Kalós

Inicio » Actualidad » Una rápida consideración sobre el ataque: “la religión es plaga”, “r. oscurantista”, “la r. y sus reglas sinsentido”

Una rápida consideración sobre el ataque: “la religión es plaga”, “r. oscurantista”, “la r. y sus reglas sinsentido”

No aguanta 2 rounds

Hay que ser tolerantes: no denunciar que se esterilizan a millones forzosamente en India, Perú, Uzbekistán, Argentina, etc. Se mueren muchas "beneficiarias". Se mata a millones de chiquitos. Se destruye a la familia; se castiga -persigue- a quienes la defienden. Sí, hay que montarse en este tren; pero es necesario, entonces, decir que la religión (sobre todo el Cristianismo) es mala. Comamos, bebamos y forniquemos, que mañana moriremos

Hay que ser tolerantes: no denunciar que se esterilizan a millones forzosamente en India, Perú, Uzbekistán, Argentina, etc. Se mueren muchas “beneficiarias”. Se mata a millones de chiquitos. Se destruye a la familia; se castiga -persigue- a quienes la defienden. Sí, hay que montarse en este tren; pero es necesario, entonces, decir que la religión (sobre todo el Cristianismo) es mala. Comamos, bebamos y forniquemos, que mañana moriremos

A según, las guerras vienen de la religión; a según, la religión es oscurantista y se opone a la ciencia; a según, la religión impone reglas morales sinsentido, pura represión del ELLO freudiano. Qué loco, ¿no?

Hasta el siglo XVIII de nuestra era CRISTIANA, no se conoce un solo científico que no fuera creyente y la mayoría inmensa de ellos es cristiana. Fíjense, Clairaut y D’Alembert son los primeros científicos que se conozca que hayan sido hostiles a Dios y todo por estar metidos en esa rebelión contra Él mal llamada “ilustración”, que vino a quemarse en la tremenda oscuridad del genocidio de La Vendée, el Terror de la Bastilla, la revolución de 1848 y las sucesivas, contando la rusa, la china, la nazi (que, claramente, se puede ver como hija de la mal llamada “ilustración”, aunque en la superficie y en ciertos rasgos no se vea la semejanza familiar). No se puede decir, siquiera, que, luego de ellos, la ciencia fuera atea, Navier fue un gran físico creyente, como Fresnel. Ha habido muchos otros, Einstein y Heisenberg no eran enemigos de Dios ni nada por el estilo; Max Plank, padre de la vuántica, era creyente, como el cura Lemaitre es el “inventor” de la teoría expansiva del universo, de la que sale lo del Big Bang, en física hay muchos otros, por supuesto: Marie Curie y Enrico Fermi, por ejemplo. En otras ramas, uno tiene a Mendel, el padre de la genética, que era un monje agustino, o a Fleming y a Pasteur, quien era un devoto católico. Mucho menos se puede decir que la ciencia de esos pensadores nombrados sea “anticristiana”, pues se debe a una tradición que viene de la Cristiandad, es más, los dos nombrados son newtonianos y Newton es un ferviente creyente (incluso con tendencias “crédulo”-heterodoxas) Antes de la “mal llamada”, uno tiene a Roger Bacon, Roberto Grossetesta, Freiberg, Oresme, Cusa, Leonardo, Soto, Copérnico, todos curas (obispos y cardenales) menos Leonardo, Brahe y Keppler, luteranos [hasta aquí, sólo unos cuantos de los siglos XIII al XVI], Galileo, Roberval, Descartes, Pascal, Huygens, Leibniz, Newton, Boscovich, los miembros de la Academia del Cimento (Italia), Torricelli, Malebranche: todos cristianos. Antes, antes de que Occidente existiera como una civilización plenamente formada, uno tiene a gente como Scoto Eriúgena, cristiano occidental, o Juan Filópono, cristiano oriental, a los árabes, a los griegos, a los sacerdotes egipcios o babilónicos. ¿Quién no es religioso ahí? La acusación en tan ridícula que no da risa o lástima, alternativamente, si no fuera por el mal que encierra.

Lo mismo sucede con lo de las guerras y la religión. En La República, Platón muestra claramente cuál sea la causa de la guerra: bajas pasiones, sobre todo, la avaricia (y la pasión por el poder, podemos añadir: la codicia). Es verdad que ha habido guerras por motivos religiosos, pero hay que ver: para empezar, mucho de esto se debe, más bien, a la necesidad que hayan los hombres de luchar por el sentido de sus vidas, así como por sus patrias y sus identidades profundas. Y, en segundo lugar, ¿cuáles son las guerras religiosas? La inmensa mayoría proviene del Islam y su concepción del imperio religioso, de la conversión por la espada, históricamente, de su agresión a Europa, por todos los flancos, después de que había agredido al resto de la humanidad y lo que no llegó a conquistar lo sometió a la misma presión… En segundo lugar, que nosotros conozcamos, las guerras religiosas de Europa provienen de una rebelión inmensa de una parte de esa sociedad contra la identidad secular de la misma. Ataque de fuerte corte gnóstico-tiránico, que venía acompañado de todo tipo de desmanes y que terminó en los movimientos revolucionarios modernos, que tantos genocidios han causado: cualquiera, sin mucho esfuerzo, puede encontrar la continuidad de aquello a esto… Sin embargo, eso no es nada. Recordemos las guerras del delirio imperialista, cuando un loco tomaba Asiria y se lanzaba a la conquista del mundo; Otro Egipto y dele; otro Babilonia y arranque; otro tomaba Cartago y hacía lo mismo; otro Persia e ídem; otro Macedonia e ibíd.; y así sustantivamente… De allá hasta aquí, hemos mejorado bárbaramente: las guerras del opio, ¿qué les parecen? EUA, Inglaterra, Alemania, Francia, Rusia, todos aliados para hacer que los chinos se tragaran sus drogas, luego de que el emperador chino le dijera a los comerciantes ingleses que a China no le interesaban sus baratijas. Más ejemplos: las mundiales, generadas por odio, avaricia, codicia; la Franco-Prusiana; la Ruso-Japonesa; la de Vietnam; las de Afganistán y dele, láncese por ahí… Si metemos a los genocidios de los totalitarismos, ateos por definición, del siglo XX, y si metemos el aborto y otras bellezas, los muertos de la baja pasión y del ateísmo tienen una proporción como de 1000 a 1 frente a las “guerras de religión”, con todo y el Islam. Cepíllate ésa.

Pero hay dos puntos que me parecen fundamentales, los más importantes. 1) La religión es una plaga, punto: No hay ninguna sociedad en la historia, salvaje, tribal o civilizada, que no haya nacido como una comunidad religiosa, ninguna; después, las crisis de sentido son crisis religiosas, todas. ¿Dios, el Cristianismo, es el sentido del existir, sólo como un rasgo de Occidente? Bueno, sí, y de China, la India, todo el mundo islámico, el judaísmo, las religiones animistas, desde las africanas, a las americanas precolombinas, pasando por el sintoísmo japonés, la mitología griega, la religión egipcia, el mitraísmo, el zoroastrismo, la mayoría de las derivas gnósticas [incluso dentro del new age], los aztecas, los incas, los mayas, los toltecas, los tamanacos y toda sociedad humana. La plaga es la madre de la sociedad, del ambiente en el que el hombre vive por excelencia, fuera del cual no puede vivir… y el hombre vive en ella y florece, mientras es fiel y se marchita, cuando se olvida de su madre, que es el aire que respira…

2) La religión es una plaga, porque impone restricciones sobre las personas, completamente injustificadas, “¿por qué no nos podemos masturbar, por qué no nos podemos acostar con quien queramos, por qué no podemos echar una canita al aire con nuestra prima que está buena o con nuestra hermana o con la tía rumbera; por qué no podemos darle con la cabrita del vecino, que es tan calientica, de dónde vienen todas estas regulaciones; y qué significa fidelidad matrimonial; por qué un niño debe tener un papá y una mamá y no dos y tres o tres y cero o lo que sea; por qué hay que casarse, por qué un coito tiene que equivaler a un niño?”. Podríamos ampliar más las preguntas, pero ustedes entienden el asunto: en un artículo (http://www.churchmilitant.com/news/article/the-truth-about-the-homosexual-rights-movement y https://www.aciprensa.com/Familia/homosex-libros.htm), el otro día, vi un ejemplo excelente: un tipo se anunciaba en una página “moderna” de citas por internet, su interés era ser palmoteado con una cartera de CUERO, no podía ser de otro material, mientras se masturbaba; después, aparte de eso, mejor era que lo palmoteara un hombre, YA. Esa era su fantasía: si él amaba a su carterita de cuero, ¿por qué nadie se iba a interponer en la manera de su amor, no?, él quería que ella lo palmoteara, que le diera una pequeña paliza, era su amor, tenía derecho, pero, claro, que nadie le dijera que tenía que ser con esta sola, que no saliera un religiosa a coartar sus fantasías, la pureza de sus sentimientos “sublimados por la catarsis de su filantropía”, decía Chespirito, en sus “alcachofas en do mayor”, concepto de arte moderno…

En fin, ¡hará falta que uno responda?, ya he puesto aquí de sobra que todo esto es maniobra para destruir al matrimonio. Pero vamos a poner una cosa más. La religión es la madre y el pilar y el aire que la sociedad humana respira, su fuente y su fin. Pero la familia es el otro pilar, sin familia, sin familia estable, no existe la sociedad. Sin familia, el hombre está frito, no tiene ninguna posibilidad de tener una vida sana y normal, ninguna. No puede aprender a amar o a insertarse en una estructura social o relacionarse con Dios y con el mundo. Y eso es sin contar que, después, la familia es el lugar en el que un hombre puede vivir plenamente, sin dudas, en la entrega en un amor esponsal real, en el que se busque al otro y, como dice Platón, la procreación en las almas y en los cuerpos, la procreación de hijitos y la educación mutua de los cónyuges, en la labor ínclita de levantar a los hijos, educándolos. En la única sociedad –asociación intermedia– en la que puede dar cauce a sus inquietudes referentes al sexo, en el que éste halla su lugar en la realización total del hombre, en la búsqueda de su destino y sentido. Esto tan simple es buena parte de la clave de todo: así, se evitan esos calores que tanto daño han hecho a la humanidad, se logra la estabilidad emocional de la gente adulta, los niños viven en un ambiente pacífico y estable, en el que pueden desarrollarse con solidez. La sociedad se deshace de las disputas familiares, con todo lo que conllevan; se conoce la filiación de los nuevos miembros de la comunidad; se producen nuevos miembros con posibilidades de saber lo que es un bien común, de desearlo, de tender a él, de conocer cuál sea la identidad de la patria, sin distorsiones, etc. De esto depende mucho. No es mera legalidad irracional-religiosa. De hecho, eso de la asociación entre religiosidad e irracionalidad es asunto de la influencia del nominalismo, sobre todo por la vía de la revuelta luterana y de sus hijos, empezando por Calvino.

Claro, una sociedad en plena revuelta contra el LOGOS divino, contra Cristo, y contra el logos menor, contra la ley natural, en nombre de gnosticismos como el: modernismo, progresismo, marxismo, nietzscheanismo, freudianismo, etc., y sus hijos y nietos de los siglos XX y XXI, no entienden la relación entre el orden del mundo, Dios, el logos, nuestra razón, el sexo, la familia. A menos que seas de los líderes de la sociedad. Freud: sexo y muerte. Sade: la mujer es voluptuosidad y todo esto lleva a la violencia y a la muerte. Huxley: nadie es materialista de verdad [salvo los tontos que no saben ni qué significan las palabras que utilizan], los “materialistas” son unos avispados que quieren dominar o favorecer un plan inmoral: Marx y el totalitarismo o La Mettrie y el hombre máquina-de sexo… Y ahí viene la revolución… y la familia será demolida y los niños no tendrán amor y serán máquinas resentidas y 55 millones de abortos al año… y las vidas rotas… y las drogas… y la sociedad yendo a la debacle a toda velocidad y sin frenos: guerras y totalitarismos sin cuento. Catástrofes sin cuento.

Ahí lo tienen, la plaga de la religión y su moral irracional: firma: el que dice que no existe la razón, que no existe la libertad, que no hay orden ni Ordenador. Lo dicen los que están obligando a comerciantes cristianos a cerrar por no atender a homosexuales que quieren casarse, aunque eso sea imposible, al menos entre ellos, que no con otra gente, del sexo apropiado (he ahí por qué no es discriminación ni intolerancia eso de decir que no se pueden casar: es entre ellos, no con quienes sí se puede). Lo dicen los que quieren tener sexo sin control no responsabilidad; los que quieren matar a 55 millones de muchachitos al año… que ahora quieren matar a sus papás; los que serán aniquilados por los niños actuales, enseñados por ellos a matar a sus abuelos…

¿Y los niños pobres, no debería limitarse esa miseria, en la India, por ejemplo? Ah, sí, hay que matar a los pobres y hay que esterilizarlos por la fuerza, porque nos preocupa mucho su dignidad. Gasten la millonada que gastan en matar y destruir sociedades en promover y educar a los pobres y su hipocresía se dirigirá a algo que valga la pena… y se acabará la pobreza para siempre. MENTIROSOS, genocidas, tiranos e irrespetuosos de la más elemental muestra de la dignidad humana.

Pero merecen un poco de compasión: alguien que cree que la humanidad es tan baja tiene una muy mala imagen de su propia humanidad… y, como humanos es lo que son, les guste o no, tienen imágenes muy distorsionadas de sí mismos.

La respuesta es la rebelión, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS ESPANTOSOS TIEMPOS DE REEVOLUCIÓN… pero, ojo, te van a llamar intolerante, no van a entender que estás tratando de razonar y de poner en cuestión con racionalidad y te van a insultar. Pero, no importan, LO QUE SE NECESITA ES LA REBELIÓN, LA “ESENCIA” VALE TODO…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: