Kalós

Inicio » Pasatiempo

Category Archives: Pasatiempo

Anuncios

Dios tenga misericordia de Juanga

Con dotes innegables, se empleó en la promoción del mal

Juan Gabriel y Rocío Durcal, dúo de oro [foto de Últimas Noticias, Venezuela]

Juan Gabriel y Rocío Durcal, dúo de oro [foto de Últimas Noticias, Venezuela]

Contenido

El doctor Nathanson, rey de la muerte, y la misericordia de Dios

Juan Gabriel, luces y sombras

Una nota sobre mis hermanos y compatriotas venezolanos

El doctor Nathanson, rey de la muerte, y la misericordia de Dios

Yo recuerdo cuando se murió Bernard Nathanson. El doctor Nathanson fue el fundador de la NARAL, la National Abortion Rights Action League, la asociación que, en los términos del movimiento revolucionario anti-Dios y anti-hombre de Occidente, le puso el cascabel al gato: logró hacer legalizar el aborto en los Estados Unidos y, de ahí, para el mundo. El doctor Nathanson no estuvo solo, pero fue el principal de un trío fantástico, completado por Lawrence Lader y Betty Friedan. En la NARAL había otras personas, pero ellos eran los líderes. Nathanson llegó a ser llamado el Rey del Aborto…

Eso fue hasta que pudo ver que el embrión era una vida humana y que él estaba causando muerte y dolor. Cuando pudo verlo, se cambió radicalmente al otro lado y se volvió un campeón de la causa pro-vida; se hizo cristiano y, finalmente, en 1996, se bautizó católico. El doctor Nathanson se murió el 7 de marzo de 2011. Otro converso, también del judaísmo, Steven Mosher escribió un bonito artículo sobre el doctor Nathanson (https://www.pop.org/content/may-you-rest-peace-dr-nathanson). En él, Mosher, presidente del Population Research Institute, alaba a Nathanson y manifiesta su confianza en que Dios perdonaría a Nathanson por su responsabilidad directa en el asesinato de miles de personas e, indirecta, en el de miles de millones…

Claro, “donde hubo pecado, sobreabundó la gracia”, nos asegura el Espíritu, a través de su intermediario San Pablo (Romanos, 5,20). Eso es lo más importante: los pecados de Nathanson, inmensos como fueron, no eclipsarían la gracia de la Encarnación, la Muerte en Cruz y la Resurrección: los de todos los hombres de todos los tiempos, incluidos los de Hitler, los de Lenin, los de Stalin, los de Mao, los de los gringos e ingleses y los rusos al final de la Segunda Guerra Mundial, los de Chávez, los de Guzmán Blanco, los de Pol Pot, los de los capitalistas ingleses que, en el siglo XIX, generaron las tremendas matanzas por hambruna en la India y en Irlanda, las guerras del Opio en China y los desastres, around the world, los de los sionistas, los de los yihadistas de los siglos, desde Mahoma, los de todos los abortistas, no podrían agotar los méritos de Jesucristo; pero, aparte de eso, Nathanson, al ver el mal y el bien, no por la nube del pecado, sino desde la perspectiva de Dios, se dedicó con todo su ser, por décadas, al bien y eso salvó muchas vidas. Sin embargo, para mí, lo más importante del doctor Nathanson fue sus revelaciones del trabajo interior del movimiento pro-muerte, revolucionario, anti-Dios. El doctor vio cómo pasó de ser una vedette internacional, que salía en los periódicos, el cine, la radio y la televisión diariamente, a un completo ostracismo; y dio a conocer cómo los medios, en manos de los poderes, favorecen a la revolución y sus esbirros y cómo plantean falazmente el asunto como una lucha entre la ciencia y la libertad, contra el oscurantismo, la religión, la irracionalidad, la tiranía espiritual (el término favorito de Nietzsche, al menos, en Humano, demasiado humano)… Dios habrá tenido misericordia del doctor Nathanson, Steven… y eso sí que es una tremenda esperanza. Todo trata de la esperanza, en el hijo pródigo, en el amor infinito, en la parábola de los dos deudores, en el mandamiento del perdón sin fin y el del amor a todos, hasta a los enemigos… Frente a la infinitud en infinitas maneras y direcciones, en la infinita simplicidad, ante la inconcebible infinitud de Dios, la infinitud plana, de una dimensión, de nuestro pecado es insignificante. Nathanson se salvó, Hitler y Stalin podrían haberse salvado, de darse las condiciones, las que enseña la Fe, todos tenemos una oportunidad en la Misericordia, si nos acogemos a Ella, arrepintiéndonos de nuestros males… Juanga, también…

Juan Gabriel, luces y sombras

Juan Gabriel fue un cantante muy bueno, aparte de lo que se llama hoy por hoy un showman, un verdadero espectáculo viviente, que divirtió a muchos. Sus canciones fueron solaz y esparcimiento y disfrute de algo bello de varias generaciones de hispanos, a ambos lados del charco. El dúo con Rocío Dúrcal es de los mejores que se recuerden. México tiene una tremenda tradición de artistas del show business de primera línea: Pedro Vargas, Pedro Infante, Jorge Negrete y Luis Aguilar, los grandes Cantinflas y Chespirito, inigualables en el mapa del humor hispanoamericano y mundial, Emmanuel, Luis Miguel y los directores de cine, comenzando por Robert Rodríguez, Cuaron, etc. Juan Gabriel puede, sin dudas, contarse en esa gama de estrellas mexicanas, de un país tan importante como México, país de cristeros y de Vasconcelos. La Nueva España, gran virreinato, donde estuvo el gran Palafox, la casa de Sor Juan Inés y de tantas luces… cuna de la etnografía comparada, manantial de arqueología y antropología cultural. De ahí salen Juan Gabriel, Hasta que te conocí, Ya no tengo nada, Amor eterno, Te voy a olvidar, No me vuelvo a enamorar, Te pareces tanto a mí, la inolvidable Querida. Es casi imposible escribir estos nombres, si tienes 47 años y no llorar un poco por dentro, un día como hoy. Porque, además, se sabe que Juanga lanzó la carrera de muchos o le dio impulsos que no habían conocido. Ana Gabriel, Daniela Romo, Angélica María, el propio Luis Miguel. Fue un verdadero poder cuando yo era un niño y hasta mis años de la universidad, a principios de los 90. ¿Cómo olvidarlo?

(más…)

Anuncios

Atletismo, en el pantano del deporte profesional

“Es un negocio”: así, 5000 atletas andan en problemas de doping y se perdió la grandeza

Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, Dios quiera que no haya andado en malos pasos

Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, Dios quiera que no haya andado en malos pasos

SE DESTAPÓ LA OLLA EN EL ATLETISMO

En el mundial de Moscú, en el 2013, se hizo una prueba sorpresa a todos los atletas y a 500 se les tomó muestra de orina, aparte de los medallistas. Ahora resulta que esas pruebas parece que fueron mera pantomima… Usain Bolt es el único atleta que ha hecho menos de 9,90 en 100 metros que no ha caído en controles antidoping, quiera Dios que nunca lo haga. No se puede poner en duda su honestidad, estamos con él, pero, si terminara siendo un fraude más, ¿por qué iba a extrañarnos, qué es una raya más para un tigre, una raya más para el albañal que es el deporte profesional, hechura del catalán, Juan Antonio Samaranch? ¡¡¡¡¡AHÍ TIENEN SU REVOLUCIÓN DE PORQUERÍA, TRÁGUENSELA!!!! Uno quiere volver a divertirse de manera sana, sin sospechas, sin sus triquiñuelas podridas…

***

Hace años, Nueva York tuvo un gran arzobispo, un hombre que desbordaba sabiduría y virtud cristiana y humana. Como fue un hombre clarividente, pudo poner el dedo en la llaga en muchos puntos clave de la crisis contemporánea. En lo que se refiere a la supuesta “brecha generacional” que estuvo en la base de la revolución hippie, sex, drugs and rock and roll, la revolución cultural que tenemos que combatir, la que amenaza todo lo bueno y decente de la humanidad, empezando por el amor de los esposos y de los padres y los hijos, el arzobispo dijo claramente que la tal brecha generacional no existía, que todo era un asunto de evasión de la responsabilidad de parte de toda una generación de padres, maestros, curas y autoridades en general. Hoy tenemos otro aspecto de esta revolución y sus consecuencias en frente. Tenemos el desastre en que se ha convertido el deporte, con una cuerda de ejecutivos de la FIFA tras las rejas, todo el organismo fuertemente cuestionado; y lo peor es que eso no es ningún cuento viejo, las trampas de la FIFA ya son “leyenda”, como dicen en las películas de Hollywood (FIFA: cuando el dinero se convierte en el dios, Auge y caída de la caja negra llamada “La FIFA” (2), La necesaria caída de una proxeneta llamada “FIFA” (3)). En el béisbol, el tenis, el fútbol americano, donde voltees tienes cuestionamientos serios. No digamos el boxeo, que cayó para no volver a levantarse, luego de esa época de gloria que fueron los años 70 y 80. ¿Y el básket? Un deporte que tenga como uno de sus 3 ó 4 más grandes de la historia a uno que dice haberse acostado con más de 2000 mujeres, como Wilt Chamberlain, y a otros dos que deben estar entre los tres seres más engreídos de la historia, como lo son LeBron James y Michael Jordan, no puede ir bien. PERO AHORA SE HA DESTAPADO TREMENDA OLLA EN EL ATLETISMO.

(más…)

Seinfeld, ¿la “mejor serie de la historia”?

El precio de una risa, cuando la agresión cultural se presenta como “humor”

Los cuatro amigos, cínicos, aberrados, desvergonzados, presos por malos prójimos, en el último capítulo de la célebre serie

Los cuatro amigos, cínicos, aberrados, desvergonzados, presos por malos prójimos, en el último capítulo de la célebre serie

Jerry Seinfeld es un tipo simpático, un aparente gozón y un cínico desvergonzado. Es también un tipo ocurrente, con una capacidad asombrosa para percibir humorismo en los detalles normales de la vida y en las continuas idioteces, contradicciones, peleítas, anhelitos, etc. de la cotidianidad. Hay que confesar la verdad: vi a Seinfeld, lo vi mucho… y me reí, me reí a carcajadas. Pero hay que precisar, dar los matices exactos: de vez en cuando, hubo que tragar grueso, para poder recibir el beneficio de una media hora de idioteces que te ayudaran a descargar la mente embotada. Esto llegó a su final, de manera abrupta, un cierto día en que la agresión cultural se nos hizo evidente, mostró su cara, abrumó todo aprecio y me hizo volver sobre mis pasos como espectador del cómico de Nueva York, del show sobre nada: sobre NADA, esto es, en el que se presenta como humor un desprecio de la vida estadounidense (y, por extensión, occidental), vita con lente nihilista. Es como el capítulo aquél de Married with Children, en el que se da la típica situación de los esposos que se molestan terriblemente, que no soporta, cada uno, la existencia del otro, que están CONDENADOS el uno al otro, que tienen libido, pero no atractivo, a los que les fascinaría “picar flores”, pero que son tan mediocres que, en la total inercia, no son siquiera capaces de “buscar y conquistar”; siendo representantes de la revolución sexual, son máquinas de libido dormidas, aturdidas, con el soporífero de la total inacción y completa falta de esperanza: están CONDENADOS el uno al otro… y se desprecian. Van a un hotel y es un fraude; terminan en un tribunal, por avatares de la “comicidad” de los sitcoms de la televisión judeo-freudi-gringo-marxista, y, al final, tienen una gran recompensa, gratificación sexual, por motivaciones externas: el coito fue realizado bajo el estrado del juez, símbolo de la justicia, la virtud, la verdad, el orden civil, profanado, sometido a la revolución, en un solo acto… He aquí una primera coordenada de Seinfeld, en esta esfera es que su programa se considera por muchos del ámbito televisivo como “la mejor serie de la historia”…

Ahí, Seinfeld no es tan ocurrente, no tiene tanta chispa, no es tan prolífico en su sacar humor de lo cotidiano: hacen falta las coordenadas y la audacia para push the envelop, traspasar los límites. En el cinismo total de un revolucionario, en el desencanto típico de alguien que detesta la cultura en la que vive, a la que puede ver desde afuera, esa “audacia” no es tal, es mera expresión de desprecio. Pero hay un mérito aquí. Chespirito una vez dijo que, en México, siempre se exaltaba a Cantinflas, pero que era la hora de que se le reconociera como alguien que se puede poner al lado de Mario Moreno, el súper sabio, el 777, etc. Puede que Roberto Gómez Bolaños tuviera razón, puede que exagere su propio valor (para mí, él es un grande y un personaje de mi casa); pero aquí esto es sólo un ejemplo: en el ámbito de los cínicos, “audaces”, profanadores “humorísticos” contemporáneos de nuestra cultura, Jerry Seinfeld debe ser puesto con los grandes, po más que sea muy obvio que, en muchos pasajes, él estaba tomando de Woody Allen, Berlin, Phillip Roth. Roth libera shiksas (modo en que los judíos se refieren a las mujeres gentiles) mediante un modo de sexo realizado POR desprecio de la moral cristiana; Seinfeld se refiere a la gran atracción que Elaine Benes despierta en judíos, por ser shiksa, precisamente: ¿quiere Seinfeld decir aquí que el judío siente una atracción sexual, no por la shiksa, sino por la profanación de la moral evangélica? No puedo decirlo, pero vale la pena ponerlo como hipótesis; al final del artículo, puede que muchos piensen así. Yo lo considero muy probable, pero no quiero adivinar y, por más pruebas indirectas que tenga, no tengo ninguna directa. Sabemos que, el declarado por Time Magazine genio del humor, pederasta, protegido de Hollywood, al que le gustaban sus propios hijos adoptivos, varones y hembras, Woody Allen, ganador del Oscar, le fascinaba el asunto de schtutpa una shiksa, como dice en Annie Hall. Aquí está la “genialidad”, la “audacia”, la genealogía, la comunidad entre estos “cómicos” de Nueva York, del NY Times, de las televisoras estadounidenses, de Hollywood. Es Phillip Roth celebrando a Isaiah Berlin por transformar la Navidad, por esconder su verdadero sentido: Natividad del Señor, detrás del festival de la nieve, el invierno, los muñequitos de nieve (personificados, con nombre propio: Jack Frost)…

(más…)

La Sociedad de los Poetas Muertos: Percy Shelley vs. Cristo y el logos menor, el colegio, la tradición, los papás y todos los que se vengan

Cristo, Logos mayor, Sabiduría creadora y salvadora, y su aliado, el logos menor, orden del universo y ley natural del corazón humano, son bochados por el poeta revolucionario, en esta obra maestra del cine, que los presenta como tiranos, antipáticos y brutos, obtusos

La apoteosis de Keating, su encumbramiento, señal de su victoria: había "liberado" a los muchachos

La apoteosis de Keating, su encumbramiento, señal de su victoria: había “liberado” a los muchachos

Se abre la cámara y reluce el horondo estandarte: TRADITION, el más importante de los pilares de la gran escuela de Welton, en los Estados Unidos. Su director va a inaugurar el año escolar y comienza preguntando: “¿cuáles son los cuatro pilares?”, “tradición, honor, disciplina, excelencia”. Se trata de un colegio centenario, que manda a sus estudiantes a universidades de la Ivy League, la liga universitaria de la Nueva Inglaterra, Harvard, Yale, etc., lo más prestigioso entre las clases dominantes de los Estados Unidos. Éste es el escenario de La Sociedad de los Poetas Muertos (DPS), la película dirigida por Peter Weir y escrita por Tom Schullman, de 1989.

Como siempre en Hollywood, se comienza por las presentaciones de rigor. Los personajes: profesor John F. Keating (símbolo de lo “decente” de los 60, Robin Williams). Muchachos: Neil Perry (Robert Sean Leonard), Todd Anderson (Ethan Hawke), Charlie Dalton-Nuwanda, Knox Overstreet, Cameron (the rat), Meeks, Pitts. Mr. Nolan. El profesor de latín. El papa de Neil (Kurtwood Smith). Otros muchachos de la clase: relleno. Chet Danbury (hijo de unos amigos de los papás de Knox Overstreet). Chris (novia, prometida, de Danbury, que Knox Overstreet se lanza a conquistar).

Para los muchachos, el colegio es Hellton (juego de palabras: hell, infierno, por Well, bien) y sus cuatro pilares: excremento y otras cosas así, que sonaban parecido a los verdaderos: “travesty (farsa), horror, decadence, excrement”. Estudian: química, un fastidio; latín, mecánico; trigonometría, el fastidio mecánico. El colegio Welton está en una pradera increíblemente bella, tiene una construcción de arquitectura convencional, aunque muy bonita, con una torre gótica, a la que le sacan un resaltante primer plano, al principio de la película; por dentro, los detalles son góticos. Es un colegio de ricos gringos, pero sin Dios ni Cristo, que no es nombrado en toda la película; mientras que no hay ningún símbolo religioso, rezan una sola vez. En una oportunidad, Keating, cuando están arrancando la introducción del libro de poesía, dice: “no se irán al infierno, no es la Biblia”: una de tres referencias directas al Dios, al Dios verdadero, en la película… Pero, no obstante eso, Él está en todo el ambiente; y hay referencias a divinidades otras, por todas partes. Los malos de la película, en realidad, son Welton, en cuanto institución, su espíritu, sus cuatro pilares, Tradición, en especial, y los papás, que quieren decidir un destino capitalista-convencional para sus hijos. El papá de Neil es el prototipo del papá tirano-bruto: él llega a editor del periódico del colegio, pero el viejo lo obliga a dejar el puesto, porque se tiene que concentrar en sus materias, para llegar a Harvard, de donde saldrá médico; tiene que hacerlo, no obstante que él saca, de todas maneras, puras Aes en todas las materias. Overstreet y Dalton se burlan y Neil replica: “sí, está bien, señor futuro abogado y señor futuro banquero”.

(más…)

Dos Caballeros de la Noche surgen: Batman y el Hombre Nuevo

Batman surgió de la virtud; el “hombre nuevo” de algo muy distinto

Batman: justicia en sentido general, virtud orientada al bien común, y piedad heroicas: un caballero heroico

Batman: justicia en sentido general, virtud orientada al bien común, y piedad heroicas: un caballero heroico

Estoy en meditación. Cualquiera cree que estoy durmiendo, debo ser un mendigo, viviendo debajo de un puente, durmiendo en la plaza pública. La procesión va por dentro. Un amor a la verdad, al orden, a mis hijos, a mis estudiantes. ¿Qué será lo mejor, qué será? “Ya les mostré lo que fue la revolución sexual, la revolución sex, drugs and rock and roll: Forrest Gump y Jenny; ya han probado algo de la gran mentira del materialismo contemporáneo y qué pude significar hoy una verdadera li-be-ra-ción: The Matrix; el capitalismo ha sido presentado, con toda su vaciedad: Wall Street; el new age y la caída de la religión ‘subjetiva’ tendrán su exposición en Avatar; la música revolucionaria ha sido develada, con algo de su historia. Falta una buena probada del comunismo, para que tengan un cuadro medianamente completo de Nuestro Tiempo, de lo que es ‘contemporáneo’ de la cultura contemporánea. Han oído hablar de ideologismo y de los beats y de Kinsey. Necesito una buena presentación del comunismo: The Inner Circle, del ganador del Oscar Tom Hulce, ¿servirá? ¿O será mejor The killing Fields?”.

(más…)

Matrix: abraza la verdad, te hará libre

Arranca la corteza purulenta de las ideologías mentirosas del mundo revolucionario

Neo, que está empezando a creer, a ser libre, se enfrenta a males terribles, superiores al hombre: a Smith el agente, el maltusiano, progresista, odiador de la humanidad, encarnación de muchos de los gnosticismos que oprimen hoy al hombre

Neo, que está empezando a creer, a ser libre, se enfrenta a males terribles, superiores al hombre: a Smith el agente, el maltusiano, progresista, odiador de la humanidad, encarnación de muchos de los gnosticismos que oprimen hoy al hombre

Todo se resume en una simple elección: eres Thomas Anderson, un trabajador gris, de una empresa gris, con un jefe gris y unos compañeros grises. O eres Neo, un rebelde, uno que rechaza lo que ve, el borreguismo, el mundo de mentira, de la ilusión, de los códigos explicativos absurdos del gnosticismo prevaleciente en el mundo de hoy. Eres Tomás, el apóstol incrédulo, el que se transformó luego de ver; o eres El Tipo, el Mesías, uno que, creyendo en Él, participa de su misión, de un Reino que es pura verdad y no es de este mundo, un Reino que es de la Verdad, que aceptamos y nos hace libres.

Neo quiere ser libre; él sabe que algo anda mal, pero no sabe qué es. Mas tiene una tremenda suerte: un grupo de libertadores muy conocidos lo han contactado y parece que quieren que él se les una. Trinity, Trinidad, un famoso elemento de ese grupo le ha pedido que la contacte: “sigue al conejo blanco”, al conejo de Alicia, la del país de las maravillas, al conejo de Pascua, al que trae huevos de regalo, en la celebración de la Resurrección de  Cristo. Neo es un hacker y hace trabajos a destajo para malandros del underground de alguna ciudad del Occidente contemporáneo.

(más…)

La girl que sólo quiere have fun cumple 60 años

Cuando nos encantó, tenía 30

Cindy, en una de sus imágenes características: la apariencia de la revolución, hasta las brujas saldrían corriendo

Cindy, en una de sus imágenes características: la apariencia de la revolución, hasta las brujas saldrían corriendo

Un día, hace treinta años, mi hermana puso un disco, sonaba una de esas melodías que le gustan a los muchachos desde hace cincuenta años. Pero tenía algo muy especial, era como más sabrosa, para mi gusto cuando tenía 14 años, impregnado de revolución, en la inocencia en que viví, sin nadie que me diera antídoto. En esa época, uno oía lo que pusieran en las radios “modernas” y tenía que gustar de lo que ahí pusieran y no había que entender las letras, no importaba si lo que decían era que “if you want to get rich, you got to be a bitch”, “si quieres ser rico tienes que ser una p…”; o podías tener por lo máximo a un tal Dire Straits, sin importar que su gran éxito enseñara revolución sexual y resentimiento marxista: “Money for nothing, chics for free… that Little fagot he is a millionaire”: “dinero para nada, chicas gratis… ese mariquito, es un millonario”. Es la época en que tenías que aceptar a Ozzy Osbourne y We’re not gonna take it; o Black Sabbath o Judas Priest, y todo ese cainismo exacerbado de odio a Dios. Ahí, era música de ángeles: “I come home in the morning light; my mother says: ‘when you gonna live your life right?’; ‘Oh mother dear we’re not the fortunate ones; and girls they want to have fun Oh girls just want to have fun’”[i]. A primera vista, no parece gran cosa, la primera vista puede ser muy engañosa…

(más…)