Kalós

Inicio » Actualidad » ¿Destruir a la Iglesia por la modernidad? El sínodo contra la familia de Francisco

¿Destruir a la Iglesia por la modernidad? El sínodo contra la familia de Francisco

¿Pero qué ofrece ésta, si no totalitarismo y genocidio?

Una imagen que significa el momento presente: la jerarquía actual tratando de afiliar la Iglesia a la revolución modernista... en todas sus vertientes

Una imagen que significa el momento presente: la jerarquía actual tratando de afiliar la Iglesia a la revolución modernista… en todas sus vertientes

I.- La modernidad

El asunto se puede ver desde diversos puntos de vista, 1) desde una aséptica mirada a la historia del pensamiento, por ejemplo; 2) o desde la historia política de Occidente y su influencia planetaria; 3) o de su nefasta influencia en la religión. No importa desde dónde lo agarres, la modernidad, todas sus corrientes, sin excepción de una sola, está hecha de voluntad de poder gnóstica. Vamos verlo brevemente.

1) Descartes y su voluntad de dominio exacerbada, recogida en el Discurso del Método y en muchas de sus cartas, da la nota de la modernidad, una tradición que niega que lo sea, pero que lo es, efectivamente, que llega a su culmen cuando este pensador y, tras él, Kant, Condorcet, Hegel, Marx, Nietzsche decidieron que el hombre debía proclamar su propia apoteosis e instalar la religión de sí mismo, arrojando la verdad, el orden, a Dios, todo lo que suene a límite; en una palabra, cuando erigieron la religión del progreso. Eso, claro, viene del padre de todos, Guillermo de Ockham, para quien todo era un asunto de libertad como indeterminación absoluta y capacidad igualmente absoluta de la voluntad de autodeterminarse sin relación a nada fuera de sí ni a ninguna naturaleza o determinación esencial propia. Ahí, la moral es lo que diga el más fuerte, “dirigido” por una moral así. De Ockham a Hobbes, la diferencia es el tobogán que va de Dios-legislador al Leviatán; de Hobbes a Kant, el que va de Leviatán a la Voluntad humana; de ahí a Marx, el que va de una voluntad supuestamente racional al simple totalitarismo descarado ya…

2) En la historia política, la modernidad ha producido varios regímenes de gobierno, los más prominentes son el liberalismo, el comunismo y el nacional-socialismo. De éstos, el comunismo y el nacional-socialismo están justamente desprestigiados, con sus millones de muertos, fuera del vientre materno. El liberalismo, fuera de su asociación capitalista, goza de prestigio, incluso, entre algunos, en lo que a su aspecto económico se refiere. Bueno, que injusticia que, como forma de gobierno, este nefasto modo de tiranía y de hipocresía goce de buena salud hoy. La inspiración de la masacre de La Vendée, de las hambrunas de Irlanda, mediante las cuales el capitalismo británico acabó con millones de almas, en varias oportunidades, con la mayor crueldad, porque “el gobierno no debe intervenir”. Claro, no debe intervenir, debe erigirse en muro de contención, si se trata de favorecer a los plutócratas que controlan el gobierno de Inglaterra o los Estados Unidos, pero debe usarse como modo de abrir las barreras arancelarias de los países, a los que se los presiona hasta el cansancio para que permitan que las súper-empresas transnacionales puedan acabar con la industria nacional. O, si el caso fuera que un país con cierta capacidad de resistir, como China, la ejerciera, entonces vendrán, meterán opio de contrabando en el país y, cuando el gobierno trate de frenar la invasión maldita, vendrán los gobiernos, que no deben meterse nunca en economía, y harán las Guerras del Opio, para quebrar la resistencia. En la segunda Guerra Mundial, estas potencias buenas empujaron todo hasta la destrucción total de Japón y Alemania, para lograr la “rendición total”, que era el fin de los esfuerzos de guerra, según el pacto Churchill (buen muchacho él, santón del mundo contemporáneo) y Franklin Delano Roosevelt. Bombardearon ciudades alemanas y japonesas, destruyeron esos dos países hasta sus cimientos, lanzaron las bombas de Hiroshima y Nagasaki, mataron millones de civiles y prepararon el ascenso de la Unión Soviética y la Guerra Fría. Antes, Churchill impuso políticas leoninas a la Alemania de la posguerra, entre el 18 y el 20, produciendo una hambruna que mandó al otro mundo a centenares de miles de almas. Y toda esta gente, unos y otros y todos asociados, levantan el actual monstruo chino y la maquinaria del filicidio (aborto) y el parricidio (eutanasia), que se ha llevado a casi dos mil millones de personas, sólo en los últimos 40 años. No se diga nada de las drogas, de la destrucción de la familia, la promoción de la aberración, de la chabacanería (por ejemplo: la “música” moderno-africanoide, en todas sus corrientes, la discoteca, los modos modernos de diversión, la entronización del dios diversión, etc.), pare de contar. Claro, todo estop se resume en una palabra, en el rasgo común en el que conectan todos estos modos de “organización” política: totalitarismo, fenómeno moderno por excelencia.

3) En cuanto a la corrupción de la religión, sólo consideren qué puede pasar a la religión del Crucificado, del máximamente humilde, puesta a ser “interpretada” bajo el prisma de estas rebeliones de la soberbia exacerbada. Esto va más allá de lo que vio el papa Pío X, no se obtiene de aquí, apenas, la “suma de todas las herejías”, eso será para algún tonto que crea que se puede ser moderno, estrictamente tal, y cristiano. Los hay, es verdad, y para ellos vale lo que dice el papa Sarto. En realidad, quien entiende bien esto lo que es es un cínico infiltrado, no un hereje, es un ateo que se metió donde podía destruir más, no uno con errores doctrinales. La cuadratura del círculo, la religión nihilista, historicista, sentimentalista y pare de contar, religión y mil cosas que la contradicen…

II.- El modernismo católico y el sínodo contra la familia de Kasper y Francisco

Aquí voy a tratar, sobre todo, del instrumentum laboris que Francisco sacó como base de la discusión en la reunión de obispos para usarlos para destruir a la Iglesia, diciendo que ellos así lo decidieron, colegialmente. Se trata de dos asuntos íntimamente relacionados: A) lo que dice el fulano documento y B) la manera como se están llevando las discusiones, para usarlo como cadena para los obispos y llegar al resultado deseado. Que ése sea un resultado deseado lo dijo un grupo de 13 cardenales que mandaron una carta al papa, el pasado 5 de octubre, en la que se quejan de eso y de toda la manipulación descarada de la que están siendo objeto, ellos y el resto de los prelados reunidos en Roma, con ocasión del Sínodo, precisamente (http://rorate-caeli.blogspot.com/2015/10/synod-week-2-begins-13-cardinal-letter.html; sobre esto mucho más luego).

A) El instrumentum laboris, instrumento para destruir la Fe y la moral católicas

El instrumentum laboris (usaré el propio documento, así como el gran estudio que hizo sobre el mismo Voice of the Family: http://voiceofthefamily.com/analysis-of-the-instrumentum-laboris-of-the-ordinary-synod-on-the-family/, http://voiceofthefamily.com/wp-content/uploads/2015/10/Analysis-of-the-IL-of-the-Ordinary-Synod.pdf, el resumen y el texto completo):

– Para empezar, se ha de saber que puntos rechazados en el sínodo extraordinario del año pasado, como el de la comunión de los divorciados unidos civilmente a otras personas, la valoración positiva de la homosexualidad per se, recogidas en los párrafos 52, 53 y 55, de la relatio final, han sido incluidos como texto definitivo y en este instrummentum, en términos que veremos luego. Por ahora, es menester destacar que esto viola las normas del Ordo Synodi Episcoporum, artículo 26,1. Ya aquí se ve claramente que la cosa está mal, que alguien quiere meter lo que no se debe; tratándose de los temas indicados, sabemos que aquí huele a aberración sodomítica y a apostasía modernista, con deseos de destruir a la Iglesia. Quien, teniendo la autoridad para promulgar estos documentos, lo hace violando las reglas fundamentales, para sostener más allá de todo lo razonable este tema, está confesando, descaradamente sus intenciones destructoras. Tenemos bien claro de quién estamos hablando.

– De acuerdo con Voice of the Family, el documento expone un doble principio de interpretación de sí mismo, de la realidad, de la Fe: se trata de Dios y la historia (párrafo 3). Según la autoridad que aprueba y difunde este documento, Francisco y su secretariado del Sínodo, la Iglesia está comprometida en las circunstancias actuales del hombre, que serían las coordenadas de la Iglesia y su punto de partida (p. 68): los que sufren, esto es, los que viven entregados al sexo y quieren comulgar sin enmendarse, no los buenos católicos que sufren injusticia, por querer ser fieles. En cuanto a la coordenada histórica para la interpretación de la Fe, en esta clave modernista, uno tiene al cardenal Kasper, quien fue el instrumento para lanzar todo este proceso sinodal. En Dios y la Historia, dice, en 1967 (dense cuenta de cuán vieja es su apostasía: fue creado cardinal a principios de los 90), que “el dios entronizado sobre el mundo y la historia, como un ser inmutable es una ofensa para el hombre. Uno debe negarlo, a causa del hombre, porque él reclama para sí ls dignidad y el honor que pertenecen por derecho al hombre. Debemos resistir a este dios, no solo por el hombre, sin embargo, sino por el mismo dios. Él no es el verdadero dios, de ningún modo, sino un despreciable ídolo. Pues un dios que esté solo a un lado y sobre la historia y que no sea él mismo historia, es un dios finito [so much for the German superiority]. Si llamamos ‘dios’ a tal ser, entonces, por causa del Absoluto, debemos convertirnos en absolutos ateos. Tal dios surge de una visión rígida del mundo; él es el garante del satatus quo y el enemigo de lo nuevo”.

– A lo Dworkin, el documento dice que el mundo de hoy es el mundo en el que se descubrió la dignidad: de ahí el aborto, la destrucción de la familia, las drogas, el totalitarismo, etc. (p. 7). Es decir, el instrumentum está con los iluminati, no con la Iglesia. El mismo párrafo 7 dice que la gente ya no cree en la Iglesia y que, sin embargo, todo ha mejorado, o sea que, según eso, dejar la Iglesia es una mejora. En este mismo párrafo 7, tenemos comunismo a la vista: la sociedad de consumo es la causa de la separación sexo-concepción, algo como El Capital, de Marx. Un texto eclesiástico de hoy, diciendo que estamos en el mundo de la dignidad humana, cuando en él reina la modernidad, como describí en la sección anterior: habrá que ser participante de las corrientes gnósticas para afirmar cosas así, ¿no?

– El párrafo 45 cita a Francisco, que dice que el hombre y la mujer, sumados, forman la imagen y semejanza de Dios, no cada uno. Y, a la manera del sexismo, del feminismo, marxista-nietzscheano, omite decir que la mujer sirve al marido, como hace la Biblia una y otra vez. Peor, dice Francisco que “las diferencias entre el hombre y la mujer no tiene como fin ponerlos en oposición o en subordinación, sino que por su medio se intenta dar lugar a la comunión y la procreación” (“The difference between man and woman is not meant to stand in opposition, or to subordinate, but is for the sake of communion and generation…”): qué bravo, ¿no?, hombre y mujer son humanos y la distinción permite la procreación, pero eso no es un “meramente”, las distinciones son reales y muy importantes, no esenciales, pero sí de modos de ser de la esencia, complementariedad, enriquecimiento del mundo, no es que no sea eso, pero es mucho más y más importante… y no es un “meramente”; aparte de lo de la subordinación, que dice el informe de Voice of the Family.

– En la onda de la Laudito si, de promover el aborto y la contracepción, por la vía de las premisas que sostienen la retórica antinatalista y los instrumentos mundanos de su entronización, como lo son los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, el párrafo 137 se lanza al ataque contra Humanae Vitae (la encíclica en que Pablo VI confirmó la doctrina católica sobre la anticoncepción): en ella, en su párrafo 14, se establecería un imperativo sin sentido, insoportable para la libertad. Libertad y normas morales se contraponen, pues, según este documento. Mientras tanto, es en la conciencia libre donde resuena la voz de Dios, en un corazón entrenado para escucha. Ésas son las coordenadas que la Iglesia reconoce: deben equilibrarse los dos polos, la libertad y el imperativo [sin sentido, potencialmente insoportable]. Por eso, el párrafo 136, asegura que “es necesario que respetemos la dignidad de la persona, que tiene capacidad para estimar moralmente los métodos para regular los nacimientos”. Se necesita que los esposos hagan eso, regulen los nacimientos, con la guía espiritual del sacerdote, que ya no será para vivir la ascética y la espiritualidad, sino para tener mejor sexo, sin hijos. El espíritu de esto, es el de Kasper según quien: “[Pablo VI] tenia la preocupación de permanecer en la verdad y no renunciar a nada, pero creo que es un asunto de interpretación de esta encíclica Humanae Vitae, porque fue el primer papa que habló con una terminología ‘personalista’ acerca del matrimonio –¡era algo nuevo!–. Así, a la luz de este enfoque general, tenemos que interpretar lo que dijo sobre la contracepción y así sucesivamente; pienso que lo que dijo es verdad, pero no es una casuística que podamos deducir de allí, es un ideal y tenemos que decírselo a la gente, pero entonces también tenemos que respetar la conciencia de la pareja” (“Card Kasper: Synod to model Pope’s ‘listening magiseterium’”, 1 October 2014, Vatican Radio, [Accessed 25 November 2015]; citado por Voice of the Family, en: loc. cit.). La dependencia del instrumentum respecto del kasperismo, de la apostasía kasperiana, en este punto, es muy clara, como en los otros denunciados. Fíjense, por otra parte, en todas sus declaraciones, heterodoxas como son, tratan de engañar, de asumir una perspectiva católica, aunque “disidente”… luego del texto del 67 sobre el dios cambiante y la historia: ¿quién le puede creer nada?, el tipo es una meretriz, punto, una meretriz infiltrada. Ya no es posible asumir medias tintas… Pero sigo.

– El párrafo 34 habla sobre los métodos de “reproducción asistida”, se nombran y se tratan como lo hacen los hombres malos: sin decir lo malos que son, los males que se cometen por su medio, los homicidios, la congelación de seres humanos, la experimentación con los mismos, etc.

– Y llegamos al tema del matrimonio, devastado, si es que se impone la visión de quienes redactaron, aprobaron y promulgaron el tal instrumentum laboris. Como dije antes, los párrafos rechazados en el anterior sínodo sobre este tema fueron incluidos aquí, violando las normas del sínodo. En el párrafo 121 y ss., se asume la gradualidad moral, para “justificar”, a la manera de la meretriz de Kasper la destrucción del matrimonio y la familia, que se funda en él: él es el ideal inalcanzable. La Iglesia, por supuesto, faltaba más, es mala, cruel, los divorciados y unidos a otra persona civilmente tienen derecho a sopesar su situación, blablablá: meretrices. Como pueden comulgar espiritualmente, pueden comulgar sacramentalmente: meretrices (pp. 124-125). Según el párrafo 36: la Iglesia mala, feroz atroz, no acepta a pobre gente que está fregada por los actos de terceros: sí, claro, el pecado mortal mío, que es lo que me excluye de la comunión, es culpa de otro. Dice que es imposible cumplir los mandamientos, la moral natural del hombre y lo que la gracia de Dios da (blasfemia mayor); y el párrafo 128 sugiere que no bautizados casados con católicos puedan comulgar: ¡¡¡qué meretrices son las meretrices, no creen en Dios y, por eso, no pueden creer ni en la eucaristía ni en nada!!! En el párrafo 42, se asegura que el matrimonio es “una respuesta personal al profundo deseo de amor mutuo y duradero”. Y continúa: el Evangelio propone “un ideal de vida que debe tomar en cuenta un sentido de los tiempos y las dificultades reales para mantener compromisos de manera permanente”, “la Iglesia necesita proclamar un mensaje que pueda dar esperanza y no ser una carga”.

Los párrafos 57-63 rematan: se establecerían unas bendiciones del concubinato y del “matrimonio” civil; el matrimonio sacramental sería sólo “un grado más”. De acuerdo con el párrafo 99, hay una gradualidad lineal del concubinato al sacramento del matrimonio, pasando por el “matrimonio” civil. El párrafo 102 va más lejos: el concubinato sería matrimonio, sólo que el sacramento lo enriquecería. El 57 nos educa: los católicos debemos valorar, tener por valiosas, las situaciones de pecado mortal continuado, habitual. Y el 61 pone el colofón: el matrimonio no es un deber, es un don: ¿para quién, para el 99,99% de los seres humanos que forman familias, se aparean, procrean?

B) La manipulación descarada del proceso sinodal: los obispos como monigotes usados para dar apariencia de legitimidad “sinodal”

Teniendo esa base para las discusiones, ese instrumentum, un documento que se impone en su totalidad y con cada una de sus partes como resultado del sínodo, a menos que se saque algo con dos tercios de los votos, pueden imaginarse el nivel de la manipulación y los deseos de acabar con la Iglesia de quienes dirigen este show. Sobre todo, teniendo en cuenta que hay partes del tal documento que fueron rechazadas ya el año pasado y se incluyeron ahí, a gozar de su absoluta estabilidad. Y si se tiene en cuenta que se pasaron unas supuestas encuestas que, sin control de nadie, las conferencias episcopales que se han declarado en pleno como anticatólicas han dado unos resultados que serían fuertemente a favor de lo que esas conferencias episcopales han declarado como sus intenciones.

Pero hay un detalle peor aún y es que no habrá votación al final, no habrá relatio final, sino un documento papal, que no será, siquiera, una exhortación apostólica postsinodal (http://rorate-caeli.blogspot.cl/2015/10/synod-day-6-final-relatio-in-danger.html?m=1). Y eso no es todo. Las intervenciones en el sínodo, como el año pasado, se tuvieron que entregar anticipadamente; luego, en el aula, cada obispo o cardenal tiene sólo tres minutos para exponer, desde muy temprano se los separó en grupúsculos por idioma. Cuando un cardenal polaco, el arzobispo Gadecki, publicó sus notas con las participaciones de otros hermanos en el episcopado, el esbirro Baldisseri prohibió que se hiciera algo tal, que si tienes un blog, sólo puedes publicar tus pensamientos, no los de los demás miembros del sínodo (http://rorate-caeli.blogspot.cl/2015/10/secretary-general-stalin-wants-to.html?m=1). Los relatores y secretarios de los grupúsculos no fueron electos sino impuestos y, de 13, 10 son minions, como se dice ahora esbirro, según la moda hollywoodense. Por otra parte, los obispos ortodoxos no pueden hacer propuestas, pero vienen los ultra anticatólicos, como Derocher, de Canadá, y dicen que debemos aceptar mujeres diaconisas (https://www.washingtonpost.com/news/acts-of-faith/wp/2015/10/06/archbishop-urges-pope-franciss-synod-on-the-family-consider-allowing-women-deacons/),  aunque eso no tenga que ver nada con el objeto del sínodo, que no es sobre el clero, sino contra la familia. En esos grupos, nadie se entera de lo que está pasando a nivel general.

Mientras que, en la sala de prensa, el verdadero “sínodo” es lo que está teniendo lugar, es decir, el verdadero instrumento de la tiranía, para acomodar la Iglesia al espíritu genocida, anti-Dios y anti-Hombre que constituye la modernidad. En esas ruedas de prensa, Rosica, el portavoz vaticano para la lengua inglesa, no se cansa de pedir que aceptemos a los homosexuales, que los valoremos, que dejemos de hablar de pecados, de aberraciones, que cambiemos, como con la neolengua y el crimental de Orwell, el modo de referirnos a lo intrínsecamente pervertido. Han llegado a pedir que la Iglesia deje de ser universal, como se asoma en la Evangelii Gaudium, 16: que los asuntos de Fe y moral se decidan en cada país (https://www.lifesitenews.com/news/synod-spokesman-majority-back-letting-local-churches-decide-on-how-to-deal), en cada comunidad local (muchos de estos atropellos se detallan aquí: Sínodo, día 2, reporte: los obispos como instrumentos de la estafa). Y son incontables las anécdotas que se cuentan de la manera como estos tipos andan pisoteando la dignidad de los obispos, la racionalidad de un procedimiento asambleístico, a la Iglesia (una ojeada, aquí: http://rorate-caeli.blogspot.cl/2015/10/the-sick-game-of-synod-they-manipulate.html?m=1); le han llegado a negar el micrófono al relator general del Sínodo, Cardenal Erdo, para evitar que vuelva a defender la moral católica, como lo hizo en la introducción del sínodo (Synod, Day 6 – Final Relatio in danger; Rules changed by the hour – Microphone denied to Erdo, as to Ottaviani in Vatican II).

III.- Infiltrados en lo más alto de la Jerarquía, en favor de sueños gnósticos, modernistas

PARECE QUE NO HAY LÍMITE PARA ESTOS HOMBRESB QUE SE PROPUSIERON ENTREGAR LA IGLESIA DE CRISTO AL diablo. CREYENDO QUE SE BURLARÁN DE DIOS, NO TIENEN PROBLEMA CON LOS HOMBRES. Sin contar que, como tienen al papa, están seguros de que la mayoría del mundo católico estará a favor de ellos, sin importar lo que pase. Un sínodo para borrar del mapa al Dios verdadero, al “Dios absoluto”, del que ellos son enemigos, como desde hace mucho tiempo confesó Kasper, el de la “teología serena”, “de rodillas”, según Francisco; según Kasper, el que ha dicho que los judíos no necesitan a Cristo para salvarse; el que ha sido el símbolo de este ataque a Dios, a través de la Iglesia, mediante la moralidad conyugal, que han usado para decir que Cristo no es Salvador, que sus doctrinas no le importan ni a su Iglesia, que Dios no es nadie… digo, el Dios verdadero, el “Dios absoluto”, del que Kasper es enemigo absoluto. Este Kasper es el que fue puesto por Francisco para lanzar este ataque a la familia, al amor, a los sacramentos, a la relación de Cristo y su Iglesia, a Cristo, su doctrina, su Obra salvadora, su ser Persona divina, a la idea misma de Dios… No tengan dudas, si ellos se salen con la suya, la tiranía y el genocidio serán potenciados como nunca. La Iglesia siempre fue la enemiga de la revolución, ahora la revolución ha tomado la cabeza de la Iglesia, la cabeza vicaria, parafraseando a León Magno (Homilía 70,1; 95,2: SC 200, 61; 269). La ha tomado, como dijo la admirable Hilary White (http://remnantnewspaper.com/web/index.php/fetzen-fliegen/item/2074-why-i-gave-up-news-reporting), Sauron ha obtenido el anillo, estamos en severos problemas, el mundo está en la más seria de la situaciones, como lo sabemos los que tenemos Fe y sabemos que Cristo es el Salvador, que su misión, la de la Iglesia, es el sentido de la creación entera, que Él es el que lleva el designio de Yahwéh a su pleno cumplimiento (Isaías LIII,12): la Iglesia está siendo dirigida por las fuerzas del mal, para el triunfo del mal. Y es el mal que hace que más de 50 millones de madres al año maten a sus hijos, el que ha encumbrado a la homosexualidad. ¡¡¡Es un desastre descomunal y monstruoso!!! Tenemos que pelear…

***

Ante este desastre, viendo cuánta razón tienen los revolucionarios, cómo los católicos, desinformados, adhiriéndose al papa de manera ciega, forman un ejército en sus manos, cómo los medios (https://www.lifesitenews.com/news/ewtns-honest-analysis-of-synod-media-confined-to-covering-press-conferences) y los capitales y los gobiernos los apoyan, viendo que ellos controlan la administración de los bienes de la Iglesia, sin necesidad de las “secularizaciones” protestantes, ante esta tiranía, la única respuesta es alzar la voz y ponerse en traje de guerra. Especialmente, viendo a qué diablo le están entregando nuestra amada Madre, que es Esposa de Nuestro Señor y vivificada por el Espíritu, la que albergó a tantos héroes-amigos-maestros, por la que dieron la vida tantos de nuestros modelos más queridos de siempre, la Esposa, la Señora de todos los tesoros, la Administradora de los sacramentos y la Gracia, el sacramento de la Salvación de Dios, la heroína que atravesó las edades y unió los pueblos, sólo queda una alternativa: ¡¡¡Madre, yo no te dejaré desamparada!!! ÚNANSE, ÚNANSE, VENGAN, VAMOS A LUCHAR, A DAR LA RESPUUESTA, LA ÚNICA ADMISIBLE, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS TIEMPOS DE REVOLUCIÓN MASÓNICA, MODERNA, GENOCIDA, EN LA IGLESIA DE JESUCRISTO…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: