Kalós

Inicio » Actualidad » Netanyahú sobre la justificación del estado de Israel y de su posesión de la “Colina del Templo”

Netanyahú sobre la justificación del estado de Israel y de su posesión de la “Colina del Templo”

Fantasmagórico no da fundamentación peor

Contenido

Netanyahú está molesto y da sus “razones”

1) La Biblia:

  1. A) La Biblia y su poder justificador en los asuntos humanos:
  2. B) La Biblia, antisemita, y Dios, antisemita, refutan las pretensiones de Bibi

2) “El emperador Tito era parte de la propaganda sionista”

3) La Muralla China, las pirámides de Egipto

4) El llamado Holocausto

Conclusión y mi consejo jurídico a Bibi


Netanyahú está molesto y da sus “razones”

Netanyahú está furioso, dice que la UNESCO no tiene ya ninguna legitimidad. No quiero analizar la decisión de la UNESCO a la que le cae encima. Total, los sionistas harán lo que les venga en gana, para eso tienen el poder. Sólo en un acuerdo público, Obama acaba de comprometer a los Estados Unidos a darle al estado judío 38 mil millones de dólares en los próximos 10 años. No se sabe cuánto le dan bajo cuerdas, sobre todo cuando en el presupuesto de defensa de los Estados Unidos, en los últimos 17 años, se han perdido más de 11 BILLONES, 11 x 1012, 11 por diez a la doce, 11.000.000.000.000, lo que los gringos llaman 11 “trillion”. Israel, todos lo saben, es LA alianza gringa, es el principal aliada, antes que Inglaterra, si se pierde dinero para ser dedicado a fines secretos, ya podemos imaginarnos quién puede ser beneficiario del mismo. así, no importa lo de la UNESCO, el estado judío tiene a los EUA y sus aliados, a la OTAN, detrás, dando el apoyo que haga falta; sin contar lo que reciben de Alemania por concepto de reparación por daños… Lo que importa es el comentario de Bibi, como le decimos de cariño sus amigos. Yo tengo que serlo, pues estoy por darle, GRATIS, un consejo jurídico.

Según Bibi, la gente de la UNESCO no reconoce al estado judío su “conexión” con el “Monte del Templo” y con el “Muro Occidental”. ¿Por qué, según Netanyahú, la UNESCO está fuera de orden? 1) Porque “obviamente, no se han leído la Biblia”. 2) Aunque no voy a copiar completa la traducción de lo que dijo [ya es traducción, lo que leí, del hebreo al inglés y está aquí, en la descripción del video: https://www.youtube.com/watch?v=myI_s8vyJxU, el que se ve arriba], vamos a decir, que, en resumen, se trata de que, en el arco del triunfo de Tito, en Roma, se figuran a los romanos, luego del saqueo del templo de Herodes con una menorá en volandas. “Seguramente, la UNESCO dirá que el emperador Tito era parte de la propaganda sionista”. 3) “Decir que Israel no tiene conexión con el ‘Monte del Templo’ y con el ‘muro Occidental’ es como decir que China no tiene ninguna conexión con la Gran Muralla o que Egipto no tiene ninguna conexión con las pirámides”. Pongamos un cuarto argumento: 4) “todo lo que mi pueblo ha sufrido, el Holocausto”…

Vamos a ver los tres puntos, uno por uno:

1) La Biblia:

A) La Biblia y su poder justificador en los asuntos humanos:

Este argumento yo lo he oído antes, es más, éste era el argumento que yo había oído. De hecho, todo otro argumento, en la mente judía, según me parece, no tiene sino a éste como respaldo último, éste es el primer principio. Tiene que serlo, pues, si no se retrotrajera a esto, el de Tito y su arco, perderían todo significado, pondríase el estado judío a la par con los demás pueblos, lo que no se puede admitir. Es decir, si dejamos el argumento de Tito, el de la legitimidad histórico-política solo, sin la religión, sin la TORÁH, quedaría la pretensión de los judíos al nivel de las pretensiones de los filisteos o de los amalecitas y en bastante peor estado, pues, aquéllos estaban ahí primero, ¿noooo? Claro, Dios le dio esa tierra a Abraham, como se lee en Génesis 15, 17, etc.; y, luego, al pueblo de Israel, como se ve en Éxodo y en Josué, etc. ¿Para qué entrar en detalles sobre algo que es indudable? Éste no es un hecho litigioso, cualquiera sabe que eso está ahí. Claro, el argumento bíblico se tiene que conjugar con el otro religioso, el del “Holocausto”.

Bueno, ahora habrá que responder a este argumento que es la piedra angular de todo el edificio, pues hasta los sufrimientos de los judíos toman, en su mente, un cariz religioso-mesiánico por su carácter de Pueblo Elegido, lo que viene de lo que se relata en la Biblia. No crean que no responderé a los otros argumentos, lo haré, como si fueran independientes, como si fueran justificaciones autónomas, pero, en verdad, si se cae este primer naipe, el edificio cae al vacío.

Vamos a comenzar.  La justificación bíblica en la boca de un pueblo que rechaza la Biblia por el Talmud como libro sagrado es demasiado “disingenuous”, digamos, taimada. Pero no discutamos esto. Todo el mundo sabe que ésta es la verdad, pero no importa, vamos a hacer de cuenta que esto no tiene ninguna relevancia, vamos a quedarnos con el argumento de Bibi, después de todo, estamos analizando su discurso.

Fíjense, en la Suma contra los gentiles, Santo Tomás no cita la Biblia. Cita a Aristóteles, a Platón , a Maimónides, a Avicena, a Averroes, a Porfirio, a Escoto Eriúgena, a Pseudo-Dionisio, al Corpus Iuris Civilis, a Alejandro de Afrodisias, a San Agustín, a San Juan Damasceno, a San Gerónimo, a Ptolomeo, a Galeno, etc. ¿Por qué? Porque, si vas a hablar con no creyentes, no puedes poner aquello a dónde querrías llegar: ¿cómo decirle a un ateo que tal cosa se basa en la autoridad de Dios? Un ejemplo: en la Suma Teológica (I, q. 32, a. 1), Santo Tomás, trata el tema de si el misterio de la Trinidad puede ser alcanzada por la sola razón; evidentemente (a pesar de lo que creían [y creen hoy] algunos cristianos con una formación intelectual que no es la mejor), este misterio es materia estricta de Revelación divina, decir otra cosa es dañar la fe, someterla a la irrisión de los gentiles, que piensan que nuestra Fe depende de argumentos no demostrativos y que no somos capaces de distinguir. Sin embargo, otros rasgos del asunto quedan a otro nivel muy diferente: el alma, su inmortalidad, la existencia de Dios, su infinitud, eternidad, unidad, que es creador y omnipotente, etc., se los conoce por la sola razón natural, mas hay “aspectos suyos” que no son cognoscibles más que por Fe, como el que sea un Dios Trino. Los misterios estrictamente de Fe, sin embargo, pueden MOSTRARSE como razonables, incluso, como lo más razonable. Ellos son, así, análogos, dice el Aquinate, de ciertas partes de la física teórica:

“La razón interviene de dos maneras para explicar algo. 1) Una, para demostrar suficientemente algún fundamento; como en las ciencias naturales prueba suficientemente que el movimiento del cielo mantiene siempre una velocidad uniforme. 2) Otra, no para demostrar suficientemente algún fundamento, sino para que, una vez demostrado, pruebe los efectos que le siguen; como, por ejemplo, en astrología, establecidos los excéntricos y los epiciclos, son explicables las manifestaciones del movimiento en el firmamento. Sin embargo, estas suposiciones no son pruebas demostrativas, ya que, establecida otra hipótesis, pueden darse otras explicaciones” (loc. cit).

Así, argumentar desde la Biblia sobre la Trinidad, sin la Fe y sin la aceptación de la existencia misma de Dios, o de la Revelación o de su posibilidad misma o de que la Biblia sea esa revelación [y no, por ejemplo, el Corán o los escritos védicos], es un completo exabrupto contra la racionalidad… ¡¡¡Y ESTAMOS HABLANDO DE PURA TEOLOGÍA!!!

¿Qué ocurrirá cuando pasemos a otros ámbitos? ¿Cómo hacemos para pasar a justificaciones históricas, políticas, de relaciones internacionales? Parece que habría que probarle a los ateos que Dios existe; a los politeístas, que es uno; a todos los no creyentes en la Biblia que se revela; a los mismos, que la Biblia es la Revelación auténtica; a los que crean en la revelación, pero que crean que la verdadera es otra, que la Biblia es la que es y las de ellos no. Ahí, entonces, en un foro internacional, podremos discutir si se puede citar la Biblia como justificación para cualquier cosa, digo, ésta o la otra. Pero, ¿la Biblia, entre gente que cree en ella como LA Palabra de Dios, es decir, para los cristianos, sustenta las pretensiones del estado judío?

B) La Biblia, antisemita, y Dios, antisemita, refutan las pretensiones de Bibi

Hoy en día, si uno dice que un judío tiene poder, uno es un antisemita; si dice que un judío cometió un delito, uno es un antisemita; si uno dice que tal acción del estado judío es mala, uno es un antisemita; si uno cuestiona tal parte del relato de tal historia que le interesa a los judíos, uno es un antisemita. En dos platos, no estamos en una situación normal, si hay cosas que académicamente no puedes preguntarte legítimamente, aún para confirmar tal o cual punto de la cuenta que se da de tales o cuales hecho o de tales justificaciones. Abe Foxman, de la liga anti-difamación judía (ADL) de los Estados Unidos, dice que es un antisemita el que diga que Hollywood es controlado por los judíos; claro Joel Stein, judío, no sólo dice que lo hacen, avasallantemente, sino que no decirlo es lo que es antisemita, quiero decir, contrario a los intereses de los judíos (http://articles.latimes.com/2008/dec/19/opinion/oe-stein19).

Bueno, ¿si uno lee a los profetas del antiguo Israel, tendrá que concluir que son antisemitas? La cantidad de insultos a la casi totalidad del pueblo de la Promesa [cumplida en Cristo] de parte de esos profetas es incesante. Y tiene causa más que justa, como no puede ser de otra manera, ya que vienen de la Justicia misma subsistente, que es Sabiduría misma subsistente. Lean el capítulo I del libro del profeta Isaías, el XX de Ezequiel, el libro entero de Jeremías; lean a Amós, a Oseas, al que ustedes quieran; lean a Moisés, cómo él mismo paso por la espada a una parte sustancial del pueblo, luego de bajar del Monte Horeb. ¿Qué, Moisés era un antisemita? Moisés hizo eso, luego de que Dios dijo que no destruiría al pueblo, por petición del propio Moisés.

Pero la profecía que más me importa es la de Daniel IX, que dice claramente que los judíos perderían la Tierra Santa y que el Templo sería destruido, POR TITO, y que JESÚS ES EL MESÍAS. Qué antisemita es el profeta Daniel: matarían a un príncipe UNGIDO (‘ungido’ es ‘cristo’, en griego; y ‘cristo’ es ‘mesías’, en hebreo) y, en castigo, Dios destruiría el Templo, usando de un “príncipe” de un pueblo extranjero (Tito, el general romano que destruyó el Templo, que luego llegó a emperador romano él mismo, al momento de su entrada en Jerusalén, era príncipe, pues su padre, Vespasiano, era el emperador), aunque, dice Daniel, no sería él, sino una catástrofe: Tito ordenó respetar el Templo, pero, no se sabe cómo, se prendió un fuego, en el tumulto de la entrada de las tropas, luego del asedio, y quedó, como dijo Jesús, derruido hasta sus cimientos, de modo que no quedó de él “piedra sobre piedra” (Mateo 24,2; Marcos 13,2; Lucas 21,6). Por esa profecía, la que sabemos que el Mesías ya tiene que haber venido o concluir que Dios es un mentiroso o la Biblia una fantasía. Como es una gran falsedad la tacha de la Biblia, el Mesías ya vino y, como Cristo es el ungido del que habla Daniel, no hay más que argumentar. Dice Tertuliano: Cristo vino, padeció el que no tuvo culpa alguna y fue destruida la ciudad santa, tal como dice el profeta, lo mismo que el santuario: ¿te parece poco, hermano judío? Como los profetas hablan de Cristo, cuando Él viene, se cierra la profecía y la visión, y quedan selladas, esto es, confirmadas, como dice Dan. IX. Después de Cristo, vino la destrucción del Templo y de ahí vino que no hubiera más sacrificios de la alianza antigua y temporal. Y, aparte, dice Tertuliano, se acabó el sacerdocio.

Pero queda todavía. En Ezequiel 8,5-9,11, se habla de la destrucción de Jerusalén por las infidelidades de los judíos; cuando se le reclama a dios si no dejaría nada, Él dice que ya estuvo bueno de los pecados de esa gente: de todos menos de unos pocos, que permanecieron fieles. En Deuteronomio 28,63-68, se dice claramente que la infidelidad de los hebreos produciría un destierro definitivo…

¿Entonces, la Biblia apoya las pretensiones de Bibi? No me digas, porque hace todo lo contrario. Dice que le daría la tierra a los hebreos; pero también dice que se la quitaría. En ella también hay muchas profecías de restauración, pero ellas se refieren a 2 cosas: a) a la restauración luego del Destierro babilónico; b) a la restauración de un Pueblo Nuevo, nacido del Ungido del que habla Daniel, con una Nueva Alianza, eterna, no sobre tablas de piedra, sino sobre el corazón (cfr. Jeremías 31,31).

2) “El emperador Tito era parte de la propaganda sionista”

What do you know? Imagínate eso, el destructor de la ciudad de Jerusalén terminó siendo arma propagandística. ¿Cómo fue eso? Bueno, ahora el estado judío, por boca de su representante legítimo [ojo, que estoy diciendo que lo es], lo está usando como ariete de los siglos, de la historia. A según, Tito y la Biblia estarían a favor de que los judíos ocuparan tierras de manera ilegal y de que le quitaran el status de internacional a Jerusalén y las posesiones más sagradas a los árabes, que las han tenido por mucho, mucho, mucho, mucho, tiempo. Claro, los judíos estuvieron ahí primero. A lo mejor, deberían también quedarse con el territorio iraquí, ya que Abraham salió de Ur de Caldea; o, como José fue primer ministro egipcio, a ellos les corresponde también ese país. O, quizás, aunque esto no convenga, podríamos recordar que ellos le arrebataron el territorio a otros pueblo, en época de Josué, los jueces y los reyes. O debería quedarse sólo con Judá, pues el reino del norte se separó del del sur en 932 antes de Cristo. O, probablemente, Francia tenga que suicidarse y decir que el territorio queda vacante para los antiguos galos, que todo lo que vino con los francos, de Clovis (Clodoveo) a Carlo Magno y los Capeto, etc., debe declararse nulo. Por supuesto, los Estados Unidos, Venezuela, Chile, todos los países sobre la tierra, los actuales, los pasados y los futuros, tienen que hacer eso, pues todos se formaron por migraciones, las cenizas de pueblos extintos, conquistas, colonias, etc.

A lo mejor, no. A lo mejor eso es lo humano; así opera la historia, no tiene otra manera, lo que nace en la historia perece en la historia… y de este modo. Ahí está el origen mismo de legitimidad y legalidad, etc. En la ley de la historia, que, dice Brownson, en The American Republic, es la LEY de la Providencia… Y, añadamos, siguiendo a este mismo autor, es la ley de la naturaleza humana, de carácter necesariamente político.

Así, pues, que esa justificación con Tito y, quizás, la Biblia como documento histórico, es espuria, inaceptable.

3) La Muralla China, las pirámides de Egipto

Bueno, la relación entre estas entidades operantes en la historia, con su soberanía sobre su territorio y los monumentos que haya en ese territorio no es la relación mística que pretende Netanyahú entre el “Monte del Templo” y el estado judío actual. Vamos a ponerlo claro: las estatuas de Rapa Nui-Isla de Pascua son chilenas, son las estatuas chilenas, porque esa isla es territorio sobre el que Chile ejerce soberanía, pero no de ningún otro modo. Igualmente, las pirámides egipcias no son de ESTE pueblo egipcio como lo eran del antiguo, pues no son lo mismo. El Egipto actual posee las pirámides, no en propiedad y no como patrimonio de la actual cultura musulmana, sino por soberanía territorial. Eso queda más que claro al recordar la quema por los musulmanes, en el siglo VII de la biblioteca de Alejandría, representante de una cultura que ya no era la del antiguo Egipto, mucho menos de la del posterior y que, para colmo, se para, como categoría histórica, entre aquél y éste…

¿Pueden los judíos actuales reclamar soberanía sobre la mezquita y sobre lo que tiene estatus internacional, decretado por la misma autoridad que creó el estado judío, exclusivamente judío, sin inmigrantes ni refugiados?

4) El llamado Holocausto

Si los judíos sufrieron persecución y muerte de parte de los nazis no es tema de discusión, es un hecho que no está en disputa, no es litigioso. Que llamen a eso “holocausto”, como los sacrificios de la ley mosaica ya es otra cosa. Quieren, al hacer eso, dar a ese tremendo problemón que tuvieron, en la guerra de Hitler hacia ellos, un significado mesiánico; y, me perdonan, no lo tiene, no lo puede tener y mucho menos por cosas como eso que inventó Moisés [Moritz] Hess en Rome und Jerusalem: que el pueblo judío es su propio mesías. Eso contraría el hecho de que ya el Mesías vino y contraría la obviedad que el Mesías sería un salvador extraordinario del pueblo, una persona singular, que salvaría al pequeño resto de Yahvéh y establecería esa Alianza Nueva que anunció el profeta Jeremías, entre otros.

Bueno, aparte de eso, pretender que los alemanes actuales paguen por el tal holocausto ya requiere de un esfuerzo de imaginación, algo como lo que inventa Goldhagen, que todo alemán era un willing executioner, un verdugo brioso de judíos. Pero, pretender que los palestinos paguen ya está más allá de lo razonable y discutible. Entonces, los ucranianos, que murieron en números mucho más altos en manos de Stalin y del judío Lazar Kaganovich deberían exigir que les dieran, no sé, algo que a ellos se les ocurra, Rusia, ya que sufrieron a manos de los rusos y el origen de esos dos países es común: la Rus de Kiev.

El llamado holocausto, el sufrimiento de los judíos en Alemania y los territorios ocupados por los nazis, durante el gobierno de Hitler no les da ningún derecho de soberanía sobre ninguna parte de la tierra. No hay pueblo alguno en la historia que haya esgrimido semejante justificación. Porque no es justificación, punto.

***

Conclusión y mi consejo jurídico a Bibi

Finalmente, una vez que ha quedado claro que estas razones que pretenden justificar la existencia del estado judío, su ocupación de territorios palestinos, su anexión del llamado “Monte del Templo” y del muro, son absolutamente espurias, este trabajo ha alcanzado su objetivo. Sin embargo, yo dije arriba que le iba a dar consejos jurídicos a Netanyahú, para mostrar mi amistad, no tanto a él, sino al pueblo judío. Primero que nada, tienen que dejar de estar dando esas justificaciones teológicas más absurdas cada una que la otra; que, para colmo, la mayoría de los sionistas no cree, pues, según dicen las encuestas, la mayoría de los habitantes judíos de Tierra Santa son secularistas, por eso es el estado más “gay friendly” y abortista del mundo; aparte de que citan la Biblia a la que no leen, siquiera. Después, busquen otras justificaciones, estudien filosofía política, historia, etc., sin esos prejuicios tan aberrados. El estado judío, hoy por hoy, es un hecho indudable, por lo que, de suyo, tiene justificación. Búsquenla, muy seguramente, yo aquí les he dado buenas pistas. Aunque no les voy a decir más, Netanyahú tiene que basar su pretensión sobre el “Monte” en la soberanía nacional. Ya les dije, no les diré cómo, trabajen, pónganse sobre bases nuevas, racionales. En la medida en que lo hagan, puede que empiecen a ver el mundo de manera cada vez más alejada de las locuras actuales, capaces de llevar al mundo a guerras tan absurdas como sus justificaciones y tan mortíferas como la irracionalidad que los mueva.

Anden, pásense al lado del logos, se acercarán, de nuevo, al bando del Logos Creador, que hizo el mundo con su logos… Se acercarán, de nuevo, a la Biblia; aunque se alejarán del Talmud. Eso no los dañará, se acercarán a su verdadera identidad, la de la verdadera Revelación, la verdadera Toráh. Hacer eso sería una victoria asombrosa. Sería meterse en la rebelión, la que necesitamos, la rebelión de la esencia, en estos tiempos de revolución y de guerras tan mortíferas e injustificadas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: