Kalós

Inicio » 2016 » noviembre

Monthly Archives: noviembre 2016

Anuncios

El imperio universal Rothschild-Rockefeller y sus agentes, eminentemente, George Soros

Lo cubre todo, es el aire que respiras, la Matrix

Dos grandes de la blasfemarquía, dle poder mundial: David Rockefeller y George Soros

Dos grandes de la blasfemarquía, dle poder mundial: David Rockefeller y George Soros

Contenido:

Un operador de los más bajos círculos de la “bajo-arquía” mundial, el cosmopolita modelo

Los jefes de Soros: Rothschild

El imperio Rockefeller, la familia número 2 en la oligarquía mundial

Soros como lacayo Rothschild y las peripecias de una familia que quiere “dominar el mundo”, como Pinky y Cerebro

Soros lacayo

El mundo sometido a la perturbación de la desemejanza (Fedro, 243c-255b)

El BCCI y su conexión Rothschild

La shock therapy, el desfalco a Rusia y otras rapiñas

Suramérica

Rusia

Polonia y Yugoslavia

Soros, el guerrero de la política monetaria

Francia

Tailandia

Malasia

Hungría

Londres

La guerra contra Occidente

Europa y los refugiados

Europa y las maquinaciones políticas

La manipulación de Soros en los Estados Unidos, su país, su odiado tormento; y la ideología de Soros

Promoción de la educación superior Europa, Estados Unidos y el mundo: la educación y la revolución

Otras barrabasadas, otros miembros del club de los psicópatas de la bajoarquía, en el ámbito económico y político

George Soros contra la naturaleza, el hombre y Dios

George Soros, cosmopolita modelo, contra la moral natural

Soros contra la vida, los casos paradigmáticos de Irlanda y Polonia, sometida a la colored revolution

George Soros, que se cree dios y pez grande, cree que la Iglesia es sardina y se la quiere comer

Soros usa al Papa para llevar a la victoria a los demócratas

Soros se lanza a tumbar a la Iglesia

Epílogo


Un operador de los más bajos círculos de la “bajo-arquía” mundial, el cosmopolita modelo

George Soros asegura que él, cuando estaba trabajando, como judío disfrazado, para los nazis (para más sobre esto, vid. infra), concibió la idea de las SOCIEDADES ABIERTAS, las sociedades sin identidad ni moral, sin cultura ni religión, que se “suicidan a sí mismas” o “autosuicidan colectivamente”, como dijo aquel “político” venezolano, aquel hombre del mundo, Nicolás Maduro. Ahora bien, como él asegura que esa época de ocupación por potencia extranjera es el mejor momento de su vida, yo voy a poner en duda su cuenta sobre el origen de la idea: yo creo que una idea así, en Europa, la concibió alguien diferente, alguien financiado por Rothschild, pero, sobre eso, vid. infra. Para Soros, probablemente, la idea vino de otra fuente, de una inspiración muy importante para esa “izquierda” del país que él adoptó, los Estados Unidos, desde los sindicalistas, clérigos católicos y mafiosos de Chicago en los años 30, pasando por muchas peripecias en las que ubicó discípulos y agentes en los más altos círculos del poder (incluida una amistad personal con la familia Meyer, los dueños del Washington Post, sus admiradores, propagandistas y patrocinadores), hasta llegar a la presidencia de los Estados Unidos, con Bill Clinton, cuya esposa era discípula directa del revolucionario, primero, y, luego, con Barack Obama, otro discípulo comunista de prosapia, al menos, por sus dos padres y sus abuelos maternos: Saul Alinsky. Alinsky le dijo en una entrevista televisiva a William Buckley Jr., el famoso intelectual católico: “mi problema y el problema de cualquier organizador de una sociedad libre, de una sociedad abierta [una OPEN SOCIETY], es que él no tiene una verdad primigenia: la verdad es relativa y cambiante” (https://www.lifesitenews.com/news/new-film-shows-a-wolf-in-sheeps-clothing-still-a-threat).

Reglas para rebeldes: si quieres hacer la revolución, que todos crean que eres muy respetable

Reglas para rebeldes: si quieres hacer la revolución, que todos crean que eres muy respetable

La gente del Media Research Center dice haber estudiado a Soros por 10 años, del 2000 al 2010; y, como resultado de ese trabajo, ponen a la consideración del público un informe valioso: Special Report: George Soros: Godfather of the Left (http://www.mrc.org/special-reports/special-report-george-soros-godfather-left). En ese informe, entre muchos temas, lidian con esto del origen y significado de las Open Societies: “¿qué es, exactamente una ‘open society’? En Open Society: Reforming Global Capitalism, él escribió que el concepto es ‘un ideal al cual nuestra SOCIEDAD GLOBAL debería aspirar’”. Luego de aclarar para qué trabaja, viene y nos da de dónde viene la idea, según él, en este contexto (¿sabes?, no es que esté mintiendo, aunque vayamos a mostrar que está por violar el principio de no contradicción, al dar orígenes distintos; sino que me acordé de ciertos mentirosos que inventan mentiras diferentes para contextos distintos, para agradar al auditorio: al que más recuerdo es a Hugo Chávez): “Soros dice que basó el concepto en obras del filósofo Karl Popper, a quien Soros considera su mentor. ‘Popper proponía una forma de organización social que comienza con el reconocimiento de que ninguna pretensión a la verdad primera y fundamental puede validarse y, por tanto, a ningún grupo debería permitírsele imponer sus convicciones al resto’, escribió Soros en The Age of Fallibility: Consequences of the War on Teerror. ‘Open Societies denota libertad de represión’, resumió”.

Ya lo ven, se trata de lo mismo de Alinsky, aplicado a la sociedad, como arma para acabar con las culturas, las identidades étnicas; para moler con globalización y tiranía mundial, conocida técnicamente como NWO (New World Order, Nuevo Orden Mundial, NOM), la identidad cultural, la diversidad religiosa, la moral, las estructuras de las relaciones sociales, entre las generaciones, las relaciones básicas que constituyen a los pueblos, con su contenido moral, religioso, histórico, familiar, institucional. Reemplazar la humanidad verdadera, con unos autómatas A-morales… Es lo mismo que ese otro proyecto colectivo judeo-marxista: el marxismo cultural de la Escuela De Frankfurt, la deconstrucción de la “personalidad autoritaria” de la que habla Adorno, la demolición de la identidad cultural, religiosa, moral e histórica de las sociedades, la producción de monstruos nihilistas o bobos sin alma o deprimidos sin energía, en masas incontables, en los que grupos de ousiders perennes, como los judíos en las sociedades occidentales o musulmanas (u otras “minorías”), puedan prosperar sin estorbos espirituales.

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Famta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Adorno, Horkheimer, Marcuse, Habermas: el dream team de la revolución marxista cultural. Falta Gramsci, el que podría ser el capitán del equipo, ¿o no?

Así, el gramsciano chicagüense-judío que inventó los métodos más efectivos de hacer revolución sin que nadie ni se dé cuenta, sino después de que todo esté consumado, habla y no parece sino George Soros. Y éste, como el propio Alinsky y Obama, es un community organizer, sólo que de escala mundial, en la preparación de las revoluciones de colores y en la deconstrucción de las identidades. Así, el sueño chino, los rasgos más inhumanos y opresivos del capitalismo y el comunismo están todos reunidos en un solo hombre extraordinario: George Soros. Y su buque insignia, The Open Societies Foundation, es un barco con una hoja de ruta alinskiana; aunque propulsado por el combustible de la banca despiadada, usuraria hasta el paroxismo, despiadada, haciendo killer tras killer, en la bolsa de valores…

“A nadie que haya leído una revista de negocios en estos últimos años le puede pasar inadvertido que, en estos días, hay inversionistas que, no sólo mueven dinero calculando [anticipation] que se produzca una crisis monetaria, sino haciendo, en efecto, su mayor esfuerzo para disparar la crisis por diversión y para obtener ganancias. Estos nuevos actores en escena no tienen todavía un nombre estándar; el término que yo propongo es ‘soroi’ [en griego, muchos singulares masculinos terminan en la desinencia ‘-os’ y el plural correspondiente se forma con la desinencia ‘-oi’: soros, soroi]” (Krugman, Paul (1999). The accidental theorist: and other dispatches from the dismal science. New York: W.W. Norton & Company. p. 160).

George Soros, un hombre extraordinario, sin dudas. Capaz de agitar países enteros, manipular mercados financieros hasta derribarlos, desmoralizar al mundo entero, enrarecer las relaciones raciales, obtener ganancias injustas abusando del capitalismo y la usura de manera monstruosa, formar grupos comunistas de protesta contra Wall Street y las “desigualdades económicas”, liderar la agenda climática mundial, poner verdaderamente en jaque instituciones coetáneas del hombre, pues son naturales, como la familia, y alterar leyes en favor del homicidio, la homosexualidad, el tráfico y consumo de drogas, la prostitución, la trata de blancas… Un prohombre del mundo actual. Sabes lo que dice Aristóteles del buen ciudadano: el buen ciudadano depende del tipo de ciudad en la que estés: en la ciudad sana, el virtuoso será el modelo; en la oligárquica, lo será el avaro; en la borracha, el rumbero y el licorero; en la completamente corrompida, el perverso… Hablamos de un prohombre del mundo de hoy: Lewis, al hablar del gobierno por niveles del infierno (en Cartas del diablo a su sobrino o The Screwtape Letters), no habla de ‘jerarquía’, que va hacia arriba, habla de ‘low-archy’, de bajoarquía, el más importante está más abajo, más lejos de Dios; claro, como ‘ieros-archía’ significa, literalmente, “gobierno santo, sagrado”, en el mismo espíritu de Lewis, se puede decir, “blasfemarquía” o “profanoarquía”. Así, Marx, profeta, es profeta del bajísimo, del blasfemo, del enemigo de Dios, del principal, aunque, claro, no sea su némesis, pues no tiene manera de hacerle cosquillas a Aquél de Quien todo depende en su existir mismo…

Soros no vive en el último círculo del infierno, no vive en el penúltimo. Él no es satán ni su vicario en la Tierra. No es el jefe máximo del movimiento mundial revolucionario. Soros, sin embargo, parece ser el vicepresidente de operaciones… Conocerlo es conocer qué es nuestro mundo: el ciudadano que encarna la quintaesencia de esta época de la humanidad nos dirá, como en el libro II de La República de Platón (cfr. 368b-c), cómo es el mundo, la letra pequeña nos hablará de esos caracteres tan grandes que pueden perderse de nuestra vista…

“George Soros se define a sí mismo, en su página de internet, como un filántropo y como un defensor de los ideales democráticos, mas no está por encima del uso de la intimidación o aún del derrocamiento de gobiernos y economías para lograr sus propósitos. Aún más, sus intentos de procurar el alma de la Iglesia Católica como si fuera una mercancía, mediante el uso de su riqueza como garrote, no representan los principios de la democracia o la generosidad, sino demuestran iniquidad y elitismo” (Lisa Bourne, en: https://www.lifesitenews.com/opinion/soros-lurks-in-the-shadows-trying-to-bring-down-catholic-church).

Así, en verdad, Soros ha sido el terror de los gobiernos soberanos de países por todo el globo. “Un revelador reporte de Zenit news service [del Vaticano de Juan Pablo II] durante el fin de semana detalla el papel central que milmillonario George Soros jugó en el derrocamiento del presidente de Georgia, Eduard Shevardnadze” (Nueva York, Diciembre 8, 2003, https://www.lifesitenews.com/news/billionaire-soros-overthrows-georgian-govt-sets-sights-on-bush-croatia). La exrepública rusa llevó una dosis de Soros, muy interesado en esa región del mundo, como veremos más abajo, pues sus hazañas más memorables puede que vengan de por ahí… ¿o no? Pero Soros es un internacionalista, a lo capitalista o a lo Marx o ambas dos a la misma vez, al derecho, al revés y a la “visconversa” y, en este mundo, él no cabe o no con otras 7 mil millones de personas, sobre todo si creen en Dios, más aún si creen en Jesucristo y más que nada si son sus hijos plenamente, en su Iglesia. Por eso, Soros lanza sus huestes y sus acciones desestabilizadoras sobre una base mundial y nadie se salva. “Soros, conocido como uno de los mayores patronos mundiales del aborto, la homosexualidad, la anticoncepción, el feminismo, la eutanasia y la legalización del consumo de las drogas, ha anunciado también su objetivo de deponer al presidente de los Estados Unidos, George Bush. Con el patrocinio a gran escala de Soros, el gobierno de la antigua provincia rusa [Georgia] fue derribado. Reportes revelaron que, aparte de financiar una televisora anti-gobierno, el invasivo milmillonario costeó el entrenamiento de 1.000 estudiantes por agitadores callejeros, que ayudaron a derrocar el gobierno de Slobodan Milosevic. Más aún, la campaña publicitaria densamente financiada verá a un lacayo de Soros ‘elegido’ el mes próximo. The Globe and Mail reporta que ‘Mikhail Saakashvili, un abogado educado en Nueva York, que se espera gane la presidencia en una elección pautada para el 4 de enero’, recibió un premio de Soros el año pasado, vía el Open Societies Institute, de Soros. Mientras se elucubra tanto sobre el plan de Soros para tumbar al presidente Bush, fuentes de LifeSite en Croacia reportan que Soros ha estado visitando el país y muestra interés en comprar cantidades sustanciales de propiedad en el mismo. Hay preocupaciones serias acerca de estos desarrollos en el país de vasta mayoría de fieles católicos y una legislación que protege la vida y la familia. Fuentes dijeron a LifeSite que la Unión Europea y fuerzas mundialistas están tratando de influenciar a Croacia mediante el control económico y los medios” (ibíd.).

Gente de los medios alternativos de internet (benditos sean) llama a la oligarquía tiránica mundial “los psicópatas”, George Soros parece encajar bien en la descripción, pues, para él, el mundo es un juego, es su parque infantil y su salón de plastilina; la humanidad no tiene para él ningún valor y, por eso, nada suyo lo tiene, es cero por cero, la sociedad humana, cero, la familia humana, cero, la sexualidad humana, cero, la paz, cero, la historia, cero. Así, “Un nuevo reporte realizado para una agencia de la ONU, escrito en parte bajo el impulso de la fundación de George Soros, hace un llamado a los gobiernos del mundo a legalizar la prostitución y el consumo de drogas, ataca despiadadamente ‘las interpretaciones conservadoras de la religión’ sobre la moral sexual, exige que las naciones abran sus fronteras y establezcan sistemas de salud para inmigrantes infectados con el sida y arguye que la propagación del sida se reduciría si se derogaran las leyes contra el contagio intencional de VIH. Las naciones deberían poner fin a toda ley contra los proxenetas, porque las mujeres se prostituyen voluntariamente por propósitos razonables, tales como ‘un hábito de drogas’, afirma” (LifeSiteNews, New York, August 1, 2012, https://www.lifesitenews.com/news/pimpin-soros-style-soros-funded-un-report-says-legalize-prostitution-drugs). Aparece y aparece donde nadie lo llama y siempre para hacer avanzar la causa de la humanidad…

Pero no está sólo, claro, como dije, no es ni el jefe máximo ni el único operario, en este mismo asunto, aparecen varios de los archiconocidos exponentes de la tiranía mundial[i]: “Dos años después de su lanzamiento, la Comisión Global sobre el VIH y la Ley, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó su primer informe, intitulado HIV and the Law: Rights, Risks, and Health (VIH y la ley: derechos, riesgos y salud). El reporte se hizo con el padrinazgo de financistas principales de la izquierda [mundialista] como la Open Societies Foundation de George Soros y la Ford Foundation, así como el American Jewish World Service (cuyo nuevo vicepresidente para las comunicaciones, Stuart Schear, sostuvo la misma posición que Planned Parenthood), la AusAID de Australia, y oficinas de la ONU tales como la UNFPA, UNICEF, la Oficina del alto Comisionado para los Derechos Humanos y el secretariado de la UNAIDS” (ibíd.).

Asociación en movimientos tiránicos mundiales, proxenetismo a gran escala, movimientos pro-narcotraficantes y anti-mujeres, desestabilización civil, abortismo, derribo de gobiernos, black-ops, como las de la CIA (¿“COMO” las de la CIA?, no me digas), anti-vida, maltusianismo, odio a los pobres, las culturas, las poblaciones, las soberanías nacionales, perturbación de los mercados financieros por diversión y ganancia, a costa del pan del público, ahí tienen al “ciudadano”-cosmopolita modelo de hoy, George Soros.  Puede que Marcos, “el chamo de la universidad”, no ande tumbando gobiernos, pero goza con la caída de Shevardnadze, se duele del Brexit, ve la legalización de drogas, aborto, proxenetismo, pseudo-matrimonio entre personas del mismo sexo, aperturas de mercados, caídas de los aranceles, privatizaciones a diestra y siniestra, creencia en las divisiones raciales, etc., como avances de la humanidad, progreso; y todo en la línea exacta de la nueva hagiografía, ésa que tiene por escritores inspirados a Ochs Sulzberger del New York Times y a los jefes de Soros como espíritus que “hablan por los profetas” del bajísimo. Gente para la que los auxilios financieros de Caldera, en la Venezuela de los 90, fueron una blasfemia que merecía la hoguera; mientras que los auxilios a Goldman Sachs en los 2000 fueron el pináculo de la civilización humana…

Los jefes de Soros: Rothschild

 

Nathan Mayer Rothchild, el Rothchild que fue a abrir el imperio en Inglaterra, uno de los arquitectos del mundo de hoy, uno de los que empezó a tejer la telaraña

Nathan Mayer Rothchild, el Rothchild que fue a abrir el imperio en Inglaterra, uno de los arquitectos del mundo de hoy, uno de los que empezó a tejer la telaraña

La familia Rothschild aparece en el mapa del mundo cuando Mayer Amschel Rothschild, como buen judío de la Europa anterior a la Revolución Francesa, sirve como financista de nobles alemanes en Frankfurt, en el siglo XVIII. Mayer tiene 5 hijos y los manda a los 4 vientos a fundar bancos por toda Europa: Viena, Nápoles, París, Londres y Frankfurt misma. Nathan Rothschild va a Londres con dinero de un príncipe amigo de Mayer, Guillermo de Hesse-Kassel, que, con ocasión de la invasión napoleónica, huye y le deja el dinero en depósito (el dinero es devuelto, pero sólo después de que se usara para aumentar la capacidad de la rama londinense de la empresa familiar) (E. Micchael Jones, Barren Metal, a History of Capitalism as the Conflict Between Labor and Usury, Fidelity Press, South Bend, Indiana, 2014, pp. 815-821). Para el momento de la batalla de Waterloo, Rothschild es ya una prominente familia banquera europea, capaz de manipular los mercados y aprovechar las fluctuaciones de uno a otro, sin depender de la suerte de un solo país. Cuando Inglaterra y Francia están en guerra, como siempre, la banca da el “apoyo” a la empresa guerrera: Rothschild, patriotas franceses, financian a Napoleón; patriotas ingleses, financian a los ingleses. Como todo su sistema depende de la comunicación rápida, Rothschild cuenta con el servicio de posta más rápido de Europa. El día de la batalla de Waterloo, los mensajeros de Rothschild llevan la noticia del resultado de primerísimos a Londres. Nathan anuncia: Napoleón ha destruido nuestras tropas; el mercado cae hasta sus cimientos; Nathan compra Inglaterra toda; Inglaterra está en severa deuda de guerra hacia Nathan; llega la verdadera noticia, todo se dispara; Rothschild ha hecho un killer: es dueño de una Inglaterra próspera, victoriosa, y de su gran deuda de guerra. No se olvide que, por ejemplo, los Estados Unidos se independizan de la Inglaterra del rey Jorge, por el asunto de la deuda de guerra (por Canadá y con los independentistas escoceses, highlanders [como la película de Christopher Lambert], etc.), el impuesto al té que pretendieron imponer a las colonias en la metrópoli y la respuesta de aquéllas: “no taxation without representation”. Cuando Inglaterra se disponía a convertirse el país más poderoso del mundo, merced a su despiadado capitalismo y su despiadado trato del resto de la humanidad, Rothschild se hace de los activos que merecen mencionarse de ese país, el primero del que se puede decir “antiguamente cristiano”…

(más…)

Anuncios