Kalós

Inicio » Actualidad » Maduro, presidente feminista y de las periferias de Francisco teoliberal

Maduro, presidente feminista y de las periferias de Francisco teoliberal

http://cloud-1419429353-cache.cdn-max.com/video-vas-creer-el-mensaje-de-nochebuena-de-nicolas-maduro/

Perora para engañar, mezcla Cristo y revolución, con muy mal gusto

Maduro y Cilia, compañeros, primeros combatientes

Maduro y Cilia, compañeros, primeros combatientes

En un ambiente lacónico, sin carisma, sin elocuencia, sin belleza, sin encanto, sin profundidad, sin sentimientos, sin inteligencia, sin arte ni artesanía… Con una serie de figuras semi-deformes de ésas que abundan en la televisión infantil posmo: figuras deformes, como hechas por niños, feas, con trazos toscos, sin técnica ni vida, de comiquitas hechas por enfermos mentales. Hay una Virgen, un San José y una serie de figuras que representan a venezolanos de diversas partes del país, con ropas típicas. A un lado, unos niños hablan y se mueven: quieren dar un aire de inocencia infantil, con resultados esperados: nefastos.

A continuación, la que debería ser la Primera Dama, la esposa del que debería ser un estadista, pero que es la “compañera” del ocupante, no de Miraflores, el Palacio de gobierno, no, sino de “la casa del pueblo”. La Primera Combatiente, es decir, una que rebaja a niveles impactantes el papel y la dignidad de la mujer, no esposa, “compañera”, hace la presentación-introducción. Reconoce a la mujer luchadora, la madre, la combatiente… que también es tierna en transmitir los valores a sus hijos en la crianza. Ella nos deja “con mi amado compañero, compañero de vida, compañero de sueños, compañero de luchas, AL PRESIDENTE FEMINISTA, AL PRESIDENTE OBRERO, a nuestro presidente, Nicolás Maduro”. Oh, no, ha aparecido un primer insulto revolucionario a Cristo y a la humanidad, en el discurso, luego del insulto por la vía de la vista… Pero es un insulto bueno: cuando niño, mi primo Gerardo, que nació filósofo y poeta y profeta, siempre me decía que “la batalla de Urica, la perdimos, pero fue victoriosa, porque en ella se murió Boves”: José Tomás Boves un sanguinario hasta el paroxismo defensor de la permanencia de Venezuela bajo la Corona española. Así, este insulto es una ofensa, pero victoriosa: deja bien en claro la asociación necesaria feminismo-comunismo, como movimientos basados en la lucha de clases marxista, para lo que tienen que tergiversar fuertemente las relaciones hombre-mujer, patrono-obrero y humanas, en general. ¿Cómo serán esas relaciones obrero-feministas entre este par, no de esposos, sino de COMBATIENTES? Serán, supongo, bien batientes, de hecho, son un mero sinsentido… Si no me creen, vean mi artículo de ayer sobre el feminismo (https://eticacasanova.org/2015/01/13/cuando-ellas-dejaron-de-querer-just-fun/).

Luego de las introducciones, de las ambientaciones, llegamos al meollo, al saludo de Nicolás Maduro, ese combatiente feminista, que siempre pone por delante los derechos de Fidel Castro… al imperio universal; y los suyos, para ejercer VICARIAMENTE, en nombre y representación de Fidel, el derecho a patear y aplastar a toda Venezuela. Según Maduro, el 2014 es año para recordar, pues, a según, en él se anduvo por el camino de la unidad, de la lucha, de Chávez, de Bolívar: la unidad que dejó a más de 40 muertos, que pudiéramos ver por televisión. Cuando vean 43 muertos por televisión, pregúntense cuántos son en total de verdad; pero volvamos. El año de la unidad, con más de 2000 estudiantes presos por protestar, con dos alcaldes presos y despojados de sus cargos, sin fórmula de juicio, con Leopoldo López preso y María Corina en la picota. Un año de absoluta unidad… Un año, además, que fue testigo, dice Maduro, de la fuerza del amor de un pueblo que ha vencido a la maldad, a la adversidad y el odio. Bueno, sí, fue testigo de un pueblo que luchó contra su totalitarismo degenerado. Lo único malo es que, como todo lo que dicen estos comunistas, esto es falso: el pueblo de Venezuela luchó, trató, un año más (¿hasta cuándo, Dios mío lindo y querido?), pero no venció al odio; quiero decir, lo vencen muchos, que no odian a estos demoledores de su país, pero no derrotan a los odiadores, que siguen con su bota que despedaza, sobre la cabeza de mi pueblo, oprimiendo y desbaratando, aplastando, ensuciando y matando. Sigue el gran feminista-obrero: éste es un pueblo de amor que con su pensamiento, su voz y su andar ha garantizado la paz. Y digo yo: de algún modo, ha habido paz, el verdadero pueblo de Venezuela está desarmado, ha asumido una lucha descomunal, pero no ha matado a nadie, aunque ha derramado su sangre profusamente… y la patria se desangra, ¿hasta cuándo, Diosito lindo y querido? Pero la verdadera paz, la paz del corazón, la tranquilidad en el orden, la que sólo puede dar Cristo, restaurador de la naturaleza por la gracia, pues el orden es de la naturaleza y ésta está herida, la paz de Cristo, que la da como no puede darla el mundo (cfr. Juan 14,27), esa paz, ésa no podremos tenerla, a menos que se vaya la mentira revolucionaria, la violencia totalitaria, la invasión cubana, los comunistas. Después habremos de luchar para obtenerla, tendremos que vencer al mundo, a sus poderes, pero, si no se van los totalitarios, los feministas, los esterilizadores de mujeres, nunca habrá paz en el país: como sabía Platón (La República, libro IX), la tiranía vive de la guerra, real o inventada…

Maduro lanza su mensaje como una súplica, una súplica para que lo dejen seguir, a pesar del desastre de hambruna que asoma en el horizonte; y como una súplica para que se pongan a producir, a ver si el pueblo se salva sólo de la debacle. Mezclando la zalamería con la megalomanía, se lanza: quiere “una Venezuela productiva, productiva, completamente soberana, profundamente amorosa, logramos una revolución política, ahora necesitamos la económica, la patria productiva; tú, pueblo consciente, tú, que eres la generación Chávez, joven de la patria”. Luego, mezcla todo esto, con una de las mentiras más grandes imaginables: que el comunismo actual es independencia para Venezuela, como si no fuera una sumisión hasta el paroxismo respecto de Cuba, China y los Estados Unidos: “no en vano hemos sido la cuna de los dos grandes procesos de liberación y de independencia que han recorrido América Latina y el Caribe durante los últimos 200 años”.

Y, así, llegamos a la parte culminante, cuando mete a Cristo, el cultor de Sai Baba, en este pastel, pastiche, merengada, ensalada, todo mezclado con mermelada y ají chirel (bien picante), que es este mensaje navideño, largo, pesado y muy desquiciado. Es pura teología de la liberación, que no palpita, sino que se transpira, se secreta, para ensuciar el mundo circundante: “En cada Navidad nos encontramos con la historia, con la historia del Dios de los excluidos, que nace en una gruta de la periferia”: go figure, imagínense, qué casualidad, estamos con el dios de Francisco, Papa, el del mensaje al comunismo mundial reunido en el Vaticano, con Evo Morales y demás, al que reveló que los grupos ahí reunidos eran la definición de su vocablo técnico “las periferias” y parte del poliedro que es la Iglesia (cfr. https://eticacasanova.org/2014/10/31/aquelarre-socialista-del-siglo-21-en-el-vaticano/), estamos con el dios que no es católico, dios de las sorpresas, dios de la revolución… Sigue la teología de la revolución, perdón, de la liberación, tergiversando a lo más bello, corrompiendo y, no lo olviden, la corrupción de lo mejor es la peor, es el “efecto Francisco”: “ese Niño nuestro, ese niño es siempre contradicción porque es pobre y su opción ha sido y es por los pobres y los excluidos”. Y la Sagrada Familia ya no es algo divino y no está representada por los hogares cristianos de verdad, en los que se busca la santidad, algo como la familia Martin, de Santa Teresita, es, más bien, una fantasía comunista, mezclada con unos pedigüeños clientelistas envilecido venezolano, es: “esa familia sin techo es la que hoy acogemos en viviendas dignas”. Y, lanzándose a las regiones en las que James Cameron es un rey (vid. https://eticacasanova.org/2013/06/06/avatar-pachamama-comunista-traiciona-a-su-pais-la-pelicula-mas-taquillera-de-la-historia/), en las regiones de la revolución cultural profunda, en la que todo el orden de lo real ha sido depuesto, de lo que él trata “es el Jesús del establo, que tiene rostro con rostro concreto de hombre-mujer, de mujer-hombre”: es un Jesús hermafrodita, en la última etapa del gnosticismo negador del orden de lo real. Maduro es un revolucionario, un revolucionario de verdad, nadie puede negarlo, quien lo haga no tiene ni idea de lo que habla, Maduro exuda porquerías revolucionarias sin ningún esfuerzo, él es uno de ésos de los que hablaba Chávez al principio de su tiranía: es un CONSUSTANCIADO con la revolución. Así, según él, “cada vez que optamos por las causas más nobles de la humanidad (el comunismo) optamos por el Jesús del establo, del pesebre”. Y, para que vean que sí es comunista, que sí es teología de la revolución, perdón, de la liberación (algo así tan absurdo como un rock cristiano), abunda en cuáles son las “causas más nobles”: “Sigamos por el camino de la paz y la revolución: Paz y victoria en este 2015, Feliz Navidad en Cristo, feliz y victorioso año 2015”: Paz y Revolución.

***

Es muy bueno e importante conocer estos discursos, discursos como el de Francisco, Papa, del 28 de octubre, ante los comunistas del mundo reunidos en el Vaticano (vid. Aparte de mi artículo citado arriba, este link, contentivo del propio discurso: http://www.celam.org/noticelam/detalle.php?id=MTA5NQ==); discursos como los de los que cerraron ese congreso de radicales (vid. http://www.celam.org/noticelam/detalle.php?id=MTEwNA==); discursos como los de los “teólogos” de “teología indígena” reunidos por la misma época en La diócesis de San Cristóbal de las Casas, México (vid. http://www.celam.org/noticelam/detalle.php?id=MTEwOA==); discursos como éste de Maduro. Si conoces a la revolución un poquito, su psicología subyacente, la negación de la filosofía que la inspira, el gnosticismo, esas expresiones constituyen un gran avance;: aprendes a conocer mucho mejor la revolución y cómo enfrentarla. Una amiga me pedía consejos sobre qué hacer: al nivel nuestro, el de los despojados del mundo, sin más poder que el de nuestro amor y nuestra inteligencia, la respuesta primera es la de siempre: orar, rezar, orar, rezar, mortificarse, rezar… Luego, estudiar, conocer las buenas doctrinas, a Platón, Aristóteles, Santo Tomás y, lo más importante, la Tradición de la Iglesia. Finalmente, conocer bien a los revolucionarlos y desenmascararlos lo más que uno pueda… hasta el infinito y más allá. LO QUE HAY QUE HACER ES REBELARSE, NO DAR TREGUA A LA MENTIRA, A LA FALSEDAD, REBELIÓN, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, LA ÚNICA RESPUESTA, EN ESTOS TIEMPOS DE REVOLUCIÓN…

Nota necesaria: El Papa es el Papa, ha habido papas malos en la historia, pero todos fueron papas; éste puede que sea el peor de todos, hay quien lo dice. Sin dudas, es revolucionario y eso es muy malo… pero es el Papa. Ahora bien, el canon 215, sección 3, permite que los laicos expresemos este tipo de preocupaciones, siempre que se respete a las personas, yo lo hago, como siempre, llamando a la fidelidad irrestricta a la Iglesia… como lo hicieron tantos santos, tantos modelos a imitar, desde San Atanasio, hasta, mínimo, Santa Catalina y Savonarola y mi reina Isabel de Castilla, su Majestad Católica…

Nota 2: las transcripciones no son exactas, por eso pongo el link al discurso, se verá que no tergiverso ni un poco, si acaso, para dejar un poco mejor parados a los ´protagonistas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: