Kalós

Inicio » Actualidad » Reportaje de Fox News del 2001 mostraba la implicación del sionismo en los ataques del 11/09

Reportaje de Fox News del 2001 mostraba la implicación del sionismo en los ataques del 11/09

200 israelíes fueron arrestados por espionaje

Aquí, abajo, coloco la versión inglesa original, al final, y mi traducción al castellano, antes, a continuación de estas palabras, a manera de prólogo.

El trabajo de Carl Cameron y su equipo termina con estas palabras: “[los investigadores] quieren ser muy cuidadosos, por la naturaleza explosiva de la propia noticia y por las ramificaciones políticas de la misma”. La gran pregunta es por qué, si se trataría sólo de otro país al que los Estados Unidos le lanzarían una amenaza, ¿a cuántos le han caído a bombazos? En lo que va de siglo, a siete, directamente; y a varios más, de manera indirecta: Ucrania, Letonia, la así llamada Primavera árabe y pare de contar: la colección entera de las “revoluciones de colores”. Pero parece que sí hay un algo más, porque, según Carl Cameron, los agentes de esas entidades cuyas siglas nos hacen temblar a todos, la DEA, el FBI, la CIA, la NSA, símbolos del poder del Imperio, agentes de esas entidades se ponen blancos ante la perspectiva de sólo hablar del tema, dicen, de hecho, que estar por ahí hablando de esta conexión sería “career suicide”, suicidio profesional. Los invito a que lean las notas al final y a que ustedes mismos comenten y me digan si saben algo más o si tienen cualquier itra información o si notan algo más, del video o del texto, ésta es una de esas revelaciones que no puede pasar desapercibida, es un dato central del mundo contemporáneo. Lo es, sobre todo, si se tiene en cuenta que la imparcialidad de la comisión de investigación de los hechos está fuertemente cuestionada, pues Philip Zelikow es un judío, que, para colmo, trabajaba a nivel personal con Condoleezza Rice con la que escribió Germany Unified and Europe Transformed: A Study in Statecraft (1995). Claro, luego de que el gobierno y los medios se dedicaron por década y media a insultar a todos los que, con razones muy firmes, han criticado el informe de la referida comisión y las mentiras descaradas, el gobierno de Obama soltó la perla de las famosas 28 páginas que implicaban al socio Arabia Saudita en los ataques. Además, todos sabemos que lo que se dijo de la participación de Irak es pura mentira, que le cayeron a bombazos a ese país, sobre la base del éter interplanetario. Luego de todo esto, el gobierno estadounidense ha continuado mintiendo y ridiculizando a los que no creen las versiones oficiales y de los medios corporativos. En medio de todo esto está este informe, silenciado por muchos años, rescatado gracias a internet y que ahora pongo en castellano, en video y en inglés, a su disposición. Pongo muchas capturas de pantalla del video, por si algún día el mismo desaparece también de internet. Los dejo con el material, no sin antes recordarles que la verdad nos hace libres, reconocerla con valentía es rebelión, rebelión de la esencia en estos tiempos de revolución ,estos tiempos de war on terror, que es de terror:

Versión castellana / Spanish Version:

Programa I

Presentador, Brit Hume:

Brit Hume, fue el conductor en la importante serie de reportajes

Brit Hume, fue el conductor en la importante serie de reportajes

Han pasado más de 16 años desde que a un civil que trabajaba para la marina se le levantaron cargos por pasar secretos a Israel. Johnatan Pollard se declaró culpable de conspirar para cometer espionaje y está pagando una condena a cadena perpetua. Al principio, líderes israelíes aseguraron que Pollard fue parte de una operación no autorizada, pero luego asumieron la responsabilidad de esta operación. Ahora Fox News se ha enterado de que algunos investigadores estadounidenses creen que de nuevo hay israelíes fuertemente involucrados en trabajos de espionaje dentro de los Estados Unidos y con este país como objeto del mismo. Los mismos pueden haber estado enterados de cosas que no nos dijeron antes del 11 de septiembre. El corresponsal de Fox News, Carl Cameron, nos da detalles en la primera parte de una serie de cuatro:

Carl Cameron (00:36):

Carl Cam, reportero, competente y valiente

Carl Cameron, reportero, competente y valiente

Desde el 11 septiembre, más de 60 israelíes han sido arrestados o detenidos, todos bajo la nueva Ley Patriot contra el terrorismo o por violaciones de normas de inmigración. Entre  los detenidos, había un puñado de militares israelitas activos, de acuerdo con los investigadores, quienes dicen que algunos detenidos fallaron también en el polígrafo, cuando se les preguntó acerca de supuestas actividades de vigilancia contra los Estados Unidos y en este país. No hay indicios de que los israelíes estuvieran implicados en los ataques del 11 de septiembre; pero los investigadores sospechan que los israelíes pueden haber recolectado información sobre los ataques con anterioridad sin compartirla [con las instituciones estadounidenses]. Un investigador ubicado en las altas esferas dijo que hay, cito, “vínculos”, pero, cuando se le pidieron detalles, se rehusó terminantemente a describirlos, diciendo, cito, “la evidencia que relaciona a estos israelitas con el 11/9 es secreta. Yo no puedo darte relación sobre pruebas que se han reunido, es información secreta”.

Estados de Carolina del Norte y California

Estados de Carolina del Norte y California

Fox News se ha enterado de que un grupo de israelitas divisados en Carolina del Norte recientemente es sospechoso de mantener un apartamento en California para espiar a un grupo de árabes a los que los Estados Unidos también está investigando por lazos con el terrorismo. Numerosos documentos secretos obtenidos por Fox News indican que, aún antes del 11 de septiembre, hasta 140 israelitas han sido detenidos o arrestados en una investigación secreta y creciente [sprawling, término de difícil traducción: que se expande, que se riega desordenadamente] referida a sospechas de espionaje de los israelitas en los Estados Unidos. Investigadores de numerosas agencias gubernamentales son parte de un grupo de trabajo que ha estado compilando pruebas, desde mediados de los 90. Estos documentos detallan cientos de incidentes en ciudades y pueblos por todo el país que, dicen los investigadores, cito, “bien puede ser una actividad organizada de recolección de información sensible [inteligencia]” (2:10).

Documento original de la investigación sobre estos "estudiantes"

Documento original de la investigación sobre estos “estudiantes”

La primera parte de la investigación se concentra en unos israelíes que dicen que son estudiantes de arte de la Universidad de Jerusalén y la Bazala Academy. Los mismos hacen repetido contacto con personal del gobierno de los Estados Unidos, diciendo que querían vender arte y artesanía baratos, según el reporte. De acuerdo con documentos, cito, “[estos israelitas] tomaron como blanco y penetraron bases militares, la DEA, el FBI y docenas de otras dependencias gubernamentales y aún oficinas secretas y casas privadas no registradas de personal de policía e inteligencia”. La mayoría de los interrogados, cito, “declararon que servían en inteligencia militar, intercepción de vigilancia electrónica o en unidades de explosivos”.

captura-de-pantalla-2017-01-17-17-17-22Otra [2:50] parte de la investigación ha resultado en la detención y arresto de docenas de israelitas: un centro comercial de kioscos estadounidense [imagen], en el que se supone estaban vendiendo juguetes llamados puzzle cars y zoomcopters: los investigadores sospechan que es una fachada. Poco después de que el New York Times y el Washington Post reportaran las detenciones de israelíes el mes pasado, los carritos empezaron a desaparecer. La página de los Zoomcopters dice: “conocemos la situación que causa que miles de carritos cierren en el último minuto. Esto no refleja de ningún modo la calidad del juguete o su comercilizabilidad [en inglés, usan el neologismo saleability, que traduzco así]. El problema radica en las políticas comerciales de los operadores”.

captura-de-pantalla-2017-01-17-17-18-53

¿Cómo se justifica que israelitas espíen en los Estados Unidos y a los mismos? Una investigación de la General Accounting Office [Despacho General de Contaduría o Contraloría General] se refiere a Israel como país ‘A’ y dice, cito, “de acuerdo con una agencia de inteligencia de los Estados Unidos, el gobierno del país ‘A’ (Israel) conduce la operación de espionaje más agresiva contra los Estados Unidos de cualquiera de sus aliados”. Un reporte de inteligencia dice que Israel tiene un apetito voraz de información y, cito, “los israelitas están motivados por fuertes instintos de supervivencia, que dictan cada una de las facetas de sus políticas económicas y estatales. Procura tecnología industrial y militar agresivamente y los Estados Unidos son un blanco de alta prioridad”. El documento concluye, cito, “Israel posee los recursos y la capacidad técnica para lograr sus objetivos de recolección [de secretos industriales y militares]”.

Un portavoz de la embajada de Israel aquí en Washington emitió una negación categórica, diciendo que cualquier sugerencia de que ciudadanos israelitas estén espiando en los Estados Unidos o a este país, cito, “simplemente, no es verdad”.

Hay otras cosas a considerar y en los próximos días echaremos una mirada al sistema telefónico y a los métodos policiales de intercepción de llamadas; lo mismo que a una investigación sobre la posibilidad de que estos dos asuntos hayan sido comprometidos por nuestros amigos y aliados en el extranjero. Brit.

Presentador [Brit]:

Carl, ¿qué hay de esta pregunta sobre conocimiento previo de lo que iba a ocurrir el 11 de septiembre? ¿qué tan claros están los investigadores de que algunos agentes israelitas pueden haber sabido algo?

Carl Cameron:

Bueno, es información muy explosiva, obviamente; y hay una gran cantidad de oruebas que dicen ellos que han reunido. Ninguna de ellas necesariamente concluyente; es más, cuando la ponen toda junta. Una pregunta mayor, dicen, es “¿cómo podrían no haber sabido?”, casi una cita directa. Brit.

Presentador:

Y esto se refiere al hecho de que estaban espiando a unos árabes, ¿verdad?

Carl Cameron:

Correcto.

Presentador:

Muy bien, Carl, Muchas gracias.

Programa II:

Presentador (5:00):

Un reporte sobre los aproximadamente 60 israelíes que han sido detenidos en conexión con la investigación sobre el terrorismo del 11 de septiembre.

Carl Cameron reporta que investigadores estadounidenses sospechan que algunos de estos israelitas estaban espiando árabes en este país y pudieron haber transmitido información sobre los ataques terroristas en su etapa de planificación, en septiembre, información que no se participó. Esta noche, en el segundo de cuatro reportes sobre el espionaje perpetrado por israelíes en los Estados Unidos, nos enteramos sobre Israel [lengua trabada] una compañía de telecomunicaciones con base en Israel para la cual media docena de esos 60 sospechosos detenidos trabajaban. Investigadores estadounidenses temen que la información generada por esta firma pueda haber caído en las manos equivocadas y haya tenido el efecto de impedir las pesquisas sobre el terror del 11 de septiembre. Aquí está el segundo reporte de Carl Cameron:

Carl Cameron (5:45):

Fox News ha sabido que investigadores sobre terrorismo estadounidenses temen que ciertos sospechosos en los ataques del 11 de septiembre se las hayan arreglado para llevarles la delantera, por medio del conocimiento de con quién y cuándo los propios investigadores estuvieron llamando por teléfono. ¿Cómo? Obteniendo y analizando datos que se generan cada vez que alguien en los Estados Unidos [EU] hace una llamada telefónica.

Suena una grabación, una operadora simulada:

¿Cuál es su emergencia, por favor?

Carl Cameron:

He aquí cómo funciona el Sistema:

La empresa de telecomunicaciones en la que todo se apoya

La empresa de telecomunicaciones en la que todo se apoya

La mayoría de las llamadas al directorio de asistencia [llamadas de información de usuario] y virtualmente todos los registros de llamadas y todas las facturaciones en los EU las hace, para las compañías telefónicas, Amdocs Limited, una compañía privada de telecomunicaciones cuya base está ubicada en Israel. Amdocs tiene contratos con las 25 compañías más grandes de los EU y más aún en todo el mundo. La Casa Blanca y otras líneas telefónicas del gobierno están protegidas, pero es virtualmente imposible hacer una llamada con teléfonos normales sin generar un registro de la misma en Amdocs.

En años recientes, el FBI y otras agencias gubernamentales han investigado a Amdocs más de una vez. La empresa ha negado ha negado, repetida y adamantinamente, cualquier brecha en su seguridad o cualquier acción indebida. Pero fuentes dicen a Fox News que, en 1999, la súper secreta National Security Agency, cuyo cuartel general está en el norte de Maryland, emitió un reporte informativo altamente secreto [top-secret] de información compartimentada delicada [sensitive compartmentalised information] TS/SCI [6:55], advirtiendo que registros de llamadas en los EU estaban cayendo en manos extranjeras, en Israel, en particular.

Los investigadores no creen que se estuvieran escuchando las llamadas, pero los datos acerca de quién está llamando a quién y cuándo son, en sí mismos, valiosa información[i]. Un memorándum interno de Amdocs, dirigido a ejecutivos altos de la compañía, sugiere cómo podrían usarse los registros de llamadas generados por Amdocs, cito, “técnicas y algoritmos amplios de minería de datos… combinando tanto las propiedades del cliente (e. g. como la calificación de crédito) y las propiedades del ‘comportamiento’ específico”. Comportamiento específico tal como a quién están llamando los clientes [7:31]. El memo de Amdocs dice que se debería usar el Sistema para evitar el fraude telefónico, pero los analistas de contrainteligencia de los EU dicen que podría usarse también para espiar a través del  sistema telefónico.

Fox News se ha enterado de que la National Security Agency [NSA] ha tenido numerosas conferencias secretas para prevenir al FBI y a la CIA de cómo Amdocs podría ser usada. En una reunión informativa de la NSA se usó un diagrama realizado por el Argon National Lab[oratory] para mostrar que, si los registros de teléfono no son seguros, son posibles fugas de seguridad de gran envergadura. Otra minuta decía que, cito, “se ha hecho más y más patente que [8:05] los sistemas y redes son vulnerables, tales delitos siempre implican la participación de personas no autorizadas o que sobrepasan su nivel de autorización… que aprovechan vulnerabilidades susceptibles de ser explotadas”. Esas vulnerabilidades son crecientes porque, de acuerdo con otra minuta, los EU se apoyan demasiado en compañías extranjeras, como Amdocs, para el uso de equipo y software de alta tecnología, cito, “muchos factores han llevado a la creciente dependencia de códigos desarrollados en el extranjero”. “Compramos [8:31] más bien que capacitamos y desarrollamos soluciones”.

Los servicios de inteligencia de los Estados Unidos no creen que el gobierno israelí esté implicado en un uso ilícito de la información de Amdocs[ii] y Amdocs insiste en que sus datos son seguros. Lo que preocupa a los funcionarios del gobierno de los EU, sin embargo, es la posibilidad de que los datos [data] de Amdocs pudieran caer en las manos equivocadas, particularmente, en las manos del crimen organizado; y no sería la primera vez que una cosa así sucediera: Fox News tiene documentos de un caso de 1997 en Los Ángeles, en el que información telefónica, del tipo del que Amdocs procura, fue usada para, cito, “comprometer completamente las comunicaciones del FBI, el Servicio Secreto, la DEA y el departamento de policía de Los Ángeles”… y tendremos eso y mucho más en los días venideros [9:12]. Brit.

Presentador:

Carl, quiero retrocederte hasta tu reporte de anoche sobre las 60 personas que estaban [habla con la lengua trabada (¿con miedo?)]… los israelitas que fueron detenidos en la investigación sobre terrorismo y las sospechas que tienen algunos investigadores de que ellas pudieron haber recogido información sobre los ataques del 11 de septiembre, pero no la pasaron [al gobierno estadounidense]. Hubo un reporte, tú recordarás, según el que la agencia israelita Mossad sí envió, en efecto, representantes a los EU a prevenir, justo antes del 11 de septiembre [9:39], sobre un gran ataque terrorista, que era inminente. ¿Por qué eso no […, lengua trabada]… cómo deja eso espacio para hablar de una falta de advertencia?

Carl Cameron:

Yo recuerdo el reporte, Brit, lo hicimos primero internacionalmente, aquí mismo, en tu programa, el 14 [de septiembre]. Lo que los investigadores están diciendo es que esa advertencia del Mossad fue indeterminada y general y ellos creen que pudo haber tenido que ver con el deseo de proteger lo que se llama ‘fuentes y métodos’ en la comunidad de inteligencia. La sospecha es que, quizás, esas fuentes y métodos estaban teniendo lugar aquí, en los EU. La pregunta surgió hoy en el Select Intelligence Committee en la Capitol Hill [Colina del Capitolio]; ellos planean fijarse en lo que reportamos anoche y, específicamente, esa posibilidad, Brit.

Presentador [10:18]:

Así, en otras palabras, el problema no fue que, ah, uh [lengua trabada] falta de advertencia; el problema fue falta de detalles últiles…

Carl Cameron:

Cantidad de información.

Presentador:

Muy bien, Carl, muchas gracias. A continuación…

Programa III [10:31]:

Presentador:

En nuestra anterior entrega, reportamos sobre una compañía con base en Israel llamada Amdocs que genera los registros computarizados y los datos de facturación de casi todo teléfono en los EU. Como reporta Carl Cameron, investigadores estadounidenses, excavando en los ataques del 11 de septiembre, temen que los sospechosos pudieran haber sido avisados de lo que ellos [los propios investigadores] estaban haciendo, con información filtrada de Amdocs. En el reporte de hoy, nos enteramos de que la preocupación por la seguridad telefónica se extiende a otra compañía fundada en Israel, que provee de una tecnología que el gobierno de los EU usa para espionaje electrónico. Aquí está el tercer reporte de Carl Cameron:

Carl Cameron [11:01]:

La compañía es Converse Infosys, una subsidiaria de una firma de telecomunicaciones dirigida por israelíes, con oficinas por todos los EU. La misma provee equipo de escuchas electrónicas para la policía. Ésta es la manera como funcionan las escuchas electrónicas en los EU:

Cada vez que haces una llamada, ella pasa por la elaborada red nacional de interruptores y sistemas de comunicación administrados por las compañías telefónicas. Computadoras y software especialmente diseñados para esto, hechas por compañías como Converse, se conectan a la red para hacer intercepciones, registrar intervenir llamadas; y, al mismo tiempo, transmitírselas a los investigadores. Los fabricantes tienen acceso continuo [11:35] a las computadoras, de modo que puedan hacerles servicio y mantenerlas libres de defectos. Este proceso fue autorizado por la Communications Assistance for Law Enforcement Act or C.A.L.E.A. [Ley de asistencia para el trabajo policial sobre las comunicaciones], de 1994. Altos funcionarios del gobierno le han dicho a Fox News que, si bien C.A.L.E.A. hacía la intercepción de llamadas más fácil, ha conducido a un sistema que es seriamente vulnerable a peligros y ha socavado todo el sistema de intercepción de llamadas. En efecto, Fox News ha sabido que el Fiscal General, John Ashcroft, y el director del FBI, Robert Mueller, fueron advertidos ambos el 18 de octubre, en una carta entregada en sus manos, de parte de 15 oficiales de policía locales y federales, que se quejaban de que, cito, “las capacidades actuales de vigilancia electrónica de la policía son menos efectivas de lo que eran antes de la promulgación de C.A.L.E.A.”.

Converse [12:18] insiste en que el equipo que instala es seguro, pero la queja sobre este sistema es que los programas de computación diseñados por Converse tienen, en efecto, una puerta trasera, por la cual los propias intercepciones pueden ser interceptadas, a su vez, por grupos no autorizados. A las sospechas, se añade el hecho de que, en Israel, Converse trabaja de manera muy cercana al gobierno israelí y, bajo programas especiales, recibe reembolsos de hasta 50% de sus costos de investigación y desarrollo de parte del ministerio de industria y comercio de Israel. Pero los investigadores dentro de la DEA, el INS [inmigración] y el FBI le han dicho a Fox News que perseguir o aún sugerir espionaje israelí a través de Converse es considerado suicida para las carreras y fuentes dicen que, aún cuando se han conducido varias investigaciones del FBI a Converse a través de los años, han sido detenidas antes de que los equipos fueran examinados exhaustivamente para verificar que no tuvieran fugas de información[iii].

En 1999 (13:06), un documento de la FCC [Federal Communications Comission] indica que varias agencias gubernamentales expresan profundas preocupaciones debido a que demasiado personal no autorizado, no policial, puede acceder al sistema de intervención telefónica; y la propia oficina general del FBI, en Chantilly, Virginia, que supervisa el programa de intercepción telefónica de C.A.L.E.A. efectivamente, está entre las más agitadas por la amenaza. Pero hay una amarga batalla por el territorio internamente en el FBI: es la oficina del FBI de Quántico, Virginia, la que tiene competencia para otorgar contratos de equipos de intercepción; y, por años, han lanzado la mayoría del negocio a Converse. Un número de antiguos agentes de la ley de los Estados Unidos, que tomaron parte en el otorgamiento de contratos gubernamentales a Converse, ahora trabajan para la compañía. Numerosas fuentes dicen que a algunos de esos individuos se les pidió dejar el gobierno, bajo lo que fuentes versadas llaman “circunstancias problemáticas” que permanecen bajo revisión administrativa dentro del Departamento de Justicia.

Y lo que más preocupa a los investigadores, particularmente en Nueva York, en la investigación contra el terrorismo del ataque al mundo del terror [world terror, se equivoca y corrige] World Trade Center, es que, en un número de casos, los sospechosos que ellos querían vigilar y someter a escuchas telefónicas cambiaron inmediatamente sus procesos de telecomunicaciones. Comenzaron a actuar de manera muy diferente, tan pronto como esas intervenciones supuestamente secretas fueron colocadas [14:21]. Brit.

Presentador:

Carl, ¿hay alguna razón para sospechar, a estas Alturas, de que el gobierno israelí esté involucrado?

Carl Cameron, reportero estrella:

No, no hay, pero hay instintos crecientes y una tremenda cantidad de agentes de la ley, en una variedad de agencias, que sospechan que se han comenzado a compilar pruebas y que hay una investigación altamente secreta sobre esa posibilidad, precisamente[iv]. Brit.

Presentador:

Perfecto. Bien, muchas gracias.

Programa IV:

Presentador diferente, Tony Snow (14:43):

Tony Snow, el presentador que introdujo la parte final del reportaje

Tony Snow, el presentador que introdujo la parte final del reportaje

Sobre una larga investigación de espionaje del gobierno, funcionarios federales han arrestado o detenido, este año, cerca de 200 ciudadanos israelíes, sospechosos de pertenecer, cito, “a una operación de inteligencia de recolección de información”. El gobierno de Bush ha deportado a la mayoría de todos los arrestados luego del 11 de septiembre, aunque algunos están en custodia, bajo la nueva ley anti-terrorismo[v]. Cameron también describió una investigación sobre la posibilidad de que una compañía israelita generara datos de facturación que podrían usarse con propósitos de recolección de información sensible (intelligence); y describió las preocupaciones sobre que el gobierno federal podría ser vulnerable en su sistema de intercepción de llamadas. Hoy, en la parte cuatro de la serie, nos enteraremos de las improbables raíces de esta investigación: un caso de drogas que salió mal hace cuatro años en Los Ángeles.

Carl Cameron (15:28):

Los Ángeles, 1997, una investigación a gran escala del estado y federal se estropea. ¿Los sospechosos? Crimen organizado israelí, con operaciones en Nueva York, Miami, Las Vegas, Canadá, Israel y Egipto. ¿De qué se los acusa? De traficar cocaína y Éxtasis y de fraude sofisticado con tarjetas de crédito y computadoras. El problema, de acuerdo con documentos secretos [classified] de la policía obtenidos por Fox News: los chicos malos tenían bajo vigilancia los beepers, celulares y aún los teléfonos de las casas de los policías. Algunos que sí fueron atrapados admitieron tener cientos de números y haberlos usado para evitar el arresto. Cito, “esto compromete las comunicaciones policiales entre los detectives del departamento de policía de Los Ángeles [LAPD] y otros oficiales, asignados para trabajar diversos aspectos del caso”. La organización descubrió las comunicaciones entre el crimen organizado, los detectives de la división de inteligencia, el FBI y el Servicio Secreto.

La conmoción se expandió de la DEA al FBI en Washington y, luego, a la CIA. Una investigación del problema, de acuerdo a documentos de policía, concluyó, cito, “la organización tiene, visiblemente, amplio acceso a sistemas de bases de datos para identificar personal pertinente e información biográfica…”. Cuando los investigadores trataron de averiguar de dónde pudo venir la información, volvieron la mirada hacia Amdocs, una empresa que se cotiza en la bolsa de valores cuya base está en Israel. Amdocs genera datos de facturación, virtualmente, para toda llamada en los EU y realiza informes de créditos [16:48]. La compañía niega cualquier filtración; pero los investigadores todavía temen que los datos de la compañía caigan en las manos equivocadas.

Cuando los investigadores revisaron su sistema de intercepción de llamadas, para ver si tenía filtraciones, se preocuparon por vulnerabilidades potenciales en las computadoras que interceptan, registran y almacenan las llamadas interceptadas. Un contratista principal es Converse Infosys, que trabaja de manera cercana con el gobierno israelí y, bajo un programa especial de subsidio, se le reembolsan hasta el 50% de sus costos de investigación y desarrollo por parte del Ministerio de Industria y Comercio israelí.

Cuestionado esta semana sobre otra investigación en desarrollo y la detención de 60 israelitas desde el 11 de septiembre, el gobierno de Bush trató las preguntas como papas calientes:

Ari Fleischer [judío sionista, secretario de prensa de Bush] (17:32):

captura-de-pantalla-2017-01-25-16-23-23

Simplemente te referiré al Departamento de Justicia sobre eso, yo no estoy familiarizado con ese reporte.

Colin Powell [Secretario de Defensa y Estado de Bush] (17:36):

captura-de-pantalla-2017-01-25-16-23-45

Soy consciente de que algunos ciudadanos israelíes han sido detenidos [edición …]. Con respecto a por qué han sido retenidos [se corrige: elocuente: retenidos-detenidos] detenidos y otros aspectos de tu pregunta, si es porque son miembros de servicios de inteligencia o qué estaban haciendo, yo te lo dejaré para que el Departamento de Justicia o el FBI te respondan eso.

Carl Cameron (17:53):

Aparte de los 60 capturados o detenidos y muchos deportados desde el 11 de septiembre, otro grupo de ciento cuarenta individuos israelíes han sido arrestados y detenidos este año, en lo que documentos del gobierno describen como, cito, “operación organizada de recolección de información delicada [intelligence]”, diseñada para, cito, “penetrar oficinas del gobierno”.

La mayor parte de esos individuos dijo haber servido para el ejército israelí, lo que es obligatorio allá. Pero ellos también tenían, en su mayoría, pericia en trabajo de inteligencia y o trabajaban para Amdocs o lo hacían para otras compañías que se especializan en intercepción de llamadas en Israel[vi].

Anteriormente, en esta semana, la embajada israelí aquí en Washington negó cualquier actividad de espionaje contra o en los EU. Tony.

Presentador 2 [18:31]:

Carl, ya oímos los comentarios de Ari Fleischer y Collin Powell, ¿qué están diciendo nuestras autoridades detrás de las cámaras?

Carl Cameron:

Bueno, hay formado un verdadero pandemónium  tanto en el FBI, como en la DEA y en el INS. Muchos de estos problemas han sido del conocimiento de algunos investigadores, muchos de los cuales han contribuido al reportaje de esta historia y lo que está [se corrige] lo que ellos dicen que está pasando es que los supervisores y la dirección están ahora movilizándose y recogiendo mucha de la información, porque hay una tremenda presión de parte los más altos niveles de todas esas agencias para que se averigüe qué es lo que está sucediendo exactamente. En la DEA y en el FBI, ya hay una variedad de análisis están en camino. Además de la investigación del fenómeno, ellos quieren averiguar cómo es que todo esto se ha revelado, lo mismo que quieren ser muy cuidadosos, por la naturaleza explosiva de la propia noticia y por las ramificaciones políticas de la misma[vii].

Presentador (19:15):

Muy bien, Carl, gracias.

Versión inglesa / English version:

Program I

Anchor, Brit Hume:

It has been more than 16 years since a civilian working for the Navy was charged with passing secrets to Israel. Jonathan Pollard pled guilty to conspiracy to commit espionage and is serving a life sentence. At first, Israeli leaders claimed Pollard was part of a rogue operation, but later took responsibility for his work. Now Fox News has learned some US investigators believe that there are Israelis again very much engaged in spying in and on the US, who may have known things they didn’t tell us before September 11th. Fox News correspondent, Carl Cameron has details in the first of a four-part series

Carl Cameron (00:36):

Since September 11th, more than 60 Israelis have been arrested or detained, either under the new Patriot anti-terrorism law or for immigration violations. A handful of active Israeli military were among those detained according to investigators, who say some of the detainees also failed polygraph questions when asked about alleged surveillance activities against and in the United States. There is no indication that the Israelis were involved in the 911 attacks; but investigators suspect that the Israelis may have gathered intelligence about the attacks in advance and not shared it. A highly-placed investigator said there are, quote, “tyings”, but, when asked for details, he flatly refused to describe them saying, quote, “evidence linking these israelis to 911 is classified. I cannot tell you about evidence that has been gathered, it’s classified information”.

Fox News has learned that one group of Israelis spotted in North Carolina recently is suspected of keeping an apartment in California to spy on a group of Arabs, who the United States is also investigating for links to terrorism. Numerous classified documents obtained by Fox News indicate that, even prior to September 11th, as many as 140 other Israelis had been detained or arrested in a secretive and sprawling investigation into suspected espionage by Israelis in the United States. Investigators from numerous government agencies are part of a working group that’s been compiling evidence since the mid nineties. These documents detail hundreds of incidents in cities and towns across the country that investigators say, quote, “may well be an organized intelligence-gathering activity” (2:10).

The first part of the investigation focuses on Israelis who say they are art students from the University of Jerusalem and Basalal [¿? No entiendo este nombre] Academy. They repeatedly make contact with US government personnel, the report says, by saying they wanted to sell cheap art or handiwork. Documents say, they, quote, “targeted and penetrated military bases, the DEA, FBI and dozens of other government facilities and even secret offices and unlisted private homes of law enforcement and intelligence personnel”. The majority of those questioned, quote, “stated they served in military intelligence, electronic surveillance intercept and/or explosive ordinance units”.

Another [2:50] part of the investigation has resulted in the detention and arrests of dozens of Israelis: An American mall kiosks [Image], where they would selling toys, called puzzle car and zoomcopter: Investigators suspect it’s a front. Shortly after the New York Times and Washington Post reported the Israeli detentions last month, the carts began vanishing. Zoomcopters webpage says: “we are aware of the situation caused by thousands of small carts being closed at the last minute. This in no way reflects the quality of the toy or at saleability [sic, vid. imagen]. The problem lies in the operators business policies”.

Why would Israelis spy in and on the US? A General Accounting Office investigation referred to Israel as country “A” and said, quote, “according to a US intelligence agency the government of country ‘A’ (Israel) conducts the most aggressive espionage operation against the US of any US ally”. A defense intelligence report said Israel has a voracious appetite for information and, quote, “the Israelis are motivated by strong survival instincts, which dictate every facet of their political and economic policies. It aggressively collects military and industrial technology and the U.S. is a high priority target”. The document concludes, quote, “Israel possesses the resources and technical capability to achieve its collection objectives”.

A spokesman for the [… dice US y se corrige] Israeli embassy here in Washington issued a categorical denial, saying any suggestion that Israelis are spying in or on the U.S. is, quote, “simply not true”.

There are other things to consider and in the days ahead we will take a look at the US phone system and law enforcement methods for wiretaps; and an investigation into the possibility that both have been compromised by our friends and allies overseas. Brit.

Anchor [Brit]:

Carl, what about this question of advanced knowledge of what was going to happen on 911? How clear are investigators that some Israeli agents may have known something?

Carl Cameron:

Well it’s very explosive information, obviously; and there’s a great deal of evidence that they say they have collected. None of it necessarily conclusive; it’s more when they put it all together. A bigger question, they say, is “how could they not have known?”, almost a direct quote. Brit.

Anchor:

And this going to the fact that they were spying on some Arabs, right?

Carl Cameron:

Correct.

Anchor:

All right, Carl, thank you very much.

Program II

Anchor (5:00):

A report on the approximately 60 Israelis who had been detained in connection with the September 11 terrorism investigation.

Carl Cameron reported the US investigators suspect that some of these Israelis were spying on Arabs in this country and may have turned up information on the planed terrorist attacks, back in September that was not passed on. Tonight, in the second of four reports on spying by Israelis in the US, we learned about an [Israel, lengua trabada] Israeli based private communications company for whom a half dozen of those 60 detain suspects worked. American investigators fear information generated by this firm may have fallen into the wrong hands and had the effect of impeding the september 11 terror inquiry. Here is Carl Cameron’s second report:

Carl Cameron (5:45):

Fox News has learned that some American terrorism investigators fear certain suspects in the september 11 attacks may have managed to stay ahead of them by knowing who and when investigators are calling on the telephone. How? By obtaining and analyzing data that’s generated every time someone in the US makes a phone call.

Recording, pretend operator:

What’s your emergency, please?

Carl Cameron:

Here’s how the system works:

Most directory assistance calls and virtually all call records and billing in the US are done for the phone companies by Amdocs Limited; an Israeli-based private telecommunications company. Amdocs has contracts with the 25 biggest phone companies in America and more worldwide. The White House and other secure government phone lines are protected, but it is virtually impossible to make a call on normal phones without generating Amdocs record of it.

In recent years, the FBI and other government agencies have investigated Amdocs more than once. The firm has repeatedly and adamantly denied any security breaches or wrongdoing. But sources tell Fox News that, in 1999, the super-secret National Security Agency, headquartered in northern Maryland, issued what’s called a top-secret sensitive compartmentalized information report [6:55] TS/SCI, warning that records of calls in the United States were getting into foreign hands, in Israel, in particular.

Investigators do not believe calls are being listened to, but the data about who’s calling whom and when is plenty valuable in itself. An internal Amdocs memo to senior company executives suggest just how Amdocs generated call records could be used, quote, “widespread data mining techniques and algorithms… combining both the properties of the customer (e.g. like credit rating) and properties of the specific ‘behavior’”. Specific behavior such as whom [7:31] the customers are calling. The Amdocs memo says the system should be used to prevent phone fraud, but US counterintelligence analysts say it could also be used to spy through the phone system.

Fox News has learned that the NSA has held numerous classified conferences to warn the FBI and CIA how Amdocs records could be used. At one NSA briefing a diagram by the Argon National Lab was used to show that, if the phone records are not secure, major security breaches are possible. Another briefing document said, quote, “it has become increasingly apparent that [8:05] systems and networks are vulnerable, such crimes always involve unauthorized persons or persons who exceed their authorization… acting on exploitable vulnerabilities”. Those vulnerabilities are growing because, according to another briefing, the US relies too much on foreign companies, like Amdocs, for high-tech equipment and software, quote, “many factors have led to increased dependence on code developed overseas”. “We [8:31] buy rather than train or develop solutions”.

US intelligence does not believe the Israeli government is involved in a misuse of Amdocs information and Amdocs insists that its data is secure. What US government officials are worried about, however, is the possibility that Amdocs data could get into the wrong hands, particularly organized crime; and that would not be the first time such a thing has happened: Fox News has documents of the 1997 drug trafficking case in Los Angeles, in which telephone information, the types that Amdocs collects, was used to, quote, “completely compromise the communications of the FBI, the Secret Service, the DEA and the LAPD”… and we’ll [9:12] have that and a lot more in the days ahead, Brit.

Anchor:

Carl, will take you back to your report last night on the 60 people who were [con la lengua trabada (¿con miedo?)]… the Israelis who were detained in the terror investigation and the suspicion that some investigators have that they may have picked up information on the 911 attacks ahead of time, not passed it on. There was a report, you’ll recall, that the Mossad Israeli intelligence agency did indeed send representatives to the US to warn just before 9/11 [9:39] that a major terrorist attack was imminent. Why does that not […, lengua trabada] how does that leave room for a lack of a warning?

Carl Cameron:

I remember the report, Brit, we did it first internationally, right here, on your show, on the 14th [september]. What investigators are saying is that that warning from the Mossad was nonspecific and general and they believe that it may have had something to do with the desire to protect what are called ‘sources and methods’ in the intelligence community. The suspicion being perhaps those sources and methods were taking place right here, in the United States. The question came up in the Select Intelligence Committee on Capitol Hill today; they intend to look into what we reported last night and, specifically, that possibility, Brit.

Anchor [10:18]:

So, in other words, the problem wasn’t that what lack of a warning; the problem was lack of the useful details…

Carl Cameron:

Quantity of information.

Anchor:

All right, Carl, thanks very much. Coming up next…

Program III [10:31]:

Anchor:

Last time, we reported on an Israeli-based company called Amdocks that generates the computerized records and billing data for nearly every phone call made in America. As Carl Cameron reported, US investigators, digging into the 911 terrorist attacks, fear the suspects may have been tipped off to what they [the investigators] were doing, by information leaking out of Amdocks. In tonight’s report, we learned that the concern about phone security extends to another company founded in Israel that provides a technology that the US government uses for electronic eavesdropping. Here is Carl Cameron’s third report:

Carl Cameron [11:01]:

The company is Converse Infosys, a subsidiary of an Israeli run private telecommunications firm, with offices throughout the US. It provides wiretapping equipment for law enforcement. Here’s how wiretapping works in the US:

Every time you make a call, it passes through the nation’s elaborate network of switches and routers run by the phone companies. Custom computers and software, made by companies like Converse, are tied into that Network to intercept, record and store the wiretap calls; and, at the same time, transmit them to investigators. The manufacturers have continuing access [11:35] to the computers, so they can service them and keep them free of glitches. This process was authorized by the 1994, Communications Assistance for Law Enforcement Act or C.A.L.E.A. Senior government officials have now told Fox News that, while C.A.L.E.A. made wiretapping easier, it has led to a system that is seriously vulnerable to compromise and may have undermined the whole wiretapping system. Indeed, Fox News has learned that Attorney General, John Ashcroft, and FBI Director, Robert Mueller, were both warned on October 18th, in a hand-delivered letter, from 15 local state and federal law enforcement officials, who complained that, quote, “law enforcement’s current electronic surveillance capabilities are less effective today than they were at the time C.A.L.E.A. was enacted”.

Converse [12:18] insists the equipment it installs is secure, but the complaint about this system is that the wiretap computer programs made by Converse have, in effect, a back door, through which wiretaps themselves can be intercepted by unauthorized parties. Adding to the suspicions is the fact that, in Israel, Converse works closely with the Israeli government and, under special programs, gets reimbursed for up to fifty percent of its research and development costs by the Israeli Ministry of Industry and Trade. But investigators within the DEA, INS and FBI have all told Fox News that to pursue or even suggest Israeli spying through Converse is considered career suicide and sources say that, while various FBI inquiries into Converse, have been conducted over the years, they’ve been halted before the actual equipment has ever been thoroughly tested for leaks.

In 1999 (13:06), an FCC document indicates several government agencies express deep concerns that too many unauthorized non-law enforcement personnel can access the wiretap system; and the FBI’s own nondescript office, in Chantilly, Virginia, that actually oversees the C.A.L.E.A. wiretapping program, is among the most agitated about the threat. But there is a bitter turf war internally at FBI: it is the FBI’s office in Quantico Virginia that has jurisdiction over awarding contracts at buying intercept equipment; and, for years, they’ve thrown much of the business to Converse. A handful of former US law enforcement officials, involved in awarding Converse government contracts over the years, now work for the company. Numerous sources say some of those individuals were asked to leave government service, under what knowledgeable sources call “troublesome circumstances” that remain under administrative review within the Justice Department.

And what troubles investigators most, particularly in New York, in the counterterrorism investigation of the World terror [… se equivoca y corrige] World Trade Center attack, is that, on a number of cases, suspects that they had sought to wiretap and surveil immediately changed their telecommunications processes. They started acting much differently, as soon as those supposedly secret wiretaps went into place [14:21]. Brit.

Anchor:

Carl, is there any reason to suspect in this instance that the Israeli government is involved?

Carl Cameron:

No, there’s not, but there are growing instincts and an awful lot of law enforcement officials, in a variety of agencies, who suspect that it had begun compiling evidence and a highly classified investigation into precisely that possibility. Brit.

Anchor:

All right. Well, thanks very much

Program IV:

Different anchor (14:43):

On the long-standing government espionage investigation, federal officials this year have arrested or detained nearly 200 Israeli citizens, suspected of belonging to a, quote, “organized intelligence gathering operation”. The Bush administration has deported most of those arrested after September 11, although some are in custody, under the new anti-terrorism law. Cameron also described an investigation into the possibility that an Israeli firm generated billing data that could be used for intelligence purposes; and described concerns that the federal government’s on wiretapping system may be vulnerable. Tonight, in part four of the series, we’ll learn about the improbable roots of the probe: a drug case that went bad four years ago in LA.

Carl Cameron (15:28):

Los Angeles, 1997, a major local state and federal drug investigation sours. The suspects? Israeli organized crime, with operations in New York, Miami, Las Vegas, Canada, Israel and Egypt. The allegations? Cocaine and ecstasy trafficking and sophisticated white collar credit card and Computer Fraud. The problem, according to classified law enforcement documents obtained by Fox News: the bad guys had the cops beepers, cell phones, even home phones, under surveillance. Some who did get caught admitted to having hundreds of numbers and using them to avoid arrest. Quote, “this compromise law enforcement communications between LAPD detectives and other assigned law enforcement officers working various aspects of the case”. The organization discovered communications between organized crime, intelligence division detectives, the FBI and the Secret Service.

Shock spread from the DEA to the FBI in Washington and then the CIA. An investigation of the problem, according to law enforcement documents, concluded, quote, “the organization has apparent extensive access to database systems to identify pertinent personal and biographical information…”. When investigators tried to find out where the information might have come from, they looked at Amdocs, a publicly traded firm based in Israel. Amdocs generates billing data for [16:48] virtually every call in America and they do credit checks. The company denies any leaks; but investigators still fear that the firm’s data is getting into the wrong hands.

When investigators checked their own wiretapping system for leaks, they grew concerned about potential vulnerabilities in the computers that intercept, record and store the wiretap calls. A main contractor is Converse Infosys, which works closely with the Israeli government and, under a special grant program, is reimbursed for up to fifty percent of its research and development costs by Israel’s Ministry of Industry and Trade.

Asked this week about another sprawling investigation and the detention of 60 Israelis since September 11th, the Bush administration treated the questions like hot potatoes:

Ari Fleischer [Zionist Jew, Bush’s Press Secretary] (17:32):

I would just refer you to the Department of Justice with it, I’m not familiar with the report

Colin Powell [Bush’s Secretary or Defense and State] (17:36):

I’m aware that some Israeli citizens have been detained [editing…]. With respect to why they are being retained [se corrige: telling: retained-detained] detained and the other aspects of your question, whether it’s because they are intelligence services or what they were doing, I will defer to the Department of Justice and the FBI to answer that.

Carl Cameron (17:53):

Beyond the 60 apprehended or detained and many deported since September 11th, another group of a hundred and forty Israeli individuals have been arrested and detained in this year, in what government documents describe as, quote, “an organized intelligence gathering operation”, designed to, quote, “penetrate government facilities”.

Most of those individuals said they had served in the Israeli military, which is compulsory there. But they also had, most of them, intelligence expertise and either work for Amdocks or other companies in Israel that specialize in wiretapping.

Earlier this week, the Israeli embassy here in Washington denied any spying against or in the United States. Tony.

Anchor 2, Tony Snow (18:31):

Carl, we’ve heard the comments from Ari Fleischer and Collin Powell, what are our officials saying behind the scenes?

Carl Cameron:

Well, there’s real pandemonium described at both the FBI the DEA and the INS. A lot of these problems have been well known to some investigators, many of whom have contributed to the reporting on the story and what is [se corrige] what they say is happening is supervisors and management are now going back and collecting much of the information, because there’s tremendous pressure from top levels of all of those agencies to find out exactly what’s going on. At the DEA and the FBI, already a variety of administrative reviews are underway. In addition to the investigation of the phenomenon, they want to find out how it is that all this has come out, as well as be very careful, because of the explosive nature and very political ramifications of the story itself. Tony.

Anchor (19:15):

All right, Carl, thanks.

 


[i] El reporte está todo el tiempo tratando de limitar el alcance de las fechorías del gobierno agresor, pero sus malabarismos no convencen a nadie, sobre todo, porque, como se verá, termina señalando a la misma entidad de la máxima de todas las malas acciones: el 11 de septiembre mismo, pero eso se verá más abajo.

[ii] Esto será contradicho luego, pero de maneras enrevesadas, tratando de decir sin decir, echando para adelante y para atrás, ya se verá.

[iii] Aquí comienzan a verse las costuras: nadie puede hablar mal de Israel; ni siquiera las agencias de seguridad estadounidenses, el país más poderoso del mundo, el Imperio, pueden tocar al país intocable, el verdadero imperio mundial. Ya más abajo se hará aún más transparente. Como lo hará que los sionistas, los líderes y su agencia de “inteligencia” de desestabilización, están detrás de los ataques a los Estados Unidos, de septiembre de 2001…

[iv] Habla enredado y de maneta oblicua, pero afirma que Israel, el estado judío, es, al menos, altamente sospechoso y que eso es lo que dicen las investigaciones y lo que creen los agentes. Claro, no se puede olvidar que sugerir eso de manera pública y directa, sería career suicide.

[v] ¿Por qué, por qué los deporta, por qué no están en los Estados Unidos? Entre cosas como ésta y que los restos de las torres Gemelas se hayan ido a China inmediatamente, sin investigación forense independiente, deja más que “mucho que desear”…

[vi] Ya, a estas alturas, ¿quién podría ser el idiota que no supiera que los israelitas están metidos hasta mucho más arriba de la coronilla en este asunto?

[vii] Si se tratara de cualquier otro país, ¿sería así de explosiva la noticia? Un ejemplo: sin ninguna prueba y con  montajes, se mataron a millones de personas en Irak y Afganistán, a cuenta de los ataques del 11 de septiembre del 2001. A estos países se los acusó a diestra y siniestra, sin ningún tipo de pudor o cuidado; a Afganistán se lo sigue bombardeando, todavía hoy y los EU tienen 9.000 soldados en territorio soberano afgano. Pero no se puede ni saber que Israel está involucrado, que hay 200 espías, que tenían conocimiento previo de lo que sucedería, que no lo pasaron, que han estado involucrados en casos de drogas, que han hasta filtrado las intercepciones telefónicas del gobierno estadounidense, etc., aquí, no con mentiras y montajes, sino con información sólida. Entonces, otra vez, ¿por qué es esto explosivo? Porque los judíos mandan, porque, si no puedes criticar a alguien, es porque ése es quien está sobre ti y, además, ejerce esa posición de manera tiránica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: