Kalós

Inicio » 2016 » enero

Monthly Archives: enero 2016

Anuncios

El sistema de la plutocracia: los bancos centrales privados, la “Fed”

Y cómo el ataque a la Iglesia es una pugna por el derecho a la usura

Con la Inquisición, uno de los más prominentes enemigos históricos de los banqueros plutócratas

Con la Inquisición, uno de los más prominentes enemigos históricos de los banqueros plutócratas

Les dejo un video, en inglés, con subtítulos en castellano, en español [revisa que tengas los subtítulos encendidos en tu youtube]. Ésta es la historia de la creación de la Fed, el Sistema de Reserva Federal, gringo, de cómo los banqueros y los plutócratas mundiales manipularon todo, para hacerse del poder sobre todos, hasta el punto de la perversión actual, no sólo en finanzas, sino en todos los ámbitos, empezando por la estética (ellos pagan por el arte, por quién exhibe y quién no), el sexo y la familia, las noticias, el entretenimiento. Terminando en quién puede, siquiera, asomar la cabeza en el panorama político en todos los países del mundo. Ellos deciden quién puede ser candidato, quién saca votos, quién puede salir en las noticias, quién puede ser estrella de cine. Y todo empezó con una crisis financiera, en 1907 (empezó antes, pero éste es un suceso central,, pues les permitió tomar, desde allá hasta aquí, al país más poderoso del mundo) que usaron para manipular, con sus caudales infinitos y sus conexiones internacionales, al congreso de los Estados Unidos. Estamos hablando de Rockefeller y JP Morgan, de Rothschild, Warbugh, Kuhn-Loeb, Jacob Schiff (financista neoyorkino, de Kuhn and Loeb, de Rothschild, de la revolución bolchevique), de City Bank y de Chase Manhattan. Financiaron a Hitler y a Lenin y a Stalin. Diseñaron a la Unión Europea, en su versión atea, anticristiana. Financian el sionismo y la “Guerra contra el terror”, la guerra fantasma interminable… Hicieron negocio con Chávez, financian a la China comunista del más salvaje “crony capitalism” (capitalismo clientelar)… Tumbaron a Gadafi y a Mubarak y a Saddam. Se han propuesto derribar el sistema bancario islamista, coránico, sin intereses y sin su participación privada (fuera de la influencia wahabita, de Arabia Saudita, agente principal de la Tiranía Mundial en el mundo musulmán). Pagan a universidades y laboratorios médicos, deciden el curso de la medicina, de las enfermedades y de las investigaciones políticas, económicas, lingüísticas, filosóficas, arqueológicas. Establecen la corrección política. Es un asunto de poder (Wall Street, capitalismo puro: dinero para borregos, poder para astutos).

Crearon el Council on Foreign Relations, para secuestrar la política exterior gringa, manejan Planned Parenthood y USAid, hacen aprobar el aborto y la homosexualidad y la esterilizaciones forzosas en todo el mundo: quieren decidir cuántos habitantes tenga la Tierra…

(más…)

Anuncios

La descripción del Derecho y la interpretación, aplicación y determinación normativas en la Teoría Pura

La “Pirámide de Kelsen” en acción

La famosa "pirámide de Kelsen". En realidad, no representa sino el "aspecto estático" del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad... Y no dice nada de los problemas fundamentales de interpretación y aplicación...

La famosa “pirámide de Kelsen”. En realidad, no representa sino el “aspecto estático” del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad… Y no dice nada de los problemas fundamentales de interpretación y aplicación…

Como consecuencia de todo lo expuesto en los artículos anteriores de esta serie [véase la totalidad de los mismos, publicados en este orden: Hans Kelsen, positivista: ser vs deber; voluntad de poder y derechoReducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (I), Reducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (II), Los fundamentos políticos de la Teoría pura del derecho de Hans Kelsen], Kelsen dedica su actividad “científica”, en la Teoría pura del derecho[i], a describir el derecho, es decir, según él, el “sistema” jurídico, el conjunto de las normas positivas; y la descripción realizada está en perfecta consonancia con los fundamentos asentados.

En primer lugar, el ordenamiento positivo constituye una estructura jerárquica (147-161), en la que la norma más alta y fundamental es, fuera de la hipótesis básica, la Constitución (147-148).  Conforme a ella, en primer lugar, el derecho regula su propia creación (147,1), pues se da una subordinación de normas, que, como se dijo en el artículo Reducción del derecho a ciencia, II [vínculo copiado arriba], sección segunda de la primera parte [La univocidad del objeto de la ciencia jurídica], adquiere unidad de orden por reducción de cada norma a su superior, hasta que la Constitución se reduce a la norma fundamental (147,1). De aquí que la Constitución se defina como la norma que regula a los órganos que crean normas y prescribe ciertos contenidos (147,2-148,1).

Entre tanto, la Ley determina los órganos y procedimientos y el contenido mismo de las normas individuales, que han de ser dictadas por las autoridades judiciales y administrativas, por ello, pertenecen al derecho formal y material. La Constitución se ocupa poco o nada de los contenidos, se concentra en lo formal; mientras que la Ley determina los contenidos de las normas inferiores y se ocupa también de lo formal (149,2).

Las sentencias crean normas, porque la relación entre el hecho ilícito y la Ley es abstracta y general, mientras que en la sentencia se comprueba su existencia y se aplica una sanción (152,1-2). Lo mismo sucede con la Administración y sus actos (152,3-153,2). Sin embargo, a estas razones por las que la jurisdicción y la Administración crean normas, hay que añadir algo que se verá más abajo: la interpretación, al final, busca “aplicar” la norma legal, pero, en perfecta coherencia con los fundamentos metafísicos y antropológicos, sobre la base de un voluntarismo irracional.

Mas se ha de recordar que, en realidad, el último eslabón de la “pirámide”, de la jerarquía, no es una norma del derecho nacional, sino el derecho internacional; y la norma fundamental es la que sustenta a éste, que luego sustenta a los distintos derechos nacionales. La norma fundamental “absoluta” es, por tanto, la del derecho internacional; las de los derechos nacionales son simplemente normas fundamentales “relativas” (206,1).

Pasemos ahora al tema de la aplicación y creación del derecho. En primer lugar, ha de tenerse en cuenta que las normas inferiores son aplicación de las superiores y, al aplicar, éstas se crean normas nuevas. Así, toda aplicación crea, menos la última, la de los actos directamente coactivos; toda creación aplica, menos la primera, la de la norma fundamental.

(más…)

El Político de Platón como punto de partida: breve análisis crítico

El Rey Filósofo, Bien Común, el Mito de los ciclos cósmicos y más

Los clásicos, los hombres que pusieron las bases, en la esencia misma de la realidad, para la elevación y la profundización, hasta la plenitud de la razón, en su contemplación de la realidad

Los clásicos, los hombres que pusieron las bases, en la esencia misma de la realidad, para la elevación y la profundización, hasta la plenitud de la razón, en su contemplación de la realidad

Contenido

1.- Análisis del diálogo

1.A.- Político verdadero o rey filósofo

1.B.- La ocupación del político: el Bien Común

1.C.- Bien Común, legalidad, prudencia y diversidad de regímenes

II.1.D.- Sabiduría, crisis y regímenes falsos

2.- Saldo del estudio a El Político

2.A- Carencias de El Político como modelo de estudio de la autoridad

2.B- Verdades que han de destacarse

3- Epílogo: más allá de El Político, puntos centrales a ser estudiados y que no entran en la consideración de esta obra; y puntos centrales en los que la misma es punto de partida de la investigación

 

Un estudio sobre la autoridad política en el autor Ateniense puede centrarse en el diálogo cuyo comentario emprendo, mas es necesario tener en cuenta que el mismo es parte de una estructura superior, que comienza en El Sofista. Es más, este diálogo es parte de una trilogía de la que el Teeteto es la primera parte[i]. Sin embargo, el presente artículo trata sobre la temática de la que habla El Político; sin olvidar su carácter de texto parcial.

Por otra parte, las intenciones de Platón deben completarse revisando otras obras, como La República, Leyes, Fedón e, incluso, la Política de Aristóteles, sin pretender un estudio completo del tema en la filosofía del Ateniense, pues no es ése el objeto de este artículo.

En lo que se refiere a esta obra, en primer lugar, se realizará su análisis; en segundo, se observarán carencias que el mismo presenta como una visión de la autoridad política; y, por último, se tratarán de obtener las enseñanzas pertinentes como punto de partida para el estudio que podría realizarse en una escala mayor, en una tesis en filosofía política.

1.- Análisis del diálogo

El análisis tiene que empezar con la ubicación precisa del diálogo dentro de la trilogía referida, pues de ese modo serán claras las intenciones de Platón, así como sus deseos de esconder ciertos aspectos de la doctrina contenida en el mismo. Igualmente, este análisis requiere de la precisa definición del hombre de estado por excelencia en la concepción del autor, ya descrito en La República, aunque bajo otra óptica. Y, por último, se debe ver el papel en la sociedad política en la que vive y sus relaciones con el pasado de la comunidad, así como con su futuro; lo que equivale a la comparación de el político con los otros tipos de personas que ocuparán puestos de responsabilidad y de gobierno en la comunidad, pero en ausencia de aquél.

1.A.- Político verdadero o rey filósofo

En la casa del filósofo Euclides, en Megara, éste y Terpsión, hablan sobre Teeteto, quien ha emprendido la vuelta a Atenas, herido en la batalla de Corinto y grave por la disentería; el anfitrión cuenta que ha pedido al ateniense que se quede en Megara para curar sus heridas, pero éste no accede a ese pedido. Euclides recuerda la predicción que Sócrates ha hecho sobre la vida del joven Teeteto poco antes de la muerte del gran maestro. También había transcrito una conversación filosófica a la que atribuye gran importancia, tal como le fue reportada por el propio Sócrates y le pide a un esclavo que le traiga el rollo y se lo lea a él y a su amigo. Esos apuntes de Euclides constituyen tres diálogos: Teeteto, El Sofista y El Político[ii]. En las respectivas conversaciones, que tienen lugar en días sucesivos (en el primero, Teeteto y, en el segundo, El Sofista y El Político), se anuncia que el plan es tener estas charlas junto con una cuarta[iii], que nunca ocurre. La razón de ello no está en la falta de tiempo, el olvido o alguna otra carencia. En realidad, no se omite estudiar al filósofo, ya que, en El Sofista y en El Político, queda definido este personaje de “linaje divino”[iv]. El filósofo es, entonces, aquel personaje del que el sofista es una mala imitación y el verdadero político que, algunas veces y por fortuna, “vigilan desde su altura la vida de los hombres”[v].

Eric Voegelin apunta que, mediante la forma literaria del diálogo, Platón busca crear distancia entre las opiniones vertidas en estas obras, en especial en El Político, y su propia persona; lo que agudiza por el uso de cambios en el personaje principal de cada uno de los diálogos. Más aún, puesto que presenta los diálogos como meros reportes de conversaciones pasadas de otras personas, se separa todavía un grado más de dichas opiniones y doctrinas[vi]. Platón tiene plenamente en cuenta el peligro de la situación de un filósofo con sus posturas, especialmente a raíz del destino que tuvo su maestro[vii]. Según el comentarista alemán, “el golfo entre el condenado orden público [habría que decir, pues Platón así lo habría hecho, ‘desorden público’] y los representantes del espíritu se ha hecho insalvable”[viii]. En realidad, como se verá, el propio Platón no ha perdido la esperanza del todo, aunque está convencido de que sólo algo análogo a un milagro podría salvar la situación.

El Ateniense dirá en qué podría consistir ese hecho extraordinario y la parte en la que más directamente alude a él es en el mito de los ciclos cósmicos, como se verá también. Ahora interesa anotar que, si el autor expresa su esperanza de manera directa sólo por un medio tan oscuro y diseñado para oscurecer, es porque sabe el peligro que representa para él el sostener como único recurso para la salvación de la polis helénica lo que presenta en esta obra.

A pesar de la inmensa crisis que aqueja a la polis, Platón no considera que haya que abandonarla, no obstante que él sufra por la maraña de falsedades y maldades que se han entrelazado en ella y que, por lo mismo, sus mejores hombres tienen que retraerse o morir a manos de los malvados, como Sócrates. Sobre este particular, como se adelantó arriba, Platón es oscuro como nunca antes, pero una lectura detenida de los dos diálogos gemelos, a saber, El Sofista y El Político, revela sus intenciones. Mas el punto culminante de la exposición es el mito de los ciclos cósmicos[ix].

Éste es, en resumidas cuentas, el tenor literal de este mito. El mundo es compuesto por el Demiurgo y de Él recibe inteligencia. Mas, en un tiempo, Cronos gobernó el mundo y éste seguía el curso que le daba el dios. Mas, en su oportunidad, el mundo es dejado a su propio movimiento; y, por imitar a la naturaleza divina que lo produjo, puesto que no puede ser eterno como ella, se mueve de la manera más perfecta: circularmente y de manera retrógrada, tratando de volver a su origen; he ahí, pues, el origen de los ciclos cósmicos. En una etapa, es conducido hacia delante por el gobierno de una divinidad encargada de ello; en la siguiente es dejado a su capacidad motriz, que lo hace retroceder. Cada vez que se produce un cambio de sentido en el movimiento cósmico, se producen grandes cataclismos, que prácticamente arrasan con la vida. Cuando va en un sentido, los animales nacen, envejecen, mueren y vuelven a la tierra; cuando va en el opuesto, todo lo temporal se desarrolla de manera inversa.

En una etapa anterior, la era de Cronos, todo el mundo era gobernado por divinidades, parte por parte, e incluso los ganados tenían como cuidadores a genios encargados de ello, los cuales proveían de todo lo necesario a los rebaños que tenían a su cuidado. Así, no podía haber entre los seres vivos guerras ni querellas de ninguna clase. Los hombres eran apacentados por la divinidad principal, que era su pastor, “a la manera en que hoy en día los hombres, raza más divina, apacientan a otras razas animales, que les son inferiores”[x]; por eso, no necesitaban trabajar para vivir. Igualmente, bajo el gobierno del dios, no se necesitaban constituciones, leyes, poseer a las mujeres o los hijos, ya que no había procreación. Si esa vida era mejor o peor que la de la siguiente era, en la que vivían Platón y los personajes de sus diálogos, la de Zeus, dependía de si en esa época las personas filosofaban o no, si podían realizar el bien que constituye la felicidad, el bien y la verdad más altos o sólo se conformaban con las fabulas con las que suelen conformarse. Pero sobre este punto los mitos no dicen nada.

(más…)

Las amistades de Francisco, los talmudianos

Mientras, el Talmud dice que Jesús fue un mago maldito, hijo de una “alegre”

Francisco con sus amigos. De primero, de izquierda a derecha David de Rothschild, actual jerarca de la famosa familia, presidente del World Jewish Council

Francisco con sus amigos. De primero, de izquierda a derecha David de Rothschild, actual jerarca de la famosa familia, presidente del World Jewish Council

Contenido

El nuevo magisterio de la paz con todos, de la Misericordia, de los excomulgados por no estar abiertos a las sorpresas del dios del efecto Francisco

Quiénes son los judíos, los talmudianos: el Talmud Vs. el profeta Daniel

Los judíos de la era del diálogo ecuménico, cuando todos nos agarramos de las manos y le pegan 15 ó 20 bombazos a un país por aquí y otro por allá

Francisco contra la Tradición, la historia y la decencia: nada más fácil que refutarlo

Conclusión: por el Amor infinito, con San Roberto Belarmino, nos hacemos los sordos: a convertir judíos


El nuevo magisterio de la paz con todos, de la Misericordia, de los excomulgados por no estar abiertos a las sorpresas del dios del efecto Francisco

El domingo, Francisco visitó la gran sinagoga de Roma. Esa visita ha sido una tremenda iluminación para muchos. El 10 de diciembre, Kurt Koch, un señor mayor que se supone es cardenal de la Iglesia Católica, quien preside la Comisión para las relaciones religiosas con el judaísmo (lo mismo que el diálogo ecuménico con las sectas cristianas), presentó, con otras personalidades, un documento, como dicen los periodistas deportivos, “histórico”. Sí, una comisión de la Iglesia Católica venía a decir en cuatro palabras que Cristo vino para nada, que los judíos se salvan sin Jesús, que su Alianza (a pesar de consistir en una Promesa que ya está cumplida en Jesucristo) es irrevocable, que ellos tienen una interpretación válida de la Biblia (http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/relations-jews-docs/rc_pc_chrstuni_doc_20151210_ebraismo-nostra-aetate_sp.html), al lado de la auténtica, garantizada por el Espíritu Santo (Juan 16,14), que sería válido rechazar a Cristo. Se trata de esto, los autores del documento dicen que eso no es Magisterio de la Iglesia, sino una mera reflexión; entonces, viniendo de un altísimo oficial del Vaticano, de la denostada por Franc Curia de de Franc, la gente queda con la incógnita de cuál será el valor del mismo. Francisco, la causa de “El Efecto”, ilumina, como dije, despeja todas las dudas y lo hace desde su “cátedra”, en la sinagoga de Roma: “señaló el documento publicado el mes pasado, el 10 de diciembre de 2015, por la Comisión para las relaciones religiosas con el judaísmo”, como algo que él suscribe, como trabajo válido para andar el camino hacia la resolución de los puntos teológicos relevantes en el diálogo con los judíos, a partir de Nostra Aetate. O sea, parece que el domingo, Franckie convirtió el tal documento en Magisterio Ordinario del papa.

Esto es de vital importancia. Hace días, hubo en Roma un impasse entre Sánchez Sorondo, otro señor, argentino, comunista él, de la denostada Curia, jefe de las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales, y unos provida de Estados Unidos y la gente del Acton Institute: se liaron en una controversia sobre si las barrabasadas anticientíficas procomunistas y protiranía mundial de la Laudato si eran magisterio de la Iglesia (https://www.lifesitenews.com/news/vatican-bishop-popes-view-on-global-warming-is-as-authoritative-as-the-cond). Sánchez Sorondo sostenía con fuerza la tesis positiva, todo lo que diga el Papa es magisterio, así sea ordinario, así sea una estupidez… No se preocupen, claro que no es, pero el asunto llega a otros niveles cuando tenemos a monseñor Fisichella, el ateo, otro miembro de la curia denostada, arzobispo, presidente de la Comisión papal para la Nueva Evangelización, cuando tenemos a este señor diciendo, en la apertura del “año de la misericordia” que, quien critique al papa, a Franckie, está excomulgado (https://www.lifesitenews.com/opinion/papal-critics-threatened-with-excommunication-as-year-of-mercy-begins). Tenemos eso, el Magisterio, manejado por sus enemigos [del Magisterio] más importantes de la historia, no porque sean gran cosa, sino por el lugar en el que se hallan. La relación entre barrabasadas curiales y el “magisterio” franc-cis-cónico toma estos esquemas: puede Franc hablar primero y ser seguido de sus esbirros, como cuando viene y dice a una mujer, en una casa de protestantes luteranos, que puede ir a comulgar, que él no tiene nada que decir sobre eso, que las disputas teológicas son asunto de esos fastidiosos teólogos (¿Por qué la cantinflada? Porque la doctrina es la nada). Entonces viene el inefable Koch, el inefable ya nombrado, al que le importa un pito el principio de no contradicción, y saca una liturgia de acción de gracias por Lutero, por todo lo que le dio a la Iglesia, que tiene que pedir perdón, como Francisco, por haber tenido tantos santos fieles, ha debido, al parecer, lanzarse a todas las herejías y al genocidio, a la corrupción sexual, a insultar a Dios, etc., como lo hizo el monjecito con problemas de ansiedad sobre su salvación y su carácter pecaminoso (http://rorate-caeli.blogspot.com/2016/01/important-lutheran-world-federation.html). Pero la relación puede ser inversa, viene uno de sus secuaces, lanza la barrabasada y Francisco la respalda y le da el “sello magisterial”, como en el caso de marras, lo de los judíos.

(más…)

Sobre el mito del socialista que vestía capitalista, comía capitalista, licuaba…

La verdad es que la ideología efectiva era MATERIALISTA

El mito en un meme

El mito en un meme

Yo puedo ser total, completa y absolutamente anti-comunista, pero el meme es falso. Los zapatos y el smart phone son hechos en China, como los electrodomésticos, por empresas gringas y europeas, que, en realidad, viven del “crony capitalism” y no tienen madre.

Hollywood no es nada capitalista y, es más, mayormente, es comunista. Vean a Bert Schneider y Warren Beatty en la entrega del Oscar en el 75, la película Reds, de Beatty, del 81. Vean a Oliver Stone o la película sobre Sarah Palin, la de Julianne Moore; vean Avatar o Titanic. Consideren quién es David Geffen, el hombre más rico de Hollywood. Vean la película Agente Internacional. Lo del mismo sucede con el rock, será gringo-británico, pero no es nada capitalista, de hecho, toda su idea, desde Albert Grossman y demás es revolucionaria; de hecho, todo el movimiento que llegó hasta él, salió del comité central del partido comunista ruso en 1927 sin contar que es una pieza de la revolución de los 60, la de Reich, Marcusse, Sartre, Beauvois, Sanger: puro comunista… Hay que dejarse de esto de capitalista-comunista; si algo debíamos haber aprendido de estos últimos 25 años y del boom de China es que eso de capitalismo-comunismo, como dijo 100 años antes León XIII (Rerum Novarum), no es una verdadera dicotomía.

i-stand-guilty-and-im-proud-of-it-david-rockerfeller

Algunos hasta creen que somos parte de una camarilla secreta trabajando contra los mejores intereses de los Estados Unidos, caracterizando a mi familia y a mí como “internacionalistas” y [nos acusan] de conspirar con otros de todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada –un NUEVO MUNDO, si lo deseas–. Si ese es el cargo, entonces yo me declaro culpable y estoy orgulloso de ello.

Es más, para los aspirantes actuales a tiranos mundiales, desde David Rockefeller, al menos, el modelo es la China comunista-capitalista; como, por otra parte, hizo saber su agente, en los asuntos climáticos de la ONU, Christiana Figueres, en todo el proceso ecologista del año pasado.

(más…)

Tiempos de conspiración… y ejecución

Experimentos con radiación, alucinógenos, guerras de defensa del tráfico de drogas: nuestro tiempo…

Wasson, en la portada de Life, parte de la operación MK-Ultra y el lanzamiento de la contra-cultura, por parte de la CIA misma

Wasson, en la portada de Life, promoviendo hongos alucinógenos parte de la operación MK-Ultra y el lanzamiento de la contra-cultura, por parte de la CIA misma

Consideren a los Plutonium Files, los experimentos científicos que realizaron el gobierno gringo, el del estado de Massachusetts, universidades como MIT, Quaker Oat Meals, etc. que realizaron en seres humanos, para precisar los efectos de la radiación… Consideren el MK-Ultra, los experimentos de la CIA con drogas alucinógenas, LSD, etc., durante décadas, descubiertos en los 80, que, por cierto, ayudaron (mínimo) a lanzar la contracultura y la revolución  Sex, Drugs and Rock and Roll de los 60 y 70, hasta hoy. Consideren que Gordon Wasson era empleado de Rockefeller y agente de la CIA cuando sus acciones para lanzar, vía Time Magazine, otro órgano de la CIA, de Henry Luce, para lanzar la contra cultura y todo el asunto de las drogas y los hippies, que tuvo relaciones intensas con Allan Ginsberg y los demás beats. Consideren el caso Irán-Contras, que Gary Webb demostró que era asunto de tráfico de drogas por parte de la CIA, en los 80 y los 90. Vean cómo creció el tráfico de heroína en el mundo, luego de la guerra de Vietnam (vean la película Ganster Americano); y cómo creció luego de la invasión a Afganistán. Vean a William Jefferson Clinton admitiendo el asunto de los Plutonium Files; a John Kerry, admitiendo lo de las drogas del Irán-Contras; vean los millones que tuvieron que pagarle los responsables, en 1998, a las víctimas de la ingestión de Plutonio. Vean la masacre de Benghazi perpetrada por Hillary Clinton. Vean la masacre de Timor Oriental, perpetrada por los indonesios, pero apoyada por gringos y británicos. Vean que la llamada “bomba de Nagazaki” cayó, oh casualidad, en Urakami, el suburbio donde estaban la comunidad y la catedral católicas más grandes de Asia. Vean, ¡¡¡caramba!!!, las guerras del opio: los ingleses querían tener un imperio comercial-político mundial y el país más grande del mundo se rehusó a participar; lo que llevó a las maravillas padres del capitalismo a meter droga de contrabando al país, desde la India; cuando China trató de defenderse, Inglaterra, EUA, Francia, Rusia, le hicieron, no 1, no 2, TRES GUERRAS, para defender su tráfico hermoso. Vean a Al-Qaeda creado por los gringos en los 70, los muyajidín de Afganistán, formados con el apoyo de los wahabitas saudíes, luchando contra la URSS en los 80, en Yugoslavia, en los 90, en Chechenia y Ucrania y Siria, en los 2000 y 2010… Vean cómo han admitido y se ha revelado la infiltración de la Iglesia por parte de comunistas y pervertidos, que, por ejemplo, la KGB lanzó la teología de la liberación en Iberoamérica (https://www.aciprensa.com/noticias/ex-espia-de-la-union-sovietica-nosotros-creamos-la-teologia-de-la-liberacion-45686/). Vean la tergiversación descarada de la historia, que se la mantienen, a pulso, realizando en todas partes los enemigos de Cristo… Lean el Manifiesto Comunista, en el que Marx y Engels admiten conspiraciones y sociedades secretas, para tomar el poder; lean los Demonios de Dostoievsky, en el que una sociedad secreta comunista conspira para sabotear y tumbar al gobierno zarista. O consideren a los masones franceses celebrando, entre muchas victorias, la ley de arrinconamiento del Cristianismo, de 1905. Lean a Antony C. Sutton, quien, entre otros, documenta el apoyo financiero y técnico de los Estados Unidos a la revolución rusa, a los nazis, al surgimiento de la URSS como potencia en el marco de la Guerra Fría. Vean todo esto y mucho, mucho, mucho, más… y díganme: ¿es loco pensar que hay conspiraciones?

(más…)

El Cristianismo como la fuerza más opuesta al gnosticismo de la historia

O del gnosticismo como el más perfecto anticristo concebible

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Tikkun Olam, reparar el mundo. No suena tan mal. El problema es que arranca de una visión de la realidad como caída, como pecado a combatir

Contenido

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

El anticristo gnóstico

Cristianismo, la religión del ser, verdad-bien-belleza, de su orden, de la libertad

Gracia y naturaleza, en el pensamiento de Santo Tomás

La Moral, las virtudes directrices y los dones del Espíritu

Sobre la capacidad natural de conocer la verdad y amar y realizar el bien y el auxilio de la gracia

Los sacramentos, vehículos por excelencia de la gracia, se diseñaron con miras en la naturaleza

Conclusión

La definición del asunto, en palabras de Benedicto XVI

“¿Qué hay en el origen? ¿La Razón creadora, el Espíritu creador que obra todo y suscita el desarrollo, o la Irracionalidad que, carente de toda razón, produce extrañamente un cosmos ordenado de modo matemático, así como el hombre y su razón? Ésta, sin embargo, no sería más que un resultado casual de la evolución y, por tanto, en el fondo, también algo irracional. Los cristianos decimos: ‘Creo en Dios Padre, Creador del cielo y de la tierra’, creo en el Espíritu Creador. Creemos que en el origen está el Verbo eterno, la Razón y no la Irracionalidad. Con esta fe no tenemos necesidad de escondernos, no debemos tener miedo de encontrarnos con ella en un callejón sin salida. Nos alegra poder conocer a Dios. Y tratamos de hacer ver también a los demás la racionalidad de la fe […]. Creemos en Dios. Lo afirman las partes principales del Credo y lo subraya sobre todo su primera parte. Pero ahora surge inmediatamente la segunda pregunta: ¿en qué Dios? Pues bien, creemos precisamente en el Dios que es Espíritu Creador, Razón creadora, del que proviene todo y del que provenimos también nosotros. La segunda parte del Credo nos dice algo más. Esta Razón creadora es Bondad. Es Amor. Tiene un rostro. Dios no nos deja andar a tientas en la oscuridad. Se ha manifestado como hombre. Es tan grande que se puede permitir hacerse muy pequeño. ‘El que me ha visto a mí, ha visto al Padre’, dice Jesús (Jn 14, 9). Dios ha asumido un rostro humano. Nos ama hasta el punto de dejarse clavar por nosotros en la Cruz, para llevar los sufrimientos de la humanidad hasta el corazón de Dios” (Benedicto XVI, Homilía en la explanada de Isling de Ratisbona, del 12 de septiembre de 2.006).

El anticristo gnóstico

El anticristo será lo opuesto de Cristo, luego, será un gnóstico, pues ésa es la gran diferencia: Jesús es la Verdad y el gnosticismo es la gran mentira y la más grande de las tentaciones, porque la verdad es lo inteligible y lo inteligible es el ser, el pecado es esclavitud y la verdad es lo que nos hace libres, el someternos a la naturaleza, a su ley, bajo Dios Creador; y el gnosticismo es rebelión contra esa realidad, contra la verdad, contra la libertad, es tiránico, totalitario, es una fantasía de la voluntad de poder, exactamente diabólica.

Es así desde el primer antagonismo que surgió contra el Logos encarnado. Porque, en él, se embarcaron los judíos, cuando, habiendo matado al Logos y, habiendo Éste resucitado, lo rechazaran, y su templo fuera destruido, con su sacerdocio y su religión. Inmediatamente asumieron un mesianismo destructor, el de Bar Kochba y Rabí Akiba, que llevaron a ese pueblo a las tragedias que terminaron con la construcción de Aelia Capitolina y la prohibición de que se acercaran al antiguo emplazamiento de Jerusalén. En un principio, el sanedrín combatió a la Biblia, torciendo la definición de los libros sagrados, en Jamnia. Pero muy pronto salió a la superficie que el antagonismo hacia el Logos no podía admitir a la Palabra que era Palabra suya. Así, la Mishná, la Mercabá y la Zohar, la Cábala (vid. Gershom Scholem, Origins of the Kabbalah, sobre las relaciones entre la mercabá y la cábala), con su Tikkun Olam, surgieron, relegando a la Palabra de Dios a un segundo plano, puesto que, según el Talmud, los rabinos derrotaron a Dios. Su guerra contra el logos y el Logos los llevó por la vía de todos los desastres, las barrabasadas del Talmud, Moisés de Creta, Shabbetai Tzebi y sus hijos, por la vía de Jakob Frank, la ilustración, el sanedrín napoleónico, Ricardo-Rothchild (la banca de reserva fraccionada, el sistema montado sobre el crédito: 90% on thin air, en manos de los banqueros, a intereses, pagados por el gobierno y los prestatarios particulares, en una pantalla de computadora [antes de eso, lo que regía era el gold standard, porque el oro estaba en sus manos y todo el mundo, ahorcado ya, podía quedar ahorcado]), Marx, Hess-Hertzl y el ultranacionalismo sionista, Freud, Reich-Marcuse-Bernays y su revolución cultural-sexual, Leo Strauss-Irwin Kristoll con sus neo-cons y sus guerras interminables, la pornografía y la ideología del género, etc. Una tragedia sin fin que atraviesa toda la historia de la Salvación, desde el Cumplimiento de la Promesa y como profetizó el Salvador. No es ninguna casualidad que los orígenes más remotos del gnosticismo moderno, sea “cristiano”, judío, musulmán o ateo (vid. Dawson, Historia de la cultura cristiana, ensayo XVIII: la secularización de la cultura occidental y el surgimiento de la religión del progreso), deban emplazarse en Armenia y el Cáucaso: Khazars, iconoclastas-paulicianos-bogomiles y fatimitas.

***

En San Ireneo (Adversus Haersses, I,1-5), se puede leer sobre el origen del gnosticismo, sobre las concepciones de los gnósticos del siglo II. Hay dos rasgos que saltan más que cualquier otro a la vista en esas fantasías abstrusas: en primer lugar, está el corte que hay entre el “mundo” divino del Pléroma (en el que los aeones, que son tan superiores que no se pueden ni vislumbrar, tienen sexo) y el universo en el que vivimos nosotros. En segundo lugar, está el hecho de que ellos concebían al mundo como el resultado de un pecado, del intento de un aeón, sabiduría-Achamoth (muy probablemente, del hebreo, hachmoth), de ocupar un lugar que no le corresponde, de las tinieblas que se siguen para ésta de su pecado y de las pasiones que se generaron del tal pecado. El mundo es pecado y pasión; la materia y la pasión son malas; y en el universo no hay luz ni inteligencia.  Esto es diametralmente opuesto a Génesis I (7.10.12.18.21.25 y, sobre todo, 31) y II, donde las cosas son causadas por un Dios infinitamente bueno, que las va viendo, mientras salen de su “boca”, y constata que son buenas, muy buenas. También dista una infinitud de Génesis III, pues el pecado original de la criatura, no del Creador, es el origen del mal.

Luego de que Occidente naciera y creciera como civilización cristiana, con sobresaltos y brotes gnósticos relativamente menores, hasta el siglo XVI, pero, sobre todo, hasta finales del XVII, cuando el gnosticismo ya era imparable, el mismo fue cada vez más haciéndose anticristiano, cada vez más abiertamente tal y cada vez más fuerte. Dawson relata su desarrollo secular, desde el principio, pero resumiré lo que dice, desde esta época crucial, la del nacimiento del rosacrucismo, de la masonería, de la ideología de la mal llamada ilustración, de la Revolución Gloriosa en Inglaterra. Luego de las divisiones en el Cuerpo de la Iglesia o, más bien, de las rupturas protestantes, la alta cultura no se dividió. Los hombres de ciencia estaban divididos étnicamente entre protestantes [Newton, Huygens, Leibniz, Kepler] y católicos [Descartes, Galileo, Mersenne, Pascal, Gassendi, Torricelli, Roberval, Copérnico]. Pero la cultura los unía; pues, culturalmente, a pesar de las divisiones, y de la intensa religiosidad que movía las disputas religiosas, la cultura permanecía siendo europea o pan-europea. En esa circunstancia, se tendió a buscar una religión común racional (esto es la masonería), común a toda la gente “sensata”: Montaigne, en el XVI, y Locke, Cherbury y Chillington, en el XVII [éstos dieron lugar a Tolland, Collins, Marchand, Rousset de Missy, en el XVIII; y éstos a Voltaire y d’Holbach, D’Alembert, Rousseau, Helvecio, Condorcet, Diderot, La Mettrie, Phillippe Égalité]: el naturalismo como religión mundial, de los ingleses a los philosophes franceses, en el XVIII [aparte del ateísmo, claro].

(más…)