Kalós

Inicio » Actualidad » Cardenal Marx, mano derecha de Francisco, revela plan para destruir la Iglesia

Cardenal Marx, mano derecha de Francisco, revela plan para destruir la Iglesia

Dicen “reforma de la Curia”, es mucho más, masonería pura

El cardenal Marx, autor de otro libro llamado El Capital. Quiere lograr lo que el otro Marx soñaba: destruir a la Iglesia Católica, lo anima una astucia superior

El cardenal Marx, autor de otro libro llamado El Capital. Quiere lograr lo que el otro Marx soñaba: destruir a la Iglesia Católica, lo anima una astucia superior

En una entrevista exclusiva a la revista América, de los jesuitas gringos, el tal cardenal, arzobispo de Múnich, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, miembro del grupo de los 9 cardenales que asisten a Francisco, Papa, en el gobierno de la Iglesia (¿universal?, él dice que no) y en esa black op llamada “reforma de la curia”, el apóstata de uña en el rabo dio a conocer las líneas maestras del plan. Hay que aprovechar, el enemigo ha dado a conocer sus planes, tenemos una mejor posición para enfrentarlo. La idea es que de la Iglesia no quede piedra sobre piedra. Esto no puede sino llamarse diabólico.

No cabe la ignorancia como excusa, un obispo, un cardenal un asesor del papa, no es uno que no sepa lo que hace… un papa no es uno que no sepa que ha puesto a puro malvado cuyos sueños sean destruir a la Esposa de Jesucristo, menos si hasta yo lo sé: hasta yo, quien quiera, sin excepción… Es más, ha habido confesiones de que todo esto es un plan orquestado: Lorenzo Baldisseri, cardenal secretario del sínodo, ex mano derecha del anti papa Martini, dijo que Francisco había aprobado la publicación de la Relatio Post disceptationem del sínodo de octubre (https://www.lifesitenews.com/news/pope-francis-approved-family-synods-controversial-mid-term-report-before-pu): recuerden, el documento que decía que los homosexuales, en cuanto a su vicio contra natura, eran un aporte para la Iglesia, el que se sacó, dándole un golpe de estado a los obispos: el que hizo de toda la maniobra del sínodo un mero parapeto, montado para destruir a la Iglesia, destruyendo matrimonio, moral sexual, Eucaristía y relación esponsal de Cristo y su Esposa y Cuerpo Místico (Efesios V,22-33), de un solo plumazo. Se le dio el documento a los medios, sin que los obispos siquiera conocieran de su existencia. Eso lo hizo Francisco, el que puso a Kasper a liderar el ataque, el que dijo que el ataque de Kasper era “teología serena” (http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350729?sp=y).

Y Marx  no es el único. He hablado mucho en este blog sobre los fautores del sínodo: de Kasper, Wuerl, Coccopalmerio, Forte, Rosica, Baldisseri; sobre otros asesores de Francisco, en especial, del comunista Víctor Manuel Fernández. Toca hablar de algunos de los 9 cardenales. De Pell… de Pell… ¡¡¡DE PELL!!! De este escurridizo, de este, como dicen los mexicanos, resbaloso: en octubre, se robó el estandarte de defensor de la ortodoxia: qué astutos son los malvados. Ahora todos lo citan como confesor de la Fe; y celebra misas en latín. Resulta que dice que lo de Adán y Eva y todo el relato de la creación del Génesis es un mito, lo que lleva a Richard Dawkins, líder mundial de los ateos del mundo, quien estaba en el panel en el que el Príncipe de la Iglesia soltó su veneno, a preguntar: ¿entonces cómo queda el asunto del pecado original? Hasta un ateo como Dawkins se da cuenta de que lo de Pell es un ataque total a la Fe, en un solo plumazo, de nuevo… Hablemos de Maradiaga, el jefe de los 9 cardenales, el presidente de Caritas Internationalis, arzobispo de Tegucigalpa, a quien le encanta hablar como comunista, quien no cree en el matrimonio ni en los sacramentos, quien, a través de Caritas, es uno de los grandes impulsores de la homosexualidad en África. Por su parte, desconociendo el derecho de la Iglesia, el cardenal O’Malley, arzobispo de Boston, dice que a los políticos que defienden el aborto, la homosexualidad y demás posturas contrarias a las enseñanzas de la Iglesia se les debe dar la comunión, sin importar que sean pecadores públicos. Presentación mural de cuatro de los cardenales que tienen a la Iglesia en sus manos, del 44% de los mismos. La fiscalía descansa; descansa, sabiendo que su caso está demostrado, que los delitos imputados están más que demostrados. Pero la fiscalía les pide que lean las pruebas sobre el señor Reinhard Marx, concedida a la revista America (en: http://americamagazine.org/issue/cardinal-marx-francis-synod-women-church-and-gay-relationships), de los, mayormente, enemigos de la Fe jesuitas gringos, cuyas universidades se dedican a presentar los Monólogos de la vagina, de la feminista gringa, Eve Ensler (https://www.lifesitenews.com/news/most-catholic-colleges-hosting-v-monologues-in-2015-are-jesuit-institutions). En esa entrevista, el cardenal nos exhorta a ceptar a los homosexuales, a aceptar la destrucción de la Eucaristía, del matrimonio. Quiere, según dice, que los clérigos dejen de ocupar cargos en la jerarquía eclesiástica. Quiere que nos “aggiornemos”, no que la Tradición de la Iglesia se haga dependiente de los tiempos, sino que se funda con la modernidad. No importa la contradicción, no importa nada: está mintiendo y tiene que hacer pasar sus embustes: si lo atacas, diciendo que quiere que la Iglesia se haga radicalmente mundana, dirá que dijo lo contrario… y lo dijo, aunque se haya contradicho. Es algo astuto, un poco… no tanto, pero vale para los bobos y, sobre todo, para los que quieren ser engañados.

Todo eso es muy importante, pero es un mero señuelo. Es gravísimo. Pero no es lo más grave. Grave es lo que dijo sobre la destrucción directa de la Iglesia: para un ateo, no hay relación esponsal Cristo-Iglesia, él, perfectamente, puede pasar eso por alto. Un ateo, un masón que quiera destruir a la Iglesia, puede conscientemente lanzarse por ahí; pero lo más seguro es que le interese más decir que la Iglesia buena es la Iglesia que asume la cháchara masónica de la religión mundial, a lo Joao Braz de Aviz. Eso es lo que hace Marx: dice “la Iglesia tiene que llegar a ser una religión mundial”. La Iglesia es universal, católica, pero a éste no le parece, cree que eso es falso, dice que tiene que llegar a ser mundial y que ellos lo van a hacer, es decir, Francisco, los demás colaboradores y él mismo. Veamos el pasaje de la entrevista en el que esto es tratado extensamente (lo traduzco al castellano, pero lo copio en el original inglés al final, para que, si alguien quiere controlar lo que digo, pueda hacerlo sin problemas). Voy copiando partes de la respuesta a la pregunta clave y voy comentándola parte por parte:

“Así, pues, que Cristo hizo muy bien al crear el cargo de San Pedro [Cristo debe estar muy aliviado de saber que éste lo aprueba con tanto beneplácito]. Eso lo podemos ver. Pero eso no significa centralismo [Evangelii Gaudium, n. 16]. Yo le dije al Papa: ‘una institución centralizada no es una institución fuerte, es una institución débil’”: es decir, él le dijo al papa lo que Francisco dice y dice y sigue diciendo: nada de zalamería aquí, no vayan a creer.

“El Concilio Vaticano II comenzó a establecer el equilibrio entre el centro y la iglesia local, porque vieron, hace 50 años, EL PRINCIPIO DE LA IGLESIA UNIVERSAL”: oh, oh, oh, ya uno descubre por qué cada vez hay más “tradicionalistas”, yo no puedo ser uno de ellos, pues la Iglesia no es mera “tradición”, la tradición es vehículo de lo que ella significa, pero se entiende que, ante el ataque y sin formación filosófica y teológica más sólida, se aferren a ella. Este malvado sin fe, que quiere destruir a la Iglesia, tú, Reinhard, cardenal: has sido desenmascarado: la Iglesia es universal, porque es de Dios y Dios la fundó universal, siempre lo ha sido y siempre lo será; y tú, agente del enemigo, conviértete, o verás las consecuencias. Quiere hacer de la Iglesia el vehículo de la religión del mundo, de la masónica religión mundial, mundana, que sería, en los términos de los masones, la verdaderamente universal, pues aceptaría el relativismo religioso-cultural radical, al modo new age, masonería pal populacho: Buda, con los brahmanes, con el hinduismo bajo, con Confucio, con Lao Tse, con espiritismo, con Shintoísmo, con druidismo, con Odín-Thor, con umbanda-candomblé-budú-santería, con Zeus olímpico, con Astarté, con Zaratustra, con el mazdeísmo, con Amón-Ra, con el ateísmo, con el Cristo Cósmico, con el Cristo histórico de los comunistas, con historicismo, con jugo de naranja, pasado con Coca Cola, con liberalismo, con naturalismo, con deísmo, con sexo, es decir, con yoga y tantra, y los festivales orgiásticos de Khali y las aventuras sexuales de Shiva-Radha, y un poco de soda y ginebra y cocaína, sin juzgar, tocándonos las partes íntimas entre todos, con pureza, que el amor es puro, no importa el GÉNERO… Y sigue así, hasta donde te dé la gana…

“No se ha logrado, empero. Debemos lograr que se realice por primera vez. Ahora, 50 años después, vemos lo que puede ser una Iglesia en un  mundo globalizado, una Iglesia universal, GLOBALIZADA”: esto es tu ‘universal’, no es la del universo, la de Dios, que creó el Cielo y la Tierra y nos redimió, cuando “la creación entera gemía y sufría con los dolores del parto”, es la iglesia del imperio de las transnacionales y la tiranía mundial nihilista: tu iglesia, Reinhard, la que describimos en el párrafo anterior.

“Todavía no la hemos organizado de una manera suficiente”: Para comentar esto, hay que tener en cuenta que, en este tipo de chácharas contra la Fe, para destruirla, se mezclan cosas, pues las mentiras no se pueden explicitar o la operación queda al descubierto. Así, olvidando el fin, del que hablaba antes, se vuelve a los medios para lograrlo; y, de ese modo, queda claro cómo responder: en los pontificados anteriores, directamente, manifiestamente, se negó que eso fuera el significado de las conferencias episcopales, la ‘sinodalidad’, etc.: la Iglesia es universal, no es una federación (http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350679?sp=y; vid. el Motu Proprio > Apostolos suos, de Juan Pablo II, así como el artículo de Fernando Ocariz, Identidad del Primado y formas históricas de su ejercicio, en: El Primado del sucesor de Pedro en el Magisterio de la Iglesia. Consideraciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe. [Con] comentarios [de teólogos]. Libros Palabra. Madrid, 2003. pp. 223-273). Este artículo, respaldado por la autoridad del Cardenal Ratzinger y del Papa Juan Pablo II, lo deja claro, por encima de toda cavilación estulta del modernismo y sus cultores, de los apóstatas como Reinhard: las iglesias particulares no tienen existencia independiente, como si fueran anteriores a la Iglesia universal, ellas SON en la medida en que están incorporadas a la Iglesia Universal, no son partes, no son sino EN Ella….

“Ésa es la gran tarea para este siglo”: Reinhard quiere decir: este período de 100 años, del 2001 al 2100; pero, en la línea de San Juan (Jn. 11,51), yo creo que se trata de una profecía inconsciente: se trata de la enemistad del mundo, en cuanto entendido teológicamente, como todo lo que antagoniza al Espíritu en nuestra pasionalidad y en la creación, en cuanto herida por el pecado original….

“La tentación es centralizar, pero no funcionará. El otro reto es encontrar un camino para explicar la Fe en las diferentes partes del mundo: ¿qué pueden hacer los sínodos y las iglesias locales [no particulares, nótese]  juntamente con Roma? ¿Cómo podemos hacer esto de una manera buena?”: claro la evangelización depende de asumir “tácticas” modernistas, “globalizadas”. No es que Vietnam, Japón, América (x 1000 pueblos diversos: aztecas, tlaxcaltecas, timotocuicas, caribes, chacaos, caracas, tamanacos, guaiqueríes, tahínos, chibchas, incas, guaraníes, araucanos, diaguitas, atacameños, patagones y pare de contar), China, África (x 1000), la Europa Antigua (x 1000: romanos mismos, hispanos, galos, sármatas, ostrogodos, visigodos, francos, lombardos, frisios, sajones, celtas, británicos, anglos, magiares, búlgaros, miles de eslavos, griegos, fenicios, nórdicos), no es que todos éstos fueron evangelizados por el impulso del Espíritu, no. Por supuesto que tienes razón, mano, todos los pueblos de la tierra que se han evangelizado (falta nombrar egipcios, árabes, caldeos, sirios, armenios, indios, mongoles, polinesios, filipinos, iranios, turcos, australianos), todos han sido evangelizados por el lenguaje universal de la Iglesia, el tradicional, que ha formado esa estructura Católica, pero han estado esperando que ustedes, modernistas ateos, vengan a traer la nueva torre de babel, para ser de la Iglesia Mundial y, así, ser verdaderamente de la Iglesia: no es que la “fe” que quieres explicar, como ya es obvio, no es la Fe verdadera, la de Jesucristo, sino ese invento que han engendrado en las pailas del infierno, usando a Leo Strauss, Heidegger, Freud, Watson, Hegel, Nietzsche, Marx… y Sade, tú, tus cófrades, tus compañeros y tus antecesores, desde los curas revolucionarios franceses, en el molde del Abbé Sieyes, ¡¡¡NADA DE ESO!!!

***

Este ataque es frontal, es virulento, es total; y viene dirigido desde lo más alto de la Jerarquía eclesiástica. Los masones italianos trazaron el plan, lo llamaron Alta Vendita: se tenía que infiltrar el kindergarten, primero, para llegar con el tiempo al seminario, para llegar a los curas del futuro, para lograr cada vez más obispos… y, un día, el que estamos viendo, “la gloria”, el propio Papa. La beata Ana Catalina lo predijo en 1820: que ésa sería la ruta del mal, que así Roma perdería su Fe. No es nada que no se nos haya advertido; está dentro de los planes de Dios. Tenemos que ir con ánimo y confianza, adversando al mal. No los podemos dejar salirse con la suya; la batalla tiene que ser encarnizada. Tiene que incluir que los “tradicionalistas” vean que tienen que abandonar determinadas posturas extremas: que es malo que haya sínodos y conferencias episcopales, como si eso fuera lo mismo que lo que dicen estos malvados. La unidad de los buenos tiene que ser total: ustedes son de los buenos, distingan entre los masones y Juan Pablo II, por favor, arriba queda clarísima la diferencia. Pero volvámonos todos contra el verdadero enemigo. Vamos, con el Papa polaco, contra Strauss-Heidegger-Marx-Freud-Smith, contra los neocons y los cato-socialistas, contra el “humo de satán”, contra la “anti-iglesia”. Por otra parte, hay muchos buenos que creen que, porque uno les dice que estamos viviendo esto, uno es, entonces, un “Pío X”, un “sedevacantista”, no importa que uno no diga nada similar. Esas posturas extremas y tontas dividen a los buenos. Démonos cuenta del verdadero enemigo. Los tradicionalistas, con su irracionalidad, echan la partida para atrás a la causa de la pelea contra los verdaderos infiltrados; mientras que los otros lo hacen, por creer que ver que hay infiltrados es ir contra la unidad, como si se pudiera pasar por alto que esta gente está destruyendo toda la Fe, que tienen un plan y, si lo ejecutaran, no quedaría nada de la Iglesia. Ver las cosas como son, con racionalidad, con sensatez, enfrentar a lo malo por lo que es, con los medios proporcionales, a la manera como dice, por ejemplo, el obispo Schneider (https://www.lifesitenews.com/opinion/bishop-schneider-you-want-to-know-how-to-combat-the-gnostic-errors-flying-t), como lo dice el arzobispo Jan Pawel Lenga (http://rorate-caeli.blogspot.com/2015/02/rorate-exclusive-open-letter-by.html) como lo dice el cardenal Burke (https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-burke-i-will-resist-the-pope-should-he-contravene-doctrine), como lo dijo Nuestra Señora en Akita, como lo dijo la misma beata Ana Catalina (http://www.capillacatolica.org/ProfeciasAnaCatalinaEmmerich.html), resistir, digo, como es debido, es lo que debemos hacer. RESISRTIR ES REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA.


“So Christ did very well to create the office of St. Peter. We see it. But that doesn’t mean centralism. I told the pope, “A centralized institution is not a strong institution. It is a weak institution.” The Second Vatican Council began to establish a new balance between center and the local church, because they saw, 50 years ago, the beginning of the universal church. It is not achieved, however. We must make it happen for the first time. Now 50 years later, we see what it might be to be a church in a globalized world, a universal, globalized church. We have not yet organized it in a sufficient way. That is the great task for this century. The temptation is to centralize, but it will not function. The other challenge is finding a way to explain the faith in the different parts of the world. What can the synods and the local churches do together with Rome? How can we do this in a good way?”

Anuncios

2 comentarios

  1. Jocuri Copii dice:

    It’s fantastic that you are getting ideas from this piece of writing as well as from our dialogue made here.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: