Kalós

Inicio » Actualidad » Observatorio antitiranía: Alemania, perla revolucionaria

Observatorio antitiranía: Alemania, perla revolucionaria

Desde Lutero y Müenzer, hasta Marx y Ángela Merkl, el país exuda revolución

Jakob Böhme, místico-mago alemán de tremenda influencia en el mundo revolucionario-gnóstico contemporáneo

Jakob Böhme, místico-mago alemán de tremenda influencia en el mundo revolucionario-gnóstico contemporáneo

Billy Joel hace su lista de personas y asuntos que han encendido al mundo, en un fuego del que él y un “nosotros” en el que se incluye, aparentemente, no tienen la culpa. Alemania tiene una larga lista de fuego, de personas fogosas, nacionalistas, internacionalistas, religiosas, anti-teístas, abortistas, feministas, judíos, anti-judíos, antisemitas, protestantes, pseudo-católicos, de todos los tipos y raleas: Luis de Baviera, Eckhart, Reuchlin, Lutero, Muenzer, Phillip de Hesse, Jakob Böhme, Paracelso, Agrippa, Weishaupt, Lessing, Kant, Schleiermacher, Hegel, Feuerbach, Heine, Marx, Hess, Engels, Otilie Assing, Lasalle, Otto von Bismark, Nietzsche, Rosa Luxemburgo, Kurt Eisner, Hitler, Heidegger, Gadamer, Bultmann, Wilhelm Reich, Marcuse, Von Balthasar, Kasper, cardenal Marx, Angela Merkl. Esto es una de candela y revolución de tal calibre, que da miedo, la máquina está a punto de estallar. Y, como ven, Hitler, nacido en Austria está en la lista: PORQUE NO PUEDE SER DE OTRO MODO, porque Hitler era, por encima de todas las cosas, un chauvinista germano, del tipo puro y, por eso, era el líder de gente como el chauvinista Heidegger, nazi de uña en el rabo, hasta después de la caída del Tercer Reich. Así, con esta ampliación hitleriana, abriendo el arco, podemos meter a gente como Freud, Jung, Barth, Küng en la lista y completar así un elenco estelarísimo de la revolución mundial.

Imagínense, un tipo como Bismark, en esta lista con Marx, ¡qué maravilla, ¿nooo?! ¿Y qué los une? Una palabra: REVOLUCIÓN; y, agárrense, porque uno y otro y todos los demás son piezas clave en esa historia épica del alzamiento de un poder mundial… tiránico, de hecho, totalitario. Engels, ponderador, con Marx, de las ventajas de la globalización, del “mercado mundial”, para preparar el camino de la revolución mundial proletaria, antirreligiosa, antifamilia, anti-orden del mundo, destinada a la opresión radical, bendice, por darles un ejemplo, la suerte de la Alemania del 1525, en la que había revolucionarios de verdad: Thomas Müenzer y su desquiciada hasta el paroxismo “Guerra campesina”… Ahí tienes a Merkl, llevando la ideología de género al mundo, fustigando a Nicaragua (¡¡¡a Nicaragua!!!), porque ese país, por el voto UNÁNIME de sus representantes, decidió prohibir de manera absoluta el aborto (Alemania presiona a nuevo Presidente de Nicaragua por aborto terapéutico, MANAGUA, 14 Ene. 07, ACI-prensa)… Es un país poderoso éste, un país líder mundial, responsable estelar de esa entidad llamada la Unión Europea, desde el principio hasta el final, responsable que una cosa que sea unión de países europeos, en su “constitución”, no haga ninguna mención de Cristo y su Iglesia: díganme ustedes si esto no es revolucionario y tiránico y, por supresión de la verdad de una manera orwelliana, totalitario… Es más, Alemania es una eminencia revolucionaria… y, por eso, no está lejos de un colapso de los machos, de los estruendosos e impresionantes e increíbles: no tienen hijos, viven en una inmoralidad galopante y están a dos o tres décadas de desaparecer del mapa, por pura presión demográfica, a manos de los turcos: ya la selección alemana de fútbol tiene más gente de áfrica que alemanes (sarcasmo-ironía, pero no tan lejos de la realidad: africanos, polacos, turcos, brasileros, uno ha visto de todo, en los últimos 10 años: el sueño de Hitler, pura superioridad racial).

Pero, bueno, por aquí podríamos seguir viendo las hazañas totalitario-tiránico-revolucionarias de ese gran país, pero tengo que contarles unos hechos totalitarios que están sucediendo en la tierra de Kant y Weishaupt (para quienes lo ignoran: este hombrecito fue el fundador del iluminismo: una sociedad secreta, de enormes daños revolucionarios, desde 1785, que inventó poner las bondades de la dirección de almas católica, al servicio del espionaje, la extorsión, el control de los países y las potencias, mediante el conocimiento, el conocimiento de los secretos de los poderosos). Se trata, para empezar, del sistema educativo alemán. En ese país de altura cultural desmesurada, el país de la raza superior, a los niños de edad preescolar se les está “enseñando” perversión sexual dura: incesto, pedofilia, entre otras cosas. ¡Qué horror, ¿no?! Bueno, espérense, eso no es nada, cuando ha habido padres que han querido objetar, cuando ha habido padres que han querido defender a sus hijos, llevándoselos a sus casas, para educarlos ellos de una manera decente, el gobierno ha recurrido a lo que sólo puede calificarse como la política de la raza superior, de hecho, una ley que prohíbe eso, precisamente, que data de la época de Hitler: han metido presos a los padres, se han llevado a los niños a servicios sociales y han destruido, así, a familias enteras. Uno dice: qué héroes estos papás: ¿no lo creen ustedes? Pero hay un problema: se trata de decenas, a lo sumo, de centenas de personas; en España, cuando Zapatero y su PSOE lanzaron la Educación Para la Ciudadanía, que incluía hasta zoofilia, centenares de miles opusieron la objeción de conciencia; en Alemania, pueden apresar a los remisos, porque son unos pocos. Por cierto, ha habido los que han huido y, como era de esperar, Canadá y Estados Unidos de Obama han tratado, por todos los medios, de hacerles la vida imposible. Entonces, éste es el panorama: estamos ante un gobierno tiránico, con una población de unos pocos que tienen hijos y, los que lo hacen, tienen pocos, pero, de éstos, la mayoría aplastante está dispuesta a dejar que el totalitarismo mundial, por órgano de un gobierno tiránico-liberal (go figure), los pervierta desde los 4 años. Alemania sí que tiene un futuro brillante, mi panita. Sobre esto, en Life Site News, hay una miríada de artículos, pero les dejo aquí, meramente como muestra, éstos: https://www.lifesitenews.com/news/germany-jails-eight-christian-fathers-for-removing-children-from-sex-ed-cla, https://www.lifesitenews.com/news/german-mother-sent-to-jail-for-refusing-government-sex-ed-appeals-to-human, https://www.lifesitenews.com/news/german-government-publication-promotes-incestuous-pedophilia-as-healthy-sex, https://www.lifesitenews.com/news/obama-justice-department-draconian-german-laws-banning-homeschooling-promot/, https://www.lifesitenews.com/news/german-homeschool-family-denied-asylum-in-the-u.s.-appeals-to-supreme-court, https://www.lifesitenews.com/news/german-homeschooling-family-seeks-asylum-in-canada/.

Bueno, pero, ¿quién podrá defenderlos? Como Chespirito se murió, no hay Chapulín Colorado; puesto que Supermán es creación inspirada en alguna forma de nietzscheanismo, lo mismo que Hulk y mucha de la iconografía asociada a muchos “súper-héroes” gringos, a los que, en Marvell, ahora llaman “vengadores”, como si un héroe tuviera algo en común con ese mal, que “mata el alma y envenena”, la venganza, por aquí, tampoco podemos esperar nada. Los santos, como pretendía Chespirito que fuera su Chapulín, sólo ellos pueden defender a los chiquitos alemanes, a los que espera una vida espantosa: perversión en una sociedad agonizante o ya tomada por país y cultura extranjeros. Horrible. El asunto, mis amigos es que los verdaderamente llamados, no por un carisma especial, a la manera de Santa Catalina o del fundador de Alemania, San Bonifacio, o de su precursor, San Columbano, quienes deberían estar defendiendo a los alemancitos y a esos papás heroicos, que no son vengadores, sino esforzados-sacrificados, quienes deberían alzar la voz son los obispos alemanes… Pero no los esperen parados, siéntense tranquilitos, los obispos alemanes hace tiempo que dejaron de ser católicos y que abandonaron la moral de un todo. Me permito hacer un espacio pequeño para alguna excepción muy escondida, que sea el secreto mejor guardado del país tedesco, como dicen los italianos. Fuera de esa sorpresa del “dios de las sorpresas”, perdón, no de éste, del Dios verdadero, los obispos alemanes están vendidos al poder y el dinero y son una banda de apóstatas o, en el mejor de los casos, herejes: aunque esto sería sólo para conservar sus privilegios con el fisco alemán. Verán, en Alemania, la Iglesia fue comprada por treinta monedas de plata, por una cosa llamada impuesto eclesiástico, que hace de la alemana actual la Iglesia más rica de la historia. Ésa es una poderosa razón para no tocar nunca asuntos morales y dedicarse a la demagogia tiránico-relativista pelada, a la manera de los villanos platónicos. No esperen nada bueno de una conferencia episcopal liderada por Reinhard Marx, cardenal, que quiere, activa y confesadamente, destruir a la Iglesia (https://eticacasanova.org/2015/02/13/cardenal-marx-mano-derecha-de-francisco-revela-plan-para-destruir-la-iglesia/); que se declara en cisma, que declara que la Iglesia de Alemania no tiene que obedecer a Pedro o a concilio, que es absolutamente autocéfala, hasta un punto que ni los ortodoxos se atreverían a llegar nunca (http://www.dici.org/en/news/toward-a-german-autocephalous-church/).

Así, Alemania, esa tierra fértil, ha sido tan prolífica en generar malvados de talla mundial que es arrasador. Hay que ser justos y destacar también los santos alemanes y las buenas gentes que han habitado ese país y, aún, han tenido que soportar la maldad de estos tipos como nadie. Pero eso no quita el trabajo devastador de esta gente de vidas y doctrinas deplorables. Puede que Inglaterra, Francia, Estados Unidos, Rusia, China, sean semilleros insignes, por demás, de malvados de dignidad galáctica, pero Alemania tiene que tomar su lugar. No tiene nada de extraño, pues, que muchas de las grandes herejías de la historia de la Iglesia hayan encontrado en Alemania su origen o tierra fértil en la que echar raíces. Desde mucho antes de Lutero, Luis de Baviera comenzó la primera gran rebelión contra el Papado, catapultando a la “inmortalidad” las obras de esos grandes revolucionarios mundiales, Ockham y Marsilio de Padua (https://eticacasanova.org/2014/09/10/revolucion-cultural-origen-y-genealogia-hasta-el-porno-y-el-sex-drugs-and-rock-and-roll/). Eckhard introdujo cosas raras en su misticismo neoplatónico, del Uno y la Inteligencia Primera, opuestos a la verdad ortodoxa, que es la Trinidad. Luego, los tedeschi, los germanos, en Constanza y Basilea, en los concilios que dirigieron a la Iglesia en esa época de crisis que fue el Gran Cisma y el Conciliarismo, estuvieron del lado del Concilio, tratando de llevar el ockhamismo y las visiones de Marsilio adelante. Luego vinieron Von Hutten con su chauvinismo alemán, y Reuchlin y su magia y su cábala. Y, en este ambiente, apareció Lutero; y, de él, surgieron Muenzer, los anabaptistas, los del partido de Zuingilo y Oecolampadio y Calvino y, finalmente, el desastre que es el cuadro del cristianismo protestante en el mundo de hoy, con todo y las locuras llamadas Testigos de Jehová, secta anti-política, y los mormones. La historia ha sido tan abundante, con los magos y pseudo-místicos, hasta el más grande de todos en el siglo XVII (quizás), Jakob Böhme, Paracelso, Agrippa, inspiradores del rosacrucismo y, por tanto, de la masonería.

Pero es importante venir más cerca, porque las grandes herejías de hoy, el modernismo, como el epítome de todas, tienen en Alemania nacimiento y crianza: Schleiermacher es el nombre que están buscando. Claro, en el mundo germano, uno tiene a Barth, que dijo que todos íbamos para el Cielo y que nadie se condenaba, influenciando a Von Balthassar y, por su vía, a muchos católicos, entre los que, posiblemente, esté Francisco, Papa. Pero hay uno que se destaca entre todos, en los últimos dos siglos: Rudolf Bultmann. Él inventó eso de la desmitificación aplicada al Evangelio, arrancándole a Jesús su divinidad y su Resurrección (y “si Cristo no resucitó vana es nuestra predicación, vana nuestra Fe y vana nuestra esperanza”, I Corintios 15,14), convirtiendo al Evangelio en una mentira y a Cristo en un loquito crucificado y toda la historia del Cristianismo en el más grande absurdo imaginable. Pero, lo peor, abriendo una brecha entre el Cristo del Evangelio y el “histórico”: esto tuvo inmensas consecuencias. Sin dudas, esta maldad de Bultmann tiene antecedentes; los syllabi de los papas hablaban del historicismo, que puede ser hegeliano, de un “absoluto” que fecunda la cultura, o del sentimiento y el arbitrio, de culturas que surgen de “sentimientos religiosos” o de arbitrios ciegos; pero este alemán abrió la brecha de par en par. De él vienen, por darles un ejemplito, esos católicos marxistas que suelen llamarse “teólogos de la liberación”, que toman la brecha de Bultmann y la convierten en un golfo: del Jesús de los evangelios queda nada y el verdadero sería el pueblo proletario en su lucha histórica contra las condiciones de la opresión por parte de los poderosos (vid. de la Congregación para la Doctrina de la Fe de Ratzinger, http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19840806_theology-liberation_sp.html). Un Cristo del ateísmo y la lucha de Clases; una sabiduría divina de la primacía de la ortopraxis por sobre la verdad; y pare de contar. El acabose, el apaga-la-luz-y-vámonos, esto se lo llevó quien lo trajo… Por cierto, hay pasajes de la Evangelii Gaudium claramente inspirados en esta “teología” (193-194): un nuevo punto que lleva a desviaciones de origen alemán al mundo, ¡de qué manera!

Y, así, uno podría seguir hablando de la herencia hermosa de tantos alemanes de bien… Es sarcasmo, es un poco feo, claro que hay alemanes de bien, pero hay tanto destacado mundialmente en el mal, que es un espanto.

***

Mientras tanto, uno recuerda a la Beata Ana Catalina y sus profecías. Profecías impresionantes. En ella, se inspiró Mel Gibson para hacer su Pasión. Ella dijo cosas tan asombrosas, con el beneficio de la retrospectiva, como ésta: “Desde ese lugar fui a un inmenso territorio (Rusia) completamente tenebroso y lleno de maldad, de allí surgían grandes tormentas. Los habitantes eran de un orgullo inusitado (AA.II.418). Construían grandes iglesias y creían tener la razón de su parte. Vi que se armaban y que se trabajaba por todos los lados: todo era sombrío y amenazante. Vi ahí a san Basilio y a otros. Vi sobre el castillo de tejados deslumbrantes el Maligno que se mantenía en las agujas (AA.II.418)”. El diablo, en el Kremlin, esperando para brincarle al mundo, como lo hizo, 100 años después de esto; y ella lo anuncia cuando nada parecía indicar que algo así sucedería, no desde Rusia. En este mundo de indiferentismo religioso a la manera del masón, de traición a la Iglesia, de la renuncia de Benedicto XVI, nos asombra que la Beata haya dicho esto: “Vi al santo Padre en una gran tribulación y una gran angustia que afectaba a la Iglesia. Le vi muy rodeado de traiciones (AA.II.414). ¡Ellos quieren quitar al pastor el prado que le es propio! ¡Quieren imponer otro que deja todo en manos de los enemigos! Entonces, tomada por la cólera, ella elevaba el puño cerrado diciendo: ¡Alemanes Bribones! ¡Escuchad! ¡no lo conseguiréis! ¡El pastor está en una rocalla! ¡Ustedes, sacerdotes, no se mueven! ¡Dormís y la granja arde por todos los lados! ¡no hacéis nada! ¡como lloraréis por eso un día! (AA.III.184)”. O esto otro, más impresionante todavía: “Vi todo lo que respecta al protestantismo tomar cada vez más poder, y la religión caer en decadencia completa (AA.III.137). Había en Roma, incluso entre los prelados, muchas personas de sentimientos poco católicos que trabajaban para el éxito de este asunto (la fusión de las iglesias). Vi también en Alemania a eclesiásticos mundanos y protestantes iluminados manifestar deseos y formar un plan para la fusión de las confesiones religiosas y para la supresión de la autoridad papal (AA.III.179). ¡… y este plan tenía, en Roma misma, a sus promotores entre los prelados! (AA.III.179). Ellos construían una gran iglesia, extraña y extravagante; todo el mundo tenía que entrar en ella para unirse y poseer allí los mismos derechos; evangélicos, católicos, sectas de todo tipo: lo que debía ser una verdadera comunión de los profanos donde no habría más que un pastor y un rebaño. Tenía que haber también un Papa pero que no poseyera nada y fuera asalariado. Todo estaba preparado de antemano y muchas cosas estaban ya hechas: pero en el lugar del altar, no había más que desolación y abominación (AA.III.188)”.

Pobres alemanes buenos, los de ahora y los de los siglos… aunque a Alemania no le quedan sino décadas. Qué desgracia, la cuna del Sacro Imperio, que fue ese baluarte de la Iglesia, de la Cristiandad latina, o germano-latina… Y pobres niños todos y papás decentes alemanes, qué manera de afincarse sobre ellos la tiranía mundial… Así, tenemos un rincón más que se nos ha mostrado y tenemos más clara la verdad sobre nuestro mundo, un mundo de locos, un mundo hecho para héroes, para malvados machos o para deprimidos y ansiosos, drogos y desesperados… REBELARSE ES MENESTER APREMIANTE, UNIRSE A LA REBELIÓN, A LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, CONTRA ESA OPRESIÓN TIRÁNICA REVOLUCIONARIA…

Anuncios

13 comentarios

  1. Marcelo dice:

    Sos un pelotudo. Estas tan confudido que te equivocas siempre de enemigo. ¿No te das cuenta que emplean al nazismo y a Hitler para quebrantarnos la voluntad a los católicos con pocos conocimientos para que aceptemos y bendigamos a los homosexuales y consideremos a los anticristos judíos como superiores y únicos hijos de Dios?.
    Vos sos culpable de las penas que tienen que sufrir los pobres alemanes.
    Sos cómplice del mundo y el genocidio practicado al pueblo alemán para imponernos el holocuento como dogma de fe. deberías creer mas en Nuestro Señor Jesucristo para que no te confunda satanás.

  2. Mira, Marcelo, yo me imagino que eso de “pelotudo” debe ser tremendo insulto, ya que empiezas así tu andanada. Después, te mandas con otra serie de comentarios sobre mi persona, que seguro serán interesantes, cuando publiques mi biografía, pero no aquí, no ahora: el tema. Y ahí está el detalle: tú, parece más que claro, tenías alguna ojeriza acumulada contra el sustcrito y te la mandaste aquí. Vamos a empezar: ¿dónde hablo yo del “Holocausto”? Ni siquiera creo en el concepto, aunque eso no quita ni un pelo del asunto del genocidio nazi, que sufrieron tantos. Si no, ¿dónde está Maximiliano Kolbe, dónde Edith Stein-Teresa Benedicta de la Cruz, dónde? Sabías, seguro que Dauchau es el mayor cementerio de curas católicos del mundo. Otra cosa, ¿qué tiene que ver eso con el tema del artículo, que es la educación sexual de la Merkel y la traición de obispos y teólogos alemanes y la relación de eso, desde la historia, con otros 15 artículos en que pruebo, sin dudas, que hay una tiranía mundial totalitaria? Además, si leyeras el blog, verías todas las entradas en las que me lanzo a defender a la Iglesia de esos ataque que tú mencionas. Finalmente, Hitler es nombrado en el artículo en tres pasajes: dos de ellos no lo tienen como tema, sino a cosas que se comparan con sus leyes racistas y eugenecistas; la otra, en la lista histórica de revolucionarios alemanes. De resto, el artículo no tiene, de ninguna manera a Hitler ni a los nazis como tema. Así, compinche, el “pelotudo” puede que seas tú, ni lees la cosa y, cuando ves a Hitler, ves a la calva oportunidad de insultarme, sin leer más. Eso se llama mentira, MENTIRA, la mentira tiene un padre, el “HOMICIDA DESDE EL PRINCIPIO”; no seas tú de la mentira, para que no seas de él y de su equipo, nunca. Yo sé que tratarás de no serlo. Yo me imagino que eres SSPX, que amas a Williamson, que te hirió profundamente la trampa que le pusieron en el 2009. No la pagues conmigo, págala con la gente de tu orden que lo tiró debajo del autobús, para inmolarlo en el altar de la corrección política, a Afellay, a Matt Ferrara y todos los demás que, junto con otros traidores en el Vaticano, convirtieron en dogma de Fe el relato judío sobre Hitler: no me meta a mí en ese paquete, hermano, que nunca he estado ahí…

    • Por cierto, hay judíos, como los de la PWF, que están entre los más importantes defensores de Pío XII y su eximia memoria en el mundo, si no es que son los principales, por encima de todos nosotros católicos, para que sepas

  3. Marcelo dice:

    No soy de la FSPX. Soy un católico de a pié, que ante la desorientación se ve abrumado por sabiondos que en lugar de orientar en el evangelio, solo pretenden hacer ver lo mucho que saben.
    El Williamson ese, es igual al resto. Solo confunde más.
    En cuanto a los tiranos del mundo, es fácil ver que usan a los sabiondos en su propósito de confusión, para seguir inyectando sugerencias no probadas (es decir mentiras) y arrastrar a los sencillos en el amor al mundo para poder continuar sometiéndolos a tremendas tribulaciones, donde las peores son el ver a nuestros seres queridos persiguiendo la inmundicia, viéndonos a nosotros como despreciables indignos y nazis, solo por no querer creer en que Hitler era un monstruo horrible.
    El día que se desmorone ese mito, ya no van a tener un chivo expiatorio que les permita imponer sus adulteraciones de la verdad.
    No pueden ir de frente contra Nuestro Señor Jesucristo, por eso necesitan otra cosa que sea terrenal.
    Si te ofendí, te pido disculpas, pero es que no me agrada que me tomen a mí por pelotudo.
    Comparto algunas cosas que escribes y las leo porque justamente necesito salir de la confusión, pero la lógica me indica que no puedo creer en todo, por lo que la base de mi lectura es el Evangelio (hasta memorizarlo si es posible) para poder cumplirlo y ya no ser confundido.

    • OK, Marcelo. Mira, perdóname tú a mí, si he hecho algo maol, si fui soberbio o lo que sea. Sin duda que me picó lo que me dijiste y te respondí con ese estado de ánimo. De verdad, mi intención al tener un blog es defender la verdad lo mejor que yo pueda; defender a la Iglesia, defender a la ley natural, lo que llaman los derechos de Dios. Por supuesto que puede ser defectuosa mi manera de hablar, etc. Pero te aseguro que trato todo lo posible de hacerlo bien, bien fundamentado, de revisar datos históricos para no decir gratuidades. En lo que dices, creo que hay verdad y que hay un desenfoque. Es verdad que a Hitler lo usan como dices, pero eso no quiere decir que fuera bueno. Era muy malo, tan malo como dicen, los dos papas que reinaron durante su gobierno lo condenaron y mató a muchos de manera muy injusta y fue, junto a Stalin (y, por pasiva, Chamberlain), el origen de la Segunda Guerra Mundial. El problema es que cogen al monstruo y lo hacen expresión de la Iglesia y de una especie de tara de la Alemania, en cuando país o del pueblo de esa nación, como si su surgimiento fuera una consecuencia natural del Cristianismo y del ser alemán. Si ves el artículo, hablo de “anti-judíos” y de “anti-semitas”, porque son dos cosas muy distintas, uno puede ser anti-judío, sin que eso sea nada malo, ni siquiera odio, porque se trata de un rechazo del rechazo de Cristo. Anti-semita es malo, es racismo. Uno de los males bravos de hoy es esa dominación de esos judíos (no son todos, pero esto es dominante) que reduce todo a racismo y endilga el mote de “anti-semita” a todo aquél que esos judíos, plutócratas, que manejan el poder y el dinero (casi exclusivamente), marquen como indeseable. Además, Hitler no surgió de la nada, verás que nombro a Kurt Eisner y Rosa Luxemburgo, dos comunistas que fundaron “repúblicas” soviéticas, a la salida de la Primera Guerra Mundial, en Berlin y Bavaria… y SUCEDE que eran judíos. En Rusia, Zinoviev, Radek, Trotsky, Svedrelov (no recuerdo bien este nombre), Kaganovich (y varios más del comité central y de la Cheka), eran judíos; en Hungría, Bela Kuhn. Entonces, tienes la posibilidad de un temor muy bravo, que podían, sin ser una locura, hacer confluir judío y comunista, tirano-macho. Así fue como este monstruo fue elevado: es monstruo, pero su origen no es el que venden; y, por supuesto, no era católico ni una tara de Alemania ni empezó la guerra el solo, porque, aunque comunistas y judíos quieran taparlo, la guerra la empezaron los dos tiranos, como aliados el uno del otro, que se repartieron Polonia. Y, por supuesto, es de las peores calumnias de la historia ésa según la cual Pío XII fue su colaborador; sobre todo porque viene de parte de gente del pueblo al que Pío XII, arriesgándose y arriesgando mucho, sirvió tanto y tan heroicamente. Bueno, avísame, en serio, te lo pido, si así estás más satisfecho… Cuando escribí lo de arriba no me imaginé que alguien se lo podía tomar como tú lo hiciste: hay cosas que son imprevisibles, no es una locura tu perspectiva, nada que ver, sólo que no me la esperaba. Ahora que te doy esta explicación, a lo mejor cambia tu apreciación del artículo. De nuevo, te agradecería que me avisaras, como corrección fraterna, si quieres. Gracias de antemano, Marcelo, y un abrazo.

  4. Flavio dice:

    Llego tarde a la conversación, pero no quiero omitir dos consideraciones:

    1- suscribo la inconveniencia de la reductio ad Hitlerum. Esto entra dentro del consejo del Jerónimo: si con los impíos no debemos compartir ni siquiera el vocabulario, cuánto menos los juicios. Conocí un montón de infelices que no creían en la existencia del demonio, pero sí en la del Hitler de la propaganda aliadófila. El régimen nacionalsocialista habrá tenido sus inocultables fallas, pero es menester matizar el juicio a su respecto, toda vez que constituyó -a la par de las varias dictaduras surgidas en Occidente por esos años- un intento de salida del atolladero de la ya exánime modernidad. Los vencedores de la guerra decretaron que tendríamos modernidad ad multos annos, y vaya si lo estamos padeciendo. Recordemos la adhesión de no pocos espíritus superiores a la causa nazi (Degrelle, Brasillach, etc.) para proponernos, a este respecto, una saludable epojé.

    2- no sé, Carlos, de dónde colegiste la pertenencia de Marcelo a la FSSPX: no he visto nada en su comentario que me lo hiciera sospechar. Yo frecuento una vez al mes las misas de la FSSPX (porque no tengo oportunidad de hacerlo con mayor frecuencia), y no me permitiría andar queriendo desentrañar el intríngulis del caso Williamson, que bastante dolor debió sembrar de uno y otro lado del pleito. Lo único que sé es que no he asistido a misas como esas, celebradas por sacerdotes que se comportan, visten y viven como tales, a abismal distancia del semi-clero diocesano. Que el uso de “lefebvriano” como mote despectivo es revelador de la crisis de la Iglesia, como lo señala De Mattei en un artículo sobre los “lefebvrianos asintomáticos” (http://www.riscossacristiana.it/lefebvriani-asintomatici-di-padre-angelo-geiger-di-vittorio-spazevic/). Un blogue vecino, que se caracteriza mucho más por su acribia que por su petardismo que no tiene, pone en su frontispicio -casi una declaración de principios- que «la FSSPX se ha mantenido donde estuvo el catolicismo hasta 1962; odiar a la FSSPX es odiar a todo el catolicismo que ellos representan. Y conste que no son de la FSSPX, pero no han olvidado la máxima (aplicable a la Iglesia posconciliar) de que «el árbol se conoce por sus frutos».

    Cordialmente.

  5. Carlo dice:

    Flavio, no creo que Hitler fuera una reacción a la modernidad, era simplemente “otra” modernidad, inclusive más reciente: la de los aliados, URSS inclusive, era la modernidad iluminista, liberal, racionalista, igualitaria, del siglo 18; la de Hitler era la modernidad nacionalista, belicista, romántica, racista, del siglo 19. No veo nada rescatable en el nazismo, y eso que estoy completamente de acuerdo con usted en que hay una propaganda que transformó a Hitler en la encarnación suprema del mal, siempre que se quiere destruir a alguien basta compararselo (en los países de lengua inglesa está de moda hablar hoy de “Putler”, igualando el presidente ruso al líder nazi). Pierre Virion, en “El Gobierno Mundial y la Contra-Iglesia” afirma que el nazismo era la parte visible de la masonería alemana (Sociedad de Thule), pan-europea y anti-semita, mientras que la masonería anglo-sajona hace siglos está aliada con los judíos. Casi todos los conflictos modernos son tan terribles exactamente por la completa falta de opción: es una ideología o facción moderna peleando contra otra igualmente moderna, y los cristianos estamos completamente sin representación. Un polaco católico resistente en los años 40, a quién se une, a los nazis o a los comunistas? Ambos son terribles y anti-cristianos, y no le queda verdadera opción. Una de las pocas excepciones fue la guerra civil española, donde realmente había una facción cristiana, pero que infelizmente tuvo que aliarse a los paganos modernos (fascistas, nazistas).

  6. Hola, Flavio, Carlo y Marcelo. ¿Qué puedo decir? Carlo me quitó varias palabras de la boca, además de que me enseñó unas cuantas lecciones. El asunto es que uno no puede encontrar bien en los nazis, uno sólo tiene que leer la Introducción a la Filosofía de Heidegger para saber que los tipos eran malos: la idea era acabar con la moral y dominar al mundo, basados en su superioridad racial… por el camino (aunque esto no lo diga Heidegger) que mataran a, ¿cuántos?, 100, 150 MM, ¿eso qué importa? Lo de la modernidad de los nazis, por supuesto que es verdad: basta con saber de su milenarismo y de sus mitos raciales-nacionalista-germanos, tributarios de Madison Grant, el ideólogo racista-eugenecista gringo, y de Nietzsche, uno de los ideólogos más malvados de la modernidad, para saberlo. Que si la nobleza del germano, que si la caída de esa nobleza a manos de la moral, de la moral curera, de la moral cristiana, neurastenia, en realidad (Genealogía de la Moral)… También, me basta a mí, al menos, saber que cuatro papas, Pío Xi, Pío XII, Juan XXIII, Juan Pablo II, los condenaran inequívocamente. Saber que Hitler invadió Polonia, en sociedad con Stalin, que los dos macabros se dedicaron a aniquilar a la inteligentsia polaca, de manera inmisericorde, lo que incluía literatos, profesores universitarios y CURAS. Saber que era un soberano eugenecista, entre los peores de la historia… En fin, los argumentos y pruebas son aplastantes.

    PERO, LO MÁS IMPORTANTE DE LO QUE SERÍA MI DEFENSA AQUÍ ES QUE EL ARTÍCULO NO TRATA SOBRE HITLER, SINO SOBRE ÁNGELA MERKEL Y LA SEX-ED Y EL MODO TIRÁNICO, TOTALITARIO, COMO LA ESTÁN IMPLEMENTANDO (Nota de estilo: estas mayúsculas no son grito, son énfasis, que esto no permite negritas, cursivas, etc.). Hitler sólo está en el fondo; ni siquiera lo pongo como ejemplo particular de revolucionario germano. Cuando hablo a propósito de él, es sólo para ampliar el arco y meter a todos los revolucionarios germanos, aunque no de nacionalidad alemana actual. Una de las cosas que más me asombran de todo esto es la manera como la Beata profetizó NUESTRO MUNDO, SIN DUDAS, NO OTRA COSA. ELLA DIJO QUE, POR 1940, DIOS SOLTARÍA AL DIABLO POR 100 AÑOS (ESO ES LO QUE VIO, CREO YO, LEÓN XIII). De ahí los mensajes más cercanos de Fátima y Akita…

    En tercer lugar, el asunto de la SSPX no es que yo tenga nada en contra de esa sociedad, no niego lo que tienen de bueno, yo creo que eso te lo he dejado claro, Flavio, yo reconozco su fidelidad a la Tradición. Lo que le dije a Marcelo tenía que ver con que estaba un poco caliente y que pensé que era un “Williamsoniano” y me parece muy terrible como se trató el tema de la emboscada de los revolucionarios a este hombre en 2008-09, Fellay incluido.

    Finalmente, les tengo que decir algo, en buena parte, yo me dedico a combatir la revolución, yo sé cómo se usa a Hitler como símbolo. Como dice Michael Jones, uno de los peores problemas del Vaticano II (yo, por supuesto, sostengo al Concilio, al verdadero, no al “espíritu del Concilio” ni nada por el estilo) fue el condenar el antisemitismo, saliéndose de cualquier necesidad de la Iglesia, y, lo peor, sin definirlo. Ese vacío permite que los poderosos se apliquen a llenarlo. Los poderosos son los dueños de medios de comunicación, bancos, lobbies, etc.: la mayoría, dirigentes judíos, de ésos, de los que habla Gilad Atzmon (Proud self-hating jew). Entonces, termina metiéndose en la moral católica este concepto (el concepto expresado por el nombre es la definición): “es inmoral y execrable todo aquél que esos mismos judíos determinen, por cualquier causa, por mero desagrado”. Ahí tienen, yo no me embarco en ésa… No me la endilguen…

  7. Flavio dice:

    Otra de las excepciones fue Oliveira Salazar, en Portugal. Y la Guardia de Hierro rumana. Y la Action Francaise. Y en el paganismo de Mussolini no faltó la inspiración política clásica y cristiana, con la recuperación del corporativismo, entre otras bondades. Hombre fundamentalmente sano, ajeno a la perversión de las conciencias propiciada por la modernidad, vale la pena tener en cuenta el dato de su conversión en sus últimos años (relatada por Ennio Innocenti en un libro de referencia sobre el tema) para entender el cruce (arduo de discernir) entre estos “paganismos” y el cristianismo.

    Así lo ensalzó al duce un fino poeta: http://elblogdecabildo.blogspot.com.ar/2010/10/poesia-que-promete.html

  8. Flavio dice:

    Estaba publicando mi comentario a Carlo cuando apareció el tuyo, Carlos. Nobleza obliga, queda claro -y es incontestable- que el tema del artículo es la propaganda aberrosexualista llevada adelante por los soldados tudescos del régimen mundial, nada que discutir a este respecto. Efecto probable del fermento protestante, Alemania parece ser una nación enloquecida, baluarte de la perversidad que hoy avanza por todos lados.

    Basar en las condenas de los pontífices el descrédito de las dictaduras europeas de mediados del siglo XX no es válido: sobran los católicos de ley que le imputan a Pío XI el haber abandonado a los cristeros y su condena de Maurras, produciendo con ello una desmovilización notable del catolicismo francés. El ralliement de León XIII supuso un juicio político lamentable en aquel pontífice, lo mismo -ya entrando en la controvertida Iglesia conciliar- que la condena de Paulo VI de la pena de muerte decretada por Franco contra los etarras, respondida vibrantemente por un católico cabal como Blas Piñar. La infalibilidad pontificia no llega, obviamente, hasta estos márgenes: pretenderlo sería incurrir en papolatría.

    • Bueno, de papolatría yo no padezco, creo que está demostrado más que de sobra… y me enfurecen los papólatras actuales: ya van a decir que Bergi (aplicación a Bergoglio de lo mismo que le aplicaron a Sarah Ferguson, Fergi) es Dios, falta muy poco; sobre todo, después que Bergi dijo que Dios no existía, que no hay un dios católico y que hay que confiar en el dios de las sorpresas, que sospecho que es él mismo. Con todo el respeto que me merece el Papado. Claro que lo de los cristeros fue una vergüenza de marca mayor: México se fue al piso después de eso: piénsalo, un pueblo de héroes así, sin parangón en el mundo, devenido en la piltrafa del mundo, con su santa muerte y su narcotráfico. Y el remate se lo dio Bergi, con su “mexicanización” y la entrevisat de control de daños ex post “obra”. La cosa no es sólo las condenas papales, ahí puse más, lo mismo que Carlo. Ahora, si tienes algíun problema con la narrativa contemporánea, lee “En los tiempos de la esvástica” de Messori (http://www.mercaba.org/IGLESIA/Messori/Leyendas-negras-Messori-7.pdf).

    • Aaah, se me olvidó. Una de las cosas peores de esa narrativa del Ingsoc de hoy es eso de Hitler “fascista”. O que Mussolini era el diablo. Chávez, según algunos, era un “fascista”. ETC. Mussolini se enfrentó a Hitler y hasta lo repelió de Austria, en el 34, en el 37 ya no pudo más, pidió ayuda a Inglaterra y Francia, que no respondieron. Cuando ya era evidente que estaba solo, se alió al tirano. Mussolini no fue un ángel, pero hay mucha conciencia sucia y deseos de meter a la Iglesia en los genocidios (el concordato del 27) en las condenas dirigidas a este señor hoy en día…

  9. Carlo dice:

    Flavio: a Salazar sí lo admiro muchísimo. Un hombre modesto, sin ninguna pretensión de aparecer como “un gran líder” (nunca hubo en Portugal esas grandes marchas y puestas en escena para alabar al líder), abiertamente católico desde su juventud, cuando se peleaba contral el anticlericalismo de la Primera República. Lo considero inclusive más cristiano que Franco, aunque eso puede ser porque el portugués tuvo muchísima suerte y no tuvo que pelearse en una sangrienta guerra civil, pues gracias a las apariciones de Nuestra Señora en Fátima los modernistas (sean liberales, comunistas, o proto-fascistas) en Portugal quedaron completamente desacreditados y se hundieron solos. Curiosamente, Salazar todavía es muy respetado en Portugal, a pesar de este país estar en el núcleo del Nuevo Orden Mundial (OTAN, UE) hace décadas:
    http://pt.wikipedia.org/wiki/António_de_Oliveira_Salazar#Os_Grandes_Portugueses
    Respecto a la Garda de Fier y la Action Française, no conozco lo suficiente para afirmar algo. Sobre Mussolini, quizás algo bueno se pueda decir de él, mi abuelo (que estuvo en Italia en los 30) decía que era un buen líder y que su gran error fue aliarse a Hitler, y que debería haber hecho como Franco: usado a los nazis cuando necesario, pero sin meterse en las guerras (esencialmente anticristianas) de esos. Pero Mussolini y el fascismo fueron las grandes inspiraciones políticas de Hitler, y hay inegables semejanzas. El culto de personalidad, muy presente en el régimen fascista, no es exactamente cristiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: