Kalós

Inicio » Actualidad » Cuando ellas dejaron de querer just fun

Cuando ellas dejaron de querer just fun

El panorama de las relaciones hombre-mujer, a 5 décadas del triunfo revolucionario

La mujer con la jarra de alabastro, de Margaret Starbird, inspiradora del Código Da Vinci, un ícono del feminismo radical

La mujer con la jarra de alabastro, de Margaret Starbird, inspiradora del Código Da Vinci, un ícono del feminismo radical

En un país de Iberoamérica, hace 15 ó 20 años, el pobre muchacho tiene que ir la perorata. Tiene dos años de casado, una niña bella, de meses, y una esposa en la flor de la edad, aunque no en la flor del espíritu. “Yo no cargo carajitos, ¿qué crees tú, que yo voy a estar como las estúpidas ésas, como las que andan cocinando y dedicadas a su ‘casita’ como idiotas? Eso se lo dejas a tu mamá”. El muchacho, rápido y agudo, responde: “¿como la estúpida, pajúa, imbécil, idiota, tarada, retrasada, anormal de TU MAMÁ?”… “¿viste?, tú odias a mi mamá, eres una basura, como todos los hombres… es que no hay hombres… blablablá”. El muchacho vuelve: “no, hija, tú insultaste a mi mamá, yo no estoy insultando a la tuya, te estoy señalando la patraña de ceguera que estás repitiendo como lora, porque, sin darte cuenta, estás insultando a tu ídolo”… “¿viste?, tu odias a mi mamá, basura, inservible, anda a trabajá, a ve si haces algo”… “Yo trabajo y, además, me ocupo de los chiquitos, alguien lo tiene que hacer”… “ah, bueno, sí, a la miseria que ganas, le podemos agregar los 400 mil que nos ahorramos de sirvienta, gracias a ti”… El anterior cuento es repetición fiel de discusiones actuales, verdaderas, que tienen lugar, en la IN-cultura de la ideología del género, el feminismo, el comunismo, el cato-socialismo. Es la discusión de una niña de su casa, educada en un hogar católico; en un hogar de ésos, en los que los niños llegaron a la adolescencia por 1980, cuando la revolución sexual golpeaba con fuerza nuestro mundo, para que perdiéramos completamente la inocencia, para que los HOMBRES DEJARAN DE SER HOMBRES, LAS MUJERES DEJARAN DE SER MUJERES, EL AMOR PASARA A SER, A LO MARX, RELACIÓN DE PODER. Es la época en la que las señoras de su casa, especialmente las que no habían estudiado en la universidad, empezaron a sentir resentimiento contra los hombres, se empezaron a sentir inseguras con ellos, empezaron a querer dejarlos, pero a no hacerlo, por miedo, acrecentando el resentimiento. En un ambiente así, crecieron sus hijas; si el padre tuvo poca influencia en la casa, la madre fue el mundo de los niños y no sucedió, como en mi casa, donde mi papá era el “héroe absoluto”, que el papá tomó un lugar preeminente, por el curso normal de la naturaleza. 10 años más tarde, ya la revolución había triunfado y, ahora, ya no hay mujeres que estén en sus casas, prácticamente… y ay de las que están, son las “estúpidas” descritas antes: son de ésas de las que la gente, con desdén absoluto dice: “es floja, es estúpida, es sumisa, es sometida, es una medieval: NO TRABAJA”.

Norteamérica, 1995. Una reunión de feministas. la heroína seleccionada como oradora de turno: “Hermanas, me siento muy bien, hoy cumplo 20 años de mi primer aborto, afirmé mi libertad, en un mes estaré cumpliendo 15 de mi primera masturbación y 13 desde que salí del closet: la independencia está cerca, el falo ya no significará nada para nosotros, sólo una manguera de material biológico para producir a nuestros hijos del mañana… EL MAÑANA, EL MAÑANA, VIENE LA HORA FELIZ DE LA SOCIEDAD AMAZÓNICA, EL ESTADO FEMINISTA DE DERECHO, ESTÁ A LA MANO, YA SOMOS MÁS EN LA FUERZA LABORAL, YA LLENAMOS LAS JUNTAS DIRECTIVAS, HASTA DE LAS ASOCIACIONES DE MONJAS CATÓLICAS, YA NUESTRAS IDEAS IMPREGNAN EL MUNDO ENTERO, VIETNAM ACABA DE CAER, NO HAY QUIEN NOS PARE. El único obstáculo son las falsas feministas, las que ponen a la mujer como carne para la masturbación masculina, pero ellas nos sirven también: se hacen estúpidos los enemigos y caen en la cultura de la violación, desprestigiando aún más a la alicaída especie masculina…”.

Norteamérica, 1994. Una muchacha lleva un enorme contrabajo por la inclinada Charles Street de Baltimore. Un muchacho le ofrece ayuda, se negó; lo mismo sucedió al día siguiente, casualidades de la vida; y se repitió al tercer día… Sólo lo salvó un tendero que vio la cosa: la buena muchacha había decidido llamar a la policía: el tipo había incurrido en el delito de acoso sexual o, al menos, así lo creía ella… En realidad, era un pobre polaco católico, que, acabando de salir de la cortina de hierro, no tenía idea de estas derivas IN-culturales extrañas. “O sea que puedo ayudar a un viejito, a un físicoculturista, a un niño, pero no a una mujer, la caballerosidad es delito en América“, pensó.

Iberoamérica, 2005. La muchacha deja al marido, por feo, por inútil, por fracasado, porque ronca, porque sufre de migrañas, porque “ya no es el mismo”, porque le dan malos humores, porque “el amor acaba”… Y SE VA CON SU MAMAÍTA, QUE SÍ ES UN ÁNGEL.

Cualquier lugar del mundo, cualquier momento de los últimos 25 años. La muchacha deja al muchacho… ES QUE EL PANADERO ESTABA MÁS BUENO… ¿O ERA QUE TENÍA MÁS PLATA?… O ERA QUE… LO QUE SEA… Lo que dijo la Chilindrina, en 1978: “si una mujer te dice que te cases con ella, te amuelas“, obedeces sin chistar, sin mohínes, sin majaderías…

***

Ése es, más o menos, el cuadro del feminismo contemporáneo, incluido el llamado “feminismo de cuarta generación”, el último grito, ya no tan nuevo: la libertad de la mujer, la que buscaban las grandes, desde Godwin hasta la Sanger, pasando por la Kollontai y todas las demás, es la libertad del falo y la del estado feminista de derecho… Es la Woman with the Alabaster JarLa mujer con la jarra de alabastro, inspiradora del Código Da Vinci: es Margaret Starbird y sus fantasías locas sobre María Magdalena, su relación con un Jesús pagano, new age, de hecho, gnóstico, propugnando una vuelta al estado de inocencia, al de las diosas femeninas, en un mundo idílico matriarcal, luego del pecado de la caída en el patriarcalismo, con sus guerras y desequilibrios…

***

En verdad, uno ve el cuadro y ve la inconsciencia de nuestra gente frente al tamaño del mal, aunque últimamente se ha ido develando su fea cara: ya como que estamos maduros para que los ideólogos salgan de sus círculos esotéricos y revelen la verdad al público en general, eso que llaman salir del closet. Es lo que hizo el cura irlandés el otro día, en plena misa, dijo que era invertido, que había que apoyar el cambio de la ley en ese país; es lo que mostró la gente que lo oía, la que lo ovacionó (vid.: http://www.irishcentral.com/news/politics/Dublin-priest-says-he-is-gay-during-Mass–receives-standing-ovation.html). Muy bien, la cara ha salido, pero vamos a retomar la cosa, en el nivel de inconsciencia de nuestra generación, la de los que tenemos 45; y que los de 20 nos digan si ellos sabían, en general, más… Así, uno ve la inconsciencia de nuestras mujeres, primas, amigas, esposas, hermanas, repitiendo slogans feministas, de nuestras mamás, de las mamás de nuestros amigos, de nuestras tías; uno la contrasta con la maldad de Freud, misógino radical (recuérdese, nada más, el complejo de castración…), inspirador de las feministas y de la revolución sexual toda, para quien el “amor” es “identificación”, como para un cristiano, sólo que con la diferencia de que, para él, eso significa, no un movimiento extático-celestial, sino una especie de aspiradora radical demoníaca, en la que el yo se apropia de toda la realidad, pues sólo vive para el autoerotismo y el narcisismo absolutos. Uno ve eso; uno las ve repitiendo partes de discursos que continúan con la independencia fálica, asumiendo toda esa maldad, esa depravación. Uno ve cómo se corrompieron millones de hogares cristianos, de seminarios, de vocaciones, en nombre de esta gente, de estos mequetrefes, inferiores, pobres carajos, medios hombres, cuarto de mujeres. Uno ve todo esto y el dolor es inmenso. Es, de verdad, indescriptible. A mí me abruma, puede más que yo. Tengo que pedir fuerzas al Cielo para poder sobrellevarlo: Y QUE VALGA MI CONFESIÓN…

Porque, para colmo, uno ve lo que está sucediendo, los muchachos no se casan, porque ya las mujeres no son mujeres, son monstruos mitológicos (vid. https://www.lifesitenews.com/news/young-men-giving-up-on-marriage-women-arent-women-anymore). En efecto se han convertido en monstruos; y, si el cuadro que te pinté arriba no te convence, brother, considera esto: hoy por hoy, la inmensa mayoría de las mujeres no quiere ser madre ya, nunca más (vid. http://blog.adw.org/2014/11/good-times-for-dogs-not-so-good-for-babies-a-reflection-on-the-perversity-of-modern-culture/). En este artículo, Monseñor Charles Pope, en su blog de la achidiócesis de Washington, hace consideraciones de enorme relevancia. Las mujeres no quieren tener hijos, en los Estados Unidos, que es el país del monseñor, la mayoría se está inclinando a tener perros, más que hijos. El odio al ser humano y su difusión por todos los medios, ese programita de HBO, que pondera la maldad del humano, come-animales, come-vegetales, el ecologismo radical y sus funerales ecológicos (vid. https://eticacasanova.org/2013/06/11/funerales-ecologicos-sigue-el-progreso-ahora-las-personas-seran-abono-como-el-estiercol/), la propaganda maltusiana al estilo del agente Smith de la Matrix (vid. https://eticacasanova.org/2015/01/02/enfriamiento-global-galopante/). Incluso 20% de las casadas eligen una vida sin hijos… y, claro, eso sí, no es sólo maltusianismo o es maltusianismo del descarado: el que, sin ambages, dice que el problema es que otros hombres me perturban mi egoísmo… Ellas sólo quieren divertirse, dijo Cindy Lauper y Exude le respondió: Boys just wanna have sex; y nuestras muchachas le respondieron: we just wanna have sex… pero con nosotras mismas o con quien queramos, siempre que no traiga responsabilidad: literalmente, girls just wanna have sex, and nothing else (las muchachas sólo quieren sexo y nada más), ni los niños, ni el compromiso ni nada… o el compromiso… hasta que ya no quieran estar comprometidas: es el gnosticismo en sus estratos profundos. Y, si la naturaleza, conectada con el Creador, sigue su curso y un bebé es engendrado en su seno… 55 MILLONES al año los matarán. En verdad, como vieron Juan Pablo II (Evangelium Vitae) y el Marqués de Sade así como la película La Playa, de Tilda Swinton y Leonardo Di Caprio, el deseo de placer, de placer ilimitado, termina en una fantasía demoníaco-asesina, termina en sangre: he aquí a la raíz más profunda de la cultura de la muerte… Las feministas saben por qué están luchando, cuando vomitan su odio al “feto”: pelean por su derecho a tener esas fantasías sin límite…

En estas circunstancias, aparecen muchos fantasmas, como no puede ser de otra manera. Parte de las feministas, las avispadas, las revolucionarias más astutas, aseguran que liberación es pornografía. James Lipton, del Actor’s Studio de Nueva York, uno de los institutos actorales más importantes del mundo, se dedica en su programa, Inside The Actor’s Studio, a difundir la inmunidad frente a las inhibiciones del pudor y la modestia: entrevista a los actores y directores más importantes del mundo y siempre mete el tema, para que se vea que ser como ellos es ser desinhibido. Es un feminista; lo sepa o no, es un gramsciano. Vietnam, país comunista del sureste asiático, es el primer país de esa región en aprobar las uniones homosexuales, BUSCANDO ACERCARSE A LOS ESTADOS UNIDOS (go figure, ¿quién lo iba a decir, verdad Ho-Chi?), cuyo recién nombrado embajador, se fue allá, con su esposo (vid. https://www.lifesitenews.com/news/vietnam-drops-its-same-sex-marriage-ban)… Parte de las feministas, las de cuarta generación, odian la pornografía, porque saben que eso es convertir a las mujeres en objetos muy muy muy bajos: son revolucionarias, más coherentemente defensoras de su ideología, pero menos astutas.

Entre estas dos aguas, puntas de lanza de la revolución sexual, las niñas se visten como prostitutas de bar de striptease; mientras que las relaciones entre muchachos y muchachas se ven enrarecidas, con alcohol, maneras machas de las muchachas, falta de aceptación de todo atisbo de caballerosidad, destape total, con el sexo percibido como diversión irresponsable. Por su parte, los muchachos ven cada vez más pornografía, que es cada vez más pervertida y violenta. Y, con los celulares con internet y los estúpidos papás entregándoselos a los 7 y a los 6 años, es decir, soltando a sus hijos en calles como las de la película 8 milímetros, de Nicholas Cage, con dinero ilimitado (que eso es el celular con internet… y peor), las tasas de adicción a formas espantosas de perversión son alarmantes. Entre los estudiantes universitarios de Estados Unidos, sobrepasan el 80%. De esa forma, no tiene nada de extraño que haya más de 100 mil, 100.000, cien mil, 10 a la cinco, cien millares, de violaciones en las casas de educación superior gringas cada año, cada circunvalación de la Tierra al Sol, cada 365 días y 6 horas (vid. https://www.lifesitenews.com/blogs/hook-ups-binge-drinking-and-violent-porn-and-were-surprised-by-campus-rape). Qué desolador. Métele a todo eso el consumo indiscriminado de drogas…

Pero todavía falta tela que cortar… cáiganse pa tras, no se ha dicho todo. Se trata de la inmensa depresión que causa toda esta “cultura” en los jóvenes gringos. Toda la cháchara de “el hombre es una basura” ha dado un resultado inesperado: los muchachos terminaron de deprimirse. Si, por portarse como hombres, infinidad de veces, hoy en día, sus propias mamás, los están drogando a diestra y siniestra, ¿verdad ritalín? Las mentiras sobre “tengo que salir adelante en esta cultura dominada por los hombres” hace décadas que se instaló… y no hay quien la lance al infierno al que pertenece: los llantos femeninos son ensordecedores, muy posiblemente, peores que los de los negritos gringos, más racistas, por mucho, que sus vecinos de otras razas y etnias (incluso negritos hispanos). Ya nosotros teníamos un panorama difícil y adverso, con Hollywood, los canales de televisión, los periódicos y todos los poderes del mundo martillando las mentiras. Lo muchachos de hoy tienen retos que parecen invencibles. Habrá que rezar por ellos al que todo lo puede…

***

Es la hora de que todo esto termine. La era, como dice la canción, como dice Silvio Rodríguez, “la Era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor… y hay que quemar el Cielo, si es preciso, por vivir. En cada calle del mundo, en cada casa”: se tiene que hacer bajar la gracia con violencia, como dijo el Señor. Y hay que hacer como Él, que es el único que hizo como dijo la canción, como dijo Pablo Milanés: “hay caminos que conducen a una sola dirección, ese camino lo escojo, como única solución… ROMPIENDO MONTES, CIUDADES, CAMBIANDO EL CURSO A LOS RÍOS, BAJANDO HASTA MI MONTAÑA, SUBIENDO EL MAR A LOS MÍOS; haciendo un camino largo, largo hasta ver el mañana, TODA ESTA TIERRA TEMPRANA QUE SE QUIERE LEVANTAR MAÑANA VA A DESPERTAR SIN VER SUS DÍAS AMARGOS”. Hay que rebelarse, hay que decir la verdad, hay que gritarla con fuerza. Es terrible, detestable, la manera como se están perdiendo las vidas, como se destruyen las familias, como naufraga el ser y el hombre: naturaleza misma de Dios, el primero, y, el otro, naturaleza asumida por Dios, que Él creó a su imagen y semejanza, para que fuese su imagen y figura… Hay que luchar, por amor. El amor lo vale; el orden lo vale, hay que desenmascarar a los gnósticos. Cualquier otra cosa, ahora que sabemos la verdad, sería traición, alta traición. Lucha es rebelión. Y HAY UN SOLO CAMINO, EL QUE CONDUCE A ESA SOLA DIRECCIÓN, EL QUE ESCOJO, COMO ÚNICA SOLUCIÓN, EL CAMINO ES LA REBELIÓN, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS HORRIBLES TIEMPOS DE REVOLUCIÓN…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: