Kalós

Inicio » 2017 » julio

Monthly Archives: julio 2017

Anuncios

Diálogos de Jesuitas y la traición de Luis Ugalde, sj y agente totalitario

Memorias de la UCAB, Luis Ugalde, SJ, y los jesuitas venezolanos

Ugalde, ejerciendo control mental sobre la “oposición” y el país todo

Diálogos DE jesuitas, no que les pertenezcan a ellos ni que procedan de ellos, sino que a ellos se refieren:

E – Tú sabes, los jesuitas son superiores, son otro nivel del pensamiento humano, ellos y los judíos.

CJ – Sí, yo recuerdo mis clases con Olaso en la UCAB [Universidad Católica Andrés Bello, la católica de Caracas], en derecho. Estaba haciendo un trabajo sobre Kelsen y tengo aquí estas notas. ¿Te las leo?

E – Dale, pues.

CJ – Aquí voy:

Olaso es un ejemplo claro y muy paradigmático de esto [de autor que vive en Venezuela, era español, y se dice ‘iusnaturalista’, cuando es kantiano y kelseniano, pero del ala chimba, en este caso]. En efecto, la influencia del pensamiento moderno, con límites marcados por el cartesianismo y el kantismo, aunque declaradamente con influencias directas de Husserl y Hartmann, en Olaso aparece desde los puntos más fundamentales, como en todo el asunto del estudio del “mundo de los objetos”, en el segundo capítulo de la primera parte del libro de introducción al derecho (UCAB. Caracas, 2002. pp. 38-46). Según este pasaje, la sustancia sensible de la que habló Aristóteles, no cae en la experiencia, es como lo que Kant creyó de la “cosa-en-sí”: que va más allá de lo sensible. No sólo es ilegítimo esto, por cuanto Aristóteles jamás hubiera aceptado algo así; por lo que se lee al Estagirita desde el punto de vista de la crítica moderna. Es, además, una negación radical de la metafísica, pues niega la posibilidad de consideración temática de la sustancia y la cosa-en-sí, por ser objetos metafísicos. Además, dice que son reales, por estar en el espacio y el tiempo, como si la realidad de algo dependiera de eso. ¡Incluso la de Dios!, del que dice que es real por estar en el espacio, está en todas partes, y en el tiempo, es eterno. Pero ahí no queda todo. Según Olaso, como según Kelsen, toda norma jurídica establece una sanción, incluso la ejecución forzosa de una obligación civil es una sanción (Introducción al derecho. Tomo II. UCAB. Caracas, 2.003. pp. 13-23). Y acepta la estructura dual de las normas del ordenamiento, pero dice que la sanción no es primaria, como en Kelsen, sino secundaria. Entre las razones por las que critica a Kelsen en este punto, está el kantismo presente: el derecho no se compone de imperativos hipotéticos, sino categóricos. También aparece el kelsenismo-kantismo en la definición de los hechos y relaciones jurídicos, que, de acuerdo con Olaso, son tales por entrar en el supuesto de hecho de una norma (Ibíd. pp. 243; 359-361). En este lugar, siguiendo parámetros netamente kelsenianos, Olaso dibuja diagramas de causalidad jurídica a partir de las normas, por oposición a la imputación kelseniana; aunque en ambos el nexo es el deber ser. Demás está decir que tales diagramas sólo tienen sentido en un marco, si no kelseniano, sí idéntico al del iusfilósofo austríaco; en el que, entre otras cosas, se cree en la separación entre ser y deber ser. Se podría ampliar la lista de puntos, pero con éstos, no poco significativos, es suficiente a nuestros propósitos en este trabajo.

E – ¿Ves?, la cosa en sí, la sustancia, Dios, el espacio, el tiempo y la eternidad. Esos jesuitas sí son superiores, qué bárbaro. Sin contar con las normas categóricas y la causalidad jurídica. Este tipo es una lumbrera, joder. Me da envidia cochina. Con razón se convirtió en leyenda en las facultades de derecho de Venezuela, un genio.

CJ – Ya, pana, no seas tan sarcástico, el curita era chimbo, pero eso es secundario. Lo que yo más recuerdo es su promoción activa de la teología de la liberación y el marxismo. Bueno, en el texto de mis notas que te leí, se ve que, de católico, no tenía mucho que exhibir el muchacho. Como con lo de su iusnaturalismo: no aparece, depende de Kelsen de pe a pa. Es un fraude, no sé si sea a propósito o por falta de vitaminas…

E – Chamo, no es falta de vitaminas, nada de falta de vitaminas. Es complejo, son unos mediocres que se obnubilaron con la “modernidad”, ellos llegaron a vivir con Santo Tomás, Suárez, etc.; pero llegaron a tener contacto con el mundo y no aguantaron el complejo. Se entregaron a estas cosas, porque se hicieron demagogos, entonces llegaron a sicofantes de Cristo y su Iglesia, sin salirse, de este modo: queriendo adulterarla, queriendo hacerla a la imagen de su nueva fe. Una vez que entra el diablo, primero parece algo sutil, luego se trastorna todo: de ahí se metieron en el comunismo clásico, para empezar; y hoy por hoy andan en una de marxismo cultural, Sartre, Foucault, Marcuse, Nietzsche, Heidegger, Gadamer, etc. Es increíble, porque yo he visto cosas mucho peores.

CJ – Puedes darme más datos.

E – Sí, claro.

CJ – Es que escribí un artículo del más taimado de todos los jesuitas de Venezuela, Luis Ugalde. Ya te vi la cara, estás pensando que Arturo Sosa llegó más lejos, a General de los jesuitas, pero él no dirige un país, como lo hace Ugalde.

E – Está bien, la competencia está cerrada. Pensar que tipos buenos y verdaderamente destacados montaron todo lo que éstos usufructúan: los Aguirre, el padre Pinto, etc.

CJ – Como dicen los gringos: “the story of my life”, la historia de mi vida. Así le ha pasado a la Iglesia en todas partes, en los últimos 5 siglos, desde que los luteranos convirtieron su revolución en un asunto de pillaje y vandalismo y saqueo. En Inglaterra, eso lo hicieron con tal sistema que de ahí nació el capitalismo inglés, ¡¡¡¡según el propio Marx!!!!, y como es obviamente verdadero. En Venezuela, el que hizo la hazaña fue Guzmán Blanco. Y lo ves, hoy mismo, por todas partes, como cuando el rector Theodore Hesburgh de Notre Dame en los Estados Unidos, un cura, le robó a la Iglesia la universidad y se la puso en bandeja de plata a los Rockefeller: un descaro ilimitado; hasta metió ahí a Saul Alinsky, date una idea.

Una más amplia semblanza de los curas de la UCAB

CJ – ¿Tú viste lo que anda diciendo el tal Sosa, que no hay infierno, que el diablo es un invento para asustar, que no sabemos que dijo Jesús, porque en esa época no había grabadoras, etc. (http://4christum.blogspot.cl/2017/06/heresiarch-arturo-sosa-introduces.html?m=1; https://rorate-caeli.blogspot.cl/2017/06/superior-general-of-society-of-jesus.html?m)? Ya va, que todavía falta un poco más sobre este tremebundo: se hizo budista, siendo General de los jesuitas, y se hizo gran publicidad (https://onepeterfive.com/jesuit-website-refers-to-fr-sosa-as-the-first-superior-general-to-baptize-himself-a-buddhist/). Bueno, antes se hizo comunista confeso y, en 1978, en la revista Sic, que él mismo dirigió por años, escribió La mediación marxista de la fe cristiana (http://revistasic.gumilla.org/biblioteca-sic/arturo-sosa-s-j/, véase, en la lista de sus trabajos, los de 1978; y el propio link del trabajo: http://gumilla.org/biblioteca/bases/biblo/texto/SIC1978402_64-67.pdf) donde dice que, para entender la fe, hay que ser un comunista, ¿qué te parece?

E – Bastantes discusiones tuve con él, y con el Padre Ugalde cuando fueron mis profesores en la escuela de Ciencias Sociales de la UCAB. Herejía pareja decían en clases, incluso ya mencionaba esas barbaridades. A Sosa lo hicieron provincial y, en esa época, hasta detenidos estuvieron unos días, luego del famoso Caracazo. Su oda al comunismo era su bandera. Afirmaba que el pecado era un invento humano… Recuerdo que Ugalde dijo que la misa era producto de los acuerdos sociales de los hombres (pensamiento de un sociólogo dando clases de Historia del pensamiento Social de América Latina). Explicando la teoría de valores de Max Weber, “en la misa se creía que estaba Dios porque son parte de los valores sociales que la gente llega a creerse que ahí se da un milagro”. La misa es una reunión de personas que comparten los mismos valores de creencia aunque esas creencias varían en el tiempo que pudiera terminar en una reunión social. Cuando levanté mi voz para decirle que ahí se daba un milagro, renovación incruenta del Santo Sacrificio, me dijo que eso era una creencia producto de compartir esos valores Weberianos. Aunque peor era Sosa… decía públicamente en sus clases que el sacerdocio era para atender las necesidades del pueblo, por eso no usaban signos que lo identificaran como sacerdotes para no ser distintos a los demás, porque lo social estaba por encima de cualquier actividad sacerdotal. Todo eso ocurrió antes que Ugalde fuera rector de la UCAB, años 89 y 90.

(más…)

Anuncios