Kalós

Inicio » 2015 » enero

Monthly Archives: enero 2015

Anuncios

Tiranía mundial, prudencia y patriotismo hoy

Una mirada al panorama político de la era del ascenso del ideologismo anticristiano

Irwin Cotler, junto a Natan Sharansky (preso de los bolcheviques, ex viceprimer ministro de Israel), arquitecto de la "Primavera Árabe"; presidente del Congreso Judío Canadiense. Muestra clara de que hay quien maneje al mundo hoy por hoy

Irwin Cotler, junto a Natan Sharansky (preso de los bolcheviques, ex viceprimer ministro de Israel), arquitecto de la “Primavera Árabe”; presidente del Congreso Judío Canadiense. Muestra clara de que hay quien maneje al mundo hoy por hoy

El pasado viernes, 23 de enero, mi hermano publicó un profundo post de Facebook sobre la situación política chilena (se puede leer íntegro aquí: http://carlosacasanovag.blogspot.com/). Hubo muchos comentarios muy importantes, como varios de un señor llamado Arturo Salazar. Lo que le está cayendo a Chile se llama marxismo cultural, la forma gramsciana de llevar a cabo la revolución. De la que, luego, Adorno, Sartre, Marcuse, Reich y otros se pegaron. Yo puse este comentario:

“Lo primero que hay que hacer es abandonar toda esa cháchara de derecha e izquierda, conservador-liberal. Un hombre serio, un cristiano de verdad, lo que busca es la sabiduría y, hoy en día, eso necesita abandonar estas camisas de fuerza históricas, lo mismo que todo historicismo, hermenéutica y todo lo que se acerque al nihilismo. El tal neoconservadurismo es una estrategia de trotskistas judeo-gringos, despechados por las derrotas de los años 50, salieron de los 60 con la idea de liderar, contratando, por cierto, a “pensadores” católicos (Buckley, Novak, Sirico del Acton Institute [cura cuyo objetivo existencial es promover la homosexualidad]), una gran reforma straussista: un tremendo caballo de Troya en el corazón de la gente de bien. Su idea es usar al liberalismo, mezclado con cháchara moraloide en la que no creen, para corromper, promoviendo materialismo bravo y sionismo. Irving Kristol es el fundador; y lo siguieron Norman Podhoretz y su esposa (señora Midge Decter), su hijo William Kristol, David Horowitz (antiguo comunista radical, promotor de las Panteras Negras), etc. Estos desgraciados usan a Milton Friedman, Gary Becker y a los austríacos (Hayek y Mises) para destruir. Por el otro lado están los PALEO-CONS, los “libertarios”-“objetivistas”, de Ayn Rand (Alisa Rosenbaum), más capitalistyas todavía, defensores de la “libertad radical”, nietzscheana, pro-homosexuales (Sirico pasó del comunismo a Ayn Rand por haber visto mayor potencial revolucionario aquí), fuertemente inmorales, ateos militantes (Greenspan, el antiguo jefe de la reserva federal pertenece a la religión a la secta de Ayn Rand). Después tienes a la gente de Hollywood, a los Spielberg, David Gefen, etc. promoviendo a Barak Obama; y, al lado de éstos, a millonarios “MISTERIOSOS” como George Soros y Sheldon Adelson, en lo mismo y pujando para la legalización de las drogas, por los homosexuales, etc. Claro, éstos son la “izquierda”: pura basura llegando de una mafia maldita, enquistada en los Estados Unidos. Esto es gente de la que habla en sus comentarios, sobre todo el primero, Arturo Salazar, pero mucho más astuta de lo que nadie cree… y con mucho más poder. Son una tiranía mundial, con su “teología civil”, como dice Voegelin, que sólo permite que sean representantes de los países gente que, en realidad, los represente a ellos y a su teología civil. Oponerse a esto es ser cristiano, patriota (de la patria que seas, eso no importa [salvo una cierta patra que hay por ahí], incluso de Estados Unidos o especialmente de este país, atenazado por estos malvados), amante de la humanidad y del orden, de tu familia y tus hijos y de ti mismo. NO HAY ALTERNATIVA…”.

Ahora quiero abundar en el tema de la tiranía mundial y sus formas espantosas de control poblacional que está ejerciendo. Se trata de un fenómeno que, teniendo un principio común muy claro, se hace capaz de mutar, a los fines del poder de unos malvados, según las sociedades y las circunstancias. Uno los ve, mandando en China, en Estados Unidos, en Europa, en Arabia o en Venezuela, con regímenes tan aparentemente disímiles… pero tan adecuados a algo como lo que se mueve hoy en el mundo. Si alguien quisiera, podría dar pruebas profusas y abundantes de la existencia de este gobierno; al final, de hecho, se da un indicio espectacular: las manos detrás de la “Primavera árabe”, según las declaraciones de los propios protagonistas. Pero se pueden dar muchas, muchas, más. Por supuesto, los acontecimientos de los últimos años en la Iglesia no escapan, de ningún modo, de esta pesadilla; al final toco muy brevemente este asunto, con el paso de Benedicto XVI a Francisco. Aquí los dejo con el artículo, espero disfruten y les aproveche. Estamos en la era del dominio de Morgoth sobre Beleriand, tenemos que resistir, como los verdaderos machos, oponiendo resietncia, rebelándonos, levantándonos en rebelión, rebelión de la esencia. He aquí unas armas más, para llevar a la batalla…

Consecuencias para el ejercicio y la comprensión de la autoridad del carácter gnóstico del mundo de hoy: representación, progreso y voluntad de poder, como “teología civil” vigente

Como se ha dicho en este blog (vid. https://eticacasanova.org/2014/09/10/revolucion-cultural-origen-y-genealogia-hasta-el-porno-y-el-sex-drugs-and-rock-and-roll/), el gnosticismo es la naturaleza de la ‘modernidad’. Por su parte, el Cristianismo, el verdadero, el Católico, no anda a la búsqueda de paraísos en esta tierra. Por ello, la mal llamada “modernidad” y la Iglesia, a pesar de todos los esfuerzos, son realidades en esencia irreconciliables. La Cristiandad busca la realización de este mundo en su sentido escatológico trascendente. Y todo el gnosticismo modernista, todas las ideologías que en él se inscriben, tienen cinco rasgos de comunicación, cinco puntos que hace que unas se alíen a las otras, incluso, como en China, el marxismo y el capitalismo. Los mismos, también, constituyen la diferencia específica del gnosticismo modernista, respecto de todo otro gnosticismo. Esos cinco rasgos consisten, el primero, en la voluntad de poder; en segundo y tercer lugar están sus pretensiones de científicos y de paso hacia el “progreso”; en cuarto lugar, se halla el hecho de que, según se conciben, ellos son abiertos y racionales; y, en quinto lugar, son científicos, progresistas, abiertos y racionales, porque son negaciones radicales de Dios, de su carácter de Creador, “organizador”, digamos, y providente respecto del mundo. Así, la modernidad también tiene un eschatón, que constituye todo su sentido: el progreso inmanente, sin Dios, de la voluntad de poder, usurpadora, del hombre. Es de este modo como, por ejemplo, el dualismo metafísico sobre el hombre sirve a los homosexuales a autodefinirse, sin importar la naturaleza que han recibido al ser generados. Y es así como, por definición, el Cristianismo es oscurantismo. Se trata, pues y de nuevo, de dos posturas radicalmente enfrentadas. En juego, está la posibilidad misma de racionalidad humana, de una racionalidad que capta el orden del mundo y se somete a él; o lo niega, fanáticamente, y trata de proyectar lo que sus deseos dicten.

(más…)

Anuncios

Reducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (II)

La norma fundamental es base y pináculo de todo el edificio kelseniano

La famosa "pirámide de Kelsen". En realidad, no representa sino el "aspecto estático" del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad

La famosa “pirámide de Kelsen”. En realidad, no representa sino el “aspecto estático” del ordenamiento jurídico y de manera IN-completa: no señala a la norma fundamental, sin la que no se entiende nada; no señala las constituciones anteriores, no aclara que la constitución actual es producto de la acción, física, del que gane la última revolución. Es, entonces, un arma de embrutecimiento, mediante la superficialidad

El artículo anterior pone de manifiesto las corrientes filosóficas, en epistemología, metafísica y antropología, de las que es tributario Hans Kelsen. El autor austríaco es en epistemología y metafísica, mayormente, un kantiano; si bien tiene una potente influencia nietzscheano-nihilista, en cuanto a la total ausencia de sentido de todo, incluso respecto de alguna dimensión normativa del ser humano, que, según él, habría que elegir asumir, de manera arbitraria, sin ningún fundamento, por una fe ciega, igualmente arbitraria, irracional. Además, el hombre sería un completo egoísta codicioso, esclavo de la voluntad de poder, a la manera de Marx. Eso es el fundamento de la conversión del derecho en ciencia en la Teoría pura del derecho[i]. En este artículo, expondré cómo toda la Teoríia Pura de Kelsen depende de dos “principios” del esquema kantiano que aplica el ius-gnosticista austríaco: la imputación y la “norma fundamental”. Mediante esta última, se reduce el sistema a unidad y cobra el mismo su sentido y su sentido normativo.

I.- El método que rige al objeto y el deber de univocidad de éste

1.- La distinción dialéctica de la ciencia del derecho y la constitución de su objeto

Han de recordarse los siguientes puntos (del artículo anterior: https://eticacasanova.org/2014/12/22/reduccion-del-derecho-a-ciencia-en-la-teoria-pura-del-derecho-i/), para aclarar dialécticamente (al estilo de Platón en El Sofista o en El Político), en primer término, cuál es el objeto de la ciencia del derecho, distinto del de las demás ciencias. Así, según Kelsen, la ciencia del derecho no es metafísica, pues ésta es una quimera que, con pretensión de ciencia, estudia entidades suprasensibles, con naturalezas, y que escapan a la existencia (133,2). Tampoco es ciencia natural, de acuerdo con nuestro autor, porque, si la ciencia social aplicara la causalidad a la conducta, sería como la biología o la física, por eso hay que buscar otro principio para distinguir ciencia social y ciencia natural (17,1). Por eso, no es sociología (nótese que Kelsen concibe a la sociología, “ciencia del ser”, como la física, “reino de la causalidad”, esto es, de las causas eficientes mecánicas) ni física. Mas, por eso también, estudia las normas, la imputación, ya que la imputación es el principio de las leyes sociales, merced al cual las ciencias normativas describen su objeto (49,3-50,3): he aquí, pues, la definición del derecho, ciencia de la imputación, ajena al ser y la causalidad.

También, de lo expuesto (en el mismo artículo anterior, ya citado), se ha de recordar que la ciencia del derecho constituye su objeto, pues le confiere a los actos (hechos “brutos”) creadores de las normas su carácter normativo; al tiempo que las normas no son “juicios” sino “valores”, los “juicios” son las “reglas de derecho”, de la ciencia (47,2-49,1). Esto tiene largo alcance, en la arbitrariedad de la “operación científica”: en la página 46,3, dice que el legislador debe conocer la materia regulada, pero que esos conocimientos no son esenciales, sólo lo es la norma.

Ahora le toca distinguir, dialécticamente, de nuevo, derecho y moral, por una parte, y derecho y lógica, por la otra.

(más…)

Historia de la física de Pierre Duhem

El más importante historiador de la física, que fue importante físico y filósofo de la ciencia

A continuación, publico uno de los posts más importantes de este blog, en toda su historia. Se trata de la historia de la física que escribió para la Catholic Enyclopedia of America el gran Pierre Duhem, cuya semblanza coloco en el prólogo que escribí para la traducción. La misma es muy importante y, lo mejor, es altamente resumida. Duhem escribió una gran historia en 10 tomos, que le requirió décadas de trabajo. Es tan importante, para el hombre de hoy, que yo hice la traducción pensando en los estudiantes de la universidad Santo Tomás de Santiago de Chile, en la que me desempeño, con la seguridad de que un escrito como éste serviría para derrotar, sin duda alguna, a la revolución en el alma de los muchachos. Excediendo los planes editoriales de la universidad, entonces me creo en la libertad y en el deber de ponerla a la disposición de todo el público de habla hispana. Pueden pensar que es megalomanía hablar así, que mi blog lo leen centenares de personas. Soy consciente de ello, no es megalomanía, pero, como dice Frank Morera, de EWTN, Dios nos dice: “habla”, no “que te oigan”: esta segunda parte no depende de mí, yo sólo hago lo mejor que pueda, por amor a Dios, a la Verdad, a la que Él Es y a las que participan de Él en nuestro intelecto, en su relación judicativa con la realidad, por amor a mis hermanos los hombres.

Como digo en el prólogo, les pongo notas muy importantes, me parece. Para empezar, notas aclaratorias de los conceptos físicos y, para culminar, notas que amplían los conceptos filosóficos, así como la visión histórica, de la sola historia física, a la historiografía general, especialmente de Occidente, aunque también la más amplia, de la humanidad entera. Sólo lean la primera nota final, sobre las supuestas edades y la “edad media” de los historiógrafos ideologistas y tendrán una primera degustación. Espero que este trabajo les deje los grandes frutos que espero de él, del brillo de Duhem, puesto al alcance del público de habla hispana, y de mis humildes comentarios: de seguro, como lo fue para mí, este escrito cambiará toda su visión de la realidad, en un sentido ampliamente luminoso… los acercará a la Luz de las naciones y Gloria de su Pueblo, el Nuevo Israel, la Iglesia Católica… Todo esto es lo que necesitamos, intensa y extensa REBELIÓN, REBELIÓN DE LA ESENCIA, EN ESTOS TIEMPOS DE REVOLUCIÓN…

 

Historia de la Física

Catholic Encyclopedia: http://www.newadvent.org/cathen/12047a.htm  //

Prólogo-Presentación, del traductor, del promotor del blog

Pierre Duhem (París, 1861-1916, Cabrespine, Francia), fue un físico, filósofo e historiador de la ciencia francés. Fue importante en varios campos de la física, como la termodinámica, la electrodinámica y elasticidad. Además, destacó en la filosofía de la física y las ciencias básicas, en general, de modo que, en las discusiones sobre el valor de las proposiciones científicas, se lo pone en conversación con Popper, Quine, Hume, Kant, Aristóteles, entre otros nombres grandes. Por otra parte, en el campo de la historia de la física, “la importancia de Duhem, como fundamento para la posición neo-aristotélica, yace en que él revolucionó la historia de la ciencia, una revolución que rehabilitó la importancia científica de los pensadores [mal llamados] medievales[i]. Él generó esta revolución dado que fue el primer historiador que prestó una consideración real (o aún leyó) los textos claves [mal llamados, n. t.] medievales; una consideración que lo llevó a concluir que la así llamada ‘revolución científica’ no ocurrió para nada en el siglo XVII, y no fue ninguna revolución, sino, en lugar de ello, fue un proceso continuo que empezó en la [mal llamada] edad media. Esta conclusión significa que la visión de la [mal llamada] ilustración [nota de pie de página] es falsa[ii]; y que la metafísica aristotélica no es incompatible con la ciencia, ya que la misma fue aceptada por científicos [mal llamados] medievales que fueron los que levantaron del suelo al proyecto científico moderno”[iii].

Duhem es, como hemos dicho, un pensador de estatura y cuyas observaciones sobre la relación entre el experimento y la teoría (en La física, su objeto y su estructura, pp. 173 y ss) sugirieron a Einstein la teoría de la relatividad general[iv]. Y, si bien las obras más importantes de este pensador, que influyó también en el más renombrado de los filósofos de la ciencia estadounidense de las últimas décadas, W. O. Quine[v], son La teoría física, su objeto y su estructura[vi] y El sistema del mundo: historia de las doctrinas cosmológicas de Platón a Copérnico, una historia de la ciencia en 10 tomos[vii], la historia que traducimos en esta edición, publicada originalmente en inglés, en 1912, en la Catholic Encyclopedia[viii], es un excelente esquema y una valiosa introducción, tanto a la historia de esta ciencia básica, como a la propia disciplina, que siempre se ha visto aquejada, en su enseñanza secundaria y básica universitaria, por una irrealidad: el ser presentada como ecuaciones en el aire, que resuelven problemas, pero sin que se transmita de dónde surgieron, bajo qué esquemas conceptuales, respondiendo a qué tipo de planteamientos científicos y por qué personas y de cuál talante. Lo cual ayudaría inmensamente a su más adecuada comprensión. Por otra parte, la obra presente tiene el mérito de haber dejado el relato del avance secular de la ciencia en el momento previo a la gran revolución que fue para la disciplina el trabajo de Plank, Marie Curie, Einstein, Bohr, Heisenberg, Dirac, Schrödinger, De Broglie, etc., a finales del XIX y principios de XX. De esa forma, teniendo una adecuada imagen del estado de la ciencia en el momento previo, así como de la manera en que se llegó a ese momento, puede ser mucho más claro el alcance, el significado y la importancia de los derroteros que ha ido tomando esta disciplina, en esta época posterior. Así, este trabajo que presentamos cumple una importante función propedéutica, para legos y, aún, para expertos en la disciplina. Faltaría, quizás, una buena introducción matemática que explicara la importancia que ha tenido el análisis para el progreso de la física; y cómo la nueva geometría, el giro de esta ciencia hacia posturas pre y post-euclidianas, contribuyeron decisivamente al avance de la ciencia natural. Y a eso habría que añadir el desarrollo de los métodos de observación y medición y la relación entre éstos y la física clásica. Heisenberg[ix], por un lado, y Einstein e Infeld[x], por el otro, han dedicado obras importantes a la información sobre estos temas. Finalmente, esta misma historia puede ampliarse, en cuanto a la física y a otras disciplinas científicas, además de con el trabajo citado de Duhem, con la Historia de la Ciencia de Agustín a Galileo, de A. C. Crombie[xi].

Ahora bien, el trabajo que presentamos tiene otros puntos de interés que quisiéramos destacar. Al leer una historia completa de la física, así sea una breve, como la presente –si esa historia es realmente completa–, saltan a la vista una serie de hechos, desconcertantes para el lector contemporáneo. El primero y más obvio es el ya señalado: Aristóteles no es un autor de fantasías trasnochadas metafísicas y anticientíficas, como se hizo popular en el siglo XVIII, en una postura que Kant llevó a su expresión más acabada y a límites “escatológicos”. De hecho, queda bastante claro que la ciencia vivió en un mundo filosófico aristotélico, aunque buena parte de su historia consistiera en un derribar el paralelo (sólo paralelo) universo de la física del Estagirita y de la parte de la cosmología que dependía de esa física. Eso sólo comenzó a cambiar de manera significativa con Descartes, en un momento muy tardío, en el segundo cuarto del siglo XVII.

De hecho, como apunta también Lamont: “El epicureísmo, por otra parte, cuyo atomismo fue el más cercano equivalente de la antigüedad a las posiciones filosóficas anti-aristotélicas celebradas por la visión de la [mal llamada, n. t.] ilustración, no hizo ninguna contribución significativa a la ciencia. (Epicuro mismo fue notorio por sostener, en su carta a Pitoclés, que el Sol era más o menos del mismo tamaño del que nos parecía a nosotros, unos 30 centímetros de diámetro, como lo refiere Cicerón; y sus sucesores fueron hostiles a la noción misma de geometría)”[xii]. Ya, por este solo punto, este trabajo es de inmensa importancia.

Pero hay mucho más. Siempre se cita al cardenal Newman cuando dijo que “conocer la historia es ser católico”. El converso cardenal, proveniente del anglicanismo, se refería a que, si se lee a los padres de la Iglesia y se sigue la historia, desde esos albores, hasta el mundo de hoy, se puede ver claramente la continuidad de una sola institución que nos trae la obra de Cristo y nos conecta con sus primeros discípulos y apóstoles: la Iglesia. Quizás, el cardenal no tenía una conciencia de la inmensa amplitud que puede tener su aserción. Si se conoce la historia, se ve que la inquisición no es la obra de gran malignidad que se nos ha dicho o que las cruzadas no fueron la empresa de agresión de los fanáticos, se ve que la Iglesia no persiguió a la ciencia ni España o el catolicismo fueron responsables de genocidios. Si se conoce la historia se sabe que, desde Platón, se sabía que la Tierra era esférica y hasta se había medido, con cierta precisión su perímetro, que no tuvimos que esperar a que Colón “se diera” con América para conocer estas cosas; que, desde Platón, desde la Academia, Heráclides Póntico había lanzado la primera hipótesis heliocéntrica de la historia y que esa hipótesis fue sostenida con fuerza por una persona importante, Aristarco de Samos, en el siglo III a. C. Quien conoce historia sabe que todos los científicos hasta el siglo XVIII fueron creyentes, que no hay incompatibilidad entre ciencia y religión, sino todo lo contrario. Quien conozca historia sabrá que muchos de los físicos más importantes de la vida han sido católicos: Filópono, Grossetesta, Roger Bacon, Freiberg, Ockham (monje franciscano), Oresme (obispo de Lyon), Buridán, Maricourt, Da Vinci, Nicolás de Cusa (cardenal), Domingo de Soto (dominico), Copérnico (sacerdote), Galileo, Roberval, Descartes, Mersenne (sacerdote), Gassendi (sacerdote), Torricelli, Pascal, Grimaldi (jesuita), Boscovich (jesuita), Fresnel, Navier, Marie Curie, Lemaitre (sacerdote). O aún cristianos, si bien protestantes: Tyco Brahe, Kepler, Leibniz, Huygens, Newton. Se le podría sacar punta a la frase del Cardenal John Henry Newman en muchos más sentidos, pero los dichos son extremadamente relevantes en el trabajo presente y tienen que ser tomados en cuenta y aún resaltados.

Así, pues, en una sustancial cantidad de pasajes de la obra que traducimos, añadimos notas de pie de página con aclaratorias de todos los tipos, que van desde la física a la historiografía, pasando por la filosofía, en general, y la filosofía de la ciencia, en particular, la historia, y otra serie de temas.

Finalmente, es una impresión común, al leer estas historias de la física y otros trabajos de divulgación, que el autor que tiene la venia de acercar al gran público la luz de la disciplina respectiva comete una falta –a veces inevitable–: usa términos técnicos, que da por sabidos, pero que terminan constituyendo un grave obstáculo para el correcto entendimiento y aprovechamiento consecuente del trabajo, por parte de sus destinatarios. Termina no teniendo sentido o no realizándolo plenamente. Por ello, aportamos una serie de notas, tratando de aclarar todo lo posible los conceptos físicos que el autor va manejando.

(más…)

Maduro, presidente feminista y de las periferias de Francisco teoliberal

http://cloud-1419429353-cache.cdn-max.com/video-vas-creer-el-mensaje-de-nochebuena-de-nicolas-maduro/

Perora para engañar, mezcla Cristo y revolución, con muy mal gusto

Maduro y Cilia, compañeros, primeros combatientes

Maduro y Cilia, compañeros, primeros combatientes

En un ambiente lacónico, sin carisma, sin elocuencia, sin belleza, sin encanto, sin profundidad, sin sentimientos, sin inteligencia, sin arte ni artesanía… Con una serie de figuras semi-deformes de ésas que abundan en la televisión infantil posmo: figuras deformes, como hechas por niños, feas, con trazos toscos, sin técnica ni vida, de comiquitas hechas por enfermos mentales. Hay una Virgen, un San José y una serie de figuras que representan a venezolanos de diversas partes del país, con ropas típicas. A un lado, unos niños hablan y se mueven: quieren dar un aire de inocencia infantil, con resultados esperados: nefastos.

A continuación, la que debería ser la Primera Dama, la esposa del que debería ser un estadista, pero que es la “compañera” del ocupante, no de Miraflores, el Palacio de gobierno, no, sino de “la casa del pueblo”. La Primera Combatiente, es decir, una que rebaja a niveles impactantes el papel y la dignidad de la mujer, no esposa, “compañera”, hace la presentación-introducción. Reconoce a la mujer luchadora, la madre, la combatiente… que también es tierna en transmitir los valores a sus hijos en la crianza. Ella nos deja “con mi amado compañero, compañero de vida, compañero de sueños, compañero de luchas, AL PRESIDENTE FEMINISTA, AL PRESIDENTE OBRERO, a nuestro presidente, Nicolás Maduro”. Oh, no, ha aparecido un primer insulto revolucionario a Cristo y a la humanidad, en el discurso, luego del insulto por la vía de la vista… Pero es un insulto bueno: cuando niño, mi primo Gerardo, que nació filósofo y poeta y profeta, siempre me decía que “la batalla de Urica, la perdimos, pero fue victoriosa, porque en ella se murió Boves”: José Tomás Boves un sanguinario hasta el paroxismo defensor de la permanencia de Venezuela bajo la Corona española. Así, este insulto es una ofensa, pero victoriosa: deja bien en claro la asociación necesaria feminismo-comunismo, como movimientos basados en la lucha de clases marxista, para lo que tienen que tergiversar fuertemente las relaciones hombre-mujer, patrono-obrero y humanas, en general. ¿Cómo serán esas relaciones obrero-feministas entre este par, no de esposos, sino de COMBATIENTES? Serán, supongo, bien batientes, de hecho, son un mero sinsentido… Si no me creen, vean mi artículo de ayer sobre el feminismo (https://eticacasanova.org/2015/01/13/cuando-ellas-dejaron-de-querer-just-fun/).

Luego de las introducciones, de las ambientaciones, llegamos al meollo, al saludo de Nicolás Maduro, ese combatiente feminista, que siempre pone por delante los derechos de Fidel Castro… al imperio universal; y los suyos, para ejercer VICARIAMENTE, en nombre y representación de Fidel, el derecho a patear y aplastar a toda Venezuela. Según Maduro, el 2014 es año para recordar, pues, a según, en él se anduvo por el camino de la unidad, de la lucha, de Chávez, de Bolívar: la unidad que dejó a más de 40 muertos, que pudiéramos ver por televisión. Cuando vean 43 muertos por televisión, pregúntense cuántos son en total de verdad; pero volvamos. El año de la unidad, con más de 2000 estudiantes presos por protestar, con dos alcaldes presos y despojados de sus cargos, sin fórmula de juicio, con Leopoldo López preso y María Corina en la picota. Un año de absoluta unidad… Un año, además, que fue testigo, dice Maduro, de la fuerza del amor de un pueblo que ha vencido a la maldad, a la adversidad y el odio. Bueno, sí, fue testigo de un pueblo que luchó contra su totalitarismo degenerado. Lo único malo es que, como todo lo que dicen estos comunistas, esto es falso: el pueblo de Venezuela luchó, trató, un año más (¿hasta cuándo, Dios mío lindo y querido?), pero no venció al odio; quiero decir, lo vencen muchos, que no odian a estos demoledores de su país, pero no derrotan a los odiadores, que siguen con su bota que despedaza, sobre la cabeza de mi pueblo, oprimiendo y desbaratando, aplastando, ensuciando y matando. Sigue el gran feminista-obrero: éste es un pueblo de amor que con su pensamiento, su voz y su andar ha garantizado la paz. Y digo yo: de algún modo, ha habido paz, el verdadero pueblo de Venezuela está desarmado, ha asumido una lucha descomunal, pero no ha matado a nadie, aunque ha derramado su sangre profusamente… y la patria se desangra, ¿hasta cuándo, Diosito lindo y querido? Pero la verdadera paz, la paz del corazón, la tranquilidad en el orden, la que sólo puede dar Cristo, restaurador de la naturaleza por la gracia, pues el orden es de la naturaleza y ésta está herida, la paz de Cristo, que la da como no puede darla el mundo (cfr. Juan 14,27), esa paz, ésa no podremos tenerla, a menos que se vaya la mentira revolucionaria, la violencia totalitaria, la invasión cubana, los comunistas. Después habremos de luchar para obtenerla, tendremos que vencer al mundo, a sus poderes, pero, si no se van los totalitarios, los feministas, los esterilizadores de mujeres, nunca habrá paz en el país: como sabía Platón (La República, libro IX), la tiranía vive de la guerra, real o inventada…

(más…)

Cuando ellas dejaron de querer just fun

El panorama de las relaciones hombre-mujer, a 5 décadas del triunfo revolucionario

La mujer con la jarra de alabastro, de Margaret Starbird, inspiradora del Código Da Vinci, un ícono del feminismo radical

La mujer con la jarra de alabastro, de Margaret Starbird, inspiradora del Código Da Vinci, un ícono del feminismo radical

En un país de Iberoamérica, hace 15 ó 20 años, el pobre muchacho tiene que ir la perorata. Tiene dos años de casado, una niña bella, de meses, y una esposa en la flor de la edad, aunque no en la flor del espíritu. “Yo no cargo carajitos, ¿qué crees tú, que yo voy a estar como las estúpidas ésas, como las que andan cocinando y dedicadas a su ‘casita’ como idiotas? Eso se lo dejas a tu mamá”. El muchacho, rápido y agudo, responde: “¿como la estúpida, pajúa, imbécil, idiota, tarada, retrasada, anormal de TU MAMÁ?”… “¿viste?, tú odias a mi mamá, eres una basura, como todos los hombres… es que no hay hombres… blablablá”. El muchacho vuelve: “no, hija, tú insultaste a mi mamá, yo no estoy insultando a la tuya, te estoy señalando la patraña de ceguera que estás repitiendo como lora, porque, sin darte cuenta, estás insultando a tu ídolo”… “¿viste?, tu odias a mi mamá, basura, inservible, anda a trabajá, a ve si haces algo”… “Yo trabajo y, además, me ocupo de los chiquitos, alguien lo tiene que hacer”… “ah, bueno, sí, a la miseria que ganas, le podemos agregar los 400 mil que nos ahorramos de sirvienta, gracias a ti”… El anterior cuento es repetición fiel de discusiones actuales, verdaderas, que tienen lugar, en la IN-cultura de la ideología del género, el feminismo, el comunismo, el cato-socialismo. Es la discusión de una niña de su casa, educada en un hogar católico; en un hogar de ésos, en los que los niños llegaron a la adolescencia por 1980, cuando la revolución sexual golpeaba con fuerza nuestro mundo, para que perdiéramos completamente la inocencia, para que los HOMBRES DEJARAN DE SER HOMBRES, LAS MUJERES DEJARAN DE SER MUJERES, EL AMOR PASARA A SER, A LO MARX, RELACIÓN DE PODER. Es la época en la que las señoras de su casa, especialmente las que no habían estudiado en la universidad, empezaron a sentir resentimiento contra los hombres, se empezaron a sentir inseguras con ellos, empezaron a querer dejarlos, pero a no hacerlo, por miedo, acrecentando el resentimiento. En un ambiente así, crecieron sus hijas; si el padre tuvo poca influencia en la casa, la madre fue el mundo de los niños y no sucedió, como en mi casa, donde mi papá era el “héroe absoluto”, que el papá tomó un lugar preeminente, por el curso normal de la naturaleza. 10 años más tarde, ya la revolución había triunfado y, ahora, ya no hay mujeres que estén en sus casas, prácticamente… y ay de las que están, son las “estúpidas” descritas antes: son de ésas de las que la gente, con desdén absoluto dice: “es floja, es estúpida, es sumisa, es sometida, es una medieval: NO TRABAJA”.

Norteamérica, 1995. Una reunión de feministas. la heroína seleccionada como oradora de turno: “Hermanas, me siento muy bien, hoy cumplo 20 años de mi primer aborto, afirmé mi libertad, en un mes estaré cumpliendo 15 de mi primera masturbación y 13 desde que salí del closet: la independencia está cerca, el falo ya no significará nada para nosotros, sólo una manguera de material biológico para producir a nuestros hijos del mañana… EL MAÑANA, EL MAÑANA, VIENE LA HORA FELIZ DE LA SOCIEDAD AMAZÓNICA, EL ESTADO FEMINISTA DE DERECHO, ESTÁ A LA MANO, YA SOMOS MÁS EN LA FUERZA LABORAL, YA LLENAMOS LAS JUNTAS DIRECTIVAS, HASTA DE LAS ASOCIACIONES DE MONJAS CATÓLICAS, YA NUESTRAS IDEAS IMPREGNAN EL MUNDO ENTERO, VIETNAM ACABA DE CAER, NO HAY QUIEN NOS PARE. El único obstáculo son las falsas feministas, las que ponen a la mujer como carne para la masturbación masculina, pero ellas nos sirven también: se hacen estúpidos los enemigos y caen en la cultura de la violación, desprestigiando aún más a la alicaída especie masculina…”.

Norteamérica, 1994. Una muchacha lleva un enorme contrabajo por la inclinada Charles Street de Baltimore. Un muchacho le ofrece ayuda, se negó; lo mismo sucedió al día siguiente, casualidades de la vida; y se repitió al tercer día… Sólo lo salvó un tendero que vio la cosa: la buena muchacha había decidido llamar a la policía: el tipo había incurrido en el delito de acoso sexual o, al menos, así lo creía ella… En realidad, era un pobre polaco católico, que, acabando de salir de la cortina de hierro, no tenía idea de estas derivas IN-culturales extrañas. “O sea que puedo ayudar a un viejito, a un físicoculturista, a un niño, pero no a una mujer, la caballerosidad es delito en América“, pensó.

Iberoamérica, 2005. La muchacha deja al marido, por feo, por inútil, por fracasado, porque ronca, porque sufre de migrañas, porque “ya no es el mismo”, porque le dan malos humores, porque “el amor acaba”… Y SE VA CON SU MAMAÍTA, QUE SÍ ES UN ÁNGEL.

Cualquier lugar del mundo, cualquier momento de los últimos 25 años. La muchacha deja al muchacho… ES QUE EL PANADERO ESTABA MÁS BUENO… ¿O ERA QUE TENÍA MÁS PLATA?… O ERA QUE… LO QUE SEA… Lo que dijo la Chilindrina, en 1978: “si una mujer te dice que te cases con ella, te amuelas“, obedeces sin chistar, sin mohínes, sin majaderías…

***

Ése es, más o menos, el cuadro del feminismo contemporáneo, incluido el llamado “feminismo de cuarta generación”, el último grito, ya no tan nuevo: la libertad de la mujer, la que buscaban las grandes, desde Godwin hasta la Sanger, pasando por la Kollontai y todas las demás, es la libertad del falo y la del estado feminista de derecho… Es la Woman with the Alabaster JarLa mujer con la jarra de alabastro, inspiradora del Código Da Vinci: es Margaret Starbird y sus fantasías locas sobre María Magdalena, su relación con un Jesús pagano, new age, de hecho, gnóstico, propugnando una vuelta al estado de inocencia, al de las diosas femeninas, en un mundo idílico matriarcal, luego del pecado de la caída en el patriarcalismo, con sus guerras y desequilibrios…

***

En verdad, uno ve el cuadro y ve la inconsciencia de nuestra gente frente al tamaño del mal, aunque últimamente se ha ido develando su fea cara: ya como que estamos maduros para que los ideólogos salgan de sus círculos esotéricos y revelen la verdad al público en general, eso que llaman salir del closet. Es lo que hizo el cura irlandés el otro día, en plena misa, dijo que era invertido, que había que apoyar el cambio de la ley en ese país; es lo que mostró la gente que lo oía, la que lo ovacionó (vid.: http://www.irishcentral.com/news/politics/Dublin-priest-says-he-is-gay-during-Mass–receives-standing-ovation.html). Muy bien, la cara ha salido, pero vamos a retomar la cosa, en el nivel de inconsciencia de nuestra generación, la de los que tenemos 45; y que los de 20 nos digan si ellos sabían, en general, más… Así, uno ve la inconsciencia de nuestras mujeres, primas, amigas, esposas, hermanas, repitiendo slogans feministas, de nuestras mamás, de las mamás de nuestros amigos, de nuestras tías; uno la contrasta con la maldad de Freud, misógino radical (recuérdese, nada más, el complejo de castración…), inspirador de las feministas y de la revolución sexual toda, para quien el “amor” es “identificación”, como para un cristiano, sólo que con la diferencia de que, para él, eso significa, no un movimiento extático-celestial, sino una especie de aspiradora radical demoníaca, en la que el yo se apropia de toda la realidad, pues sólo vive para el autoerotismo y el narcisismo absolutos. Uno ve eso; uno las ve repitiendo partes de discursos que continúan con la independencia fálica, asumiendo toda esa maldad, esa depravación. Uno ve cómo se corrompieron millones de hogares cristianos, de seminarios, de vocaciones, en nombre de esta gente, de estos mequetrefes, inferiores, pobres carajos, medios hombres, cuarto de mujeres. Uno ve todo esto y el dolor es inmenso. Es, de verdad, indescriptible. A mí me abruma, puede más que yo. Tengo que pedir fuerzas al Cielo para poder sobrellevarlo: Y QUE VALGA MI CONFESIÓN…

(más…)