Kalós

Inicio » Actualidad » Dios tenga misericordia de Juanga

Dios tenga misericordia de Juanga

Con dotes innegables, se empleó en la promoción del mal

Juan Gabriel y Rocío Durcal, dúo de oro [foto de Últimas Noticias, Venezuela]

Juan Gabriel y Rocío Durcal, dúo de oro [foto de Últimas Noticias, Venezuela]

Contenido

El doctor Nathanson, rey de la muerte, y la misericordia de Dios

Juan Gabriel, luces y sombras

Una nota sobre mis hermanos y compatriotas venezolanos

El doctor Nathanson, rey de la muerte, y la misericordia de Dios

Yo recuerdo cuando se murió Bernard Nathanson. El doctor Nathanson fue el fundador de la NARAL, la National Abortion Rights Action League, la asociación que, en los términos del movimiento revolucionario anti-Dios y anti-hombre de Occidente, le puso el cascabel al gato: logró hacer legalizar el aborto en los Estados Unidos y, de ahí, para el mundo. El doctor Nathanson no estuvo solo, pero fue el principal de un trío fantástico, completado por Lawrence Lader y Betty Friedan. En la NARAL había otras personas, pero ellos eran los líderes. Nathanson llegó a ser llamado el Rey del Aborto…

Eso fue hasta que pudo ver que el embrión era una vida humana y que él estaba causando muerte y dolor. Cuando pudo verlo, se cambió radicalmente al otro lado y se volvió un campeón de la causa pro-vida; se hizo cristiano y, finalmente, en 1996, se bautizó católico. El doctor Nathanson se murió el 7 de marzo de 2011. Otro converso, también del judaísmo, Steven Mosher escribió un bonito artículo sobre el doctor Nathanson (https://www.pop.org/content/may-you-rest-peace-dr-nathanson). En él, Mosher, presidente del Population Research Institute, alaba a Nathanson y manifiesta su confianza en que Dios perdonaría a Nathanson por su responsabilidad directa en el asesinato de miles de personas e, indirecta, en el de miles de millones…

Claro, “donde hubo pecado, sobreabundó la gracia”, nos asegura el Espíritu, a través de su intermediario San Pablo (Romanos, 5,20). Eso es lo más importante: los pecados de Nathanson, inmensos como fueron, no eclipsarían la gracia de la Encarnación, la Muerte en Cruz y la Resurrección: los de todos los hombres de todos los tiempos, incluidos los de Hitler, los de Lenin, los de Stalin, los de Mao, los de los gringos e ingleses y los rusos al final de la Segunda Guerra Mundial, los de Chávez, los de Guzmán Blanco, los de Pol Pot, los de los capitalistas ingleses que, en el siglo XIX, generaron las tremendas matanzas por hambruna en la India y en Irlanda, las guerras del Opio en China y los desastres, around the world, los de los sionistas, los de los yihadistas de los siglos, desde Mahoma, los de todos los abortistas, no podrían agotar los méritos de Jesucristo; pero, aparte de eso, Nathanson, al ver el mal y el bien, no por la nube del pecado, sino desde la perspectiva de Dios, se dedicó con todo su ser, por décadas, al bien y eso salvó muchas vidas. Sin embargo, para mí, lo más importante del doctor Nathanson fue sus revelaciones del trabajo interior del movimiento pro-muerte, revolucionario, anti-Dios. El doctor vio cómo pasó de ser una vedette internacional, que salía en los periódicos, el cine, la radio y la televisión diariamente, a un completo ostracismo; y dio a conocer cómo los medios, en manos de los poderes, favorecen a la revolución y sus esbirros y cómo plantean falazmente el asunto como una lucha entre la ciencia y la libertad, contra el oscurantismo, la religión, la irracionalidad, la tiranía espiritual (el término favorito de Nietzsche, al menos, en Humano, demasiado humano)… Dios habrá tenido misericordia del doctor Nathanson, Steven… y eso sí que es una tremenda esperanza. Todo trata de la esperanza, en el hijo pródigo, en el amor infinito, en la parábola de los dos deudores, en el mandamiento del perdón sin fin y el del amor a todos, hasta a los enemigos… Frente a la infinitud en infinitas maneras y direcciones, en la infinita simplicidad, ante la inconcebible infinitud de Dios, la infinitud plana, de una dimensión, de nuestro pecado es insignificante. Nathanson se salvó, Hitler y Stalin podrían haberse salvado, de darse las condiciones, las que enseña la Fe, todos tenemos una oportunidad en la Misericordia, si nos acogemos a Ella, arrepintiéndonos de nuestros males… Juanga, también…

Juan Gabriel, luces y sombras

Juan Gabriel fue un cantante muy bueno, aparte de lo que se llama hoy por hoy un showman, un verdadero espectáculo viviente, que divirtió a muchos. Sus canciones fueron solaz y esparcimiento y disfrute de algo bello de varias generaciones de hispanos, a ambos lados del charco. El dúo con Rocío Dúrcal es de los mejores que se recuerden. México tiene una tremenda tradición de artistas del show business de primera línea: Pedro Vargas, Pedro Infante, Jorge Negrete y Luis Aguilar, los grandes Cantinflas y Chespirito, inigualables en el mapa del humor hispanoamericano y mundial, Emmanuel, Luis Miguel y los directores de cine, comenzando por Robert Rodríguez, Cuaron, etc. Juan Gabriel puede, sin dudas, contarse en esa gama de estrellas mexicanas, de un país tan importante como México, país de cristeros y de Vasconcelos. La Nueva España, gran virreinato, donde estuvo el gran Palafox, la casa de Sor Juan Inés y de tantas luces… cuna de la etnografía comparada, manantial de arqueología y antropología cultural. De ahí salen Juan Gabriel, Hasta que te conocí, Ya no tengo nada, Amor eterno, Te voy a olvidar, No me vuelvo a enamorar, Te pareces tanto a mí, la inolvidable Querida. Es casi imposible escribir estos nombres, si tienes 47 años y no llorar un poco por dentro, un día como hoy. Porque, además, se sabe que Juanga lanzó la carrera de muchos o le dio impulsos que no habían conocido. Ana Gabriel, Daniela Romo, Angélica María, el propio Luis Miguel. Fue un verdadero poder cuando yo era un niño y hasta mis años de la universidad, a principios de los 90. ¿Cómo olvidarlo?

Por supuesto que es impresionante la historia de este hombre, tan marcado por la desgracia, por el infortunio que cayó sobre su familia, cuando perdió a su figura paterna, por un trágico accidente que no fue mortal, sino que llevó a su padre a la locura. Toda circunstancia tiene que ser tomada en cuenta, se trata de los talentos que nos dio el Señor. Una familia numerosa y humilde, en los años 40, se queda sin el padre, qué tremendo infortunio…

Pero Juan Gabriel es un alma, un alma de hombre, sometido a la Providencia divina, como el doctor Nathanson, Santa Teresa, Hitler, Alejandro Magno, el bebé que está naciendo ahorita, el último mendigo de Nueva Deli o de Somalia, tú y yo; y Juanga está sometido a su misericordia. La fortuna y sus aptitudes naturales y un profesor amigo lo llevaron al estrellato… Pero desde su posición de prominencia lo que transmitió fue, aparte del solaz y la belleza que dije antes, una serie de modelos no tan felices. Juanga promovió la desviación sexual, posando como invertido y teniendo hijos extramaritales… Sin dudas, su gran prominencia sirvió de altavoz para estos escándalos públicos, para estos movimientos que sirvieron para “normalizar”, para dar una imagen de normalidad, a la perversión, para impulsar a la revolución que amenaza con aplastar a la humanidad de este primer cuarto del siglo XXI. Él fue, indudablemente, un instrumento de los enemigos de la humanidad…

DIOS TENGA MISERICORDIA DE ÉL…

Una nota sobre mis hermanos y compatriotas venezolanos

“La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizadas de las masas es un elemento importante en una democracia. Aquéllos que manipulan el mecanismo no visto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder director de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes son modeladas, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído”, el país de él, el de nosotros, el del al lado y parece que todos los del mundo, hoy en día. La frase es de Eddie Bernays, padre de las Relaciones Públicas contemporáneas, en su libro Propaganda

“La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizadas de las masas es un elemento importante en una democracia. Aquéllos que manipulan el mecanismo no visto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder director de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes son modeladas, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído”, el país de él, el de nosotros, el del al lado y parece que todos los del mundo, hoy en día. La frase es de Eddie Bernays, padre de las Relaciones Públicas contemporáneas, en su libro Propaganda. No sean borregos, no se dejen manipular impunemente…

En Venezuela se da un fenómeno muy curioso. Es verdad que es bastante universal hoy, pero, en este momento, voy a hacer como los papás, cuando regañan a sus hijos por alguna mala nota y ellos se defienden con que “todo el mundo raspó, papi”: “a mí no me importa todo el mundo, el único hijo mío en ese salón eres tú”. Ya sé, en Chile, muchos se ofenderían si yo criticara a Neruda por Estalinista, por propagandista y apologista del genocidio; y muchos otros se molestarían por que yo les dijera que Pinochet fue un malvado que puso a Chile a ser gobernado por intereses rockefellerianos, con Milton Friedman como operador… Pero no estoy hablando de Chile, estoy hablando de Venezuela. En Venezuela, cualquier porquería de persona se hace prominente por cualquier porquería de acción y se lo celebra por ser venezolano. Una desgraciada venezolana se lanza una escena de sexo explícito en un programa de televisión abierta en horario “todo público” en España, contrariando incluso la naturaleza del programa, y, como se hace “trending topic”, se habla de ella como una heroína nacional: “qué talento el de la tierra de Bolívar, ¿nooo?” Como si, para fornicar, hiciera falta algo más que tener los órganos que la naturaleza da a todos; y, para hacerlo en esas circunstancias, hiciera falta algo más que ser muy malvado, sin paliativo alguno. Es bueno reconocer logros de los compatriotas, pero hay que asegurarse de que sean logros. Mientras tanto, para colmo, pasamos todo el día diciendo que el país es una porquería, que “nada sirve para nada” y que, si no funciona, se entiende, porque es venezolano. Ve a imaginarte cómo fue que el que dijo que iba a destruir toda esa basura llegó a presidente, sobre todo con la inmoralidad que mostró desde chiquito…

Igualmente, como de manera correspondiente a lo anterior, los venezolanos celebran el éxito, celebran a Bachelet; celebran a Jobs; celebran a Obama; celebran a éste y a aquél. Las dos condiciones negativas son que no sea asociado de Chávez y que no sea criticado por los medios de comunicación gringos. Por ahí, con esa falta de criterio, se aplaude y se promueve toda forma de comunismo y de sinvergüenzura y de actitudes anti-cívicas, antihumanas, anti-Dios, anti-cristianas, anti-venezolanas, anti-hispanas y demás cosas contrarias a su interés y a la decencia… y favorables a la tiranía que los aplasta… Hoy es una de ensalzar a Juanga, como si fuera un prócer de la patria, como si fuera un héroe digno del Panteón, como si le debiéramos el tributo de los santos y los héroes… Y osa decir que no estás de acuerdo: serás linchado, te caerán en cayapa, serás relegado al ostracismo, serás un paria en tu propia casa, en casa de tus padres, un proscrito sin defensa, que merece sólo ser enterrado en vida, ser convertido, como decía Chávez, en polvo cósmico y ser borrado de la historia, con todo y el registro de tu nacimiento en la jefatura civil…

No me ataquen, sólo digo que Juanga merece que recemos por él, por que Dios tenga misericordia de sus más que evidentes pecados, de los pecados de los que hacía pública gala… Jesús dijo que al que escandalice a un niño más le valdría que lo lanzaran con una piedra de molino amarrada al cuello al río. Juan Gabriel fue uno que escandalizó, a niños y adultos, uno que ayudó a cambiar, a destruir, a la cultura. Que Dios lo perdone. Les pido que recen, todos lo necesitamos… Que brille para él la Luz perpetua…

***

Reconocer la verdad sobre nuestra condición pecadora y nuestra mortalidad y la Justicia divina, el Juicio Tremendo, así como la necesidad de rezar por los fallecidos, aunque sean artistas que admiramos [nunca idolatramos] es rebelión de la esencia. REBELIÓN NECESARIA, EN ESTOS TIEMPOS DE REVOLUCIÓN, ESTOS TIEMPOS, EN QUE MURIÓ JUAN GABRIEL…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: