Kalós

Inicio » Actualidad » Francisco, el papa new age

Francisco, el papa new age

Laudato si, buque insignia del papa Franc

Schellnhuber, la ciencia que debe gobernar el mundo despóticamente, para mantener la población en su debido nivel de 1000 MM de personas, presentando la Laudato si

Schellnhuber, la ciencia que debe gobernar el mundo despóticamente, para mantener la población en su debido nivel de 1000 MM de personas, presentando la Laudato si, el mayor logro anticristiano de la historia

Flavio Infante, en su excelente blog, In-Exspectatione.blogspot.com, dice que el documento que acaba de emitir el sucesor de Pedro en la Sede de su Martirio, que tomó como nombre Francisco, es un documento que debe ser botado a la basura (http://in-exspectatione.blogspot.com/2015/06/un-desecho-un-puro-desperdicio.html). Sinceramente, en ésta, mi querido amigo está fuertemente equivocado, esto no está para ser lanzado al cesto de los desperdicios, ¡¡¡¿cómo va a ser, si es un documento histórico?!!! Tiene que quedar enmarcada, en un lugar preeminente en los museos vaticanos: LA GALERÍA DE LA INFAMIA. Ustedes me disculpan, tiene que existir. Hace dos años, a nadie se le habría ocurrido, hoy ya es una realidad, yo la propongo formalmente. Ahí se puede poner esa encíclica en el lugar más elevado; sería acompañada de la Relatio Post Disceptationem del sínodo de octubre pasado –el que tiene una placa que dice “Arquitecto proyectista, Francisco, Ingeniero supervisor de obra, Lorenzo Baldisseri”–, la Evangelli Gaudium, las entrevistas a Scalfari y Spadaro y en los aviones de Río a Roma y de Manila a Roma, las propuestas de celebración de Lutero de la comisión bilateral de diálogo entre luteranos y católicos, los resultados del diálogo con los judíos, en la estela de la Nostra Aetate, la labor de los obispos estadounidenses en materia sexual en los seminarios gringos, la destrucción de la universidad de Notre Dame por Theodore Hesburgh, el rector traidor, las homilías diarias de la Casa Santa Marta. Hay material para abrir un ala entera de los museos. ¿Y qué perseguiríamos con esto? Recordar, recordar a dónde podemos caer, cuando no vigilamos y oramos, como dijo el Único Maestro, sin el cual, los demás somos sólo deformadores. Recordar lo que es una Cristiandad sin una Inquisición o algo que haga sus veces, una Cristiandad expuesta a las maquinaciones de los realizadores del documento Alta Vendita, para tomar a la Iglesia por la Cabeza vicaria misma, que han logrado el éxito, por encima de sus más sabrosos sueños infernales…

Antonio Socci, en un excelente artículo (http://www.antoniosocci.com/cantico-di-frate-sole-o-cantico-di-frate-sola/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+LoStraniero+%28Lo+Straniero+-+Il+blog+di+Antonio+Socci%29), habla sobre un papa que se dedica a dolerse y llorar por los gusanitos que se mueren, que propone pasillos de migración para las especies en peligro; y no da ni una declaración, no promulga ni un papelito, sobre los miles de cristianos que están siendo masacrados desde el Atlántico africano hasta las orillas del canal que se abre en el Pacífico entre la península de Corea y Japón, en una franja de tierra que abarca medio planeta tierra y mucho más de la mitad de su población, en unos horrores indecibles que, para colmo de los colmos, están a la vista de todos… Michael Hichborn escribió un artículo altamente recomendable (http://www.churchmilitant.com/news/article/good-stewardship-or-global-governance), que muestra las conexiones del documento franc-cisc-ónico con la “mafia” internacional, con los poderes anti-vida y anti-familia. Yo ofrezco escribir uno que empalme, en los círculos del poder internacional, este documento con la tiranía mundial. Michael Voris, el gran Michael, quien está atacado y no haya qué hacer, anda produciendo sus videos, tratando de explicar cómo es que el Vicario de Cristo se dejó “atrapar” en la telaraña de la pseudo-ciencia del cambio climático, arma tiránico-totalitaria (http://www.churchmilitant.com/news/article/breaking-reportpapal-encyclical-a-first-look). Pobre Michael Voris, anda como Serrat: “de vez en cuando la vida, nos gasta una broma y nos despertamos sin saber qué pasa, chupando un palo sentados, sobre una calabaza”: no encuentra cómo explicarse el mundo, después de jurar que jamás se metería con el papa y viene Francisco a hacerle imposible cumplir su promesa…

Este artículo no tratará de nada de eso. Este artículo verá cómo un papa se metió en las regiones más profundas del mundo revolucionario contemporáneo, de ese mundo anticristiano, mundo contrario al Logos divino y a lo que Michael Jones llama “logos menor”, la ley natural: un mundo de gnosticismo new age, materialista, antihumano, fuertemente antioccidental, incluso anti-moderno, lo que se llama post-moderno. Es una desolación y un dolor difícilmente superables. Un papa que le pide perdón a los valdenses (http://www.zenit.org/es/articles/el-papa-pide-perdon-a-la-iglesia-valdense-de-parte-de-la-iglesia-catolica?utm_campaign=diariohtml&utm_medium=email&utm_source=dispatch), no se sabe por qué; un papa que se asocia con escoria como Jeffrey Sachs y Ban Ki-Moon (https://eticacasanova.org/2015/06/10/francisco-en-camisa-de-11-varas/), y presentando su flamante “encíclica” indigesta con Carolyn Woo, la presidenta de Catholic Relief Services gringos, que son conocidos por apoyar el aborto y ella por tener un vicepresidente homosexual, activista y “casado” con otro macho (https://www.lifesitenews.com/news/pressure-mounts-as-catholic-relief-services-fails-to-act-on-vp-in-gay-marri; https://www.lifesitenews.com/news/crs-president-it-may-not-be-wrong-for-us-to-have-a-vp-in-a-gay-marriage; https://www.lifesitenews.com/news/vatican-taps-catholic-relief-services-president-to-help-present-encyclical), y Hans Schellnhuber, el tiranín-genocida en potencia-tecnócrata avispado, del que hablaré más abajo. Un papa en estas aguas… Sólo nos queda sufrir en la Cruz, luchar desde ahí y pedir: Ven Señor Jesús…

Contenido:

1.- Panteísmo evolucionista de Teilhard de Chardin, El papa new age-hegeliano

2.- El papa de la cultura de la muerte y el comunismo; para el que el hombre es la plaga del mundo

3.- Ésa “cultura del descarte” es invento típico de comunistas

4.- La extraña visión de la religión

5.- La conversión ecológica

6.- Un papa vs. la Iglesia

1.- Panteísmo evolucionista de Teilhard de Chardin, El papa new age-hegeliano

En los puntos 76 a 83 del documento está lo que considero lo más interesante: la creación, el ser, la evolución, etc. Su cosmología y cosmogonía. Dirán que esto que pone aquí está en contradicción con una visión marxista, con el materialismo histórico, como sostendré más abajo, pues aquí, aunque se sea anticristiano, se acepta un “misticismo” espiritualista, al estilo de los brahmanes, de Buda, de Hegel… de Teilhard. La respuesta: claro que es así, pero eso no desdice de aquello, si se parte de que la idea es confundir; si se tiene en cuenta, además, que el materialismo metafísico no se puede afirmar en un documento para engañar a cristianos; si se pueden afirmar todas las premisas que llevan a la ONU a promover el aborto y negar la conclusión que se sigue necesariamente de ellas; si, como los hegelianos de izquierda, se puede ser un teilhardiano de izquierda; si, en fin, eso no importa, pues, como dice su maestro Gustavo Gutiérrez, siguiendo a Marx, la verdad no importa, importa la praxis, la revolución hace verdaderas las cosas, es verdadero lo que convenga a la revolución, que, no se olvide, es una necesidad inmediata (n. 61)…

Todo empieza en el número 76, según el que no son lo mismo ‘naturaleza’, sistema que se manipula y se estudia, y creación, don de Dios. ¿No será que la naturaleza es ese don de Dios? Esto recuerda, a una, al existencialismo y al positivismo: Kelsen dice que una cosa es el ‘hombre’, máquina físico-química, y otra la ‘persona’, sujeto de derecho, es decir, de imputación legal arbitraria; por su parte, según Heidegger, pretender conocer es querer dominar. Tenemos a un papa muy moderno, qué adelanto…

De seguidas, el punto 77 nos enseña que el mundo procede de una decisión, no del caos, “lo que lo enaltece más”. La creación no es arbitraria, procede del amor, Francisco dixit. Pero, ¿y ese amor es un puro acto de voluntad, dónde está la sabiduría? Si ese Amor no es precedido de la Sabiduría, entonces ese amor parece arbitrario, radicalmente tal, ciego: aquí llegamos a una raíz más profunda del drama del mundo occidental: Guillermo de Ockham, quien, qué curioso, sostenía, con Descartes y Spinoza, que parece ser la fuente última de esta línea de pensamiento, de este arroyo nacido del río que es el nominalismo ockhamiano, que Dios es un completo, total y absoluto arbitrario… ¿dónde quedamos? Al que le extrañen las contradicciones, le parezca que yo era un sicofante, por estar diciendo que había aquí contradicciones, aquí tienen una… y horrorosa. Saldrán más, muy bien calculadas, ya verán…

Hablando, en todo este pasaje, en nombre de un pensamiento “judío-cristiano”, más que en nombre de la Iglesia de Jesucristo, en el número 78, asegura que ese pensamiento desmitificó a la naturaleza, la des-divinizó, dice. Y eso quiere decir que, en este pensamiento se superó el animismo: yo creía que eso habían sido Tales de Mileto y los griegos, en general (vid. A. C. Crombie, Historia de la ciencia: de Agustín a Galileo, Alianza Editorial, sexta reimpresión, Madrid, 1.993, tomo I, introducción). Según el mismo pasaje del documento, el pensamiento “judío-cristiano”, al mismo tiempo que hace esa “des-mitificación”, reconoce superioridad humana frente al mundo: volver a la naturaleza no es negar nuestra libertad. Afirma,  así, nuestra responsabilidad y el valor y la fragilidad de la naturaleza. De esta forma, vemos que tenemos que desarrollar y fomentar la naturaleza; y eso nos muestra, según él, que el progreso material sin límites es un mito. Este pasaje es fuertemente curioso, él afirma el progreso, habla, por ejemplo, de países “desarrollados” y “subdesarrollados” (vid. infra); pero aquí dice que es un mito: ¿nueva contradicción? No, en este caso, creo que éste no es el asunto, es un problema más semántico: él cree que hay progreso, sólo que aquí dice que es malo o que, en exceso, lo sería, que hay que limitarlo, para fomentar la naturaleza: ¡¡¡!!! Sin comentarios…

Hemos llegado al queso de la tostada, al parmesano de los espaguetis, al pasaje en que Francisco muestra qué significa tener una cosmología-cosmogonía FRANC-CISC-ÓNICA, sin que eso tenga nada en común con FRANC-MASÓNICA, claro. En el número 79, hace varias precisiones de trascendencia no susceptibles de ser medidas, no por parámetros humanos. Comienza diciendo que el universo es un conjunto de “sistemas abiertos”, mas no explicita aquí qué quiera decir con eso. Un “sistema abierto” puede ser un sistema que no es sistema, es decir, que admite la adición de datos nuevos, de elementos no incluidos originalmente. En cuanto no cerrado, es no-sistema; aunque se entiende: opera como sistema, como un orden interno, que podría ser cerrado, pero admite la adhesión. Sería de suponer que no serán adhesiones de cualquier tipo, sino según una cierta proporción, una cierta connaturalidad, una proporción entre naturalezas. Pero no es así, para Franc-cisco, un “sistema abierto” es eso, los seres, las cosas, las realidades sustanciales individuales, que estarían en potencia para evoluciones sucesivas, sin límite, ni hacia adelante, siempre puede volver a mutar; ni en cuanto al tipo de mutación posible. Ahora, el universo es, él mismo, según la ideología franc-cisc-ónica, un sistema de sistemas, de los que todos son abiertos, el conjunto y los elementos. En cuanto a ese rasgo, el universo, sistema de sistemas, está abierto a la trascendencia de Dios: Dios, pues, puede ser un elemento que entra, desde fuera, al parecer (ya se verá que es lo contrario), en el conjunto, a introducir cosas nuevas o a introducirse Él mismo. Pero, en el número 80 da otra clave fantástica: Dios está en todo, pero todo tiene su autonomía; todo se desarrolla internamente, pero Dios, con su presencia, asegura la permanencia y la capacidad de desarrollo de las cosas; mientras que el Espíritu dotó a todo de capacidad para desarrollarse, para desplegar actualidades nuevas (o sea que todo es una potencia “abierta” no para esto o aquello, sino para cualquier cosa), así, el mundo se desarrolla, como quiso Dios. El mundo es un sistema abierto, que se desarrolla, que evoluciona, conforme a una apertura, es decir, que puede desarrollarse en cualquier dirección, pero, como dice el número 79, se desarrolla EN LA TRASCENDENCIA DIVINA: el mundo está abierto a la trascendencia divina y se desarrolla en ella, o sea que la trascendencia no es trascendencia, es inmanencia, al menos parcial: todo es Dios, aunque Dios sea más que todo, Dios supera al universo, pero el universo es Dios, una parte suya. Estamos en el corazón de un sistema gnóstico-panteísta-evolucionista. Esto es Hegel-Spinoza-Teilhard de Chardin, el propio Francisco cita a Teilhard, en la nota 53, en el punto 83… Y uno se pregunta si “Francisco”, el nombre, no vendrá del líder gnóstico seguidor en el siglo XIX de Shabbetai Tzevi, Jakob Frank, o si no se tratará de FRANK-masónico. Teilhard de Chardin, el panteísmo, el universo que se desarrolla, un verdadero espanto.

Pero sigue. La evolución biológica es apenas una parte de esa evolución universal; y, dentro de los seres vivos corpóreos, el hombre no escapa a la ley fundamental del cosmos. El hombre es un sistema abierto, es parte de esa evolución, él vendrá de ella y estará abierto a cambios sin cuento, dentro de esa capacidad de desarrollo. Pero no es meramente explicable por esa evolución, supone una acción directa de Dios. Lo que se muestra por nuestra capacidad de reflexionar, argumentar, diseñar, que suponen la acción directa de Dios, no son reductibles a causalidades contenidas en la potencia activa del mundo material: el hombre es sujeto, no mero objeto (n. 81). Empero, esto no es exclusivo del hombre, los demás seres vivos tampoco se pueden reducir a objetos, sometidos a la arbitraria dominación humana, eso traería problemas. Según él, cuando Jesús habla de que los poderosos de la naciones las sojuzgan, mientras que entre los cristianos no debe ser así, que los mayores deben ser servidores de todos (Mateo XX,25-26), se refiere a esto: a que el hombre tiene que tratar la naturaleza, los ríos, las piedras, las montañas, no sólo, ni siquiera, los animales, todo (cfr. n. 84), como sujeto, no como objeto, como regalo, “caricia”, “ternura” (n. 82; y que viva la cursilería).

Aquí, expuesta ya su cosmología-cosmogonía, hay que hacer un aparte en este discurso gnóstico-pseudocientífico, para entrar en el gnosticismo-sobre-lo revelado y sus consecuencias ecologistas, aquí está el todo de esta encíclica, juntamente con el gobierno mundial por parte de unos poderosos y el comunismo… estilo chino. Dice: “El fin de la marcha del universo está en la plenitud de Dios, que ya ha sido alcanzada por Cristo resucitado, eje de la maduración universal. [… Las criaturas] TODAS [hasta aquél perrito que va para el cielo] avanzan, junto con nosotros y a través de nosotros [todos nosotros, ya que, como ha dicho, todos nos vamos a salvar], hacia el término común, que es Dios, en una plenitud trascendente donde Cristo resucitado abraza e ilumina todo. Porque el ser humano, dotado de inteligencia y de amor, y atraído por la plenitud de Cristo, está llamado a reconducir todas las criaturas a su Creador” (n. 83). La plenitud de Dios ha sido alcanzada por Cristo resucitado. No es que Cristo es Dios, es que Él, al resucitar, alcanzó la plenitud de Dios. Ahora bien, citando explícitamente a Teilhard (nota 53),  dice que, como Cristo, al resucitar, alcanza la plenitud de Dios, tenemos que decir que Cristo es eje de la evolución (¿que sería circular o “eje” será, simplemente, ‘pivote’?), pues eso es el fin de la creación (que no es naturaleza, sino don de Dios, no se olvide), y esa resurrección, por tanto, es un fin, una maduración, del proceso evolutivo, que, de suyo, estaba abierto y se daba en Dios y era Dios… En cualquier caso, si no podemos, no nos es lícito, dominar al mundo, si tenemos que pertenecer todos a Green Peace, si la ONU y Schellnhuber tienen derecho a dominar despóticamente a las sociedades humanas, en un gobierno gnóstico que desconoce nuestra naturaleza política y los límites políticos y culturales, etc., es porque todas las cosas tienen esta participación en ese destino, evolución, etc., común. No somos superiores… O, como entre los locos que realizan “funerales ecológicos” (https://eticacasanova.org/2013/06/11/funerales-ecologicos-sigue-el-progreso-ahora-las-personas-seran-abono-como-el-estiercol/), la conciencia es el mal del universo o… ¿qué sé shoo, piiibe, habría que preguntaarle o pedirle que se explashara más sobre el teema?

***

2.- El papa de la cultura de la muerte y el comunismo; para el que el hombre es la plaga del mundo

Hace unos meses, escribí un artículo en el que mostraba la intensa oposición de Francisco hacia Juan Pablo II (https://eticacasanova.org/2015/01/21/francisco-vs-juan-pablo-ii/). Esa oposición se da en muchos puntos, como la visión de la Iglesia, expresada por aquel papa en el decreto Dominus Iesus, que muestra que la Iglesia es lo que se ve, pero que, de un modo misterioso, que sólo Dios conoce, puede albergar a personas que no están en la comunión visible (como hay personas que parecen ser parte, pero no lo son). Francisco estima que la Iglesia es un poliedro, que incluye sin requisitos hasta a los comunistas radicales, no digamos a los demás cristianos… eso, incluso, traicionando a los católicos Melkitas de rito griego, a la Iglesia ucraniana, que tuvo que sufrir el bolchevismo y la asociación a éste de la iglesia ortodoxa rusa… Pero otro punto central de esa oposición está en lo que Francisco llama “cultura del descarte”. ¿Por qué no habla de la cultura de la muerte, que es una nota de la lucha cristiana de los últimos 5 decenios, frente a la horrenda revolución sexual, de la que es la consecuencia natural? Porque Francisco está de parte de las fuerzas revolucionarias, como le dijo claramente a Spadaro, de la Civiltá Cattolica, a quien, para colmo, le aclaró que quienes estén del lado de la cultura de la vida en la lucha son unos idiotas obsesionados. Esto se hizo evidente en el sínodo de octubre pasado, la celada-encerrona para meter a la Iglesia en la onda revolucionaria, de lleno. Lo que no sabíamos era que esta adscripción revolucionaria incluyera, con todo, a la mismísima parte genocida de la cultura de la muerte… La Laudato si nos ha explicitado este punto.

Ocho veces usa, en esta carta a los habitantes del mundo, el término ‘descarte’ (123, 158, 16, 20, 22 x 2, 43, 45) y se trata de un término comunista, es decir, es un término francciscónico, pero él quiere acuñarlo, quiere que sea moneda de curso legal, para tapar al papa eslavo y porque es comunista…

El punto 23 del documento (me da grima llamarlo ‘encíclica’) tendrá que ser recordado por la humanidad, en el orden del documento, es la primera gran traición del mismo: el calentamiento global, frente al que hay un consistente consenso científico: “Hay un consenso científico muy consistente que indica que nos encontramos ante un preocupante calentamiento del sistema climático. En las últimas décadas, este calentamiento ha estado acompañado del constante crecimiento del nivel del mar, y además es difícil no relacionarlo con el aumento de eventos meteorológicos extremos, más allá de que no pueda atribuirse una causa científicamente determinable a cada fenómeno particular. La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir este calentamiento o, al menos, las causas humanas que lo producen o acentúan. Es verdad que hay otros factores (como el vulcanismo, las variaciones de la órbita y del eje de la Tierra o el ciclo solar), pero numerosos estudios científicos señalan que la mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a la gran concentración de gases de efecto invernadero (anhídrido carbónico, metano, óxidos de nitrógeno y otros) emitidos sobre todo a causa de la actividad humana. Al concentrarse en la atmósfera, impiden que el calor de los rayos solares reflejados por la tierra se disperse en el espacio. Esto se ve potenciado especialmente por el patrón de desarrollo basado en el uso intensivo de combustibles fósiles, que hace al corazón del sistema energético mundial. TAMBIÉN HA INCIDIDO EL AUMENTO EN LA PRÁCTICA DEL CAMBIO DE USOS DEL SUELO, PRINCIPALMENTE LA DEFORESTACIÓN PARA AGRICULTURA”. Esta última cláusula dice más que el resto de los libros del mundo: la agricultura, brother, es un mal, no sólo la industria. Abajo veremos que él la quiere emprender contra la industria, que sería, en los términos maniqueos del mundo actual del ideologismo, “capitalista”, pero aquí está hablando de la agricultura.

Entonces, la pregunta es obvia: ¿qué hacemos, nos damos el tiro de una vez o esperamos que los amigos de Francisco, Hans Joachim Schellnhuber, nuevo flamante miembro de la academia pontificia para las ciencias, nos peguen el plomazo, maten a nuestros hijos o a nuestros nietos? Este Schellnhuber, el gran consejero del papa, el que prácticamente redactó el documento éste, dice que sobramos varios miles de milloncejos de personas, que él, el científico, el darwinista, debe gobernar el planeta (que los políticos se tienen que someter a él, a la ciencia, a él…), que debe haber un gobierno mundial y que el mismo debe poseer fuertes poderes coercitivos, para hacer cumplir sus políticas, de él, “en favor de la tierra” (https://www.lifesitenews.com/news/whos-that-one-world-climate-guru-who-helped-present-the-popes-encyclical-at).

Christopher Ferrara (https://www.lifesitenews.com/news/pope-francis-leaked-encyclical-the-good-and-the-bad), dice que es buena noticia que no llame a abortar y que diga que las uniones entre homosexuales no son familia. Pero, Christopher, ¿cómo salimos de este atolladero, si somos el mal del planeta, no sólo por la industria, también por la agricultura, como en el “documental” aquél, Food Inc.?

En los números siguientes, se pone a explicar sobre las emisiones de carbono, la acidificación, el metano, la elevación del nivel de los mares, los glaciares, los polos, vean El día después de mañana, del invertido anticatólico, Roland Emmerich, y ahórrense la encíclica, por lo menos puede que se distraigan… Lo único que hay que agregar es que aquí hay un ataque frontal a los ricos, a los países industrializados, al capitalismo, al mercado libre, que no se identifica, sin dudas, con la ideología liberal. Se trata de un libelo que pudo ser escrito por Christiana Figueres (http://www.accionfamilia.org/tendencias/funcionaria-de-la-onu-debemos-hacer-todo-lo-posible-para-despoblar-el-planeta/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Accion_Familia+%28Acci%C3%B3n+Familia%29), Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que quiere cambiar el clima del mundo, abortar bebés, disminuir la población y destruir al capitalismo y regímenes políticos como el gringo, en favor de regímenes como el chino: fuerte tiranía… que, para colmo, es el mayor contaminante del planeta, pero obliga a las mujeres a tener un solo hijo y las secuestra y les mata a sus hijos en el vientre, si osan tener hijos no aprobados… ¿Qué nos queda, Christopher? Léete mi artículo sobre el aquelarre socialista del siglo XXI en el Vaticano (https://eticacasanova.org/2014/10/31/aquelarre-socialista-del-siglo-21-en-el-vaticano/) y verás que este comunismo está en lo que hace Francisco, pero sobre eso volveré más abajo… Además, lee este artículo, que es el mejor que he leído sobre cosas de calentamiento global, la ONU, el genocidio abortista, etc., del fundador de Life Site News, Steve Jalsevac: https://www.lifesitenews.com/blogs/astonishing-new-york-times-video-revealing-about-overpopulation-environment.

No se trata aquí, ahora, de que eso de los “consensos científicos” en los que apoya Francisco su invectiva contra el hombre sea un argumento bufo, que es un escándalo que diga que “más allá de los fenómenos particulares”, en general, el hombre es el responsable del “calentamiento global”, como si se pudiera ser causa de un todo de orden sin ser causa de las partes o de su ensamblaje y disposición, etc. No se trata de eso, para eso, se pueden ver muchas cosas, como el memorándum 200 del gobierno de los Estados Unidos, que ponía, como campaña de guerra psicológica, en los años 70, para frenar el crecimiento poblacional de los países del mundo, que el mundo se estaba enfriando: “Climatic changes are poorly understood, but a persistent atmospheric cooling trend since 1940 has been established. One respectable body of scientific opinion believes that this portends a period of much wider annual frosts, and possibly a long-term lowering of rainfall in the monsoon areas of Asia and Africa”, “los cambios climáticos se entienden poco, pero una tendencia hacia el enfriamiento atmosférico desde 1940 ha sido establecida. Un cuerpo respetable de opinión científica cree que esto presagia un período de heladas anuales más amplias y, posiblemente, una disminución sustancial de las precipitaciones de las zonas de monzón de Asia y África, etc.” (http://pdf.usaid.gov/pdf_docs/PCAAB500.pdf): las mismas palabras que las del fundador del movimiento franc-cisc-ónico, las mismas predicciones catastróficas, el mismo vector… pero, como dicen en Venezuela, “comiéndose la flecha”, en sentido contrario, ¡Oh, probleme, oh la la! Galileo debe estar retorciéndose en la tumba: él tuvo problemas por pretender cambiar la teología basado en “consensos científicos” no demostrados; y ahora tenemos un papa lanzando una encíclica sobre unos consensos de la tiranía mundial totalitaria, de gente que quiere matar a 6 mil millones de personas y apoya la opresión de la política China del hijo único: ¡oh, probleme, oh la la! Pero no se trata de eso, no se trata de un papa proponiendo que una organización representada por gente como Sachs, Ki-Moon, Schellnhuber, Figueres, sea el nuevo gobierno, GNÓSTICO –lo natural es la política, el hombre es zoon politikon, no zoon cosmicon–, mundial (nn. 169-175), se trata de esto:

De un papa diciendo que el hombre es la plaga de la tierra. Todos los puntos tocados en el párrafo anterior son gravísimos, el del gobierno mundial es realmente alarmante, de un gnosticismo internacionalista-marxista aberrado, pero incluso ése lo pone él en función de éste otro. El hombre es la plaga, para el papa mundano, el papa que hace una encíclica donde Dios es, a lo más, invitado de palo (sobre esto, volveré). Según el número 18, la sociedad humana de hoy cambia demasiado rápidamente para la evolución bilógica. Debido a esa velocidad del cambio de la sociedad actual, el hombre se transforma en una plaga, como lo era para el agente Smith, de The Matrix. Según el Francisco, el cambio es deseable, en cuanto tal, aunque no si deteriora la calidad de vida. Como recomiendan los nuevos amigos papales de la ONU, se debe buscar el Desarrollo sustentable, lo que es uno de los sintagmas clave que significan: control poblacional, según se puede ver en muchos artículos de Life Site News (varios citados por Jalsevac en el artículo cuyo vínculo copié antes) y en el artículo de Michael Hichborn citado arriba. En este mismo sentido, el número 20 aclara que, por culpa del hombre, la tierra es un depósito de “porquerías” (la corrección del léxico papal…), de residuos… ¿de dónde vendrán esos residuos, no será de la Tierra?

En el número 22, nos suelta una perla asombrosa: el no botar los residuos es parte de la cultura del descarte (que será parte de todo, es como una condición metafísica, una enfermedad del ser en cuanto ser), el hombre es malo, si se mete a hacer industrias, no sólo agricultura, mientras que el ambiente es bueno: el hombre es el pecado del mundo [tema gnóstico] o, al menos, la industria humana: “Nos cuesta reconocer que el funcionamiento de los ecosistemas naturales es ejemplar: las plantas sintetizan nutrientes que alimentan a los herbívoros; éstos a su vez alimentan a los seres carnívoros, que proporcionan importantes cantidades de residuos orgánicos, los cuales dan lugar a una nueva generación de vegetales. En cambio, el sistema industrial, al final del ciclo de producción y de consumo, no ha desarrollado la capacidad de absorber y reutilizar residuos y desechos. Todavía no se ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futuras, y que supone limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar. Abordar esta cuestión sería un modo de contrarrestar la cultura del descarte, que termina afectando al planeta entero”.

En los ya citados números 169 y ss. (se destaca el 175), Francisco, luego de toda esta cháchara de que el hombre es la plaga de la tierra y de los intentos de confundir, diciendo que el aborto es malo y el matrimonio es entre un hombre y una mujer, suscribe los documentos en los que la ONU establece sus planes de acción, Río +20, que es uno de los mayores impulsores de la cultura de la muerte y de la ideología de género en nuestro mundo actual. Christopher, espabila, puede protestar mucho en contra de lo que apoya, pero, como dice Platón, se atacan las premisas, no las conclusiones: si yo suscribo todas las premisas y de ellas se deriva necesariamente la conclusión, puede que me contradiga para no enajenar mi base de apoyo y para engañar, precisamente, a los que quiero engañar, pero habré dicho que los fundamentos necesarios son verdaderos y, por tanto, irrefutables; como, por lo tanto, irrefutable sería la conclusión. Ésta es una encíclica de la cultura de la muerte, que propone, incluso, una alternativa, para tapar aquélla como símbolo de la lucha cristiana actual, la “cultura del descarte”. La “cultura del descarte”, en consecuencia, es “un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para traerlos a todos y amarrarlos en la oscuridad”, una patente de corso para la ONU y sus maldades…

3.- Ésa “cultura del descarte” es invento típico de comunistas

“La inequidad no afecta sólo a individuos, sino a países enteros, y obliga a pensar en una ética de las relaciones internacionales. Porque hay una verdadera «deuda ecológica», particularmente entre el Norte y el Sur, relacionada con desequilibrios comerciales con consecuencias en el ámbito ecológico, así como con el uso desproporcionado de los recursos naturales llevado a cabo históricamente por algunos países” (51). Tema típico, ¿noooo? Los malos del norte, capitalistas, los pobres del sur, tribales, de la naturaleza, de Pachamama, blablablá…

Recordando a Chávez, en el número 17, dice que la teología y la filosofía tienen que ocuparse de los problemas actuales de la humanidad, para no arriesgarse a ser etéreas. Comparen esto con estas declaraciones de Chávez, el comunista tirano venezolano: “Me amenazaron con tomar el IVIC [Instituto Venezolano de Investigación Científica]. Tómenlo si quieren. Me encargaré de retomarlo. Ahí hay un bojote [montón] de escuálidos. Que se vayan con su escualidismo [Chávez llamaba a sus opositores, como Francisco, con todo tipo de epítetos insultantes: ‘escuálidos’ era uno de ellos, equivalente del fanc-cisc-ónico neo-pelagianos] para otro lado. No vamos a dar dinero para que Ciro Peraloca investigue la vida en Venus. Señores científicos: métanse en los barrios, salgan de su encapsulamiento y hagan ciencia útil para elevar el nivel de vida del pueblo. Jesse [Chacón, ministro arrastradico del tiranico], aprieta las tuercas y el que no le guste que se rasque” (https://eticacasanova.org/2015/03/17/francisco-y-su-chavista-vision-del-conocer/). Compárenlo también con esta carta que él mismo, Francisco, envió a SU facultad de teología, en su centenario: “los buenos teólogos, como los buenos pastores, huelen a pueblo y a calle y, con su reflexión, derraman ungüento y vino en las heridas de los hombres”. Nada que envidiarle a Lysenco… En esta misma línea de la antropología filosófica, asegura, en el párrafo 20, que la tecnología, que se cree que es la solución a todas los problemas, no ve las relaciones humanas y entre las cosas, por eso resuelve unos problemas creando otros: la tecnología, pues, según esto, VE; aún si se lo entiende benévolamente, no la tecnología, sino el hombre tecnólogo, él, en cuanto tecnólogo, no es uno cuya misión sea ver nada, sino hacer, incluso, producir: hábitos de ver son la ciencia, el intelecto y la sabiduría. Pero quienes hemos visto al comunista-new age-mesianista judío-futurista, James Cameron, así como a otros muchos, ya conocemos de dónde sale esto: de esa visión comunista que, en la misma vena de Marx, ataca a la tecnología como algo malo, como en Avatar y Terminator, la gran enemiga, que le hace la guerra a la humanidad… hasta que la controlen los comunistas mismos… muajajajá, muajajajá…

El hombre es la plaga, dice el comunista, para quien todos podemos caminar juntos, sin importar la cultura y la religión o la irreligión, por “caminos de liberación” (n. 64).

El hombre es la plaga, o sea que el Cordero, el Verbo hecho hombre, ¿cómo queda? En los números 43 a 46, se lanza una invectiva contra el urbanismo de las ciudades actuales: que hay desorden, mucho concreto y metal y pocas áreas verdes; se mete con que hay urbanizaciones bien hechas, pero sólo para ricos; y se mete con que hay drogas. En 47 se lanza contra el uso de los celulares inteligentes y los videojuegos por parte de la gente, en especial, los chamitos. Fuera de que es un revoltijo de inmensas proporciones, queda también claro que esta cosa incluye al comunismo: todo esto es parte de la cultura del descarte… que sirve con lo de las urbanizaciones buenas sólo para ricos para la promoción del resentimiento…

El hombre es la plaga, pero los ricos son lo que hay que eliminar. Claro, unos ricos de bajo octanaje, no los potentados del mundo, como George Soros, mecenas de Jeffrey Sachs y, según se ha dicho, de Francisco y sus Scholas Ocurrentes, sino el dueño del supermercado de la esquina, no los promotores de la homosexualidad en Wall Mart, IBM, Starbucks o Apple; o los depredadores financieros Goldman Sachs, Citi Group, JP Morgan-Chase, Barclays. No se trata de gente como Bill Gates o el gobierno Chino, el mayor contaminante del mundo, o de las grandes fundaciones. La plaga es la industria, pero una de proporciones más pequeñas: si la ONU va a dominar el mundo, no serán estos patrocinadores los que paguen los platos rotos inventados por ellos mismos y por Francisco, papa. En los números 48-52, lanza otra versión del discurso del resentimiento social, que no se sabe qué tiene que ver con el tema de la encíclica y que muestra lo que él hizo en el Aquelarre socialista del siglo 21 en el Vaticano, organizado por el propio Francisco y su gente (reseñado en este blog, en el link anterior): los ricos y los que tienen poder dicen ocuparse de los pobres, pero lo hacen de manera marginal y, en buena parte, porque están físicamente lejos de ellos… a diferencia de él, en el aquelarre: o sea, la gente, o se mete a comunista o es mala.

Demostrando suscribir el materialismo actual y la religión gnóstica del progreso, en la “encíclica” se habla de PAÍSES DESARROLLADOS. Luego da una nueva muestra de internacionalismo ¿marxista?: “Necesitamos fortalecer la conciencia de que somos una sola familia humana. No hay fronteras ni barreras políticas o sociales que nos permitan aislarnos, y por eso mismo tampoco hay espacio para la globalización de la indiferencia”. Los países “desarrollados” deben proveer políticas [paternalistas] a los “subdesarrollados”, para que tengan desarrollo sustentable (n. 52): la pregunta que cabe es si aquí estamos hablando de USAid, es decir, de esa agencia del Departamento de Estado gringo, que se ha dedicado a promover el aborto y la contracepción por el mundo, que apoyó a Fujimori en la esterilización forzada de más de 300 mil mujeres indias, así como políticas similares en Uzbekistán, la India, etc. O si esto se trata de esas intervenciones de Alemania y la Unión Europea para obligar a los países del África subsahariana a aceptar la ideología de género, así como las presiones de éstos mismos a Nicaragua para que echara para atrás su decisión unánime en su Asamblea Nacional de prohibir todo tipo de abortos en el país…

Finalmente, el número 61 nos aclara lo más importante: La revolución es un imperativo: “más allá de cualquier predicción catastrófica [como las que él hace aquí], lo cierto es que el actual sistema mundial es insostenible desde diversos puntos de vista”.

***

4.- La extraña visión de la religión

El número 62 es un cuento, un cuento de hadas… torturadas por Sauron, hasta convertirse en orcos. Se trata de cuando el Evangelio no cabía en una encíclica: “¿Por qué incluir en este documento, dirigido a todas las personas de buena voluntad, un capítulo referido a convicciones creyentes?”. Es que éste es el papa de la ignorancia activa: “Sin embargo, la ciencia y la religión, que aportan diferentes aproximaciones a la realidad, pueden entrar en un diálogo intenso y productivo para ambas”: ¿qué es eso? Dios, que creó el mundo, se rebela a la Iglesia, Fe y ciencia no andan en esa oposición que debe reconciliarse: “la fe y la razón son las dos alas con las que Dios dotó al hombre para llegar al conocimiento de la verdad”, dijo, al comenzar la Fides et Ratio, San Juan Pablo II. Esta artificialidad, en cuanto tal, de la oposición ciencia-Fe la conocemos de sobra los cristianos, ¿cómo puede hablar un papa como los ateos de hoy, que creen que ciencia y religión se oponen? Uno puede hablar de un diálogo entre los cultores de ese cientificismo, esa IDEOLOGÍA, de un lado, y la gente de religión y de la verdadera ciencia, del otro. Pero no de un diálogo entre ciencia y religión. Éste es el modo de hablar que uno ve a veces: el del complejo del creyente ignorante metiéndose a hablar de Dios entre científicos… más bien, entre cientificistas. No es el modo de hablar de un papa. Puede que se quiera acercar a esa gente, a éstos que tienen hoy estos “diálogos”, que casi siempre son más unos monólogos sordos, sobre todo del lado de los ateos que odian a Dios bárbaramente: para conocer esto, sólo basta tener Facebook y comentar a favor de Dios de vez en cuando o meterse con algún “amigo-FB” ateo, es más que fácil, vean los foros de la Freedom from Religion Foundation o los de la Freedom from Atheism Foundation, ahí verán.

Pero falta lo peor de este número 62, la traición se profundiza, estamos en la acción de hacer inmanente a la religión y en la equiparación de todas las religiones, por parte de un papa. Según él, hay gente que no cree, por eso rechaza los aportes que, para la ecología, pueden ofrecer las religiones: la religión reducida, pues, a ancilla ecologiae… Esto es un papa poniendo a la religión en pleno servicio del neo-marxismo ecologista; o como arma entre facciones del mismo neo-marxismo… O presentando sus credenciales y su apoyo de los fieles de la religión cuyo máximo representante terrestre es él… O engañando al mundo cristiano, metiendo un caballo de Troya, desde la posición altísima que ocupa…

En el punto 63, Heidegger entra de lleno: “Si tenemos en cuenta la complejidad de la crisis ecológica y sus múltiples causas, deberíamos reconocer que las soluciones no pueden llegar desde un único modo de interpretar y transformar la realidad. También es necesario acudir a las diversas riquezas culturales de los pueblos, al arte y a la poesía, a la vida interior y a la espiritualidad. Si de verdad queremos construir una ecología que nos permita sanar todo lo que hemos destruido, entonces ninguna rama de las ciencias y ninguna forma de sabiduría puede ser dejada de lado, tampoco la religiosa con su propio lenguaje”. También entra, pues, Comte, su concepción de la sabiduría como un saber práctico, dicho aquí como formas diversas de esa sabiduría, para ser amplio y ganar el premio nobel de la paz: las riquezas culturales de los pueblos, arte, espiritualidad, religión; y la Iglesia Católica, que produce síntesis diversas con la filosofía, pueda aportar… al tal diálogo, para lograr el verdadero bien final: su posición como candidato a ese premio nobel…

5.- La conversión ecológica

En los números 216-221 habla sobre este tema. Cualquiera dice: “esto es de locos”; y el nuevo católico que adora al dios que no es católico y cree a la manera de un FRANC-CISC-ÓNICO, o sea, de un FRANC, sea Jakob o masón, puede defenderse fácilmente: “San Juan Pablo II uso esa frase”. Sí, claro, en 85 años de vida y 25 y medio de Pontificado, en un momento en que quiso hablar de manera hiperbólica, una única vez, usó la infeliz frase. Y no es menos infeliz porque la haya usado este papa de feliz memoria. Pero una cosa es hacer hipérbole una vez y otra es promulgar una encíclica en la que éste sea el todo de la charada, convirtiendo a la hipérbole infeliz en categoría teológica. Pero veamos lo que dice en estos pasajes: n. 216: la espiritualidad cristiana es generada por 20 siglos de experiencias personales: si alguien quiere comentar, que me avise, pero esto está claramente numerado entre las proposiciones heréticas de la Pascendi Domini Gregis. Número 217: Benedicto XVI dijo de manera muy bella y profunda sobre el mundo de hoy: “si los desiertos exteriores se multiplican en el mundo, es porque se han extendido los desiertos interiores”: de ahí, Francisco saca que hay que convertirse ecológicamente: qué fenómeno, toma “desierto” como si se tratara de algo literal, en “desiertos exteriores”. Conversión ecológica consiste en que un cristiano tiene que sacar todas las consecuencias del encuentro con Cristo, que no se reducen a rezar y ser bueno, sino que sacan todas las consecuencias para la relación con el ambiente, si no eres ecologista, no eres virtuoso, asegura, de manera MÁS que irresponsable… Número 218: la conversión es lo contrario del libro VII de La República, no es volver, enteramente, el alma a Dios y lo divino, es reconciliación con la creación; y ése es el “modelo de San Francisco”. Número 220: “la comunión universal de los seres”: ¡esto es Avatar, es James Cameron, Pandora, brother, pásame la marihuana: Pandora y las sinapsis de Sigourney Weaver, que viaje, man! Y remata el gran Franc-cisco: “Que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda”, eso se refiere a la Tierra, man: al cuidado amoroso, generoso, lindo y tierno (fuera de ridiculeces y cursilerías) que le debemos a los protozoarios, el azufre y la sal, no a la limosna que le damos al hermano, el beneficio a nuestros semejantes en necesidad.

6.- Un papa vs. la Iglesia

Según Francisco, los cristianos hemos interpretado mal la Biblia, en alguna materia que a él como que le interesaba en ese pasaje del documento: el Magisterio infalible de la Iglesia no, no puede, no se equivoca, el Espíritu Santo la guía, a la Verdad completa (Juan XVI,13), decir que el Magisterio se equivoca, que es lo que se quiere decir cuando se usa esa frase así, en general (él mismo la usa así, en este mismo párrafo del documento), “los cristianos hemos interpretado la Biblia”, asegurar que la Iglesia se equivoca en esa materia es traición a la Iglesia, si tú eres católico, ¿qué se puede decir de un papa que lo haga? (n. 67). Dice “hoy la Iglesia no dice…”, como si ayer la Iglesia hubiera dicho y como si la Iglesia cambiara de opinión (n. 68). Habla constantemente de la tradición “judío-cristiana”, es decir, habla en nombre de esa tradición, no de la Iglesia, muchas veces, es como si él fuera, meramente, un representante de una corriente de pensamiento y como si hubiera que dar trato especial a los judíos (aparte de los lugares que ya he nombrado, vid. p. ej. 76, 67 y un sinfín más).

***

Ésta es una primera aproximación a este nefasto documento, a este terrible esperpento, a la más grande traición papal de la historia de la Iglesia, de estos más de dos milenios; peor que la Relatio Post Disceptationem del sínodo de octubre, si alguien creía que ésta era insuperable. Cabe prepararse para desmanes peores, para verdaderas barrabasadas. Sobre todo que esto lo que está es calentando los motores, faltan las reuniones con Francisco y sus couches en la ONU y en el gobierno de Obama, en septiembre. Y falta el sínodo para atacar a la familia de octubre, cuyo documento de trabajo ya salió y, como se esperaba, presagia tremendos ataques a la familia. Sobre todo, caben traiciones peores por dos razones: hubo gente que le lanzó cantidades de admoniciones, exhortaciones, advertencias y que fue rechazada con lenguaje peor que el de los comunistas, por la gente de Francisco, como el gran cacao Sánchez Sorondo. Y cabe esperar traiciones peores por las reacciones mundanas y de los eclesiásticos luego del documento éste: los mundanos han elevado esto a la categoría de piedra angular; la gente dentro de la Iglesia o no reacciona o se suma al coro de los laúdes. Los que no reaccionan son asombrosos; un ejemplo: un amigo muy sabio, quizás, el hombre más sabio que conozco, dijo que había que leer este adefesio en sintonía con el Magisterio, como si la mención de Teilhard del número 83 permitiera tal cosa: uno entiende, no se quiere incurrir en el cisma y no se quiere ver la gravedad de la situación, no se halla cómo explicar esto. Lo siento en el alma, la verdad hay que decirla o esto se va a poner muy grave. Piensen en el consejo de los 9 cardenales para gobernar y reformar la Iglesia, con conocidos traidores machos y sin Fe como Schönborn, Marx, Maradiaga, O’Malley, ¿qué estragos causarán? Esto se salió de madre y hay que luchar, no queda otra, por la Iglesia y la Gracia. No hay alternativa, ya no queda esperar por más pruebas: LO ÚNICO QUE QUEDA ES LA REBELIÓN, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Anuncios

1 comentario

  1. Gian Paolo Bartoli dice:

    Muy interesante. Quisiese me orientara sobre un hecho llamativo. En el Índice Onomástico del libro “Historia y Literatura en Lisandro Alvarado” de la escritora judía venezolana Cesia Hirshbein aparece Lisandro Alvarado como “Simón Isaac”, ya que el larense perteneció a la masonería, ¿es un nombre masónico?. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: