Kalós

Inicio » Actualidad » Observatorio Antitiranía: el patético caso de Venezuela

Observatorio Antitiranía: el patético caso de Venezuela

Un país está al borde de una catástrofe como pocas y la tiranía avala todo

A Basil Da Costa, Roberto Redman, Ángel Ciro Pedreáñez, Franklin Brito, Génesis Carmona, Keila Ugas, Maritza Ron de Torregrosa y a todas las demás víctimas. Principalmente, a mi amada patria, presa inerme de una caterva de demonios que se ensañaron contra ella, juguetes de la tiranía mundial: Venezuela, algún día vendrá la restauración y yo espero dar todo por devolverte algo de lo que me diste

Basil Da Costa, la primera víctima de la masacre continuada del año pasado

Basil Da Costa, la primera víctima de la masacre continuada del año pasado

Un día, voy en un autobús por Santiago de Chile, donde vivo, desde hace 7 años. Pregúntenle a cualquier balsero de Miami, nadie está obligado a vivir en la Habana de Fidel, ¿verdad? Un tipo se pone a hablarme, al ver que soy “no-chileno”. Le digo que soy venezolano y se pone a darme consejos, como si yo fuera todo el país; él, con su sabiduría, arreglaría todo: Venezuela no tenía que salir de un totalitarismo feroz, asesino y aplastante, no, tenía que superar la polarización, generada, al parecer, por una fuerte “conciencia de clases”: los ricos y los pobres, conservadores-reaccionarios y revolucionarios, respectivamente, tenían que deponer su odio y reconocerse mutuamente. Oh, mi Dios, que desesperación, hube de “calarme” la retahíla por una buena media hora y, por caridad, mantener mi boca cerrada: no había ningún sentido en tratar de sacar al hombre de su error. No sólo estaba infectado, lleno, de ideologismo y comunismo, estaba increíblemente engañado sobre la naturaleza del problema de Venezuela. Eso era lo que había leído en la prensa, lo que había visto en la televisión; quizás no tan abiertamente distorsionado, pero, sin dudas, ASÍ de desfigurado…

***

06 de diciembre de 2002: Keila Guerra Ugas, QEPD y que haya justicia, algún día. Yo lo recuerdo bien, estaba en misa en La Tahona y, de repente, se oyó un grito desgarrado: “¡¡¡Chávez está matando a la gente!!!”. Al final, fui a la casa y vi el video. Luego Chávez le concedió la orden de la caballería a Gouveia, al asesino de la adolescente Keila, “el Caballero Joao”, lo llamó. Me parece milagroso que no haya habido muchos más muertos, como tantas otras veces, un poco de disparos a mansalva a un mar de gente, a quema ropa, y ¿cuatro muertos? Es increíble: otros 22 heridos de bala. “Sí, Orlando –le digo a un amigo–, es un dolor espantoso. Es la sangre de la patria… y la tiranía mundial calla y el New York Times, el Washington Post, el Listín Diario, Der Spiegel, El Mundo, Le Figaro, El Tiempo, El Mercurio, todos, callan”. Uno ve cómo matan por televisión a decenas ya y se pregunta: “¿cuántos serán los muertos, si hemos visto a decenas, por televisión?” Y el mundo calla. El gobierno premia a los asesinos y les levanta monumentos; y el mundo calla. Es un horror de sufrimiento: afuera, estos malvados han tapado la realidad. “Es polarización izquierda-derecha, ricos-pobres”; y eso es lo que dice el cuñao del enchufao, que es jefe de oposición; lo que dice el ex-guerrillero, que es la conciencia de la oposición; lo que dice el ahora candidato eterno de la oposición. De Ángel Ciro Pedreáñez, patriota quemado vivo, por patriota, al último de los estudiantes de febrero a abril, pasando por Keila y por la señora Maritza Ron de Torregrosa, de 70 y pico, que mataron cobardemente, el 16 de agosto del 2004, en la misma Plaza Altamira, a la vista de todo el país, en vivo, estando arrodillada, del primero al último, pasando por la Constitución del 61 y la institucionalidad del país, los mineros y los sindicalistas de Guayana, el país ha sido desangrado. Es una Gran Tribulación, profetizada por el Salvador. El dolor es terrible, porque mataron al país, el día que comenzaron las invasiones agrícolas, hasta el día en que terminaron su obra de arrase de 4,5 millones de hectáreas de tierra, el día que mataron a Franklin Brito, a la vista de todo el país. Y la prensa internacional, calla o miente, la tiranía está en Venezuela, la tiranía está mucho más allá.

***

Los sindicalistas de la construcción de Guayana. En febrero de 2007, estábamos mi esposa y yo oyendo la radio, como siempre, oyendo noticias y programas de opinión: en la Venezuela dominada por el comunismo, la angustia lleva a estar muy pendiente de todo lo que pasa. Hay una conmoción: en la noche anterior, se habían despachado a cuatro sindicalistas de la construcción de Puerto Ordaz; el jefe de la PTJ, la policía judicial, encargada de investigar los delitos, para sustanciar los juicios penales, llegó a las 7:30 de la mañana y dijo que los 4 casos, ocurridos en lugares diversos de la ciudad de gran amplitud geográfica, eran todos crímenes pasionales. El tipo tenía ya resueltos los casos, antes de que empezara la investigación y sabía que los móviles de todos coincidían. Pero eso no es todo, el escándalo peor era que, en los últimos 13 meses, iban más de 120 sindicalistas de la construcción de Puerto Ordaz asesinados: ¿crímenes pasionales? En la ciudad operaba un sindicato chavista que luchaba por imponerse en el ramo: todos los muertos eran del sindicato “tradicional”, “histórico”… Y la gran pregunta es: éstos son los sindicalistas de la construcción de Puerto Ordaz, ¿qué tal los sindicalistas de la construcción de todo el país, los sindicalistas en general de Puerto Ordaz, los de todo el país, qué tal la población general de Puerto Ordaz, la de todo el país? En televisión, hemos visto decenas, ¿cuánto son los muertos totales, cuando, los que uno vio en televisión, en vivo, son decenas, cuántos muertos callados por cada uno en televisión? Y los asesinatos del país pasaron de 3 a 25 mil al año: ¿por qué un gobierno fomenta de este modo la anarquía y el homicidio generales? Y los secuestros van de 20 a un número indeterminado sobre los 5 mil; y las drogas, etc. El desastre total… y según las cifras que dan ellos mismos, el Instituto Nacional de Estadística y otros así. Y, a todas éstas, hermanos no venezolanos o venezolanos en el exterior, en los respectivos países, ¿qué dice la prensa de todo esto, lo reportan, se sabe?

En Venezuela hay una guerra, tan grande como la de Siria… Chávez lo decía todo el tiempo. Uno se enteró de las guerras de baja intensidad y de 4ª generación, gracias al tiranillo… 4,5 millones de hectáreas de tierras productivas expropiadas, de tierra que ahora es terreno arrasado. En un país que, en 1998, tenía superávit en la balanza comercial de alimentos y hoy importa absolutamente todo. El café, que, por más de 200 años, se exportó, el mejor café del mundo, ha desaparecido. La leche, de la que se producía hasta para que se diera la vergüenza de los ganaderos del Sur del Lago de Maracaibo botando la leche al Lago, para mantener los precios, esa leche, ha desaparecido. Y no queda nada. Pero, ¿qué dice la tiranía mundial, dónde están los medios de comunicación LIBRES del mundo?

Chávez arma a guerrillas urbanas y rurales, por miles; habla de ellas en televisión, en cadena nacional de radio y televisión, hace historias de la guerrilla en Venezuela, habla de personajes clave, miembros de su gobierno, de Alí Rodríguez Araque, Giordani, Rodríguez, etc. ¿Y qué dice la prensa internacional, qué dicen los embajadores? El de Panamá habló, buscó ponerle el cascabel al gato, ¿qué hicieron los demás, qué dijo la prensa? Un periodista español se infiltra en los campamentos de entrenamiento y saca el video, ¿cuántos lo conocen, cuántos canales de tv en los países de Occidente lo han transmitido?

Chávez endeuda al país más allá de su capacidad, un país con una deuda inferior a su presupuesto anual es convertido en un país con una deuda impagable y en un tiempo record y sin obras (autopistas, trenes, hospitales, represas, universidades, colegios, redes de riego, acueductos, cloacas, viviendas) que justifiquen la asunción de las cargas insoportables. Eso, en una bonanza petrolera sin precedentes, en la que se dilapidaron más de un billón (1 por 10 a la 12; un 1 y 12 ceros; 1 x 1012; 1.000.000.000.000; un millón de millones; lo que, en inglés, llaman one trillion; mil millardos). Mientras se quebraban absolutamente todas las empresas comerciales e industriales, hasta las públicas, que componían la economía del país. Mientras tanto, se regalan recursos sin límites a otros países, en especial a Cuba, a la que se le dan decenas de miles de barriles de petróleo al día, y el país está cada vez en una situación más angustiosa. Hoy por hoy, se ha llegado al límite en que la hambruna asoma en el horizonte como un hecho ciertamente posible, nada lejano, incluso para la gente con dinero, pues los recursos reales están en una merma tan bestial, que puede que pronto no haya comida para alimentar al país. La escasez, en todo caso, es impresionante y no se consigue pollo, aceite, leche, pañales, jabón o desodorante. ¿Y qué dice la prensa? Ahora, luego de 16 años y en las circunstancias en que estamos, han criticado algo la economía… y un poco la opresión, pero ni por asomo en una proporción adecuada. ¿Y qué dicen de los nuevos ricos revolucionarios, gente que, sin producir nada, ahora tiene miles de millones de dólares, qué dice de ellos la tiranía mundial?

¿Qué decir de la opresión? Leopoldo; Ledezma, Scaranno, Ceballos, alcaldes electos, apresados y despojados de sus cargos, sin fórmula de juicio… es decir, sin una que alguien pueda decir: “se respetó le debido proceso”. Miles de heridos en marchas, miles de presos, despedidos de sus trabajos, perseguidos, amenazados, asesinados, incluso muchos del propio gobierno, por el solo hecho de no gustarles al gobierno. Dicen: “por protestar”; pero eso es errado: es por no gustarle al gobierno: 1) hay protestas que se toleran; 2) y hay a quienes se persigue sin protestar, sino por ser de una facción de poder del gobierno que, por ejemplo, ha crecido mucho. Pero, ¿qué dice la “comunidad internacional”, el poder del mundo, dominado por su tiranía?

¿Que hay elecciones? No me digas. En Venezuela no hay elecciones, hay parapetos, parafernalias de la mentira, más nada. Un registro electoral con más de 3 millones de fantasmas, controlado completamente por un gobierno que, desde que llegó al poder, lo primero que hizo fue acabar con la fiscalía nacional de cedulación, el organismo que controlaba la emisión de documentos oficiales de identidad. En un país que, con una fuerte presión IN-migratoria creció la población electoral, de 1978 a 1998, en un 40%, en 20 años. Mientras que, desde el 2001, creció, luego de la supresión de la fiscalía, en los siguientes 10 años, con una fuerte Emigración (de varios centenares de miles de personas), en un 70%, lo que puede ver cualquiera con sólo buscar las elecciones venezolanas en Wikipedia. En Venezuela no hay elecciones, punto. La tiranía mundial lo sabe, ella tiene unos medios, llamados, de comunicación e información, ¿te informaron de ello?

Metieron a los cubanos a mandar en Venezuela, sin ningún esfuerzo, de regalito, con lacito y todo. La inteligencia militar, los registros y notarias, los aeropuertos, la inmigración, la cedulación, los movimientos “populares” del gobierno (CDR), la asesoría presidencial, todo es manejado por ellos; ellos dirigen esta debacle. ¿Y qué dicen los embajadores, los medios internacionales?

Acabaron con los medios de comunicación del país y montaron una masa enorme de medios de la mentira totalitaria, sólo quedó la televisora de Rockefeller y su “proxi” Cisneros, ¿Y qué dijo la tiranía mundial?

***

Como digo en este artículo: Tiranía mundial, prudencia y patriotismo hoy, la tiranía mundial es nihilista radical, no acepta, siquiera, formulaciones particulares, como las de Marx o Nietzsche o el capitalismo radical, éstas sólo servirían como puntas de lanza de su gobierno, descomunalmente pragmático. De modo que se puede usar: indigenismo, comunismo cultural, comunismo político, capitalismo extremo, drogas, liberación sexual, progresismo, calificaciones de riesgo, primaveras árabes, quiebras financieras masivas, ayudas económicas de “salvataje” de empresas descomunales (Wall Street 2008 y ss.), aborto, guerras, drogas (David Geffen, George Soros, el Cato Institute, David Boaz, su presidente, y, suponemos, la Coca Cola, el Citibank, la Shell, Toyota, Phillip Morris, patrocinadores del instituto, así como la ACLU [American Civil Liberties Union], por ejemplo, son notorios financistas e impulsores del lobby para legalizarlas en EUA; vid. http://www.culturewars.com/CultureWars/Archives/cw_recent/legalization.html), y todo lo que ayude a su gobierno planetario. Para Venezuela, sin embargo, la receta ha sido especialmente virulenta, ha sido un arrase de impresionante magnitud. Uno desea buscar pistas, pistas de semejante ensañamiento. Parte procede de que, en los 60, Venezuela derrotó en tres oportunidades intentos de invasión por parte de Cuba, así como las intentonas “endógenas” de entronizar al tirano caribeño, algo sobre lo que Chávez solía perorar en sus interminables cadenas. También pueda tener que ver la OPEP, que fue iniciativa y hechura venezolana y que hizo despertar, en un momento crucial, algo como un movimiento nacionalista árabe. El caso es que a Venezuela la han destruido totalmente; y es muy difícil pensar en una recuperación del país en las próximas décadas… y llama mucho la atención y pide que se busquen explicaciones… y que, antes que nada, se constate el hecho, lo que la tiranía mundial ha escondido de manera asombrosa… A Stalin y a Hitler, en sus oportunidades, les escondieron sus delitos impresionantes; todavía hoy hay quienes pretenden esconderlos. El caso es que en Venezuela ha habido una de las grandes debacles de la humanidad y, luego de 16 años, apenas ahora es que los medios de la tiranía mundial están empezando a denunciar males y bajo reservas (las elecciones democráticas) y dejando de lado los peores daños en todo el asunto. Hay, por tanto, que denunciarlos, es un deber patrio y un deber cristiano, un deber patrio-cristiano. El imperio es chavista, digámoslo claro: no el imperio gringo, que es, meramente, una marioneta de intereses que lo mueven a él también. En artículo de esta semana, hablaré de la estructura mundial de poder actual; en él se verá, por ejemplo, cómo intereses no gringos arrastraron a ese país a la guerra de Irak, por lo menos… El imperio, el “supra-gringo”, el que le ordenó a Barack Obama entregarle a Chávez a Walid Makled, ese imperio, es chavista, no por “afinidad ideológica”, sino porque es una buena marioneta. Denunciarlo es deber patrio-cristiano, cristiano-patrio. DENUNCIARLO ES REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: