Kalós

Inicio » Actualidad » La ofensiva contra la Iglesia con la lanza de la pedofilia

La ofensiva contra la Iglesia con la lanza de la pedofilia

Los demonios de Dostoievsky dan la nota: empantana, que eso destruye

Demonios de Dostoievsky, manual de acción revolucionaria; libro profético sobre el destino de los demonios

Demonios de Dostoievsky, manual de acción revolucionaria, manual para aprender a enfrentar la revolución; libro profético sobre el destino de los demonios

Cuando Francisco iba de México a Roma, le salió el periodista con el ataque típico: los curas abusadores. Habla en plural, nótese. Cuando pasa a describir su caso, sale con lo típico, Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo. Entonces, será “el cura abusador”, en singular. Ya está bueno de la manipulación.

La cosa llega a niveles inauditos. La cantidad de casos fabricados, enlatados, sólo para empantanar es abrumadora. En los Estados Unidos, se ha hecho una costumbre tan arraigada que se dan todos los elementos típicos de sociedades normales. Hay abogados que viven de buscar víctimas, verdaderas y ficticias, para demandar a la Iglesia. Las diócesis ya tienen políticas establecidas de arreglo extrajudicial, aún para casos falsos, pues los juicios son más caros que el acuerdo. Y un largo ETCÉTERA. Así, para poner el botón de la muestra proverbial, les traigo este caso. Un obispo australiano, Max Davis, antiguo obispo de las fuerzas armadas de ese país, es acusado por abuso a 4 estudiantes, hace 46 [CUARENTISÉIS] años, cuando daba clase en una universidad benedictina (tengan esto plenamente en cuenta: ahí él mismo era un venteañero). El caso era ridículo, pero la Iglesia tiene que ser perseguida, te ganas óscares, como la gente de la película Spotlight, si lo haces: el caso va a juicio. El juicio dura nada y el jurado, en tiempo corto, concluye lo inevitable: inocente. Pero, hermanos, el daño está hecho, su reputación manchada, la Iglesia puesta un poco más, en tela de juicio (vid. https://gloria.tv/video/8x3QwR44Z5k)

Es el programa de Piotr Stepánovich Verjovenskii, el demonio mayor de Dostoievsky: “cada sección actuante [de la red extendida por toda la sociedad] hará prosélitos y, extendiéndose en otras secciones análogas hasta el infinito, tiene por misión la de, mediante una propaganda sistemática delatora, minar continuamente la autoridad de los poderes locales, engendrar la duda en los vecinos, fomentar el cinismo y el escándalo, la incredulidad absoluta en todas las cosas, el ansia de mejora y, finalmente, provocando incendios como medio popular por excelencia, lanzar una región, en el momento indicado, si es preciso, incluso a la desesperación” (Demonios, III, IV).

Es, en un párrafo, el trámite de toda la historia. La revolución necesita empantanar, en eso consiste todo: “mientras peor, mejor”. Se trata de algo que Chávez nos enseñó mucho a los venezolanos: conspirar, guerra asimétrica, guerra de tercera generación y, SOBRE TODO, GUERRA PSICOLÓGICA: MIENTE QUE ALGO QUEDA, CAUSA MIEDOS INFUNDADOS, ESPERANZAS, HAZ QUE EL OTRO HABLE, QUE SE ARREPIENTA, HAZ QUE PAREZCA QUE COMETISTE MUCHOS ERRORES, QUE EL ENEMIGO SE EXCUSE DE COSAS PERFECTAMENTE NORMALES, QUE SE LO CONSIDERE CULPABLE DE TUS DELITOS, ETC…

¿Quieren pruebas del carácter literalmente demoníaco de todo esto? Tienes la mentira, tan propiedad del padre de la mentira. Pero hay mucho más: la hipocresía: los grupos homosexualistas andan por el mundo buscando que se apruebe el polyamori, el incesto, LA PEDERASTIA, la zoofilia, la necrofilia y pare de contar; ¿Y VAN A PONER EL GRITO EN EL CIELO POR UN PUÑADO DE CURAS PEDÓFILOS? La GLAAD gringa (la asociación de homosexuales) tuvo hasta los 90 a la NAMBLA (North American Man-Boy Love Association) y al partido de los pedófilos de Holanda entre sus afiliados. Los homosexuales chilenos piden que se baje la edad del consenso para el sexo homosexual a los 14 años. Y la lista sigue y sigue…

Pero, si el plan de Stepánovich es el trámite, falta el sentido del libro. El gran escritor ruso lo puso bien claro, en boca del desgraciado papá de Piotr, Stepan Verjovenskii. Los demonios, llevados por su maldad, salen del pobre muchacho al que atormentaban, se lanzan sobre los cochinos y se ahogan en el mar, luego de lanzarlos por el acantilado (cfr. Lucas 8,32-36; Demonios III, VII). Cuentas tendrán que dar y, sin dudas, en su maldad, serán como lo describe el genio ruso…

Ese sentido, en el mismo pasaje de la obra inmortal, se completa con los que no hicieron nada por evitar el mal, por los que fueron conniventes con él, los que callaron, aquéllos que describe Santa Catalina: “por el silencio de los buenos, el mundo está podrido”… No seamos como lo describe Dostoievsky, citando el Apocalipsis, no seamos TIBIOS, pues: “porque no eres tibio ni caliente, mas, porque eres tibio, estoy para vomitarte de mi Boca” (Apocalipsis 3,16). Tenemos que rebelarnos. Tenemos que desenmascarar el mal y sus medios, ya puestos a la luz, muchas veces, por los grandes hombres del pasado. Tenemos que encendernos en deseos de servir, haciendo el bien y combatiendo al mal. TENEMOS QUE UNIRNOS A LA REBELIÓN, LA QUE HACE FALTA, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: