Kalós

Inicio » Antropología

Category Archives: Antropología

Anuncios

Netanyahú sobre la justificación del estado de Israel y de su posesión de la “Colina del Templo”

Fantasmagórico no da fundamentación peor

Contenido

Netanyahú está molesto y da sus “razones”

1) La Biblia:

  1. A) La Biblia y su poder justificador en los asuntos humanos:
  2. B) La Biblia, antisemita, y Dios, antisemita, refutan las pretensiones de Bibi

2) “El emperador Tito era parte de la propaganda sionista”

3) La Muralla China, las pirámides de Egipto

4) El llamado Holocausto

Conclusión y mi consejo jurídico a Bibi


Netanyahú está molesto y da sus “razones”

Netanyahú está furioso, dice que la UNESCO no tiene ya ninguna legitimidad. No quiero analizar la decisión de la UNESCO a la que le cae encima. Total, los sionistas harán lo que les venga en gana, para eso tienen el poder. Sólo en un acuerdo público, Obama acaba de comprometer a los Estados Unidos a darle al estado judío 38 mil millones de dólares en los próximos 10 años. No se sabe cuánto le dan bajo cuerdas, sobre todo cuando en el presupuesto de defensa de los Estados Unidos, en los últimos 17 años, se han perdido más de 11 BILLONES, 11 x 1012, 11 por diez a la doce, 11.000.000.000.000, lo que los gringos llaman 11 “trillion”. Israel, todos lo saben, es LA alianza gringa, es el principal aliada, antes que Inglaterra, si se pierde dinero para ser dedicado a fines secretos, ya podemos imaginarnos quién puede ser beneficiario del mismo. así, no importa lo de la UNESCO, el estado judío tiene a los EUA y sus aliados, a la OTAN, detrás, dando el apoyo que haga falta; sin contar lo que reciben de Alemania por concepto de reparación por daños… Lo que importa es el comentario de Bibi, como le decimos de cariño sus amigos. Yo tengo que serlo, pues estoy por darle, GRATIS, un consejo jurídico.

Según Bibi, la gente de la UNESCO no reconoce al estado judío su “conexión” con el “Monte del Templo” y con el “Muro Occidental”. ¿Por qué, según Netanyahú, la UNESCO está fuera de orden? 1) Porque “obviamente, no se han leído la Biblia”. 2) Aunque no voy a copiar completa la traducción de lo que dijo [ya es traducción, lo que leí, del hebreo al inglés y está aquí, en la descripción del video: https://www.youtube.com/watch?v=myI_s8vyJxU, el que se ve arriba], vamos a decir, que, en resumen, se trata de que, en el arco del triunfo de Tito, en Roma, se figuran a los romanos, luego del saqueo del templo de Herodes con una menorá en volandas. “Seguramente, la UNESCO dirá que el emperador Tito era parte de la propaganda sionista”. 3) “Decir que Israel no tiene conexión con el ‘Monte del Templo’ y con el ‘muro Occidental’ es como decir que China no tiene ninguna conexión con la Gran Muralla o que Egipto no tiene ninguna conexión con las pirámides”. Pongamos un cuarto argumento: 4) “todo lo que mi pueblo ha sufrido, el Holocausto”…

Vamos a ver los tres puntos, uno por uno:

1) La Biblia:

A) La Biblia y su poder justificador en los asuntos humanos:

Este argumento yo lo he oído antes, es más, éste era el argumento que yo había oído. De hecho, todo otro argumento, en la mente judía, según me parece, no tiene sino a éste como respaldo último, éste es el primer principio. Tiene que serlo, pues, si no se retrotrajera a esto, el de Tito y su arco, perderían todo significado, pondríase el estado judío a la par con los demás pueblos, lo que no se puede admitir. Es decir, si dejamos el argumento de Tito, el de la legitimidad histórico-política solo, sin la religión, sin la TORÁH, quedaría la pretensión de los judíos al nivel de las pretensiones de los filisteos o de los amalecitas y en bastante peor estado, pues, aquéllos estaban ahí primero, ¿noooo? Claro, Dios le dio esa tierra a Abraham, como se lee en Génesis 15, 17, etc.; y, luego, al pueblo de Israel, como se ve en Éxodo y en Josué, etc. ¿Para qué entrar en detalles sobre algo que es indudable? Éste no es un hecho litigioso, cualquiera sabe que eso está ahí. Claro, el argumento bíblico se tiene que conjugar con el otro religioso, el del “Holocausto”.

Bueno, ahora habrá que responder a este argumento que es la piedra angular de todo el edificio, pues hasta los sufrimientos de los judíos toman, en su mente, un cariz religioso-mesiánico por su carácter de Pueblo Elegido, lo que viene de lo que se relata en la Biblia. No crean que no responderé a los otros argumentos, lo haré, como si fueran independientes, como si fueran justificaciones autónomas, pero, en verdad, si se cae este primer naipe, el edificio cae al vacío.

Vamos a comenzar.  La justificación bíblica en la boca de un pueblo que rechaza la Biblia por el Talmud como libro sagrado es demasiado “disingenuous”, digamos, taimada. Pero no discutamos esto. Todo el mundo sabe que ésta es la verdad, pero no importa, vamos a hacer de cuenta que esto no tiene ninguna relevancia, vamos a quedarnos con el argumento de Bibi, después de todo, estamos analizando su discurso.

Fíjense, en la Suma contra los gentiles, Santo Tomás no cita la Biblia. Cita a Aristóteles, a Platón , a Maimónides, a Avicena, a Averroes, a Porfirio, a Escoto Eriúgena, a Pseudo-Dionisio, al Corpus Iuris Civilis, a Alejandro de Afrodisias, a San Agustín, a San Juan Damasceno, a San Gerónimo, a Ptolomeo, a Galeno, etc. ¿Por qué? Porque, si vas a hablar con no creyentes, no puedes poner aquello a dónde querrías llegar: ¿cómo decirle a un ateo que tal cosa se basa en la autoridad de Dios? Un ejemplo: en la Suma Teológica (I, q. 32, a. 1), Santo Tomás, trata el tema de si el misterio de la Trinidad puede ser alcanzada por la sola razón; evidentemente (a pesar de lo que creían [y creen hoy] algunos cristianos con una formación intelectual que no es la mejor), este misterio es materia estricta de Revelación divina, decir otra cosa es dañar la fe, someterla a la irrisión de los gentiles, que piensan que nuestra Fe depende de argumentos no demostrativos y que no somos capaces de distinguir. Sin embargo, otros rasgos del asunto quedan a otro nivel muy diferente: el alma, su inmortalidad, la existencia de Dios, su infinitud, eternidad, unidad, que es creador y omnipotente, etc., se los conoce por la sola razón natural, mas hay “aspectos suyos” que no son cognoscibles más que por Fe, como el que sea un Dios Trino. Los misterios estrictamente de Fe, sin embargo, pueden MOSTRARSE como razonables, incluso, como lo más razonable. Ellos son, así, análogos, dice el Aquinate, de ciertas partes de la física teórica:

“La razón interviene de dos maneras para explicar algo. 1) Una, para demostrar suficientemente algún fundamento; como en las ciencias naturales prueba suficientemente que el movimiento del cielo mantiene siempre una velocidad uniforme. 2) Otra, no para demostrar suficientemente algún fundamento, sino para que, una vez demostrado, pruebe los efectos que le siguen; como, por ejemplo, en astrología, establecidos los excéntricos y los epiciclos, son explicables las manifestaciones del movimiento en el firmamento. Sin embargo, estas suposiciones no son pruebas demostrativas, ya que, establecida otra hipótesis, pueden darse otras explicaciones” (loc. cit).

Así, argumentar desde la Biblia sobre la Trinidad, sin la Fe y sin la aceptación de la existencia misma de Dios, o de la Revelación o de su posibilidad misma o de que la Biblia sea esa revelación [y no, por ejemplo, el Corán o los escritos védicos], es un completo exabrupto contra la racionalidad… ¡¡¡Y ESTAMOS HABLANDO DE PURA TEOLOGÍA!!!

¿Qué ocurrirá cuando pasemos a otros ámbitos? ¿Cómo hacemos para pasar a justificaciones históricas, políticas, de relaciones internacionales? Parece que habría que probarle a los ateos que Dios existe; a los politeístas, que es uno; a todos los no creyentes en la Biblia que se revela; a los mismos, que la Biblia es la Revelación auténtica; a los que crean en la revelación, pero que crean que la verdadera es otra, que la Biblia es la que es y las de ellos no. Ahí, entonces, en un foro internacional, podremos discutir si se puede citar la Biblia como justificación para cualquier cosa, digo, ésta o la otra. Pero, ¿la Biblia, entre gente que cree en ella como LA Palabra de Dios, es decir, para los cristianos, sustenta las pretensiones del estado judío?

B) La Biblia, antisemita, y Dios, antisemita, refutan las pretensiones de Bibi

Hoy en día, si uno dice que un judío tiene poder, uno es un antisemita; si dice que un judío cometió un delito, uno es un antisemita; si uno dice que tal acción del estado judío es mala, uno es un antisemita; si uno cuestiona tal parte del relato de tal historia que le interesa a los judíos, uno es un antisemita. En dos platos, no estamos en una situación normal, si hay cosas que académicamente no puedes preguntarte legítimamente, aún para confirmar tal o cual punto de la cuenta que se da de tales o cuales hecho o de tales justificaciones. Abe Foxman, de la liga anti-difamación judía (ADL) de los Estados Unidos, dice que es un antisemita el que diga que Hollywood es controlado por los judíos; claro Joel Stein, judío, no sólo dice que lo hacen, avasallantemente, sino que no decirlo es lo que es antisemita, quiero decir, contrario a los intereses de los judíos (http://articles.latimes.com/2008/dec/19/opinion/oe-stein19).

Bueno, ¿si uno lee a los profetas del antiguo Israel, tendrá que concluir que son antisemitas? La cantidad de insultos a la casi totalidad del pueblo de la Promesa [cumplida en Cristo] de parte de esos profetas es incesante. Y tiene causa más que justa, como no puede ser de otra manera, ya que vienen de la Justicia misma subsistente, que es Sabiduría misma subsistente. Lean el capítulo I del libro del profeta Isaías, el XX de Ezequiel, el libro entero de Jeremías; lean a Amós, a Oseas, al que ustedes quieran; lean a Moisés, cómo él mismo paso por la espada a una parte sustancial del pueblo, luego de bajar del Monte Horeb. ¿Qué, Moisés era un antisemita? Moisés hizo eso, luego de que Dios dijo que no destruiría al pueblo, por petición del propio Moisés.

(más…)

Anuncios

La pena de muerte

Una afirmación de la sabiduría de los siglos, ante el ataque del marxismo actual

Cerrado el camino del fin trascendente por el gobierno "ateísta" actual, no se entiende nada de lo humano, no se entiende nada en la soceidad. Se cierra la trascendencia, se cierran los ojos a la Causa Ejemplar

Cerrado el camino del fin trascendente por el gobierno “ateísta” actual, no se entiende nada de lo humano, no se entiende nada en la soceidad. Se cierra la trascendencia, se cierran los ojos a la Causa Ejemplar

Contenido:

Presentación: la Tradición católica, tradición humana y el socialismo contemporáneo

Introducción: La sociedad política, el gobierno y el derecho penal

La pena de muerte y la proporcionalidad de las penas

La pena de muerte y la conveniencia política

La pena de muerte: argumentos en contra

Siempre

Hoy

Respuesta a los argumentos en contra

Conclusión:


Presentación: la Tradición católica, tradición humana y el socialismo contemporáneo

“A la exigencia de la tutela del bien común corresponde el esfuerzo del Estado para contener la difusión de comportamientos lesivos de los derechos humanos y las normas fundamentales de la convivencia civil. La legítima autoridad pública tiene el derecho y el deber de aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito. La pena tiene, ante todo, la finalidad de reparar el desorden introducido por la culpa. Cuando la pena es aceptada voluntariamente por el culpable, adquiere un valor de expiación. La pena finalmente, además de la defensa del orden público y la tutela de la seguridad de las personas, tiene una finalidad medicinal: en la medida de lo posible, debe contribuir a la enmienda del culpable.

LA ENSEÑANZA TRADICIONAL DE LA IGLESIA no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte, si esta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas. Pero si los medios incruentos bastan para proteger y defender del agresor la seguridad de las personas, la autoridad se limitará a esos medios, porque ellos corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común y son más conformes con la dignidad de la persona humana” (Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 2266-2267).

En los parágrafos transcritos del Catecismo, se hallan de manera sumaria los principios que guían la existencia misma del derecho penal. En el último párrafo se ve –y resalto yo– que la tradición absolutamente inveterada de la Iglesia admite la licitud de la pena de muerte. Del mismo modo como se ha admitido en toda sociedad histórica; y como lo admitieron los clásicos griegos.

Sólo los obispos modernistas, la mayoría de los cuales tiene fuertes tendencias, mínimo, socialistoides, si no comunistas, de plano; y los socialistas, comunistas disfrazados, y los comunistas descarados, se ponen hoy a negar el derecho a establecer penas privativas de la vida, para los culpables. Al tiempo que defienden genocidios de gente ya grandecita (a genocidas despiadados los tienen por dioses mortales: Lenin, Stalin, Mao, Tito, Ho Chi Minh, pare de contar), de viejitos y enfermos (y algo más… ¡¡¡!!!) y de bebés no nacidos, recién nacidos y no tan recién…; mientras, para rematar su descaro gnóstico, defienden la integridad física y los derechos de mosquitos, toros, delfines y renacuajos, matas de alcachofas y de yuca; propugnan la adoración de la Tierra, la Pachamama, Gea, Gaya, pero prohíben la creencia en Dios o que la sociedad tienda a su fin natural en la trascendencia; propugnan el amor “libre”, la homosexualidad, el sexo extramarital, la exaltación pública de los hijos naturales, y atacan sin misericordia al matrimonio y la familia. Tienen una estricta moral de la “tolerancia”, en la que, si crees que hay bienes que defender, serás perseguido y reducido, si no hasta multado, preso y muerto. Son anti-racistas, pero si se trata de gente que no sea ÉTICAMENTE o racialmente occidental, es decir, si se trata de gente que no encarna el espíritu de la cristiandad y si se trata de blancos, de las distintas razas blancas, europeos y norteamericanos: éstos deben ser tratados con un neo-anticoloniasmo, lo que quiera que eso signifique (odio a los nombrados), virulento. Se las echan de defensores de la libertad, pero quieren y luchan con denuedo por que se legalicen las drogas ESTUPEFACIENTES. Atacan la alimentación, la cadena alimenticia y la alimentación balanceada, natural humana, a base de animales, vegetales, azúcares, grasas, cereales, frutas, pan, proteínas, carbohidratos, lípidos, etc., con animalismo, “vegetalismo” y la promoción de sustitutos sintéticos que no divulgan de dónde proceden: ¡¡¡LA HAN EMPRENDIDO CONTRA EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA!!!… ETC.

Con los medios de comunicación, las editoriales, el dinero de grandes fundaciones gringas y europeas, como la Ford, la Gates, la Rockefeller, así como el apoyo del gobierno de Obama, de Merkel, de la UE y la OEA, aparte de la ONU, Soros y su Open Societies, Amnistía Internacional, USAid, como dije, de infinidad de órganos católicos, lo mismo que de muchos protestantes, de universidades controladas financieramente por los potentados nombrados, etc., ellos dominan la cultura de hoy, con estas sandeces insostenibles, aunque trágicas. La gente es, en general, buena, ¡¡¡PERO ES BORREGA!!!; con estos líderes culturales, con esta guía, la cosa va muy mal, porque les creen hasta cuando dicen que el pan es malo, que una comida de pan, carne, lechuga, tomate, papas, pepino y otros nutrientes es “CHATARRA”; y en los colegios de Chile ya no se vende pan en los puestos de comida… En este ámbito, la pena de muerte es dura de defender hoy por hoy. A eso dedico este escrito; aunque debo aclarar que lo escribí para ayudar a mi hija bella a hacer una asignación del colegio. Entonces, se lo dedico a eso y a mi chiquita querida. Es un punto más en el que el gnosticismo contemporáneo, ya casi universalmente dominado por el marxismo cultural, pretende desechar la naturaleza y la sabiduría de las sociedades y los siglos, pretendiendo refundar el agua. ¡¡¡Que Dios bendiga la Fiesta Brava…!!!

Introducción: La sociedad política, el gobierno y el derecho penal

Para estudiar rectamente la pena de muerte, hay que profundizar un poco, hasta las causas de la existencia de la comunidad política, la necesidad del gobierno y su poder punitivo, siquiera de la manera más sumaria y fugaz, aunque no por eso menos profunda. La razón de ello estriba en que la pena de muerte es un caso particular y peculiar, si bien no el más extremo, de los poderes que debe tener a disposición la autoridad política en su cometido de dirigir la sociedad al bien común, es decir, como su representante existencial, es decir, del logos u orden profundo que la subyace, la ley fundamental de su propio existir.

Así, pues, los hombres no se unen en sociedad, viven en sociedad, un hombre fuera de una comunidad humana es una abstracción fantasiosa, pues no hay manera de que comience a existir, de que pueda sobrevivir sus primeros 15 años (siquiera en las condiciones más salvajes), de desarrollar su entendimiento y de satisfacer el resto de sus necesidades, desde las básicas a las más elevadas, si no es en grupos sociales. En el libro II de La República, Platón demuestra esto cabalmente; al tiempo que, en ese libro y en el II de La Política de Aristóteles, se muestra que la sociedad humana perfecta es la política, la sociedad natural para el hombre; al modo como la madurez moral es el estado natural del hombre individual, la perfección de la forma natural, esencial.

Del mismo modo, Brownson (The American Republic) muestra que las sociedades son el producto de avatares históricos, es decir, según él, son causadas por la Providencia: a dos niveles, la causa es azarosa, en el plano material; natural, en el formal; y dirigida por el gobierno infalible de Dios, en el plano de las Causa última. En los tres planos, sin embargo, hay algo claro que se transparenta en el estudio de la historia: las sociedades son hijas de alguna religión común a un pueblo, que es como la crisálida de la que surgen, que aporta el caldo de cultivo, del que se generan (entre otros lugares: Fustel de Coulanges, La ciudad antigua); lo mismo que no hay sociedad política si no es unificada, como en el caso de las formas en el plano sustancial, por un principio apto para ello: ése es el gobierno. No existe sociedad humana, de ningún tipo, ni el partido anarquista ni el club social o la Cosa Nostra, que no tenga un principio de orden y mando, que unifique a la sociedad. Puesto que la autoridad es ese principio, es representante de la sociedad, ella encarna su orden profundo, ella es quien debe hacer que ella lo realice plenamente. De nuevo, puesto que la sociedad es la unión estable de los hombres, una red de relaciones entre ellos, articulada institucionalmente, para que ellos lleguen a la plenitud en todos los ámbitos del ser humano, el gobierno debe tender a que los hábitos y creencias y mitos e instituciones sociales sean sanos, virtuosos, a fin de que la población, en general, esté abierta al fin trascendente del hombre, abierta a Dios, leitmotiv de todo lo humano.

En ese ámbito de dirección, promoción y protección de los bienes de la sociedad, en su reconocida jerarquía, la autoridad debe dictar leyes, leyes que se inspiren en la protección de esos bienes, la justicia y el bien común, el bien de la comunidad, en cuanto es un todo y formado por tales partes, con tal talante, tales características, y, principalmente, tal fin último. Esas leyes aseguran el bien común y la identidad particular de la sociedad. Éste es el apoyo fundamental del derecho penal: hay elementos en las comunidades que no se atienen al orden, elementos que tienden a ser dañinos de unos y otros bienes y, por tanto, amenazas para el bien común y el bien de los ciudadanos particularmente considerados. Para proteger los diferentes bienes jurídicos, el estado establece penas para los transgresores.

La pena de muerte y la proporcionalidad de las penas

Ahora bien, al establecer las penas, el estado atiende al orden y la jerarquía de bienes antes mencionados. “No tendrías poder sobre Mí, si no se te hubiera dado de lo alto; por eso, el que me entregó a ti tiene un juicio más severo”, dice Jesús (Juan 19,11); y Aristóteles lo pone de manera muy aguda: las relaciones humanas son la medida de la justicia en ellas: el daño al padre es más grave que el daño a un mero amigo y éste más que a un extraño, ceteris paribus, en circunstancias iguales. Por lo tanto, hay una jerarquía de bienes y de perspectivas en los que las personas se relacionan con ellos. Y, por eso, tiene que haber una proporcionalidad entre los delitos y las penas; y, aún, de causas atenuantes y agravantes de los casos particulares: el homicidio del violador de la hija, no es lo mismo que el del psicópata, que lo hace por diversión, es decir, por motivos innobles.

En esa proporcionalidad, para los casos de delitos más graves, aquellos en que se violan bienes ya considerados sagrados o en casos en que se muestra tremenda peligrosidad, crueldad o imposibilidades de redención, la autoridad política puede tener acceso al medio legal de la pena de muerte. Es de notar, de subrayar, que se trata, en primer lugar, de esta causa: la autoridad para determinar penas, en casos de transgresiones a bienes sociales, por tratarse de quien debe protegerlos; y de casos en que se trata de delitos muy graves, que requieren penas drásticas. Esta primera consideración debe ampliarse y profundizarse.

(más…)

¡¡¡Fanático, fanático!!!

Defiende la razón, la religión y la moral, espera el insulto y pregunta por qué

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús". Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático... razonando, dime tú

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”. Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático… razonando, dime tú

Mi artículo anterior fue sobre Juan Gabriel, el gran cantante, compositor y promotor de artistas mexicano. Al escribirlo, “lloré” (interiormente) de nostalgia, por el artista y por su obra y los recuerdos de mis años mozos. En el artículo, lo digo, puse una lista aleatoria de canciones suyas que me vinieron a la mente y, mientras la escribía, me emocioné… Es que él fue uno de los grandes de esa época, sin dudas: en Venezuela, las principales televisoras se peleaban públicamente la transmisión de sus conciertos.

Por supuesto, compartí por Facebook el escrito. Y, si ustedes fueran gente que se dedica a la filosofía y la educación y a escribir sobre estos temas, se darían cuenta de cuán difícil es hoy en día hacerlo. Hay muchas vicisitudes y una de ellas en esa gente que te consigues, en Facebook, por ejemplo, que se dedica a perseguirte, a fastidiarte, a insultarte y a defender lo que tú jamás creíste que pudiera defender alguien de tu colegio. Yo estudié en un colegio del Opus Dei y conozco mucha gente muy favorable a esa institución y mucha gente muy hostil, pero, para mí, lo más importante es que la conozco muy bien, por dentro, conozco a muchos miembros, muy de cerca, sé lo que piensan, sé lo que anhelan. Conozco lo que tiene de bueno y lo que le debo al Opus Dei, lo reconozco y los agradezco intensamente. Conozco bien la altura espiritual de San Josemaría y de Don Álvaro; y sé de muchos de los defectos que uno puede ver en sus sucesores, en Venezuela, en Chile y en otros lugares. Por ejemplo, no sé qué hace Rhonheimer, defendiendo herejías y cosas aún peores (¡¿?!), ahí o por qué tenían en la Universidad Monteávila a Hugo Farías, al que hasta le publicaron libros… qué hacía monseñor Vallejo Balda (con su amante “salvaje”, Immacolata)… Como en todo, hay gente así. Como en todo, pero, en especial, en sitios especiales, ahí la mayoría es buena, quiere genuinamente ser santa, fiel a Dios y a la Iglesia. Hay gente de diamante; aunque, más comúnmente, gente de oro y de plata, también… algunos pocos de bronce. Muy pocos de tierra y más abajo. Los nombrados son una élite de gente que tendría que estar en otra parte, que no pega, en serio, aunque, por sus nombres en sus sociedades, tengan prominencia, incluso en la “Obra”… Bueno, yo tengo, les decía, chicles pegados, mis pegostes, dicen en mi tierra. El otro día, uno de ellos, al que decidí no hablarle más: lo puse en mi lista de “idiotas” [los llamo así porque soy muy educado]. Se trata de uno del colegio que odia al Opus Dei, a la Iglesia y, me parece, a la sanidad mental: es de los que dicen que los jesuitas son el gobierno secreto del mundo y que los dirige el Papa [con Frank, uno podría decir “bueno…”, pero ¿con Benedicto XVI?: ¡¡¡no me friegues!!!]. No se le ocurrió nada mejor que decirme que el odiaba al colegio y al Opus Dei, pues, a según, muchos amigos suyos habían sido objeto de abuso por parte de “opusos” [peyorativamente, miembros del Opus Dei en Venezuela]. Ahí se acabó toda conversación: me consta que es falso, por el lado de los amigos, me consta, por el lado de los “opusos” del colegio, me consta. Es más, yo entré al colegio hace 41 años [mi hermano, hace 43, y mis primos entraron antes todavía: yo tendría 1 ó 2 años, hace 45 ó 46], estuve ahí, como estudiante o como profesor, por 23 años (interrumpidos); conozco a varios miles de personas vinculados con el colegio, incluyendo a muchos que lo odian: nadie nunca había inventado semejante calumnia y han inventado barbaridades, ni se imaginan, Don Quijote estaría orgullosísimo del ladrido de estos perros… A eso puede llegar cualquiera de estos demonitos que tenemos hoy caminando por las calles de este mundo tan loco.

Bueno, pero el cuento es el de Facebook y Juanga y mi “pegoste” de oportunidad. Es al que le gusta fastidiarme cuando hablo de moral sexual. Una vez reboté un meme de la gran Shelley Lubben, la ex porn-star que se convirtió y se dedica a difundir la tiranía que es esa industria, a tratar de ayudar a ex compañeros a salir de ese infierno, etc. El meme era sobre las 245 muertes trágicas (sida, sobredosis, suicidios, accidentes mientras estaban borrachos o drogados) en ese universo de 1.500 personas, en 10 años (vid. https://www.shelleylubben.com/shelleys-videos/dead-porn-stars-memorial).  Salió el pegoste a molestar, que yo era un tirano del espíritu, que, si tu mujer no te satisface, tienes que tener vías de escape. En esa oportunidad, me preocupé, pensé: “¿qué diría su mujer, si supiera que él querría que ella se masturbara viendo porno?, digo, en su caso, ¿nooo?”. Se lo dije y no me respondió nada; puede que él mismo ya le haya comprado películas. Pero, independientemente de eso, ¿cómo puede alguien criticar a Shelley? Qué loco, ¿noo? Es una completa devastación. Porque la cosa podría pasarse, quizás, si el hombre viera, estuviera dispuesto a ver, cuando uno demuestra estrictamente algún punto; pero en innumerables ocasiones, en el pasado, se negó a hacerlo; por lo que uno no puede seguir en el fastidio continuo de su persecución SIN CUARTEL: no me deja pasar UNA…

Tengo otros pegostes. Hay uno buenísimo. Viene y se forma la sampablera entre los judíos del estado judío y los palestinos, los palestinos lanzan sus coheticos hechos con abono de res, material biológico, brother; lanzan 200 de ésos que le envidian poco a los del quiosco de las esquina, que los vende ilegalmente en Navidad y Año Nuevo, le queman el coco a 13 israelitas, mientras que se mueren 3 civiles más, en un tiroteo, en el que los soldados judíos tienen uzis y M-16 y los palestinos 22 y 38. Los judíos vuelan dos colegios y un hospital y 134 casas y 6 edificios residenciales, matan a 1500, incluyendo 1418 civiles, 386 niños y 423 mujeres. Uno rebota la noticia. Y sale el fastidioso: “oye, eres un radical, yo no sabía que tú estabas a favor del terrorismo”… blablablá… Es como que no puedes decir nada que no diga el New York Times… o eres un politically incorrect: y Stalin jamás permitiría eso… mucho menos la policía actual del pensamiento, del mundo de los zombis hipnotizados.

Bueno, aquel mismo señor, el anterior, se metió conmigo con el artículo de Juanga. Un previo: un amigo me llamó ese día y me dijo que Juan Gabriel nunca había estado en festivales “gay” o en marchas del orgullo invertido o en nada así. Claro que no, pero eso no quiere decir que no pusiera un muy mal ejemplo ni que no promoviera un estereotipo desviado. Mi amigo se mantuvo, pero mantuvo también el respeto y la racionalidad… El pegoste no mantuvo nada y arrancó con tergiversaciones y adulteraciones. Les reproduzco la corta discusión, no tanto con él, sino con una señora que ni conozco pero que se mete cada vez que él me persigue, en materia de homosexualidad. En virtud de la materia, vamos a llamar a mi “pana”, “Sal de fruta” y su amiga es la señora Rabbit, como la de Roger del mismo apellido:

(más…)

El suicidio hispanoamericano

Aceptamos “comunistismos”*, aunque rechacemos el “populismo”, siempre que vengan del “primer mundo”

Hay que apreciar a Obama, ha logrado que la subversión típica de su revolucionario país, afecte al mismísimo: ahora el sambenito está enfilado para allá... también

Hay que apreciar a Obama, ha logrado que la subversión típica de su revolucionario país, afecte al mismísimo: ahora el sambenito está enfilado para allá… también

* Comunistismo: ‘cualquier idea o modo de obrar o criterio de juicio comunista’: porque ‘comunismo’ es otra cosa y no creo que exista otra palabra, inventé el neologismo, valga, aunque sea por esta vez, con su venia y sus disculpas…

Llena de candor ver a venezolanos aplaudiendo a cualquier porquería que no sea Chávez y su combo, aunque se trate de un aliado internacional [el de Uruguay o la de Chile, por ejemplo] de la plaga de Barinas [Chávez]. Daría risa, si no fuera tremenda tragedia. Todo viene de la época en que el “Ilustre [Americano] se iba a París a viví y empobrecía el soldado a quedá”. Desde allí, muchas veces, hemos dado “la media vuelta, [dado] la vuelta entera”… Pero Hispanoamérica sigue siendo la misma: “no un temperamento igual de corazones heroicos”, como el Ulises de Tennyson, sino una manada de borregos liderados por un poco de masones, llenos de entreguismo intelectual, a los que no les llegó el eco del discurso del 17 de septiembre de 1843 de Bello, en la inauguración de la Universidad de Chile: primero tenemos que vernos a nosotros, conocer lo profundo en nosotros (con los clásicos griegos y cristianos, que inspiraron nuestro ser, añadamos), y luego se podría ver por dónde van europeos y gringos. Cappelletti observa que la Venezuela del Ilustre (Guzmán Blanco: gobernó directamente o por interpuesta persona, desde 1863 hasta 1889) y hasta los años 80 el país se hizo presa increíble del positivismo, su progresismo de base y del evolucionismo; tanto, tan profundamente, que ya no hubo, por más de un siglo, filósofos propiamente tales en el país, sino historiadores, médicos, físicos, químicos, literatos, pedagogos, con pensamientos profundos: ellos constituirían la “filosofía” del país. Puede que el caso venezolano sea único, por la impronta del tirano, que duró tantos decenios, pero tiene evidentes paralelos en todo el continente. Brasil no tiene en su bandera el lema de Comte por casualidad: Orden y Progreso… México y Uruguay atestiguan mucho de esto. Y, finalmente, con la debacle del catolicismo de los últimos 50 (y pico de) años y otros avatares hasta países como Argentina, Colombia o Chile, con más estabilidad institucional en la etapa “republicana” (y con mucho menos interferencia gringa que la pobre Centro América, México, el pobre Caribe hispano y Venezuela), han venido a caer de la manera más miserable. Hoy, a países con poblaciones, todavía, con más de 80% de cristianos, aunque ya no todos católicos, les meten “matrimonio” homosexual y no pasa nada: es el progreso. Europa se manda por caminos neo-comunistas disfrazados, Inglaterra se sale y un poco de “intelectuales” venezolanos, enemigos acérrimos (sinceros) del comunismo chavista se rasgan las vestiduras. Mientras, aplauden a Hillary y a Obama, los pupilos, auto-proclamados, de Alinsky, el rebelde comunista de Chicago. Los estudiantes chilenos deploran el estado actual de Venezuela, pero se lanzan a destruir las universidades, con lemas sacados de las proclamas más incendiarias, del más rojo y extremo de los discursos del demonio de Sabaneta [Chávez].

En ese marco, se da la siguiente conversación, que tuvo lugar realmente, letra por letra, aunque yo haya cambiado algunas partes del hecho, al transcribirla aquí. Todo empezó con mi amigo, Arturo Salazar, que siempre está despierto, buscando puntos que amenazan, ofenden o dañan al bien de la Iglesia, del orden del mundo, de la cultura patria, etc. Arturo es chileno, es un dato importante, porque la conversación tiene varios modismos y, aún, cosas de la cotidianidad de este país. Pero se pudo producir en cualquier lugar de nuestro continente amado, aunque no sepamos que es así, que es de todos, de todos los herederos de Cristóbal Colón, Diego de Lozada, de Hernán Cortés, de Gonzalo Pizarro, de Pedro de Valdivia, Bartolomé de las Casas y de tantos misioneros de Cristo y la civilización que vinieron a levantar en estas tierras un mundo con los más altos principios de la cultura y el orden cívico. Les dejo la conversación (con aclaratorias terminológicas mías); y, al final, les pongo un pequeño comentario:

Arturo: En el post-Chile, vegano, anilmalista, feminista, asambleísta, marihuanero, cuir [queer], autónomo, diverse [se pronuncia la ‘e’, la idea es que se ponga la palabra en una forma “sin-género”] empiezan a prohibir el rodeo huaso [un deporte con toros, como hay tantos, en estas tierras hispanas renegadas]; enraizado en la tradición campesina de nuestros antepasados, como inseparable de la identidad chilena profunda. Hemos reemplazado huasos por flaites [niches, diríamos en Venezuela, arrabaleros, palurdos, marginales culturales “ilustrados”] y pronto tendremos empanadas veganas y diverses para todes [ibíd.: “sin-género”]. Prohíben las empanadas con carne “alto en calorías”, la marraqueta [el tipo de pan más popular en Chile], quizás pronto la chorrillana [un plato con papas, carne, salchichas, huevo], el sanguche [sic, a la chilena] tan chileno. ¡Coma productos veganos, mejor! Un pueblo sin raíces, sin tradición, sin la honra de los antepasados y sus esfuerzos no sólo es un pueblo ingrato sino un pueblo manipulable por el Comunismo.

(más…)

El conocimiento es el quicio de la vida

Hay que desenmascarar a los que dicen “primero la vida”

Frankie con su admirado Lutero: fue padre de la revolución en la Cristiandad. Además, dijo que la "razón es la prostituta del diablo", abriendo el camino del fideísmo y de la posibilidad de separar vida y razón, pastoral y doctrina

Frankie con su admirado Lutero: fue padre de la revolución en la Cristiandad. Además, dijo que la “razón es la prostituta del diablo”, abriendo el camino del fideísmo y de la posibilidad de separar vida y razón, pastoral y doctrina (foto tomada de Google)

Axioma: el conocimiento mueve la vida del hombre, que se basa en él.

Muestra del axioma: los medios de comunicación, con la imagen que dan de la realidad, moldean la vida del hombre.

Consecuencias:

1) Separar la pastoral de la FE, de la doctrina, es algo completamente falso; es un subterfugio para cambiar la FE: no hay pastoral que o responda a una doctrina, esto es revolución pura.

2) Las pretensiones de Lutero, Hume y Freud, según las que “la razón es la prostituta del diablo”, “la razón es la esclava de las pasiones”, “el yo es un producto de una sedimentación en el ello”, respectivamente, no son sino sinsentidos. Un psicólogo que diga: “el hombre no conoce la verdad, es esclavo del ello, de las pasiones”, incurre en petición de principio: cuando él dice eso, ¿está conociendo la verdad o es sólo juguete de pasiones ciegas? ¿No será, más bien, un asunto de voluntad de dominio? “Yo te dirijo, esclavo de las pasiones, soy el analista”… Si la Fe no se apoya en la razón, está perdida: los animales no tienen Fe, es un asunto humano, porque es una virtud de la inteligencia y no es corrupción de la razón, es elevación poderosa de la misma, desde el Infinito…

(más…)

Ideología de género y el gender-free world: homosexuales volados por su propio huracán

En la guerra, el frente da la mayoría de las bajas

Viñeta de TVE, explicando el atentado de Orlando: la Cruz tiene que ser culpable de todo (Google images).

Viñeta de TVE, explicando el atentado de Orlando: la Cruz tiene que ser culpable de todo (Google images).

La ideología de género, en unos cuantos aforismos nietzscheanos:

Uno creía que la tiranía de género iba ahora por nuevas cotas en la penetración hacia la “libertad”; que el incesto y la zoofilia eran el próximo objetivo. Por supuesto, en Dinamarca, se prohibió terminantemente tener sexo con animales, si éstos no consienten en el intercambio (https://www.lifesitenews.com/pulse/denmark-banning-bestiality-for-wrong-reason); y el voto salvado en la última decisión de la Corte Suprema de Canadá sobre la zoofilia, es de una feminista que quiere defender el sexo consensual animal-hombre (https://www.lifesitenews.com/opinion/canadas-supreme-court-actually-got-that-bestiality-case-right). En Nueva York y otros sitios, el incesto va por buen camino (https://www.lifesitenews.com/news/new-york-appeals-court-unanimously-oks-some-incestuous-marriages)… Resulta que no, cuando se usa hoy en día esta ideología revolucionaria, se está tratando de llevar el golpe suave de la postmodernidad hasta sus últimas consecuencias, la destrucción viene poco a poco, apabullando a la gente aquí y allá, no puede haber una declaración de cadenas y censura total, pues se trata de la “liberación”, la “tolerancia” y la “corrección política”, en el ambiente de lo líquido, horizontal, provisional, o sea, es bien duro, pero con suavidad y pareciendo que es echando vaina y con el del al lado, no contigo… Eso será así hasta que pueda ser de otra manera o mientras puedan mantener las apariencias: muajajaja, muajajaja…

***

La tiranía actual es una líquida, horizontal, de lo provisional, de la “liberación” de los apetitos, empecinados en el poder y la perversión, de la corrección política, inventada por Stalin, de la “tolerancia”, es democrática. Por eso, 31 estados de los Estados Unidos sometieron el asunto del “matrimonio” y 30 afirmaron su INTOLERANCIA de manera democrática. Entonces, por eso, la Corte Suprema, SCOTUS, tuvo que intervenir democráticamente, contra la constitución, contra el voto popular, contra la estructura federal de ese país, para obligar a los estados a cambiar sus constituciones. En ese misma estrategia, de arriba hacia abajo, gobernadores y legislativos estadales han promulgado leyes, en uso de sus facultades políticas, como representantes de sus sociedades, y las grandes empresas (Target, Apple, Pay Pal, Wal Mart, Microsoft, la NBA, la NFL, varios bancos) y el gobierno de Barack Obama, con el gobernador Cuomo, de Neoyork (Nueva York en neolengua) les doblan a la fuerza la mano, de manera oligárquico-democrática. Claro, tienen razón, las leyes de las que estoy hablando eran para que los hombres pervertidos no pudieran entrar, LIBREMENTE, al baño de las niñas; o para que los pasteleros cristianos no fueran demandados por homosexuales por no querer participar de sus “bodas” por cantidades equivalentes a sus negocios, sus casas, sus carros, su ropa y sus calzones, para que dicho homosexuales se fueran a panaderías de gente que sí quisera hacerles sus tortas y demás dulces y panes… ¿No va a estar justificado? No se puede permitir esa protección a la intolerancia… En España, en Valencia, el cardenal Cañizares dice que lo del “género” es tiranía… y los del “género” le caen encima, lo quieren linchar, lo quieren demandar por sumas equivalentes a todos los colegios, hospitales, auspicios, Iglesias, casas de rehabilitación, misiones, orfanatos, etc. católicos del mundo; lo quieren meter preso: ¿cómo va a poder predicar el Evangelio, el mismo que inspiró la fundación de España, cuando San Hermenegildo y antes, el que inspiró la Reconquista y la epopeya de los siglos XV al XIX, el que fundó a Occidente y ha sido predicado por 2000 años, en todas las sociedades del mundo, ¡¡¡¡¡CÓMO, AAAHHH!!!!!? Un pastor preso aquí, otro por allá, unos acosados por acullá; unos papás a los que se les quitan sus 5 hijos en Noruega; unos centenares de padres presos en Alemania por querer oponerse a la educación sexual; páginas cerradas en Youtube y en Facebook… Una tiranía soft, líquida, tolerante, horizontal… pocos presos; muchos adoctrinados a lo macho; nada en los medios, sino el clamor de los oprimidos gender non-conformists

***

“La batalla del acceso de los hombres a los baños de mujeres y viceversa [sigue creyendo] tiene poco que ver con baños y aún con trasexualismo, un muy conocido activista LGBT lo admitió la semana pasada. Esto tiene todo que ver con la reingeniería de la sociedad y con el deshacerse de la estructura ‘HETERO-BINARIA’ en la que vivimos, eliminando de un todo la distinción entre ‘macho’ y ‘hembra’. Riki Wilchins, quien ha atravesado la operación de ‘cambio de sexo’ y es un activista de la extrema izquierda, escribió la semana pasada en la publicación pro-homosexualista The Advocate que los conservadores y muchos activistas LGBT están fuera de foco en lo que se refiere al debate sobre los baños trasgénero. El título del artículo de Wilchins explica sucintamente el asunto: ‘Ganaremos la batalla de los baños cuando la distinción binaria se funda’” (https://www.lifesitenews.com/news/bathrooms-are-just-the-beginning-a-scary-look-into-the-trans-movements-end).

***

Ideología de género al día:

Los homosexuales son unos intolerantes, según la ideología de género; las feministas ni se diga. La verdad es que el sexo, hombre, mujer, masculino, femenino, son meros constructos sociales, no tienen asidero en la realidad. Salvo, quizás, en la biología, pero ¿qué es la biología? NADA, frente a las preferencias de género. La verdad es que todos somos gender free. Entonces, un bicho que diga que a él le gustan los hombres, es un fósil del patriarcado heterobinario. En el nuevo mundo valiente (Brave New World), no hay hombre, no hay homosexualidad, no hay sexos, aunque tengamos sexo todos contra todos. Citando a la mamá de Forrest Gump, cuando le consiguió a su hijo un cupo en el colegio normal: aaaaaaahhhhhh aaaaaaaaaaaaaahhhhhhh aaaaaaaaaaaahhhhhh.

Así es como se cumple la profecía de Shakespeare:

“Supriman el rango y vean qué discordia sigue. Cada cosa se encontraría con la otra en calidad de opuesta y diferente. Las aguas confinadas levantarían su seno más alto que las costas, inundando el globo; la fuerza bruta dominaría, inconsciente, y el hijo grosero mataría a golpes a su padre. El poder sobrepasaría al derecho o, más bien, a lo recto y lo torcido, entre cuya discordia se derrumbaría la justicia, perderían sus nombres, lo mismo que la justicia. Ya que así todo se sume en el poder, el poder en la voluntad y la voluntad en el apetito; y el apetito, lobo universal, secundado por ambos, la voluntad y el poder, hace presa de todo… y termina por tragarse a sí mismo” (William Shakespeare, Troilo y Crésida, acto I, escena III).

(más…)

La batalla filosófica

Género, transhumanismo, transcapacidad, racismo tienen una raíz modernista común

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Famta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Falta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Contenido:

Los cimientos del gnosticismo modernista: la corrupción de la metafísica y la antropología

El nominalismo

Materialismos y dualismos

Relativismo

Nihilismo

El mundo moderno en la madre de todos los sumarios, el sumario extremo

La guerra contra la realidad y la libertad como arbitrio omnipotente

La ideología de género

Trans-capacidad

Transhumanismo, el mundo de Huxley, potenciado con el futurismo del XXI

El racismo, explicación materialista del mundo y lo político

Refutación breve del modernismo

El cientificismo estafador y la imposibilidad del materialismo y del nominalismo

Nominalismo, nihilismo, la estructura de lo real y el ser como “padre” del hombre consciente: el carácter infernal de la guerra contra la realidad

Tiranía modernista y “tolerancia”

 

Hay una guerra contra la realidad, guerra contra Dios, contra el orden que Él puso al mundo, contra el hombre, su comunidad natural, la política, sus instituciones más básicas, empezando por la familia, sus relaciones más cercanas, su identidad, su racionalidad y su mismo cuerpo, proceden de concepciones filosóficas y de la suplantación diabólica de la filosofía y la sensatez llamada gnosticismo, mejor conocido como ideologismo, el cual, a su vez, depende del nominalismo ockhamiano y de la voluntad de poder instalada por el propio Ockham en el corazón de Occidente, pero convertida por Descartes en la bandera de la civilización, hasta que Marx y Nietzsche la erigieron, como en la profecía de Shakespeare asentada en Troilo y Crésida, escena III, acto I, en el único principio, llevada por el lobo universal del apetito, que está por tragarse a todo en absoluto, incluido él mismo… La guerra se da en todos los flancos y niveles, en todos los aspectos de la humanidad: la historia, la política, la ciencia, el arte, la música. Toca ver la batalla más profunda, en la región en que toman su fundamento todas las cosas… Toca ahora la batalla filosófica, para mostrar cuán insostenible es la revolución, satanás y todas sus seducciones… para ver a dónde lleva el principio dicho: “Supriman el rango y vean qué discordia sigue. Cada cosa se encontraría con la otra en calidad de opuesta y diferente. Las aguas confinadas levantarían su seno más alto que las costas, inundando el globo; la fuerza bruta dominaría, inconsciente, y el hijo grosero mataría a golpes a su padre. El poder sobrepasaría al derecho o, más bien, a lo recto y lo torcido, entre cuya discordia se derrumbaría la justicia, perderían sus nombres, lo mismo que la justicia. Ya que así todo se sume en el poder, el poder en la voluntad y la voluntad en el apetito; y el apetito, lobo universal, secundado por ambos, la voluntad y el poder, hace presa de todo… y termina por tragarse a sí mismo”

Los cimientos del gnosticismo modernista: la corrupción de la metafísica y la antropología

Primero, obviamente, hay que exponer cuáles son las doctrinas modernistas que más directa y relevantemente fundamentan la revolución, aparte del vicio que la impulsa, la pasión desordenada hasta el paroxismo por el poder. Hay muchas doctrinas extremadamente importantes que no tocaré aquí, como el historicismo, el relativismo cultural o religioso, el normativismo moral, el cientificismo, el racionalismo, el irracionalismo; pues, para empezar, las doctrinas que tocaré son fundamentales, en gran parte para éstos y, quitada la base, caído el castillo; además, este artículo no es un libro sobre las bases gnoseológicas y metafísicas de la revolución; más aún, muchos de éstos ya han sido tocados en este blog de manera profusa y nos podemos remitir a los artículos respectivos…

Hay que recordar en qué consiste la revolución: la guerra contra la realidad. ¿Qué doctrinas pueden hacer coherente esa guerra? Puedo decirlo con un puñado de nombres, que explicaré a continuación: 1) nominalismo; 2) una serie que se refieren a la composición ontológica de las cosas materiales y, entre ellas, el hombre: materialismo a secas, dualismo metafísico-antropológico, materialismo folk, materialismo de propiedades; 3) relativismo; y 4) nihilismo.

 

(más…)