. “Yo boté la educación de mis hijos en el póker”

Vicios adicciones y remedios: esclavitud y libertad (VI)

Los dominados por la compulsión de esperanza y adrenalina que pulveriza sus esperanzas: el futuro material en un todo o nada
Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Un apostador compulsivo se lamenta, luego de perder enormidades, en una serie infinita de probabilidades altamente adversas

Una mañana de febrero, vamos en el autobusito, pletóricos de esperanzas, muchos, yo, en lo particular, lleno de curiosidad. En parte, porque soy, fácilmente, el más joven de todo el grupo. Voy muy contento, pues voy a hacer una especie de estudio “psico-sociológico-filosófico”, y voy a experimentar yo mismo… y todo es casi gratis. No tengo ni idea de qué sucederá, de cómo será la vivencia. Hay, ¿cómo no?, eso parece inevitable, un gusanito que, desde mi estómago, bailando, canta: “¿y si ganamos…? Si yo fuera rico, viaja-divi-divi-da… ¡NO TENDRÍA QUE TRABAJAR!”. El autobús es un “servicio generoso” de los casinos de Donald Trump, reyezuelo de Atlantic City, que se debería llamar “Casino City”, porque no se ve que tenga más que estos edificios-sepulcros blanqueados… y, a un lado, sí, el Atlántico, al que nadie presta atención ya: la naturaleza, así sea presentada en tanta magnificencia, es poca cosa para los que llegan con sueños de riqueza. A mí, investigador “académico” (lo que significa que, a propósito, fui con el dinero del autobús), me picó el gusanito, ¿qué poder tendrá ese gusanito, que hasta en la casi imposibilidad fáctica ataca? SILENCIO – SILENCIO – 9 HORAS DE SILENCIO. 9 horas de silencio… en el interior de los bolsillos; de jolgorio, en el interior de las arcas de un magnate, que se aprovecha de la debilidad del prójimo. SILENCIO DE 9 HORAS. Es de noche, ¡arriba!, de regreso en el autobús, una jornada de estudio, viví una vez lo que no pienso repetir. Vi todo, la ruleta, las maquinitas, las meseras, a las 10 de la mañana, con sus licores fuertes, para engrasar el ánimo, motor de todas las ruedas de la fortuna. Vi los shows de bailarinas, de lejos: ya quería, a veces, conservar mi pureza. Vi a los frenéticos; vi a los pantalleros, a los que gustan que los vean, a los que se creen mucho, que se las echan de grandes cosas, dilapidando sus vidas, mientras arrasaban sus patrimonios. Ahí estaba mi atención los primeros 5 minutos, desde que volví al autobús. Luego comenzó ese terrible clamor: how much did you lose? No recuerdo ninguna cifra, se me grabó, sin embargo, el verdadero “cuánto”, que algunos confesaron: “los ahorros de 5 años”, “la pensión de mi esposo”, “una buena parte de la educación de mis hijos”… paremos de contar. Que el dolor llene las brechas. Eso hace el dolor. Y el dolor enseña. Y el dolor cura. “No lo vuelvo a hacer”: ¿será verdad? No siempre…

(más…)

La necesaria caída de una proxeneta llamada “FIFA” (3)

La FIFA, al menos, alcahuetea negocios de trata de mujeres, en los mundiales, ¿de qué no será capaz, ya que cae tan bajo?

Una cosa es el fútbol, la ilusión de estos muchachos, la sana diversión entre amigos y otra muy distinta es el negocio de la FIFA y su adoración a mammón

Una cosa es el fútbol, la ilusión de estos muchachos, la sana diversión entre amigos y otra muy distinta es el negocio de la FIFA y su adoración a mammón

Amigos, si se trata de algo que era lo preferido por mí… y por más de 35 años, esto me duele. Pero muchas de las cosas que nos han emocionado en ese tiempo, respecto del fútbol, son patrañas o están montadas sobre patrañas. La FIFA quedó atrapada en su idolatría. La primera idolatría es el culto a mammón. A mí, me gustaría que fuera diferente, pero es como es y casi no hemos dicho nada. La FIFA, en su idolatría de avaricia y codicia, ha caído bajo, muy bajo. Tan bajo que, una vez que yo supe lo que se era capaz de hacer, dejé de creer en nada que tuviera que ver con el fútbol profesional. La FIFA es algo bastante peor que una proxeneta, la FIFA no sólo alcahuetea en cosas de meretrices, sino en asuntos de trata de blancas; y descarga todo su poder sobre los países que organizan mundiales, si es que, en ellos, la prostitución es ilegal.

(más…)

Sabermétrica, matemática aplicada al deporte… para dominar

No sólo es problema del beisbol, se piensa aplicar a todos los deportes profesionales de EUA

TroutCabreraEl béisbol, más que nada, es movido por un reto, un reto individual: un pitcher le dice a un bateador: “a que no la bateas de manera inatrapable”; el bateador responde: “a que sí”. Son dos machos, frente a frente. Pero eso no agota todo: si hay gente en base, el bateador se puede sacrificar, el pitcher tiene que procurar que no avancen; los jugadores de campo ayudarán a ese efecto. En el reto, cada uno tiene sus compañeros, para añadir drama, tensión y alternativas distintas para la estrategia. Aquí estamos hablando de relaciones: de equipos y entre rivales; y de cualidades: fuerza, destreza, velocidad. Se habla, también, de unas acciones y unas pasiones: el pitcher trata de engañar, el bateador encuentra el pitcheo y deposita la pelota en lo profundo del rightfield. Por ningún lado aparecen cantidades. Cualquier intento de matematizar esto, tiene que incluir alguna manera de traducir las realidades anteriores a números, a medidas. Siempre se utilizó una manera bastante obvia: un bateador se presenta a su reto particular un número de veces, sobre las que tiene éxito o fracaso otro número; dividiendo, se halla una proporción: Miguel Cabrera tuvo 330/1000 el año pasado y ganó el título de bateo. Pero, como pasa mucho hoy en día, llegaron unos vivos, que dicen ser los descubridores del agua: encontraron la piedra filosofal, la ciencia aplicada al beisbol. En los últimos siglos han salido miles que se presentan y dicen: “la humanidad estaba en tinieblas, hasta que llegué yo”. Vean a Marx, a Nietzsche, a Hegel, a Descartes, Heidegger, Comte, etc. El beisbol no podía quedar al margen. Y, como siempre, cada vez que aparece uno así, hay que desconfiar, puede estar buscando algo diferente. Para mí, está claro, quiere que sus favoritos ganen premios (Mike Trout, ESPN y Miguel Cabrera son  nombres suficientes para probarlo) y quieren influir en las decisiones de los equipos, en cuanto a contratación de peloteros.

(más…)